3 de septiembre de 2011

Insectos


-Mire, una hormiga es igual a otra hormiga y un hormiguero no se diferencia en nada de cualquier hormiguero, por eso no es extraño que existan tan pocas hormigas famosas… si es que existe alguna ver-da-de-ra-mente famosa.
-¿Y qué me dice de la Hormiguita Viajera o de la Hormiga Atómica?- disparó el ciempiés reportero.
-No me venga con disparates, acabo de decir una hormiga en verdad famosa.
Así se pronunciaba la Cigarra -cantante melódica, idolatrada por una multitud de insectos- en la conferencia de prensa que formaba parte de la presentación de su nuevo y exitoso disco: También trabajas en verano, maldita hormiga tonta.

Pero la verdad sea dicha, las baladas de la Cigarra eran patéticas y el desprecio por las hormigas era lo único que la había llevado a la fama.

167 comentarios:

  1. Muchas gracias por los comentarios para “Ada”.

    Un abrazo enorme a todos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Qué vigente la fábula! Cada vez más vigente. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Humberto:
    El título de tu entrada me inquietó seriamente al principio, me imaginé que ibas a contar sobre algún bicho que se come las visceras de algún mortal ;) Visto que no se trata de eso, no puedo sino reconocer la "humanidad" de tu relato, puesto que hay en este mundo mucho bicho haciéndose famoso a costa del desprecio por el prójimo.
    Un abrazo,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  4. Hola Humberto.

    ¡Cómo me suena esta historia!

    Algún día llegará el invierno y la cigarra pedirá alimento a las hormigas..., o así era el cuento. No recuerdo cómo terminaba, pero creo y espero que las hormigas no sean tan tontas como para darles de lo suyo (uf, no sé, igual alguna sí lo es...)


    Me encanta lo que has hecho en este post, je.

    Biquiños...


    Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Que bonita historia y es muy cierto que ganan cosas aprovechándose de otros.

    ResponderEliminar
  6. Cualquier parecido con la realidad humana...es pura coincidencia...jajaja

    Genial Humberto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Veo que tus insectos tienen más "insight" que muchos humanos.

    Muy bueno :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. ¿Hablamos de insectos......o hablamos de valores? Muy bien Dib, sabemos de que estamos hablando.
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Sí, sí, Dany, creo que sabemos de qué estamos hablando. Je.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Es tan real,tan actual,no actual no es de todos los tiempos, ojalá la hormiga callara a la cigarra-pronto, me pareció buenísimo y me encantó como me lo contaste negro, besote.

    ResponderEliminar
  11. Así pensaba antes , al igual que tú lo haces cuando mi vida se desarrollaba entre grandes urbes y acción dinámica que rebasaba las neurosis.
    Pero éstos tres últimos años en el campo, conviviendo con las hormigas me pegan un chubasco de realidad.
    Si, las hormigas trabajan, en efecto, pero para hacerle a uno la vida infernal a mordidas, con especialidad en los tobillos, abusando de que ahí la piel es más delgada.
    Si sabes quien me venda un oso hormiguero a buen precio me avisas.

    ResponderEliminar
  12. JAJAJA lo primero que vino a mi mente fue SHAKIRA, jajaja, torpe traste y restaruda jajaja.
    Me divertiste la noche.
    Un besote. Sabri!

    ResponderEliminar
  13. Jajajaja, con tu cuento y con el comentario de Carlos de la Parra, de verdad que me han hecho divertirme mucho. Eso es como los días de campo, los soñamos, añoramos, planeamos y a los primeros 30 minutos entre hormigas y mosquitos y a veces el clima, más los percances, que se me olvidó esto, lotro, que se quebró tal cosa, que se batió la salsa, etc,etc... ya estamos ¡hasta la madre! y con unas ganas de regresar e irnos a un restaurante.
    Besos.
    p.s. Muy agradecida por tu comentario en lo de Mafalda con lo de las fresas.

    ResponderEliminar
  14. Me encantó tu recreación de la Fábula! Mismos bichos, nuevas moralejas, insectos conocidos, pero siento que ahora a la vagancia se le suma la falta de talento sumada a la "colgadura" (o sea que se cuelga, que se apoya descansando el peso) del talento, trabajo o lo que sea, pero ajeno. En cuatro palabras: una maldita cigarra colgada envidiosa.
    BUENÍÍÍÍÍIÍÍSIMO Insectos y tu humor irónico!!!!

    ResponderEliminar
  15. Ahhhhhhhh cuanta envidia eh?

    ***°°°°°°°°°|\
    °°°°°°°°°°°°|\\
    °°°°°°°°°°°°|\\\ ~.~
    °°°°°°°°°°°°|\\\\
    °°°°°°°°°°°°|\\\\\
    °° ~.~ °°°°°|\\\\\\
    °°°°°°°°°°°°|\\\\\\\
    °°°°°°°°°°°°|\\\\\\\\ Hola, pasé
    °°°°°°°°°°°°|_\\\\\\\\ navegando
    °°°°°°°°°°°°|__\\\\\\\\ para saludarte
    °°°°°°°°°°°°|___\\\\\\\\ .. Buena semana.
    °°°°°°°°°°°°|____\\\\\\\\ .. Atte.M@RY.
    °°°°°°°°°°°°|_____\\\\\\\\°°°°°°
    °°°°°°°°°°°°|______\\\\\\\\°°°°°
    °°°°°_______||||||________________
    ~~~~\\\\\\\\____________________/~~~~~~~~~~
    ,.-~*´¨¯¨`*·~-.¸,.-~*´¨¯¨`*·~-.¸,.-~*´¨¯¨`*·~-.¸,.-~
    *´¨¯¨`*·~-.¸,.-~*´¨¯¨`*·~-.¸,.-~*´¨¯¨`*·¸,.-

    ResponderEliminar
  16. Me gustó muchísimo esta Oda a la mediocridad reinante. Y utilizar a estos insectos es muy sugerente.
    En verdad estás muy creativo y agudo. And you know I like it! ;D
    Big kiss, my darling!
    See you soon!

    ResponderEliminar
  17. ¡Esta fábula moderna y divertida no me la esperaba! Gracias por las sonrisas.

    ResponderEliminar
  18. Hola Humbert.
    Buenos días.
    Las hormiguitas de tu Pais pronto empezarán a salir de los agujeros, pues tengo entendido que hasta ahora ha hecho mucho frio.
    Aqui en España, aún hace mucho calor,nos quedan aún unos días de verano.
    Me ha gustado mucho este relato.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  19. Hola Humberto,hablando de hormigas hoy no me quedó otra que emprender contra ellas, porque en una noche se comían mis jazmines. De pobrecitas no tienen nada ya que cargan varias veces su propio peso sobre sus espaldas.También son muy unidas,es patético que las menosprecien, y desprecien.Hay muchos que se hacen grandes gracias al esfuerzos de pocos.
    Un abrazo,escritor amigo.

    ResponderEliminar
  20. Hay un dicho que dice: "La culpa no es del chancho, sino quien le da comer"... Pero abocándome a los animalillos que hoy nos ocupan, diría: "La culpa no es de la cigarra sino de los idiotas e ignorantes insectos que la idolatran". (y lamentablemente estamos rodeados de insectos que no ven más allá de sus patitas) ¡Me encantó, Humberto, un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  21. Monótono canto y discurso el de la cigarra

    ResponderEliminar
  22. Una fábula que, como dijo Pablo, de infinita vigencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Esa cigarra tiene un problema. Y no estoy hablando de su falta de talento musical, que también.

    ResponderEliminar
  24. Los hay que hacen del desprecio un "arte" y encima saca tajada a costa de ridiculizar e intentar devaluar el trabajo de los otros... una gran revisión de la fábula y unos principios que no han cambiado. Enhorabuena.

    un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. No se quién es el amigo común que nos ha llevado a "sabernos", pero se lo agradezco.
    Un enorme placer.
    Abrazos,

    Copi Corellano

    ResponderEliminar
  27. Diría que lo de los insectos es una afortunada metáfora. Desgraciadamente, es muy literal.

    ResponderEliminar
  28. Y es que sólo los indeseables llegan a la verdadera fama.
    Me ha gustado, muy original.

    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Es lo que tiene vivir de criticar a los demás y aprovecharse de ellos. Me encanta tu forma de contar las cosas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Ya se nota que la cigarra no vive en el mundo de las hormigas. Allí también las hay, unas muy famosas y otras trabajadoras.
    Todo depende del punto de vista desde el que se mire y de como se quieran ver las cosas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. cuanta realidad hay en tu escrito, yo que me considero hormiga,no se hacerlo de otra manera, me llevo las manos a la cabeza, siempre me digo, dará la vuelta, pero al final yo madrugo todos los dias, tabajo como una esclava, encima dando las gracias, tal y como esta´n las cosas.¿donde está la justicia?
    un saludo
    marian

    ResponderEliminar
  32. A mi lo que me alucina es la cantidad de gente que se gana bien la vida gracias a aquello que odia.

    ResponderEliminar
  33. Hola Humberto, las hormigas, son cmo los hombres: tienen su estado,y una sociedad que cada individuo hacesu cometido.

    Y entran en conflicto con otros hormigueros: aconteciendo grandes y sangrientas batallas, don un hormiguero es destruido por otro.

    Claro que nosotros tenemos el poder para cambiar nuestra situacion: las hormigas no. un abrazo

    ResponderEliminar
  34. sí, sí, muchas de las Cigarronas primas donnas, so capa de sus palabras filántropas, desprecian en el alma a las diminutas hormiguitas...blogueras.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  35. Me gusta esta nueva versión de la famosa fábula.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. ¿De que sirve la fama?, efímera y pasajera.
    De igual a igual.
    Nada que ver con que el canto de la ciggarra me guste, hace verano.
    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  37. Menuda canción del verano ha ideado la cigarra: "También trabajas en verano, maldita hormiga tonta" jajaja... Hoy en día las hormigas son las únicas afortunadas que tienen trabajo...
    Muy bueno, Humberto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  38. TAL Y COMO LAS COSAS MARCHAN, DENTRO DE POCO NOS GUSTARÀ SER HORMIGAS PARA TENER UN TRABAJO.....
    UN ABRAZO
    PACO

    ResponderEliminar
  39. Me parece que un "maquiavelo" habita el interior de esa cigarra, pues para ella el fin justifica los medios. Pero, lo que ella desconoce, es que, tarde o más bien temprano, pues la fama es efímera, le llegará su San Martín. Gran Fábula de los tiempos, que nos ha tocado vivir, amigo Humberto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Genial la fábula que refleja perfectamente la prepotencia humana.

    ResponderEliminar
  41. Me parece lastimoso que sin talento se logre el éxito a través del esfuerzo del otro.

    Cariños amigo.

    ResponderEliminar
  42. Cuánta metáfora se luce en tu cuento !
    Qué decir..maravilloso !!!

    abrazo

    ResponderEliminar
  43. juas! ¡me ha encantado, genial!

    Un afectuoso abrazo y gracias como siempre por tus amables comentarios en mi blog.

    ResponderEliminar
  44. Noa del TLF:
    ¡Qué metáfora Humberto! mejor dicho y explicado...¡imposible!

    ResponderEliminar
  45. Excelente y certero relato, no sé como estará por allá el tema, pero aquí en España estamos copados de gente que se hizo famosa despreciando a las hormigas.

    Brillante y genial, como siempre.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Estuvo buena la fabula, por un momento pense que la Cigarra tenia aires dylanianos por como contestaba, pero despues se me vino abajo, ya dejare de escuchar sus discos. Abrazo

    ResponderEliminar
  47. San TLF:
    Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia!!!!!!

    ResponderEliminar
  48. Preciosa la fábula que nos has traído hoy. De gran vigencia, por desgracia. Gracias por hacernos disfrutar con tus escritos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  49. Makarena
    Perfecta muestra de la realidad, actual y veraz!

    ResponderEliminar
  50. jajaj...Humber me llevaste a asociar a muchos años atras, encantador relato, besos

    ResponderEliminar
  51. El desprecio transformado en algo bueno para la cigarra( si la fama es algo bueno..¿? )

    Saludos!

    LaLy

    ResponderEliminar
  52. Se agarran a un clavo ardiendo con tal de tener la fama.
    Muy buena la moraleja del cuento.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  53. Lucas
    ¡que realismo! sublime Humberto!

    ResponderEliminar
  54. Lograr imponerse con el descrédito al talento de otro???

    Mmmm... Me suena...

    Besos

    ResponderEliminar
  55. Me gusta tu versión de la tradicional fábula. La moraleja no tiene desperdicio, hay mucha cigarra suelta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  56. ¡Más que baladas patéticas son to-ca-hue-vos y más si son a la hora de la siesta!!! juas ,juas...

    ResponderEliminar
  57. La cigarra me hace pensar en algunas personas............
    La imágen de ese insecto es fantástica!
    Besos

    ResponderEliminar
  58. Y sin embargo la Hormiga Argentina, se está convirtiendo en una especie digna de estudio. Aparentemente está conquistando el mundo y desplazando a las demás especies locales.

    ResponderEliminar
  59. Que buena fabula la que nos regalas hoy amigo, tan real y tan vigente, porque existen muchos que se hacen famosos o consiguen existos a travez de juzgar, oprimir o criticar a otros. Saludos desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
  60. jajaaja...

    en fin no todo es lo que parece..

    Besos mil.

    ResponderEliminar
  61. ¡Genial! Eres un maestro amigo. ¡Felicitaciones! Tan emparentado con lo que sucede entre muchas personas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  62. Muchas gracias a todos, en especial a la gente del Taller literario de Face y de Cuentos en el Aire, ambos espacios del Facebook que SIEMPRE me brindan sus espacios para promocionar este blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  63. Hola amigo.
    Lamentablemente es habitual ver personajillos famosos que han llegado a la popularidad gracias al desprecio de otros.
    Por suerte existen programas de television que destapan las vesdaderas imagenes de las personas...o insectos.
    Abrazos.
    Ricard

    ResponderEliminar
  64. Desde niña me han encantado las fábulas por la moraleja que siempre se nos queda grabada en la mente.

    Si hay algo que no tolero, es la soberbia y arrogancia de quienes se sienten mejor o superior al resto.

    El mundo necesita una fuerte dosis de humildad indudablemente.

    Un cálido abrazo alado!
    Diana

    ResponderEliminar
  65. A mi me sonó a Cigarra despechada...

    Buen micro...

    ResponderEliminar
  66. Buena fábula sobre... valores ¿no?

    Besitos

    ResponderEliminar
  67. A veces las palabras duras y despectivas son las que más acoge la gente, las que más llaman la atención, lo que cuentas en tu fábula es tan parecido a lo que ocurre en la realidad...

    Pasé a saludarte, Humberto, y me quedé leyendo.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  68. Cuántas cigarras oportunistas y trepadoras hay sueltas por el mundo, querido Humberto.

    Me ha encantado tu fábula.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  69. What a wonderful macro photograph this is Humberto!
    Beautiful color and light.

    ResponderEliminar
  70. A mí me gustan mucho los escarabajos *

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  71. Humberto, ingenioso relato,paradoja de la realidad, en que muchos se hacen famosos a costa de criticar a otros.
    Mira que la cigarra es vaga eh.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  72. Si se hizo famoso de esa manera ¡qué horror!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  73. Es el primer relato que te leo. Me parece bastante bueno. La fabula de la cigarra y la hormiga actualizada. Al final, para lo sirve trabajar... Como ya nadie se muere de hambre (en occidente), tiene razón la cigarra.

    ResponderEliminar
  74. GENIAL. Igual creo que la cigarra, si bien vaga, oportunista y aprovechadora, lo que ganó lo hizo en buena ley.

    ResponderEliminar
  75. jejejeje muy buena historia posterior a la famosa historia de la hormiga y la cigarra, nadie habría imaginado que la segunda podría tener éxito de semejante forma, jejejeje :D

    ResponderEliminar
  76. la parabola de la cigarra y la hormiga...me recuerda! muy buen post!
    un abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  77. Saludos cordiales, siempre es un gusto pasar por tu espacio.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  78. Andas muy metafórico. Creo entenderlo bien y es que en mi pueblo existen varias cigarras que entre más despotrican más se hacen famosas, es una fama envuelta de temor y de una visión del mundo equivocada, como de guerra preventiva.

    ResponderEliminar
  79. Vaya con la cigarra, sabe cómo hacerse valer a costa de los demás.
    Humanos e insectos, organización desorganizada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  80. ¡Es que la Cigarra tiene mala prensa también! Je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  81. cigarra egolatra y prepotente, tambien mediocre y envidiosa, dios nos libre!! de los pulpitos de moda al comun de los mortales. saludos humberto

    ResponderEliminar
  82. No sé pero lo encontré parecido a la realidad humana, conocidos unos, ignorados otros, aprovechados muchos, en fin, buenísima entrada, nada extraño ;) Me ha gustado!

    Abrazosss y feliz resto de la semana ;)

    ResponderEliminar
  83. Fijate, Humberto, que creo conocer este texto, de antes, ¿de la vida? ¿Seremos insectos también? Un fuerte abrazo, amigo. No te olvido.

    ResponderEliminar
  84. Una metáfora milimétrica, acertada,

    muy bueno, un abrazo.

    ResponderEliminar
  85. Estaba a punto de preguntarle quién le inspiró a hacer el personaje de la cigarra, pero hay tantos bipedos que se parecen a ese bicho que mejor no nombrar a ninguno.

    Muy buen relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  86. ¿Y a mi que me decian el b.. atómico?
    Me vuelvo con mis poesías al hormiguero.

    Un abrazo Humberto.

    Miguel.

    ResponderEliminar
  87. Cada bicho con su fama...

    Saludos muchos, Humberto, buenas noches.

    ResponderEliminar
  88. A mi la cigarra siempre me pareció muy crecida, pero sinceramente es la única que se bebía la vida a grandes tragos y como dijo Escarlata O'Hara...mañana será otro día, ajaja.

    Me gustó leerte, ha sido como mirar dentro de un caleidoscopio, vertiginoso y lleno de color.

    ...desde un faro en mitad del mar.

    Mar (... la vendedora de humo)

    ResponderEliminar
  89. Un diente mas a la fábula de la cigarra y la hormiga, me ha gustado el giro sobre la mediocridad el desperdicio aparente del trabajo diario, da gusto leerte la verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  90. Es que las cigarras son unas envidiosas perezosas. Mira que decir que la Hormiga Atómica no era verdaderamente famosa!

    ResponderEliminar
  91. Humberto,haciendo honor a la pereza de la cigarra has bordado este relato.Todo un placer leer tus bellas letras.
    Espero que te llegara la invitación al blog.
    besos y achuchones.
    Morgana

    ResponderEliminar
  92. SAY NO MORE! dijo la hormiga! jajajajaja excelente Humberto.

    En muy pocas y simples palabras siempre se puede compactar la realidad más compleja.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  93. Se que estás acostumbrado a los halagos, por que la verdad es que lo haces genial, tienes una imaginación, maravillosa y escribes como los ángeles que más se puede pedir.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  94. Muchas gracias, Odry, los halagos nunca son molestos, principalmente cuando vienen de personas que te juzgan en serio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  95. ujum!!! Pues yo tambien conozco a muchos asi. Magnifica entrada mi querido amigo. Un placer como siempre leerte. Muchas Bendicione y adelante.

    ResponderEliminar
  96. Como siempre, Humberto -odio decirte "como siempre", así que te diré "como casi siempre" con mucho cariño y respeto- logras un cuentecito con mucha miga que digerir. Enriqueces y actualizas la famosa fábula. De principio, se reflejan dos males muy actuales: uno es la envidia, que también es un mal de toda la vida; y otro -se me ocurre esta asociación de ideas que puede parecer un disparate a alguien- es el deterioro de la política y de la vida democrática, donde parece que la Oposición tuviera la sagrada misión de echar todo por tierra, no colaborar en nada, y aprovecharse del desgaste del Gobierno con su "hacer", con el único objetivo de alcanzar el poder (esté el partido que esté, digo).
    En fin... lo único que me consuela es enviarte un gran abrazo.
    Luis Nieto, desde 'Poemas del volcán'

    ResponderEliminar
  97. Así pasa, hay algunos que se hacen famosos por despotricar en contra de los demás.


    Beso.

    ResponderEliminar
  98. Me gusta mucho lo que dices con tan pocas palabras. He leído tres veces tu entrada antes de comentarla para decir algo inteligente y no lo consigo. Me he dado cuenta de que es porque tú lo dices todo.
    Mi admiración y un puñado de besos

    ResponderEliminar
  99. Tu relato me hace pensar en famosos de programas del corazón y en valores que se están perdiendo. Excelente como siempre.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  100. Un placer que pases a leer, a comentar. Me quedo también a leerte, a cruzar palabras a través del continente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  101. Las fábulas siempre son un buen recurso. Cariños Humberto.

    ResponderEliminar
  102. Pasarse los valores por el sobaco está de moda y mientras las hormigas lo perdonen habrá cigarras sin escrúpulos que sabrán aprovecharse. Un bessito

    ResponderEliminar
  103. Una fábula en plena actualidad, cuanto cantan algunos y cuanto trabajan otros.
    Siempre perfecto Humberto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  104. Humberto...sencillamente genial...en el mundo hay muchas cigarras que se cuelgan de la fama de alguien para sacar ventaja...me encantó y te felicito con un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  105. Esta historia quedaria muy bien a muchas de seres humanos....sera que nos estamos acercando a los insectos....?????
    un abrazo

    ResponderEliminar
  106. me quedé pensando en esta parabola de la fábula... en el fondo halaga a quien se mata laburando,todo el día,y llega al fin de la jornada,hecho polvo...y los vagos serían los pobres...y no hay plusvalía vio?
    muy actual capitalista 100 x 100!
    gracias!
    un abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  107. Que cantidad de seres (evidentemente trasciende lo humano) que se hacen "famosos" sin ningún talento en particular y simplemente hablando (generalmente mal) de otros.
    Siempre actual este temilla!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  108. Jajaj... me hace recordar a la vida real (solo es cosa de ver la Tv!!). Se me había ocurrido en un comienzo compararlo con la farándula de mi país... pero recapacité y concluí que es justo ahí donde no hay ninguna hormiga; solo una pobre orquesta de cigarras cantándose unas a otras sus patéticas baladas.

    ABRAZOO ABRAZOO, mi animo está guacala y tengo el cerebro tan seco este fin de invierno que ya hasta escribo de farándula. Espero recuperarme pronto XD

    ResponderEliminar
  109. Tú fábula siempre tan acertada y paralela a nuestra realidad.
    Un besazo y me gusto. Amelia.

    ResponderEliminar
  110. muy bueno como siempre.
    ya que estamos con hormigas te dejo unas fotos tomadas por hormigas de dos patas:



    http://www.primicias.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=2152:descubren-hormigas-transparentes-que-cambian-de-color-segun-lo-que-comen&catid=47:internacional&Itemid=61

    ResponderEliminar
  111. Bueno despues de mis vacaciones me encuentro con estos bichos Humberto.

    Bueno me suena a la fábula de la cigarra y la hormiga en tu versión .

    Realamente genial!!! siempre encuentras la reflexión oportuna ... y me dejas pensando como te las ingenias amigo mio!!

    Eres grande!!

    Un besazo grandote!!

    ResponderEliminar
  112. Es lo que se lleva en el baboso mundo del famoseo...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  113. Vende mejor una buena rivalidad que una buena canción
    Besos

    ResponderEliminar
  114. Adoro las hormigas. Son trabajadoras, limpias, cooperativas, incansables, tienen un horario parecido al mio, son valientes, ordenadas, organizadas, responsables, jerarquicas, agresivas y con toda, con toda seguridad, nos sobrevivirán.

    Muy bonito.

    ResponderEliminar
  115. ¡Ah!... ¡pero eso de la foto no es una hormiga! ¿¿¿???

    ResponderEliminar
  116. Hola Humberto
    tu nos haces cuestionar, pero las fabulas las escribimos los humanos , jaja, como dices la mala prensa de la cigarra. no creo que sean malos los insectos y otros , no necesitan fama, o se estarán copiando de nosotros.abrazos .

    ResponderEliminar
  117. Hola Humberto, esta época de hormigas, he conocido a muchas clases de famosas entrometidas, entrometidas en mis jardín, entrometidas en mi sala, entrometidas en mi baño. ¡Ufff!, ¡no me hables de hormigas!
    Mejor salúdame, ya que estuve bastante tiempo ausente, eso si,he leído la mayoría de tus relatos cortos, muy cortos.
    Te quiere tu mexicana amiga:Doña Ku

    ResponderEliminar
  118. Fábulas que nos contaron, realidades que nos adelantaron...un aprendizaje a través del relato. Cuando te haces mayor eres consciente del significado real de lo narrado.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  119. ¡Cuánto hay de humano y aun de socialista en este corto pero brillante trabajo titulado "Insectos"!

    ¡Qué bien organizada está tu cabeza, Humberto, pues tu creatividad incombustible y tu capacidad de caricaturizar la realidad que analizas no permiten que deje de aumentar la admiración que te profeso!

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  120. Preciosa historia =) que es lo que yo llamaría fabula aunque le falte la moraleja que se sobrentiende =)

    bss**

    ResponderEliminar
  121. Evidentemente el avispero se encontraba lleno de tensión y con pocas pulgas.

    ResponderEliminar
  122. Me ha gustado mucho.

    La moraleja !!!Sin desperdicio.

    Cuanto bicho !!!

    Te saludo desde el mar, Liliana

    ResponderEliminar
  123. Quite right! I think, what is it good idea.

    ResponderEliminar
  124. ¡hola!
    Vengo avisarte que tienes un premio en mi blog "Idilio..." , te lo doy con mucho cariño por tan magnificos relatos que compartes :)

    ResponderEliminar
  125. Estupendo y con pocas palabras, eres genial, Humberto.
    Estuve sin internet tres semanas y media, por eso no he podido visitarte. Ya iré poniéndome al día con lo que me haya perdido.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  126. ¡Qué bueno compañero!
    Desafortunadamente el mundo está lleno de cigarras.
    Cigarras en la tele, en el periódico, en el trabajo, en el bar de la esquina. Veo cigarras por todas partes.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  127. La Cigarra acabará en la indigencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  128. Buena forma de reescribir la fábula. otra moraleja que muestras: los que no pueden ser más, hacen de menos a otros para alcanzar el objetivo.

    Muy bueno, si señor.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  129. Muy buen texto, cuanta "cigarra hay por hay suelta aprovechandose del esfuerzo de las "hormigas".
    Bonito espacio este.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  130. Hola,soy la mami de una niña con autismo y me gustaria pedir tu colaboración para difundir la campaña que un grupo de padres y profesionales hemos iniciado contra los mitos del autismo.Solo tienes que escribir una entrada en tu blog copiando la mia que te mando en este enlace,gracias¡

    http://laprincesadelasalasrosas.blogspot.com/2011/09/campana-contra-los-mitos-del-autismo.htm

    ResponderEliminar
  131. Nunca me había parado a pensar en los hormigueros.... jajaja!! oye, llevas toda la razón, pero igual les pueden parecer a las hormigas nuestras casas (digo yo....)

    ResponderEliminar
  132. Real como la vida misma, así sucede en todos los trabajos.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  133. Llegué tarde, pero segura, jeje
    Creo que el humor irónico es el estilo que mejor te sienta, aunque no sea del agrado de todos, principalmente de los insectos. JA
    Un besote.
    Caro

    ResponderEliminar
  134. Querido Humberto:

    Cada vez que venho ler-te me acordas uns sentidos muito nobres e bonitos, independentemente da temática da entrada.

    Porque hoje é um dia especialmente triste e de saudade, já sabes, o 11-S, obsequeio-te com uma de minhas canções brasileiras favoritas. Também a ponho em meu blog. Mas esta é muito especial para ti.

    Beijos, muitos,

    Ámber

    http://www.goear.com/listen/97330a9/copacabana-nana-caymmi

    ResponderEliminar
  135. Es curioso ver a veces que el valor o la importancia que puede tener alguien, sea gracias a quien menos aprecia.
    Interesante tu fábula.
    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  136. "la vanidad echa raíces tan hondas en el corazón del hombre, que hasta el último galopín, pinche o mozo de cuerda se ensalza y quiere tener sus admiradores..." blas pascal. saludos.

    ResponderEliminar
  137. Yo confieso no ser una hormiga, pero tampoco soy una cigarra... creo que me falta voz...seguramente me quedo en un insecto del montón, pero eso sí con mi hojita alargada para poder navegar.

    Un placer conocerte. Besos

    ResponderEliminar
  138. lindo!
    besos!!!!
    (debes estar agotado de leer 147 comentarios,por eso solo te dejo un beso).

    ResponderEliminar
  139. bueno,sabes que soy fedora...pero entre con la cuenta de ambar!

    ResponderEliminar
  140. Hola Humberto, muchísimas gracias por dejarnos tan maravillosa fábula, escrita con ingenio y originalidad. Te felicito.
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar
  141. La cigarra canta para demostrarnos su eterna y frágil existencia.
    El canto mismo lleva consigo el signo de la muerte...

    abrazo

    ResponderEliminar
  142. A la pucha! Soy el comentario 152!
    Las hormigas no son individualistas por eso no tienen una figura pública que le guste el farandulismo.
    Lo suyo es el laburo de equipo (?

    Mi beso cordobés para usted, simpático el relato (:

    ResponderEliminar
  143. Hace mucho no pasaba a visitarte y como siempre un placer siempre leerte, pasar por tu casa.
    Que tan presente esta lo que cuentas, a diario lo vivimos...
    Abrazo grande, que tengas linda semana

    ResponderEliminar
  144. Dudosas virtudes las de ese afamado insecto, fíjese si no en el "contrabando hormiga".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  145. y que hay de "Z" de Antz o "flik" de Bugs, Un placer leerte humberto y gracias por pasar por mi espacio, te sigo

    ResponderEliminar
  146. Hola querido amigo y gracias por tu visita. Cuando un escritor novel como yo, recibe de uno veterano como tú, y recibe tal caluroso y alentador comentario, la chispa vuelve a arder. Un saludo y un fuerte abrazo. Alexander Copperwhite.

    ResponderEliminar
  147. Iba a dejar un comentario sobre esta curiosa fabula de la cigarra y si quieres que te diga la verdad me he quedado pasmada de la cantidad de respuesta que has tenido.. Y leyendolas creo... Que lo que te vaya a decir no es nuevo para ti pero visto lo visto...solo felicitarte por tu post
    Un saludo

    ResponderEliminar
  148. Me encanta que las hormigas son super seres organizados ... pero lo que me llamó la atención este post, además del título, fue la cita de mi heroína infantil, la hormiga Atom (si es que se la cita en el post). El saltamontes que me parece muy aburrido y sin melodía ...
    ps. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  149. Mi comentario coincide con Mercedes Mariño, estas palabras no podrían ser tan originales como la inmensa mayoría de los que te han dejado, por tanto, me admira tu dedicación para tener cerca de 160 comentarios demuestra que eres una persona muy amable y correcta, además de atenta.

    pero al final espero que todas las cigarras caigan por su propio peso, al menos sería lo deseable y que se abandonoran y olvidaran de los/as cigarras vividoras y aprovechadas...

    :)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  150. Mi querida Esi, creo que también hay mucho de bondad en los que pasan por aquí.
    Un cariño.

    ResponderEliminar
  151. Qué miserable la cigarra...
    jeje!!!
    =)

    ResponderEliminar
  152. Hola Humberto ..un cordial abrazo:)
    Saludos Mona

    ResponderEliminar
  153. Cualquier parecido con la realidad...¿es pura coincidencia? Me recordás a algunos políticos...
    ¡Qué suerte de los hechos del camino de mi vida haberte descubierto! Me encanta cómo escribís. Un abrazo fraterno.Haydée

    ResponderEliminar
  154. Felicitaciones Humberto por estos microcuentos tan puntuales que, mantienen al lector, atento, hasta la última línea!
    Saludos.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?