9 de marzo de 2015

Hiancias


Cuando en el parque vi que esa mujer venía arrastrando a su perro con la correa, no sé por qué, pero algo del sentido de la realidad -de mi realidad, claro- se trastocó. En principio, me pareció que llevaba dos perros, uno grande montándose a otro más pequeño, sin embargo, a medida que fueron acercándose, pude precisar que se trataba de un solo perro, y que era el efecto de la correa tirando del enorme abrigo marrón que vestía al animal lo que me había hecho creer que eran dos. Vaya, La dama del perrito, Chéjov, pensé.

Era invierno y hacía mucho frío, es decir, nada fuera de lo común. Serían las 10 de la mañana y el paisaje urbano se veía fatal y completamente gris. Aunque nunca hubiera puesto un pie en Hungría, andaba yo paseando por Budapest, doblaba por aquí, me detenía allí, seguía más allá: caminaba al azar. De pronto, desde una ventana cualquiera de la callejuela por la que estaba transitando (creo que era la Kende Utca) me llegó una hermosa melodía tocada con un violoncelo. No sé por qué, pero en ese momento algo del sentido de la realidad -de mi realidad, claro- se trastocó, me di cuenta de varias verdades que me parecieron demoledoras, catastróficas: conocía la melodía (me encantaba), pero supe en el acto que no lograría determinar quién era el autor ni cuál era el nombre de la obra, como tampoco podría localizar la ventana precisa de la cual provenía el sonido, ni conocería jamás al (o a la) violoncelista que la ejecutaba, entonces me angustié al pensar en el número gigantesco de hiancias que se producen en un breve instante, tantas que me sentí una cosa insignificante, como un perrito. Sí, un perrito arrastrado por una dama que tiene mucha prisa. Mejor entro en un bar a echarme una bebida fuerte al estómago, me dije, abusando de mi lenguaje egocéntrico, sea infantil o literario.

El pensamiento necesita huecos, señores, necesita grietas, agujeros negros, vaginas existenciales… hiancias, porque por esas hiancias -palabra que el DicdelaRealAcadEsp se obstina en no aceptar- el pensamiento se escabulle antes de que el pensador lo sorprenda, incluso antes de que él, el propio pensamiento, se sorprenda a sí mismo como causa, camino o resultado.

Dije la frase de corrido y suspiré largamente al terminarla, luego miré alrededor, desafiante, buscando que alguien me contradijera para. Entonces golpeé la barra con la palma de la mano derecha y vociferé: a ver, un vaso de pálinka. Era una orden más que un pedido. Me lo trajeron. El pálinka, este pálinka, dije, levantando el vaso para mostrárselo a los cinco o seis parroquianos que me observaban un poco asustados, es la hiancia que ahora necesitamos tanto yo como mi pensamiento. Y lo bebí de un solo trago. Dejé el vaso vacío en una mesa cualquiera y salí del lugar con esa paz que sólo se siente después de haber confesado una incapacidad delante de otros, fue una de las mejores cosas que me ocurrieron en una mañana gris y fría. Moreover, ése fue el impulso necesario que -a posteriori- me llevó hasta Budapest para inventar esta historia, para vivir dentro de ella y después contarla, y para entender cuán pequeño -o grande- puedo llegar a ser.

Ahora que están pasando justo delante de mí puedo asegurarlo sin temor a equivocarme, lamentablemente en este parque nadie se monta a nadie, es sólo una dama tironeando de un perro, un simple perrito abrigado y sobón.

245 comentarios:

  1. Queridos amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para "Verano".

    Poco a poco voy encontrándole la "voz" a este blog, los relatos que antes me parecían adecuados para este espacio, ahora los derivo a otros ámbitos. No sé si sean mejores o peores, pero por fin siento un cambio.

    Un fuerte abrazo y gracias a todos por su amistad.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi, adecuado o no el blog para la voz de tus textos, me sigue pareciendo interesante leerte siempre. Una nueva palabra admitida o no por la RAE.
    Ahora que he dejado mi actividad en Facebook(me consta, tu otro ámbito) seguiré pasando por aquí.
    Un abrazo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, querida Anna. La palabra viene del francés "béance", pero es usada en ciertos ámbitos también en español.
      Aquí siempre serás bienvenida, amiga.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  3. Llevo un tiempo sin pasar por aquí y todavía no sé por qué, cierto que no me prodigo mucho por los blogs amigos con tanto trabajo, pero no me olvido de ti; Humberto... siempre es un placer leerte...

    Hasta pronto, beso apretao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las vueltas de la vida, a veces pasamos, otras veces nos ausentamos, pero lo importante es volver, Yeste.
      Un beso grande y muchas gracias.

      Eliminar
  4. Humberto Siempre es un placer llegar a este blog Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es sorprendente leer tus escritos.Un fuerte abrazo maestro
    Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paco, eres siempre mu amable.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. Perdón por mi gran ignoracia me puedes explicar que palabra es Hiancias , ya que jamás oí esa palabra , besos de flor .
    Pd , por casualidad tienes otro blog aparte de este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hiancia significa "abertura", "agujero", querida Flor.
      Y no, no tengo otro blog, cuando algo me parece inadecuado al blog, lo publico en Facebook o Google+. Bueno, tú lo sabes, nos vemos también por allí.
      Un beso grande, Flor.

      Eliminar
  7. Eras tú a quien vi paseando por la calle de Budapest mientras tocaba el chelo !!!. Yo iba de otra hiancia también invernal desde alguna página de Chejov.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos todos caminando por calles de diferentes ciudades, tratando de tapar hiancias con algo de ser.
      Un fuerte abrazo, Jaal.

      Eliminar
  8. Necesitaba con urgencia amparar mis zozobras en una avalancha de hiancias. Y de inmediato, (literalmente), solté a mi perro que no entendía una palabra, y me sentí transita de felicidad ☺!!!!!
    Y ordené el caos, jejeje, hasta el final.
    Besos
    Tan original como acostumbras, Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira qué extraño, mi querida Pilar, mi perro entiende la palabra, hasta muchas veces es él el que me lleva con la correa, mientras yo trato de salir de algunas de mis tantas hiancias. Lo que él no entiende es que a mí me gustan esas grietas del pensamiento formal.
      Un beso grande y un abrazo que lo acompaña.

      Eliminar
  9. Que sorpresa linda en esta tarde dominical, me gusta tu estilo. Aplausos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste, Lili, muchas gracias.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Necesitaba con urgencia amparar mis zozobras en una avalancha de hiancias. Y de inmediato, (literalmente), solté a mi perro que no entendía una palabra, y me sentí transita de felicidad ☺!!!!!
    Y ordené el caos, jejeje, hasta el final.
    Besos
    Tan original como acostumbras, Humberto

    ResponderEliminar
  11. Humberto, este relato me hizo acordar a las muñecas rusas, hay una dentro de otras y cuando uno lee siente que cae en un nivel mas profundo sin darse cuenta y es algo que tiene magia. Todos tus escritos tienen algo, muchas veces me pregunté que podía ser cuando tenía la respuesta en mis narices. Te tienen a ti como autor.

    Complejos, oníricos, maravillosos, gracias por compartirlos!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, gracias a ti por acercarte a leer, Ricardo.
      Creo que no tengo que agregar nada más, has captado la esencia del escrito, lo demás queda a criterio de cada uno. Pues para cada persona las matrioskas que van apareciendo son diferentes.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Siempre lo mismo, siempre una mujer tironeando de una perro, ¿para cuándo un perro tironeando de una mujer?

    Estuve a punto de escribir otra cosa, pero me contuve...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías soltarte, José, quién te dice que en esos exabruptos aparezca alguna palabra mágica que nos abra... la cabeza, al menos.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  13. Aquí disfrutando y aprendiendo.
    Podría ser mi caso "tirando" de mi mastina, pero esta no necesita abrigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según el tamaño del perro, necesita abrigo o no, según el tamaño de la hiancia...
      Un fuerte abrazo, MJ, muchas gracias.

      Eliminar
  14. Te mando un beso. Ha sido un placer visitarte y, como siempre, disfrutar de tus brillantes relatos.

    Feliz inicio de semana y gracias por compartir tus maravillosas letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Amalia.
      Una feliz semana para ti también.
      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Te mando un beso. Ha sido un placer visitarte y, como siempre, disfrutar de tus brillantes relatos.

    Feliz inicio de semana y gracias por compartir tus maravillosas letras.

    ResponderEliminar
  16. Vaya palabreja amigo, imagina que haríamos sin el diccionario? Todos tenemos agujeros, y cada quien los tapa u oculta como puede. El mio era esa extraña palabra. Digna de eruditos como tu. Gracias maestro, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente la esencia del texto: cada cual lo tapa como puede.
      Un abrazo muy grande, querido Luis, y gracias a vos.

      Eliminar
  17. No se entiende nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cada cual responda por la dotación intelectual que posea, estimado anónimo. No hagamos leyes de las carencias individuales.
      Un saludo.

      Eliminar
  18. Hiancia... Nunca había oído o leído esa palabra, me gusta y también su significado, creo que efectivamente hacen falta esos agujeros que intentamos llenar como sea y que tú tan bien has recreado. Genial ese cuento dentro de otro, un placer siempre pasar por tu casa. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces me pregunto si toda la vida no consiste en un intento constante por tapar agujeros. Tengo mi respuesta, claro, pero eso no importa demasiado.
      Un beso grande y muchas gracias, Yashira.

      Eliminar
  19. SIEMPRE MUY FULLL, MUY INTELIGENTES TUS PENSAMIENTOS. FULLL RELATO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, ReltiH, siempre eres muy amable.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  20. Amanhã voltarei. Agora vou fazer ó-ó.
    Beijocas. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vou te esperar acordado hem!
      Beijinhos.

      Eliminar
    2. Meu querido, não me diga que não dormiu desde domingo??? Devia ter-me acordado porque eu sim estive completamente apagada quero dizer sem nenhuma luz no espírito para tentar entender esta sua prosa. " A HIÂNCIA é um intervalo de vazio significante onde "habita", na gnoseologia lacaniana .." Não, não decididamente, "esta não é a minha praia" rsrsrsrsrsrsr a minha praia é mais 2+2=4. É que nem consigo brincar com as palavras com receio de dizer asneiras estúpidas.
      Desculpe de ter-lhe tirado dias de sono desta maneira porque deve haver outras maneiras...

      Beijocas Humber
      Flor <3

      Eliminar
    3. Nossa, não agüentava mais! Você disse amanhã e eu fiquei a te esperar e esperar...
      Acredito que você vai além do 2+2=4, minha querida, não seja tão modesta.
      Ainda bem que agora vou poder tirar uma soneca, no mínimo, depois de tanta espera.
      Muito beijos, Florzinha.

      Eliminar
    4. Quer que eu o desperte??? Melhor não rsrs
      Mais beijos!

      Eliminar
    5. Logo agora acordei, depois de dois dias...

      Eliminar
  21. (Va por segunda vez) Decía que es interesante la parodia con el gran maestro ruso, y vale, a través de la producción difundir "terminologías" que poco transitan en la cotidianidad. Un abrazo. -Si este comentario no lo publica googler (con minúsculas), te lo enviaré al correo-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un guiño que algunos entienden, Julio, el de Chéjov pero también el de la hiancia. Me alegra que los hayas captado, mi estimado.
      Es verdad, a veces los comentarios no quedan registrados, no entiendo por qué.
      Gracias por volver a intentarlo.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  22. Interesante planteo, puede ser que la vida sea un intento para tapar agujeros cuando ya surge otro. Un caso son las teorías sobre el universo, cada vez más complicadas.
    Y a lo mejor el perrito podría simbolizar el intento de ejercer el libre albedrío y la dama apurada, las circunstancias que no siempre colaboran, que pocas veces colaboran.

    Me ha pasado eso de no recordar como se llama tal música. Me pasó con Hush de Deep Purple.
    No voy a refutar tu teoría, aunque no garantizo haber captado el sentido, como tal vez no haya captado el sentido de tu anterior relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimado Demiurgo, es que tal vez no haya teoría que refutar, con lo cual también puede ponerse en duda si hay un sentido. Es un tema para hablar en persona, pero creo que debería existir una nueva forma de literatura en la que no prime el sentido único por sobre los sentidos personales. Bueno, creo que ya existe, pero todavía no se le da la verdadera importancia. Te dejo el link de una entrada que escribí en 2012, creo que se explica mejor que yo: http://humbertodib.blogspot.com.ar/2012/11/la-frontalidad.html

      Sin embargo, después de tanta perorata, tus primeras palabras me indican que en un par de cosas coincidimos, relacionadas con en "sentido" del texto, claro está.
      ¿El anterior? Me parece claro como el agua del Río de la Plata, es puro ludismo literario.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias por la opinión.

      Eliminar
  23. Un poco más y se complica.
    Aparecen muchos pensamientos en el protagonista que se anticipan a,vivirlos primero. Ahí es donde tropieza con los huecos. El viaje final lo hizo ya muy pesado de equipaje mental. Ibas bien en tus trenes de ideas que buscaban que todo surgiera del vacío. Lo más importante de todo pues ahí se guarda el contenido.
    La fama por otro lado, tan ilusoria e injusta. Hoy por hoy carente de calidad y valores resulta el mero hecho de tenerla. Ejemplo. Aparecen dos acróbatas de Cirque du Soleil, hacen giros uno alzado de cabeza en las manos del otro, y además pegan flips o saltos al revés en que intercambian sus lugares y todo al irse balanceando sobre una pelota, así con ésta demostración de equilibrio sobrehumano salen rodando encima de la bola en total locura saltimbanqui. Suena un apaluso que se dispersa al abandonar ellos el escenario y ver que aparece la chica del caballo y su gorila malabarista. Todos ellos han hecho algo que nos es imposible a la mayoría de los espectadores, sin embargo nadie sabemos sus nombres ni son famosos. En cambio lo es El Chavo del ocho, quien dice algunos chistes que cualquiera podríamos repetir. El sí es famoso y su funeral estilo comedia musical llena un estadio. ¿Me entiendes?
    La fama por sí sola no vale nada. Necesita su auténtico sentido valioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que mi realidad es así, primero creo vivir los momentos y después los vivo efectivamente para que se hagan realidad.
      Estoy de acuerdo contigo, lo mejor de nuestro pensamiento se guarda en las grietas, no hay nada más aplastante que seguir las formas de pensamiento que la sociedad nos ha incrustado en la mente, con la escuela y luego con la universidad, si cuando éramos pequeños nos permitíamos ver todo como lo deseáramos... Y era mucho más libre, abierto.
      Después de lo que dices, yo me siento un acróbata del Cirque du Soleil subido arriba de un caballo, mientras cuenta historias que, en muchos casos, llegan a destino. La fama es relativa, hace 20 años no me conocía nadie, en 2015 no me conoce casi nadie.
      Un fuerte abrazo, amigo Carlos.

      Eliminar
    2. Siempre te conocen más de lo que imaginas. Y si sostienes la calidad, el día menos pensado quedas descubierto por millones. El internet está muy codependiente de SEOs o motores de búsqueda optimizantes que utilizan las agencias de publicidad para recibir más visitas. Pero todo ésto está en la infancia tecnológica. Soy buen profeta y verás al tiempo lo que surge. Además el ir construyendo tu propio archivo te da para sacar buenas antologías para difundir en otros medios.
      Un abrazo, que siga el ascenso.

      Eliminar
    3. Fue un poco una broma, en realidad es impensable que de escribir textos para mis amigos ahora venda libros y haga giras, claro, me falta competir en las Grandes Ligas, pero tiempo al tiempo, la fama no es algo que me quite el sueño.
      Creo en ti, Profeta Mío, estoy en tus manos.
      Más abrazos, querido Carlos.

      Eliminar
    4. Que buena conversación!

      Eliminar
  24. Hoy, además, me has enseñado una palabra. Muchas gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu presencia aquí, querido Chema.
      Soy yo el agradecido.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  25. Un placer volver a leerte, era la hiancia que necesitaba para este lunes por la mañana.
    Aunque un vaso de pálinka tampoco hubiese estado nada mal.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, mejor la hiancia, después el pálinka, porque una cosa no excluye la otra, mi querido Jon.
      Te mando otro abrazo, es un placer verte acá.

      Eliminar
  26. Dib:
    Me gusta la palabra "hiancia".
    Es verdad, necesitamos un brecha de irrealidad para poder mantenernos cuerdos (si es que lo somos, jajaja).
    Salu2 cordales.
    (Prometió usted grabar con su voz el siguiente relato...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algo que me gusta de ti, Diego, muchos se complican por callejones demasiado oscuros y tú vas al meollo con la mayor simpleza, eso es un don.
      Era MUY largo para grabarlo, imagínate, yo soy muy perfeccionista, habría estado 20 horas frente al ordenador hasta que saliera más o menos como me gusta. Ya vendrá, ya vendrá.
      Un abrazo sin hiancias.

      Eliminar
  27. Si no fuera por esas rendijas imaginativas e irreales, la cruda realidad se impondría como una losa que podría llegar a aplastarnos con su peso tan prosaico y evidente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, Cayetano, no hay mucho más para decir, tu comentario simplifica mi texto barroco.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  28. Me ha encantado, Humberto. Hiancias, sincronías, creer en casualidades o no hacerlo, todo esto forma parte de nuestro realismo mágico.Un texto para releer.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No será que yo nunca salí de la etapa del realismo mágico? Perdón, estaba pensando en voz alto. Ayer justamente pensaba hacia dónde se estaba dirigiendo lo que escribía y me gustó pensar que es una forma de existencialismo literario. Me parece adecuado y suena pomposo ;)
      Un beso grande, Sete.

      Eliminar
  29. Hola Humberto. Aquí me tienes queriendo dejar un buen comentario. Pero solo me sale lo de siempre, que es que me encantan tus relatos y tu manera de secribir.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen comentario es el que se hace desde el corazón, querida Josefa, así que no tienes que preocuparte, los tuyos son excelentes.
      Un beso grande.

      Eliminar
  30. Voy a incorporar la palabra "hiancia" a mi vocabulario cotidiano. Me da igual lo que digan los expertos. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la uso y la gente parece entenderla, ahora me gustaría saber si es verdad que me entienden o si sólo me miran como quien ve caer la lluvia.
      Un beso grande, amiga, un beso aceptado por el DRAE,

      Eliminar
  31. Magnífico! Muy profundo. Reservé una hiancia ex profeso para el microrrelato con el objeto de dejarlo reposar un poco. Espero que no se me escabulla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo prometerte que no se escabulla, pero si has reservado una hiancia ya has ganado unos cuantos puntos en este juego literario.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  32. Hola Humberto, los pensamientos se amontonan y necesitamos respirar sin agobios. Solo con un poco de silencio, se hacen los huecos-hiancias- como tu dices.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto, el silencio y la soledad, agrego, son buenos para generar espacios en el pensamiento. Después está el tema de si eso es bueno o no, yo creo que sí.
      Un beso, querida Sor Cecilia.

      Eliminar
  33. Me fui corriendo a buscar el significado de la palabra "hiancia" y me encuentro esta definición de Lacan "La hiancia es una de las manera por la cual Lacan enuncia el vacío."
    Me cerró entonces totalmente el concepto de tu relato,porque todo el tiempo me sentía como en un texto circular,repleto de "causalidades" (también es una definición de hiancia)
    Por último decirte que me gustó mucho como construiste esa realidad,que a veces se tornaba onírica o,quizás una especie de vivencia interna más allá de donde estuviera el protagonista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay lectores y lectores, es ocioso decirlo, pero reconozco que me gustan los que van a investigar qué hay detrás de una palabra "rara", pues allí está todo y (a mi forma de ver) se aclara todo el panorama.
      Me alegra que hayas compartido esta realidad un tanto irreal.
      Un beso.

      Eliminar
  34. Desde Budapest adonde el tiempo es frio y gris, mi perro al pié, dejo de tocar el violoncelo para assomarme a la ventana y,enamorada ,pedirte subir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y ahora qué te digo? Bueno, que quisiera ser el protagonista que sube las escaleras para escucharte tocar una sonata sólo para mí.
      Un beso grande, Manouche.

      Eliminar
  35. Tus escritos tiene la virtud de tirar de mi, mi cabeza multiplica su actividad febrilmente intentando captar todo lo que me inspira la lectura que nos regalas... y solo puedo agradecer que me sacudas y que provoques esa reacción en mi mente, ya que decir que cada vez sucede menos amenudo. Porque como bien dices, nuestra mente necesita huecos, lugares en los que introducirse y perderse o tal vez encontrarse... Gracias por compartir tu talento y hacerme vivir toda una aventura.
    Reme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo, muchas gracias por tus palabras, Reme.
      Me alegro que te suceda lo que me cuentas, porque en cada escrito lucho por no contar una historia que alguna vez escuché, que alguna vez leí, y como no puedo crear un lenguaje nuevo, me valgo del que existe para darle otro sentido y jugar con personas como tú.
      Un beso grande.

      Eliminar
  36. EN ESTE PARQUE, EN ESTE MUNDO, DOS PERRITOS ENCIMADOS SON PURAS VISIONES, ES VERDAD, NADIE MONTA A NADIE. PERDÓN POR LAS MAYÚSCULAS, NO FUE ADREDE. UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el maldito efecto Parque Rivadavia, posiblemente sea porque hay tantos libros allí, pero es así, ya nadie monta a nadie.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  37. "El pensamiento necesita huecos... hiancias, porque... el pensamiento se escabulle antes de que el pensador lo sorprenda, incluso antes de que él, el propio pensamiento, se sorprenda a sí mismo como causa, camino o resultado."
    Ayer di tantas vueltas a esto que, no sin ayuda de las altas horas y las 2 cervezas previamente ingeridas, me dormí en el salón sin poder ponerte ni una palabra.
    Sin hiancias habría siquiera pensamiento? Quizás no sería necesario y tendería, a desaparecer como los dedos de los pies.
    Mi pensamiento goza de enormes hiancias, por desconocimiento y por escasez de memoria, no se si bueno o malo pues la pereza lo mantiene bastante aletargado, en cualquier caso me gusta pensar que pueda ser mas un beneficio.
    Qué gusto me da leerte y que me dejes esta sensación de dar vueltas y mas vueltas a todo lo que dices.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un pensamiento sin hiancias es un discurso armado, un lugar común, un programa de computación que habla. Es una pena que cada vez haya una mayor tendencia a pensar así.
      Tú me dices que estuviste dándole vueltas a esa frase, bien, no sé si te sirva de consuelo pensar las vueltas que yo le di a este texto hasta decidirme a publicarlo... si es más fácil decir que A + B = C y la gente aplaude, aplaude a rabiar.
      Un beso enorme, mi querida Nurocas.

      Eliminar
  38. Sí, cada vez estoy más segura. Cuanto más recorro tus letras más me gusta tu locura. Capo total, Dib, capo total. Disculpá mi lenguaje urbano tan poco etilístico... ¡Abrazo inmenso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu lenguaje desinstitucionalizado, Laura. Seamos sincero, todos tenemos un doble o triple lenguaje, sería MUY pesado conversar entre amigos como si estuviéramos dando un discurso en el Museo Británico.
      Un beso grande, mi querida.

      Eliminar
  39. Algunas veces ,el silencio me hace ruido y me trae recuerdos (como cuando escribo en mi blog,Perdón por ello),,,al volver a vivir el pasado,que está tan lejos ,y en mi presente ,no puedo preguntar a nadie nada ,,,,,porque no hay nadie,,,,ya no hay nadie,,,,,Un beso Martha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo imaginar lo que dices, querida Martha, pero me animo a contradecirte, son muchos, somos muchos los que estamos. Sos una gran artista, tus dibujos están en la mente de tantas personas que no habría forma de contarlos, nos dejaste tanto arte que tendríamos que pasar una vida agradeciéndote. Es verdad, el pasado quedó atrás, pero no hagamos de eso algo triste.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  40. Perdón,!!!!Realmente es un sunami de tristeza,,Normalmente no soy así,pero se juntan ,mi restablecimiento ,"tan largo" con las noticias globales,""Me gusta leer todo lo que volcas en el papel,,,,aunque muchas veces tengo que recurrir al diccionario para entender,tantas palabras maravillosamente escritas,,Un beso Martha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenés que pedirme disculpas, Martha.
      Ojalá todo mejore en tu vida, te mando todo mi afecto.
      Otro beso.

      Eliminar
  41. excelente y redondo, como siempre
    un abrazo
    juan

    ResponderEliminar
  42. El personaje es extremadamente sensible a las hiancias; a raíz de una, entra en otra que su mente goza imaginar. De ahí podría entrar en otra y otra...
    Son necesarios, sí, esos agujeros. En realidad, la vida está repleta de ellos; abren un boquete donde todo es posible. Algunas personas no soportan lo indefinido...pero eso es el universo y nuestra propia mente... ¿podemos encontrar sus límites?

    Muy interesante tu texto de hoy, en el que mi mente, como la de tu protagonista, se va saltando, de rama en rama :).

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que se abre una hiancia aparecen en cascada cientos de otras, esa es la maravilla del pensamiento libre.
      Es muy cierto, Volarela, hay gente que podría desestructurarse si le quitaran por un solo segundo el piso de lo definido.
      Muchas gracias por tu comentario, un beso.

      Eliminar
  43. Tus relatos son para leerlos varias veces y disfrutar de todos los caminos que proponen..
    Una genialidad, Humberto.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fede, eres muy amable.
      Nos seguimos viendo por FB.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  44. Siempre está bueno pasar por acá, entienda o no, comparta o no, me guste o no.
    Leo varias veces algunos de tus relatos, otros no.
    Me dejan pensando en historias, en palabras, en paisajes. Y eso está bueno.
    Este me dejó triste, pero ha de ser porque lo estoy.
    La música tapa agujeros, aprendí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te cuento... Tengo muchas cosas escritas, posiblemente demasiadas, pero cuando me decido a subir algo al blog, pienso una y mil veces que no sea un texto de esos que generan inmediatamente una catarata de comentarios, porque ya es algo que se volvió obvio. Lo que intento es ser fiel a lo que quiero hacer, esto es, intentar una forma de expresión personal, que puede gustar o no, pero que nunca hable de un tipo que busca resultados inmediatos.
      Es verdad, la música tapa muchos agujeros, y lo hace bastante bien.
      Ya lo dije por allá, espero que esta tristeza pase, que todo vuelva a tener el brillo que esta vida merece.
      Un beso grande.

      Eliminar
    2. Cómo? Hay gente que escribe para tener resultados inmediatos?? Chiste, chiste? Sí, hay gente que busca la catarata de comentarios.
      Sigue así. No hay nada mejor que ser fiel a uno mismo.
      Lo que te escribí, lo hice porque...viste que hay gente que no puede separar el gusto personal de lo que está bien escrito, o al revés?
      Hoy estoy con eso de que la tristeza no tiene fin, pero como soy positiva, optimista y entusiasta...también puedo decirte que pronto pasará. Y como dije por allá, es imperioso que me reencuentre con la felicidad. No sirvo para estar sin ella.

      Eliminar
    3. Yo mismo no podría decir que alguna vez no busqué resultados inmediatos, pero son etapas necesarias, me parece.
      Yo leo de todo, algunas cosas me gustan por el estilo, otras por las historias, otras por la técnica, y muy pocas por todo en general.
      Yo deseo que vuelva tu felicidad, Dana, te lo digo de corazón.

      Eliminar
  45. Bonita historia, y dos nuevas palabras a tener en cuenta; Hiancias y pálinka.

    Abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafa, pero no les des demasiada importancia tampoco.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  46. No sé por qué hancia se escurrió mi comentario y sólo puedo decirte que he disfrutado muchísimo con este soliloquio tuyo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema de las hiancias, a veces se pierden cosas muy importantes en ellas.
      Me permito hacerte una pequeña corrección, BB, es el soliloquio del personaje, yo jamás podría hablar como él. Ojalá.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  47. Me ha gustado mucho esta nueva teoría tuya del Black Hiancias... y vuelvo a preguntarme muy para mi... de donde saca mi amigo tantas palabras que nunca he visto... sin dudas tus agujeros (imaginarios) son infinitos. Abrazos
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, querido Carlos, los muchos agujeros te llevan a querer taparlos, de la mejor forma que podamos.
      Por cierto, entre ambos vamos de agujeros en agujeros, deberíamos dedicarnos a la física más que a la literatura.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
    2. Yo ya soy fisico. Mas no lo pagan como debe ser y mejor hago otra cosa. Pero no estaria mal llenar de agujeros el mercado jajajaja
      Abrazos

      Eliminar
    3. ¡Es verdad! Soy yo el que toca de oído, pero si tú me dices que la física no rinde, sigo con esto de los libros ;)
      Otro abrazo.

      Eliminar
    4. Yo ya soy fisico. Mas no lo pagan como debe ser y mejor hago otra cosa. Pero no estaria mal llenar de agujeros el mercado jajajaja
      Abrazos

      Eliminar
    5. ¡Te dije que es verdad! Jajaja.

      Eliminar
  48. Gran relato Humberto, magistralmente escrito... Pero hay que tener mucho cuidado con el abuso de las hiancias, sobretodo las que se comparten con el estómago, ya que la mente puede acostumbrarse a generarlas para retroalimentarse. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una proliferación de hiancias podría ser fatal, también.
      Muchas gracias por tu comentario-consejo, Wilfredo.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  49. Claro que los huecos son necesarios. Todos tendríamos que llevar un agujero negro en los bolsillos ¿Que un bar está muy lleno? pues echas un agujero negro para tener tu espacio, tomar un palinka con tranquilidad al grito de Isten! y saborearlo como es debido.
    Abrazos! Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que entras en un bar del Raval del 2015, por ejemplo, y acabas saliendo de una charcutería del Londres de 1888. Esos agujeros negros portátiles tienen sus peligros.
      Un fuerte abrazo, Borgo.

      Eliminar
  50. Es complejo Humber, pero después de leerlo un par de veces me pareció un laberinto lleno de magia y sentido.
    Cada grieta debería llevarnos a conocer más.

    Un besote,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces el sentido es le primero que te viene a la mente, me parece que este es uno de esos casos.
      Muchas gracias por tus comentarios, Sabrina.
      Un beso.

      Eliminar
  51. Que de cosas buenas salen de las grietas de tu cerebro...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fernando.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  52. Más de una vez he tenido esos agujeros o espirales de pensamiento, no sabía que se llamaran así, si bien había oído la palabra no conocía bien su significado. Leerte fue aprender algo nuevo, el contenido de una palabra, pero sobre todo aprendí que un escritor como vos puede hacer algo bueno con cualquier vocablo que esté a su alcance.
    La historia, una dentro de otra tal mamushkas, es completamente interesante. Un pensamiento, lleva a otro, se dispersa, se hace hiancia, pensamiento dentro de la hiancia... Uf! Un paseo por una intelectualidad admirable!
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos (o casi) tenemos la posibilidad de meternos en historias que nos lleven a otras con sólo permitírnoslo, pero siento que muchas veces tenemos miedo de que no se entiendan o de que otros no las aprueben. La aventura está servida, apenas tenemos que dar un par de pasos.
      No dudo de que has tenido esos huecos, lo muestran tus historias y tu blog, que también es un hiancia por la cual muchos se deslizan para encontrarse y crear.
      Un fuerte abrazo, Sindel.

      Eliminar
  53. las grietas son maravillosas Humberto, yo siempre me pierdo por ellas
    la realidad , la mía, es que me gustó ese ir y venir de tu personaje
    y lo del parque pues nada, hay quienes tratan mejor a su perro que a su semejante
    y son mucho más abnegados con los peludos y mimosos cachorros que con los zarrapastrosos niños indigentes

    besitos y feliz se,ama ... perdón quise decir semana :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fe de que te pierdes, pero también de que sabes encontrarte muy bien en el mejor lugar: el de la palabra.
      Y ni me hables de algunas damas del perrito.
      Un beso grande, que también tengas una semana llena de amor.

      Eliminar
  54. Cuando desterramos el impulso para pensar dejamos de sentir y comienza en cierta manera la tortura de averiguar que o quien lo produjo y zas..... adiós momento, adiós magia ,, adiós impulso

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay algo que nunca debemos desterrar es el impulso a pensar, querida MaRía, es lo que nos hace diferentes unos de otros.
      Un beso grande.

      Eliminar
  55. Sirve de algo esa señora y su perro porque salió este texto entretenido.

    Beso Humberto (hiancias, palabra extraña que ni pronunciar puedo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas las veces que me cuelgo de la falda de alguna señora para que salga una historia más o menos interesante. Con perrito o no.
      Un beso, mi querida,

      Eliminar
  56. justo acabo de leer lo siguiente en el diario:: "cierta vez me dijo un académico que la academia no admitía solencia por su escasa o nula difusión".
    lo mismo debe pasar con el vocablo hiancia que es más que nada utilizado por estudiosos de la psicología.
    interesante relato. uno aprende cosas nuevas todos los días.

    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Draco, es del ámbito psicoanalítico, pero ya pasó al lenguaje más erudito, sin ser psicológico.
      Solencia me gustó.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  57. Muy interesantes tus hiancias :) no consigo pronunciar esa palabra...Abzs, Humberto.
    Silencio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pronuncia así: Hian-cias, muy simple.
      Muchas gracias, mis grietas son mi virtud.
      Un abrazo.

      Eliminar
  58. Tuve que googlear para comprender un poco más el concepto de hiancia y entre tantas cosas encontré: "En 1964, Lacan dice que “la relación del sujeto con el Otro es enteramente producida en un proceso de hiancia”; al sujeto lo constituye una hiancia, porque está esencialmente dividido, escindido" - El outer self, out of body experience, etc, mirarse en un espejo y no saber si lo que refleja es cierto, es necesario cada tanto, aunque esos pensamientos sean gatillados por una sensación de ser montado por otro sujeto o un hasta un perro. Muy disfrutable narración por todo lo que produce en el lector, o al menos en mí. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Ato, "hiancia" es un término psicoanalítico que también se usa en poesía o ciertos ámbitos más eruditos. Lo mío intentó ser más humilde, pero la relación es esa, es decir, así como al sujeto lo constituye una hiancia, al pensamiento también. No hay una forma más creativa de pensar que cuando se abre una grieta en el trillado discurso cotidiano.
      Me alegra que te haya gustado, porque... bueno, porque está bueno que alguien te acompañe en los caminos más raros.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. OK, yo te acompaño, pero si la cosa se pone jodida...Better you than me! :-) Abrazo!

      Eliminar
    3. Si se pone jodida, nos vamos los dos... O vuelvo al "Había una vez una muchachita muy bella que no podía amar...".
      Más abrazos.

      Eliminar
  59. Te estoy leyendo desde Singapur.
    No he necesitado pasaporte ni visado alguno.
    Han sido muy amables en la aduana.
    Además soy invisible.
    De aquí un rato iré a Budapest y luego me pasaré por Sidney.
    Viajo barato y seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Sidney nos vemos, entonces, pero atención, al lado del puente...
      Un abrazo.

      Eliminar
  60. Un laberinto de palabras Humberto eres muy hábil con el lenguaje y tu facilidad para crear fantasías más que reales.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mia, ¿es fantasía? ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  61. ¿Hiancia?
    Pues ahora no se si he aprendido una palabra nueva o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se te olvida en una semana es que no la has aprendido, veremos.
      Un beso.

      Eliminar
  62. Debo confesar que en el escrito me parecía que el personaje sufría una carencia y tenía que decirla en alto, no se atrevía, y mejor decirla en voz alta en un lugar de un idioma diferente para sentirse liberado.
    La palabra:"hiancia" me era desconocida así que san google vino en mi auxilio: "Ser sujeto supone, vivir en una falta constante, en una hiancia.
    Mira por donde no iba descaminada. Un abrazo afectuoso.
    P.D. los perros traen consigo el abrigo, Lua sale a la calle tal cual, lo único que hago al llegar es mimarla con la toalla y no te imaginas como disfrutamos ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y quién dijo que no tenías razón en tu creencia?
      Claro que sí, hay palabras raras o difíciles, pero si uno sigue atentamente el hilo de la historia, puedes poner "x" que va a tener sentido igual.
      Me alegro por Lua, que no tenga que sufrir el ridículo perruno de andar vestida tontamente.
      Un beso grande, Alondra, muchas gracias por tu opinión.

      Eliminar
  63. El título me desconcierta y por eso busqué la palabreja y según la RAE no tienen constancia de su existencia así que Humberto eres un inventor de palabras y de historias muy buenas.La mezcla entre un paseo por el parque y esa visión de la dama y el perrito de Chejov y tu posterior viaje por el intricado mundo del pensamiento hacen difícil la conexión entre las dos cosas, pero al final como tu muy bien dices solo es le paseo de una dama con su perro.
    Cuanto discurres Humberto tienes una imaginación pletórica de ideas.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá hubiera inventado la palabra o el concepto, lamentablemente no fui yo, porque es muy interesante. Es verdad, el DRAE no la acepta, pero circula en muchos medios.
      Sea como fuere, muchas gracias por seguir ese discurrir conmigo, me alegra que todavía haya personas a las que les guste la literatura que vaya más allá del 2 + 2 = 4.
      Un beso grande, Puri.

      Eliminar
  64. Extraña palabrita, desde luego. Es una de esas palabras que de no usarse, acaban arrinconadas. De pequeño, cuando no esntendía una cosa, mi padre me decía que mirara en el "tumbaburros". Llegué a creer que esa palabra se la inventó él, pero de mayor supe que no era así.

    Un abrazo, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con "hiancia" ni el tumbaburros alcanza, porque viene de otro ámbito, pero no es difícil, es una manera de decir "hueco".
      Gracias por tus anécdotas, Antonio.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  65. Si muy entretenido escuchar palabras nuevas, o sea que la señora no andaba "rabona" andaba "achutá" (no andaba con poca ropa, andaba elegante ) chilenismos antiguos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan los modismos de las diferentes regiones, María, el español es un idioma tan amplio y rico que da para crear miles de textos.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  66. Desconocer la palabra no ha impedido poder adentrarme en el texto y poder vivir una situación entre lo real e imaginativo. Siempre me sorprendes en tus escritos, eres un maestro de la palabra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tú lees muy bien, José, y para un buen lector uno puede escribir "mesa" que va a extraerle el significado que el texto le indique.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  67. Palabra que jamás había escuchado, pero que con tu amena forma de escribir, suena muy bien.
    Un abrazo desde Gran Canaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Armando.
      Va un fuerte abrazo hacia la Gran Canaria.

      Eliminar
  68. Que las hiancias que puedan surgir no nos pillen desprevenidos... por ahí quién sabe lo que se escurre...
    Buenísimo Humberto, e interesante: me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me daría miedo que se escurriera algo feo o vergonzoso, en definitiva si algo se filtra me pertenece y tengo que aceptarlo.
      Me alegra mucho que te haya gustado, Milena.
      Un beso grande.

      Eliminar
    2. Aceptado, claro... Y bienvenido.

      Eliminar
  69. Me encontraba sentada en la terraza calle fuencarral nº 13 , me gusta ese número, en un momento de giros y giros de pensamientos, me hallé en Buenos Aires de lejos ví a Ricardo Darín y a su lado, sí, a su lado Humberto, aún estando lejos sabía que ya hacía tiempo que estaban hablando del personaje de Ricardo el cual escuchaba con la misma atención y ahí en otra grieta me deslice rápido y volví a al 19 de diciembre donde yo le escuchaba con la misma atención y no me sorprendí. Era cuestión de tiempo y ese nos permite viajar desde nuestro interior donde otros no se ven.
    Hubo un día que te pense en wikipedia...

    Genial escrito y tan diáfano...

    Besos muy fuertes

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ¿por qué no puedes ser tu el escritor de esa novela donde él sea protagonista ? ....yo lo veo factible

      Eliminar
    2. Un muy buen argumento, querida tRamos, que algo de realidad tiene, ya que por ciertas circunstancias de la vida conozco a Darín. Lo cierto es que no pudo (o no quiso) venir aquel 19 de diciembre, porque (dice) estaba en plena filmación de Relatos Salvajes.

      Lo de wikipedia no es tan complejo, quien te dice en breve.

      Claro que una novela mía llevada al cine sería maravilloso, pero, en principio, prefiero verla teniendo éxito en las librerías. ;-)

      Muchos beso, mi querida.

      Eliminar
  70. Fantástica palabra y mejor pensamiento. Claro que hay que saber crear esa brecha donde ajustar o desajustar los pensamientos. Que fluyan a su antojo sin nosotros.
    Un gusto volver a leerte y sentirte tan cerca con ese toque tuyo tan sereno, nostálgico y divertido.
    Un gran beso, se te quiere Hum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que dejarlos fluir, mi querida Raque. Yo sé que muchos dirán que no se puede estar en un estado de pensamiento literario todo el tiempo, y estoy más o menos de acuerdo, pero para los que no puedan lograrlo en el trabajo, por ejemplo, no les faltará espacios en otro momento del día.
      Por aquí también se te quiere, Raque.
      Muchos besos.

      Eliminar

  71. Oi Humberto!
    Demorei um pouco mais cheguei.
    Estive um bom tempo ausente e só voltei alguns dias atrás. Sempre recebo suas atualizações pelo e-mail e sempre estou a ler tua postagens. Tuas histórias sempre muito curiosas. Você tem o dom das letras.
    Se há um lugar no qual a humanidade inteira cabe, onde cabe toda a nossa angústia de existir, esse lugar é a hiancia de que fala o Lacan. É, na verdade, esse 'não-lugar' no qual nunca conseguimos nos sentir ancorados, mas em movimento pleno e vazio, ao mesmo tempo.
    Um beijo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeu mesmo pelas suas palavras, querida Smareis. Adorei que você entendesse a palavra "hiância", porque lhe permite entender o escrito com mair profundidade.
      Um beijo grande!

      Eliminar
  72. Te soy sincera Humberto, si le hablo asi a mi doctora de cabecera llama enseguida a alguno de mis hijos ja ja
    Me encanta leerte me transportas a lugares que ni por asomo transito
    Gracias por tus palabras.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor lee estas cosas acá y no se lo cuentes a tu doctora, tampoco yo querría que la profesional viniera a buscarme, ¡por Dios!
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  73. Qué buena la hiancia!

    No me importaría perderme en una ahora mismo.
    Chin chin con la pálinka!
    Salud!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chin chin, amiga.
      Y piérdete cuando te apetezca, no es tan difícil.
      Un beso grande.

      Eliminar
  74. El pensamiento se cuela por las grietas por las que respira el silencio.
    Gracias al post conozco una palabra nueva.
    Gracias!
    Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonita idea, me encantó. Eso es lo bueno de este medio, te encuentras con gente que cierra la idea con una frase, un pensamiento, cualquier elemento que embellece el original.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  75. Mis pensamientos practican el escapismo por esas hiancias que nombras, Humberto, con tanta frecuencia, que estoy por ponerles un Circo para que monten sus numerito de magia cuando se sientan oxidados, pierdan elasticidad y limiten por vértigo existencial la distancia de sus aventuras.

    Un relato delicioso e irónico en un invierno gris y frío con música, señora con perrito y desahogo en el bar...

    No le falta de nada. Un placer leerte.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu blog me muestra que eres una persona que le permite a sus pensamientos escabullirse por esas hiancias y hacerlas productivas.
      Muchas gracias por tus palabras alentadoras, son una gran caricia.
      Un beso.

      Eliminar
  76. Olá, Humberto
    Vi o teu comentário no blog da Volarela, achei-o muito interessante, e resolvi vir conhecer o teu espaço.
    Gostei imenso, e vou voltar com mais tempo para o apreciar devidamente.
    Já me fiz teu seguidor. Se quiseres visitarme dar-me-ás muito prazer.

    Um abraço
    MIGUEL / ÉS A MINHA DEUSA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olá, Miguel, hoje dou um pulinho por lá.
      Valeu pela sua visita e por você ficar por aqui.
      Outro abraço.

      Eliminar
  77. Qué es más real? Lo ocurre en los huecos del pensamiento o lo que casi no sucedio?
    Es tangible la impotencia de creer conocer una tonada inventanda?
    Y las tardes color melocotón? Otro vaso de palinka, hostias!!!
    Te mando beso grande Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo que ocurre en lo huecos del pensamiento, porque ocurren en algún lugar, lo que no sucedió no es ni siquiera imaginación, a menos que alguien le haya prestado la suya.
      Y que sigan los pálinkas, joder.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  78. Humberto.Me gusta pasar y leer tus sorprendentes relatos, hoy bajo un cielo gris y frío y una musica para soñar por las calles de Budapest llenas de viejas leyendas...

    Un cálido saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si viajas conmigo no estaré solo, eso es bueno,
      Gracias, Sneyder.

      Eliminar
  79. Hola Humberto, me gusta tu cuento, la verdad es que la imaginación humana es capaz de montar una verdadera historia a partir de nada, cualquier cosa te sirve de impulso para comenzar, en tu caso fue la señora del perrito. El título me extrañó, pero busqué la palabra y no encontré nada, deduzco que significa algo así como ausencia o falta de algo, ya me corregirás.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es porque has buscado en el DRAE, pero si buscas en Google estoy seguro que la palabra va a aparecer y el significado va a darte alguna pista concreta.
      A volar, Julia.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  80. Qué bueno Humberto, a todos en algún momento nos gusta salir de nuestro envoltorio constreñido y volar lejos. No sé si será normal pero me gustan esos agujeros negros, creo que hasta los necesito. Como siempre disfruté tu relato.

    Un abrazo mi querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los necesitamos, en ese aspecto me identifico con lo que dijo el protagonista del relato, en lo demás, más o menos, somos bastante diferentes.
      Muchas veces me pregunto qué sería de este blog sin amigas como tú, María Rosa: Nada.
      Un beso grande.

      Eliminar
  81. La imaginación de las personas es otro mundo donde vivimos a veces, y no resulta fácil imaginar y después creer que lo imaginado es real, porque hay veces que imaginar es mejor que vivir el día a día. Y a veces el saltar esa raya de imaginación y voluntades apetece un montón. Bueno pues hasta la próxima. Me ha gustado volver a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno, Lola, es que podemos vivir nuestra propia imaginación como otro mundo, pero también vivir la imaginación de otro como un mundo nuestro también. Se llama Arte, y es maravilloso.
      Un beso grande.

      Eliminar
  82. Humberto, sin duda cuando necesito leer algo fuera de lo común, sacado de un momento cotidiano pero narrado de una manera extraordinaria (que es el caso de la entrada), desde luego que visito tu blog.Un fuerte abrazo, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Morbid, me alegra mucho leer esto.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  83. Mi queridísimo Humberto, de nuevo... otro relato de los que te hacen pesar... por eso me gusta tanto leerte, cada palabra, frase tuya me hace pensar, incluso a veces me hace pensar en cosas que he vivido. Me gusta pensar en hechos que ocurren en el presente, ni quiera a veces pienso en los hechos futuros porque ni siquiera sé donde estaré mañana,... y si pienso mucho en cosas pasadas que no debería pensar-recordar tanto.... El pensamiento es algo de lo que nunca me gustaría desprenderme,... entre otras cosas porque tu siempre me haces pensar y siempre termino pensando en cosas bonitas,... entre una de ellas, conocerte en persona en alguno de tus viajes a Sevilla.
    Me ha encantado tu relado y... sigo avanzando porque el de VERANO no lo había leído tampoco. Besos enormes como siempre y no cambies nunca tu forma de serm, tu manera de ver la vida, ni tu manera de escribir,.. eres la excepción que rompe la regla. ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La posibilidad de pensar es lo que nos hace humanos, de pensar simbólicamente, me refiero, así que mal haríamos si no lo aprovecháramos.
      En este momento estoy puliendo y escribiendo material para un nuevo libro, posiblemente lo lleve nuevamente a España, y si digo España, digo Sevilla, entre otros lugares, así que el pensamiento puede llevar a la realidad.
      Voy a cambiar... pero para mejor ;)
      Un beso enorme.

      Eliminar
  84. Aprovecho y te envío una canción instrumental con violonchelo y que me hacen sentir mil cosas.... es ideal para leer tu relato

    https://www.youtube.com/watch?v=mJ_fkw5j-t0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ideal, sin dudas, y es hermosa, muchas gracias, Silvia.
      Más besos.

      Eliminar
  85. El relato me gusta, los comentarios le favorecen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre los comentarios lo favorecen y lo embellecen, querida Loreto.
      Una abraçada.

      Eliminar
  86. Hoy mi pensamiento se escabulle por una de esas rendijas de irrealidad y se niega a seguirte... La dama del perrito de Chéjov, se cree la dama del perrito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que más me interesa de un pensamiento ajeno es que se niegue a seguirme, para que pueda perderse en sus propias grietas.
      Un abrazo grande, María Pilar.

      Eliminar
  87. Las historias pequeñas siempre cuentas grandes cosas, Besos.
    Y felicidades Humberto por el relato.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus comentarios siempre tan amables, Amapola.
      Un beso.

      Eliminar
  88. jajajajajajaj Esta señora con perrito me ha hecho disfrutar de esas palabras inexistentes, que uso en mi intimidad, y que mis allegados interpretan..pero que son verdaderamente locas...Mmmm...el pensamiento...disfrutemos de poder jugar con el mientras hay tiempo...de quedarse en esos agujeros negros...para salir como resucitados...con mas garra.. Que bueno permitirnos esas estadias...en la nada...en esos huecos...en donde nos encontramos con nosotros mismos...y a partir de alli con los impulsos y la fuerza para emprender el viaje del dia siguiente.Un abrazo Humberto!! Me encantò( lo principal no lo dije! que salmentchiquizmdt) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena temporada en un agujero negro no sólo te hace salir con más garra, sino con 200 años más o 40 años menos. Es un agujero negro, no te olvides.
      Muchas gracias por tus palabras, Eli.
      Un beso grande.

      Eliminar
  89. Grietas espacio-tiempo, de la mujer en el parque, a su perro, a Chéjov, a la música, al bar, al pasado, al presente. Interesante experimento, hecho con la prosa precisa que te caracteriza.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Taty, creo que es lo mejor de un blog: poder experimentar. Muchas veces pienso en escritores de otra época que se jugaban a sacar un libro sin tener la mínima referencia de cómo podía impactar en la gente lo que escribiera.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  90. Me imagino, de puro lega nada más, que esas fisuras del pensamiento obedecen más a un juego de rol interior que a otra cosa. El significante hizo que lo simbólico transforme tu universo a imagen y semejanza del sujeto, es decir, vos.
    Me encantó, Humberto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario no me muestras que seas lega, o tal vez sepas mentir bien o jugar excelentemente con las palabras. Muy buen comentario.
      Un beso grande.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?