17 de octubre de 2012

Magere Brug


Se encuentra en el Centrum de Ámsterdam, en el cruce entre la Kerkstraat y el río Amstel, es un estrecho puente peatonal que cuenta una historia. Exactamente así como lo afirmo: un puente que cuenta su historia a todos los que lo atraviesan. Con un arrullador golpeteo de olas de fondo, una voz masculina relata que dos hermanas ancianas que vivían en las márgenes opuestas del río tuvieron que hacerlo construir para poder visitarse con mayor asiduidad, ya que -por serios problemas de salud- no conseguían caminar todo el recorrido hasta los otros dos cruces que había a demasiados metros del lugar.
Me quedé escuchando la leyenda por mucho tiempo, se repetía -alternadamente- en holandés y en inglés, pero cada vez que la oía me parecía la primera. En fin... quizás toda esta perorata de un puente que cuenta su biografía haya sido una fantasía creada por el Hash Pop que acababa de comer (es un caramelo, qué embromar, acá está permitido), pero a eso que habita en mí y que intenta escribir cosas bellas, es probable que -esta vez- se le haya escapado un retazo de Verdad.

216 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por los comentarios para ‘Rebajas’.

    Les dejo un fuerte abrazo y mi eterno afecto por el apoyo que le dan a este blog.

    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Una bella historia
    que toca el corazón,
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, MTeresa.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  3. DEFINITIVAMENTE, TODAS LAS HISTORIAS SON MUY INTERESANTES. GRACIAS POR COMPARTIR.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gran halago, ReltiH, muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Conocia la historia por un amigo que vivó muchos años en Amsterdam y me la contó. No importa si es real o una leyenda urbana de esas que se inventa, a veces, la gente para hacer más entretenidos los lugares, lo ciaerto es que al leerla de nuevo en tu blog me ha parecido igual de entrañable que la primera vez que la oí.
    Besos de gofio, viajero incansable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vieja misma canción, los intérpretes son los que cambian.
      Un beso, Gloria, y muchas gracias.

      Eliminar
  5. Querido Humberto, esta vez has escrito también una cosa bella aunque tenga tintes de verdad o de leyenda.
    ¡Qué bien te lo estás pasando, viajero!

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mos, se mezcla un poco de todo en esta corta entrada.
      Un abrazo... y a seguir viajando ;)

      Eliminar
  6. Sabe que a coisa que eu mais sonhava era ter uma ponte com o meu nome e ser feita especialmente para mi? Que presentão!!! Não precisa de ser grande, uma como a Magere Brug e móvel. Já viu,à frente da minha casa estava sempre levantada e só baixava quando entravam os amigos. Desta maneira, tinha sempre a porta aberta porque não havia perigo de assaltos... Não? acha a ideia maluca?? Mas ofereceram uma às velhotas Margere?? Pois é no meu país é capaz de ser dificil rsrsrsrsrsrsrs

    Beijinhos Humberto
    Flor
    P.S.: Ese caramelo tinha gosto a qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se eu pudesse, contruiria uma para você... talvez já exista uma entre nós e pode ter o teu nome, sem dúvidas!
      Tinha gosto de hashish mesmo... êêêêêêêêê!
      Beijinhos.

      Eliminar
    2. Como ela é móvel, uma parte tem o seu nome e a outra parte tem o meu. Está bem assim? êêêê (gostei do seu riso).

      Eliminar
  7. Todos los puentes cuentan historias porque se han construido para unir, para acercar y entrelazar.
    Nuestros pasos dejan sus huellas en esos puentes. Y tú has percibido algunos.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonita interpretación, estoy de acuerdo, los puentes unen, como éste de las palabras.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  8. Me suena, creo que hace tiempo me la contaron, aunque no estoy segura o tal vez sea la manera como tú la cuentas que parece dotar a tu texto de ese aire de leyenda conocida.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un poco de todo en esta entrada, Elysa, leyendas, verdades, sueños... esas cosas que tanto nos gustan.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  9. !!Hola,Humberto!!

    Una bonita leyenda,es como la vida misma,esos puentes son necesarios para conservar el cariño y la belleza de la amistad.

    Me encantaría conocer Ámsterdam,tengo amistades q han estado alli y dicen q es digno de visitar.

    Un post precioso.Muchísimos besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las leyendas urbanas se reciclan, se renuevan en cada 'contador', Celeste, eso me encanta.
      Es una ciudad muy bonita, pero no hay que quedarse sólo con el circuito turístico.
      Muchos besos y muchas gracias.

      Eliminar
  10. Me encantan este tipo de historias, sean verdad o mentira. Dicen que siempre hay un poso de verdad en las leyendas urbanas; luego, llega la imaginación, la poesía, la literatura en suma.
    Gracias por esta historia tan bonita. Nunca he estado en Ámsterdam, pero si alguna vez voy, buscaré este puente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Búscalo, Isabel, es una de las pocas recomendaciones que doy, búscalo y quédate un tiempo escuchando la historia del puente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Siempre existen lugares especiales, muchos hablan de seres de otro mundo(son los que yo conozco), el tuyo es bellamente enternecedor
    El amor de dos hermanas y el tratar de estar juntas, es obvio que los límites los ponemos cada uno de nosotros.

    Besos y apapachos Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otros mundos, otras realidades, más o menos lo mismo, lugares que nos generan una gran incógnita. El problema es cuando el límite lo pone otro, allí se termina la Libertad.
      Un beso enorme, Ame.

      Eliminar
  12. Si el Hash Pop es bueno, cualquier historia puede ser alucinante.
    bssoss

    ResponderEliminar
  13. Es una historia muy bella de amor fraternal, yo tampoco me cansaría de escucharla :)
    Un abrazo :3

    ResponderEliminar
  14. debe ser una historia real, porque en la vida estamos tirando puentes entre nosotros, por amistad, amor o solidaridad
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De alguna forma lo hacemos, Omar, y eso sí que es gratificante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Dicen que no hay mujeres feas sino copas de menos, y yo digo que no falta imaginación, faltan caramelos.
    Salud amigo Dib

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a llevar unos cuantos para Buenos Aires, quién te dice que suceda algo... imaginativo, al menos.
      Un fuerte abrazo, James.

      Eliminar
  16. Cosas bellas, verdad, se te escapó? Sino ya prescribió la máxima que tenes escrita allá arriba...
    "Adorable puente se ha creado entre los dos" dice Cerati, aquí entre "las dos". Linda historia contó ese que habita.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me escapó, Dana, pero es sólo un jirón de verdad, nada como para preocuparse.
      El que habita a veces se sale con la suya.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  17. Pues digo como otros tertulianos; sea real o ficticia, la historia es muy bonita. Más puentes tenían que haber para que la gente y la humanidad en general se comunicasen mejor.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de cierto, Rafa, es sólo cuestión de intentarlo, de alguna forma en muchos ámbitos lo logramos.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  18. Me gusta, Sr. Dib. Transmite el espíritu de Ambsterdam, una ciudad para llegar y no marcharse nunca.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro, me alegro de que te gustara.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  19. Me hizo llorar no se porque, me parece que estoy sensible!
    Gracias por este momento de magia.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué decirte... espero que sea un llanto de emoción positiva.
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Fue un llanto positivo Humber no te preocupes!

      Eliminar
  20. Y tan bello que ha sido lo que has escrito! un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Muy sentido Dib, un abrazo.


    Marcos

    ResponderEliminar
  22. Un puente que habla y te cuenta una historia, "su" historia, y que lo construyó el amor. ¡Quiero ir a Amsterdam!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que el caramelito ése no me hizo demasiado efecto, es así como lo relato, Mirella... o más o menos así, qué más da.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Si hubiese conocido la historia hubiese travesado el puente pensando en las personas, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno nunca termina de saberlo todo, Mari, así son las cosas, tal vez por suerte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Muy bonita la Historia del Puente y esas dos hermanas que se visitaban y unían gracias a su construcción.
    Como decía Isaac Newton:
    "Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes."
    Un gran Relato lleno de sentimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la reflexión, Pedro.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  25. ¿era un caramelo con suero de la verdad? o algún elixir permitido en los países desarrollados???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vayamos para el lado de elixir permitido en los países desarrollados ;)
      Un beso.

      Eliminar
  26. Groetjes van Argentina Dibje! Pas op voor den Hash Pops o vas a terminar con el kont kapot!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más bien con la hoofd quemada, pero son licencias vacacionales, nada de que preocuparse.
      Un abrazo, Ato.

      Eliminar
  27. Nop, kont no es lo que estás pensando, no sos una meisje...

    ResponderEliminar
  28. cruzar por un puente es algo que siempre me gusto;
    desde ahora lo voy a hacer más lentamente,
    esperando que me cuente su historia...
    Hermoso relato. Gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la primera vez que me sucede, pero nunca tan vívidamente. Hay que experimentarlo... lo de atravesar un puente escuchándolo, digo.
      Muchas gracias y un beso, Fernanda.

      Eliminar
  29. Me parecio un cuento muy tierno, el de las ancianas y el tuyo.. como esas muñecas rusas que llevan otra adentro.


    Besos Humber.

    ResponderEliminar
  30. Definitivamente el puente y la historia tienen su magia oculta. Lograron sin mucho esfuerzo que te mimetizaras por un momento con el espíritu del lugar y escribieras -esta vez- haciendo prevalecer esa parte que vive en vos y que emerge en oportunidades muy especiales. You know what I mean.
    Big hug, my darling! Cheers!
    P/D: Estoy convencida que los caramelos no tienen nada que ver. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. René Girard, gran estudioso de Shakespeare, asegura que la fuerza creativa de la obra del Bardo radica en su poder de mimesis, ¿será verdad?
      Sería magnífico mimetizarse con cada objeto y leerle el alma.
      A big kiss, my BeeBee.

      Eliminar
  31. En Paris existe el puente de los candados que los amantes han dejado allí, tirando la llave al Sena, para dejarlos como simbolo del amor que les une...tanto en Paris como en el puente peatonal de el Centrum de Ámsterdam hay algo en común: el Ser y su necesidad de ser, es decir, de vivir, de comunicar, de querer perpetuarse y dejar huellas.
    Qué bien Humberto...también Macondo produce realísmo mágico!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es sorprendente la necesidad de perpetuarse que tiene el ser humano, sea a través de lo que fuere.
      Gracias por dejar este comentario, Gustavo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  32. Creo que en muchas ciudades los puentes tienen su historia. En mi ciudad tenemos el puente de los alemanes, este puente fue un regalo de Alemania al pueblo de Málaga por salvar del naufragio a un barco alemán, pero la historia cuenta que al principio nos mandaron arroz y otros productos alimenticios los cuales se perdieron por el camino. Para que no volviera pasar esto Alemania nos regaló un puente para cruzar el rio .

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia muy interesante, Fus, me encantó eso del doble regalo, pues el primero fue fallido. El puente allí está, entonces.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Realmente el lenguaje es pobre, no el suyo dib, si no la lengua en general. Porque: que se le haya escapado un retazo de verdad qué significa en el fondo, que no la pudo asir y se fue en la corriente del río murmurante de olas bajo el puente o que usted reprimía esa verdad y se le escapó para aflorar en el texto haschístico. No creo porque la hachis es muda. je adios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo mío es más básico: Jamás digo la Verdad. Esa parte que se me escapó, puede que tenga que ver con el caramelito, pero todo esto es puro cuento.
      Por cierto, ¿no dicen que la Verdad es muda?
      Un abrazo, Garriga.

      Eliminar
  34. y otra cosa más a riesgo cierto de ser pesado. (sepa disculpar, dib) la pregunta es la siguiente, usted come esos caramelos porque están permitidos, o sea que a donde va hace lo permitido, es decir que si viaja al país talibán o no se donde era, usted le cortaría el clítoris a las mujeres? je no creo. Lo tengo en alta estima dib.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le disculpo casi todo, Garriga. En realidad, siempre hago lo que tengo ganas de hacer, permitido o no, como comer ese caramelo(tal vez esto sea un retazo de Verdad); ya cortar un clítoris no creo, aun habiendo tenido padres de ese país que menciona (esto es muy Verdad).
      Gracias por la alta estima, amigo, en eso hay reciprocidad.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  35. Hola Humberto, imagino lo bien que lo estas pasando por esos lares, como se nota el oficio de escritor para contarnos lo que ves.
    Le pones poesía y una cuota de misticismo a un puente dándonos una imagen única de lo que para nosotros sólo sería un simple puente.
    Lástima que alguno compre caramelos nacionales y diga estupideces.
    Un abrazo amigo, que sigas disfrutando el mundo.
    Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, todo lo que vemos son simples cosas, es nuestra visión y el alma que le pongamos lo que hace de una piedra un monumento.
      Muchas gracias por tu mensaje, Luis.

      Eliminar
  36. ...espero no le hayas hecho ninguna pregunta...porque...y si te hubiera contestado...
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ahí tienes razón, no se me ocurrió preguntar nada... Uf ;)
      Un beso.

      Eliminar
  37. Ya se ve, la necesidad de más puentes, infinitos puentes...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como el que hay entre vos y yo, Darío.
      Abrazos.

      Eliminar
  38. Estuve en Amsterdam y no lo vi...bonita historia, los puentes siempre son necesarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez ése fue el problema, había que escucharlo. Lo digo en serio, ¡eh!
      Un beso.

      Eliminar
  39. El hombre necesita crear leyendas para darle a sus fantasías tintes de realidad, para ello utiliza objetos, en este caso un puente para darle más credibilidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde siempre, José Manuel, para que tengas una idea, la Ilíada es mi libro de cabecera.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  40. Bonita historia. Hablas del arrullador golpeteo de las olas, yo también lo he experimentado al atardecer en alguna escollera, y es verdad que me hablaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero claro que habla, Marcos, no creo que alguien lo dude...
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  41. Entre la leyenda y la realidad, un relato con mucha magia.
    Gracias por compartir.

    Kari del TLF

    ResponderEliminar
  42. Escuché muchas historias de puentes pero de ninguno que hable. Si esos caramelos te hacen escuchas lindas historias quiero probar uno je.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, cuando era chico escuchaba lindas historias comiera lo que comiese, es para pensarlo, ¿no?
      Un beso y gracias.

      Eliminar

  43. ¡Lindísimo!

    ¿De qué nos sirve caminar por senderos paralelos si nuestros caminos no se cruzan?
    En lugar de tanto muro, tanta verga, que bonito sería construir más puentes para que las relaciones humanas fluyan y se mantengan.
    Yo agradezco a este puente que tendió Internet, porque gracias a él tengo la suerte de llegar a tu hermosos blog, y especialmente a tu amistad.
    Disfruta a tope de este hermoso viaje y seguro que estás haciendo acopio de bonitas historias para escribirlas a tu regreso.
    Un beso enorme Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso comentario, Lore, realmente me ha llegado, eres una persona muy tierna.
      Gracias a los puentes entonces.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  44. Respuestas
    1. Eh... yo no quería decir nada, los actos fallidos sólo se interpretan en la consulta del analista ;)
      Más besos.

      Eliminar
  45. Todos los puentes hablan, lo que pasa es que no en todos hay caramelos para poderlos escuchar... Sin puentes no hay historias. Precioso Humberto! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había pensado en eso, es verdad, no en todos los puentes hay caramelos...
      Muchas gracias, Julie.

      Eliminar
  46. Humberto tal vez el puente sea lo suficientemente perspicaz como para contarle a cada interlocutor la historia que le gustaría oír, y vos te dio esta versión que quedo encantadora en tus palabras, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ésa es una buena historia, Tomás, un puente que le cuenta a cada uno la historia que quiere (o puede) oír.
      Un fuerte abrazo y gracias por la visita.

      Eliminar
  47. Normalmente las historias que cuentan los puentes suelen ser de parejas que quedaban en él lejos de las miradas curiosas, de crímenes cometidos en su seno siempre de noche... pero nunca se me habría ocurrido que para visitarse dos hermanas hicieran construir uno.
    No habría sido más práctico haberse ido a vivir juntas a uno u otro lado?.
    Claro que entonces se perdería la mágia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú te diste la respuesta, no hay mucho más que agregar. Bueno, sí, que gracias por tu comentario.
      Besos.

      Eliminar
  48. has cumplido la premisa de tu blog: No me pidan que diga la Verdad, algo en mí intenta escribir cosas bellas. Y LO HAS LOGRADO SEA VERDAD O LEYENDA...
    un saludo
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus siempre amables palabras, Carlos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. en cuba había una historia de un puente... en los años 70 había un slogan publicitario socialista que decía: HOMBRE PRECAVIDO, VALE POR DOS... resulta que un hombre precavido llega a este puente y traía unas bolsas que pesaban 10 kilos cada una y el pesaba 70 kilos... al llegar al puente lee un letrero que decía... PESO MÁXIMO 70 KILOS. El hombre se detuvo y calculó su peso mas el de las bolsas y vio que se pasaba del peso máximo... y se dijo, HOMBRE PRECAVIDO VALE POR DOS, ASÍ QUE MEJOR DEJO LAS BOLSAS Y PASO SOLO... Al ir por el medio del puente, éste se derrumbó... hasta hoy las autoridades investigan por qué se derrumbó el puente...

      Eliminar
    3. No sé por qué tengo la sensación de que las autoridades NO van a encontrar las causas. Tu historia me recuerda un dicho MUY usado en Buenos Aires: puede fallar.
      Gracias por la anécdota.

      Eliminar
  49. Casi seguro que fue el efecto del hash pop tomado en ayunas. Hay una leyenda que dicen que la ingesta de hash pop en ayunas genera historias de puentes, aunque no se esté cerca de ellos.

    Saludos Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo hubiera sabido antes, NO habría comido nada ;)
      Un abrazo, Jaal.

      Eliminar
  50. As lendas encantam e as verdades emocionam!
    E tu escreves maravilhosamente bem.
    Grata por avisar-me!
    Um abraço amigo e carinhoso pra ti.
    Ivany

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigado, Ivany, suas palavras são muito amáveis.
      Um beijo.

      Eliminar
  51. Yo quiero puentes cercanos que cuenten historias, quiero escuchar relatos, ya me estás pasando lo que te tomas...jajaja.
    1 beso Humberto.

    ResponderEliminar
  52. Es así, tal cual lo cuenta el puente, Humberto, en todas las lenguas. La debilidad y las limitaciones que imponen la salud y el paso del tiempo te hacen echar mano a recursos propios o que imaginás y construís a partir de tu creatividad con los que jamás pensaste siquiera que contabas en la fortaleza y la plenitud de tus días. Una lección de vida leer esta historia contada nada menos que por la solución que tanto buscamos en esos momentos que a todos nos tocan tarde o temprano. Me guardo la historia en el corazón en este momento tan especial para mí en el que necesito construir puentes para seguir adelante con mi travesía existencial. Me encantó.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que haya sido especial para vos, Fer, es decir, que haya servido de puente a tu corazón, alma o como quieras llamarlo.
      Va mi cariño en estas palabras.
      Un beso.

      Eliminar
  53. Sí Humberto, pero cuándo empieza la historia...cuentas que cuenta....pero se interpuso el caramelo....jajjaj.
    Me encantó el cuento que terminó con la introducción. Te lo digo en serio. Eso es saber qué cosas decir.
    Un beso de jueves Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Genessis, y eso es saber qué decirle a un tipo que intenta contar historias... ficticias, verdaderas, qué más da.
      Un beso del día que quieras.

      Eliminar
  54. Hola Humberto ,yo escuche esa leyenda hace algunos años en un viaje que realice a Amsterdam ,me pareció muy tierna y muy bonita aunque no se si es verdadera pero la guía nos aseguró que era real
    Es bueno creer en lo bello , de lo contrario ¿que nos quedaría?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente la guía también comiera Hash Pops.
      Yo también creo en lo bello, por eso no creo en mí ;)
      Un beso enorme y gracias, Luz.

      Eliminar
  55. Humberto, debo disculparme contigo. Sabiendo que ibas a Amsterdam no me acordé de prevenirte del embrujo del puente Magere Brug. Nunca debiste cruzarlo, esa historia que cuenta el puente es cierta, pero eso no es lo preocupante, sino que dice la leyenda que todo extranjero que al cruzarlo oye su historia, sea en la lengua que sea, quedará hechizado para siempre y obligado a volver a atravesarlo cada año, so pena de ser víctima de una cruel venganza.Yo tuve la suerte de que al no hablar ni holandés ni inglés, quedé exenta del embrujo pues no entendí la historia que me contó.
    Por eso me dirijo a todos tus amigos y les pido que si cruzan el puente en el futuro y oyen la historia en francés, español o catalán, me lo adviertan, por favor.
    Los españoles no podemos viajar cada año a Amsterdam mientras nuestra economía siga en manos de la señora Merkel y sus bancos.
    Os estaré a todos muy agradecida.
    Reitero mis disculpas, Humberto y te mando un beso desde el Mediterráneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El relato de las rebajas te lo comenté por correo.
      + besos.

      Eliminar
    2. ¡Y ahora me lo dices!
      Encima soy de creer en todas las leyendas que existen en las ciudades, en la mía también hay una muy bella, pero ya tendremos la oportunidad de hablar de ello.
      Voy a tener muy en cuenta lo que me pides: francés, español o catalán.

      Y claro que leí tu mail, el cual agradezco más que si hubieras comentado acá.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  56. Bueno, los Puentes siempre unen, que más da( si es a a dos hermanas o dos punto de un río), seguro que alguna verdad hay.

    Bello relato, o leyenda o lo que sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente eso: lo que sea.
      Un beso y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  57. Very cool blog. Interesting posts. ;)
    Nice atmosphere guests with you here on the blog. ;]
    Yours. Have a nice day. !

    Follow me on facebook fanpage and blog
    I'm very concerned about this, please. :)
    https://www.facebook.com/pages/In-another-light/413836138693856

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. To be honest, I found it odd that you asked me to follow you but you didn't become a follower as well. Doing numbers?
      Cheers!

      Eliminar
  58. Hola, le dejo un premio en mi blog (18/01/2013) http://memoriasculturaylibros.blogspot.mx/ !!!, Me gustan mucho los temas que trata, son muy útiles, las historias divertidas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, X, luego voy a verlo, pero desde ya te agradezco mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  59. Buenos días!!! Me ha gustado mucho esta historia de las dos hermanas. Me ha hecho recordar unas palabras de Mario Benedetti, que dice que hay que tender puentes, no levantar muros y que muchos somos albañiles de muros. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, demasiados albañiles de muros.
      Gracias por la cita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  60. Qué lindo! No sé si es verdad, o invento tuyo. Esta vez decido creérmelo. Ámsterdam es una de mis ciudades favoritas.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacés bien en creerme, me encanta que me crean, te lo confieso.
      Beso enorme.

      Eliminar
  61. Me ha gustado la historia. ¡Qué más da si es real o no lo es!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de una buena historia (no digo que ésta lo sea), nadie pregunta si es verdad... ¿o nos convertimos en historiadores?
      Un abrazo, Antorelo.

      Eliminar
  62. Pues no sé si será verdad o no Humberto, pero este tipo de historias siempre guardan un buen sabor, es preciosa. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  63. Esta historia la habia oido ya cuando estuve en Holanda, no se si es verdad o mentira,pero me parece fascinante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No deja de sorprenderme la cantidad de veces que me mencionan si es verdad o mentira... No está mal, sólo me llama la atención.
      Creo que hay un poco de todo.
      Un beso, Pakiba.

      Eliminar
  64. ¡Me encantanlas Leyendas, y esta es muy bonita!.
    Gracias Humberto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. Conocía la leyenda de este puente con las dos hermanas. No sé dónde la había leído. Es muy linda, sí.

    Llegúe a la actualización de casualidad por otro blog que te tiene linkeado. No me llegó la actualización al correo como es habitual. ¿Habrá sido por alguna modificación de feed?
    Ahí veo si suscribo nuevamente para que llegue. Saludos van!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez tuve muchos problemas para mandar el aviso de nueva entrada, no sé qué está sucediendo. Por suerte hay muchos caminos, ¿será por los puentes?
      Un beso, Sandra.

      Eliminar
  66. Un retazo de verdad se escapó entre las letras de un café de Amsterdam, una tarde de Enero, entre alboroto y canales, bicis y educadas damas.

    Yo escuché que un tipo con pinta de loco iba escribiendo en una servilleta, con unos ojos de iniciado y un corazón al abordaje. pero igual es pura falacia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tenía pinta de loco, bueno, ya sabemos cuál era la causa... Aunque algunos dicen que siempre tiene ese aspecto.
      Un beso y gracias, Albada.

      Eliminar
  67. Bonita historia de amor... la de dos ancianas hermanas, la de tu cabeza y tu corazón. Gracias precioso Hum-hombre. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Raque, siempre es bueno tenerte aquí.
      Besos.

      Eliminar
  68. Pues bueno, un poquito de verdad a veces también está bien, sobre todo si es una verdad a medias o que sólo se asoma. De todas formas, el relato me ha gustado...sigue siendo diferente, es distinto a los demás...y ha dejado entrever los pilares de ternura en que se apoya ese puente. ¡imaginé a dos ancianas cruzando por el para poder estar un ratito juntas!. Mi cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por recordar siempre ese intento de innovación que este blog propone.
      Un beso, Paqui.

      Eliminar
  69. Hola Humberto!!!!
    Pues a pesar de que pueda ser verdad también es muy bello lo que nos cuentas, porqué no pudiera ser real???
    Creamos que a veces también, existen actos humanitarios, como crear ese puente para las hermanas y endulcemos algo más nuestras vidas con caramelos si es posible, jaja!!
    Me gustó que siempre que escuchabas la historia se te antojase nueva.

    Un gran abrazo para un gran escritor!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia te lleva a otra y ésa a otra y así andamos: relatando.
      Gracias, Estrella.

      Eliminar
  70. Sigue siendo hermoso y literario lo que cuentas, aunque no sea ficción. La mirada del escritor es como una lupa que se nos presta a los lectores para acceder a otra realidad. Y ya somos adictos a esa lupa.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, la lupa del lector embellece hasta le más pequeña de las piedras. Agradezco que me consideres uno... escritor, digo ;)
      Beso.

      Eliminar
  71. Bonita historia que nos trasladas, ya sea verdad o fruto de los caramelos.

    ResponderEliminar
  72. Ahh....Humberto que placer leerte. Me he ausentado tanto tiempo, de aqui, de alla, tal vez también de mi.
    Hoy estoy, hoy paso, hoy te leo y te reconozco en esa forma tan especial y hermosa de decir. Que placer leerte.
    Un gran saludo, para un gran escritor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, los ciclos de la vida nos llevan y nos traen, pero sólo nos dejamos 'traer' cuando creemos que algo vale la pena para volver.
      Un gran cariño y mi agradecimiento.

      Eliminar


  73. Dices verdad, este puente, construido hacia 1860 en madera, lo fue por la insistencia de las dos hermanas. Ámsterdam tiene 1300, que son muchos puentes. En el año 69 del siglo pasado, vaya lejos que parece dicho así, compré en esta ciudad mi primera máquina fotográfica. La pena fue que lo hice en los últimos días de mi estancia en Rotterdam por motivos laborales, y me perdí un montón de recuerdos.
    Encantado de que hayas refrescado mi memoria.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfredo:
      Me alegra que conozcas parte de esta historia.
      Me hiciste recordar las veces que uno compra cosas a último momento.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  74. Me ha parecido un argumento precioso para un corto. Y es que todo lo holandés es tan bello... sobre todo Amsterdam

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno que te haya gustado!
      Ámsterdam es una bella ciudad, es cierto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  75. Humberto..." Magere Brug "

    Es interesante lo que compartes de tus viajes, sea fantasìa o no, puede llegar a ser, fabricar un puente imaginario o no para unir el amor de dos personas.

    ¡¡¡ Me ha encantado !!

    Gracias por seguir compartiendo felices momentos
    de tus vacaciones.

    un beso desde Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Doris, me quedan pocos días de vacaciones, eso sí :)
      Un beso.

      Eliminar
  76. Querid HDib quem sabe retornando consiga prosseguir ao atrvessar tua ponte.
    Meu carinho meu respeito meu abraço minha saudade.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeu mesmo, Jair, você é um cara muito legal.
      Um abraço.

      Eliminar
  77. Humberto:
    Esos caramelos de madera los regalaba el turco Jorge Asís, a su vuelta de Holanda. Quizás te hayan hecho ver otra realidad. Casi fuiste un chamán, por pocos minutos, diría...
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un Chantán, jeje.
      Un abrazo, Arturo, muchas gracias por la visita.

      Eliminar
  78. Lashistorias, se convierten en leyendas cuando son contadas bervalmente y mas cuando se pierden en la lejania d los siglos. Espero que te salieras,con el imeil de Marta,Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leo tu comentario mientras veo el mapa de Olesa de Montserrat, quién te dice convirtamos en leyenda la historia del brasileño que vive en Argentina y que quería (a toda costa) visitar a su amigo.
      Una abraçada.

      Eliminar
    2. Desde luego, si fue una odisea:par vosotros,que corristeis todo el pueblo.Pero te estoy agradecido,por el esfuerzo que represento por tu parte:Una abraçada

      Eliminar
    3. Una bella Odisea, Julio, pero prepárate porque pienso repetirla, ¿vale?

      Eliminar
    4. Vale Humberto, Vale? cuando quieras

      Eliminar
  79. Estos son los reltos que me gustan. Estan llenos de humanidad, cariño fraternal y son entrañables. Gracias amigo por compartir tan bellos escritos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josefa.
      Son muchos los estilos que ejercito (o intento ejercitar) en este blog. A veces, algunos coinciden con el gusto de unos, otras con el de otros, nunca es suficiente, como la vida misma.
      Un beso.

      Eliminar
  80. Sea realidad o ficción dan ganas de saber más de esta historia(voy a documentarme)...y expresado como lo haces tú, es enriquecedor.
    Recibe mis saludos.
    Anna J R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anna.
      Siempre me sorprendes con tus perfiles.
      Un beso.

      Eliminar
  81. El puente es precioso,.asi como la historia que nos cuenta,.Un abrazo,.desde el Alamillo,.otro puente,..con su historia.....@...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es es Sevilla, no? Ya tengo otro objetivo que cumplir, otro puente que conocer.
      Un abrazo, José María.

      Eliminar
  82. contar historias, como el puente.
    ser puente entre historia e historia.

    abrazo*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un puente interminable (ojalá) y muchas veces cansador, no puedo negarlo.
      Un beso, Silvia.

      Eliminar
  83. Si es verdad o no, da igual. El caso es que siempre nos dejas algo de tí.

    Besos Hum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea, mi querida Ion, dejar algo siempre.
      Un beso.

      Eliminar
  84. Pues voy a tener que oírla en directo. En septiembre estaré en Ámsterdam, así que ya te contaré si escuché los susurros a pie de puente.
    Entrañable historia, si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te di las coordenadas (geográficas) exactas, luego dime qué te parece.
      Un beso.

      Eliminar
  85. Siempre un placer recalar por tus letras

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras.
      Un besazo.

      Eliminar
  86. ¿Puentes parlantes? Eso me suena a fantasmagórico. Después de todo, en la segunda guerra, hubo reparto de tiros entre ingleses y alemanes para conquistar los puentes holandeses. Para mayor información, ver la peli "Un puente demasiado lejano".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sonaba fantasmagórico, pero puede ser, tengo que pensarlo mejor.
      Gracias por el dato, voy a informarme sobre esa peli.
      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  87. Y si el puente siguiera hablando...
    Estoy segura de que guarda maravillosas historias, algunas, mejor no conocerlas, seguro que nos harían llorar.
    Me quedo con ese abrazo que, a no dudar, se darían esas dos hermanas.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy probable que también tenga historias de guerra y muerte, pero esas no las contaba, los puentes también saben callar.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  88. Bella historia de amor filial.


    Saludos Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, Malque.
      Un beso.

      Eliminar
  89. Un puente habla porque tiene miles de historias, no creo que tu caramelo te haya obnubilado, mejor es creer que te abrio la mente.
    Tierno y con mucho de leyenda.

    Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nos dejamos llevar por lo que ocurrió el la 2° guerra mundial, ese puente debe tener sus historias crueles, pero a mí no me las contó... por suerte.
      Gracias, Luis.

      Eliminar
  90. LOS CUENTOS SON MUCHO MAS LINDOS CUANDO ALGUIEN TE LOS DICE ESO ES ALGO QUE NOS QUEDO DE CUANDO ÉRAMOS CHICOS.
    SI CADA DIA CUENTA UNA HISTORIA NUEVA YO IRIA AHI A ESCUCHARLAS, TE LO JURO.

    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginás, Christian, las veces que pensé en subir los audios en vez de los textos escritos... Alguna vez lo voy a hacer.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Yo me apunto a eso!!!, y a devolverte la sonrisa física retratada!!!

      Eliminar
  91. Yo me apunto a eso!!!, y a devolverte la sonrisa física retratada!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gran aliciente, así que va a estar entre las próximas actividades de este blog.
      Un beso, Raque.

      Eliminar
  92. Hola Humberto, ¿por dónde andas ahora?
    He metido una entrada en mi blog en la que formas parte como protagonista.
    Un placer haber estrechado tu mano.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  93. Un puente que según cuentan la historia, el puente y vos, acerca. Acerca aunque esté tan lejos de aquí... un lugar de encuentro. Si alguna vez paso por allí, recordaré primero la historia que contaste vos que es la verdadera al menos ahora y en este espacio. Qué será más grande? La construcción de un puente, el afecto de dos hermanas o el posible encuentro en un puente tan lejos a través de las palabras que cuentan tu historia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pregunta muy difícil de responder, también creo que depende de cada persona. Hasta me parece intuir tu respuesta, que es la que más vale, después de todo.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  94. Hermosa hitoria la que cuentas, Humber! No importa si es verdadera o no, es mágica y tierna.
    Un beso

    ResponderEliminar
  95. Así de cierto, qué importa el nivel de realidad, si es una historia.
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?