10 de junio de 2012

Porquerías


-Leonor está comiendo porquerías.
Fue lo primero que atiné a responder cuando mi madre me preguntó qué estaba haciendo mi hermana.
-¡Porquerías!
-Sí, allá en el corral.
Por un instante se quedó rígida y su rostro pareció oscurecerse, pero enseguida largó el tejido y salió corriendo hacia afuera.
Yo era pequeña, pero sabía muy bien lo difícil que sería compartir el amor de mis padres con esa chiquilla entrometida. Sí, la empujé a propósito. Su cuerpecito se balanceó sobre la cerca y luego cayó de espaldas sobre aquel revuelto asqueroso de lodo y mierda de la porqueriza. Entonces esos monstruos chillones de piel rosa pálido avanzaron a los trompicones y comenzaron a… No recuerdo más, sólo me veo parada, sosteniendo la puerta mosquitero de la cocina de la granja, respondiéndole a mi madre:
-Leonor está comiendo porquerías.

310 comentarios:

  1. Dibinos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para “Insania”.

    Les recomiendo que por unos días no coman puerco, uno nunca sabe de qué se alimentan.

    Un saludo especial para la gente de la revista Internacional Microcuentista: http://revistamicrorrelatos.blogspot.com.ar

    Y un abrazo enorme para todos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. un relato estremecedor,te deja perplejo,y sin palabras
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan así que no sé qué decirte... Bueno, muchas gracias por ser el primero, Horacio.

      Eliminar
  3. Los celos se convierten en porquerías, pobre Leonor, qué culpa tendría.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena relación, enmascarado. "La culpa no es del chancho, sino de quien le la de comer", dice la versión de estas tierras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Por diooooo...me hizo acordar de un texto terrible de Quiroga...nomás que hablaba de gallinas...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a buscarlo, no recuerdo haber leído a Quiroga. Cerdos, gallinas, ¡al final es un plagio! ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Quizás Tranquilino se refiera a "la gallina degollada", ese monstruoso cuento del oriental Quiroga. En tal caso, no hay plagio alguno.
      Saludos

      Eliminar
    3. Muchas gracias por desasnarme, Arturo, me quedo más tranquilo, entonces.
      Sea como fuere, voy a buscar ese cuento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Ay Humberto, esto es muy cruel!
    Aunque para las cosas que de repente le llegan a una por las noticias, tu mini relato parece estar de acuerdo con los tiempos.
    En México a diario encuentran cadáveres y más cadáveres (algunos desmembrados), a lo largo y ancho del país. Dicen que ya son sesenta mil los muertos por el narcotráfico.
    Me refugio en la música y los pensamientos agradables, pero no siempre logro superar la realidad.
    Mi maternal cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegan muchas noticias desde México, mi querida Dora, pero no era mi intención tocar un tema tan escabroso, lo mío era crueldad de bajo vuelo, digamos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Celos y envidias presagio de trágicos y desgarradores hechos.
    Microrelato estremecedor y asombroso que paralizan nuestros sentidos y enmudecen nuestras cuerdas vocales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tragedias de siempre, Pedro, desde el Gran Sófocles hasta este humilde escritor.
      Un saludo y muchas gracias.

      Eliminar
  7. Es increíble que con tan pocas palabras nos enmudeciste.
    Un relato muy fuerte y desgarrador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fuerte, pero es un relato, nada más.
      Te agradezco mucho el comentario, Moli.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Yo también, las dejé todas en 'Porquerías'.
      Un beso, Gisa.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Bueno, sí... pero espero que no siempre se resuelvan así los celos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. los celos son cosa seria

    besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, ¡por suerte soy hijo único!
      Un beso y disfruta del finde.

      Eliminar
  11. Ahora le decís "puerco"......y vivís en un barrio de tango. Quien te ha visto y quien te ve.
    Me hace acordar a algo que le hice a mi hermano menor cuando era chico......que no llegó a tanto pero fue un luz amarilla. No me lo voy a olvidar.

    Abrazo HD !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Jamás pensé que Caballito fuera barrio de tango, pero no podría discutirle nunca a un nativo.
      2. Sí, el neutro me está afeminando, para vos quedamos en 'chancho'.
      3. Mejor no confesemos nada, Dany, siempre hay alguien dispuesto a actuar de oficio.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  12. Aquí se usa esa palabra para referirse a las gominolas. No creo que se hubiera preocupado ningún progenitor al decirla xDD

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, tuve que ir a la RAE para saber qué era "gominolas", como la RAE no me ayudó, recurrí a internet y te entendí.
      Es la idea, porquerías puede ser cualquier cosa que te caiga mal al estómago, como comerte un cerdo, o que le caiga mal al cerdo comerte a ti ;)
      Besos.

      Eliminar
    2. No sé, aquí se usa mucho esa palabra, aunque podría haberte dicho golosinas, que es más genérica :)

      Eliminar
    3. No, no, me encantó gominolas, si hay algo que rescato de este mundo virtual es cómo uno amplia el vocabulario con palabras de otras regiones, palabras como la tuya que suenan muy bien.

      Eliminar
  13. Y todo comenzó con Caín...¿Acaso soy yo el custodio de mi hermano?
    La niña protagonista de tu relato es poseedora de una inocencia cruel aunque parezca un antagonismo. Me mató la imagen de ella jugando con la puerta de mosquitero mientras responde con toda inocencia a su madre.

    Muy bueno

    Estas invitado a
    "Amor de lejos"
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Daniel, cuando tenga un tiempo paso por allá.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Que triste celos de hermanos, como siempre amigo me impresionas como dices tanto en tan pocas palabras, un gran placer leerte.

    Besos feliz domingo querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gladys, un buen domingo para ti también.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Camarada Humbertísimo:

    Me acercaste a la edad de mi infancia cuando hacía mis ruindades. Ficción mínima máxima por tu desenvuelta pluma y por tener esa virtud de enganchar de cabo a rabo.


    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,


    Frank Ruffino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no hayas recordado momento muy malos, Frank.
      Muchas gracias por venir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Humberto:
    Los hermanos menores corren siempre ese riesgo adicional.
    Cada vez que se enemistan los hermanos la lucha puede llegar a ser cruel. Hay sobrados casos.
    Pero, en tu relato prima el juego de palabras, utilizas el equívoco con maestría (algo no muy frecuente), lo que se convierte en la parte llamativa del texto.
    Por supuesto me agradó, a la vez que me instruyó.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pone muy feliz que notes ese trabajo, Arturo, pues una de las ventajas de estos relatos breves es poder jugar con los equívocos. En un texto más extenso, esa posibilidad se pierde, se esfuma, no luce.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. jajajaja excelente!!!

    Y estaba comiendo porquerías en una forma muy literal

    Jajajaja me encantó este texto, como siempre, excelente todo lo que haces

    :D

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi querida Ave.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  18. Bueno señor escritor!!!!
    Me dejaste muda!!!
    Excelente relato de terror y crueldad inocente
    ¿Inocente? ...la verdad que me suena, más bien a algo mucho más profundo que "celos" en la protagonista jajaja
    Muyyy bueno!! Felicitaciones!!!!!
    Besos y lindo domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás en lo cierto, hay algo más profundo que simples celos.
      Muchas gracias por la visita y comentario.
      HD

      Eliminar
  19. Ah Humberto, a estas alturas prefiero leer tu ficción y no las noticias en los diarios donde la realidad supera lamentablemente por lejos a la ficción.
    Cuestión de celos? lo entiendo siendo la cuarta hija - jaja - aunque nunca llegamos a tanto todos guardamos algún muerto en el placard :D y no es literal ;)
    Saludos tucumanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno,al menos sabés que acá TODO es ficción. Sin embargo, este texto nació de una conversación de una nena de unos 3 o 4 años. La escuché por casualidad hoy en el parque. Esto es para escribirlo, me dije, y lo ficcioné.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  20. Humberto..." Porquerìas "

    Muchos casos como el que relatas ocurren y los padres ni enterados...
    Sin embargo esa gente que vive en las villas y tienen muchos hijos, no deben tener problemas de celos,se deben criar como animalitos, aunque hasta en los animales hay celos.
    He tenido dos perras y traje otra..un dìa en de mi ausencia las dos mataron a la recien llegada.
    Entre hermanos adultos tambien hay celos,unos que conozco no se hablan de hace años.

    ¡¡¡ muy interesante !!!


    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de los celos no respeta clases ni nacionalidades, es un tema antropológico, se verifica en todas las culturas. En los animales es una cuestión territorial, bueno, seguramente en los humanos sea el residuo de algún instinto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Había resultado "flojita", Leonor!!! jajajajjaa Si no se banca un empujón... igualmente no hubiese durado mucho en esta vida, jajajajaj (humor negro, el mío, jejej)
    GENIAL relato, Humberto, me encantó!!!!!!!! Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso porque no sabés el empujón que le dio su hermanita ;)
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  22. Me hizo recordar a una escena de la película "Caídos del Cielo", sólo que ahí una anciana es la desafortunada que cae donde los animales.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo puedes tener tantas películas en mente? Me sorprende.
      Un abrazo y muchas gracias, David.

      Eliminar
  23. Yo una vez le eché insecticida en la cara a mi hermana, entonces, creo, fui yo la porquería. bah!, sigo siéndolo.

    Abrazos Humerto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos iguales, entonces, porque yo maté al hermano que nunca tuve ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Algunos hermanos menores no sufrimos esos embates,todo lo contrario. Interesante post, y qué bueno no tuviste hermanos.
    Saludos, eminencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo no me vas a responder, te copio lo que te contesté en el blog de Dany: "Podés responderme como quieras, no creo a Dany le moleste. Entiendo sos un excelente escritor, pero a veces, el tono en el que comentás, molesta. La humildad no parece ser lo tuyo y está ok si es tu elección, pero no esperes que todo el mundo lo acepte. Quizás más que criticar a quienes te hacen notar algo que no les parece correcto, deberías hacer una autocrítica."
      Te cuento algo? Supe de tu blog porque un día comentaste en uno de los míos, el texto decía algo así como "llegué por el blog de xxx, interesante tu blog " o sea.. pasá por el mío. Y ni habías leido mi blog, ni comentaste nada respecto al post. No me molesto en ir a los links de quienes comentan en ese estilo. Con el tiempo caí en tu blog y lei cosas que me gustaron mucho. Pero te vuelvo a repetir, la humildad no es lo tuyo, como la diplomacia no es lo mío. Saludos.

      Eliminar
    2. Caia:
      1. Claro que acepto una crítica, pero cuando en verdad se trata de una crítica, no de un "Habló HD el sabio.. :rolleyes:". Lo leí varias veces y todavía no encuentro dónde está la crítica, más bien parece una burla inmadura de una adolescente... bueno, tal vez lo seas, no te conozco.
      2. Comento en el tono que me sale y en el blog que me parece, por lo tanto, si le hubiera molestado a D, él me lo habría dicho, no necesita de un defensor de pobres.
      3. No estoy tan seguro de que a D no le moleste, tenemos información cruzada parece, yo tengo otra versión.
      4. Claro que hago autocrítica, bien lo sé, pero jamás la estaría mostrando como si esto se tratara de un diario íntimo-popular.
      5. Vagamente recuerdo haber dicho en un blog que 'caia' significaba 'caiga' en portugués, tal vez haya sido el tuyo. Y en mi caso "llegué por el blog de xxx, interesante tu blog" no significa "pasá por el mío", eso es un razonamiento inválido, falacia le dicen. Está en tu mente, no en la mía, como la supuesta crítica ya mencionada.
      6. Sobre tu diplomacia no sé nada ni me interesa saber; sobre mi falta de humildad, mi mejor recomendación es que no pases más por aquí.
      Eso sí, por favor, evitemos estas discusiones bizantinas que aburren a todo el mundo, principalmente a mí. Si tenés un blog, dale para adelante, pero ¿para qué gastar tu tiempo molestando, restando, incordiando, jodiendo la vida de los que tienen ganas de hacer y crecer? Y más desde el anonimato. Tengo años de experiencia como profesional de la Salud Mental, pero te aseguro que todavía me sigue sorprendiendo que exista gente así.

      Eliminar
  25. Me estremeció!!
    Dicen que los adultos son los que hacen cosas malas, pero en la realidad no hay personas mas crueles que los niños, basta con informarse de las cosas que están pasando en las escuelas.
    Besos.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La crueldad infantil es tema de análisis de todas las teorías psicológicas, pero es probable que se nos esté escapando de las manos, me hago cargo.
      Un beso y gracias por tu comentario, Oriana.

      Eliminar
  26. Impactante tu forma directa de abordar el asesinato, sin falsa inconsciencia, ni mentira, ni ocultación. Celos puros y duros. Todos somos un poco esa madre que arroja el tejido y va a mirar.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te acuerdas del Puntillismo cruento de Marco Benetti? Apliqué la idea de ese pintor inventado para escribir este texto. Y te aseguro que pensé en tu entrada del viernes, me propuse una palabra y ver qué disparaba, fue: porquerías, claro. Así que debería agradecerte parte de esta entrada. Retroalimentación que le llaman.
      Un abrazo, Susana.

      Eliminar
    2. Todo lo contrario, me siento pero que muy halagada. Gracias por contármelo, eres muy generoso.
      Abrazos

      Eliminar
    3. Es que, Susana, aunque viva diciendo que soy antitaller, anticlasificación, antimicrorrelatista, antitodo, nunca cierro los oídos, porque puedo ser antitodo pero no necio. El arte viene de los lugares más inesperados, y brindo por ello.

      Eliminar
  27. Inquietante final que te deja pensando en lo destructivo de los celos. Me gusta como describes lis matices humanos.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  28. Inquietante final que te deja pensando en lo destructivo de los celos. Me gusta como describes lis matices humanos.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  29. Final terrible para la niña que sirve de alimento y para la que los alimentó. Celos es fea la palabra.
    El relato, siempre un gusto para quien lo lee.
    Un beso Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para quien los alimentó le queda la carga, me parece, lo noto en sus palabras.
      Un placer que vengas.

      Eliminar
  30. Sibling rivalry...the most viscous of all. So sad when parents don't see it in time, or worse, fuel it :( XXX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. so you say parents can fuel it? For fuck sake, I never see something like that!
      Cheers, Gina!

      Eliminar
  31. Respuestas
    1. ¿Sabes? Después de tanto leerlo para pulirlo (cosa que no sé si conseguí) acabé por verlo como un texto común. Pero sí es... Uf.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Claro que lo conseguiste. Y eso es lo que me gusta de él, la realidad espeluznante oculta tras esa conversación común madre-hija, lo que se adivina tras una pregunta ordinaria: "¿qué está haciendo tu hermana?". Muy bueno.
      Abrazo,

      Eliminar
    3. Yo le tengo horror a esas preguntas ordinarias, del tipo "¿qué has hecho hoy?", porque puede venir la Verdad como respuesta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  32. Un niño siente y actúa. Cuando se ponen, son los asesinos más terribles. Texto brutal donde los haya, sin disimulos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a terminar creyendo que fui demasiado directo. Pero ya lo dije antes, la idea nació de un comentario que oí en un parque dicho por una niña de unos 4 años.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  33. Los celos infantiles pueden hacer verdaderos estragos y viajar de una dulce sonrisa a una actitud pérfida. ¡Bravo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no tuve hermanos, acabé teniendo celos de los tipos que le decían cosas a mi madre, que en su época fue una mujer muy guapa. Lo mío: bien edípico, je.
      Un abrazo, Francisco.

      Eliminar
  34. Estás un poco terrorífico últimamente, tal vez, ¿por el trabajo?
    Me temo que ha habido casos reales muy similares a éste y que están documentados en los archivos de psiquiatras, por los problemas psicológicos posteriores que conllevan.
    Como siempre, un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón y te doy la primera respuesta que me viene a la mente: vivo en Argentina y nos gobierna una...
      Creo que esa es la causa.
      Muchas gracias, Carlos, aquí no te alcanzarían las manos para escribir tu sátira barroca.

      Eliminar
  35. Hola Humberto, estaba tiempo sin pasar por tu casa y me has sorprendido como siempre!!!
    Es una historia cargada de esos fantasmas malos que pueden aflorar en cualquier momento.Un beso
    M.B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el momento menos esperado, MB.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  36. Terrible historia, Humberto. Los problemas de la niña vendrán después, cuando logre racionalizar lo que hizo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que está comenzando a transitar ese después.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  37. Una historia bastante dura, pero muy bien relatada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al menos crees que la relaté bien, jeje.
      Gracias, Antorelo, un abrazo.

      Eliminar
  38. El niño,pensava en la bromas de ensuciar de mierda ha su hermana: las conseduencias NO:es despues cuando pasa el tiempo,y se asume lo que huviera podido pasar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que pasó lo peor, Julio.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  39. Tremenda historia de celos llevados al extremo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celos ingobernables. Qué frase cursi la mía, ¡uf!
      Un abrazo y gracias por la visita.

      Eliminar
  40. Los celos infantiles generan violencias extremas y desmedidas. La niña tendrá que vivir con eso toda su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no noto mucho arrepentimiento en esa mujer adulta que narra, más bien cierta perversión en cómo lo cuenta.
      Un beso, Araceli.

      Eliminar
  41. Que realidad mas dura, y que ningún padre ha conseguido atajar.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ancestral, es natural, te diría.
      Un saludo, Perro. (suena agresivo, ja)

      Eliminar
  42. Lo lamento por los chanchos, esa hermanita, yo creo, merecía ese destino. De todos modos, nada se pierde: todo se transforma. Sigue allí, hozando, jodiendo a la mayor que bueno, tendría que invitarnos a todos a comer para acabar con el asunto. El menú de la cena, creo, es obvio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no sea el mismo chancho que...
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
  43. Los niños pueden ser muy crueles, sabiéndolo o sin saber. Y lo son.
    La hermana de Leonor no se ha quedado atrás y ha logrado helarme la sangre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una hermanita para tener bien lejos, ¡y ni siquiera dice su nombre!
      Muchas gracias por el comentario, Luisa.

      Eliminar
  44. Siempre me impresionan tus relatos por la brevedad y el mensaje. Como haces para sintetizar y comunicar tanto? Eres un mago de las letras.

    Maripaz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te respondo: No lo sé, pero me está trayendo problemas para escribir mis cuentos extensos. Tengo una idea interesante (a mi forma de ver) y no puedo pasar de las 4 páginas de word.
      Muchas gracias, Maripaz.

      Eliminar
  45. Pobre niña esto de los hermanos y sus rencores, luego dicen que los niños no pueden ser crueles ¡ja!... tus líneas me han hecho remembrar a "La gallina degollada" de Horacio Quiroga,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a tener que leer ese cuento, ya lo nombraron varios, no vaya a ser cosa que termine plagiando sin saberlo ;)
      Hablando en serio, creo que en Literatura está todo dicho desde Shakespeare a esta parte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  46. Genial Humberto tu historia, creo que los celos entre hermanos son un fenómeno natural por la rivalidad entre ellos, y de paso por atraer la atención de sus padres más que la de otros hermanos.
    A pesar de sus “maldades” no creo que los niños sean tan malos, imagina si ellos son lo mejor del mudo… malo por ejemplo es el ogro que se come a los niños, el lobo que devora a la abuelita, el monstruo que mata a los padres…en fin, quien hace mucho daño.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero darte una respuesta teórica dicha por un profesional, porque sería insoportable.
      Simple: Los niños no tienen ciertas barreras establecidas, aún, por eso esa sinceridad a veces hipercruel.
      Un beso, Lore.

      Eliminar
  47. Qué bueno, Humberto, qué bueno! La primera lectura, casi cinematográfica. Es que los celosos tienen una imaginación grande. La segunda me hizo acordar a La gallina degollada de Quiroga. Gota fría por la espalda! Ahora, por una semana, no les voy a poder decir a mis chicos "No coman porquerías antes de cenar." Impresionante. Saludos van!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo de celosos con gran imaginación lo dices por mí? ¿o ni a gran imaginación llego? jeje.
      Eso, que no coman porquerías.
      Un beso va.

      Eliminar
  48. Contundente cuento breve. Los niños son tan crueles como los adultos, apenas carecen de los medios para dar rienda suelta a su maldad innata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los adultos son los niños del pasado, es normal que actúen así. (hoy estoy mas cursi que nunca, perdón)
      Un abrazo.

      Eliminar
  49. Un poquito travieso si que eras,pobrecilla!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no, mi querida Pakiba, imagínate que soy hombre y encima no tengo hermanos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  50. Ainssss!!! No puedo sacarme la escena de Hannibal en la mente :S:S:S:S:S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a él le gustaban los cerebros, ¿no? ¿o no le hacía asco a ninguna parte? Ay...
      Un beso.

      Eliminar
  51. Me parece encomiable una obra que siempre brinda a la vida razones para ser vivida. Tu talento es un desafío en el cual todos resultamos ganadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Elizabeth, esas palabras sólo pueden venir de una persona cariñosa.
      Un beso.

      Eliminar
  52. "No le des margaritas a los cerdos" dice el refrán.

    ResponderEliminar
  53. Fino sentido del humor, Humberto. Es toda una cerdada, pero con mensaje. Aquí se habla de puercos, pero el texto literariamente hablando no merece ser arrojado a un lodazal. Gracias por hacer de una cochinada un ejercicio de brillantez. Saludos de Federico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas visto la veta de humor, porque lo intenté, te lo juro.
      Un abrazo, Federico.

      Eliminar
  54. Que repelús me ha dado el final ...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me sabía mal ya desde el principio.
      Un beso.

      Eliminar
  55. En estos momentos leer esa crueldad y acción de la mente de un niño.. es horrible !! En que se convertirá cuando sea mayor ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hagan apuestas! Creo que ganamos todos.
      Un abrazo, Rosa.

      Eliminar
  56. Vaya, tétrico el relato, Humberto, con ese toque de humor negro que tú le pones a todo! Y esos finales tan "Dibidianos"
    Creo que en unos días ni jamón voy a comer!

    Un abrazote!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una Pascua atrasada, pescado es lo mejor... hasta el próximo relato ;)
      Un fuerte abrazo, Edurme.

      Eliminar
  57. Estás en algo así como un período negro ? Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, voy a tratar de copiar a Picasso y comenzar una etapa 'azul', inspiración no me falta con el tema del dólar blue. Más ahora que veo tu foto, muy creativo lo del Sugus, me gustó.
      Un abrazo.

      Eliminar
  58. Ay los celitos de la niña, que indujeron a hacerle esta marranada a su hermanita, quiero pensar que sin malicia y que luegoi su madre le reprendería y ya no lo haría más.
    Por esto a los niños, hay que educarlos bien desde pequeños.
    Un abrazo humberto, Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la madre le dijo:
      -¡Que sea la última vez que asesinas a tu hermana!

      Un beso Montserrat, me has hecho reír.

      Eliminar
  59. Jajajajaja, que sea la ultima vez que asesinas a tu hermana, jajajajaja, eres un listillo humberto, me gustó mas tu comentario a montse que el texto, jajajajaja.
    No puedo decir quein soy, discúlpame!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh... a veces soy gracioso, pero muy pocas ;)

      Eliminar
  60. Los celos entre hermanos se cobraron muchas víctimas, entre el grupo de amigos que tenía de pequeña una de ellas le vació el ojo a su hermano mayor, un horror.

    Fuerte pero excelente.
    Luciana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luciana, una anécdota terrible la tuya.
      Un beso.

      Eliminar
  61. Pero...¡¡qué porquerías hacen los celos con los humanos!! xD.

    Pobrecita LEONOR, pero ¡¡aun me da más pena su hermana !! ser una pequeña asesina debe ser lo más terrible que le puede suceder a un niño en la infancia... asesinó dos cosas sin querer...¡¡a su hermana y su infancia!! ... por favor HUMBRERTO te lo ruego... no me cuentes más porquerías de estas:-)

    Aunque literariamente sean geniales, mi mente es otra porquería... visualiza toodo lo escrito:))


    Un beso muuuy grande y feliz domingo... ¡¡impoluto!!:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas 'impoluto' que suena a mala palabra, je.

      Te prometo que voy a intentar escribir algo más inocente la próxima, lo voy a intentar, repito, pero sólo por ti. (bueno, y por Caramelo que está más arriba)
      Un beso, María.

      Eliminar
  62. La Naturaleza o el Destino o vaya saber quien es sabio y consiguieron que mis viejos me parieran a mí sola. No me tengo fe como "hermana" y no por una custión de celos, si no por una custión de paciencia... Je! Y como supongo que ya fuiste a indagar al enorme Quiroga, ya conocés la historia que escribió sobre los cuatro idiotas Mazzini-Ferraz. Nunca hay que subestimar a las personas, NUNCA. Sabés me leyeron ese cuento a los 10 años. Recuerdo que quedé azorada. Y luego vino "El almohadón de plumas" y definitivamente caí en las redes del salvaje uruguayo :)
    Me gustó eso de "de tanto pulir el texto, lo tomñe como algo normal" Así debe ser.
    Great work, milord! Have a funny Sunday! Kisses over you!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero... ¿yo no era tu hermano?
      Y sí, claro que conozco a Quiroga aunque más arriba vas a ver que me hago el tonto. Pero, te aseguro, ni se me cruzó lo de la gallina degollada, como dije, nació de una frase de una nena en el parque Rivadavia, que es donde voy a escribir.
      El 1° cuanto que leí de Quiroga fue "A la deriva", me gustó, pero después su obra me pareció repetitiva en la temática de la crueldad. Además de que me costaba su lenguaje isleño.
      Repito, ¿no era tu hermano?
      Thank you, my BeeBee, have a nice Sunday, spend it with someone you love!

      Eliminar
  63. Tenebroso, como pueden ser los celos entre hermanos, un excelente relato, más allá de la impresión que puede causarnos.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo, Horacio...
      Voy a comenzar a pensar seriamente que hay temas tabú, hasta ahora lo tomaba a la ligera, pero la respuesta que viene es contundente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  64. oooh dios ! lo que no cuentas es lo que mas me asusta!! Se la comieron los cerdos! esta viva!

    Oooh dios! como puedes generar angustia en tan pocas lineas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría, no debería responderte, Gary, es a criterio.
      Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  65. ¡Impactante!

    Quiero creer que las manos
    salvadoras llegaran a tiempo.

    Tu nunca dejas indiferente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Marisa, seguro que a todos les dirás lo mismo ;)

      Un beso enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  66. Great image Humberto.
    The dark one is a nice focal point.
    Have a wonderful week ahead my friend!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you so much, Lisa. I'll try with my week, no doubt about that!
      Cheers!

      Eliminar
  67. Estos relatos tienen la gracia en aquello que te callas, porque me permites a mi, que te estoy leyendo, imaginarme el resto. Y no es agradable lo que imagino.

    un buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste la técnica, decirlo todo es un poco aburrido y no deja espacio a lo que cada uno debe ponerle al texto.
      Muchas gracias, Ángela.

      Eliminar
  68. Si yo como cerdo (y después de leer esto seguiré haciéndolo, dios salve al jamón) pues por qué los cerdos no pueden comer carne humana. Es así como me imagino el final del relato, friki que me siento hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta, hay que patear el tablero, sentirse y ser freaky de vez en cuando.
      Un beso, mi querida amiga.

      Eliminar
  69. Con efecto de shock leo éste relato de acerca del sentimiento del odio en una niña.
    Retrato trágico con extraño realismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría saber por qué te parece 'extraño' el realismo, sería un aprendizaje de cosas que se me escapan.
      Un abrazo, Carlos y muchas gracias.

      Eliminar
  70. Me he quedado subyugada...
    Te he comentado otras entradas, pero mis comentarios desaparecen por arte de blogger, supongo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedaron registrados, como ya te comenté por mail, Nuria, muchas gracias por tenerle paciencia a blogger.
      Pasé por allá. Un abrazo.

      Eliminar
  71. mezclar la imagen de una niña con una perversión tal como un asesinato por celos es algo que al ser humano adulto nos cuesta asumir. Tenemos a los niños como bajitos dulces.. y por esto es tan traumático cuando vemos en el telediario o algún otro medio de comunicación las crueldades que en ocasiones cometen...
    Besos Humberot

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de cierto, tal vez ésa haya sido mi intención, Hoy. Tocar tabúes.
      Un beso.

      Eliminar
  72. Supongo que ese angelito se lo estará contando a su psiquiatra. También supongo, que antes de llegar a ese extremo debió abrir la puerta del mal más de una vez, pero nadie se la cerró y así evitar que explorara sus oscuras habitaciones.
    Aterrador. Muy bueno.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, habría que escribir la secuela, pero sería más de lo mismo... o peor.
      Un abrazo, Javier.

      Eliminar
  73. ¡Uy que miedo! Este relato estuvo truculento.


    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trucu, trucu, truculento ;)
      Un beso mi Bienquerida.

      Eliminar
  74. Los celos y la envidia son terribles, da igual en un niño o en un adulto. Pero esta niña nunca será feliz, eso seguro.

    Besos Hum.

    ResponderEliminar
  75. grande, grande, grande!
    aplaudo de pie!!!!!

    besos*
    (y sigo aplaudiendo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un aplauso tuyo, querida Rayuela, es mucho más que esos premios pedorros que pululan por aquí: Un honor.
      Un beso.

      Eliminar
  76. De vuelta en casa y saboreando un cafecito, intento responderte en el lugar que correponde (en tu respuesta a mi comment) y el fucking Blogger no me deja! En fin...
    Creí que estaba claro que somos HERMANOS PUTATIVOS. Je! Ahora, si me querés dar la espalda y abandonarme y desligarte del parentesco, ok. Me voy apesadumbrada y con el alma destrozada ante semejante desengaño...
    Jajaja!!! Sos rencoroso, eh? Qué memoria de elefante! Mix of wolf and elephant. What a beast! I like it! xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, 'putativo' no es el mejor adjetivo que me han regalado, pero -por ser vos- lo acepto.
      Ahora bien, según tengo entendido, es necesario algún acto simbólico para establecerlo como tal, mañana hablo con mis abogados (como dicen las vedetongas en la TV) y arreglo este temita que tenemos.
      Add another kiss to my account!

      Eliminar
  77. Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita de domingo, Pseudosocióloga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  78. Mal momento este, para estar comiendo jamón. Muy bueno el relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto no es mentira: Acabo de comer jamón, me había olvidado por completo del texto, eso significa que sólo está en mi mundo imaginativo... ¡por suerte!
      Un abrazo, Ale.

      Eliminar
  79. esa chica debe ser prima literaria de aquel niño de taylor caldwell que agarró a patadas al feto de su hermano en el vientre de su madre. y todo por -paradójicamente- el amor. ¡niños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué escritora extraña, Taylor Caldwell! Hacía mucho que nadie la traía a mi mente, una mujer llena de pseudónimos, ya ni los recuerdo.
      Es verdad, por amor te pueden matar, es paradójico, como mínimo.
      Un abrazo, Draco.

      Eliminar
  80. AAAAy!! Qué mala, niña!!

    (Muy bueno el relato!)

    ResponderEliminar
  81. Este relato esta buen bueno amigo y demaciado fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fuerte, porque toca un tema tabú, me parece. Pero así como existe el 'voto castigo', cuando se me da por subir un texto de este estilo, recibo el 'no-comentario castigo'. Y me parece bien.
      Muchas gracias, Frank.

      Eliminar
  82. Hola Humberto!!
    Si te digo tremenda y estremecedora historia,ya te lo han dicho,si te digo que es cruel,también,si te digo que eres un maestro de contar historias...más de lo mismo!qué te digo pues?...eso me pasa por llegar tarde.
    Me gusta como escribes,eso ya te lo he dicho también,haber...qué mala es la envidia!poco original...lo tranquila que se queda la niña,borrando de su memoria lo que ocurre justo después de empujar a su hermana,eso es memoria selectiva,no?? y lo que da auténtico miedo es su frialdad.
    Por fin he dicho algo,aunque no sé si repetitivo,pues no he podido leer a todos tus amigos,en fin,ahí queda lo dicho,jaja!!

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrella, no tienes que decir algo novedoso o pretendidamente inteligente, a mi me basta con tu opinión, con tu parecer, con ese cariño que me llega cada semana con tus palabras.
      En esta devolución que te hago, intento devolver un poco de todo el afecto que recibo de gente que ni conozco.
      Un beso enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  83. Hoy llegué muy tarde, ufa!! es que nunca subís un cuento en domingo.

    Es fuerte, como dicen pero está tan bien relatado que te lleva como una película. Como cuando leemos cuentos de terror, una se asusta pero no puede parar.

    Un besote.
    Sabri!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tarde, Sabrina, si sólo pasó un día. Como a Estrella, te digo que no te pongas presión en estas cosas.
      Muchas gracias y un beso.

      Eliminar
  84. MAGISTRAL!! ES UNA JOYITA, ME LO LLEVO AL FACEBOOK

    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.
    CHRIS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Christian, ya te dije que tengo que conocer Córdoba.
      Un abrazo.

      Eliminar
  85. Jajajajajajajajajaaaaaaaaaaaaaa, la segunda vez que te comento, y es que ayer no tuve tiempo de leer todos los comentarios. Ahora me voy al trabajo con dolor de tripa de reir... el comentario tuyo al de Momtserrat jajajaja, para guardar y enmarcar,una genialidad jajajaja, perdona, seguro que hoy paso un buen día, jajajaja...

    Mereces otro beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el otro beso, que hoy pases un buen día gracias a este blog es uno de los mayores placeres que puedes darme.
      Un gran beso.

      Eliminar
  86. Hola Humberto:

    No sé que es peor o mejor: "Ser una porquería una vez en la vida, o toda una marrana el resto de ella...¿?. Interesante esto de las cerdadas que se lleva tanto; menos mal que aún sigue habiendo quien echa perlas a los cerdos.

    Genial como es costumbre y siempre un placer leerte, abrazo.

    Moon,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que aquí se dice que son margaritas lo que se arrojan a los cerdos, me encantan esas diferencias regionales, porque todas llegan a la misma Roma semántica desde caminos diferentes.
      Un beso enorme y muchas gracias, mi querida Moon.

      Eliminar
  87. "Señor, Señor que nos das el alimento
    en tiempo oportuno:
    Abre tu mano generosa
    y sácianos, ¡mas ya!, de estas dulces porquerías,
    que de porqueriza vienen
    y a des-porqueriza van.
    Ainsi soit-il.
    Amen."
    Y a vivir, que son dos días.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una oración creativa, Pilar. ¡Que luego no te acusen de sacrílega que te la verás conmigo!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  88. Humberto, estremecedor relato por lo que insinúa y muestra, y sobre todo, por lo que deja a la imaginación del lector. Bien podría tratarse de una chiquillada o de un asesinato infantil de lo mas despiadado.

    Me gustó esa intriga tan bien presentada.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos salidas básicas, hasta ahora se ha intuido la peor.
      Muchas gracias, Nicolás.

      Eliminar
  89. Genial como siempre, condensando en pocas lineas una gran historia. Me encanta :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho, Eduardo, pero (como ya dije) ahora estoy teniendo problemas con los cuentos de verdad, los de 7 páginas, por ejemplo. Ya lo voy a corregir, espero.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  90. A ella se la debían comer. Vaya Caín más guarrete...Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una Caína, nueva figura mitológica.
      Un beso, Francesca.

      Eliminar
  91. dicen que los puercos son muy agresivos cundo caes dentro de sus porquerizas.así que ya me imagino jejeje.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agresivos, conocí casos de cazador cazado, cuando, en alguna Navidad, alguien quiso matar un cerdo para comer.
      Un abrazo, José.

      Eliminar
  92. A veces se encuentran perlas entre los cerdos, como poetas entre vagabundos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una comparación muy adecuada, los poetas con perlas, digo.
      Un abrazo, Camilo.

      Eliminar
  93. "El arte viene de los lugares más inesperados, y brindo por ello."
    Fue parte de una respuesta a Susana Camps, más arriba.
    Nada más cierto que eso. Y me uno, aunque no invites, a ese brindis :)
    Gran micro, de los que me gustan.
    ¡Saludos, Humberto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi intención dejarte fuera, Sergio. ¡Brindemos por ello!
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  94. Que maldadezinha Tião Gavião, diria a Penélope Charmosa kkkkkkk, adorei a maldade, somos assim não somos ? (brincadeira). Teus personagens se tornam cada vez mais claros para mim, ciúmes de irmãs...quem nunca teve um ciumizinho e teve vontade de fazer uma maldadezinha dessas ? O amor, nunca queremos dividí-lo com ninguém, até hoje acho que o amor de minha mãe e do meu pai são só para mim, mas tenhos mais irmãos...
    ps. Meu sempre imenso abraço.

    ResponderEliminar
  95. Rsrsrs, você me fez lembrar do Tião Gavião, rapaz, que saudade!
    O amor geralmente é muito possessivo, não tem jeito com isso!
    Um abraço, Jair.

    ResponderEliminar
  96. Jajajaja, me has hecho recordar algunas cosas de mi infancia... Cuando mi padre tenía una buena manada de puercos y a mi no me empujaron, caí entre ellos y mira si quisieron comerme, menos mal que llegaron a tiempo. Un gran relato. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De qué te has salvado, mi querida Julie...
      Muchas gracias y un beso enorme.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?