17 de diciembre de 2011

Los hilos del titiritero


Un hombre que paseaba por el Jardín Botánico desapareció de forma misteriosa. Simplemente se esfumó -así, de repente- frente a un centenar de testigos. Todas las personas interrogadas por la policía declararon que habían visto la escena con sus propios ojos (como si pudiera verse con ojos ajenos), afirmaron que el hombre se había desvanecido en el aire. Ni siquiera se podía determinar de quién se trataba, pues no había denuncias por familiares perdidos. Era como si nunca hubiera existido. Los diarios hablaron de alucinación colectiva, de abducción, de fantasmas. En la tele se volcaron muchas opiniones, se oyeron demasiadas hipótesis, pero nadie supo la verdad. Bueno, excepto yo, que -después de meditarlo- llegué a la conclusión de que ese personaje ya no me servía más para este relato.

203 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por los comentarios para “Hombre en la tina”. Me siento enormemente honrado por las muestras de afecto que recibo cada semana.

    Estuve recorriendo decenas de blogs, pero es muy difícil llegar a todos, pido paciencia.

    Un gran abrazo a todos y que tengan un buen fin de semana.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Humberto
    me re atrapo tu historia hasta el final :)
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Humberto
    me re atrapo tu historia hasta el final :)
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Que buena historia, que imaginacion , un abrazo.
    gino.

    ResponderEliminar
  5. Ninguém saberá da verdade desse homem, uma história instigante. Perdoe-me, pois não sei escrever no seu idioma, mas entendo com facilidade. Um abraço, Yayá.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, Si enloquezco este año, sin falta, con un par de posts de H. Dib más, lo juro, lo jurooooo!!! Ya me estoy tomando medidas para amndarme a confeccionar las batitas blancas, para mi nueva residencia, jajajaja.

    ResponderEliminar
  7. Para ser un personaje que ya no servía, armó un buen revuelo!!!

    ResponderEliminar
  8. prestidifitador... acaso usaste un borrador?

    ;)

    ResponderEliminar
  9. Hola amigo que buena historia eres un genio en historias misteriosas me intrigaste con el relato, me sorprendió el final muy bueno.
    Un gran abrazo con mucho cariño querido amigo que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  10. Una gran metáfora.
    Me hizo acordar a lo que dice una amigo: "vivimos hasta que el Barba baja la palanca".
    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pobre personaje....habrà podido cumplir algùn sueño antes de tener la mala idea de pasear por el botànico.....jajaja (o encontrarse con vos)?


    genial.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Buena prueba de que los límites de la escritura están mucho más allá de lo que a veces se piensa. Podría yo misma recoger al personaje que ya no te sirve y utilizarlo en alguna de mis historias. Si así ocurriese, el hecho de haberlo creado tendría aún más valor.

    Lo pensaré.

    ¡Biquiños!

    Carmen.

    ResponderEliminar
  13. Excelente ejercicio de surrealismo, me paseaste como lo paseaste al personaje, quedé sin saber donde estoy.
    ENORME!!
    Besos. Sabri!

    ResponderEliminar
  14. je, muy ingeniosa la vuelta de tuerca. Al final desnudas el reverso del escenario... Excelente.

    Buen fin de semana para vos también Humberto, un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. jeje muy bueno... m encanto me hace reflexionar un poco con la vida.. donde siempre habran personas que nos lastimen o nos hagan cosas malas...pero depende de nosotros si les damos el papel principal.. aunque muchos recprochen, es mi vida!! el actor principal soy yo!!.... abrazos y de igual forma me quedare siguiendote!! hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  16. Saludos querido amigo, ha sido muy emocionando el volverte a leer... Tus historias son muy interesantes, sobretodo esta... Jamas pense que el final seria se esa manera y me atrapo que no pude parar de leer hasta terminar... Y son ese tipo de escritos que me encantan...

    Espero siempre leer mas de ti,, besos y abrazos!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Me sorprendió el final. Creo que solo tú puedes darle semejante final. Eres un titiritero genial.
    Felicitaciones!!!
    Un beso.....

    ResponderEliminar
  18. Al final ese personaje va hacer historia, y el titiritero tendrá que darle un lugar mas importante en la obra, je.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Como decís, la tele y los diarios tienen siempre cientos de hipótesis. ¡Como te estarás divirtiendo!
    Buen juego! Abrazo.

    ResponderEliminar
  20. ¡Como si pudiera verse con ojos ajenos!

    ResponderEliminar
  21. ingenioso como todo lo que te he leído.

    Saludos, Nahuel.

    ResponderEliminar
  22. Señor : Tú me has creado, y de ti dependo, pero si me haces desaparecer, una parte de ti, se irá conmigo .
    Amén.

    Aleluya amigo !!! Esto es ficción.

    Un abrazo.

    Miguel

    ResponderEliminar
  23. Sí que es surrealista tu cuento, me encanta. Anduve por los caminos de ese lugar tan familiar, y no sé por qué me "aluciné" que era de noche... (a ese Jardín lo creó e incluso vivió allí, un francés, Charles Thays, a quien le debemos entre otras buenas cosas los hermosos jacarandás de nuestra ciudad que vemos florecer en noviembre).
    Anduve buscando a tu personaje, imaginando historias de fantasmas por qué no. Y después me lo devolviste ya sin valor... Geniales hilos y muy buen juego como dijo alguien por allí.

    ResponderEliminar
  24. muy bueno Humberto! y agradezco el ponerle ganas a ese posteo tan fashionista o tan femenino como dijo ud. en mi blog! :)

    ResponderEliminar
  25. Jaja, esto se está poniendo un poco místico, me da un poquito de temor... a ver si desaparecemos todos.
    Vuelo con ustedes, Ana y Miguel.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. Hay una cosa que esta clara, tus historias no dejan a nadie impasible, todos nos quedamos con la idea de que todo esto puede ser una gran broma de alguien.. Algunas personas lo llaman dios!!

    Felicitaciones por tan buen blog.
    Fiel y seguidora.
    Stefi

    ResponderEliminar
  27. Por supuesto que te leo, siempre te leo, aunque pocas veces deje comentario alguno. Mas hoy, has puesto un pie en un terreno que nos concierne y que habría que desentrañar ¡la autonomidad de los Personajes! Brillante, sencillamente billante!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Excelente!!!
    Es una buena táctica; de paso, sienta precedentes ante el resto de los personajes. Más vale que pongan lo mejor de sí y traten de hacer un buen trabajo, porque sino... ¡Caput!

    ¿O acaso te había pedido un aumento de sueldo? jajaja
    Besos y un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  29. Nada por aquí, nada por allá y Paf! desapareció!
    Aunque su buen jaleo provocó antes de que lo pasases a mejor vida.
    Fueron sus 5`de fama.
    Agudísimo y lúdico texto!
    It is the power of love! No, no!
    Excuse me. I `m wrong!
    It is the excited power of the writer. JAJAJAJA!!!
    Kisses beautiful boy!

    ResponderEliminar
  30. Hola, una historia que atrapa de principio a fin. Un placer leerte. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  31. Muy buen juego de autorreferencia, inesperado y brillante.
    Aquí el autor es un auténtico prestidigitador.
    Abrazos admirados.

    ResponderEliminar
  32. un personaje "botànico" tenìa raìces y linfa que circulaba hasta los OJOS AJENOS....
    un saludo
    Blas

    ResponderEliminar
  33. El autor es el tirano de todos sus títeres: los maneja y manipula a su antojo y se deshace de ellos cuando ya no les interesa. Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Llevo días masticando una idea parecida a esta. Si la acabo vomitando verás el parecido enseguida.

    Hay que reventar la cuarta pared.

    ResponderEliminar
  35. Habrá que ir con cuidado, por si también nosotros somos personajes de un escritor caprichoso y de pronto dejamos de servirle.
    Es buenísimo, pero sí que da yuyu, ¿eh?
    Mil besitos, eres absolutamente genial.

    ResponderEliminar
  36. Bonito relato, un buen final para un buen personaje.

    ResponderEliminar
  37. Me sentí atrapado por el relato, en la frontera de lo real. En realidad es un microrelato bien elaborado.

    ResponderEliminar
  38. Este titiritero vuela muy alto y juega con nuestras cabezas!!! Cómo me hacés pensar Humberto. Muy bueno!!!

    ResponderEliminar
  39. jajajaja muy bueno!! El escritor siempre es el titiritero de las palabras, me ha encantado ;-)

    ResponderEliminar
  40. Interesantísimo tema el de la relación entre autor y personaje. Miguel de Unamuno consideraba que la relación de superioridad que tenía el escritor con sus personajes( los crea o los puede hacer desaparecer), es la misma que tiene el Hombre con Dios.

    Excelente relato, Humberto. Inagotables recursos los tuyos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  41. ¡Qué bueno, Humberto! Admiro tu capacidad para escribir una gran historia con tan escueto texto. Es de premio.
    Besos. Ya he vuelto.

    ResponderEliminar
  42. el hombre encuestion ya no tenia sentido en tu texto...es cierto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  43. Muy bueno. El escritor incluyéndose en la historia como un dios que quita y pone.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  44. No irè nunca mas a un jardìn botànico, por si acaso mi autor me suprime de un plumazo...como siempre sorprende tus relatos..

    un fuerte abrazo

    paco

    ResponderEliminar
  45. Así suele pasar. A veces, los autores saben más que los personajes. Pero, sólo algunas veces...
    ¡Muy bueno el microrrelato!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  46. Jugaste a ser destino y moviendo tus cuerdas marcaste el final.
    Cada día te superas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. Un personaje Sublime, no lo descartes!! Me encantó venir...

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  48. Hola Humberto,1889, la isla de Manjhatan: un hombre sesenton sale de su casa solitaria despues de cenar,y desaparece.

    Decada de los sesenta,Nuewa York: aparece un hombre por la calle, vestido del siglo pasado que andava sonanbulo: y fue atropellado, por un auto.

    No se sabia quien era las monedadas que llevaba eran del siglo pasado y sus ropas tambien.Alertada la prensa se publico la noticia: y aparecio una biegecita de noventa años: que dijo que su suegro desaparecio una noche.

    ¿ES UNA ENTRADA HA OTRA DIMENSIÓN? uN ABRAZO

    ResponderEliminar
  49. ¿Que es más dificil borrar a una persona en la vida real,o hacer desaparecer a uno de tus personajes?...creo que nadie es imprescindible para nadie,da igual la manera en que lo hagas.

    Un placer estar aqui,me gusta leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  50. Fluidez y maestría en tus escritos.

    ResponderEliminar
  51. Esperemos que el poder del titiritero no provoque la rebelión de la marioneta. Je, je. Un Gran relato Humberto.

    ResponderEliminar
  52. Le encontre¡¡

    http://www.youtube.com/watch?v=BqEVqJviQFQ

    ResponderEliminar
  53. es este...

    http://www.youtube.com/watch?v=BqEVqJviQFQ

    espero funcione, sino copiar enlace
    y pegar,..

    preciosos tus entradas, Humberto, me asomo mucho emm, y encantado

    ResponderEliminar
  54. Hola Humberto.

    Gran tema, los personajes... es como esto de internet, si no escribes ... no estás, no eres.

    Me ha gustado ¿Sorprenderme?, ya no ,porque tienes la facilidad para que la sorpresa impere en tus escritos, forman parte de ellos, como los personajes, sólo que ella siempre está.

    Te felicito.

    Un beso.


    Aloe.

    ResponderEliminar
  55. ¡Jaja! Original forma de terminar el relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Ja! Yo que me esperaba un testimonio único y revelador!

    ResponderEliminar
  57. ¿Hay alguién lo suficientemente independiente? O a todos, en mayor o menor medida hay alguien que nos mueve los hilos.

    ResponderEliminar
  58. Como siempre, un final no esperado. A los personajes, los creamos y nos deshacemos de ellos cuando nos conviene, esos son los hilos que mueve un escritor, tus letras, son creaciones de tu mente, y en cualquier momento, terminas lo que empezaste, realizas otra aventura en la historia, o simplemente finalizas porque te cansaste.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  59. Cierto, te lo cargaste o lo mandastes a freir monas ...

    Muy bueno

    Saludines

    ResponderEliminar
  60. Me encantó el relato, principalmente el final!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  61. Gracias por visitarme.
    Una historia atrapante hasta el final.
    Un gran abrazo
    Anny
    http://lostejidosenlavida.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  62. (San TLF)
    A pesar del límite que a veces nos impone la escritura, el relato se luce y atrapa, muy bueno tu estilo amigo! ¡muy bueno!

    ResponderEliminar
  63. Muchas gracias a la gente del "Taller literario del Face", les aseguro a todos los colegas blogueros que allí encontrarán gente con muy buena leche.
    En el Facebook, claro está.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  64. En reposo en casa, con 16-12 de presión en alza(lástima que no es la Bolsa de valores), por irme a la cama obligada por Evangelina, que es la señora que me ayuda con las tareas domésticas y que hoy no me deja salir a correr con los compromisos-salvo el de ir al cardiólogo a la tarde- me escapo de sus ojos para meterme en la PC y leo tu cuento...y, bueno!!!, no puedo menos de pensar que el titiritero que mueve los hilos de mi vida, me deje un poco más en escena.Muy bueno !!!¿Cuándo el próximo cuento??? Un abrazo. Haydée

    ResponderEliminar
  65. Gran relato, como la vida misma.
    Magnífico Humberto en tus expresiones.
    Un saludo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  66. Humberto me sorprendiste, je...interesante relato q atrapa y desorienta para tener un final muy bueno, que tengas un bello finde, besitos

    ResponderEliminar
  67. Muy, pero que muy bueno me ha gustado sobre todo ese final inesperado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  68. Benjamin: es un gran gusto poder recorrer tus letras, siempre con gran capacidad para generar diferentes cosas...muy bueno.

    ResponderEliminar
  69. Estas historias te lucen mucho, eres un experto en historias de misterio
    saludos

    ResponderEliminar
  70. De la misma forma, con la ayuda del tiempo, se esfuman personas de nuestras vidas y se forman tantas hipótesis como en tu historia.

    Un placer leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  71. Me ha recordado a la muñeca matriuska, un relato dentro de otro relato invernando.

    Lo que a simple vista parece ser algo que se escribe al azar, termina convirtiéndose en una compleja y maravillosa metáfora.
    Fascinante, Hum.

    Buen finde, descansa las neuronas ;)

    -Bs-

    ResponderEliminar
  72. La verdad que me hace falta, Yo, jeje, voy a seguir tu consejo... nunca mejor dicho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  73. Gracias Humberto por regalarnos este relato breve donde nos tienes intrigados en todos los renglones, hasta en el último momento nos haces sonreir con esa imaginación tuya donde concluyes de forma cómica como si de un niño se tratase: ya no te ajunto, te hago desaparecer, chimpún.

    Un beso, genio. Amelia.

    ResponderEliminar
  74. Humberto, ¿Así que tú eres el titiritero? Me ha gustado mucho esa intriga, rota quizás un poco, por el título. Aunque el final es muy sorprendente.
    Me gustó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  75. Un buen recurso para el desenlace. Lo matas dos veces.

    Muy bueno.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  76. Humberto, te superas día a día. Me tenías pendiente de tus palabras intrigada a ver quién era el desaparecido. Es la suerte de ser un creador de historias, que los personajes bailan al son que tú les tocas.

    Un abrazo y feliz fin de semana.

    PD.

    Te invito a mi nuevo Blog

    http://adjuntofoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  77. Me pregunto a cuántos hombres no les gustaría correr la suerte de tu personaje, aunque el narrador no supiera que hacer con ellos a las pocas líneas.

    Estupendo.

    ResponderEliminar
  78. Buen fin de semana, Humberto...ese hombre desapareció. Gracias por contárnoslo.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  79. Que maleducado personaje... se ve que no tenía muchas ganas de seguir trabajando y se te escapó en un zas!
    Interesante final.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  80. Muy buen relato.Cada vez sorprendes más.

    Saludos

    ResponderEliminar
  81. Muy, muy bueno, quizás el título muestra demasiado, pero el micro es buenismo.

    Un abrazo!!!...espero tu micro para aquelals imágenes parlantes...

    ResponderEliminar
  82. ¡Hola!

    Es cierto que un escritor es como un titiritero, ¡me gusto mucho el relato! :)

    ResponderEliminar
  83. Mágico, Humberto, es un texto mágico...
    Grande!!
    Stefi

    ResponderEliminar
  84. Seguro que ya no servía, había cumplido su ciclo. Estupendo relato, maedstro. Eres genial. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  85. Un dia se va a revolver una de tus figuras y te va a sorprender por la espalda y a traición. Verás...

    ResponderEliminar
  86. Muy buenos tus relatos. Tienen la magia de atrapar al lector por lo bien que conduces el hilo narrativo de la historia y lo mejor es que se hace dificil imaginar el desenlace.
    Felicitaciones y muchas gracias por compartilos con nosotros,
    Un abrazo bloguero de
    Esperanza

    ResponderEliminar
  87. Lo que no sirve en la mente de un escritor se elimina y punto jeje, muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  88. jajaja, me atrapas en la historia, me llevas a las nubes y mejas caer, jajaja, muy buen relato con final inesperado, feliz fin de semana amigo

    ResponderEliminar
  89. Creo que por igual pudiste haberlo dejado en forma Godardiana, he visto éste elemento en películas de Godard en que te presenta algún personaje inútil en el sentido que no tiene que ver con la historia, pero sin embargo le dá cierta vestimenta. Piénsalo, es una super herramienta.

    ResponderEliminar
  90. Interesante blog, vine recomendado y no me desilusioné.
    Le dejo un saludo.

    Marcos Graus

    ResponderEliminar
  91. Ale Hoooppppppp.
    Y desapareció.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  92. Para ser un personaje que no servia para nada menudo micro ha creado el autor.

    Besitos

    ResponderEliminar
  93. Realmente fantástico!
    Un abrazo desde Ínsulas.

    ResponderEliminar
  94. Quizá ese hombre pudo ser cualquiera, dentro de esa masa informe de espectadores uniformados y de pensamiento plano que (me temo) constituye la mayoría que respalda, a su vez, a quien maneja sus hilos y, por lo tanto, condiciona de nuestras vidas.
    ¿O me pasé?
    En todo caso, ha sido bajo esta interpretación como me ha gustado muchísimo tu relato; aunque ya me parece bueno sin querer darle tanto significado.
    Un abrazo desde 'Poemas del volcán'

    ResponderEliminar
  95. Muy interesante. Queda muy bien la ilustración elegida, porque más allá de la relación obvia con el título le da un tono muy apropiado (medio difuso y oscuro).

    Saludos

    ResponderEliminar
  96. jajaja, ¡como siempre un placer leer tus textos, intento no perderme ninguno porque todos son sorprendentes y geniales.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  97. Hola apreciado Humberto:

    Me encantan tus micro-relatos, son muy entretenidos y siempre dejan
    pensando... hay muchas cosas tangibles que pasan desapercibidas ante los ojos, que prefieren huir del cascaron para llamar la atención.

    Genial como siempre, Abrazos!

    ResponderEliminar
  98. El juego de las cajas, una dentro de otra, borrando, construyendo, destrozando y re-creando mundos.

    Un placer siempre disfrutar de tus letras Humberto, yo voy y vengo (en tiempo, a veces dejando-te mi huella en letra o no) pero ten por seguro que te leo y vibro.

    ResponderEliminar
  99. Never have spoken spanish - but made a great effort to translate the text- it was worth it

    ResponderEliminar
  100. Muy buena historia Humberto!
    un placer de nuevo leerte...

    ResponderEliminar
  101. What a great image this is Humberto!

    ResponderEliminar
  102. Sorprendente relato. Un final surrealista total. ¡Me encanta! ¿No te dió pena cargarte a tu personaje?
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  103. Vaya, vaya!!! Narrador omnisciente, narrador psicópata asesinando a sus pobrecillos personajes jjajjajaja

    ;)

    ResponderEliminar
  104. Me parece un bonito, no sé si inconsciente, homenaje a Pirandello.

    Pero para homenajes, apreciadísimo Humberto, el que yo te rindo en mi entrada literaria "King Kong en el Planeta de los Hombres". Espero que sea de tu agrado.

    Muy cordiales saludos,
    Rafael Ángel

    ResponderEliminar
  105. Muy bueno!!! Si señor!!
    Un relatro corto, intrigante y con final inesperado.
    Eres un artista de las letras. En otras palabras: Un genio.
    Un abrazo.
    Ricard

    ResponderEliminar
  106. Una Joya, Humberto! Me agrado el juego final, es un estimulante cierre de historia! Te sigo, saludos cordiales!

    ResponderEliminar
  107. En verdad, son todos muy amables conmigo, tal vez demasiado...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  108. Lo bueno de escribir, es que si algo molesta, se liquida de diversas formas, me ha encantado la tuya jaja.
    Un abrazo, buen finde

    ResponderEliminar
  109. Ya ni en los personajes se puede confiar, los dejas un minuto solos y se vuelven mediáticos...

    Besos Titiritero!!!!

    ResponderEliminar
  110. Você é muito original!
    Um prazer imenso te ler...
    Bom fim de semana.
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  111. Hiciste muy bien. Si ya no daba para protagonista, no daba.

    Un cariño Humberto.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  112. Hola Humberto: Un cordial saludo, y felicitándote nuevamente por una nueva genialidad tuya. Esa es la ventaja del creador de una historieta: puede hacer desaparecer a su personaje en cualquier momento cuando ya no le sirve; así como le paso al personaje de Charlie Sheen en Two and half man; perdonando la comparación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  113. i dont speak spanish , thanks for you to follow my blog, i will come back to yours

    ResponderEliminar
  114. A veces la ficción supera a la realidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  115. Este si que me ha impresionado, no me lo imaginaba.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  116. nada más y nada menos que un olvidado, otro anónimo del mar de almas en el que vivimos sumergidos

    ResponderEliminar
  117. Ay Humberto, la verdad que eres unico! se te ocurren cada cosas que uno no espera.....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  118. Como siempre un placer deleitarme con tus relatos.
    Un beso

    Pda: espero no cortes mis hilos jeje

    ResponderEliminar
  119. Una ficción de relato con buena imaginación.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  120. Ahora lo sabe también el lector, pero guardaré el secreto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  121. HOLA HUMBERTO: ERES GENIAL HASTA CUANDO NO QUIERES SEGUIR CON EL TEMA, NOS DEJAS CON LA BOCA ABIERTA.-
    ME HACES ACORDAR DE ESAS PELÍCULAS QUE DESARROLLAN UNA TRAMA INCREÍBLE Y DE REPENTE, VAYA A SABER POR QUÉ PONEN LA PALABRA "FIN".-
    UN ABRAZO ENORME.-

    ResponderEliminar
  122. Lo que tampoco sospechaba el autor era que lo que él creía era su creación era no más que una distracción que le habían dado los estraterretres. Pues lo que salió en los medio fue la repentina desaparición de escritor famoso, promesa de la literatura hispanoamericana.

    ResponderEliminar
  123. ¡Madre mía! me mantendré alejada de ti.

    Escalofriante relato me hiciste recordar un programa de Alfred Hitchcock.

    Beso.

    ResponderEliminar
  124. Me quede como que esperando a que el hombre apareciera jaja. saludos Humberto. Muy buena!!

    ResponderEliminar
  125. Escribes muy bien eh, todo mejoraría si acompañaras tus textos con imágenes creadas por ti!

    ResponderEliminar
  126. Me encantaría, Pablo, pero yo no dibujo... es más, soy pésimo en eso.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  127. Olá Humberto, boa noite

    obrigada pela visita e pelas palavras sobre meu cantinho.Vim retribuir a visita e fiquei extasiada com a harmonia dos seus ecritos,do vento que passa por eles, soprando intenções, refazendo sentidos, despertando o sensorial.

    Gostei e concordo, foi um belo acaso que o levou e que me trouxe até aqui.Seguirei e vou voltar.

    seja sempre bem vindo ao preteritosmatinais.

    abraços
    paz e bem

    www.preteritosmatinais.blogspot.com

    ResponderEliminar
  128. Muy ingenioso. Me gustó mucho. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  129. gracias por dejarte descubrir.

    es muy interesante tu sitio,se nota la dedicacion que pones en el.

    me gustaria quedarme, perooo no encuentro el mozaico.. jajaja deja lo descubro porque lo tienes medio escondido.

    un beso

    ResponderEliminar
  130. lo encontre.. por alguna razon no aparecia... cosas de blogger ya sabes.


    pues nada. me voy a leerte porque hay mucho por aqui que descubrir.


    saludos!

    ResponderEliminar
  131. Los hilos de la imaginación hacen maravillas a veces.

    Saludos genio!

    ResponderEliminar
  132. Eso de que "como si pudiere ver con ojos ajenos" en realidad es verdad por que la gente lo dice así?
    Me quedo. Bonita foto de inicio. Y la de perfil too.

    ResponderEliminar
  133. Noto cierta frialdad. ¿Es posible descartar así un personaje de una historia o relato?

    ResponderEliminar
  134. Hola Humberto.

    Ya estás linkeado en mi blog, no encuentro lista de seguidores para apuntarme como tal.
    No me encuentro un blog de cine como tal, y eso me gusta, porque me gusta diversificar, lo mismo que los post de mi blog que pueden variar desde cine, mayormente, hasta pintura o música.
    Empezaré a leerte desde ya, y a seguirte fielmente, creo, repito, que me gustará.Espero una buena y larga relación Blogera.
    Encantado de conocerte, pues.

    Roy

    ResponderEliminar
  135. Además veo alguna "cara conocida" entre tanta gente que postea. Mejor que mejor.

    Saludos de nuevo

    ResponderEliminar
  136. Ahora veo que no tienes lista de seguidores, no te gustan. Pues lo creas o no yo he estado tentado de quitar la mía alguna vez, aunque son bien pocos los que tengo, pero da una sensación, producen cierto efecto coaccionarte, cuanto te topas con blogs que tienen tropecientos mil, es como mirar a ver "quién la tiene más grande". Me parece una idea estupenda lo que has hecho.

    Saludos por tercera vez, ahora voy al blog, empezaré por una entrada al azar, veamos que nos depara el destino.:-)

    ResponderEliminar
  137. Acabo de leer tus dos últimas historias y me fascinaron.

    El final de esta es apabullante y genial.

    “Hombre en la tina” Es fabuloso por cómo pasa el pobre hombre de una situación idílica al infierno, aunque, estaba advertido ¿no?

    Gracias por pasar por Actos Invisibles, imagino lo difícil que debe ser llegar a todos tus seguidores.

    Un fuerte abrazo repleto de admiración.

    ResponderEliminar
  138. Buenas Humberto: ojalá se pudiera hacer desaparecer personajes cuando ya no sirven, tanto ante un relato como en la vida real.
    1 beso enorme!

    ResponderEliminar
  139. Gracias Humberto por entrar en mi blog y con mucho gusto me quedo en el tuyo , pues me atrapó tu historia.

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  140. Muchas veces he tenido esa sensación de que somos solo personajes de algún libro y que cuando ya no somos necesarios en alguna trama..desaparecemos..o aparecemos en otro capítulo...
    Me gustan tus micro relatos...tienes un humor negro muy especial..saludos, gusto en conocerte

    ResponderEliminar
  141. Personajes, Narradores o Escritores, siempre hay alguien que podría hacernos desaparecer sin más..
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  142. Bonita historiA
    Feliz domingo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  143. Jaja, yo si estuviera paseando por un Jardín Botánico también desaparecería, pero para hacer muchas fotos y quizás para tener más tiempo, que la hora de cierre a veces es fastidiosa :P
    Pero ahora en serio, es un pequeño relato muy interesante y con un final único, que agarraste y lo suicidaste con la magia de escritor que tienes. Muy bueno, Humberto. Siempre sorprendiendo. Un abrazo y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  144. Te devuelvo tu amable visita y me encuentro con un micro relato fantástico ¡Así da gusto!
    Yo también te seguiré.
    Nos leemos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  145. gracias insigne escritor por tenernos atrapados en la trama de tu historia hasta el final,no todos lo consiguen. muchos besinos de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  146. Precioso como siempre =) espero que estes bien =)

    bsS**

    ResponderEliminar
  147. Ojala fuera tan fácil hacer desaparecer a un “personaje” , el mundo está lleno de inservibles.
    Me ha parecido GENIAL este relato, eres increíble. Un bessito

    ResponderEliminar
  148. buen relato y sobretodo q te burlas de las personas que creen que desaparecio, algo similar a los ovnis, como no encuentran explicacion dicen q son son ovnis.
    saludos y gracias por seguirme, espero que visites mi blog y me des algunos comentarios.http://elespejodemaxwell.blogspot.com
    Eres un exito! 159 comentarios wow!

    ResponderEliminar
  149. Excelente relato!
    Gracias, Humberto, por visitar mis lares y por el comentario. Feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  150. Buenas noches!! Humberto
    Te pido disculpa por la tardanza en contestarte
    Tienes un espacio precioso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  151. Pasa por el miooooo!!! Jajaj. Ahí se te encuentra bastante simpático y a juzgar por tus escritos, hasta se te comienza a estimar bastante. Bueno, te dejo un abrazoo, si no puedes debido al tiempo comprenderé que no devuelvas la visita. Ahora me esfumo titiritero, para que puedas seguir ideando tus extraños experimentos momentáneos. XAUUUs ;)

    ResponderEliminar
  152. Envidiable su control sobre los personajes. ¿Nunca se le rebelan?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  153. Si es por desaparecer, podemos desaparecer en un omento dado, pero hacer desaparecer a tus personajes, de eso nada que luego a ver como escribes sin ellos, no puede ser, haz que vuelva y ponlo en la reserva.

    Genial maestro.

    Besitos y sonrisas presentes :-)

    ResponderEliminar
  154. Creo que erigirnos en los titiriteros de nuestros personajes nos confiere una aire de dioses paganos que asumimos con entera satisfacción. Es lo único que podemos manejar sin limitaciones.

    Un muy buen metarrelato, Humberto, siento especial predilección por este subgénero.

    Besos.

    ResponderEliminar
  155. Me encantó.
    Y en estos casos gana la máxima de que menos es más: ¿quién dijo que los relatos deben ser extensos?
    Admiro la capacidad de decir en pocas líneas grandes historias.
    Gracias por la visita:

    Ju

    ResponderEliminar
  156. Sería un ser de otro lugar, un alien... Bueno, vivimos rodeados de misterio y ¿por qué no? Me encantado tu relato. Besos.

    ResponderEliminar
  157. Francamente bueno Humberto, con un final que francamente no esperaba
    Un abrazo
    Stella

    ResponderEliminar
  158. Bastante unamuniano tu relato, si entendemos por "unamuniano" una interacción entre el autor y el personaje.

    Gracias por tu adhesión a mi blog, tus comentarios siempre van a ser bienvenidos. Me suena tu nombre, aunque no recuerdo el blog en el que lo leí.

    ¡Abrazo!
    Bellis

    ResponderEliminar
  159. ¡Humberto dib :Me gusta tu manera de escribir!!!!En cuanto a las desapariciones de personas,aviones barcos etc.hay mucha lectura sobre el tema...claro que no de un plumazo como en tu hermoso cuento.Saludos Martha

    ResponderEliminar
  160. Muy surrealista, me gusta, te he encontrado, por los blogs que frecuento, estaría encantada que te
    pasases por el mío, si te apetece claro, es de cine y de textos que yo escribo, sobre todo hay uno que se titula PEREZA, que me encantaría lo ehases un vistazo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  161. Es el poder que tiene el Escritor con sus personajes, te sirve, lo utilizas, no te sirve, lo eliminas, o como en este caso lo utilizas solo para crear esa atmósfera de misterio y suspenso...bieen.

    Gracias por pasar por mi espacio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  162. Quién sabe si todos no nos desvanecemos alguna vez y nadie se da cuenta porque no es un lugar público y a lo mejor aparecemos en otra dimensión... no sé... digo ¿Qué sabemos al fin de la vida y de la muerte? Creemos que mucho y yo pienso que al fin sabemos de verdad... muy poco...
    Perdón por mis delirios, pero tus cuentos siempre me provocan reflexiones extrañas, tenés ese don Humberto, además del de escribir soberanamente bien! Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  163. Esa introducción a tus comentarios es la que me hace decir cualquier cosa Humberto, ella tiene un poco la culpa de mis delirios, ja ja! pero me gusta, me da libertad, que para mí es importantísima. Beso.

    ResponderEliminar
  164. La metaliteratura da mucho juego, sobre todo cuando no se sabe sobre qué escribir, cuando se tiene una idea que no cuaja, es una buena forma de sacarle provecho. Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  165. Su sitio estaba aquí y no en otro lugar.

    Saludos,
    L~

    ResponderEliminar
  166. Muy entretenida tu historia.
    Te dejo un gran saludo.

    ResponderEliminar
  167. Humberto: No se vale,¡pobre personaje!, mira que ser un personaje tuyo no es fácil, pues con tus relatos tan breves, apenas y brillan un instante y ¡fumm, se esfuman!Y si aparte los haces desaparecer antes de tiempo,puessss.
    Denuncio tu crueldad y tus ganas de hacerle al mago, pero te perdono porque me haces pasar momentos muy agradables.
    Por cierto, abordo uno de tus relatos en mi blog, a ver si pasa por allá.
    Te mando cariños: Doña Ku

    ResponderEliminar
  168. Hola Humberto, en mi blog han dejado un comentario que posiblemente quieras leerlo. Si no te interesa no pasa nada, pasará al olvido y ya está. Es una opinión que te afecta y quería que lo supieras.

    ResponderEliminar
  169. Muchas gracias por tu respuesta.- Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  170. Hola Humberto. Buen relato. Quizás hubieras escrito de que se trataba de Mandrake el mago. Jejejeje... Saludos desde Panamá.

    ResponderEliminar
  171. Amigo que ingenio , atrapan-tes relatos....no te disculpes , con tantos amigos , no llegas todos,saludos.

    ResponderEliminar
  172. Fuera de juego.
    Siempre ocurrente.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  173. ¡Hola! Humberto pasate por mi blog anda por la ultima entrada y lee un comentario que pone Anonimo... te afecta directamente a ti...creo que deberias de enterarte al menos, crei correcto decirtelo.

    bsS**

    ResponderEliminar
  174. No me las des, solo es coherencia, no creo que seas este tipo de persona y no me parece justo que se te haga mala prensa y ni te enteres.

    ResponderEliminar
  175. Genial, Humberto!! Muy muy bueno, original, impensable el final, al menos para mí.
    Muy buena la explicación del pleonasmo ;).

    J&R

    ResponderEliminar
  176. Sin embargo, nadie notó la presencia de una nueva planta en el jardín botánico. El hombre no había desaparecido realmente; era un hombre planta. Así de sencillo.

    ¿Acaso no existen testimonios de hombres lobo, vampiros, chupacabras, ovnis, momias y demás monstruitos que nos hacen pasar un buen rato cuando leemos cosas de ellos? ¿Por qué no puede haber sitio para un hombre planta?

    ¿Pero qué digo? En el Señor de los anillos hablan de tales seres. A lo mejor el hombre planta que desapareció era de otra especie distinta.

    ResponderEliminar
  177. No me canso de leer esta entrada, la vi en globatuim, un groso!
    Besazos. Stef

    ResponderEliminar
  178. He llegado por culpa de Mambetta y su nuevo amigo, el maldito O'Malley, ese despreciable fruto carmesí de los intestinos de una sucia alimaña a la que el muy bastardo llama madre, movido por la curiosidad del comentario del primero sobre el hombre del botánico. Debo confesar que me ha gustado mucho y que seguiré leyéndolo, sus lectores (los que he leído al menos) son muy elogiosos para con usted y parece ser que los tiene acostumbrados a historias originales y sorprendentes. Maldita sea, otro blog que se agrega a mi interminable lista de lectura! Maldito seas, O'Malley!!!

    ResponderEliminar
  179. Hola, me gusta tu blog, te invito a pasarte por el mío.

    ResponderEliminar
  180. Pero fue lindo mientras duró.

    Gracias por tus visitas siempre, muchas veces paso y no dejo huella pero me voy con lo atípico de muchos de tus relatos. Lo de hoy era así como lo sentiste, aluvional.

    ResponderEliminar
  181. Me ha gustado la entrada, me recuerda a las palabras de un profesor que me impartió clase hace tiempo; decía que un escritor es como un dios que hace y deshace en su "mundo" a su antojo.

    Sigue escribiendo, Humberto. :D

    ResponderEliminar
  182. Eso tiene ser creador, de aquí cojo, de allí traigo, de acá pongo.

    Humberto, mis visitas a tu blog son escasas y a las de otros que también valoro, no tengo tiempo estoy desbordado de trabajo.

    UN ABRAZO, AMIGO.

    ResponderEliminar
  183. No me suele gustar la "metaliteratura" pero el giro final en este relato es estupendo.
    Enhorabuena.
    Saludos y sonrisas

    ResponderEliminar
  184. Jejeje..! Una historia muy buena.
    Saludos.
    Asta

    ResponderEliminar
  185. Espectacular ...en serio :)

    Besito

    ResponderEliminar
  186. Saludos, Asta y Tonet, como ya dije, es un placer contarlos entre los Dibinos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?