8 de enero de 2013

Rebajas


Ante todo quiero aclarar que las temporadas de rebajas me enferman, no soporto estar más de media hora recorriendo una tienda sin comenzar a sentirme, literalmente, asqueado, pero por alguna razón extraña (amor, tal vez) siempre acabo acompañando a mi mujer en esas dos semanas de correrías. No es tan grave, me convenzo. Sin ir más lejos, el año pasado no sólo la escolté, sino que me dejé atrapar por el furor adquisitivo. El último día de rebajas de invierno de Primark, tomé dos bolsas y comencé a llenarlas con objetos tan feos como inútiles. Contagiado por esa necesidad incontrolable de adueñarse de cada prenda que afectaba a todos los que se encontraban allí, agarré a una anciana que estaba probándose unas pantuflas de felpa y la arrojé adentro de una de mis bolsas. Al llegar a la caja, el dependiente la pasó por el lector de código de barras y me indicó que costaba 5 libras. Me resultó un precio bastante razonable tratándose de una señora mayor, así que la compré. Se llama Claire, hace casi un año que la tenemos en casa, nos llevamos muy bien. Ella hace su vida y nosotros la nuestra, aunque por la tarde nos juntamos en la sala a comer bollos y a tomar el té, y los domingos salimos los tres a pasear por el Hyde Park. Todo parece estar en perfecta armonía, pero a mí ella no me engaña, más de una vez pude leer en el brillo de sus pupilas que nunca terminó de perdonarme por no haber comprado también las pantuflas de felpa.

309 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para ‘Cul-de-sac’.

    Poco a poco comienzo a recorrer algunos blogs.

    Un fuerte abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Divertido post sobre el infrenable consumismo. Con razon cada vez mas la gente opta por las rebajas online.
    Feliz 2013 desde NZ
    Edwin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos online no tienes que padecer empujones y otras cosas, pero yo necesito tocar las cosas, qué sé yo, soy muy siglo XX.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  3. jajajaja lo que hace la mercadotecnía... eso de las rebajas es mera trampa... primero le suben y después le ponen el descuento o le suben al precio a otras cosas.
    Pero en tu caso, te salió mas caro que la pantufla de felpa... cuanto te has gastado de té y de panecillos jajajajaja
    Un abrazo.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quieres decir que la vieja estaba cara? Mira qué estrategia para que alguien se la llevara... ;)
      Un abrazo y muchas gracias amplificado.

      Eliminar
  4. Buenísimo, de verdad. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. rsrsrsrsrsrsrsrssrs eu não costumo ir aos "saldos" mas se é assim que se pode carregar uma pessoa e passar pela caixa, não é mole não!!!!

    Para os próximos saldos eu vou!!! rsrsrs

    Beijinhos
    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas não entendi ao certo, você quer ser o 'produto'? rsrsrsrs.
      Beijos, minha querida.

      Eliminar
    2. rsrsrsrsrsrsrsrs não!!!! Eu quero é trazer o produto. Bem, conforme o preço claro!

      Eliminar
    3. Blz, entendi... há muitos produtos interessantes, hem!
      Beijinhos.

      Eliminar
    4. Agora fica para a próxima e quero ir na abertura para poder escolher melhor.

      Beijos!!!

      Eliminar
  6. ¡Por fin sé de dónde salieron las pantuflas de felpa que encontré dentro de mi bolsa de rebajas, enredadas con otros objetos que tampoco recuerdo haber comprado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algún lugar tenían que ir a parar, mira dónde estaban... gracias por el dato.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  7. Algo que soluciona los ataques de querer comprar todo que uno sufre en la época de rebajas, es la crisis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrategias, tal vez... La crisis llegó a todos lados, yo quiero mi anciana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Se me escapó la carcajada en alto al leerlo :)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mejor agradecimiento que una risa espontánea... claro, siempre y cuando el texto intenta ser divertido.
      Un beso, Moona.

      Eliminar
  9. jajaj genial!!
    Confieso que en Primark te agarra una euforia que no lo podés evitar!! Aún sin ser época de rebajas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primark es un vicio, siempre hay algo más que podría llevarse, bueno, no sé si una señora mayor.
      Un beso, Sol.

      Eliminar
  10. De todos modos fuiste la salvación de Claire, aún sin zapatillas afelpadas. Destila humor e ironía.
    Mis saludos

    Anna J R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad... ¿qué habría sido de la pobre Claire si nadie se la llevaba?
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  11. Excelente no se puede decir mas!
    Gracias a ti por compartir estos relatos

    Lau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable, Lau, y gracias a ustedes los que leen.
      Beso.

      Eliminar
  12. Estos son los cuentos que mas me gustan de ti, los que transmiten ironía y verdades.
    Pensemos que la señora no la está pasando mal, no??

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de verdades tiene un límite, pero siempre algún trocito de realidad se cuela entre tanta fantasía.
      Un beso y gracias, Sabrina.

      Eliminar
  13. Yo pensé que la habías comprado para quedarte con su pensión.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué buena idea, Antorelo!
      Eso sí que es tener imaginación, allí se ve que eres creativo.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  14. Excelente!!!!! lo leí hace un rato y todavía no se me borra la sonrisa de la cara; pero x las dudas voy a revisar las bolsas del último ataque consumista, no sea cosa que alguien esté viviendo en mi placard...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fernanda, por consentir ciertos... 'caprichitos', pero tiene una lógica. Prometo recompensarte a la brevedad.
      Yo tuve a un tipo viviendo conmigo por 3 meses, estaba en el bolsillo interno de un saco, hay que tener cuidado.
      Besos.

      Eliminar
  15. HUMILLE NEGRO USTED HUMILLE!!
    QUE GRANDE ME HACES MORIR DE RISA.
    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grcias, Christian, sos exagerado, pero se perdona ;)
      Un abrazo hacia Córdoba.

      Eliminar
  16. Muy bueno Humberto, perfecto para estas fechas de locura consumista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de cierto, ya no saben qué comprar... los que pueden, eso es bueno aclararlo.
      Un abrazo, Jorge.

      Eliminar
  17. El Gran Capitánmartes, enero 08, 2013

    Un blog que nunca defrauda!! Te leo hace un año y no dejo comentarios siempre pero eres un vicio, amigo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Capitán? OK, Gran Capitán ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. ¡Pues a revivir, Tania!
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  19. jajaja ...Barata te resultó (pienso yo) la adquisición...tomando en cuenta que ella lleva en si misma la sabiduría de los años, y eso,amigo...no tiene precio!!

    BUENÍSIMO TU RELATO, HUMBERTO!

    Asi que el amor es una extraña razón,ah? qué dirá tu mujer???

    ABRAZOS HASTA ALLÁ...
    QUE DISFRUTES DE UN MUY BUEN AÑO, AMIGO.
    (Y OJO CON LAS PRÓXIMAS REBAJAS)... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó que hayas detectado ese guiño sobre el amor, te confieso que era más marcado, pero decidí quitarle peso. Sin embargo tú lo agarraste al vuelo.
      Llegaron los abrazos, Maritza, muchas gracias.

      Eliminar
  20. Jajaja que bueno cada vez que vea unas pantuflas de felpa me acordaré de ti. Yo las uso desde hace muy poco tiempo, ya que siempre he estado por casa con zapatos o zapatillas hasta la hora de acostarme, será que ahora me va pegando más por aquello de ir haciéndome viejo. Yo odio también las rebajas porque creo que es un camelo, aunque la verdad es que tengo bastante paciencia para esperarme cuando la mujer sale de compras. En una sociedad consumista como la nuestra la gente se vuelve loca con las rebajas, y efectivamente muchas veces nos cargamos de cosas, que luego se pregunta uno; ¿Y esto para que carajo lo quería yo?... joder que bueno lo de la vieja

    Un abrazo Humberto: Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hiperconsumismo, de eso no hay dudas. Yo no llegué a comprar una vieja, pero no estuve tan lejos, ¡eh!
      Cuídate y vuelve a las zapatillas, las pantuflas de felpa no van.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  21. JAJAJA muy bueno, pero qué hubiera pasado si no está rebajada ¿Te la habrías llevado?

    Siempre un placer leerte. Hasta siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, al precio normal no la habría llevado, obvio.
      Muchas gracias, Teresa, un beso enorme.

      Eliminar
  22. Sinceramente a mí me da igual tanto si algo está en rebajas como si no, odio ir de tiendas y punto. Sobre todo las de ropa, no soporto esos líos de tallas y probarse todo tipo de prendas. Jaja por eso pienso que, en el caso de la historia, te llevaste lo único que merecía la pena de la tienda ;)
    Un abrazo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si hablara la voz del escritor, creo que estaría completamente de acuerdo contigo, pero ¿para qué quitarle la poca magia que tiene este blog? Que no hable el escritor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Absolutamente genial Humberto!!! Tremendo nuestro consumismo! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Winnie0, eres MUY amable.
      Abrazos...

      Eliminar
  24. Humberto me ha encantado tu fino humor, yo soy enemigo de las rebajas y de las aglomeraciones, esas cosas se las dejo a mi mujer.

    Lo importante es la sonrisa que me has dejado con tus maravillosas compras que aunque no son ponibles ni comestibles comen que es distinto.

    Un afectuoso saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las mujeres adora ir de compras, te aseguro que nunca deja de sorprenderme cómo pueden estar horas probándose ropa y esas cosas... Un misterio.
      Muchas gracias por tu sonrisa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. No reniegues de las temporadas de rebajas. Gracias a ella, has hecho una muy buena compra llevando a Claire.
    No obstante, creo que no haber comprado además las pantuflas de felpa de Claire, ha sido un olvido IMPERDONABLE...

    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo negarlo, fue imperdonable, ¿cuánto podrían costar?
      Un beso.

      Eliminar
  26. Jajaja
    Que bueno!!
    Me gusta el primark aunque prefiero ir sola,compro mejor en solitario.
    Un beso HD!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, yendo solo tienes la oportunidad de elegir sin presiones ni apuros.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  27. Siempre he pensando que un blog con tropecientos comentarios, no necesita tropecientos uno.

    Un comentario para decirte que me has arrancado la carcajada.

    Saludos, ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, el comentario tropecientos uno puede brindar un gran apoyo también.
      La carcajada es el mejor halago.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  28. por que no haberle comparado las pantumflas también, ummm que tacaño te viste, es la diferencia entre un hombre y una mujer , cuando una mujer compra se lo lleva con todo y accesorios jejeje

    muy buena historia Humberto, hasta me vi en esa tienda soy compradora compulsiva!! :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la mente del hombre: NO compramos las pantuflas, teniéndolas allí al alcance de las manos. Al menos pensándolas como un accesorio, como bien dices.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  29. Humberto..... jajajajj nosè que decirte, me ha dado risa y làstima a la vez pobre viejecita jajjaj.
    No soy de comprar en las rebajas, siempre he pensado que son mentiras, a ver si hago lo mismo que tu y me aparezco con un viejito en casa y no me agrada tomar mate jajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que aún funcione... para tomar mate, digo ;)
      Un beso, Doris.

      Eliminar
  30. (Miro con la cara pegada como un absoluto pez jugoso en la vitrina de tu tienda) (quedan los mocos pegados al vidrio) (Don Humberto, afuera hay un tipo que dice que lo quiere asesinar) (no se preocupe, es un tipito que no daña a nadie) (AH SÍ MALDITO, ¿NO DAÑO A NADIE?, ¿Y TÚ NO DAÑAS?, ¿NO ES DAÑO ROBARSE A MI MADRE Y HACER UN TEXTO CON DICHO ACTO) !!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tu madre la está pasando de maravillas, no vengas a generar problemas aquí! Por cierto, me debes 3 mil libras por todo lo que esa vieja está consumiendo en mi casa.
      Abrazos pero con reservas.

      Eliminar
    2. Te hubieses robado a mi hermana ya te debería unas 70 mil libras!!!!

      Abrazos sin reservas.

      Eliminar
    3. Podemos conversarlo, y si tu hermana es una adolescente, una menor de esas que en tu blog causaron tanto prurito a ciertas almitas tiernas e inocentes, pago 200 mil YA.

      Eliminar
  31. jajaa qué bueno! La verdad es que yo no soporto las rebajas. Pero ni eso ni ir de compras. A veces me engaño a mí mismo y me digo "venga va, vamos a comprar cosas que no necesito" Pero es llegar al lugar, ver todas las cosas que en realidad no necesito y empezar a cabrearme. Además las tiendas te hacen sentir mal. Te dicen "hey, no estás demasiado bueno como este maniquí" o "mírate en este espejo, no piensas hacer algo al respecto"? Y acabo asqueándome y volviéndome a casa un poquito más rastafari de lo que era.

    Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, cuando la ropa no nos queda como a los maniquíes, dan ganas de romper la vidriera, que es más o menos siempre ;)
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  32. ¡Hombre, Humberto, comprendo a la pobre mujer! No te hubiera costado mucho más habértela llevado con pantuflas... ¿Aún la tienes descalza?
    Me hiciste reír, gracias.
    Un abrazo.
    Javier M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Javier, es un honor tener tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Pues quizás te hubiesen salido más caras que la propia Claire.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segurísimo, porque las pantuflas no estaban en oferta.
      Un beso, amiga.

      Eliminar
  34. A mi las Rebajas me resultan asfixiantes y llenas de artificialidad y desproporción consumista.
    Despanpanante, satírico, irónico y sagaz Relato...Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos varios, Pedro.
      Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  35. Humberto:

    Esta es una buena manera de graficar eso de la parafernalia de este mes de rebajas que tanto atraen y, literalmente, enloquecen a tantos. En realidad, mucha gente se lleva a casa un montón de porquerías que no sirven para nada, sólo por el hecho de estar rebajadas de precio. Y lo peor es que con eso de las rebajas los grandes almacenes están engañando a sus clientes ya que, antes de las rebajas, los precios de sus artículos eran tan altos que al "rebajarlos" todavía siguen ganando. A mi me pasa lo mismo que al de la historia que nos ofreces Humberto, después de cinco minutos yo no aguanto ese infierno, menos mal que a mi esposa tampoco le gusta eso.
    Un abrazo Humberto y te dejo un abrazo sin rebaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que hay toda una estrategia de mercado, pero cómo nos enganchan...
      En lo personal, no soy de ir a rebajas, pero si al pasar por una vidriera veo algo que me gusta, entro y lo compro, listo, sin tantas vueltas.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias, Gustavo.

      Eliminar
  36. Eres sorprendente! Es un gran relato para reir y pensar, uffff! Si todo el mundo se llevase a casa ancianas o ancianos en rebajas, se acabarían muchos problemas... Jajajaja, a mi tampoco me gustan las rebajas, los lugares con mucha gente no los soporto. Un placer leerte, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julie, señalaste todos los objetivos del texto. Lo dije hace poco: te considero una gran persona.
      Un beso.

      Eliminar
  37. Jajaja!!! Muy bueno! Irónico e hilarante y con el sabor "british" que me hace reír con gusto.
    Confesión pública: NO SOPORTO LAS REBAJAS. Bah, no soporto tanta acumulación de gente. Me crispa esa marea humana que parece una marabunta a punto de devorarte!
    Ok! en Tower Records hice desastres pero no había tanta gente ;)
    Seguí divirtiéndote, profe!!!
    Big hug for you!
    P/D: Fue mail!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo que acá están a full Primark, H&M, Gap, Next, Top Shop, etc. Imaginate de dónde saqué la historia. No podía no escribirlo, así, con doble negación.
      Thanks for your email, BeeBee.
      Cheers!

      Eliminar
  38. ¿No sabrás a cuánto estaban las adolescentes vestidas de colegiala, por un casual? Jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas NO estaban en rebaja, X. Por cierto, el 1 de enero a eso de las 4 de la mañana vi una adolescente en el metro londinense que me detuvo el corazón... después me sentí un viejo baboso, la verdad, pero tendrías que haber estado allí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  39. Buen humor ante el tedio que suponen las rebajas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mejor escape, dicen: el humor.
      Muchas gracias, Arantza.

      Eliminar
  40. Ya me veo arrastrada en volandas en las rabjas de 'El Corte Inglés', a ver si cae una breva similar y atrapo ¡¡por lo menos!! las pantuflas de la anciana, las que se quedaron en Primark, con tantas prisas, tanto corre que te corre.
    Y es que nadie da duros a cuatro pesetas.
    El caso desenfado y humor. La crisis no deja margen ni para rebajas.
    Me voy a 'Puerto Venecia', el último grito en Zgza. A ver si compro o si vendo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos en El Corte Inglés las pantuflas van a hablar en español, pues mira que el inglés tiene sus trampas y puedes estar comprando lo que no quieren vender.
      Un beso.

      Eliminar
  41. Muy bueno Humberto, pero cuidado porque cuando se sepa que pagas por atender bien a los ancianos muchos de los que están en esos "centros de cuidados intensivos" van a preferir estar contigo....!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien te dice que no tenga el alma más caritativa de lo que creo y termine acogiendo a varios. No estaría mal.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  42. Finalizo el día con una gran sonrisa. Gracias :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podías dejarme más feliz...
      Gracias a ti.

      Eliminar
  43. Muy buen blog!!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  44. Jajajaja, pero mira que la viejecilla va a terminar saliendole muy caro, mejor la devuelves a la tienda y que ella compre sus pantuflas, no?
    Muy bueno Humber.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, algo hay que hacer, la situación no puede quedar así.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  45. ¡Buenísimo, Sr. Dib! ¡Hilarante! Hubo un momento en que pensé que le habría encontrado una etiqueta de MADE IN CHINA a la Sra Claire.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que la tuviera, es que no le revisamos los pliegues, ¡es una seora mayor después de todo!
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  46. Hola Humberto!!!!

    Destornillante!!!
    No puedo imaginar la cara de la anciana cuando vió que la metías en la bolsa, jajaja!!!!
    Las rebajas producen mucha histeria, no puedo con ellas, yo solo compro cuando necesito algo, independientemente de las rebajas.

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es la mejor decisión, querida Estrella, ¿para qué comprar algo cuando no se necesita?
      La cara... bueno, estaba tan asustada que cerró los ojos y se dejó llevar.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  47. :-D
    excelente! aunque debo decir que estuviste muy mal en no haber comprado las pantuflas!
    odio ir de compras, pero veré si me dejo tentar, en una de esas logro comprar un morocho musculoso de ojos verdes (después de usarlo, podré devolverlo y que me reintegren el dinero?)

    Un texto imperdible, como siempre.
    saludos Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya estaba poniéndome contento, hasta que leí 'ojos verdes', en fin, otra vez será.
      Muchas gracias, Escarcha, un beso.

      Eliminar
  48. '...pero a mí ella no me engaña, más de una vez pude leer en el brillo de sus pupilas que nunca terminó de perdonarme por no haber comprado también las pantuflas de felpa.'...Increíble, inédito...tiene ironía, humor y tanta originalidad que es sencillamente fantástico!!!...Y aparte, me alegro profundamente de haber aparecido hoy y a un día de su cumpleaños y pasa que no recordaba el blog, voy a su sitio y me encuentro con algunas salutaciones por el día de mañana...y me dió mucha felicidad encontrarme, entonces, escribiendo acá... y por si mañana no estuviera, pase un día maravilloso y muchas felicidades !!!

    ...un honor haberlo conocido por este medio y leer, siempre que pueda , algunos de sus cuentos....¡¡ hasta siempre !!!

    Mariana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mariana, pero ¡qué feo que te hayas olvidado de este blog, eh!
      Es un honor para mí que vengas, en serio. Un beso.

      Eliminar
  49. Tengo que decir, que a mi también me "asquean" las rebajas, pero claro si encuentras algunas "gangas" pues mejor, que mejor, aquí en España los titulares del Lunes fueron " Las Rebajas Más Agresivas" que ya con eso te da miedo salir de casa por si las susodichas, te atacan o algo, o te obligan a llenar las bolsas con todo tipo de cosas inútiles, a si que por si acaso me quedo en casa, hasta la temporada de primavera, no sea que entre tirón de jersey, probada de pantufla y pisotón de taconazo, me dé por meter en la bolsa, a algún político, ( cosa más inútil, imposible de encontrar) y a ver como lo paso por el detector de barras, eso se pone a "pitar" y tienen que venir hasta los "Geos" un horror, Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te llevas un político, no sólo no te van a cobrar nada, sino que van a pagarte para que lo arrojes por el inodoro... de un país limítrofe, ya que está.
      Un linda continuación, Jota.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  50. ¿A cuánto estaban las de 30?
    Un gran abrazo querido Dib

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende del nivel de baqueteo. Una medio baqueteada estaba 15 libras, para mí no es negocio, no sé vos qué exigencias tendrás, avisame y te llevo una.
      Pasé por tu blog y voté, pero mis fantasías no coincidían con las de los demás, uf.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  51. Que bueno hubiera sido conseguir una más joven, pero si esta en oferta por algo será.
    Mejor nos quedamos con tu humor que nos alegra para comenzar un buen año.
    Un abrazo maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, así la queremos todos, más joven, más joven, más joven cuesta miles, Luis.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  52. Bien por este toquecín de british humour, Dib.
    Saludos van

    ResponderEliminar
  53. Respuestas
    1. Un gran halago, Mery, se agradece de corazón.
      Besos.

      Eliminar
  54. Ja ja ja. fabuloso. lo comparto de inmediato en el face.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, David, eres un gran amigo.
      Abrazos.

      Eliminar
  55. Muy divertido. Y cuánta ironía¡. Por aquí son los ancianos los que nos adoptan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escuché algo al respecto y, te confieso, algo de eso quise transmitir, irónicamente, claro.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  56. Tan imaginativo y desbordante , como siempre.

    Pero no des demasiadas ideas, que al final nos venderán en las rebajas y se ahorraran las residencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, mejor hagamos de cuenta que ni lo escribí, los políticos son capaces de justificar sus acciones en cualquier cosa.
      Muchas gracias, Marcos, un abrazo.

      Eliminar
  57. Ahora se porqué jamás le pedí a hombre alguno que me acompañara de rebajas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho bien, a los hombres NO nos gusta ir de compras, así que terminamos haciendo cualquier desastre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  58. Querido Humberto, creo que por el doble de precio,unas 10 libras aproximadamente vendían unas jovencítas monísimas ,pero claro igual te podía haber traído problemas familiares o peor todavía personales.jajaja
    Un saludo LUZ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no las vi, ¿por qué sección estaban? Los problemas, bueno, todo se arregla ;)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  59. Gracias por arrancar la sonrisa en la lectura de este post. A mí no me gusta ir de compras y mucho menos de rebajas... es como ser un garbanzo más en la olla a presión de un delicioso cocido en el que no sabes que comer primero.
    He decidido que volveré a las tiendas para la nueva temporada.
    Un abrazo Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y pagando el precio que tengas que pagar, ¡qué embromar!
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  60. Creo que si tu esposa sigue sonriendo, está todo bien, solo que yo compraría esas pantuflas para que también sonriera Claire! jaja, muy divertido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claire sonríe, pero es en los ojos donde se le nota la rabia.
      Creo que voy a terminar comprando esas benditas pantuflas.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
    2. Tiene mucho merito el acompañar a la mujer en esas ocasiones.
      IUn abrazo

      Eliminar
    3. Más que mérito es un apostolado ;)
      Gracias, Icue.

      Eliminar
  61. Si bien era época de rebajas, además de las pantuflas que deberías haber adquirido, creo que la bronca pasa por... ¿5 libras nada más? Se ve que me quiero mucho (o no tengo abuelas que me doren la pildora) pero yo me ofendería! Jajaja!
    Este próximo año te conseguís otra viejita más así juegan a la canasta!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que decía la tarjeta con el código de barras, lo de las 5 libras no lo inventé yo, aclaro.
      Muchas gracias, Etienne, un abrazo.

      Eliminar
  62. ¡Preciosa tu parodia de las rebajas! Nos inoculan en vena el desenfreno comprador y llenamos la casa de cosas inútiles y hasta repetidas. Es una barbarie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así como lo dices, Francisco, porque este relato no nació de la nada, algo tuve que ver.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  63. Me encanta. En pocas lineas haces tres cambios de registro, incluyendo el divertido giro final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por detectar los movimientos técnicos del relato, de vez en cuando a uno le gusta que se noten esas sutilezas.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  64. Muy bueno,esto de las rebajas
    es una fiebre.

    Besos

    ResponderEliminar
  65. Quién sabe dónde acabara esa pobre anciana. Qué agradezca! Podría seguir una vida de maniquí o acabarla en un geriátrico. Que no chille por unas míseras pantuflas!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Darío, me di vuelta como un panqueque, esa vieja es una insoportable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  66. Que pena, porque si no llega a ser por lo de las pantuflas esta encantada de que la hayan adoptado y ademas en buena compañía.Estos detalles que se escapan a última hora.


    -Yo, no espero a las rebajas me niego a estar dos horas de cola cuando en Primark se encuentran cosas asequibles durante todo el año o en otras tiendas igualmente asequibles.Solamente si fuera una prenda de muchíiisima necesidad haría el sacrificio.

    Abrazos espero que este nuevo año comience con buen pie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Bertha. Creo que de alguna forma la adoptaron, con o sin pantuflas.
      Un beso enorme y lo mejor para ti.

      Eliminar
  67. Es que debiste de comprarlas también con le paquete de la pobre anciana, ahora esa pesadilla te perseguirá hasta que vayas y se las compres: no seas agarrado¡¡¡

    Besos.

    Me temo que tendrás que volver a las rebajas, cuando hayan acabado y ya no haya rebajas, para liberarte de esa pesadilla y que reine una total y perfecta paz en tu hogar.


    Bueno, me hiciste reir con tus cuentos, besos, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos días voy a buscarle esas benditas pantuflas, tienes razón.
      Muchas gracias, Amapola.

      Eliminar
  68. Seguro que la pobre anciana va estar mejor con vosotros que en un geriátrico, pero por favor ve rápido a Primark por si quedan pantuflas y completa su felicidad.
    ¡¡Genial!! Me ha gustado mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pedido de la mayoría, habrá que ir a buscar las pantuflas.
      Muchas gracias, José Manuel, un abrazo.

      Eliminar
  69. No te quiero desaminar nada, pero tendrás que volver , pero después de las rebajas para evitar tan angustiosa enfermedad de las rebajas, y bueno gastarte los dineros en la pobre anciana.


    Total, no creo que te vayan a costar tan caras. besos.

    Si no vas es ya por testarudez, y viviras con esa pesadilla en tu conciencia...

    Bueno, te comento doble por la doble ración de sonrisas, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que las pantuflas estaba a 3 libras, no debería haber sido tan agarrado.
      Gracias por el doble comentario: doble afecto.

      Eliminar
  70. jajajajja Voy a decirte algo...
    ¡¡Me hubiera encantado escribirlo yo!!
    Sencillamente genial.
    Besazo
    PD:Es cierto, debiste comprar tambien las pantuflas de felpa :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me haces pensar en las veces que uno desearía haber escrito el texto de algún otro, pocos lo confiesan, me encantó.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  71. FIRST AND FOREMOST: HAPPY BIRTHDAY YOU FRIGGING GOAT!!

    Ahora sobre el cuento: genial! Novedoso, fresco y sobre todo con un final inesperado, pero H-Man el brillo ese, no es por las pantuflas. Time to close the deal my friend...:-)
    Y en tren de confesiones, admito que soy medio "sucker for sales" - Suelo comprar los pulóveres en Agosto/Septiembre...En un viaje a Miami tuve que comprarme una valija (en una liquidación, obvio) para llevar todas las cosas que traje. Un sombrero lo usé sólo 3 veces, dos en una fiesta de disfraces...Está casi como nuevo. Lo liquido en $39,99 (pesos argentos, ok?) Abrazo grande y que termines bien el día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por lo del cumpleaños, Ato, en serio...
      Ahora me dejas pensando qué es lo que le hace brillar los ojos a la vieja, yo trato de no pasearme desnudo delante de ella.
      Lo del sombrero, paso, a mí me quedan horribles.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  72. Es que no tener ese detalle, ¡es imperdonable! Pero bueno, siempre lo puedes arreglar si vuelves a Primark y le compras unos guantes.
    Un abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Guantes? ¿Crees que lograré superar el trauma de las pantuflas ausentes?
      Muchas gracias, Carlos, feliz 2013.

      Eliminar
  73. Humberto, me ha gustado mucho el relato. Yo también odio comprar en rebajas, así que, lo evito, aunque sea en los primeros días que son los de más locura.
    Feliz Año Nuevo y un abrazo desde España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado, es un gran halago.
      Feliz año y un abrazo desde Inglaterra.

      Eliminar
  74. Es que si no compras el pack entero, hombre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que... me faltó presencia de ánimo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  75. Es lo que tienen las rebajas, que acabas comprando cosas que una vez las has comprado te das cuenta que no las necesitas, pero que las compras por el bajo precio que indican, a mi me ha pasado que he acabado gastando mucho dinero por cuatro cosas baratas y de mala calidad que si lo hubiera hecho por una prenda de vestir un poco más cara pero buena, pero claro al ver ese 50% y 70% engaña bastante jeje aunque no siempre sea así claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo suelo ser medido en las rebajas, por lo general compro lo más simple, medias, camisetas, esas cosas... por decenas.
      Un abrazo y muchas gracias, Isaac.

      Eliminar
  76. Interesante historia, pero estuviste poco inspirado. Tenías que haberte traído una chica cañón. El "pequeñísimo" inconveniente es que esas comen mucho, y también gastan un montón. Yo, rara vez compro cosas de rebajas. Si se me antoja algo, ha de ser, ya. No espero a que esté más barato. bueno, a menos que sea algo, demasiado caro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chicas cañón no había, Antonio, ése fue el gran problema. Y es verdad, te hacen gastar un dineral.
      Un abrazo.

      Eliminar
  77. Lo que hace uno por amor...Uds. adoptaron una viejita!!
    Y creo que su mirada no te reprocha lo de las pantuflas, eso es culpa, si la ves de otro lado son pupilas llenas de amor.
    Quién es capaz de cambiar un par de pantuflas por compañía, "bollos" y té...? Menos los viejos. Creo.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mirada muy positiva y esperanzadora del relato, me gustó, Dana, gracias.
      Besos.

      Eliminar
  78. Generalmente cuando iniciamos un relato partimos de una mínima (a veces no tan mínima) experiencia personal, para después deformarla, transformarla a través de la imaginación y echarla a volar convertida en otra cosa.
    Tu texto es muy divertido e impecablemente contado.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío nació (tal vez no debería decirlo) de una no tan mínima experiencia personal, todo lo demás es -como dices- dejar que la imaginación vuele y se pose donde le plazca.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  79. Me has hecho reír, tanta naturalidad ante una situación inverosímil extraña y divierte.
    Me pareció ver que hoy era tu cumpleaños. Felicidades. Y si no es así, pues felicidades también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi cumpleaños, sí, Sara, así que muchas gracias por el halago y el deseo.
      Un beso.

      Eliminar
  80. Graciosísimo el relato,sigue con la señora mayor, es lo mejor que tiene el Primark

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te haré caso, voy a seguir con ella ;)
      Un beso, Olga.

      Eliminar
  81. Me hiciste reir,aunque las rebajas no me gustan, no por el precio sino por la gente que sin necesidad compra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, por esa locura infernal de probárselo todo, ni quiero recordarlo.
      Un beso, Pakiba.

      Eliminar
  82. Un reemplazo de tía ... ese hombre podría haber llevado otra cosa, un zorrino, gato, cucaracha, algo menos molesto y que no sea consumista, o al menos que no sepa pedir...
    Me reí mucho del producto de tus felices vacaciones!
    Y hablando de FELIZ, FELIZ, MUY FELIZ CUMPLE DE VACACIONES!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el consumismo te atrapa, no hay cosa que no quieras comprar, más en países donde las rebajas son en verdad rebajas.
      Me alegro que te hayas reído.
      Muchas gracias, estoy teniendo un hermoso día, la verdad.
      Beso enorme.

      Eliminar
  83. Jajaja, siendo así me apunto a las rebajas, a ver si me hago con algún abuelete simpático.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay unos cuantos, pero tienen sus manías, te aviso.
      Un beso.

      Eliminar
  84. Humberto, la proxima vez bas LAS REVAJAS DE AUTOS: y te traes tambien a la modelo, que se apoya en el cohe,quizas arias un buen negoció,(bueno, se supone).
    Yo nunca e tomado parte de esta invitaciòn para gastar, en lo que no necesitas.Los navegantes que somos los trabajadores:hemos perdido el orizonte de navegación,y nos pillo el remolino del consumismo.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo no me di cuanta antes, claro, la rebaja de autos! Bueno, creo que hasta el 12 seguirán las rebajas, me quedan algunos días para ver en qué gasto más y más dinero. ¡Ay, maldito consumismo siglo XXI!
      Un fuerte abrazo, querido Julio.

      Eliminar
  85. Observo que no te falta sentido del humor, y eso me gusta. Observo que es tu cumpleaños y ¡te felicito con X tirones de orejas!. Observo que la ancianita quería sus pantuflas de felpa, ¡cómprale unas baratitas, por Dios!.

    Un abrazo sin rebajas de por medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que observas muy bien. Los tirones de orejas, que sean la mitad de los reales, por favor ;)
      Muchas gracias, Laura, y muchos abrazos.

      Eliminar
  86. Llevo 40 años esperando en la seccion de retales y oportunidades, hoy me han rebajado al 70 %, soy simétrico, mandibula prominente, pecho peludo, y hermético...preguntar en planta sétima por el chollo,
    Felix anno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, un producto difícil de vender ;)
      Veremos cómo lo logramos, no hay que perder la fe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  87. Qué quieres que te diga, Humberto: Yo entiendo a Claire, por supuesto. ¡Mira que dejarte las pantuflas de felpa! Haz el favor de volver a Primark e intenta buscarle unas. Verás cómo te pone otros ojitos.
    El relato estupendo, genial. (En los Primark de Madrid se agotaron todas las Claire el primer día; eso sí, pantuflas de felpa todas las que quieras a 1,99 euros)

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    Te felicito por tu cumpleaños porque estás hecho un chaval.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1,99 euros es una ganga, hay que ir a traérselas ya...
      Muchas gracias, Mos, con lo de 'chaval' te has ganado mi corazón definitivamente, je.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  88. Bueno, eso de comprar a una anciana y no comprar sus pantuflas es im per do na ble.


    Feliz cumpleaños también por aquí.


    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imperdonable, lo reconozco.
      Muchas gracias por lo del cumple, Malque.
      Un beso.

      Eliminar
  89. SIEMPRE TU IRONÍA MUY BIEN DIRIGIDA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  90. Yo hubiera comprado algo distinto una anciana... pero para gustos colores....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bueno, a veces no es cuestión de gustos, es cuestión de agarrar lo primero que ves: consumismo.
      Un abrazo, Odialex.

      Eliminar
  91. Agradable historia. Un abrazo, que tengas un lindo dia.

    ResponderEliminar
  92. Ja, ja, ja, ja, ja, me parto, es buenísimo!! Y casi te diría que real porque sé de gente que en Primark se lo lleva todo, hasta a las ancianas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablando en serio, una vez me quite una americana para probarme una prenda y un tipo ya se la llevaba, tuve que pararlo y decirle que la americana era mía y que tenía, por lo menos, 4 años. Fue en Primark.
      Un beso y muchas gracias, Lynn.

      Eliminar
  93. Un post con sentido del humor sobre una temporada horrible. No me gusta ir de tiendas, ni con rebajas ni sin ellas. Supongo que nací con algún defecto que hizo que perdiera ese gen que solemos llevar las mujeres dentro. Tal vez lo perdí en un empujón que me dieran en las primeras rebajas... no lo recuerdo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar, yo soy hombre y hay muchas cosas típicas que no hago como tal... otras sí ;)
      Un beso.

      Eliminar
  94. Jeje, de solo pensar en ir de tiendas ya me dan ganas de comprar todo, cuanto cuesta este blog? Jii.
    Besos, Humber

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este blog no se vende... sólo se regala ;)
      Un beso.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?