3 de enero de 2014

En el sur también canta el ruiseñor


Vivíamos en el norte, eso decían.
Desde muy pequeño soñaba con cruzar el río, porque de esa forma podría conocer la otra cara del Sol. Todos los días me acomodaba en la arena para observar el recorrido de esa esfera magna, desplazándose de izquierda a derecha. Bueno, esto recién lo supe cuando comprendí qué demonios significaba izquierda y derecha, lo que resultó bastante simple: la derecha era la mano con la que escribía. Entonces, sentado en la ribera, veía al Sol trazar un arco agudo perfecto, lentamente, hasta desaparecer por el lado de mis letras. El río no era demasiado ancho, pero sí muy profundo y peligroso, y no había puentes cerca. Sólo me tranquilicé cuando me dijeron que algún día conseguiría llegar a la otra orilla, pues me aseguraron que era una cuestión de tiempo, de edad.
Me animo a contar esta historia ingenua porque finalmente atravesé el condenado río. Por desgracia, descubrí que desde este lado se ve la misma cara del Sol y que aquí también se desplaza de izquierda a derecha. Aunque esta vez me resultó más sencillo entenderlo: la mano derecha fue el precio que el botero me cobró para cruzarlo. El río, me refiero, el Sol ahora quedó un poco más allá.

220 comentarios:

  1. Estimados amigos:

    Hoy, 3 de enero, se terminaron las presentaciones de LCDLS, espero que todo vuelva a la normalidad… o algo así.

    Un fuerte abrazo y muchas gracias por la paciencia.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa historia intimista, eso creo. Qué bello se ve el mundo de chico
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María, yo no podría decir que sea intimista, pero cada lector le encuentra su tono.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Las expectativas de los chicos casi siempre terminan frustradas, casi todo está sobervaluado,por éso hay que asirse de los momentos Buenos e ignorar los malos.
    Al regresar a la normalidad podrás advertir que se diseña una nueva.
    Nada permanence igual.
    Que te sea grandioso el 2014,hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quitaría "de lo chicos", ya que todas las expectativas tienden a la frustración, es casi una ley.
      Muchas gracias por tu presencia, estimado amigo.

      Eliminar
  4. Caro precio pagado, tanto el rio como el Sol siempre han estado ahi y no tienen nada de especial.
    Feliz regreso con el nuevo año.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Manuel.
      Hay precios que se pagan con ganas, qué embromar, por más que sepamos lo que siempre está.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Pues creo que pagò un gran precio por ver el sol desde la otra orilla, me recuerda a Siddhartha, el personaje de Hermann Hesse, cuando encuentra la paz escuchando al rio, ayudando a su amigo botero pasar a las personas de una ribera a otra.. Igual no tiene nada que ver pero a mi me lo recuerda.
    Feliz año y siento no haber asistido a tus actos de presentaciòn.

    un abrazo

    paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si a ti te hace acordar a Hesse, no soy yo quien pueda o quiera cambiar esa imagen, Paco, muy por el contrario, fue un gran escritor.
      Un fuerte abrazo, amigo, dicen que la tercera es la vencida.

      Eliminar
  6. Un precio muy alto pagó.
    Felucidades, me gustó.
    Un abrazo y feliz 2014.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo habría pagado, sin dudas.
      Un abrazo, amiga, Feliz 2014 para ti también.

      Eliminar
  7. El paso del tiempo todo lo simplifica pero...tiene su precio y es que por mucho que nos empeñemos el ciclo de la vida sigue siempre.

    Feliz Año Humberto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida sigue, con o sin mano derecha, con o sin letras.
      Un fuerte abrazo, Bertha, Feliz 2014.

      Eliminar
  8. Estaba respondiendo en el blog y zácate apareció la actualización del tuyo. Y qué bueno! Porque ya sé que está genial el tour, pero nada como volver a escribir, no? Y este te salió con mucho significado. O por lo menos, eso me late. Parece que todo tiene un precio. Hasta los deseos más profundos. De todas formas bien vale la pena. Prefiero tener una mano menos y conocer la verdad.
    Kisses for you, milord. Hope you see you soon.
    P/D: Ya no hace falta que te diga que este me gustó mucho, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucho símbolo acá, BeeBee, tanto que hasta yo termino creyendo que... o que tal vez, o por qué no que...
      En fin, lo hablamos mejor en otro momento, my Dearest.
      Cheers from London!

      Eliminar
  9. Lo importante era cruzar y comprobar. Si el precio fue alto, quizás valió la pena.
    Qué tengas un feliz año nuevo lleno de bendiciones!
    Abrazo inmenso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, RoseMarie, tus palabras me llegaron, en serio.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Nunca dejarás de sorprendernos Humberto porque tu extraordinaria pluma en muchas ocasiones eclipsa a ese sol del que haces mención. A veces anhelamos cruzar ese río, creyendo que desde la otra orilla nuestro rumbo va ser distinto, pero nada más lejos de la realidad. Me ha encantado este texto, y la descripción con la que describes derecha e izquierda. Pues fíjate que aprender que la derecha es con la que se escribe es todo un "lujo" o un "martirio" y lo entrecomillo porque en España en tiempos de la dictadura franquista, te obligaban en las escuelas a escribir con la derecha, hasta escribir con la izquierda estaba prohibido por el régimen, y los españoles que ya tienen cierta edad, saben que no exagero para nada, y que lo que digo es cierto. Me alegro mucho de que todo haya terminados bien, que hayas sido feliz por aquí, y de que tengas gran éxito. Para una persona muy simple y sencilla como yo, es todo un placer él poder cartearse como se decía antes, con personas como tú, que es lo que al fin y la cabo se hace ahora, pero con mucha más tecnología y medios al alcance. Te deseo un año repleto de felicidad, y que sigas triunfante por estos derroteros de la literatura.

    Fuerte abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y ahora qué digo yo, Rafa?
      Sí, hay algo de izquierdas y derechas que va más allá de las manos, veo que te has dado cuenta, te agradezco por ello, como también agradezco tus palabras tan amables.
      Un abrazo grande, amigo.

      Eliminar
  11. El precio de vivir es dejar morir a una parte de nosotros mismos, un poco a cada paso.

    El brazo es solo una herramienta; si la capacidad de comunicar va más allá, a la vuelta del viaje, en la próxima vida, será innecesario. Ya hubo otros mancos famosos.

    No tuve que esperar tanto, fue decir que no sale para que me deje en feo, estos comentarios son como los niños, traviesos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas dejado este comentario, porque frenarlo habría sido un error, lo mejor es lo que sale espontáneamente, te lo aseguro.
      Y así andamos, sin partes, pero qué bien se puede estar.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  12. Un texto estupendo, Humberto. Lo bueno que tiene es que cada lector lo interpreta a su manera y yo comparo el curso de este río con el de la vida, por la que se va pagando precios desorbitados a cambio de conseguir lo que deseamos y a veces no conseguimos.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Yeste, cada lector le sacará su esencia, y alguno lo detestara, así es la vida.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un beso grande.

      Eliminar
  13. Un texto que te ha salido redondo, bien cerrado. La derecha ...la que escribe (tiene gracia para los que escribiis con la izquierda) Los sueños no tienen edad, el aprendizaje tampoco y muchas cosa tienen un precio pero al aprenderlas adquieren valor.
    Te saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo escribo con las dos manos, ventajas extraña, mi querida Anna.
      Un beso muy grande y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  14. Me habría sido fácil engañar a Botero: soy zurdo, y mi precio me habría dejado la mano con la que escribo a salvo...

    Bonita puesta de sol...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Engañar al botero o a Botero es el primer paso, ¡pero qué paso!
      Muchas gracias por tu comentario, amigo.

      Eliminar
  15. Você conseguiu passar "el charco" e cumpriu um desejo que foi apresentar a sua recente obra num país que fica mais à esquerda para o lado onde nasce o sol. Foi nesta altura que você sentiu que estava na hora e em boa hora o fez. Vá preparando mais edições do livro porque os pedidos vão começar a cair vai ver!!! E não pare de escrever.
    Beijinhos Humberto.

    P.S. E o rouxinol?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O rouxinol? Ele também canta no Sul, está muito claro!
      Você fez uma análise que mais parece o meu caminho na Europa, será assim mesmo?
      Muito obrigado pela tua presença, minha querida.
      Beijocas

      Eliminar
    2. E foi isso mesmo jajajaja. Eu senti o seu texto assim. Vá-se lá saber o que passa na cabeça de uma mulher madura??? rsrsrsrsrs.
      Beijinhos e carinhos.

      Eliminar
    3. Bom, eu não disse que não fosse, mas talvez tenha mais do que só um sentido, sacumé? ;)

      Eliminar
    4. Sacumé? não sei o que é rsrsrs

      Eliminar
    5. Desculpe essas brasileiradas, rsrsrsrs

      Eliminar
    6. Nossa!
      Sacumé: Sabe como é.
      Manjou?

      Eliminar
    7. Manjou aqui não se diz mas eu já conheço das novelas jajajaja.

      Eliminar
    8. As novelas brasileiras estão te ensinando muita gíria, rsrsrs...

      Eliminar
  16. En el sur canta el ruiseñor y pasan muchas cosas más, en el Sur se te quiere.
    En cuanto al relato hay que arriesgarse y cruzar, aunque haya que pagar peajes.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después del abrazo que te di, creo hasta en los Reyes Magos, que por cierto espero que me traigan un lindo regalo, me porté bastante bien.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  17. No es tan fácil pero no es imposible, el sol está allí cerca, hay que estirar la mano.

    Tienes el arte del símbolo, a mi me parece que eso te hace diferente.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu confianza, Valeria.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  18. se la fue la mano, con el precio, al botero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cruzar el Aqueronte le habría salido más caro.
      Un abrazo, Garriga.

      Eliminar
  19. Qué,¿No creías en los Reyes Magos''? ¡que te den paz y salud y tendrás tu regalo más valioso! cariños Martha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, te prometo que voy a creer, la inminencia de un regalo me puede.
      Un beso, querida Martha.

      Eliminar
  20. Cada escrito tuyo es verdaderamente una sorpresa. Los que conocemos muy bien la izquierda, los que conocen en extremo a la derecha y hasta los que viven sin conocer cual es la izquierda y hacia donde se dirige la derecha, quedaran boquiabiertos ante tal magistral escrito.
    Cuando me dedicaba a dar clases, siempre decía que la gran mayoria de los conceptos tienen una caracter relativo... derecha e izquierda, arriba y abajo, noche y día etc etc.
    La simplicidad de tu relato lo hace ser grande.
    Buen inicio de año, se ve que los aires de la península te han inspirado sobre manera.
    Un abrazo maestro.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a todo esto sumo el mensaje entrelineas que existe en el relato.
      una vez más...
      inclino mi cabeza
      abrazos
      Carlos

      Eliminar
    2. Creo que tu comentario muestra claramente que has entendido de qué va esta historia, Carlos.
      Siempre lo digo, los relatos tienen varias interpretaciones, a veces sucede que un lector coincide con la mía.
      Es todo un placer.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
    3. Ah, y nada de inclinaciones de cabeza, ¡por favor! Que estamos todos en el mismo bote.

      Eliminar
  21. Soy surda y en ocasiones dislepsica...pero el sol...me saca de mis dudas...
    excelente mi amigo! un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, lo digo muy en serio, soy lo que técnicamente se llama heliotáxico.
      Un fuerte abrazo y gracias por estar siempre.

      Eliminar
  22. Querido amigo, otra etapa que culmina y a volver a empezar. Los halagos recibidos no fueron gratuitos ya que te los debían de leer tus historias.
    Será que por mirar el norte el sol me sale por la derecha? o que no es necesario preocuparse por eso, al cruzar se que sólo estaré del otro lado y nada cambiará, sólo yo buscando mi destino.
    Ahora que leo lo anterior no entiendo que quise decir, pero eso es relativo, si fuera poeta diría que los rayos del astro rey son tus letras que iluminan mi ignorancia.
    Un gran abrazo amigo, en cuanto vuelvas veré de juntarnos para tomar un café y charlar.
    Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que te había entendido, o eso creía...
      Claro que sí, Luis, en febrero ya estaré libre.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  23. No es tal facil saber donde queda la izquierda y la derecha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sucede con todo lo relativo, amigo. Estoy de acuerdo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  24. Y todo para darse cuenta que aquí y allá y del otro lado del río, el sol tiene la misma cara.

    Un beso Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que imaginé cuando me mostraron el lado oscuro de la Luna.
      Un beso grande, Malque.

      Eliminar
  25. La derecha siempre o de siempre tuvo más capital por tanto se paga más por ella, necesitan más "mano derecha" y después , comprender, claro que tu sol queda un poco más allá , la visión ahora es desde el conocimiento.

    Es toda una aventura cruzar el río y ver in situ como siempre la realidad nos supera.

    De momento Humberto, solo deseo volver a disfrutar de tí, que lleguen tus actualizaciones y llegar acá con gusto a leer y sentir.

    Besos muchos ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habría que analizar por qué se le dice derecha o izquierda a determinadas posiciones, creo que entenderíamos mejor el mundo. Ya ves, soy iluso.
      Te mando el más grande de los besos, Tramos, muchas gracias por ser como eres.

      Eliminar
  26. Humberto: A punto estoy, no de cruzar el río, sino el Atlántico, en busca de ...bueno, algo encontraré. No creo tener que dar un brazo, pues de antemano he dado...tú ya sabes qué.
    Recibe mis felicitaciones por tu buen hacer, y que este Nuevo año te encuentre lleno de esas musas que tanto te miman.
    Desde hasta acá: DK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En muchos casos no está mal volver a cruzar el charco, sea para lo que fuere, lo pide todo el ser.
      Te mando un beso enorme y que tu 2014 sea maravilloso.

      Eliminar
  27. Hay un cierto rio en las profundidades, adonde nunca se ve el sol, mejor no atraversarlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que todo esto es puro cuento, si no, te diría que esas son las aventuras que más me atraen.
      Un beso grande, Manouche.

      Eliminar
  28. MI querido Humberto, sí, al final descubrimos que tanto desear cruzar, tantas ilusiones y en realidad... todo es igual. Dentro debemos buscar lo que tanto ansiamos encontrar fuera.
    Un mega abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente sea la decisión más acertada, buscar dentro, digo, aunque te confieso que el 'outside world' es muy tentador.
      Un beso y abrazo.

      Eliminar
  29. Suave relato lleno de vida, cruda y real, poética y soñadora, lleno de atardeceres de sol ocultándose para que lo descubran...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poético es tu comentario, Nel.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  30. Como Caronte, no hay barquero (botero) que no te exija su óbolo; mientras el sol sigue inmutable en su lumínico recorrido y nosotros fantaseamos. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruzar un charco sin querer mojarse siempre tiene un precio, algunos se deciden a pagarlo.
      Un fuerte abrazo, Francisco.

      Eliminar
  31. ¡Vaya tarifas las de ese barquero! Temporada alta en la Laguna Estigia donde siempre es más verde en el otro lado, como decimos aquíi.
    Me alegra que estés de vuelte y escribiendo. Espero que hayas disfrutado de tu viaje.
    Bienvenido y abrazos.
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde este lado siempre parece mejor el otro, sin embargo...
      Aún con el recuerdo de tu voz leyendo "Rebajas", una gozada.
      Un fuerte abrazo, Borgo.

      Eliminar
  32. No se si la curiosidad podría llevarme a esos límites... Pero dado el costo probable no me voy a poner a prueba. Un gusto tenerte escribiendo nuevamente. ¿Nos podrías regalar un resumen de tu periplo...? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es un gran problema, a personas como yo les encanta poner en juego todo lo que tiene a cada rato, es un gran defecto, no lo dudes.
      Estoy de acuerdo, Osvaldo, pero no en este espacio, ya tengo a todos cansados con la aventura de LCDLS. Veremos dónde lo puedo contar.
      Un fuerte abrazo y éxitos con ese libro que ya quiero tener.

      Eliminar
  33. Supongo que la mano la necesitará el botero para que tire de algún remo de la barca. Si quieres llegar hasta el sol, no olvides de ir al dentista, porque como tengas una muela en mal estado, te explotará por la presión. O al menos, eso dicen los de la Nasa. Por si acaso, no comas caramelos ni dulces. Yo, más vale que me olvide de hacer un viaje espacial.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía eso de las muelas, gracias por el dato, Antonio, pues ya estaba preparando mi traje espacial.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  34. No se porque, querido amigo, este relato me recuerda tus palabras en la presentación del libro en Bs. As. Sobre todo Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que tal vez esté transmitiendo la misma idea, eso se llama autoplagio, o repetición... ¡Qué feo!
      Un fuerte abrazo, Dany.

      Eliminar
    2. El comentario quedó mal, cortado. Me referia a que me recordaba cuando hablaste de dejar la comodidad de lo sólido. Que te costó pero lo hiciste.
      Es mejor dar un brazo por los sueños que todo el cuerpo por la inmovilidad.
      Ahora espero que se entienda. jajajja

      Eliminar
    3. Te entendí, lo mío era una broma, pero en ambos comentarios me quedó claro que hablabas de animarse a perder para ganar... en el mejor de los casos, claro.
      Más abrazo.

      Eliminar
  35. Los precios de la vida!
    Mira que lo leí ayer, y me quedé pensando.
    Hoy he vuelto y, leyendo las contribuciones de tus comentaristas también he aprendido e interpretado, pues, como tú bien dices, cada uno puede darle una interpretación diferente... tú eres el instrumento que nos hace reflexionar.
    De un lado o del otro... el sol sigue estando ahí, en su sitio, y se divierte con nuestras aventuras, cruzo, no cruzo, pago la osadía con una mano, engaño al botero-Botero...(?)
    Pues eso...

    Gracias por el texto y otro abrazo para que sigas sintiendo el arropamiento de estos lares!
    Besotes!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprende que varios no se animen a decir lo primero que les venga a la mente, pues esto no es ciencia, intenta ser arte y, como bien sabes, en arte no hay interpretaciones correctas y equivocadas.
      Sea como fuere, me alegro de que hayas vuelto a dejar tu huella, no sabes cuánto lamento no haberte conocido.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
    2. Lo sé, lo sé, y bien que lo sé, pero ayer estaba yo con el alma encogida y la lágrima suelta... y en esas condiciones, sí, podría haber dicho algo, pero seguro que luego no me habría quedado tranquila (yo soy así), todo lo veía negro, negro, muy negroooo...

      Ah, y no lo lamentes demasiado, que seguro que hay otra oportunidad, lo sé! Yo también me he quedado con ese runrunnnn, pero, la vie, que es una puñetera y ya ves las malas pasadas que nos juega!
      Salud, hermano!
      ;)

      Eliminar
    3. Te entiendo, Edurne, no te preocupes.
      Y yo también creo que va a haber otra oportunidad.
      Más besos.

      Eliminar
  36. Le imprimes un estado de ansiedad al lector con los recordatorios acerca de lo caro que puede resultar cumplir algún deseo. Demuestra tu enorme poder de comunicación.
    Nos deja ante la contemplación del infinito possible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí tienes una gran idea que, tal vez, te robe. El infinito es posible justamente porque es infinito, me encantó.
      Eres siempre muy amable conmigo, Carlos. Muchas gracias.

      Eliminar
  37. Qué bueno eres Humberto, ya estaba yo echando en falta tus historias, aunque estos días estoy con tu libro, leyéndolo detenidamente y con calma, hay cosas que no las capto a la primera y tengo que detenerme y volverlo a leer de nuevo, ahh, por cierto, quiero regalarle el libro a una amiga y he estado mirando en Amazon (recuerdo que tú dijiste que se podría conseguir ahí) pero me dicen que no hay resultados para esta búsqueda, espero que me digas dónde lo puedo conseguir.

    Yo aún ando un poco perdida con la izquierda y la derecha y mira que tengo años ya, pero lo peor de todo no es eso, lo peor, es que cada vez me pierdo más. Creo que todo tiene un precio, la incógnita es si nos compensará o no pagarlo.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora te respondo por mail lo de Amazon.
      Tú me escuchaste aquella noche madrileña, yo soy de los que pagan el precio, sólo para ver qué resulta, pero tampoco quiero hablar de mí cuando aquí se trata de un personaje. Es verdad, tiene ciertas coincidencias conmigo, pero no todas.
      Me alegra que estés disfrutando de LCDLS, tiene sus bemoles, pero tampoco es esotérico ;)
      Un beso grande y enorme.

      Eliminar
  38. Me sorprendiste ya pensaba que no ibas a volver a escribir en el blog!!
    Tus relatos simbolicos me atrapan, pues dejan un deseo de saber más, que va a pasar despues.

    Un fuerte abrazo desde Argentina.
    Fede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy metido en otras cosas, Fede, pero prometí que subiría un texto cada tanto.
      Muchas gracias por leerme siempre, a pesar de no pertenecer a este universo de blogs.

      Eliminar
  39. Hola Humberto , la verdad es que como se solia hacer en la antiguedad , me refiero a la antiguedad de los dioses griegos , cuando Perseo tubo que ir en busca de Hades y al barquero le pago con una moneda de oro , en tu caso , el pago fue algo más caro , menos mal que el barquero no le dio por cobrarte tu vida , que si no nos quedamos sin Humberto Dib , te felicito amigo eres un gran maestro de las letras , te deseo un feliz año y mucha suerte con la verta de tu libro , besos de Flor .

    Pd; Si te pasas por mi blog , hay un relato de los que te gustan a tí , de un tipo algo Spicótico .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, contemos con que algún día el barquero me cobre la vida, y yo se la pago, pero a cambio de una gran novela, como mínimo.
      Un beso grande, Flor.

      Eliminar
  40. Interesante reflexión la que planteas, HD, el coste de los sueños que sueños son. De como puedes llegar al fin de tus días y descubrir que lo inalcanzable sigue siendo así. Podemos aplicarlo a todo lo que quieras, el conocimiento de Dios, la lucha por la pobreza. En fin. Aquí el Sur suele representar la parte pobre (en las ciudades, en el país).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es igual en Buenos Aires y Londres, dos ciudades que me inspiraron para escribirlo.
      Muchas gracias, querido Ximens, por tus palabras siempre animosas.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  41. So very stunning, it makes me feel like a magical journey.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Something like that, why not?
      Cheers, Karen!

      Eliminar
  42. Una bonita metáfora, Humberto. Muchos, como tu personaje, ansían cruzar ese peligroso río. Confían, ingenuamente, en que allí les espera la otra cara del Sol. No saben que el Sol tiene una sola cara, que siempre sale por la izquierda y que siempre dibuja la misma curva. El otro lado del río no es más que un espejismo. Lo más cruel es que también ignoran el precio que deberán pagar: la mano con la que escribían. Yo preferiría no cruzar nunca ese río. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no sé por qué intuyo que tú ahora tampoco tienes claro si lo volverías a cruzar...

      Eliminar
    2. Bueno, si fuera el personaje, volvería a cruzarlo una y otra vez, ya sabes cómo soy. No le temo a la muerte, le temo a una muerte pasiva. Pero esto se trata de un personaje que... nada más.
      Muchas gracias, querida Marta, por estar siempre a mi lado.

      Eliminar
  43. A veces pagamos un precio muy alto por conocer una verdad pero tal vez valga la pena si finalmente descubrimos lo que queríamos saber, aunque el resultado nos decepcione. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  44. Desde cualquier orilla el sol es el mismo aunque nos lleve tiempo aprenderlo. Un abrazo.

    http://lecturaalahoradelte.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cómo cuesta, a algunos más que a otros.
      Un fuerte abrazo, Aldonza.

      Eliminar
  45. Pues menos mal¡¡
    Pero el Sol, debería de estar en el mismo sitio.
    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Sol sí, pero el personaje no, aunque le cueste entenderlo.
      Un beso, Amapola amiga.

      Eliminar
  46. Al sol podemos darle la cara o la espalda, como queramos.
    Salu2 soleros, Dib.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me extraña que nadie haya dado esta sugerencia interesante, Diego, pero parece que al personaje no se le ocurrió hacer eso, estaba -literalmente- cegado por el brillo del Sol.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  47. Yo, a veces, me creo verlo tan cerca cuando quiere dormirse y se asoma por entre los pinos que rodean mi casa de campo...
    Pero si me acerco a ellos, contemplo con desilusión, lo lejos que está de mí y apenas noto su calor.
    Te dejo cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, está ahí cerquita, como el final del arcoíris, pero las monedas de oro no aparecen, yo las busqué hasta el cansancio, ahora perdí la fe ;)
      Un beso muy grande, Kasioles.

      Eliminar
  48. Tal vez el Manco del Lepanto, aunque era la izquierda y no la perdió, sino que quedó anquilosada - y antes que parezca deslumbrar con mi inmenso saber, two words: Googled It, pudo haber pensado lo mismo, pero por otro lado creo que Steve Jobs pronosticaba un mundo de mancos cuando inventó su Ipod. Ramblings del Martini Rosso - Fuerte abrazo y feliz de verte de vuelta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jobs pronosticó un mundo de mancos y descerebrados, y no es que esté en contra de la tecnología, pero hace unos días vi un tipo de nuestra edad que no podía hacer una cuenta de división a mano, ¿evolución? Probablemente, pero yo me declaro hijo del siglo XX y con todo el orgullo.
      Volví, sí, pero... no sé, es todo un tema.
      Un fuerte abrazo, Ato.

      Eliminar
    2. ¡Vaya, vaya! De lo que se entera una cotilleando... Así que hijo del siglo XX ¿eh?

      Eliminar
  49. Al cruzar por los miedos… fijo que hemos de estar más cerca del sol…
    Esto fue una pesadilla, el botero ni cobró… y la luz nos deslumbró… pero a veces es difícil verlo…

    Cómo disfruto de tus relatos Humberto, son iluminadores, abridores de ojos, mil gracias forever, besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que pasa con mis personajes: me mienten y yo les creo, el juró que no había sido un sueño.
      Muchas gracias, querida Milena.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  50. I just could not depart your web site prior to suggesting
    that I actually loved the standard info an individual supply on your visitors?

    Is going to be back incessantly to investigate cross-check new
    posts

    Also visit my site - india sex

    ResponderEliminar
  51. Me sorprende que no consideres tragedia quedar manco. Pero lo mismo habrá pensado en su momento Dios, por algo nos dió un par.

    Abrazo, HD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre quedar manco y quedarse quieto, creo que tomó la mejor decisión, en eso le doy la derecha al personaje... bueno, mejor la izquierda.
      Un abrazo, Rob.

      Eliminar
  52. Un duro relato de desengaño vestido de ternura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Miguel Ángel, de ternura no tiene casi nada, es que las apariencias engañan.
      Algún día te cuento cómo nació.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  53. Aclaración......arriba.......

    ResponderEliminar
  54. Todo el relato bién, pero me quedo con una duda
    ¿que otra cosa podía cruzar que no fuese el rio?

    Un abrazo desde la tardanza en comentarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sebastián, pon la palabra que quieras (colina, mar, vida, miedos, pozo, etcétera) pues se trata de un símbolo, malo tal vez, pero símbolo al fin.
      No hay tardanza ninguna, amigo, ni lo menciones.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  55. Hola mi estimado Humberto, buenas días. En la izquierda, en la derecha, arriba, abajo, en el centro, si sabemos mirar y escuchar, brillará el Sol y escucharemos el canto del Ruiseñor. Tu relato como siempre, impresionante, precioso querido amigo. Gracias por permitir que disfrutemos con tu escritura. Feliz Reyes. Un abrazo.
    Lola Barea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario muy acertado y esperanzador, Lola.
      Muchas gracias por compartir tus ideas conmigo.
      Un beso grande.

      Eliminar
  56. Norte o sur, con o sin mano, me alegro de tu retorno.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué amable, muchas gracias por tus palabras.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  57. hermoso!

    la inocencia y la ignorancia nos acompañan de por vida...

    besos desde el sur (bah, creo...!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte, pobre aquel que se crea sabio.
      Sí, es el sur, al menos desde acá lo es.
      Un beso, Mónica.

      Eliminar
  58. Yo, aún hoy, me paro a pensar con que mano escribo para diferenciar la izquierda de la derecha. Vivimos soñando, y a veces al cerciorarnos de la realidad recibimos una bofetada desmedida.
    Si Humberto, el Sol va de izquierda a derecha.
    Un beso amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente si tú lo dices es porque es así, voy a ponerme de espaldas para tener la ilusión de lo contrario.
      Un beso grande, Clara.

      Eliminar
  59. ¡Feliz Año Nuevo ¡
    Según pasan los años, vamos aprendiendo muchas cosas, como esta, que el sol alumbra desde todo ángulo igual. La tarea más difícil de aprender es como cruzar ríos, mares, montanas, para hacer personas exitosas como tú.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me has dejado mudo con semejante final de comentario. Muchas gracias por tan amables palabras.
      Un beso.

      Eliminar
  60. Esa inocencia, es la que nos permite el asombro. Sin esa inocencia, hoy no escribiríamos, Humberto. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas, Carlos, la inocencia genera arte.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  61. Y de niños y de grandes nunca terminan las ilusiones de ir más allá de las contingencias.... los motivos y las fuerzas van cambiando, pero el paso para adelante sigue, a veces con éxito, a veces agridulce...
    Abrazo cálido Humberto y te deseo un feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu reflexión, Genessis, me encanta que te expreses.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  62. No era una cuestión de edad ni de lugar, el tema era madurar lo suficiente para cruzar los límites y encontrarse consigo mismo. La magia sí existe, somos nosotros y nuestras circunstancias.
    Muy buen relato, Humberto, una alegría volver a encontrarte.
    Que tengas un año jalonado por el éxito.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Liliana.
      Un beso grande.

      Eliminar
  63. Eso es lo malo de los deseos, que cuando los cumples, lo que obtienes, nunca es lo que esperabas que fuera, siempre resulta algo diferente.

    Saludos H!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la dinámica del Deseo, José... ¡Por suerte!
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  64. Siempre el aprendizaje tienen un costo. Saber que el sol y el horizonte son inalcanzables posiblemente no sea un conocimiento tan obvio como podría parecer. El barquero de Siddhartha resultó mucho menos pretencioso que el botero de este cuento, cosas del autor.
    Un gran abrazo, querido Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la segunda vez que mencionan a Hesse en esta entrada, voy a tener que leer la fuente, si ni, me quedo con la duda.
      Un abrazo, Ricardo.

      Eliminar
  65. Al cruzar el río todo permaneció igual... ¿o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, igual, pero muy diferente, para su vida me refiero.
      Un abrazo, Odiealex.

      Eliminar
  66. El precio que pagó fue excesivo para el resultado obtenido, pero cómo esto nunca lo sabemos apostamos alto para saciar nuestra curiosidad y ganas de saber o comprobar hipótesis.
    Aprovecho la visita para felicitarte por los bonitos logros que ya son un hecho.
    Unha forte aperta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así como lo dices es como lo creo yo, Ohma.
      Muchas gracias por tus palabras, un beso grande.

      Eliminar
  67. ohhh que interesante toito no podia quitar la vista de como narrabas como descrubiste donde estaba tu mano derecha y la del que te cobraba y por donde el sol mostraba su cara jajaja feliz comienzo de años besitosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Embrujo.
      Me alegro que te haya gustado.
      Un beso.

      Eliminar
  68. En estos días fue los "cumples de nosotros"¡Felicidades para vos y para mi!!!!Ja-Ja. Martha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío es el 9 de enero, faltan unos días, pero se agradece por adelantado, aunque dicen que es mala suerte.
      Lo importante: Ojalá hayas tenido un día maravilloso... y todos los que sigue, querida Martha.

      Eliminar
  69. la cara oculta del sol
    la cara oculta de la luna
    cuantos dan su brazo por ello

    besitos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo hay una diferencia, la ciencia nos mostró la cara oculta de la luna, pero la del sol aún continúa siendo un misterio. Yo apostaría fuerte también.
      Un beso muy grande y feliz semana, Elisa.

      Eliminar
  70. Relato con regusto amargo, quiero creer que vivir y descubrir, aunque sea frustante lo encontrado, bien merece el viaje, Que el precio es alto, siempre suele serlo, pero hay que detenerse y tasar tambien lo aprendido.
    Como siempre un placer Humberto. ( Gracias a las amigas sevillanas, y através de ellas, pude estar algo más cerca de ti en tu presentación,)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que merece el viaje, San.
      Qué alegría me das que puedas haber recibido parte del afecto, me pone muy feliz.
      Un beso grande.

      Eliminar
  71. ¡La mala suerte es un cuento chino!!!!Llegar hasta donde llegaste ,es parte de tu karma,pudiendo demostrar tu valía!!!, El 9 te tiraré de las orejas.. Y yo la pasé muy bien,porque como te dije alguna vez,no deseo nada mas que lo que tengo "",Paz y salud"... y eso lo abarca todo...Un Beso Martha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto los tirones de oreja y comparto tu bella manera de ver la vida.
      Más besos.

      Eliminar
  72. Como siempre, un testo sublime! Saludos.

    ResponderEliminar


  73. Brillas con la luz propia que solo tú puedes irradiar,
    brillas con la esperanza de que este momento es único e irrepetible,
    brillas con la ilusión de que mañana será aún mejor que el de hoy,
    no importa cómo, pero brillas, porque tu diáfana luz no tiene comparación.

    Y atraída por este radiante manantial de luz te paso a visitar y te invito
    a brindar a mi lado, hoy que celebro el día de mi cumpleaños
    que felizmente contigo me apetece compartirlo, brindando
    al sumar un año más al libro de vida donde no falte
    la salud, el amor y la felicidad para acercarle una modesta sonrisa
    a quienes las quieran cortésmente aceptar.

    Un breve pero sincero abrazo
    Dejo a los pies de tus sentimientos.

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María del Carmen, eres una persona muy amable.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  74. Siempre pagaremos peajes y siempre el sol, está más allá
    Y con la edad, entendemos que no importa mucho el llegar, y sí importa, la intensidad con la cual acometemos el recorrido
    Lindo volver a leerte ESCRITOR!
    Besossss muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Gizela, y gracias por ser siempre tan cariñosa conmigo.
      Un beso grande.

      Eliminar
  75. Creí que solo era yo quien me equivocaba de mano, aún no se cual es la derecha y la izquierda. Tu al menos lo averiguaste. Ah el Sol, eso es otra cosa. No tiene precio.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, yo no sé cuál es cual, pero parece que mi personaje sí, a un precio muy alto.
      El Sol siempre está más allá, en muchos sentidos: por suerte.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  76. No tengo claro todavía si es mejor la esperanza y luego, posible desilusión, o que alguien nos enseñe sobre una experiencia no vivida por nosotros mismos y dejemos de soñar sobre lo que creemos que puede ser.

    Espero que tu travesía haya salido muy bien....abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo en el aprendizaje vicario, me parece que, para bien o para mal, la experiencia debemos hacerla nosotros mismos.
      La travesía fue mucho mejor de lo que esperaba, algo difícil de explicar.
      Un abrazo, Martín.

      Eliminar
  77. Its like you learn my mind! You seem to know a lot about this,
    such as you wrote the guide in it or something. I believe that
    you just can do with a few % to pressure the message home a little bit, however other than that,
    this is excellent blog. An excellent read. I'll certainly be back.


    Here is my web page ... http://serweryminecraft24.pl

    ResponderEliminar
  78. Qué alegría ver tu entrada, y que impotencia cuando intentaba entrar y la red me arrastraba hacia atrás. Ya en casa puedo leerte con calma y de nuevo, disfrutar de tu genialidad y mi libertad de interpretación :).
    Quizás por el momento que paso, para mi lo que leo es el precio de la madurez, de descubrir lo que realmente es la vida más allá de lo que esperamos, de enfrentarnos a la realidad con todas sus consecuencias, desprendiéndonos dolorosamente de la ingenuidad con la que mirábamos al futuro, de sentir la decepción de lo que no se corresponde con nuestras expectativas y aun así, continuar, aunque solo sea por curiosidad porque, afortunadamente, aun sentimos esa curiosidad y por extensión, cierto entusiasmo.
    Un gran beso Humberto
    P.S.:Gracias por haber venido a vernos y a traernos tu genial libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos lo interpretamos desde nuestro punto de vista y, aún más, desde un momento vital en particular, así que vas muy bien por el camino que elegiste.
      Soy yo el agradecido por haber recibido una experiencia que va a acompañarme toda la vida.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  79. Ahora que todavía le queda una mano tendrá que desplazarse hacia el este, pero no se si merece la pena.

    Un abrazo Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que quedó inclinado hacia ese lado, veremos si vale la pena, yo creo que sí.
      Un abrazo, Jaal.

      Eliminar
  80. Ah, yo también pagué al barquero con mi mano derecha. Lo que él no sabía es que los zurdos, una vez instalados en la otra orilla, somos capaces de ver cómo el sol se desplaza de derecha a izquierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debí imaginarlo, como diestro tengo mis incapacidades.
      Un beso grande, Sícoris.

      Eliminar
  81. Hola querido Humberto.
    Quitando los pequeños problemas de bloger que no me deja ver vuestras publicaciones, ni actualizar las mías la mayor parte del tiempo, acabo de verla en tu muro, y por ser la primera...pues ya ves que no, mañana a estas horas del día, seguro que tu espacio ya está inundado de buenos deseos y más.
    Y si es por este lado ya ves que tampoco a la primera llego, lo importante es ser constante y estar ahí, a las buenas y las malas, ya que el peaje de cruzar el río de la vida, muchas veces cuesta un esfuerzo sobre humano para ir cruzando poco a poco, y sí, puede ser muy profundo y peligroso, mejor ir despacio y a paso seguro, pasar a leerte es beber de un pozo de experiencia y sabiduría.
    Espero disfrutes de tus días libres después de la gira y vuelvas a casa feliz y contento las fotos todas serán un maravilloso recuerdo.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa ser la primera, pero yo te aseguro que siento tu presencia constante, dándome ánimo y afecto.
      Un beso grande, Ambar, muchas gracias por ser así.

      Eliminar
  82. Me estaba gustando tanto la ingenuuidad de la historia que hasta dudé si estaba leyendo el blog que pensaba. Duró poco, el hachazo del autor cortó toda la ingenuidad y se llevó la mano derecha, con la que escribía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a comenzar a preocuparme, pues no sabía que sólo escribía historias crueles. Prometo que voy a intentar modificar esa idea.
      Un abrazo, María Pilar.

      Eliminar
  83. Es que en definitiva, sea de dónde sea, la única que cuenta es nuestra mirada, asi que dejate de jorobar, volvé a cruzar el rio y venite que aqui te esperamos y también hay sol!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que... bueno, mi personaje es bastante diferente de cómo soy yo.
      En relación con cruzar el río, eh, es que estoy tan bien aquí ;)
      Un beso, Maguitah.

      Eliminar
  84. Pretty nice post. I just stumbled upon your weblog and wished to say that I've truly enjoyed surfing around your blog posts.
    In any case I will be subscribing to your rss feed and I hope you write again very soon!


    my web site ... watch out of the furnace online

    ResponderEliminar
  85. Es una historia muy interesante, me hiciste recordar un poema que escribí cuando era adolescente y que envié a Paracuentos, lo titulé Alpha y Omega, y decía que debajo de la estrella luminosa, estaba el árbol, el gusano, la tierra, la perla, y más abajo, mucho más abajo, estaba otra vez la estrella. Y así es, pero hay muchos ríos y muchas estrellas y más allá estará el mismo río, la misma estrella? Lo importante , creo, es ver el sol, el río y la estrella... No todo el puede verlo. Me gustó mucho Humberto, me encanta leerte. Un abrazo de nuevo año con mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea que me das ya me gusta más que mi escrito, tendrías que dejarme el link para leerlo.
      Un beso enorme, Julie.

      Eliminar
  86. Si se corre un riesgo, será que merece la pena. El caso es saber cuando merece la pena.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La palabra 'riesgo' ya merece la pena, en mi opinión, claro.
      Un abrazo, Alfredo.

      Eliminar
  87. Iusiones, retos, peligros, precio... la vida se muestra en esos parámetros que refleja tu texto, a veces pensamos que la ubicación nos da una u otra perspectiva, y puede ser así, pero son nuestra ubicación mental y nuestra personalidad las que mandan a la hora de percibir las cosas.

    UN abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, pero voy más allá: ¿hay algo que no dependa de nuestra personalidad?
      Un abrazo.

      Eliminar
  88. Feliz cumpleaños, Humberto, que pases un bonito día. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un día hermoso, María Rosa, muchas gracias.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  89. Bienvenido a esta parte del río... ¡Un placer leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias, al menos alguien ya está aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  90. Bueno, siempre te queda otra mano y un pie. O vos creias q las ilusiones se cumplen asi nomas?? nanananan, el facilismo no es poetico!
    (Hola, tanto tiempo! jajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto, lo fácil no combina con lo poético, hay que saber sufrir, después amar, después partir...
      Ah, hola, es verdad, mucho tiempo.

      Eliminar
  91. Gracias por contarnos esta breve historia del río, el sol, el empeño en descubrir, y los riesgos por lo que se puede quedar en el camino.
    Las cosas importantes siempre cuestan.

    Bienvenido a la normalidad?

    Besos.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía estoy en seminormalidad, pero en un tiempo retorno del todo... espero.
      Muchas gracias, Pamisola, un beso.

      Eliminar
  92. Caray con el botero. Pues sí pedía un precio alto. pero así es la aventura de la vida. Uno va dejando atrás algunas partes de su vida y también, por qué no, de su cuerpo...

    Un abrazo.

    Me alegra saber que has terminado bien tu larga gira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que partes del cuerpo quedan en el camino, sin embargo, creo que somos como las estrellas de mar, no reconstituimos.
      Un abrazo fuerte, José.

      Eliminar
  93. ¿Porqué somos tan tontos de pagar altos precios por aquello que suponemos maravilloso?
    Nos engañaron con lo del conformismo como valor a la baja.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, porque es nuestra esencia humana, no hay dudas.
      Un abrazo, Dolega.

      Eliminar
  94. Los boteros se hicieron con las instituciones y los gobiernos.

    Y así vamos.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?