5 de junio de 2013

Descartes


Su nombre era René. Coincidencia... o un mero artificio literario, si me lo permiten. Como quiera que sea, René, el perito, evaluó a fondo todas las posibilidades, alejando cualquier juicio de valor (o de otra índole) que no se sostuviera en la geometría de sus criterios profesionales. Después procedió a la eliminación metódica de las dificultades propias de este tipo de tareas: descartes hechos en base a discernimientos simples y sin embargo profundos, para reducir la enorme lista inicial a unas pocas variables elementales (cables gruesos, cables finos, colores, esas cosas). Las analizó cuidadosamente, una a una, hasta que llegó a la conclusión de que ninguna alternativa estaba en armonía con la naturaleza de su pensamiento. Ya habían transcurrido dos horas y media desde que el procedimiento comenzara y aún le faltaba un buen trecho por recorrer, estimó, por lo que -resuelto- reinició el proceso para tener la absoluta seguridad de que estaba siendo, en todo y por todo, un sujeto racional.
Y claro, la bomba le explotó en la cara.

308 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para ‘La comodidad de lo sólido’.

    Ay, ‘La comodidad…’, texto del cual se entendió todo o no se entendió nada, lo cierto es que sigo en la terquedad de disfrutar de mí mismo: onanismo literario se podría llamar.

    Un fuerte abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VOS SEGUI CON EL ONANISMO QUE TE VA MUY BIEN, NEGRO. ESPERO QUE NO HAGAS LO MISMO EN TU VIDA AMOROSA JAJAJA.

      Eliminar
  2. Imagino que pensó igual el genio D...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es probable, pero no estoy seguro de que le haya explotado nada en la cara... bueno, no sé tanto de historia.
      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  3. Asi es en la vida real tanto que pensamos en hacerlo todo perfecto y la bomba se nos revienta en la cara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pongamos el nombre que queramos a esa bomba, Marylin, siempre explota.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  4. Imagino que este señor fue quien creó aquello de adivinar que cable cortar, si el rojo, el verde o el azul. Nunca lo llegó a saber. No lo pudo hacer por Descarte.
    Un abrazo amigo. me quedé pensando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pienses demasiado, Luis, no sea cosa que...
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  5. Jaja, creo que intentó ser tan meticuloso que se le escapó lo más importante, el control del tiempo.

    Un abrazo. Genial como siempre Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se le escapó la tortuga, como suele decirse.
      Gracias, querida Yashira.

      Eliminar
  6. Su nombre no era René. Era Humberto, hombre sagrado que jamás ejerció de relojero. Sabía de cables, pero los de alta tensión.
    Explotó por los aires, santificó al barrio, produjo milagros, se vistió de Santo Padre, tuvo aventuras con algunas monjas hambrientas, se topó con una bomba...La miró.
    Viejo, escucha, no quisiste elegir bien los cables.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que las cenizas todavía están cayendo, como las del volcán Peyehue. Sí, sí, ese que nos une y nos aleja.
      Un abrazo, mi poeta preferido.

      Eliminar
  7. Mi querido y estimado Humberto, disculpeme por el aprecio a su persona, queria decirle que me ha fascinado leer lo que Ud escribe, me emociona y me llena de alegria al mismo tiempo, le envio un afectuoso saludo y estoy a su disposición cuando guste charlar conmigo,_

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciela, soy yo el agradecido por esta muestra de afecto sincera y espontánea. Cuando quiera, podemos conversar.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  8. Exceso de detalles?, falta de tiempo?, quizás involucrarse tan de lleno en algo que se olvidó del mundo.

    Besos Humberto, y apapachos por supuesto, que no falten, es lo básico, lo importante.

    Te cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás haya sido todo el paquete de factores... no sé.
      Lo importante son los apapachos, en realidad escribo como justificación para recibirlos ;)
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Que tierno :), me haces sonreír

      te cuidas niño

      Eliminar
    3. Me cuido, te lo prometo.
      Más besos.

      Eliminar
  9. Hay una canción que dice algo como: In between the lines is the only place you'll find, what you're missing but you didn't know was there.
    Es la magia de los cuentos cortos.
    ¡Fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la continúo: Maybe someday you'll be somewhere talking to me. El sábado, ¿no?
      Muchas gracias por el feedback, una respuesta tuya en "Poné los ravioles" me regaló este cuentito.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  10. "Al mejor cazador se le escapa la liebre", dice el refrán :)
    Humberto, sabés que te parecés bastante a la foto de René Descartes ? , o es idea mía, jajajajaja !!!
    Casi como dos gotas de agua.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuatrocientos años ocultando el secreto y lo develas así, de un plumazo, jaja.
      Hablando en serio, querría yo tener un 10% de sus capacidades.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  11. Como haces para decir tanto con pocas palabras!!

    Eres maravilloso, Humber.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo mucha sopa concentrada ;)
      Muchas gracias, Sabrina.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hace un tiempito no visitaba tu blog Humber! pero al volver a el descubrí que verdaderamente me hacia falta leer textos de calidad, con creatividad, humor, acidez y porque no, de vez en cuando dosis de ternura..... Te lo reiteré una y mil veces, y no por eso dejo de hacerlo: admiro tu talento e inteligencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto tus palabras con mucha alegría y humildad, pues sé que son el resultado de un gran cariño, Vanuchy.
      Muchas gracias y un beso enorme.

      Eliminar
  13. Gran ejemplo de casos en los cuales hay que ser veloz y preciso.
    Concentrarse en tiempo gyros.Nos alerta a no titubear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que René nació en 1596, eran otros tiempos, otras velocidades ;)
      Un fuerte abrazo, Carlos, gracias por estar siempre.

      Eliminar
  14. Desactivar bombas es una de las tareas más peligrosas del mundo.Los minutos y segundos corren, el buen Rene descartó demasiado.Cada cosa requiere su tiempo, ni más ni menos.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se llaman "artificieros", esos sí que tienen unas b..... grandes como una casa, o es que les gusta jugar con la muerte.
      Todo tiene un tiempo natural, hasta desactivar una bomba.
      Un abrazo, Migue, y muchas gracias,

      Eliminar
  15. Como en las novelas de misterios y asesinatos no siempre el mayordomo es el culpable, es de pensar que no siempre el cable rojo sea el que hay que cortar!! Es que no tenía un contador? Por favor, arrímenle una silla que así acuclillado se va a cansar!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo divertido de esto es que yo aún creo que en las bombas hay cables de colores, mi mente es propia de un dibujo animado, ¡infantil, vamos!
      Un abrazo, Etienne.

      Eliminar
  16. Pasando de un "cogito ergo sum" (pienso, luego existo) a "cogito ergo expletandum(?)" (pienso, luego exploto...). ¡Buenísimo HD! (Ah, mil gracias por señalar a Sarco Lange. Recién vuelvo de allí y quedé absolutamente encantado por sus versos...) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 'Pienso luego exploto' es la premisa del siglo XXI, lo constato cada día en la calle.
      Sarco es un amigo, me alegro de que lo hayas visitado.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Y claro tu relato nos explota en la cara y nos quedamos boquiabiertos por tu gran talento.
    GENIAL, no puedo decirte otra cosa-
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lula, eres muy amable.
      Que sigan las explosiones.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Cartesiano y explosivo. Y no hay que descartar que sea excelente.
    La premisa sería: "no pienso, luego exploto", digo yo.
    Aplausos y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran duda: ¿no pensó o pensó demasiado? Si es que ambas premisas no se excluyen.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  19. Eres in-con-fun-di-ble, practicamente por que no decirlo irresistible...sin palabras saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, le dirás a todos lo mismo, María! ;)
      Muchas gracias y un beso.

      Eliminar
  20. Cualquier similitud con la vida real es pura coincidencia, verdad? Perdóname pero hoy siento que estoy frente a esos cables de colores y como siempre me explotara en la cara.
    Solo quise que supieras que pase, porque vengo siempre solo que últimamente no he dejado mi pobre huella.
    Triste y todo te admiro como siempre.
    Cariños….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejas un poco de triste, lo confieso.
      No es que quiera que siempre estés aquí, pero cuando faltas por un tiempo y encima leo en tu blog textos apenados, sé que las cosas no están del todo bien.
      Valoro doblemente tu visita.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Uyyyy!!! Me dolió! Es que puede fallar... Cuántas veces intentamos asegurarnos de tener todo controlado y entonces ZAS! Todo cambia para siempre. Da vértigo, no?
    Nice work, milord! A big hug for you!
    P/D: "I only know that I know nothing" Sócrates (viejo sabio) ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ley, cuando más controlado creemos tener todo, BOOM, explota la bomba en la cara, hay que cuidarse, BeeBee.
      Thank you my darling, see you soon, I hope.
      Cheers!

      Eliminar
  22. Si me permite, lo central en Descartes está en el hecho de que el yo racional es el resultado de haber dinamitado el universo. La explosión del dispositivo diría yo, es una segunda detonación. Casi un trámite, primero como tragedia y luego como comedia.

    Me gusta esta idea.

    Saludos desde la Olla

    www.piedrasdesopa.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te permito, por supuesto, amigo.
      Dinamitó el universo empirista y luego todo se hizo añicos, claro, pero qué importa si los sentidos solo nos engañan.
      Me gustó tu comentario.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  23. Por descarte, ya no le quedaba ni el hábito al René. Es igual, el cable le fundiría hasta la tapa de los sesos.
    Hay que aplicar un método exquisito en el manejo de cables, que pueden explotarnos en la cara a la primera de cambio.
    A René le salieron mal las cuentas. Por tanto descartar y descartar
    Hasta, por fin, arribar al poder las tribus de los poetas, con SUS métodos.
    Humberto al habla?
    corto y cuelgo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descartó tanto que cuando quiso jugar la baraja, no tenía más que el comodín, que se reía de él porque solo no vale nada.
      Humberto no habla, pero intenta escribir, que es mucho mejor para él.
      Un beso y gracias, Pilar.

      Eliminar
  24. La razón sola no sirve para nada, es importante volcar la intuición y el amor por lo que se hace.
    Tus cuentos tienen todo, por eso te leo con tanta avidez!!

    Un abrazo desde Venezuela.
    Jaime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los extremos son peligrosos, a esta altura ya deberíamos saber que la disputa razón versus emoción es puro cuento, bueno, como todo lo que se lee aquí.
      Un abrazo, Jaime.

      Eliminar
  25. es lo que le pasa a muchas personas, se concentran tanto en las cosas triviales que pasan por alto justo lo más importante.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿tenía que olvidarse de que el factor tiempo era clave?
      No hay caso, Draco, algunos mucha razón y poco seso.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  26. [...]
    y se tocó la cara, no tenía
    y miro sus manos, no tenía
    intento escuchar, no podía...
    dijó:
    -No pienso luego no existo-
    y concluyó:
    -La bomba me explotó-, razonamiento intachable para un escaparate de casqueria.
    Un abrazo,
    m.i.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es digno de admiración, llevó su idea hasta el final, incluso más allá del final.
      ¡Bravo por René!
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  27. Y, a pesar de la tragedia, no puedo evitar reír.

    Esperemos que pueda Renacer en un mundo en el que no tenga que armar o desarmar artefactos explosivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos, que sea pescador... o carpintero, no sé, algo que no lo lleve a correr riesgos por sus juicios demorados, ¿no?
      ¿O será que la otra vida mantendremos nuestra esencia?
      Un beso.

      Eliminar
  28. Siempre he pensado que lo explosivo no es ser demasiado pasional, sino serlo racional.
    Un abrazo, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en este caso se constata tu hipótesis, pero yo no sé si sucede siempre, voy a pensarlo, je.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  29. Muy bueno el giro. Está comprobado que el análisis cartesiano no puede impedir la detonación. Debo ser bastante infantil pues me encantan las historias con final explosivo.
    Te echo de menos por mi blog. He publicado un relato (Kilómetro cero) del que me gustaría mucho conocer tu opinión.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, ni aunque dibujara su famoso eje sobre la tierra.
      Hoy te visito, Borgo, perdón, pero se me hace difícil, cada vez más. Te agradezco tu comprensión.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  30. Pobre Rene, quién le iba a decir que la razón no siempre es la opción más adecuada, al menos no sola. Buen motivo para dar algo de crédito a lo que las tripas digan y no dejar que las oportunidades se escapen por demora.
    Como siempre, genial!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tripas son muy delatoras, cuando duelen o cuando se meten mariposas en ellas, es señal de que algo importante pasa: hay que escucharlas, René no lo hizo, claro.
      Muchas gracias, leí todos tus comentarios, eres muy amable.
      Un beso.

      Eliminar
  31. Se le fué el tiempo en análisis, y claro las bombas de hoy no son las de su predecesor, hoy anda todo que explota.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy se trata de apretar un botón del móvil y vuela todo por los aires.
      Un abrazo.

      Eliminar
  32. La lógica de ese hombre era incompatible con el mecanismo de funcionamiento del artefacto. Y pasó lo que pasó. Si sobrevive, espero que haga experimentos de lógica con coca cola....perdón, quise decir, gaseosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, no, ahora pagas tú la publicidad en mi blog!
      De todas formas, no creo que pueda seguir ejerciendo su profesión, ni su vida.
      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  33. Excelente manejo del humor, Sr. Dib. Demuestras, con esta pieza, toda la pericia necesaria para desencadenar un texto en un sentido u otro; dado que el andamiaje inicial soporta cualquier contingencia.

    Me descubro y aplaudo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por detectar ese andamiaje, Pedro, es verdad intento sostener (con lógica, claro) un final que puede ir para varios lados: A mí me gusta el humor oscuro, claro.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  34. Y por el propio descarte, me quedo con el instante justo en el que todo explota... Ya fuimos lo suficientemente racionales como para distinguir ahora un batiburrillo curioso de colores y formas. Es divertido y dinámico, como el tiempo que transcurre, como el tiempo mismo que nos va descartando un o a uno. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La razón se detiene en el momento de la explosión, habrá quien le encuentre otra vuelta, una parábola, por ejemplo.
      Yo también elijo la explosión, se adapta más a mi personalidad.
      Un beso y muchas gracias, Raque.

      Eliminar
  35. Hola Humberto.
    Es imposible entender todo, menos, cuando solo se muestra la mitad de la "bomba". Las personas nos dejamos impresionar por lo más engañoso que tenemos que son nuestros ojos, ellos nos muestran, nosotros debemos saber si "eso" es real o una simple palabrería que señala allí donde, "ellos" desean que sigamos mirando y así la bomba se forja y lo más natural es que explote; y si no ya se encargará alguien de hacerla estallar.

    Muy bueno Humberto. Como siempre, en nuestro hacer diario, nos tropezamos con excelentes fabricantes de "bombas", personas de artificio y también con eficientes artificieros .
    Un beso, buena semana.

    Begoña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Begoña, captaste todos y cada uno de los mensajes que tiene el texto y, cerrando los ojos para que los sentidos no te contaminen, elegiste la conclusión mas acertada. Ahora bien, en la vida real seguirán explotándonos bombas en el rostro, pues los que las colocan también se vuelven más sutiles.
      Me encantó.
      Un beso.

      Eliminar
  36. Não há direito, só agora me sentei ao computador e vejo já 63 comentários. Cê apanhou-me a dormir e zás, toca de publicar rsrsrsrsrs.

    Pois é meu querido tem alturas em que não se deve ser racional e esta foi uma delas. O René devia ver pouca televisão porque o que devia ter feito era tudo ao contrário. Ele é que devia ter feito explodir a bomba. Há situações em que a coisa "não vai lá com falinhas mansas". E ri-me, claro que me ri.

    Uma óptima forma de começar o dia tomando o meu café com leite e lendo com atenção o seu texto. Quer que eu lhe sirva uma xícara? Com açucar ou adoçante??

    Tenha um dia fantástico!! beijinhos.

    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desculpa, minha florzinha, não sabia que você estivesse dormindo...
      Fico muito feliz de ter feito você rir, a melhor forma de principiar o dia.
      O café com leite e açúcar, por favor, melhor ainda se você tiver um docinho para acompanhá-lo.
      Beijinhos, minha querida.

      Eliminar
    2. Claro que tenho e comi, bolo de fuba com laranja. Se quiser... mando-lhe a receita jajaja.

      Beijinhos.

      Eliminar
    3. Isso é que não! Chega de brincadeiras e façamos as coisas do jeito real, hem!
      Mais vale um simples docinho na mão que um bolo caprichado voando.

      Eliminar
    4. rsrsrsrsrsrsrs essa história não é com docinhos é com passarinhos "Mais vale um pássaro na mão do que dois a voar" e mandar-lhe a minha receita já era algo. Não seja exigente. Tudo a seu tempo rsrsrsrsrsrs.

      Tenha um bom día Humberto.

      Van más besos.

      Eliminar
  37. Intentar racionalizar lo irrazonable, es una esfuerzo tan ímprobo como frustrante. En el terreno emocional aun conociendo a la perfección el color de los cables, sus combinaciones, permutaciones, su disposición, localización y cuadrante exacto de ubicación...da igual el cable que cortes, todo puede explotar por los aires. A veces es mejor cerrar los ojos y cortar a ciegas... lo que tenga que ser será. No me gustan los cartesianos, demasiado frío en el Polo:-)

    Muuchos muchos besos HUMBERTO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero cuántos hay, ¿no María? Me refiero a cartesianos, que parecen andar de aquí para allá con su esquemita X-Y, tratando de que los afectos encajen... y no, son universos diferentes.
      Al Ecuador, entonces.
      Muchos besos para ti también.

      Eliminar
  38. Hay veces en que es mejor salir corriendo que pararse a pensar. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, pero era la profesión del pobre René, salir corriendo significaba dimitir, y eso él jamás.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  39. Has empleado un lenguaje metódico en concordancia al temperamento del personaje, muy definido el clima narrativo y que ayuda a entender la psique del protagonista. Estarás de acuerdo conmigo, amigo, en que no todo puede escribirse igual, la idiosincrasia de los hechos y personajes atienden a un particular uso del lenguaje. No quiero desatender este aspecto importante de tu micro, felicidades por eso Humberto. Bravo.

    Saludos cariñosos

    Sete

    Pd; A propósito de lo que te comento, se me ocurre que tal vez quieras pasar a leerme. Presento un par de especímenes que no te dejaran indiferentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Sete, sean personajes, historias o momentos, todos requieren de lenguajes diferenciales. Es verdad, también se puede usar la paradoja y hacer hablar a un racional como un emotivo, pero esos guiños no siempre se entienden.
      El registro lingüístico también es fundamental, esto es, adecuar la forma de acuerdo a quienes apuntemos como lectores, bien debes saber que es imposible dejar conformes a todos.
      Te prometo que hoy paso por tu blog.
      Un abrazo y muchas gracias por el análisis.

      Eliminar
  40. Con esto se confirma que todos somos descartes, meros descartes...

    ResponderEliminar
  41. El buen profesional es el que toma la mejor decisión en el menor tiempo posible. Buena lección Humberto, aunque para René ha llegado un poco tarde.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo malo de ciertas lecciones, nos llegan cuando ya nos explotó la bomba, hay casos que no nos mata.
      Un abrazo, Clara.

      Eliminar
  42. Amigo Humberto, según mi humilde opinión, filosofía y matemática se comparecen poco, y pretender apoyar la primera con tesis de segunda es una entelequia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que sabes de estos conceptos, José, me alegra, pues le encuentras el sabor oculto al relato.
      Un abrazo.

      Eliminar
  43. El día en que Descartes (el francés) estaba en la Universidad de Poitiers exponiendo su Discurso del Método y comenzaba a explicar la tercera parte: "Como desarmar bombas caseras", estallaron en el recinto tres bombas caseras puestas por los argelinos y hubo varios heridos. Descartes no se inmutó y fué entonces cuando proclamó sus dos famosos dichos:"Cuando la bala sale, nadie la para" y "cuando explota la bomba hay que correrse a un costado"... Es evidente que este René de tu relato no había leído la obra del otro René...

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no, no la leyó, pero no tengo certeza de que si la hubiera leído, habría actuado de otra forma. Hay razonamientos que no se tuercen ni a fuerza de bombas... y yo agradezco eso.
      Un beso, Lucrecia.

      Eliminar
  44. Hola Humberto, estimo en mucho a los hombres pensadores, que hoy en día escasean
    Descartes fue un hombre brillante, aunque en su discurso del método, le dio finalmente la espalda. No tuvo en cuenta otros pensamientos, quiso imponer el método como infalible y absoluto y nada es totalmente verdad ni totalmente mentira.
    Gracias
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La franja que divide lo correcto y lo errado es tan amplia que no podríamos asegurar cuándo estamos haciendo lo que corresponde y cuándo no, encima entra en juego el factor individual, que mueve esa franja hacia uno u otro lado. Pero me gusta que sea así, no me gustan las personas que se creen infalibles, eso sí.
      Un abrazo, querida Sor Cecilia.

      Eliminar
  45. Lógico; como no pensaba, ergo, no era, y por eso el hombre se comió al lobo que era un hombre para el lobo, pero resulta que con las mónadas, se convirtió en el uno y después se fue a bañarse en el río donde nadie se puede bañar dos veces, pero salió mojado y dijo, eureka. O algo así. ¿Me explico?
    Salu2 filosóficos, Dib.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te explicas perfectamente, Diego: eres un ecléctico en filosofía.
      Un fuerte abrazo y gracias.

      Eliminar
  46. Así me gustan, los finales sorpresa, tan difíciles de conseguir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reniego mucho de los finales sorpresa, los que me conocen desde hace mucho tiempo saben que los considero un recurso superhiperrecontratrillado, pero de vez en cuando escribo uno, para no perder la costumbre, claro.
      Me alegro que hayamos coincidido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  47. Tu onanismo literario sigue brindando piezas muy apreciables, para nada descartables. Espero que andes bien de la garganta...:-) Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde ayer que estoy sintiendo una especie molestia en la garganta, carraspera, es que tu dossier me dejó preocupado, soy hipocondríaco.
      Gracias y a seguir chupando que se acaba el mundo.

      Eliminar
  48. Lo imprevisto a veces marca el destino.
    Excelente relato,
    abrazos cálidos Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Genessis.
      Un abrazo también cálido desde el frío hemisferio Sur.

      Eliminar
  49. Nos ha fastidiado...hay situaciones en las que no hay tiempo para el razonamiento amplio. ¡¡Hay que actuar!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas, Oski, como le pasó a Hamlet, sin ir más lejos.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  50. Tu aquí serías la gloria amiguito :), eres de una chispa que me encanta.
    Hay, Descartes, Descartes, prefiero Humberto, Humberto, (o sea tu) :P
    y luego dicen que no sonrío, que no me divierto, mira que pasarme a visitarte es la gloria, y leerte, el paraíso.

    Besitos chico guapo, ya no te digo que te cuides porque sé que lo haces, sólo que te diviertas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jamás pensé que no te divirtieras, aclaro.
      Y sé bien que eres muy dulce, comentarios como el tuyo me pueden, tengo que recomponerme para seguir leyendo.
      me cuido y me divierto, se puede.
      Un beso enorme, Vany.

      Eliminar
    2. :), no, tu no lo dices, por ahí lo escucho :P

      Te dejo mas besitos, te portas bien ;)

      Eliminar
  51. Humberto:
    El micro te salió redondito.
    Mientras nos distraías con argumentaciones, la cuestión estaba en otro lado. Es el Síndrome del Teru-teru, que hace aspavientos por un lado, mientras el nido está en otro lugar.
    Por último, este René se olvidó de las diferencias entre ser eficiente y ser eficaz. Así le fue.
    Lo peor es que esta mecánica nos pasa todo el tiempo. Seguís en el mismo buen nivel de siempre.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me costó al principio, Arturo, al tener que decidir si usaba la palabra correcta: artificiero, pues habría develado el secreto antes de tiempo. Perito sirve, me permite gritar aquí mientras pongo los huevos allá. Por cierto, es importante saber dónde ponemos los huevos.
      Muchas gracias por tus palabras, un abrazo.

      Eliminar
  52. Sí en la Cara, Besos.

    Por metódico. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, Amapola, en la misma cara, ¡qué embromar!
      Besos.

      Eliminar
  53. Ese Razonamiento inconsciente acaba con la racional Paciencia.
    Muy buen Relato.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inconsciente e inconsistente, eso es lo peor.
      Un abrazo, muchas gracias, Pedro.

      Eliminar
  54. Me enamoras me atraen los hombres guapos e inteligentes..-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insisto, creo que te equivocas de blog.

      Eliminar
    2. ESTA NOVELA ME ATRAPA, JAJAJA, LOQUITA MOSTRÁ UNA FOTO, JA.

      Eliminar
  55. Habrá sido por alguien como René que cierto argentino de rico pensamiento dijo hace unos años: "La duda es la jactancia de los intelectuales".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una frase que se la adscriben a tres personas, dos argentinos, uno de ellos es ese hombre de rico pensamiento.
      Dudar siempre paga, pero es un buen escondite para la ignorancia, eso es cierto.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  56. Hay momento en que la accion no puede postergarse, René no lo sabría o la duda lo carcomía y así terminó.

    Creo que dices mucho mas con tu texto, es una gran parábola como dijo alguien antes.

    Un beso, Hum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy tendemos a pensar que todo es una parábola, prefiero pensar que es solo un relato corto algo burlón.
      De todas formas, se encuentra conocimiento en cualquier lugar, me pasa.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  57. Si en algún momento haces descartes en tu vida, espero que uno de ellos no sea el hecho de escribir.
    Siempre es un placer leerte.
    Un abrazo, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el guiño, Jorge.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  58. Me parece que René sufría de Trastorno Obsesivo Compulsivo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo ya es un criterio diagnóstico, sos todo un DSM con piernas ;)
      Un beso y gracias.

      Eliminar
    2. lo de piernas y criterio lo entendí...que sería DSM?

      Eliminar
    3. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, pero con las siglas en inglés.
      Conste que dije con piernas, pero pensé con 'patas', lo que sucede es que la confianza... no sé.

      Eliminar
  59. "Pienso, luego existo... dijo Renatus Cartesius... perdón, dijo Humberto mientras sabía exactamente donde ponía los huevos"
    Un abrazo amigo.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, bien vendría este relato a la colección de mundos paralelos...

      Eliminar
    2. En este caso para-lelos, mejor.
      Hay que cuidar que no te los picoteen, los huevos, digo ;)
      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar
  60. Si es que hay momentos en los que pensar demasiado puede ser mortal.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A ti sí que te extrañaba, Odry! Pero reconozco que no soy un gran visitador, hago mea culpa, es difícil.
      Pensar demasiado nunca es bueno, hay gente que no termina de entenderlo y te llenan de argumentos tanto falaces como personales, eso de hacer ley de casos particulares.
      Un beso enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  61. Hay un magnífico libro titulado "Los huesos de Descartes",sobre la creación del pensamiento moderno. Penar como lo hacía Descartes es saludable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo voy a anotar, Antorelo, luego te digo.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  62. Res cogitans vs. res extensa. Y claro, al final todo estalló.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto se puso filosófico, Sícoris.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  63. Descartes, descartes de todo tipo son imprescindibles para seguir adelante sin demasiado peso en la mochila, con racionalidad. Pero... volver atrás, dudar, puede ser mucho peor.

    Se nota mucho que te gustan las palabras y que las estudias y buscas con mucho cuidado. Y...

    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontrar un diamante en bruto (algo interesante para decir) me cuesta bastante, luego el trabajo de pulido (cómo decirlo) ya me resulta más interesante y más fácil, a qué negarlo: amo las palabras.
      Mientras leía tu comentario pensaba en ese castigo pirata de caminar sobre la plancha con una espada en la espalda, no hay otro camino más que adelante, quien sabe uno no se ahora, pero hacia atrás está la muerte segura.
      Un fuerte abrazo y gracias por el análisis interesante que haces aquí.

      Eliminar
  64. No es Descartes quien lo desea, ademas René, el nuestro, no le gustaba las bombas menos las que se pusiera sobre el pelo(raro) para ir de caballo.
    Gracias por la risa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer me preguntaba cómo lo entendería una persona cuya lengua materna fuera el francés: Bueno, ahora me queda más claro.
      Gracias a ti, Manouche, un beso.

      Eliminar
  65. vaya, tengo en borrador una historia parecida, siempre he pensado sobre lo que piensa un hombre bomba!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuesto a que no es tan parecida, Gary, así que publícala, nunca nos pisaremos.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  66. Hiciste un buen discurso del método de descartes; que si me sobra el rojo, que si el azul… con tanto descarte, pensamos demasiado y eso agota nuestra existencia. Mejor ser un tanto irracional.
    (Esta especie de trabalenguas, creo que ni yo la entiendo)
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo haberte entendido, Alfredo, de todas formas lo que tranquiliza es entenderse uno, ¿no?
      Irracionales en momentos culminantes, claro.
      Un fuerte abrazo y gracias.

      Eliminar
  67. Eres un crack!!

    Siempre te sigo no siempre comento.

    Abrazos.
    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fer, aunque no sé si eres la Fer que yo conozco, me temo que no.
      Un abrazo.

      Eliminar
  68. La razón es buena para otro tipo de tareas no para desactivar una bomba, adión René! Jajaja

    Muy divertido.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya divertido, no sé si pensará lo mismo René, es más, no sé si aún puede pensar.
      Un beso.

      Eliminar
  69. Y es qué no se puede tener todo contralado, el azar existe, y la emoción es irracional por sistema, y la intuición viaja a la velocidad de la luz por el archivo de nuestras experiencias...

    Y por mucho que Descartes, descarte, tratando de encontrar la línea recta de su pensamiento racional, no puede contra la teoría de Pasacal: "el corazón tiene razones que la razón no entiende"

    Un texto muy inspirador y jugoso, Humberto.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios son un empuje a seguir escribiendo, me hacen olvidar de una pregunta que alguna vez me torturó: ¿para quién escribo, entonces?
      Escribo para el que entiende la forma y el símbolo, ambos lectores me atraen, ojalá no me equivoque.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  70. Humberto Dib:
    Estoy maravillada con su blog, me lo recomendó mi hermana Sabrina que es seguidora suya, no sabía que en internet habia tan buenos escritores.
    Le dejo mi respeto y un agradecimiento por hacerme pasar una tarde entretenida.

    Sussy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Sussy, y muchas gracias por las palabras que me dejaste. Eso sí, no me trates de 'usted' que genera distancias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  71. Aunque no lo mató pero le sirvió para darse cuenta de lo poco que sabía y lo mucho que tenía que aprender...por eso su teoría carecía de valor de momento hasta que la perfeccionase.Errar es, humano, lo malo es cuando no se aprende a mejorar y se comete los mísmos fallos...

    Que faltita nos haría saber filosofar y darle valor a lo que de verdad lo tiene.

    Un abrazo Humberto feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó esa vuelta que le has dado a la historia, el simple hecho de que no haya muerto te muestra esperanzada y optimista.
      Un beso y muchas gracias, Bertha.

      Eliminar
  72. Caríssimo HDib, tenho até medo de me repetir ao comentar teus contos, pois a leitura sempre é muito prazerosa, os caminhos que teus escritos percorrem para me contar histórias é fascinante, o que acho mais incrível, já disse, acabo tendo um entendimento de outra língua com o sentido do que se quis dizer (eu acho rs), uma espécie de interpretação em que intuição, tradução e sentido se confundem, e eu saio feliz com tal entendimento e perceber a criatividade de uma mente escritora, que me tira o folêgo, aguça a curiosidade e surprende sempre, sempre no final. Quase sinto a explosão que perdura até nossos tempos, levando em conta Descartes, o pensador.
    ps. Carinho respeito e abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigado, Jair, acredito que você entende mesmo, visto que os seus comentários são claros e não deixam dúvidas de que você capta tudo.
      Agradeço sempre as suas palavras de apoio, são bem importantes, não duvide!
      Abraços.

      Eliminar
  73. Cómo los trabajas y qué buenos tus micros, Humberto. Aunque se tenga la idea clara, cómo empezar, continuar y acabar, a mí me parece bastante complicado crearlos; nunca es fácil escribirlos como pueda parecer de antemano.
    Por eso admiro el arte que tienen mis amigos del mundo del blog, como tú, que paren con tanta facilidad estos fantásticos micros.

    Te mando un besote, y como decimos por mi tierra 'nunca pierdas las mañas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malena, te confieso que los micros no son santo de mi devoción, pero este espacio llamado blog no permite demasiadas variantes, cuando uno sube un relato más extenso, las respuestas suelen ser mucho más tibias. Sin embargo, con el tiempo fui encontrándole un cierto placer a captar una historia como si se tratara de sacar una foto, me hace sentir muy bien conseguirlo, cuando sucede.
      Ni las mañas ni el pelo, je.
      Un beso enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  74. Y bueno, ser demasiado racionales tiene sus desventajas. Es una pena que nuestra capacidad intuitiva está cada vez más olvidada. Pero está. Si, en defintiva, ya lo sabíamos todo.
    Avisale a tu amigo René.

    Genial, Humberto. Me encantó.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Ana, lo primero que voy a hacer después de escribir esta respuesta, es avisarle a René.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  75. Es lo que tiene querer ser racional, acabas padeciendo una explosión de paradojas.
    La vida
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de simple como lo dices: la vida.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  76. Cometió un pequeño error, sentó a la razón y el método se cumplió...la bomba explotó.

    un abrazo maestro.

    paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cadena muy lógica, pero mortal.
      Muchas gracias, Paco, se extraña tu blog.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  77. lo cierto es que yo me siento en deuda con descartes, fue quien asento las bases de la filosofía moderna, el metdodo cartesiano pronto se unio con el empirsimo para dar una visión de la realidad alejada de la supercheria y del dogma de fe imperante en su epoca y que desgraciadamente aun sobrevive para muchas personas.
    un saludo humberto, hacía tiempo que no te visitaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una crítica a Descartes, Klee, es una humorada que se basa en su nombre y el juego de palabras, yo también admiro a Descartes, me parece que fue un genio.
      Pues bienvenido de vuelta, ¡no nos perdamos!
      Un abrazo.

      Eliminar
  78. demasiado análisis y tabulación de datos cuando era necesaria la acción inmediata... jaajjaja buen juego de palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Viste? Así le sucede a unos cuantos...
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  79. El 70% de las veces me comporto como Descartes. Muchas de las veces damos miles de vueltas a las cosas cuando en realidad sabemos la respuesta o la complicamos.
    Me gustó mucho tu texto, muy original, ademas Descartes me cae bien.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me cae bien, es por eso que lo elegí para crear esta historia.
      Yo, digamos que soy 50% acción y 50% lógica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  80. Aun siendo considerado como padre de la filosofía moderna, Cartesius, para los amigos, no murio por bomba sino oficialmente por neumonía, aunque parece ser que realmente fue por envenenamiento de arsénico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del envenenamiento no lo sabía, pero me interesa, así que voy a investigar. Seguramente fue algún empirista que lo odiaba.
      Un abrazo, Marcos.

      Eliminar
  81. Lo importante es no perder los estribos. Lo demás es pasajero.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. René no perdió los estribos, sino el rostro, pero es verdad, en la actualidad los rostros son pasajeros.
      Un abrazo y gracias, José.

      Eliminar
  82. Muy parecido a la vida, mientras analizamos las mejores alternativas que posiblemente nunca nos decidiremos a tomar, mientras nos debatimos en peleas estériles, mientras luchamos contra las bestias negras que sólo existen en nuestra imaginación, o en nuestro ego, una bomba inesperada detona y emprendemos el camino por un túnel en cuyo final una luz resplandeciente espera con paciencia.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario muy reflexivo, Rick, me gustó mucho, la verdad es que mientras lo leía reflexionaba sobre lo que yo mismo quise decir.
      Creo que es muy necesario el espejo del otro para comprender hasta lo que sale de nuestra propia mente.
      Gracias por ello.
      Un abrazo.

      Eliminar
  83. Totalmente parecido a la vida... no se si de todos pero al menos me resuena a mi, a veces un poco de subjetividad no daña, depende de la ocasión.
    Saludos Humberto, estoy de vuelta en mi blog. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sorpresa, Karla.
      Gracias por el comentario, ahora te visito.
      Un beso.

      Eliminar
  84. Humberto..." Descartes "

    Tal vez haya descartado lo elemental, por esa
    razón a hecho volar todo.
    Eso ocurre por no trabajar en equipo,
    querer destacarse solo en un invento
    mal programado.

    ¡¡ me explota el cerebro de pensar !! jajaj

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie había mencionado lo de trabajar en equipo, es una buena idea, aunque creo que en estas actividades los artificieros trabajan solos, pero no tengo seguridad.
      Un beso, Doris, y gracias por el esfuerzo.

      Eliminar
  85. Lo mejor sería buscar otro trabajo antes de cortar clables. Limpiar zapatos en una esquina, más modesto pero menos peligroso aunque debemos ser sinceros en está epoca Zas! pasa quién fabrica las bombas y te manda ha volar con tus zapatos y los ajenos. El peligro está donde sea. ¿Cuantos cables te enchufas en el cerebro cuando escribes así? (broma) me gustán muchos escritos, por eso me gusta decir cuanto me gustan.Hacer sentir bien a las personas que admiras es importante. Insisto doblemente, triplemente...In- con- fun- di-ble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero claro! Imagínate al que va a lustrar unas botas y no sabe que el sujeto es un hombre-bomba y lo hace volar por los aires, o que, sentado en una calle, le pasa un auto por encima, ya no hay profesiones sin riesgo, ni la de escritor ;)
      Es muy cierto, Maria, hace muy bien recibir opiniones sinceras, y si esas opiniones encima son favorables, es el paraíso.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  86. Divertido y peculiar. René debió entender antes que hay cosas que escapan a la razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas más de las que envuelve, creo.
      Un abrazo, Miguel Ángel.

      Eliminar
  87. Jajajaja, y de la nada, nada se hace" Qué bueno Humberto. Pura filosofía. Me ha encantado. A ver si esta vez entra mi comentario. En el anterior no hubo manera y también me gustó mucho leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julie, te aseguro que entró, solo que cuando se superan los 200 comentarios, hay que recargar la página yendo abajo del cuadro de comentario y haciendo cick en 'cargar más', todo muy problemático, pero quédate tranquila que llegó y lo valoré mucho, como siempre, porque eres una gran amiga de esta casa.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  88. Tú sí que eres una bomba, Humberto.

    Nos explotas en la cara, dejándonos en unas líneas tu habitual sarcasmo y savoir faire junto a: tus juegos de palabras, como confundir al lector con la relación imposible entre “descartar” y el método cartesiano. Metáforas crueles: un perito/escritor sometidos al pensamiento cartesiano en sus respectivos oficios. Primeras, segundas, terceras… profundidades de lecturas. Incursiones filosóficas. Mostrar la cuadratura de la mente de un perito (léase también escritor) para aplicar el método “… reducir la enorme lista inicial a unas pocas variables elementales…” El pobre perito metido a escritor cartesiano, o el escritor cartesiano metido a perito, todo es posible en tus relatos.

    Hace unos meses tenía la costumbre de escribir en mi blog greguerías o aforismos, que no es lo mismo, y curiosamente uno de ellos decía:

    “No penséis tanto, no sea que acabéis en un callejón sin salida” Y ahora añadiría: no sea que la bomba os explote en la cara.

    ¡E qui li qua!

    ¡NOS VOLVERÁS LOCOS CON TU GENIALIDAD!

    Un beso grande de buenos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Marta.
      Aquí lo apliqué a un artificiero, pero, como bien te diste cuenta, también puede aplicarse a cualquier profesión u oficio o arte en los que la intuición y el corazón es fundamental. De allí que nazca la expresión 'tener una corazonada', el español es muy rico, por eso lo elegí y lo elegiré siempre como idioma para narrar.
      Por no hablar del amor, ¿te imaginas a un tipo volcando en un cuadro cartesiano las ventajas y desventajas de una posible novia? Lo loco es que existen personas así.
      Sea como fuere, en este punto me detengo para agradecerte por tomar tan en serio las lecturas de estos cuentitos y por buscar lo que está detrás, que, generalmente, es más sabroso. Y por ser tan cariñosa conmigo, eso no tiene precio.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  89. Nunca he entendido a Descartes, será porque nunca lo he leído o nunca me ha explotado una bombilla en la cara, como sea me encanta leerte.


    Beso maese Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay conceptos básicos que entenderías, por ejemplo, el privilegio de la razón por sobre los órganos de los sentidos, con ese solo te basta para captar la esencia del texto. Hay otros claro, pero no son necesarios.
      Y a mí me encanta verte por aquí, aunque (como sabes) a mí se me hace MUY difícil pasar por tu blog todas las semanas. Contigo resumo un agradecimiento general por la paciencia y pido perdón por no retribuir el afecto de la misma forma.
      Más besos, Malque.

      Eliminar
  90. ja ja....muy ingenioso. Un final "al dedillo". A veces de tanto analizar los pro y los contra nos salta la liebre o en este caso una bomba. Me inclino por usar la intuición, que es más rápida y evalúa en un segundo lo sucedido de lo por suceder.
    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo comenté más arriba, pero decía que en mi caso soy de los que usan un 50% de razón y un 50% de intuición, hasta ahora me dio buenos resultados, no me animo a usar solo una variable, no sea que corte mal un cable y... PUM.
      Un beso, querida Taty.

      Eliminar
  91. Leerte es encontrar siempre una idea inteligente llevada adelante con mucho talento, por eso este blog es único.

    La razón tiene razones.. me parece que ya lo habran dicho.

    Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carolina, hay muchos blogs muy bueno, pero gracias por tu evaluación.
      Creo que sí, que lo dijeron digo, pero siempre parece la primera vez ;)
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  92. SI HAY UN CABLE VERDE Y UNO ROJO HABÍA QUE CORTAR EL VERDE, SIEMPRE ES AL REVES DE LO QUE CREEMOS O DE LO QUE IMAGINAMOS.
    NO ENTENDÍA NADA HASTA QUE LLEGUE AL FINAL Y LARGUÉ LA RISA, ME MATA TU FORMA DE ESCRIBIR.

    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayas divertido, Christian, en serio.
      Creo que eso de cortar cables solo sucede en las películas, je.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  93. Hombre cuando llego ya lo han dicho todo! Siempre me tomo el tiempo de leer todos los comentarios, me entretienen tanto como tu cuento, espero que no te moleste. Me llama la atencion la cantidad de ideas que generas con 10 o 15 lineas, creo que tienes un fuego interior que llega al alma de todos.
    Me alegro de ser uno de tus fieles lectores desde 2010, recuerdo que me atrapaste en el acto.

    Adelante con este blog Humberto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que palabras tan lindas, Pedro, me siento muy orgulloso por lo que dices, hay muchos de ustedes que son indispensables.
      No voy a decir nada que suene demagógico, simplemente quiero que sepas que todos los comentario me llegan y que tengo una carpeta con los miles de mensajes que dejaron aquí, hasta los insultos, es como un pequeño tesoro personal.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?