27 de octubre de 2011

Estrógenos

¿Por qué las mujeres siempre tienen frío?

No importa cuál sea la estación del año, las señoras siempre tienen frío.

Haga la experiencia de observar a un matrimonio al entrar en un restaurante. Ni bien atraviesa la puerta, la mujer se abraza a sí misma y comienza a frotarse los brazos con las manos, a la vez que hace movimientos nerviosos con las piernas, por lo general apretándolas a la altura de las rodillas. El hombre, mientras tanto, trata de encontrar -desesperadamente- una mesa contra la pared y lejos de la puerta. Ya sentada y sin haberse quitado el abrigo, temblando como si estuviese bajo una tormenta de nieve, la señora comienza a sacarle lustre a los nudillos de una mano en la palma de la otra. No conforme con esto, levanta un poco el cuerpo para depositar esas heladas manos entre el trasero y la silla, con las palmas hacia abajo, dejando los brazos arqueados como si fueran las asas de un jarrón griego. Como las mujeres detestan sentarse a las mesas de la calzada -por el frío, claro está-, uno tiene que escoger una de dentro del restaurante y, dos horas más tarde, al salir, tenemos más olor a comida que el propio chef del lugar. Entonces ellas, románticas y con los ojos grandes y acuosos por la emoción, nos apoyan la cabeza en el hombro y se nos cuelgan del brazo buscando algo de intimidad. Pero el olor a provenzal o a bife a la parrilla que emana de sus cabellos, anula cualquier deseo sexual que uno pudiera haber tenido.

Si me detengo en la escena del restaurante es porque la encuentro particularmente ejemplar, sin embargo, las mujeres tienen frío en cualquier lugar y en cualquier momento: desnudas, vestidas, en el trabajo, en el auto, en el campo, al anochecer, en el cine, cuando las invitan a caminar, al amanecer, en el baño, después de comer, a media tarde, en la playa, dentro de la cama…

“Perro maldito, machista, renegado, brasuca, maricón, misógino, neonazi, anglófilo, chauvinista”. Estará diciendo usted, fémina herida, podría leerlo en sus ojos. Pero, por favor, un poco de piedad. Le pido que haga un pequeño análisis de conciencia y dígame si esta odiosa entrada no tiene un poco de razón.

218 comentarios:

  1. Muchas gracias por los comentarios para “Glumă”.

    “Estrógenos” es un viejo texto al que decidí darle una oportunidad, espero sepan entender que se trata de una humorada, aunque -es cierto- el rastro que deja denuncia al insecto.

    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. No te lastimes antes de que digamos nada...tal vez deberías de esperar a ver nuestros comentarios primero no? jajaja pero bueno algún golpecito date por si acaso. Valeeee si tienes algo de razón, tengo frias las manos, los piessss y ahora mismo me apetece encender la calefacción...
    Bicos.

    ResponderEliminar
  3. pero es que el frio es un buen pretexto... una femina ya lo sabes puede mentir hasta acerca del clima


    es hasta a veces un pretexto.

    :)

    ResponderEliminar
  4. Olá Humberto,
    gostei do texto,lembrei de algumas situações parecidas que vivenciei..rsrs
    Mas é preciso considerar a idade das mulheres quanto ao frio, as mais jovens e as idosas até sentem muito frio, mas as mulheres de meia idade, na menopausa não sentem frio dessa maneira, pelo menos eu e mais uma dúzia que conheço..rsrsrs

    paz e bem

    ResponderEliminar
  5. jejeje...andaba yo pensando en los charcos que te metes...la verdad es que yo debo ser un poco mujer, me encanta meter mis manos bajo el culo con las palmas hacia abajo...

    Si bien, y si hemos de votar para una estadística fiel, mi mujer siempre tiene más frío que yo, con decir que de novios (ahora no lo hace) dormía con pijama de manga larga en en verano...por si a alguno o alguna no le sorprende os diré que vivo en el sur de España...jejeje

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre tengo la piel muy helada , pero mi sangre caliente , no es que tenga frío, es más soy medio rara , por ejemplo hay gente que si tiene los pies abrigados , no tienen frio el resto del cuerpo , en cambio yo,en invierno tengo que estar abrigada el torso , mas que nada el pecho , y abajo puedo andar de short y descalza que esta todo bien ! :)
    Es mas jamas uso medias ! jajaa
    Soy un caso raro! :P
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Me dice un amigo que , que ya sabes tú a que me refiero , le puso por nombre(otro mas) estufita, bueno !!!te queda el consuelo de que se calienta las manos y algo es algo!! dice que "a veces" con el calorcillo se va animando.
    Tu post me ha hecho sonreír.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Humberto!!!! que no pillas las indirectas. Solo quieren acercarse porque tú eres el calor que el sol no puede darles :P

    ResponderEliminar
  9. y por que tener frio puede resultar fastidiso?
    Yo me pregunto por que los hombres siempre tienen calor y eso no me fastidia.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen punto, Magah... pero sin rencores, ¡eh!
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Desde la primera frase del texto no paré de decir "ajam" "ajam" "si si" "eso es verdad"
    Pasa que no soy friolenta, soy extremadamente friolenta! y la verdad, que sufro bastante por eso... pero bueh...
    Un abrazo grande!!! =)

    ResponderEliminar
  12. chan! Humberto que conflicto, yo soy mujer y Amooo el frio.
    Soy de las que saca los pies fuera de las frazadas en pleno invierno y camino descalza en el piso frio y espero el invierno como un niño espera un juguete nuevo :) seré normal? mis estrógenos estarán en su punto medio??
    uyyy dejo saludos y corro a un control! - jajja -
    Me divierten tus humoradas ;)
    Saludos dibinos.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, Marcella (entre otras), por entender el concepto de "humorada"... a mí también me gusta el frío, pero no me quejo. Je.
    Besos cálidos

    ResponderEliminar
  14. A medida que leía he ido enrojeciendo juas!
    Por lo general tengo las manos y los pies helados, hasta el punto que hago los demás se exclamen al notarlos.
    Para subsanar esa pequeña tara mia, intento meter las manos y los pies dentro de los bolsillos y debajo de los culos ajenos (si se dejan claro!!!
    Felicidades como siempre amigo Humberto porque tus escritos siempre se leen hasta el final y eso es lo importante y si creas polémica pues mucho más entretenido,jas!
    Cariños y gracias por pasarte por mi blog.

    ResponderEliminar
  15. Bueno generalmente estoy de acuerdo en que quizás por los estrógenos femeninos, su cuerpo sienta frío en cualquier lugar;
    pero precisamente en cualquier momento.... pues pienso que no, ya me dirás si precisamente realizando el acto íntimo
    ¡pueda llegar a tener frío!.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Claro que tienes razón!!!

    Aquí tenemos un verano horrible de altísimas temperaturas y muy largo... pero es cierto que en cuanto enchufo el aire acondicionado el frío me puede...

    Mis pies están siempre bajo cero, nada mejor que acercárselos a mi marido al meterme en la cama... él está convencido que mis pies fríos convencerían a cualquier juez en caso de un posible divorcio...

    :-))

    ResponderEliminar
  17. Tú échale la culpa a los estrógenos o a lo que te venga a la mente, si algo te viene (je, ¡vaya tontería he escrito a álguien que siempre tiene algo rondando en la cabeza..!).
    Imagino que el post no es (¿o sí?) un simple sondeo a ver qué te respondemos. ¡Tengo derecho a guardar silencio!¿verdad?, pues lo uso.
    Sin embargo... ¡qué contentos os poneis cuando la situación torna y buscamos arrimo a vuestra fuente de calor! Ahí sí que no hay quejas, ni siquiera pensais en el bife a la parrilla. Como sugeriría una amiga que conoces... ni bife, ni provenzal, ni gaitas: chorizo bien caliente y una sabrosa almeja...

    (¡La culpa es de ella! me ha obligado a escribirlo; dice que hace mucho que no escribe y que cualquier día me "usará" para alguna de sus fechorías...)(por cierto, te manda un saludo calentito y dice que si sigues pensando lo que has escrito, no te dedicará la samba que bailará esta noche...) (¡oye! ¿qué es eso de la samba y qué tiene que ver ella contigo? ¡tenga una amigas para ésto!)

    ¡Ja ja ja ja!

    Biquiños. ;)

    Carmen.

    ResponderEliminar
  18. Lo que sucede, Carmen, es que esa amiga tuya es una grosera... Aunque le tomé cierto aprecio, jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja, es porque el frío conserva. Y no olvides que "manos frías, conrazón ardiente"
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Talvez o frio seja um inteligente pretexto para sermos abraçadas e acarinhadas por aqueles que esperamos que se comovam com nossa pseudo fragilidade e não fiquem a teorizar a respeito dela...
    Um beijo querido amigo.

    ResponderEliminar
  21. ¡Vaya! creo que se ha enfadado... Ha salido pitando para el dormitorio y dejando un reguero de prendas..., creo que el calor le puede
    "¡Cuidado que tanta temperatura no es buena!", le digo, pero ahora se me aparecido vestida con un mini-picardías y unas tanga que casi no se ven... ¡allá se va! ¡dice que cruzará el charco virtual!

    Humberto, estás en un serio peligro... ¡uuf!

    ResponderEliminar
  22. Por cierto ¡enhorabuena!: ya has pasado el listón de los 2000 seguidores "dibinos".

    No sabes lo que me alegra por tí.

    ¡Biquiños!

    P.D.: no le hagas mucho caso a esa "amiga" mía; antes de leer tu post estaba tirada en el sofá envuelta en una manta, jeje.

    ResponderEliminar
  23. Frío o calor, todo depende del momento y de la ocasión. No todos los hombres son capaces de entender el sentir de una mujer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Pues va ser que no muchacho creo que aun no te has relacionado con la " menopausia" esta será tu etapa preferida sofocos, calores... En fin, por suerte yo aun tengo frío
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Por fin, ya era hora de que alguien denunciara este hecho en voz alta y clara, al menos en letra alta y clara.Y me alegra que seas tú querido Humberto, un valiente, un visionario de la testosterona, ahora te insto a denunciar con igual maestría ese otro enigma que lleva de cabeza a los hombres desde que el mundo es mundo:
    ¿Porqué las mujeres jamás van solas al cuarto de baño?
    Magnífica tu humorada, me encantó el término anglófilo utilizado como insulto.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias, mi querido Clochard, aquí en Argentina ser anglófilo es (casi) imperdonable...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  27. Que curioso caso, por qué nos pones en esta disyuntiva?, yo prefiero llevar minifalda en invierno y zapatillas de aguja y tragarme el frío, siempre lo hacemos.

    Felicidades cada vez mejor. Gracias por invitarme, aunque haya sido por medio de un comentario pegado, jajaja, broma. Un beso desde Ohio.

    ResponderEliminar
  28. Jajaja…muy bueno amigo, será que el frío es bueno para la piel…o una excusa para buscar calor ;-) en cualquier caso, me hiciste sonreír, y eso siempre es bueno…

    Un placer visitarte…

    Muackss!!

    ResponderEliminar
  29. A mi me gusta el frio es mas melancolico o quizas nos hacemos las que tenemos frio para que nos abrazen :) saludos!

    ResponderEliminar
  30. Para que quitarte razón? estoy tiritando :-)

    Bien escrito.

    ResponderEliminar
  31. Tengo que darte la razón en algo, Humberto, suelo tener la piel fría, sobre todo las partes que sobresalen de la línia horizontal, como pies, rodillas, y así subiendo.

    Pero no soy friolera, es más, prefiero las terrazas al aire libre, odío oler a "cocinillas", no suelo ir muy abrigada, aunque adoro las botas, jamás llevo nada de lana, y prefiero callejear en invierno y otoño que en verano.

    ¿Mis estrógenos? Locos desde una cierta edad. Ni ahora ni de más joven fui friolera, quizá porque soy de sangre caliente.

    Pero tu texto sí retrata a algunas de mis conocidas y amigas, y con mucha chispa.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  32. u.u mucha verdad... xd
    el frío es cosa de ser mujer xd
    besotes

    ResponderEliminar
  33. Casi siempre así, pero...al llegar a cierta edad son los sofocos los que exigen la cercanía de una ventana, de una puerta, de una corriente... Entonces los efluvios culinarios ya no son excusa para la libido del caballero. En fin, que la naturaleza nos tiene entretenidos a todos.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Oh mu God! Yes, Yes, Yes!!!
    (Que quede claro que no estoy reflotando la escena del orgasmo de la peli "Cuando Harry conoció a Sally")
    Estoy aseverando con todo mi ser:
    ESTAS EN LO CIERTO, H!!!!
    Tengo frío en invierno, me muero de frío en la playa, enciendo la calefacción en épocas extraordinarias, etc.
    Ya ni siquiera me pregunto la razón. Es así. Cè la vie. Jejeje!
    Gracias x el tríptico y...
    Big big kiss 4U, my darling!

    ResponderEliminar
  35. Yo ayer justo vi una pelicula en la que un hombre le dice a un muchacho:

    "Vos tenes que saber solo una cosa con las mujeres y te puedo asegurar que tendrás exito. Como verás es una cuestión de temperatura, las mujeres como sabrás siempre tienen frío, por lo tanto, siempre ten una chaqueta o una campera, dentro del auto, sobre el hombro, en la guantera, colgada en la manivela de la bici, donde sea, pero siempre lleva una chaqueta, porque esa mujer se te agradecerá, se apoyará en ti y arderá la pasión entre ambos y todo porque no tendrá frío, la mantienes en su justa temperatura, sino no obtendrás nada, intentes lo que intentes, el frío persiste y no cumplirás con tu propósito.


    Besos mil.

    ResponderEliminar
  36. yo siempre tengo calorrrrrrrr y no tengo menopausia. Será que no soy una mujer? beso!

    ResponderEliminar
  37. No pidas perdón Humberto. "Con la verdad no fendo ni temo". Te digo más, las damas deberían estar agradecidas, no por lo que has dicho, sino por lo que has callado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. Hay una època donde ocurre todo lo contrario hay que buscar espacios aireados y con aire acondicionado sin depender de la estaciòn climàtica.Son cosas que ocurren con el tiempo......(el tiempo de nacimiento).

    un fuerte abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  40. Por suerte esto tiene una respuesta científica...

    Si una mujer siente antes el frío que el hombre, es meramente por una conducta de supervivencia. La capacidad biológica y de respuesta frente a un cambio en la temperatura ambiente. La mujer activa un mecanismo cuando se produce ese desnivel de temperatura; sus vasos sanguíneos se cierran, permitiendo mantener el calor de manera interna y no permitir la pérdida de éste. Por consiguiente, ese calor "protegido" dificílmente llega a la piel, y eso hace justamente que sienta o perciba antes el frío que un hombre.

    Por lo que se comprueba, es otro modo inteligente que tiene la mujer para sobrevivir, je.

    Por supuesto entendí tu "humorada" ;).

    Besos, Hum.

    ResponderEliminar
  41. Hola Humberto,odiosa entrada para nada,tienes algo de razón,así lo veo yo,somos más frioleras que vosotros,eso es cierto,pero creo que has exagerado un poquito,solo un poquito..Yo te puedo decir,que aquí en mi Murcia paso frio sobre todo en invierno,es húmeda y se apodera de mis huesos...Sin embargo en verano, y primavera soy una fogata,y además me gusta,odio el invierno aunque reconozco que es necesario,y lo odio precisamente por eso,por el frio que paso debido a esa humedad que antes he mencionado,ademas de que para mi es feo,y triste...En verano todo cambia,ahí no tengo frio para nada,yo creo que,si somos mas frioleras no solamente es por los estrógenos,también es debido a la dieta que llevamos,comemos menos que vosotros,bastante menos....me parece que me he largado bastante,Haber cuando hacemos uno en contra del macho,jejeje....Me ha gustado tu post...Besos Humberto

    ResponderEliminar
  42. Carmen, ya escribí uno en contra del macho, está en esta misma página, se llama "Hombre en la tina". qué cosas, esas cosas no las ven... je
    Besos.

    ResponderEliminar
  43. Jajajaja, cierto. Yo siempre tengo frío.

    Y me ha despertado una sonrisa este post... que lo sepa usted.

    ResponderEliminar
  44. En broma, en broma, pero lo dijiste, que hachedepé, jajaja. Es verdad en hombre en la tina nosotras los masacramos.
    Besotes.
    Sabri!!

    ResponderEliminar
  45. No entiendo cuál puede ser la polémica, Sr Dib, dado que lo que lo que detalla Ud en este texto es ab-so-lu-ta-men-te veraz.

    Y como dicen que dijo su compatriota el Sr Fogwill, que manía tiene la realidad con querer ser lo único que existe...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Debo ser la excepción, porque siempre tengo calor...
    Muy divertida tu humorada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  47. Si no llevan ropa.. y es tan finita,y sedosa que no tienen mas remediò de pasar frio.

    Es todo lo contrario que cuando les llega la menopausia: despues, es todo calor,y nada mas quieren hestar en la corriente de aire.

    no te fustigues, que en general es lo que pensamos los hombres, un abrazo

    ResponderEliminar
  48. Es cierto que siempre tenemos frio, pero espera alcanzar cierta edad Humberto que ya veras que luego vas a ser tu quien diga que tienes frio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  49. Un texto de humor, tienes gracia Humberto y además tienes razón.
    Ahora entiendo que cuando duermes con tu novio la cama siempre termine dividida en dos: de un lado (el suyo) sin sábanas, y del otro (el mío) con ellas y además acolchado.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  50. Te voy a dar la explicación científica:
    De acuerdo a un estudio realizado en una universidad norteamericana (no recuerdo cual), las mujeres realmente sienten el frío más que los hombres, debido a que conservan el calor mejor que los hombres. Esto se debe a que su grasa corporal está uniformemente distribuida en su cuerpo y pueden hacer fluir toda su sangre a sus órganos centrales. Sin embargo, esta eficiente forma de mantener cálidos los órganos vitales hace que menos sangre circule por sus manos y por sus pies y por esta razón sentimos tanto frío... ;-)

    abrazo cálido

    ResponderEliminar
  51. Tiene razón. Pero debo señalar que en mi caso el olor a provenzal o bife a la parrilla en el pelo o la ropa habría estimulado el deseo sexual a límites indescriptibles.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  52. jajajjaja hay muschos que el frio lo tienen en la cabeza Humberto.No confundir... no todos somos friolentos,jaja
    Besos y... no deja de gustarme tu forma de expresarte ;)
    Cuidate!

    ResponderEliminar
  53. ¡Estrógenos??? y cuándo los estrógenos nos abandonan seguimos con frío igual!! memoria térmica!?? sea cual sea la causa es siempre es una buena excusa para buscar pies calentitos!!

    ResponderEliminar
  54. ¡Qué va! Las mujeres no tenemos frío. Pero nos encanta que nos abracen. Besos, H.

    ResponderEliminar
  55. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  56. Como soy una de esas friolentas, tengo que darte la razón :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Si,si...el rastro que deja denuncia al machista,diria yo! jajaja!
    hoy justamente en un seminario en Apa,me decian "los hombres" colegas,si yo nunca tenia frio,ellos de traje ,y yo en musculosa.
    Sera el calor de la juventud,de la primavera,o de la menopausia? jajaja...
    no que falta...
    En fin, esta ves lograste una sonrisa...y un "caluroso" abrazo!
    besoss!!!!

    ResponderEliminar
  58. me sigue admirando la cantidad de comentarios que cosechas...aunque eso de mandar cada entrada por mail,invita a espiarte al menos y es bastante interesante como artilugio publicitario...como lo haces?
    besos!!!

    ResponderEliminar
  59. es cierto, yo soy muy friolera; siempre tengo frío pero hay momentos en los que dependiendo qué actividad realice, el frío se neutraliza y desaparece, por tanto, depende de la calor que desprenda la otra persona soy calurosa o friolera...

    un post simpático.
    (siento el retraso)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  60. pues si, mal que me pese, me he sentido identificada con tu friolera protagonista. jajaj
    un saludo
    marian

    ResponderEliminar
  61. No sólo tienes razón sino que además eres un gran observador.

    ResponderEliminar
  62. jeje, ahora si que las has hecho, me pondré a leer sobre lo machista y mentecato que te consideran.
    muy bueno!!
    saludos

    ResponderEliminar
  63. a veces mentimos para que nos abracen,no se crean todo...y tambien soportamos el frio con tal de mostrar un poco de piel!
    a las mujeres aun no terminan de descifrarnossssss
    jajaja!
    sigo pensando,como siempre.

    ResponderEliminar
  64. Dib, mi madre decía que las tres cosas más frías del mundo son el hocico de un perro,las manos de un barbero y el culo de una mujer...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  65. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  66. Você me fez lembrar de entradas em restaurantes. Não gosto do ar ligado com excesso. Aí, sinto frio, mesmo. E não é uma procura de aconchego, mas uma sensação desagradável. Morei muitos anos em São Paulo e sempre levava um blazer, para essas ocasiões. Fora dessa situação, não vejo esse frio que mencionou. Estar em casa, sem a preocupação com roupas, é muito agradável. Na praia, então, que sensação de liberdade! Não há frio debaixo da beleza do sol.

    (Ontem o google ficou instável, realmente. Tentei fazer comentário em outra postagem sua e não consegui. Travou tudo.)

    Bjs.

    ResponderEliminar
  67. Estimadísimo Humberto amigo:

    Qué cochinada es esto de Blogger: me la pasé los últimos 15 minutos escribiendo mi comentario y estos hijuemialmas lo volaron automáticamente, no sé cómo no eliminan este tipo de error que viene cuando menos uno lo desea.

    Bueno, era más o menos así:

    Jajajajaja!

    Los "jajás" porque me hizo mucha gracia y bien tu artículo pues has dicho la verdad tanto como Galileo y estos malditos demonios del Vaticano le dieron casa por cárcel, esto solo para no rostizarlo como a un pollo en las brasas. No veo cómo las féminas te vayan a linchar por decir las cosas como son, aunque hay un grupito muy recalcitrante: en este país varias organizaciones que defienden la causa femenina son antros de lesbianas y de feministas trasnochadas. Al hombre y a la mujer como corresponde: cada quien con las debilidades y fortalezas correspondientes a cada género y dadas por Madre Natura y su sabio método de la evolución de las especies. Pero te digo: si fuera mujer sería la más atea del mundo, ya que la desigualdad de género se incoa con los viejos patriarcas y sus libracos que valen menos que una mierda. Las mujeres a lo suyo: ser mujeres, y los hombres también a lo suyo: ser hombres. Tengo tres hermanas y me tildan de machista, siendo que soy macho y no hembra. Sin embargo, ellas ganan en actitudes machistas al ver yo cómo dirigen sus vidas matrimoniales. Pamplinas! Todo son posturas idiotas. A la gente lo que le gusta es el derecho al berreo y por lo que sea. Esa es la libertad y está bien sea así.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino.

    ResponderEliminar
  68. Eso que apuntó Dyhego está para reírse a mares. Jajajaja!

    ResponderEliminar
  69. Es cierto que, por lo general,las mujeres sentimos más el frío que los hombres,...pero nos calentamos enseguida, y depende en qué situaciones la mujer es fuego y el hombre tiene que tener cuidado para no quemarse.
    Muy buen escrito Humberto, me ha gustado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  70. será preciso,casi siempre, en tus relatos,el estar subliminalmente,en subtexto,esa pequeña ironía,sarcasmo, con las feminas?
    muy bueno,che, me encanto!
    saludos
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  71. Bueno, que es una de las razones por las que no soporto los restaurantes.
    Ah, está fémina esta casi muerta de risa!!

    Saludos, Humberto.

    ResponderEliminar
  72. Me pareció un retrato un poco lastimoso, con todo y humorada. Además nada que un buen vino no logre quitar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  73. En España tenemos un dicho que dice: el español fino, después de comer, tiene frío. Y eso es lo que me pasa a mí, pero sólo en esta situación, en el resto que has descrito no me identifico. Pero muy buena entrada para levantar polémica y risas por supuesto, que a esta hora de la noche vienen bien.

    Besos Humberto.

    ResponderEliminar
  74. Humberto, el título amerita que te explique algo, más bien es la glándula tiroides la que interviene en la regulación del frío. La tiroides regula el metabolismo y el metabolismo es el termostato del cuerpo y por lo mismo afecta muchos aspectos, entre ellos el sentir frío de más. Pero para el caso de tu historia da lo mismo, ya que es una verdad que gran mayoría de las mujeres somos friolentas. Pero yo le veo el lado positivo y romántico. Sentir frío es igual a buscar abrigo. Cuando sintamos frío el hombre galante siempre nos cobijará. Yo no he pensado ninguno de esos calificativos que te has auto impuesto. Sólo me dije: Este Humberto, mirá el tema que se trae y me he visto un poco reflejada en la mujer del Restaurante, . . .si lo sabrá mi marido!!!! Como siempre amigo un gusto leerte. Un beso

    ResponderEliminar
  75. ¡ Cómo se nota que no tienes mujeres menopáusicas cerca!

    ResponderEliminar
  76. Amigo Humberto: Cuando yo vine a esta ciudad, dicho sea de paso,llena de amor, creí no podía aguantar este clima criminal.
    En los veranos te asas, y en el invierno helado estás, no importa que lleves encima, gorro, bufanda y algo más. Por tanto, no es de extrañar, que entres donde tú entres, siempre heladito estarás.
    Nunca he sido muy friolera, pero el que hace en esta tierra, sobre todo cuando estamos a bajo cero, te llega a los huesos ¡Dios nos de un hombro al lado para poder apoyar la cabeza y coger su mano!
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  77. Qué gracia me ha hecho...yo siempre estoy helaita. Mi abuelo siempre decía que las manos de un peluquero, las manos de una mujer y su trasero era algo que siemore estaba helado...
    je,je.Un abrazo para entrar en calor.
    Maribel

    ResponderEliminar
  78. Pues lo has calcado, Humberto :-)
    Ahora, sin ir más lejos, tengo las manos heladas mientras escribo este comentario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  79. Mmmm... tengo que reconocer que sí, que tienes razón... Y yo personalmente odio el calor. Contradicciones que tenemos algunas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  80. Bueno... vale, te voy a dar la razón... pero sólo por esta vez y sin que sirva de precedente...

    Besitos

    ResponderEliminar
  81. Un poco de razón sí que tiene. Pero me quedo con la forma. Una bonita descripción, muy realista, muy conseguida. Además no creo que atente contra nadie. Una muy lograda composición.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  82. El frío no es cuestión de sexos, Humberto. Conozco a hombres que les ocurre justo lo que has descrito. Y a mujeres que les ocurre todo lo contrario.
    En todo caso, frioleras o no, os encanta nuestro calor ¿no?

    Un besito.

    ResponderEliminar
  83. Personalmente me gusta el frío y aborrezco el calor. Pero aunque no esté de acuerdo jamás se me ocurriría insultarte.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  84. Siempre he sostenido que el escritor ha de retorcer alguna emoción en quien lo lee, y esta prosa provoca, destila chispazos de incomodidad y cumple sus cometidos. ¡Enhorabuena!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  85. Querido amigo : Hace 38 años, que en invierno me quitan el calor, pero debo reconocer, que en el verano me lo devuelven.

    Abrazo.
    Miguel.

    ResponderEliminar
  86. BONITA ENTRADA TIENES RAZON,A MI PERSONALMENTE NO ME GUSTA EL CALOR PREFIERO EL FRIO,LOS DIAS GRISES,AUNQUE PARECEN TRISTES PARA MI NO LO SON,UNEN MAS A LAS FAMILIAS,MUCHAS FELICIDADES,Y TE INVITO A PASARTE POR MI BLOG QUE TAMBIEN ES MUY BONITO,UN SALUDO MUY FUERTE.

    ResponderEliminar
  87. No sé si aplaudirte o mandarte al demonio, creo que zafás porque te conozco y sé que no sos machista en la vida real. Hiriente y divertido, siempre genial.
    Caro

    ResponderEliminar
  88. En realidad el frío, así como el calor, no dejan de ser dos estados que no se eligen; no creo que de por sí remitan a algo negativo o positivo... simplemente son una información/

    Quizás sea una cuestión atávica, la mujer es un frío esperando el fuego, el hombre es una brasa esperando una brisa fresca donde reposar su fiebre... es una las posibilidades.
    Téngase en cuenta que odio concebir este tipo de Ideas, por lo tanto una vez más compruebo que Humberto es un excelente narrador; me han despertado voces que siento como ajenas,

    Eso es milagroso. Un fuerte abrazo desde el sur.

    ResponderEliminar
  89. Tomo tus palabras como un gran honor, Juan, hacer volar la imaginación es un objetivo digno de quien se llame escritor.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  90. Bueno Humberto, yo seguramente soy la excepción pués más bien tengo siempre calor , no nos lastimes tanto aunque dicen que las mujeres siempre tenemos el culo frio, Jaja.

    ResponderEliminar
  91. No sé qué extraña razón te lleva a pensar que sentir frío sea malo, gracias a esa cualidad arropamos a los niños varones en la cuna y no mueren... ¡Piénsalo! ja ,ja, ja, ja... Bss...

    ResponderEliminar
  92. Mecachis Juan Ojeda!! creo que te he contagiado la E coli!! ahora mismo te leo y me reconozco, ja ,ja...

    ResponderEliminar
  93. Ahora veo por qué me han recomendado este blog, no tiene desperdicio, la variedad y calidad de los escritos es admirable. Seguiré leyendo viejos textos, un aplauso!!
    Stella

    ResponderEliminar
  94. Hola Humberto.
    Con rotundidad, tienes toda la razon.
    Has descrito perfectamente una cena comun de cualquier mujer a la entrada de un restaurante.

    Creo que tienen frio porque no comen lo que deven.
    Quien come bien, nunca tiene frio.
    Abrazos, campeon.
    Ricard

    ResponderEliminar
  95. Sólo vosotros sabéis cómo calentarnos y hacer que echemos hasta chispas por los ojos XD.
    Besos.

    ResponderEliminar
  96. No todas eh? jaja soy de las que no les da frío a menos que sea temporada pero andar cubierta con abrigo o bufandas no se me da.

    Si caray, si tienes una poca de razón pero poquita no más.


    Beso.

    ResponderEliminar
  97. En efecto, sentido del humor sazonado con un poco de ironía. A una mujer inteligente no puede molestarle este texto, más bien hacerla sonreír y pensar que su compañero... es más friolero que ella. La mayoría de los comentarios defienden mi tesis de que las mujeres, por lo general, desean ser provocadas (para vengarse... o no).

    ResponderEliminar
  98. Es verdad, siempre sienten frío. Lo que yo no me explico es porque siempre tienen las nalgas congeladas.

    ResponderEliminar
  99. Ni que decir que cuando se acuestan en la cama te hielan apoyando contra vos....el traste o las rodillas o las manos!!!

    Y siempre con el culo en la estufa, jaja.

    Bien Humberto.....una entrada para levantar temperatura.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  100. NO CONOZCO MUJER ALGUNA QUE SE META A LA CAMA,Y SE TE ARRIME,HASTA EN PLENO VERANO,Y TE DIGA QUE LE CALIENTES LOS PIES,Y CUANDO TE TOCAN,PARECEN CUBOS DE HIELO
    ES UNA CONSTANTE,DEBE HABER ALGUNA EXCEPCIÓN,PERO NO LA CONOZCO
    UN ABRAZO QUERIDO AMIGO

    ResponderEliminar
  101. Wuajajaja me encantó lo que has escrito aunque discrepo un poco contigo. Por que en el caso más cercano, que es yo, no es tan así. En las mañanas y en las tardes-noches tiende a darme frío por el viento helado que corre, claro, a excepción de las estaciones primavera y verano.
    Por lo general, las señoras que son más de edad, siempre andan con frío, es impresionante. Se desabrigan un poco y de inmediato buscan su "chaleca amiga" para acobijar esos pelos parados de escalofríos. Bah, quizás vaya siendo por la edad, por la poca grasa que tiene su cuerpo o no sé.

    Lo jóvenes en tanto, generalmente andamos desabrigados, con los justo puesto, cosa de tener siempre temperatura ambiente para que no nos vayamos a resfriar (por lo menos, esa es mi forma de ver el tema de las temperaturas). Además, siempre hacemos diversas cosas durante el día como la universidad, deporte, carretear, estudiar, etc. La variante tiempo siempre está en nuestra contra y quizás por eso, no sé con exacto, solo es una hipótesis, por eso no sentimos frío.

    Bah, es mi forma de ver las cosas.

    Muchos saludos, me ha encantado pasar por tu espacio. Me da dado mucha risa.

    Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
  102. Lo que pasa es que quieren nuestro calorcito. :)

    Ahí la verdad de la milanesa.

    ResponderEliminar
  103. La verdad es que tenes razón! Es así siempre tenemos frio, y en todo y cada uno de los momentos y lugares que mencionas! Odio el invierno! Besos Humberto!

    ResponderEliminar
  104. Creo que se siente frío depende de dónde vivas, en Guatemala siempre hace calor. Un calor infernal. Por lo regular todas las mujeres buscan una mesa fuera en la terraza y se despojan de los sueteres o abrigos, que escasamente usan.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  105. Ja, ja, yo no cambié mucho, así que hay unas fracesitas que me siguen incomodando un poquín. ¿Viste qué recatada? Me entretuve con los comentarios, para no detenerme en ese "se nos cuelgan..." y etcéteras, y para buscar un equilibrio tolerante. El balance fue que el 80 % de las mujeres vive preocupada por la menopausia, a la mayoría le gusta contar sus propias experiencias, no se han enojado mucho con el autor ni con el personaje, les han dado cátedra científica. Especialmente los hombres tienen una fijación con el culo femenino, pero estuvieron discretos, salvo un discriminador que empaña los comentarios. Y me quedo con un comentario, que es el que me gustaría haber hecho y es el de JULIO, perfecto. Pero bueno, mi condición de fémina no me lo permite.
    BESOTE!!!!

    ResponderEliminar
  106. Quería agradecer a todos (hombres y mujeres) por el excelente humor que han demostrado en la entrada, es un gran placer compartir estas ficciones (a veces un poco reales) con ustedes.
    "Hombre en la tina" fue para ellas, "Estrógenos" para nosotros, y todos en paz.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  107. O sea, siempre necesitan que las abracen.
    Buena observación.
    Hare Krishna.

    ResponderEliminar
  108. ¡Huy! Humberto: no hay comparación. "Hombre en la tina" es ya todo un clásico. Recuerdo haberlo citado en los comentarios de más de un blog, je.

    Y me voy ahora mismo a meter en cama en pijama, bajo dos mantas y el edredón, que el otoño se nos ha caído encima de golpe y las sábanas están demasiado frías para calentarlas sola; me llevará un buen rato y hasta entonces sé que no me quedaré dormida.

    Buenas noches...

    Biquiños.

    Carmen.

    ResponderEliminar
  109. Creo que conmigo se rompió el molde Humberto,tengo frío en contadas ocasiones,cuando lo hace obvio.
    No hace falta que te flageles antes de leer los comentarios.
    Quizás sea una estrategia femenina para conseguir otras cosas.¿No crees?
    Besos cálidos.

    ResponderEliminar
  110. Más que como relato , aparece como descripción del personaje del narrador, en su punto de vista muy personal.
    Y entiendo que la mujeres y los hombres caminamos juntos por la vida amándonos , a pesar de ser tal como le digo a mi esposa con mi irritante frase: Somos diferentes animales.
    Por igual a veces comprendo les resultamos desesperantes, meramente porque la naturaleza nos dotó con el uso general de sólo un medio hemisferio cerebral, mientras ellas están conectadas con ambos.
    Por lo mismo muchas veces no comprendemos el alcance de la mirada que ellas tienen, a no decir otras neurósis, como el limpiar con furor su microcosmos, tener saltos hormonales que las hacen soltar el llanto por no ser comprendidas en todo y con la inmediatez que a veces no podemos darles, con nuestra desesperación ante el hecho de que quieran permanecer en una tienda en la sección de colchas más tiempo del humanamente soportable, a pesar de no tener una carencia de las mismas. Para quienes condescendemos con los agotadores tours de visita a tiendas que nos llegan a imponer, les pido tengan el consuelo de que hacen ejercicio por las intensas caminatas, y le dan un gusto a las mujeres que tienen el privilegio de amar.
    Cuando no hay tal amor, como dice la canción, Tu camino y el mío.
    Por otro lado hay que agradecerles la belleza, el cariño y los hijos que nos han dado, junto con la oportunidad de dar nuestro aporte hacia la evolución de nuestros hijos.
    Tener mujer nos desarrolla el talento negociador tan necesario en la vida, y nos da mucho que aprender de la bondad y la compasión.

    ResponderEliminar
  111. Uuuuh, Humberto, machista, monstruo, uuuh.

    Muy agudo, sinceramente.

    Me dio una idea. Si prospera te lo haré saber.

    ResponderEliminar
  112. Hola Humberto, se acaba de producir una sincronicidad. Justamente estaba leyendo tu entrada he ido a mi blogs y he visto tu comentario.
    La verdad es que llevas toda la razón, yo tengo una cuñada que en el mes de septiembre cuando refresca un poquito por las noches, ya está pensando en llenar la caldera de gasoil,jajaja.
    Gracias por tu visita a mi sitio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  113. Eres muy osado, Humberto. Yo no me hubiera atrevido a tanto. Espero que tus lectoras entiendan el guiño y lo tomen por el lado humorístico que sin duda has querido imprimirle. Saludos.

    ResponderEliminar
  114. Tienes razón Humberto, siempre tienen frío. Un buen cocido al estómago y un buen revolcón y se soluciona, jijiji

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  115. Humberto, yo siempre tengo frío. Soy andaluza y en mi tierra el verano es de 43 grados a la sombra. Amo el verano, que lo paso tan ricamente, pero llega el invierno y a la mierda la bicicleta. Te juro que mi mayor deseo sería ser oso, pasarme toda la primavera y verano comiendo hasta reventar y cuando llega el frío HIBERNAR EN UNA CUEVA CALENTITA. Así que no me siento ofendida, bueno solo un poco. Un saludo.

    ResponderEliminar
  116. "Ellas siempre tienen frío"

    Qué bonito título para un texto. Recuerdo que mi abuelo, que era un enamorado de la mujer, siempre decía que las mujeres tienen frío, porque cuando nacen, dan parte de su calor para que el mundo no se congele. Y es verdad, quizá por eso los hombres tienen tanto calor, porque no lo comparten. Era poeta, un gran tipo.

    Construiré algo con eso y te lo dedicaré por traerme el recuerdo.

    Me gustan las descripciones que haces y si, tienes razón, tenemos frío casi todo el tiempo. Otro día tocarán virtudes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  117. "Entonces ellas, románticas y con los ojos grandes y acuosos por la emoción, nos apoyan la cabeza en el hombro y se nos cuelgan del brazo buscando algo de intimidad. Pero el olor a provenzal o a bife a la parrilla que emana de sus cabellos, anula cualquier deseo sexual que uno pudiera haber tenido."
    Ya te vale, Humberto! Pero que bien me han venido unas risas de buena mañana...jajajajaaaa...

    ResponderEliminar
  118. ¡¡¡¡Eres un maldito machista, neonazi misógino!!!
    ...que noooo, que es verdad,.. que son los nervios que nos tienen recomidas... y la falta de revolcones... como dice un contertulio tuyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  119. ¡¡¡¡Eres un maldito machista, neonazi misógino!!!
    ...que noooo, que es verdad,.. que son los nervios que nos tienen recomidas... y la falta de revolcones... como dice un contertulio tuyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  120. Pues sí que tienes razón jeje, pero también luego estamos esos otros hombres que como nos quedemos fríos no entramos en calor ni a la de tres ;-)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  121. Obviamente no todas pero que las hay, las hay. Mi pareja es justamente una excepción. Ella es más de dormirse viendo películas: en el cine, en casa, da igual. Una particularidad que comparte con algunas familiares y amigas mías.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  122. Joder...cómo está el patio...
    (expresión típica de España)
    jajaajaja....
    Un beso!

    ResponderEliminar
  123. Humberto no es para nada maxista...aunque tampoco es cierto del todo, no siempre siento frío...
    pero sí hago lo que has descrito en muchas ocasiones.
    1 beso.

    ResponderEliminar
  124. Como con cualquier generalización estoy en desacuerdo, no obstante en algunos casos si puede ser asi.

    ResponderEliminar
  125. Bueno, Odialex, yo no sabría si llamarlo "generaización", acá todo es ficción (lo dice el título del blog), puro cuento, por lo que un personaje puede decir cualquier tontería y no pasa de ser eso, el discurso de un personaje. Basta con recorrer textos anteriores, nada es verdad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  126. Si, Humberto, así es. yo siempre tengo las manos heladas, siempre. Y es.. taaaan incómodo..
    Buena entrada, aunque siempre puedes elegir una mesa que no esté al lado de la cocina y donde al final, no nos huela el pelo a comida.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  127. Que se lo digas a la mía, es la friolera por excelencia, sin embargo, nunca he ido a un restaurante-cocina para que después de salir nos huela la ropa o el pelo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  128. jjajajaja, vaya vaya con Don Humbertooo!! vaya ramalazo nos ha sacado en esta entrada.

    Decirte que yo siempre tengo frio, excepto en pleno agosto a las dos de la tarde, pero a las 11 de la noche ya tengo fresquito, jaja.

    Lo de restaurante yo discrepo un poco, el que el hombre quiera la mesa fuera del local es porque generalmente quiere FUMAAAAAAAARRRRRRRRR.

    Pero digo yo, que más os dará a vosotros si nosotras tenemos frio, yo paso literalmente si mi pareja tiene calor, que se abanique, no crees? o si prefiera que se coja la mesa fuera del local, jajaja.

    Entrada graciosa y polémica, porque jamás las mujeres darán la razón al 100% a los hombres, si no les gusta caballeros pues le pintan un cuadro. He dicho.com.

    Un besito y buen fin de semana. Amelia.

    ResponderEliminar
  129. JAJAJA Esta vez creaste un personaje muy gracioso, pero me parece que se parece a vos en algo, me equivoco? Si no porque lo de 'brasuca'??
    Genial, Humber.
    Besos.

    Stefi

    ResponderEliminar
  130. ¿Hay mejor forma de pedir un abrazito continuo??? Y por cierto, que soy de las que suele tener calorcito... Será que me estoy haciendo mayor, jajaj
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  131. Jo, cómo nos conoces, manos frías, pies fríos... qué frío me ha entrado!

    besos
    Lourdes

    ResponderEliminar
  132. ¡Hola!

    Cada quien tiene su punto de vista, por eso yo, no te juzgué nada; en cuanto a mi, nunca tengo frio en el dia, a pesar de estar en invierno, pero en la noche si :)
    Aunque a veces, coincido con otra comentario, el frió es un buen pretexto, ¡para muchas cosas! :D Un saludo

    ResponderEliminar
  133. Y si, soy de esas que tienen frió, pero también es cierto que no me gusta quedar con olores de comida, ni en el pelo, ni en el cuerpo y menos el del cigarrillo.
    Así que me aguanto el frío, me abrigo bien o, pido que me abrace, je.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  134. La verdad coincido en todo, es más, como ahora no se puede fumar en ningún lado salvo afuera, pior!!
    Por eso mi última pareja era mitad husky y mitad esquimal...
    Ahora que no te den ganas por el olor a bife...
    Vos ya estás hilando muy fino Humberto...

    ResponderEliminar
  135. ¿Dónde vives? por aquí siempre tenemos calor :P
    (bromeo, bromeo, pero no demasiado, jeje)

    ResponderEliminar
  136. Humberto, me gusta tu humorada...soy muy, pero que muy, friolera. Es todo un placer acercarme al calor de tus escritos, con ellos entro siempre en calor.

    ResponderEliminar
  137. Ja, ja, ja ,es verdad aunque no quiera admitirlo, en mi caso y con lo acalorado que es mi esposo esa escena del restaurant la hemos vivido infinidad de veces. Igual no te pases no es para tanto, no siempre tenemos frío.
    Gracias por tus palabras en mi blog.
    Un abrazo. Mónica.

    ResponderEliminar
  138. Cuanta razón tienes amigo siempre tienen frio, pero ¡cuando entran en calor! bien que nos hacen sudar, todo un gusto visitarte como siempre amigo, magnifico punto de vista que nos regalas

    ResponderEliminar
  139. me encanta el debate que despiertas con tan sólo escribir de frío... es asombroso que haya tanto que decir de esto.
    Yo reconozco que no me gusta tener frío casi siempre... pero en el fondo me siguen encantando esas grandes diferencias entre hombre y mujeres que nos causan tanta mutua curiosidad.
    Sigue sorprendiendome que hombres de pelo en pecho lloren y griten ante un simple partido de futbol mientras yo me muero de frío.. jajajja
    ;)

    ResponderEliminar
  140. Hola amigo, vengo por enlace de Frank.

    No me parece un comentario machista, porque en cierta forma las mujeres nos da más frío que a los hombres, es la homeostasis natural y diferenciada de los sexos, el hombre tiene más grasa y musculo, y punto.

    Pero tampoco es tan al extremo como se expone,que hasta en la cama estamos titiritando (depende en cual cama y cuanta cobija echemos encima, o compartamos)es el hombre a quien le da más frío en la cama, como mujer no miento! siempre se dejan toda la cobija.

    No hay más ciencia, punto.

    Cuando hace frío me dan ganas de comer helado! ¿Cómo se llama eso?

    ResponderEliminar
  141. Nooo Humberto... te podría hablar de muuuuccccchhhhaaaasss mujeres calurosas a más no poder, de las que van en manga corta, tirantes y sandalias hasta en pleno invierno.
    Yo casualmente si que me identifico con las mujeres que describes, yo tengo frío hasta en verano :-(

    ResponderEliminar
  142. JEJEJE, QUE NEGRO CULEAO, COMO ME HICISTE REIR, YO ENTRABA SERIECITO PARA LEER UNA DE TUS ENTRADAS FILOSÓFICAS Y ME APARECES CON ESTO, MUY MUY DIVERTIDO Y REALISTA.
    QUE GROSO, CHABÓN. UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.
    CHRIS

    ResponderEliminar
  143. Querido Humberto
    Una vez más has acertado,
    no eres ni misógino ni machista ni otro... sino un buen observador
    que intrepreta la vida con letras especiales, con una vista desde un ángulo, con un rastro de verdad.
    Cariñosos saludos
    Edith

    ResponderEliminar
  144. Pues que te voy a decir… por lo menos conmigo has dado en el clavo. Todo el día estoy helada y lo de las manos bajo el trasero…jajaja es cierto lo hago cantidad de veces. Lo que yo he observado es que las mujeres tenemos mucho mas frio que los hombres en invierno pero los hombres tenéis mucho mas calor que nosotras en verano. Creo que hay un fallo en nuestros respectivos “termostatos” jajaja. Muy buen texto… sin rencor. Un bessito

    ResponderEliminar
  145. Mire...para qué putearlo si me describió a mí...yo soy esa que siempre tiene frío...!!


    Y bueh...sirve cuando se anda enamorado, se busca el abrazo, se acurruca, es hasta liinnndooo!!!


    después, cuando ya hay aburrición, rutina y etcéteras es que se postean cosas así, en esos momentos del principio le pareció seguramente romántico compartir su saco o campera...

    ResponderEliminar
  146. Querido Humberto!
    Primeiramente gostaria de agradecer por sua vista a meu humilde espaço e pelo seu comentário. Volte sempre que desejar, será um prazer tê-lo por lá. Confesso que passei algumas situações parecidas como as que você mencionou, principalmente por residir em São Paulo, onde as quatro estações do ano são registradas em um único dia (rs), mas aprendi a disfarçar, porque também prefiro lugares onde o odor da cozinha não nos impregne.
    Bjs.
    Kátia

    ResponderEliminar
  147. Sei como é lá em São Paulo, peloamordedeus! Rsrsrs.
    Um beijo.

    ResponderEliminar
  148. jajajaja..... bueno, para serte sincera hoy mismo pensaba...¿por qué los hombres nunca tienen frío?...
    ¿le podemos echar la culpa a los estrógenos?... bueno eso daría una ventaja en la edad de la menopausia no? jajajaja

    yy...un poquito misógeno siii... jajajaja

    noooo, todo bien!!!
    Un abrazo grande y que pases un hermoso fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  149. Humberto: Yo creo que la razón de tanto frío, es que vives en Londres, casi siempre los ingleses, sean hombres o mujeres, además de fríos son flemáticos.
    Como enfermera, cuando me tocaba estar en expulsión o sea que las mujeres estaban casi a punto de tener a sus bebés, les ponía la mano en el vientre y ellas sonreían agradecidas, " que manos tan calientitas tiene", me decían ¿cómo ves?
    Mi cariño de siempre:Doña Ku

    ResponderEliminar
  150. Un placer haber vuelto por tu casa.

    Siempre estupendas las cosas que nos dejas...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  151. Un relato impregnado de realismo.
    He visto esta escena repetida muchas veces.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  152. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  153. Hey Humberto y que pasa contigo????
    jajajajaja
    Mi caso: entro con frio...despues entro en calor!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  154. Sr Dib, coincido con uno de sus lectores, Julio, que usted utiliza diferentes recursos para atraer lectores y generar una discusión acerca del tema, pero no me parece mal, al contrario creo que sus herramientas son muy aptas y variadas para mantener el blog siempre vivo. No tiene el valor literario de gluma, pero sabe donde apuntar cuando quiere llegar.
    Un saludo.
    A.A

    ResponderEliminar
  155. Tomo tu escrito con cierta reserva.jajajajjaja..
    tienes razón Humberto, somos frioleras por naturaleza..menos las que están menopausias..a todos nos llegara...
    pero tienes razón , yo, al entrar en un lugar como un restaurante..siempre miro el lugar donde puede hacer mas calor y como dices tu ..suele ser cerca de la puerta de la cocina... jejejej
    buena escrito amigo..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  156. Eso tiene fácil solución. En vez de irte de viaje a Oslo con tu pareja, llévala a Nápoles.

    ResponderEliminar
  157. Es cierto eso que dices y me hace gracia leerlo porque muchas veces me siento identificada... y la respuesta nose cual es exactamente supongo que depederá de muchas cosas.

    Gracias por seguirme, yo tambien me voy a quedar por aquí.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  158. Lo único bueno de todo esto, es que a las mujeres se les enfría, más en especial, esas partes convexas que a los hombres más nos gusta calentar; aunque sólo se accede a ellas después de haber quitado otro frío, menos físico y sí más emocional y afectivo. Así que... si en el restaurante se sale con olores de fogones en el pelo, ¿no será más romántico -y más barato- comerse unas jugosas frutas a la luz de la luna?.
    ¡Vaya la que has liado, Humberto, jajaja!. Un abrazoooo

    ResponderEliminar
  159. Eso es sencillamente porque la mayor parte de las mujeres aún no han descubierto la ropa técnica. O porque no les da por perderse por la montaña en invierno. Eso sí que te ayuda a relativizar el frío... También podríamos pensar que se debe a que sus compañeros no las abrazan lo suficiente o lo suficientemente bien: porque no les hacen sentir el necesario calor humano en el grado exacto... Pero no, hoy no vamos a adentrarnos por ahí. Abrazos.

    ResponderEliminar
  160. Totalmente identificada con la escena del restaurante, que por supuesto se aplica a cualquier otro lugar. Yo no soy friolera, soy el frío en persona.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  161. HUMBERTO, ERES DE MIEDO, PERO SÍ EN PARTE TIENES RAZÓN.
    Yo soy mujer, pero calurosa, y en invierno pocas veces me quejo del frío. He vivido a -12º, hasta congelarse 3 dedos de mi pie, pero reconozco que la mujer es entre muchas otras cosas , una friolera y que te quitan la paciencia ,pues también.
    Me lo he pasado muy divertida, gracias por tu buen humor.
    Te dejo un beso con ternura
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  162. Puès Yo siempre tengo calor, jamas tengo frio, en invierno ando con manga corta y duermo casi, sin nada-
    Pero tu historia es linda y graciosa, y si, es cierto muchas, muchas mujeres tienen frio, y también muchos hombres son frioleros :)

    Un beso y lindo abrazo

    Aurora

    ResponderEliminar
  163. Humberto, empiezo por reconocer que soy friolera, pero si vienes por Córdoba en pleno verano no verás ninguna mujer temblando de frío.
    Las temperaturas pueden sobrepasar los cuarenta grados.

    Estas temperaturas tan altas, me cuesta desde luego soportar pero me gusta más el verano que el invierno, siempre que me encuentre en una ciudad con mar que ya el verano no es tan riguroso.

    Un saludo.
    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  164. Humberto:
    Pensàndolo bien el frìo de la mujer no sera un pretexto para que el hombre encienda sus brazas.
    buena humorada¡
    besos

    ResponderEliminar
  165. jajajajaja! Muy bueno y real. Coincido contigo. Saludos, genio.

    ResponderEliminar
  166. Jaja, no para mi, yo soy una chica de térmica rara, pero casi siempre tengo calor, hasta en invierno me ando sacando camperas, y si tengo frío me lo banco =)
    Saludos, y me gusto la entrada, estuvo divertida.
    Que tengas un buen día =)

    ResponderEliminar
  167. odio las generalizaciones!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  168. También es una buena excusa para que nos hagan entrar en calor!!!!!

    No es mi caso, que ando descalza hasta en invierno y el hombre de la casa (que siempre tiene frío) putea porque piensa que me voy a enfermar!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  169. Es una broma que encierra algo de cierto, pero te perdonamos, siempre que luego te redimas con un texto feminista, JA!!
    Luci

    ResponderEliminar
  170. Yo también te perdono, ja,ja,,, pero he de confesar que ... tienes mucha razón : ayer comí en un restaurante donde todas las mujeres temblaban como hojas , y frotaban sus nudillos y sus palmas haciendo el rito que describes. Puede que lo que realmente ocurriera es que se trataba de una terraza semicerrada al aire libre y el termómetro marcaba 16 graditos.

    ¡¡Qué daño hace la ley anti-tabaco en invierno!!, ¡qué daño!.

    Has conseguido un montón de comentarios Humberto, ¿era ese el propósito ....

    Un abrazo de Laura.
    desdemispalabrasylasvuestras.blogspot.com

    ResponderEliminar
  171. Algo has descubierto, Laura, pero aún no puedo confesarlo...
    Besos.

    ResponderEliminar
  172. Muy interesante. Buen texto. Un gusto seguirte. Te envío un cordial saludo deseándote un buen fin de semana lleno de mucha paz y armonía. Agradezco de sobre manera me hayas seguido. Mil gracias amigo.

    ResponderEliminar
  173. Buenas Noches...
    Soy la amiga de Javier Clochard.
    Me ha hecho mucha gracias esta entrada.

    ''Tengo frío'' es mi excusa perfecta, para tomarme una taza de chocolate..

    Pero déjeme decirle,que dentro de algunos años,usted echará de menos ese frío, porque cuando le llegue la menopausia y con ella los sofocos y calores, cuando usted se le vaya a arrimar,reaccionará como una gata afectada por la rabia... Téngalo en cuenta.......
    Saludos fraternales...

    ResponderEliminar
  174. Tienes toda la razón, no te la voy a quitar por nada del mundo, porque yo siempre tengo frío jajajja

    Y analizando todo lo que ésta en tu texto, cierto es que no soy la única y menos mal...

    Muack!

    ResponderEliminar
  175. ADORO el frío.
    AMO el frío.
    VENERO el frío.
    IDOLATRO el frío.
    VIVO FASCINADA POR Y CON EL FRÍO.

    TRES HURRAS POR EL FRÍOOOOOO!!!!!

    jajajajaja!!

    Ergo... no he de ser muy mujer...

    JAJAJAJAJAJA!!!!

    Feliz domingo, Humberto!

    ResponderEliminar
  176. [url=http://www.realcazinoz.com/mansion-casino.htm]mansion[/url] [url=http://www.realcazinoz.com/de/jackpotcity-casino-gratis.htm]jackpotcity casino[/url] [url=http://www.realcazinoz.com/party-casino.htm]party[/url] [url=http://btdcasino.cc]online kazino[/url]

    ResponderEliminar
  177. Jajajaja, el abrigo, mi mejor amigo jajajaja, admito y confieso, no siempre tengo frío, pero aún en verano, de noche se me hielan los pies!

    Muy buena Humberto, muy real sobretodo! Me ha gustado! Un abrazooo!

    PS. Sobre el audio amigo, mil gracias por decirme Humberto, no, no es intencionado que se oiga doble, antes me habían comentado y al parecer es algo de configuración con tu computadora, tal vez tienes dos reproductores, o no tienes el quicktime instalado, eso me han dicho los que lo han resuelto, de momento yo sólo pretendo que se escuche uno y cuando se le da a play, no que se oiga automáticamente. Gracias de nuevoo y buen findee!

    ResponderEliminar
  178. Tal vez tengamos que esmerarnos más e intentar darles el calor necesario :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  179. El tema de los de los olores a comida,cuando entramos al restaurante o a una parrilla son "infernales" y uno queda impregnado,también ,en menor medida ,cuando cocinamos en casa...llevamos en la ropa y en el cabello el menú...Respecto a que las mujeres somos friolentas...¡Yo sí!..Pero no a todas le pasa lo mismo. saludos Martha

    ResponderEliminar
  180. enormemente cierto!!!!
    se puede hallar en cualquier lugar del mundo!





    Albacaootto.blogspot.com

    ResponderEliminar
  181. Tiene usted un punto. Aunque no se donde quiere llegar, como lo quiere encaminar. Coincido con el relato. Ahora quien puede responder la pregunta que lo envuelve todo.
    http://idasueltas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  182. Un texto para divertirse un poco, no està mal Humberto que a veces, solo a veces eh, nos hagas reìr con tus humoradas.
    Un saludo.

    Lucìa

    ResponderEliminar
  183. Si hacemos caso a Nietzsche, porque se sienten mal vestidas.

    ResponderEliminar
  184. Humberto la mujer siempre tiene más tendencia al frio pues no todas. saludos de José Ramón desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  185. Toda, yo siempre tengo frío, a lo mejor es que necesitamos cerca un poco de calor humano, por que damos tanto y pedimos tan poco.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  186. ¿Y las que tenemos calor somos marcianas? :)

    Sí, tengo que admitir que un poco de razón tenés, Humberto, he visto el mismo cuadro hasta el hartazgo... y algunas veces viceversa, hombres ateridos y mujeres despreocupadas. C´est la vie.

    Besos.

    ResponderEliminar
  187. Siiiiiiiiiii tienes toda la razón he de reconocerlo, siempre tenemos frio, eso es porque en estado normal tenemos menos temperatura que vosotros, si yo tengo de media 35,5º tu tienes 1º mas seguro jejej, te has tomado la temperatura ultimamente?

    Que suerte teneis que al estar siempre heladas nos acercamos mas a vosotros jajaj.

    Besines y sonrisas calientes:-)

    ResponderEliminar
  188. Bueno bueno... no creo que haya que descalificar a nadie, simplemente es una opinión...
    Lo que si.. y con eso me quedo es la generalidad..
    Normalmente no generalizo, amén que no me encuentro entre las féminas que siempre están congeladas... yo por el contrario suelo tener casi siempre calor.. así que me hizo gracia tu post...

    Pero sinceramente, he de decirte querido Humberto, que si, todo lo que relatas es bien cierto... aunque no les pase a todas...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  189. No niego que no sea verdad!! pero yo no soy mujer y también tengo frio la mayoría del año!! jur jur
    Por lo que no es algo único del sexo femenino!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  190. Pues en ese caso yo soy como una mujer y soy macho eh? jajajaja. el caso es que siempre tengo frías las manos. es cierto.
    UN placer visitarte.
    Un abrazo, josef.

    ResponderEliminar
  191. Craso error el de generalizar...si invitara a cenar a una servidora le explicaría otra vez aquella lección... de por qué los chicos siempre están calentitos y por qué las chicas siempre "decimos" que tenemos frío ;)Asi es más fácil encajar.
    A mí me gusta descubrir como casi nada es lo que parece...hasta los psicólogos pueden mostrarse inseguros...es curioso.
    Un abrazo ...y no dude que siempre es un placer leerle.

    ResponderEliminar
  192. Muchas gracias, Tonet, es un placer su comentario, pero quiero aclararle (no sólo a usted, le aseguro) que éste es un blog de ficción, nada de lo que aquí se diga se corresponde con mi pensamiento.
    Es verdad que uno busca generar ciertos efectos con lo que escribe, pero eso es harina de otro costal. La 1° persona es sólo una herramienta literaria.
    Un cariño.

    ResponderEliminar
  193. Amigo Humberto: te comparto este comentario mío dejado en "El más violento paraíso". Alexánder hace una entrada enseñando su celda.

    Estimadísimo escritor Alex amigo:

    Duermo con la jupa hacia el norte. Como me indicó el poeta Jorge Charpentier un día: y sí: él dormía para el norte. Así lo encontraron a los tres días de fallecido. Fue un ataque fulminante porque tenía el celular y el teléfono fijo a la par, en una mesita de noche. Diablos! Esa mañana, un miércoles, entraba justo al Hospital México para iniciar 20 días de cobalto en mi barba y pescuezo cuando sonó mi teléfono móvil: el poeta manco me daba la noticia que una amiga, la poetisa Estela Fuentes y la vecina del poeta, habían encontrado muerto a Charpentier. Su pobre perra, "azucena", grandota como una ternera, deambulaba desquiciada por la casa y por el cuarto del muerto. Poco faltó para jartarse al poeta. Recuerdo que también Santa Eunice Odio fue encontrada en situación similar: 10 diez muerta en su bañera. Está visto que muchos tenemos muertes feas (creo estoy difunto desde hace mucho tiempo. Se me murió el alma y eso es estar muerto).

    ...Pues ese día, del portal del Mëxico, me devolví para San Chepe y me emborraché como un indio. Lloré como un idiota cuando nunca lo hago: ni como inteligente ni como idiota. La gente en el bar pensaba que estaba chiflado por eso y porque me pegué en la camiseta la página de La Nación que daba la fatídica noticia: "Muere el poeta Jorge Charpentier".

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino.

    P.D. Hace años que no uso teléfono móvil ni fijo. Sobre el cobalto: los 20 días se convirtieron en 60 días. Fui muy indisciplinado con mi cáncer, creo el cáncer me tuvo a mí y sobrevivió en otros. Sin embargo, quedé "manco" de mi amada barba. Solo puedo gastar candado y bigote. El pelo nunca lo perdí, pues decía el hematólogo que era yo un fuera de serie. Don Carlos Montero, el jefe de Hematología del Mëxico y amigo de copas, me contó que también atendió un paciente como yo: que se emborrachaba entre las sesiones de quimio, un señor que tenía un bar en Barranca y que nunca volvió. Tampoco volví al México pero en esos días del 2004 algo murió en mí. Seguro tanto químico secó mi alma, no sé... y desde ahí me autoproclamo como "antipoeta". Ni modo...

    ResponderEliminar
  194. Aclaro estos términos:

    "Jupa"=cabeza.

    "San Chepe": San José, capital de Costa Rica.

    "Jartarse"=devorar.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?