20 de mayo de 2013

Eso sí que es extraño


Después de una búsqueda concienzuda en las estanterías de una librería de viejos de la Calle del Marqués de Viana, encontró un ejemplar que le pareció adecuado: un Desgracia de J. M. Coetzee en perfecto estado. Compró el libro, lo guardó en la mochila y se marchó con paso entusiasmado. Ya en la calle, buscó un bar, entró, pidió un café con tres gotas de leche y comenzó una larga serie de movimientos ceremoniosos y dilatorios hasta que, finalmente, sacó el libro de la mochila. Lo puso frente a sus ojos y, con el pulgar derecho listo para levantar la portada, le susurró “ayúdame a soñar”, entonces se arrojó dentro del volumen.
Tras este episodio iniciático, se sucedieron muchísimos más. Los investigadores están perdidos, no encuentran una explicación coherente, y lo peor es que todo lleva a pensar que tanto hombres como mujeres van a continuar desapareciendo dentro de libros.
Meses de pesquisas e indagaciones se mostraron absolutamente inútiles, ninguno de los tantos y diferentes especialistas llegó a una conclusión. La investigación va a seguir hasta las últimas consecuencias, afirma -categórico- el Gobierno, pero lo que en verdad preocupa a las autoridades es que el número de personajes en los libros involucrados en las desapariciones jamás varió. Eso sí que es extraño.

305 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias a todos los que apoyan este blog.
    Un fuerte abrazo y que tengan una excelente semana.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. En estas estoy, Humberto, a expensas de darle coherencia a mi pesadilla lectoral. O lectoril. Y hallo este categórico "ayúdame a soñar”, me sumerjo dentro del post e interpreto si no seré yo tb uno de esos personajes misteriosos felizmente desaparecido, jejeje.
    El (des)Gobierno ya tendrá a quién investigar. ¡Que investigue, pues!

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro de que eres uno de esos personajes que hay desaparecido en algún libro, lo cual es un enorme y eterno placer.
      El Gobierno siempre patea la pelota, ¿no?
      Un beso, Pilar.

      Eliminar
  3. Hay quienes se pierden después de leer un libro, aunque no tan literalmente, otros encuentran la redención, muchos no entendemos nada de lo que leímos, aunque este suceso que relatás jamás lo había escuchado. Me hace pensar que es cierto que la información provenga de tu parte, al Gobierno no le creo, por más categórico que haya sido.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desaparecer en un libro es el primer paso, en el mejor de los casos, luego puede suceder cualquier cosa. Es una de las pocas veces que coincido en que me creas más a mi que al Gobierno, sabemos de qué hablamos.
      Un abrazo, Rick.

      Eliminar
  4. Te sigo leyendo, Humberto. Soy de esas que se pierden, sumergidas en los libros...De alguna forma, encuentro el regreso.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que hay libros de los que no se regresa, a mí me pasa, pero es algo muy personal.
      Gracias por seguir leyéndome, BB.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola querido HUMBERTO!!!
    "Ayúdame a soñar!"...es tan simple como eso, cualquier libro nos puede hacer desaparecer de nuestra vida e introducirnos en ellos para vivir la vida de "otros".
    Con la imaginación viajamos a cualquier parte y a cualquier época, contigo también...ayúdame a soñar Humberto.

    Gracias Maestro, un fuerte abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago lo que puedo, Estrella, a veces te meto en una pesadilla, pero son los riesgos, ¿no?
      Y tú ayúdame a seguir creyendo en este medio.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. No sólo con los libros, eres cómplice de tal conspiración, casi me atrapas, me libre por los pelos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, pero qué pena, y mira que intenté convencerte!
      Otra vez será, Sergio.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  7. Difícil que nos identifiquen a la salida, ese libro ya nos habrá transformado irreversiblemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos nos transforman, aunque no todos para bien.
      Como quiera que sea, es preferible arriesgarse a quedarnos inmanentes a lo que creemos que somos... Perdón, me deliré.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. 'Ayúdame a soñar'. Qué intenso eso. Hay un temor a la decepción notable. A perder el tiempo sin encontrar el tesoro. A quedarse a media colina antes de empezar a soñar. ¡Qué buena idea!

    Un abrazo mi estimado Humberto. Me disculpo por pasar apenas hasta ahora. Estos meses han sido, bueno, de aislamiento.

    F:
    http://mistavilteka.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces creo descubrirme diciéndole eso a un libro, no porque me vaya mal en la vida real, sino porque me parece muy necesario vivir experiencias nuevas nacidas en otras cabezas.
      Nada de disculpas, Felipe, te confieso que también estoy pasando por un proceso de aislamiento, cada vez me cuesta más esconderlo... una tontería.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Ahora comprendo porqué hacen pagar la consumición antes de tomarla.
    A cuantos nos agradaría participar en las acciones de nuestro libro preferido. De hecho lo hacemos tantas veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Marcos, es muy bello lo que dices... o cómo lo dices. Más que nunca creo que lo importante es el cómo.
      Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  10. También puede uno desaparecer mentalmente, atrapado en la literatura de evasión, como le ocurrió a Don Quijote. Perderse en la Sudáfrica en conflicto que refleja la novela de Coetzee tiene que ser terrible: la ficción-realidad te traga, literalmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y luego te cuesta días volver a la cotidianidad, a veces más que eso. Evasión o intelectualidad, la literatura siempre es maravillosa.
      Un beso, Sícoris.

      Eliminar
  11. Humberto.." Eso si que es extraño "

    Tal vez la extraña sea yo que busco en un libro,
    pasajes de amor,esperando un bello final y si no
    se concreta,queda más marcado en mi corazón.
    Leer para soñar entrando en el personaje
    o sentirme identificada.
    Cuando no recibas más mis comentarios
    es que he desaparecido dentro de un libro

    un beso ( extraña o rara jaja )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces saldré a buscarte por los tomos que llenan mi biblioteca, estoy seguro de que voy a encontrarte ;)
      Un beso enorme, Doris.

      Eliminar
  12. Lei en varios lugares que estás por cerrar el blog, te pido por favor que no lo hagas, permítenos a los que te admiramos de verdad que nos sumerjamos en tus letras, que nos perdamos con tus personajes!

    Los personajes no varían pero el lector si!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema muy complejo, Stefanía, mejor lo tratamos en otro momento.
      Te agradezco esa dosis de ilusión que nos mantiene unidos.
      Un beso grande.

      Eliminar
  13. "Ayudame a soñar" e sonhamos de verdade. Eu tenho um problema é o problema com a concentração. Para mergulhar na leitura é preciso preparar-se e concentrar-se e eu às vezes dou por mim a chegar ao final da página e não ter lido nada. Para isso eu tenho o hábito de ler com um lápis na mão e ir sublinhando frases e até palavras que desconheço o significado. O problema é no ebook, não posso ter o lápis na mão. Aliás, posso, mas não posso sublinhar.

    Porque sera que é estranho? Sera que o pessoal está lendo menos?

    Beijinhos Humberto!

    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Também faço isso, minha querida, mas para marcar trechos bem construídos ou frases esmagadoras. Ainda bem que não cheguei a me interessar pelo ebook, porque é bem diferente, outra história.
      Olha, não tenho certeza de que as pessoas estejam lendo menos, mas sim estão sendo acanhoneadas com muitas palavras, palavras demais!
      Um beijinho, Florzinha.

      Eliminar
    2. Eu gosto do ebook porque é muito leve de carregar para todo o lado, inclusivé no banheiro jaja. Por exemplo noutro dia li um ebook que tem cerca de 800 paginas, se fosse em papel pesava muito. Lembra aqueles contos que você me mandou há tempos tenho-os no ereader e de vez em quando lei-os. Quando puder mande-me mais.

      Beijos!!

      Eliminar
    3. Tudo bem, eu vou te mandar mais, porém... porém... você ficou em me dar uma opinião, não foi mesmo? ;)
      Mais beijinhos.

      Eliminar
    4. Aiiiiiiiiiiiii!!! esqueci! Mas você lembrou! Valeu.

      Eliminar
    5. Sobre aquela palavra de ontem, cê leu a mensagem??

      Eliminar
    6. Li não, se vc quiser pode me dar uma resposta através do facebook...

      Eliminar
    7. Eu mandei a mensagem via facebook.

      Eliminar
  14. Bienvenido otra vez, Humberto, ayúdanos a soñar con tus textos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. EN ESTOS MOMENTOS MI ESPOSA DEBE ESTAR COMO LOCA TRATANDO DE LOCALIZARME... YA LA SIENTO, ME LLAMA, UNA, DOS VECES. NO RESPONDO, Y JUSTAMENTE ME SUMERJO EN TU RELATO Y DESAPAREZCO. CLARO ESTÁ, SIN QUE CAMBIEN EL NUMERO EN LA LISTA DE DESAPARECIDOS.
    MUY BUEN RELATO HUMBERTO.
    UN ABRAZO DESDE LA CIUDAD DE LA ETERNA PRIMAVERA... BUENO AHORA HACE UN CALOR DE LA CHING...
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sea cosa de que me uses como excusa si es que quieres salir una noche de parranda, Carlos... Ya veo que le dices a tu esposa que has quedado atrapado en algún relato de este blog. Me niego... bueno, a menos que tengas una compañera para mí ;)
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Zambullirse, desaparecer, bucear... No puedo negarte que es una fantasía mía desde que aprendí a leer. Quién no ha fantaseado con poner el cuerpo dentro de la historia? Con el tiempo se crece y se aprende a poner la mente allí y el viaje es tan o más maravilloso.
    A veces es una súplica porque la realidad te impide soñar, otras es solamente un pedido -casi de amigo a amigo- y vaya que la nobleza del libro te lo compensa. Otras tantas, te ayuda a encontrar la inspiración o la pulsión que se necesitan para seguir adelante...escribiendo.
    Desde el búnker del Oeste, a big hug for you, milord! xxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó esa referencia que hacés a la nobleza del libro, porque aún no siendo lo que esperábamos, nos deja una frase, una idea, una imagen, algo que es mucho más de lo que teníamos antes de abrirlo.
      Cheers, my BeeBee, soon we'll be talking!
      Kisses.

      Eliminar
  17. Infinitas gracias querido y admirado escritor por hacer que nuestra alma se sumerja en el bello manantial de tu relato.
    Existiendo escritores en el mundo tan excelsos como tu, es imposible que no nos perdamos en vuestras letras; para escapar de la realidad que hoy tan dura se nos presenta.
    Miles de besinos de esta amiga asturiana que te desea feliz inicio de semana con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ozna, eres una persona tan amable, siempre, que me cuesta encontrar palabras nuevas de agradecimiento.
      Ojalá vivamos perdidos en este mundo de ficciones y realidades no tan duras como las que nos presenta la realidad, como bien dices.
      Un beso tan grande como tu alma.

      Eliminar
  18. Humberto,

    Ojalá que lo seis millones de parados y los más de doscientos mil desahuciados de este país pudieran encontrar esa magia, perderse dentro de un libro y cuando decidieran salir, pensar que todo esto ha sido un sueño.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, no sé si has notado que este relato está localizado en Madrid, no es azaroso, mientras lo imaginaba, venía una y otra vez a mi cabeza la situación en la querida España.
      Yo creo que todo va a mejorar, tengo fe, siempre.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  19. Tras un sorbo de café, abrió el volumen y...
    Una enoorme bobaza de labios de papel, le engulló la cabeza succionando poco a poco el resto del cuerpo, hasta escurrirse completamente por entre los cosidos del lomo de aquel artefacto que lo digería entre jugos gástricos de letras, diluyéndose e impregnando sus páginas con la esencia de aquel pobre incauto que pasaría a engrosar una más de las misteriosas desapariciones de lectores compulsivos que tenían absolutamente desconcertada a la policía de medio mundo...¡¡tachán!!:))


    Muuchos besos HUMBERTO... no sé, será que tengo remordimientos por lo poco que puedo leer últimamente, pensando esto...me consuelo;))



    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un hermoso aporte a este breve texto, María, muchas gracias. Tienes siempre la imaginación lista para ocupar los espacios que hayan quedado, eso me fascina.
      Es cierto que hay momentos en los que no tenemos demasiado tiempo para nada, pero te aseguro que jamás permito que ninguna actividad me impida leer, son prioridades...
      Un beso enorme, querida.

      Eliminar
  20. "Ayúdame a soñar" que hermosa frase que marca el ritmo de todo el relato, soñar dentro de los libros, soñar con los libros, es todo tan mágico.

    Los personajes seguiran siendo los mismos pero los que lean no.
    Muy bello Hum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sumarte a la cruzada de 'los perdidos en las letras', Lula.
      Un beso grande.

      Eliminar
  21. Yo soy una de esas personas que me encantaría desaparecer en medio a un buen libro... aunque fuese solo una mera presencia, sin personaje... solo por el placer de vivirlo... ( aunque leyéndolo me siento allí, y eso es inigualable... )

    Un beso y mil más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, a veces, somos parte del decorado del libro, no es necesario que intervengamos en la historia, ya muy bien la lleva el autor.
      Muchas gracias por tu presencia.

      Eliminar
  22. Un libro también es buen sitio para perderse. Veo que sigues siendo tan original como te conocí.
    Saludos

    Joker

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fernando, a veces subo textos más realistas, pero uno siempre vuelve a su esencia.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  23. magnifico, estar sumergido en las paginas, de un libro
    Un gran saludo de un amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Juani, y por la palabra 'amigo'.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  24. A veces he experimentado esa sensación de perderme, por gusto, en un libro. Es algo maravilloso. Después de un tiempo siempre he regresado por mi propio pie, tal vez algún día no lo haga.
    Te deseo una muy feliz semana Humberto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si algún día no consigues regresar, en primer lugar, que sea porque te has quedado en un bello libro, y luego, avísame cuál.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  25. Hola Humberto, como estas? Es un placer encontrarte de nuevo por aqui y leerte.
    Despues de una larga ausencia, he regresado, pero mi blog no funciona bien y me he trasladado a otro en wordpress. Mi direccion es http://romekdubczek.wordpress.com
    espero verte por ahi :) un abrazo,

    Romek

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de venir de allí, Romek, has dejado un relato impecable, me encantó este reencuentro.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  26. Gup¡¡¡¡¡¡ tu lectura atrapa, trasporta..... que no me busquen donde me perdí, que me busquen donde anidan los sueños.

    Besos y Muchos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces será difícil de encontrarte, pero no imposible ;)
      Gracias por esos besos, intentaré utilizarlos con mesura.
      Más besos.

      Eliminar
    2. Solo los soñadores lo logran, y tu lo eres, así que de imposible nanay de la china.Mis besos utilizalos como te plazca, al igual que los sueños nunca se extinguen, se retroalimentan.

      Eliminar
    3. Mensaje recibido, pero te aclaro que soy malgastador e inconformista, voy a querer más...

      Eliminar
  27. Sí que es extraño e inevitable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿sabes qué? Hay gente que consigue atravesar su vida sin hundirse en un libro, muy loco y eso sí que es extraño. Doy fe, conozco a varios.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
    2. En serio? Eso jamás lo había escuchado...

      Eliminar
  28. Por favor, no leas esto con un café teñido con tres gotas de leche tibia.
    En la página 537 de una edición de Ulises, habita desde ayer otro ser perdido y abducido. Es Albada, la musa de vinilo y latex reforzado, que habiendo sido construida por el ingeniero electrónico Hans Müller, por un mínimo cortocircuito, se hizo humana.

    Se ignoran los motivos por los que, leyendo, fabricó tres gotas de agua salada, blanca como la leche, pero anda en busca y captura por supuesto robo. Ambos sabemos que es inútil toda pesquisa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre maravillado con tus comentario, Albada, más de una vez (por no decir todas) opacan el texto original.
      Por cierto, ¿cómo recuerdas lo del Ulises de Joyce?
      Yo conocí a un Hans Müller que era piloto de carrera de motocicletas, no sabía que también podía construir... construirte.
      Hace rato que dejé de pesquisar, ¿para qué si siempre da el mismo resultado?
      Un beso, mi querida.

      Eliminar
  29. Creo que merecíamos un relato ensoñador despues del golpazo anterior, me parecio muy bueno pero me dolió en el alma.

    Este es de los que dicen mucho con poco, gracias.

    Belen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, Belen, hay textos de toda clase y, como dice una persona que suele venir, todos bastante mediocres.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Humberto, no solo es extraño... seguirán muchos más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo, al final todos terminaremos viviendo en la Comunidad del Libro, allí seremos más felices, sin dudas.
      Gracias por la visita.

      Eliminar
  31. Hace décadas que las Mildreds de este mundo vienen augurando la desaparición del libro, pero los Montags se siguen reuniendo en bares, exposiciones y bosques con sus demás colegas a desafiar esta profecía. Igual, no quiero con esto desanimarte, pero si Pamela escribió Star, tampoco es como para hacer una fiesta. Leer se seguirá leyendo, pero it's downhill from here on..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay todo un tema que es complejo de tratar, pero creo que también somos responsables de ese downhill, deberíamos ser más cautos con las palabras, entregarlas con mayor cuidado, no sé, a veces son demasiadas palabras. Hasta yo me descubrí mirando la tele con atención.
      Un abrazo, Ato.

      Eliminar
  32. Yo quiero perderme en "Drácula" de Bram Stoker. A ser posible en un posadero con un establecimiento repleto de ajos y paprika colgando.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno eso de poder elegir el libro y una escena en particular, acabas de darme una idea, ojalá pueda plasmarla.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  33. Muy recurrente. Siempre hay libros que te atrapan, peor ¡hasta ese punto! Sería una experiencia maravillosa poder meterse en un libro como un personaje del mismo al que el escritor no ve y vivir a medias la narración de los hechos que en él se describen. Creo que hay alguna película sobre el tema, pero no recuerdo bien.
    Encantado de leerte, como siempre.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Junto con Borgo, en el comentario de arriba, me acaban de dar letra para un texto que, si puedo, voy a escribir en estos días. Eso es lo que llaman retroalimentación, me encanta, Carlos.
      Voy a averiguar eso de la película.
      Un abrazo de amigo.

      Eliminar
  34. Es cierto, qué extraño que el número no varíe...¿sabremos, en lo sucesivo, por qué...?
    Decirte que, en lo particular, el personaje que en la actualidad se me traga cada día, es el maestro Pablo Neruda y el sinfín de personájes satélite, -como los denomino yo-, que aparecen reflejados en sus memorias, "Confieso que he vivido". Cada lectura, amigo Humberto, hace que le rinda pleitesía al chileno, y qué gusto desaparecer dentro de un libro tan grande como ese...

    Espléndido relato con su pizca de inquietud. Gracias.

    Saludos afectuosos
    Sete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que estés pasando por un momento así, 'víctima' de un libro gigante, yo (lo reconozco) hace bastante que no me dejo devorar por nadie... no sé, estoy algo incrédulo.
      Muchas gracias por tu visita, un beso.

      Eliminar
  35. Creo que no se trata de un caso demasiado extraño. No existen estadísticas, pero son muchas las personas que han sido fagocitadas por las páginas de los libros y nunca más volvieron a ser las mismas personas. ¡Bravo a la imaginación fecunda!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de cierto, Francisco, yo fui pasando del estómago de un libro al estómago de otro, cual objeto rumiado.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  36. ¿Un libro que devora a los lectores? Pues más vale que los gobiernos mundiales guarden absoluto secreto, porque por miedo a ser devorados, la gente tendrá miedo a leer, y el número de analfabetos aumentará, drásticamente. Eso es la ruina de cualquier país civilizado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto, Antonio! Esto queda entre nosotros, no es cuestión de andar dando ideas así a los poderosos, que enseguida acaban con la humanidad.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  37. Respuestas
    1. Gracias a ti por venir a compartir un poco de fantasía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  38. Mira que tengo la experiencia de perderme dentro de los libros. El Estado no tiene nada que ver conmigo, es mi estado inconsistente el que me lleva a arrojarme en su volumen...

    Original manera de escribir Humberto. Me gustó mucho.
    Abrazos de lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Genessis, la inconsistencia es un estado maleable, lo que permite crecer y transformarse, me gusta mucho más que la seguridad de lo sólido.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  39. En más de una ocasión me he perdido leyendo un buen Libro.
    Un Magistral Relato.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién no, Pedro?
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  40. Humberto: Ojalá hubiese más personas que traten de evadirse por medio de la literatura. Desgraciadamente hay otros tipos de evasión bastante peligrosos. No tengo que enumerarlos, porque de sobra sé que tú los conoces. Incluso sabes que hay quienes se evaden por medio de la venganza y matan personas inocentes lanzando bombas o eligiéndose presidentes, aún cuando son un peligro potencial para su nación (mi país tiene uno así).
    Así que los que vivimos en los libros, definitivamente, somos los menos peligrosos...bueno, eso creo.
    Cariñosamente : Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo, querida Dora, pero, en términos generales, creo que hay menos sujetos peligrosos que viven de los libros que los otros, esos que hasta da asco nombrar.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  41. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  42. Hay también quienes nos perdemos en tu glob. La frase "ayudame a soñar" fue magnífica, le dio palabras a lo que espero de la lectura. Gracias x ayudarnos a soñar!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, Fernanda, por plegarte en este pequeño sueño colectivo.
      Un beso.

      Eliminar
  43. Yo necesito urgentemente devorarme libros, esto de estudiar me va a matar, cierto es que un libro nos ayuda a soñar, es como otro mundo, nuestro mundo por asi decirlo. Lo peor para mí es cuando me termino de leer un libro y ese vacio que se queda pidiendome leer más y más. En fin para mi tanto leer como escribir son dos formas que me ayudan a sobrevivir, me da lástima que la gente de mi edad no lo sepa valorar.
    Me dejaste con ganas de retomar el libro que deje, pero me conformaré con leer a Nietzsche y Marx para el exámen de mañana, aunque la verdad es que de escritores y personajes no me puedo quejar.
    ¡Saludos y el post me encantó! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Nietzsche y Marx no son malos compañeros, el problema es que no es lo mismo leerlos por voluntad propia que por obligación. Suele pasar, un mismo autor, hasta literario, pierde su encanto cuando nos piden que analicemos su obra o lo que fuere.
      El vacío de un libro se llena con otro libro, y así andamos, en una sucesión sin fin de historias, lo importante es que vivamos la nuestra y que seamos el protagonista principal.
      Un beso, Sandra.

      Eliminar
  44. A mi, mí marido me encontró por fínnnnnn.Estaba dentro de Alicia en el Pais de las maravillas!!!Intentaba ver las cosas de otra forma jajajjajajajja. Genialll Humberto eres un crack!!!!Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos te encontró, bueno, si era eso lo que tú querías ;)
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  45. Confieso que lo hice, desaparecí en mundos impensados. En mi adolescencia fue preocupante, porque cuando tenía que cerrar el libro, lo continuaba en mi cabeza y nada más existía.
    Describiste muy bien esa sensación de que el libro es un sueño que te atrapa y en el que te disuelves.
    Como no va a desaparecer el protagonista, Coetzee es un capo.
    Humberto, un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre recuerdo mi primer encuentro con un libro, fue como si me hubieran transportado a otra realidad y mi cabeza no podía volver a la simpleza de mi familia. Hasta temí que fuese adictivo, después constaté que sí, pero qué más daba.
      Un fuerte abrazo, Mirella, y gracias.

      Eliminar
  46. Yo últimamente me pierdo el series y películas. Cuántas historias por vivir y personajes que conocer sin salir de casa. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Moisés, hay épocas en las que el arte visual es más potente, no hace mucho pasé por una etapa así.
      Un fuerte abrazo y gracias.

      Eliminar
  47. Siempre me haces sonreír, de verdad. gracias. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu amistad, Amapola.
      Un beso.

      Eliminar
  48. Sabes lo que es bueno, no sólo tu escrito, sino leer los ricos comentarios que te dejan. Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno leer esto, Norma, hay gente que no les presta atención, yo que los leo todos puedo asegurar que hay comentarios maravillosos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Muy extraño, ya lo creo. Si el número de personajes no varía es porque los que se introducen no forman parte de la trama, deben ser espectadores y esos quedan fuera de control.

      Buena historia para investigar. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Es así, Yashira, solo espectadores que, de alguna forma, se integran a las historias.
      Muchas gracias por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  49. Sí, extrañísimo. Debe ser zurdo, yo levanto la portada conel pulgar izquierdo. Desapariciones, qué fechas dib. Supongo que sé donde estarán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Garriga, ya sabés por qué, te lo dije por mail.
      Es así, fechas complicadas, pero mucho mejores que otras.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  50. Lo que no me extraña para nada es encontrar tan buena lectura en tu casa!!!
    Y encontrarte acompañado por tantos fieles lectores, entre los que me cuento.

    Un fuerte abrazo, Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me da pudor la palabra 'fiel', pero no sé qué otra usar, tal vez leales, nobles algo así, lo cierto es que me llena de orgullo, principalmente porque muchos son excelentes artistas, como vos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  51. y haremos una comisión investigadora...para no hacer nada al respecto, mister sociólogo!...interesantes tu reflexiones, absolutamente falseadas, por aquello de escribir, sin mucho aphender, diríase de usted...no?! si?!...insólito e infragante, ameno y distante siempre!
    un abrazo fraterno, estes dónde estes!
    lidia

    www.nuncajamashablamos.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sos enigmática en tus apreciaciones, Lidia, pero creo que te entiendo.
      Lo que sí está claro es que me llega tu cariñoso abrazo.
      Un beso.

      Eliminar
  52. “ayúdame a soñar”, lo voy a implementar cada vez que empiece alguno.
    Muy lindo texto.
    Un abrazo.


    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo digo, en silencio pido que cada libro me de su dosis de magia.
      Muchas gracias, Pedro.

      Eliminar
  53. con ese libro solucionamos el problema de la sobrepoblación y la falta de alimentos. si thomas malthus hubiera conocido a su autor, j. m. coetzee, le hubiera dado no sólo el nobel, sino también, la orden de la jarretera, la legión de honor e inventaría la que haga falta porque bien merecida que la tendría por ser el pionero de tales desapariciones.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No demos ideas, Draco, por favor, no sea que algún trasnochado las tome y haga estragos, uf.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  54. Esto me aclara mucho mi "existir"
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi intención, pero qué lindo que lo digas.
      Un beso, Mery.

      Eliminar
  55. Valla, yo creo que no es extraño si se analiza detenidamente... A veces las personas prefieren ese mundo en lugar de la realidad y se adentran (voluntariamente) a ellos... Una vez estuve 3 dias encerrada en mi cuarto leyendo "El principito", "cien años de soledad", "Veronika decide morir" y "Obabakoak"... Creo que solo salia a comer y a... Bueno, cuando la naturaleza llamaba... Jaja... Esos libros tan tentadores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que es extraño es para las autoridades, la no variación del número de personajes, lo otro lo vivimos tantas veces que lo extraño sería que no sucediera.
      ¿3 días? Una buena marca, Karla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  56. Misión imposible para los investigadores. Los lectores nos seguimos perdiendo en infinitud de libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo imaginé, las autoridades van a fallar una vez más... ¡otra vez!
      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar
  57. ¿Por qué con el pulgar derecho?
    Eso si que es extraño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de cal: Eres la segunda persona que se da cuanta del guiño, es una de esas 'bromitas' que hago, creo que ya hablamos de ello, ¡muy bien!
      Una de arena: Lo demás ni te llamó la atención, ¡qué tristeza!

      Un beso, mi querida Ishtar.

      Eliminar
  58. Será que, en realidad, los lectores eras los propios personajes de los libros que tienen la inquieta costumbre de escaparse a dar una vuelta por Marqués de Viana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una hipótesis muy interesante, Amando, será cuestión de caminar más esa calle para ver si nos encontramos con Raskólnikov, El Quijote, el Capitán Ahab, entre otros.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  59. Qué bueno! A mí me encantaría poder desaparecer dentro de un libro, es una buenísima idea. Bueno, aunque un poco lo hago con cada libro que leo.
    Muy bueno el relato Humberto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo dudas de que lo haces, Eva, se nota cuando una persona ama la Literatura.
      Gracias por la visita.
      Un beso.

      Eliminar
  60. Pues sí que es extraño, qué duda cabe.
    Ahora, a ratos, estoy leyendo obras de terror. Casi mejor, estar perdido e involucrado cuando se trate de una obra romántica del medievo.
    Enhorabuena por el relato, Humberto.
    Te mando un abrazo, y ya sabes, volví a agregarte desde una nueva cuanta en Face porque me bloquearon la otra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suele suceder que me pierdo más en los libro de suspenso, terror o ciencia ficción que en otros, lo raro es que estos géneros no son mis preferidos.
      El Face vive castigándome, nunca entendí por qué.
      Un abrazo, Jorge.

      Eliminar
  61. ...que bueno e intrigante relato Humberto! Me ha encantado.
    Un placer volver a estar por aquí. Espero te vaya todo bien.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está yendo todo muy bien, Ramón, muchas gracias.
      Siempre es un placer verte por aquí, te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar
  62. Hermoso es desaparecer así, por propia voluntad. Otros nos desparecieron los libros y después a los que querían soñar...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que lo señales, Darío, hay algo de eso en este texto, dicho con cierta sutileza.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  63. Hay libros que te hacen soñar, y desaparecer en esos sueños, lo más interesante es saber volver de éllos aunque sea transformado.
    Del Gobierno ni hablar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que siempre volvemos con una transformación, a veces mayor que otras, pero los libros nos moldean. Eso, del Gobierno no...
      Un abrazo, José Manuel.

      Eliminar
  64. Me parece una explicación perfecta para toda esa gente que desaparece de tu vida. Si se van a soñar, fantástico.

    Lo malo es que luego no se les ve en el libro al que se han ido o son personajes sin relevancia en el mundo que se buscan.

    Me parece soberbio el hilo argumental, y ni te cuneto el final...

    Enhorabunea

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diste un paso más allá en la lectura, me encantó, decía Oscar Wilde que la literatura es forma y símbolo y que los que se animaban a zambullirse en los símbolos lo hacías por cuenta y riesgo propios.
      Muchas gracias y un beso.

      Eliminar
  65. Mi estimado Humberto, los personajes no varían porque las personas que se quedan en los libros, se hacen esencia con ellos, uno en sus letras, de otra forma se les podría encontrar.

    Las diferencias entre alguien que escribe y un escritor son esos miles de pequeños guiños al lenguaje, esas frases colocadas como sin importancia, entre el quid de lo contado, esos pequeños sobresaltos al leer. Tú eres un buen, buenísimo escritor,amigo mío, aunque yo no tenga ninguna autoridad para decirlo. Me gustas.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina:
      Quedarse en un libro es algo que constato siempre, muchos hay en los que me haya quedado, son libros que no puedo dejar de leer, cada tanto los tomo y les doy una leída superficial o íntegra, dependiendo del tiempo que tenga.

      Esos guiños (este texto tiene varios) hacen al efecto final, son muy necesarios, pero lo importante es que estén semiocultos, sin mayores luces, si no, se pierde el efecto.
      Por cierto, la autoridad para decir lo que sientes la tienes siempre, hables de literatura o de política. A los que escribimos, puedes confirmarlo, nos gusta más un 'piropo' de un lego que el de un especialista, lejos.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  66. ¿No habrá quedado escondido alguno entre alguna coma, detrás de un paréntesis? Bello relato. Hacía mucho que no andaba por acá: el tiempo tirano y sus exigencias.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo descubrieron detrás de título de un capítulo, en el índice. Pero logró escaparse, se sigue investigando...
      Un abrazo, Horacio, vos venís cuando puedas o quieras, así de simple.

      Eliminar
  67. Si no soñamos con el arte, donde lo haremos querido Humberto?
    Una analogía o metáfora que me encantó, gracias por volver.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay analogías y metáforas, pero lo importante es que nos hagan soñar.
      Gracias a ti por volver, Sabrina.

      Eliminar
  68. ¿Lo demás? Los ritos antes de abrir un nuevo libro o el deseo de huir entre sus páginas, es algo que de una manera u otra hemos hecho todos los que leemos. He pensado que estaba de más comentarlo.

    Un beso de arena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy muy tonto, querida Ishtar, necesito que me lo digan todo, si no nada me queda claro. Por otra parte, nada de lo que tú digas está demás, pensé que lo sabías... uf.
      Besos de harina.

      Eliminar
  69. Loquita por timartes, mayo 21, 2013

    Te extrané mucho no te imaginas cuanto. no vuelvas a desaparecer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO ESTARÍA CAGADO EN LAS PATAS CON ESA AMENAZA, JAJAJAJA

      Eliminar
  70. Con besos de leche y huevo hacemos un bizcocho!!!

    Me hiciste reír, mi rendimiento laboral cae en picado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  71. Un precioso relato, que me ha encantado, cuantas veces nos sumergimos en los libros, en sus historias en sus lineas y personajes, milagrosamente como relatas, cuando se busca a los lectores han desaparecido de los libros, pero estos siguen tentnadonos con sus ciertas promesas de libertad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta esa referencia que haces a la Libertad, pues de eso se trata, poder perderse en los libros, pero tener siempre la posibilidad de volver, cuando nos plazca.
      Un abrazo, Jesús.

      Eliminar
  72. Buen lugar para esconderse! Creo que todos lo hacemos a menudo...Yo ahora estoy caminando por "El Perfume"...me está masticando aunque no huelo tan bien como él...:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de los mejores lugares, sin dudas, Fedora.
      "El perfume" va a empaparte de una aroma maravilloso.
      Un beso.

      Eliminar
  73. Está claro... los personajes son caníbales.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario con creatividad, Toro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  74. Gracias por cuentos como este, con esa magia y simpleza que usas para transmitir tus ideas.
    Enhorabuena!!!

    Leonor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor forma de decir las cosas es de manera simple, Leonor, sin embargo, cuando el texto lo requiere, también se puede usar un lenguaje más complejo.
      Muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  75. Tal vez, los libros, sean el último reducto en el que se nos permita soñar...
    Y menos mal que, en ellos, no pueden meter la mano los gobiernos porque sino nos dejarían sin letras.
    Besos desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay gobiernos que se han metido en la Literatura, pero mejor no recordarlo.
      Muchas gracias por tu comentario, Belén, y un beso enorme sale para Madrid.

      Eliminar
    2. Amigo mío, en la literatura sí han metido, históricamente, la mano pero en las letras del propio libro aún no han aprendido a hacerlo. Ni falta que hace.
      Otro beso.

      Eliminar
  76. Me ha gustado mucho tu relato, cuánto dices en tan poco.. A veces necesitas perderte entre las páginas de un libro para olvidarte por unos momentos de la realidad que te rodea.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros siempre nos rescatan, Mª Rosa.
      Me alegro que te haya gustado.
      Un fuerte abrazo, gracias.

      Eliminar
  77. Visitando seu Blog, deixo um grande abraço. _______________LL

    ResponderEliminar
  78. No sólo el lector se pierde dentro del relato, nosotros al escribir formamos parte de él, es nuestro ser el que se siente parte primordial del mismo y allí somos nuestro sueño.
    No se que quise decir, pero te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se entiende perfectamente, Luis, y estoy de acuerdo con vos, al escribir dejamos parte de nuestro ser en las letras, muchos se dan cuenta.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  79. Perderse dentro de "Desgracia" o cualquier otro libro de Coetzee es fácil, solo hay que dejarse llevar y el libro te absorbe, una vez dentro las investigaciones por la desaparición, te importan un rábano.
    Abrazossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las investigaciones por este tipo de desapariciones buscadas y hermosas, nunca importan.
      Coetzee fue un ejemplo aleatorio, pero sirvió porque es un grande de verdad.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  80. Humberto, a mí me ha pasado algo extraño, por unos momentos tu texto me ha sumergido dentro de una materia viscosa ciertamente electrificada; algunos le llaman liquid crystal display (o LCD). Ha sido una experiencia alucinante. La celulosa suele ser más cálida y amable, pero menos importa el medio que la pluma del maestro (o la tecla). Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los tiempos que corren, César, vaya uno a saber dónde tendrá que sumergirse en un tiempo, al menos todavía podemos sumergirnos.
      Otro voto para la celulosa, aunque vengan de Green Peace ;)
      Un fuerte abrazo y gracias.

      Eliminar
  81. Lo veo muy claro, quien se ha perdido es la autoridad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar, te diría que es lo más común...
      Un abrazo, Jonhan.

      Eliminar
  82. Humberto:
    Es estrictamente cierto lo que dice el relato; nadie que lea un libro será el mismo una vez que lo haya enriquecido la lectura, desaparecerá aquel que era.
    El Gobierno hace bien en preocuparse, pues la gente que se instruye, buscará ser libre.
    Otro acierto tuyo y van...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay alguna que otra patadita en este texto, pero lo consistente (si lo hay) es lo que bien indicás, el cambio enormemente positivo que produce la lectura en nosotros.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  83. Mi Ultimo Tango en Atenas
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=5h3P-WclRSo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no sea como el último de París, o tendré que preparar la manteca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  84. Siempre es fascinante el momento del hallazgo. Es como encontrar el tesoro, que luego vas demenuzando, cuando te adentras en él y ya no tienes salida.Me encanta este autor premio nobel, africano. No sé si has leído de él: Hombre lento.
    Siempre es un placer leerte Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí los tres autobiográficos (Infancia, Juventud y Verano), Desgracia, Diario de un mal año y En el medio de ninguna parte. Así que, gracias a tu comentario, voy a conseguir Hombre lento. Un excelente escritor. Mi única protesta, se le presta demasiada atención al 'compromiso político' a la hora de entregar el Nobel de Literatura, sucedió con la mayoría de los últimos autores.
      Un beso, Julie.

      Eliminar
  85. Pues muchas veces me hubiera gustado a mí perderme dentro de un libro... Si el número de personajes no varía tal vez quiera decir que el abducido se encarnaba en alguno de los personajes ya existentes, lo que haría la experiencia aún más interesante. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena hipótesis que no había pensado, me gustó. Menos mal que no pertenezco a las autoridades, pues habría fallado en mis funciones.
      Un beso, amiga.

      Eliminar
  86. A veces dan ganas de meterse en un libro y vivir allí ya que nuestra realidad es tan deplorable.
    Salu2 librescos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría saber qué libro elegirías...
      Un fuerte abrazo, Diego.

      Eliminar
    2. Me gustaría vivir en "100 años de soledad"... entre otros muchos.
      Salu2, Dib.

      Eliminar
    3. Gracias, Diego. Apenas te lo pregunté, me puse a pensar cuál elegiría yo, el problema es que los que más me gustaron son abrumadores, así que no tendría una vida tranquila. En fin, yo elegiría "La ilíada", es como mi Biblia.
      Más abrazos.

      Eliminar
  87. Hace bien el gobierno en preocuparse, los que son abducidos por los libros son sumamente peligrosos porque comienzan a pensar por ellos mismos.
    Genial como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ese sí que es un GRAN problema, ¿no?
      Es increíble que la mayoría de los gobiernos quiera un pueblo inculto, claro que uno sabe por qué, pero sería bueno modificar esta condena, quien sabe las cosas puedan ser mejores.
      Un beso, Maripaz.

      Eliminar
  88. Misterio sin resolver. Me ha encantado esta expresión
    "Entonces se arrojó dentro del volumen."
    Quien pudiera hacerlo, y vivir una aventura real con las palabras.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Katy: Es lo que yo siento en mi vida particular, mi actitud para con los libros esperados con gran deseo es ésa: arrojarme en ellos.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  89. Qué bueno, Humberto.
    No sé si nos ayudas a soñar con tus relatos pero, desde luego, a pensar, a distraernos y sobre todo, a ver la vida un poco diferente.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus amables palabras, Mos. Entre todos intentamos crear un universo de arte e ilusión.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  90. Ciencia ficción al mas puro estilo Dibiano, ¡Si señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Malque, una ficción que nace en la realidad, siempre.
      Un besazo.

      Eliminar
  91. CONOCÍ A LOS LIBROS BASTANTE TARDE EN MI VIDA PERO AHORA QUE ENTIENDO DONDE ME TRANSPORTAN NO LOS ABANDONO MAS!!

    GRANDE, NEGRO, UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que sea así, Christian.
      Un fuerte abrazo y gracias por estar.

      Eliminar
  92. Eres brillante Humberto, me zambulli en tu relato y no quiero salir, quiero imaginar un mundo de fantasías.

    Un beso y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dejar de lado la realidad, Luciana, pues lo bueno es ir y volver a voluntad.
      Feliz miércoles y los días que siguen.
      Besos.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?