5 de abril de 2012

Sordos


La verdad tiene patas cortas, solía decir mi viejo...
Decidí realizar un taller de lectura de Borges en el Centro Cultural Ricardo Rojas. Nunca había leído nada de Borges -ni me interesaba, lo reconozco-, pero me anoté porque quería saber qué tenían para decir los expertos en la materia. En fin, fui para discrepar, siempre me motivó cierto espíritu antagonista.
En el primer encuentro, los participantes dieron su parecer acerca de la obra del escritor, casi todos la consideraban absolutamente inaccesible. Era ése, en definitiva, el motivo principal por cual habían ido allí: para que otro les dijese cómo, cuándo, dónde y por qué leer a Borges. Enseguida me puse del lado de estas personas, por supuesto, pero no porque creyera que fuera inabordable (no lo sabía), sino para mostrar que para entenderlo de verdad había que tener un vasto conocimiento de Filosofía, Literatura, Mitología... como era mi caso, mentí. El otro grupo estaba formado por unos pocos que opinaban que más allá de lo que se supiera de cualquier disciplina, el sentido de sus cuentos se entendía. Esa fue mi oportunidad para esgrimir un argumento irrebatible. Con una soberbia que aún me avergüenza aduje que, por ejemplo, era imposible entender La casa de Asterión (título que acababa de leer de reojo en el libro de mi compañero de banco) si previamente no se había leído la leyenda del Minotauro en alguno de los Clásicos; y nombré a Apolodoro, Plutarco y Virgilio, a los cuales conocía sólo de oídas. Asqueado de inventar patrañas, detuve el debate para confesar la verdad:
-Basta, yo jamás leí un texto de Borges. 
Se hizo un silencio ensordecedor, a la vez que los ojos del grupo se dirigían, expectantes, al coordinador. Al principio, el tipo me miró con recelo, pero luego se levantó entusiasmado y dijo:
-Brillante conclusión la del participante, con Borges sucede eso, ni aún leyendo sus textos podemos decir que los hemos leído- entonces todos me aplaudieron por mi lucidez.

241 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para “Mudos”.

    Ando tan exultante que hasta tengo ganas de decir a quiénes va dirigido el cierre de la trilogía de ‘nuestras incapacidades’… mejor no.

    Les dejo un fuerte abrazo y vuelvo a pedirles disculpas por no poder corresponder las visitas de la manera que querría. Respondo cada comentario aquí, pero sé que no es lo mismo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que maravilla lo que recien termine de leer !!...Pensamientos, vivencias, tan bien relatadas...( senti pudor con la imagen, lo confieso...pero admito, que tiene su sentido ....). No tengo nada que decir, cuando quede tan pero tan maravillada...Yo tambien aplaudo su lucidez y sabiduria....¿ escucha mi aplauso ?, es sincero y real...¡ Gracias por cada relato-enseñanza !! ( este relato tiene magnifica enseñanza y vaya que la tiene, solo debemos oirla y no solo escucharla...)

    Mariana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te agradezco de corazón, Mariana, pero ¿no será demasiado?
      Bueno, vivamos este momento ;
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  3. estimado,
    lo leo, lo releo, lo reeleo.. ¿por qué me da la sensación de que yo estaba ahí también??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que preguntarle al personaje, tal vez fueron compañeros de taller, ¿lo aplaudiste también?
      Muchas gracias y besos para el Uruguay.

      Eliminar
    2. Qué dificil su pregunta, Dib. Hemos llegado al extremo de tener que aplaudir a quien dice la verdad, cuando debería ser algo del día a día.
      Creo que el mio sería un aplauso cómplice. El "Fervor de Buenos Aires" más cercano a mi es la orquesta de tango que escuchamos en la milonga

      Eliminar
    3. Es que no me parece que lo hayan aplaudido por decir la verdad, sino porque... ¿tengo que exlicarlo?
      Lindo "El Sur" de "Fervor..."
      Más besos.

      Eliminar
    4. no, no lo expliques.. es que el otro aplauso no me cabe.
      "paredón y después.." Abrazo

      Eliminar
    5. Bueno, me gané un abrazo ;)

      Eliminar
  4. Con Borges tengo un dilema, soy alguien que sin darme cuenta me gustan las cosas fáciles, y leer las cosas como un atolondrado... Y me parece que con Borges solo me queda frenar un poco y leerlo tranquilo, por ahora tgo poco tiempo..

    p/d me gusto el relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Serapiens. En mi caso particular, lo leo de vez en cuando, pero últimamente me atrae la literatura más... fluida, digamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Esta vez has estado un poco ácido, jeje.
    No hay peor cosa que mantener las apariencias, pero aquí todos hacende todo para mantenerlas.

    Con borges pasa eso me parece, nadie dice no lo entiendo.

    A quien irá dirigido??

    Muy cáustico.

    Un beso. Sabri!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la impresión de que queda claro a quién va dirigido, hay uno en cada casa.
      Así de cierto, las apariencias pueden más que la verdad. Igual nunca sé de qué verdad hablamos.
      Cáustico como la soda, je. Un beso.

      Eliminar
  6. Sería tonto decir que no hay peor sordo que el que no quiere oir? o el que quiera oir que oiga..

    Y mirá que él les dijo que no sabía nada de Borges, eh!!

    Sordos, todos sordos.

    Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una palabra de coordinador tira más que una verdad de participante. ¿O no?
      Un saludo, Javier.

      Eliminar
  7. Creo que el problema de la incomunicación es el exceso de figuras, metáforas, referencias y notas. Todos queremos decir algo, nos llenamos la boca con frases rimbombantes, adjetivos pretenciosos y adverbios excesivos y decimos de todo menos lo que queríamos decir. Y después nos ofendemos porque no nos entendieron...
    Deberíamos quedarnos mudos, de cuando en vez!
    Por lo pronto, le recomiendo un textito de Borges...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy con vos, quedarse callado es mejor que soltar una parrafada de tonterías bien encadenadas.
      También le recomendaría un cuento... al personaje, claro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Bueno, tiene una sordera voluntaria y selectiva---Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilino, usted me hace acordar a un amigo mío que tenía nombre de personaje de Murakami.
      La sordera selectiva es la mejor, qué duda cabe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. De entrada, yo le aplaudiría a tu barba de "escritor"
    Yo quiero escribir algo de mentirosos, me ayudas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres una niña, Bellarte, no sé si debo enseñarte a escribir mentiras.
      Un beso del tamaño de Ohio.

      Eliminar
  10. Hola!!!

    Que buen post, me perdí los otros de la serie, ahorita los busco, como siempre tus escritos tienen un no se qué pero que atrapa

    :D

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo "Ciegos", parece que "Mudos" no gustó tanto...
      Muchas gracias, mi querida Ave, siempre recuerdo que eres una de las primeras que llegó a este blog.
      Besos.

      Eliminar
  11. Cuan nítido retrato de un pseudo intelectual has dibujado.
    Además en compañía de sus congéneres.
    Y de como los ateneos invitan a la pose.
    Los grandes poblan su propio territorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un psudointelectual a sus anchas puede ser insoportable, UUfff...
      Me alegra que destaques lo de las poses, un Kamasutra mental.
      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar
  12. Bueno no puedo decir que no he leído a Borges. Lo hice años atrás y tengo el defecto de no repetir libros. Lo que si recuerdo es algo que respondí a alguien que me pidió opinión sobre la lectura le dije que para mi leerlo era como viajar en un camión a los tumbos donde para no caerme me preocupo por sujetarme tan fuerte el pasamanos que me pierdo parte del paisaje. - Quizás encuentres poco literario mi comentario. Pero recordé ese episodio al leer tu texto, que por supuesto me gusto mucho.

    Estas invitado a
    "Luces encendidas"
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Un abrazo querido amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario, Daniel, me pareció una analogía magnífica, digna de un escritor, claro está. Me quedo pensando... camión dando tumbos... pasamanos... paisaje. ¡Genial!
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Una vez estaba invitada a una cena donde la gente "cool" se jactaba sin cesar de sus conocimientos... En un momento un abogado IN-SO-POR-TA-BLE empezó a hablar sobre Charles Baudelaire. Después de 30´de disertación y mientras el resto de acólitos lo observaba con pretendida atención, lo miré y le dije que lo que más me gustaba de Baudelaire era su pensamiento con respecto a la vida. Antes de morir, mientras expiraba dijo: "Bajad el telón, la farsa ha terminado" Se me quedó mirando sin saber que decir. No pude contenerme y le aclaré que hasta ese momento (yo tenía 19 años) nunca habia leído a Baudelaire y que la frase la había sacado de un libro de dibujos de Quino "Si, cariño"
    Nunca me voy a olvidar la cara de ese pobre tipo.
    Como dice Clapton:
    "That's when she said she was pretending
    Like she knew the plan
    That's when I knew she was pretending
    Pretending to understand,
    Pretending"
    Nice work, milord! Kisses for you!
    P/D: "Mudos" no gustó tanto? Shut your miouth! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo primero que viene a mi mente es que me habría gustado estar en esa fiesta, para escuchar semejante frase dicha por vos a los 19... Sin menospreciar a la de... ¿cuántos tenés? Qué importa, ¿no, BeeBee?

      Fucking Psychobabble, innit?
      Big kiss.

      Eliminar
    2. Jajajaja!!!! Te salió el WOLF! Auuuuuuuuuuuuu!!! You know what I mean. Love you so much!

      Eliminar
  14. Retrataste lo que son muchos talleristas a la perfección, jajaja... La soberbia por delante, aunque no entiendan ni jota.
    Un beso de fantasía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, parece que en todos los lugares es igual. Es bueno saber que esa fauna no es sólo de aquí...
      Un beso de lo que tú quieras.

      Eliminar
  15. jajajajajja Arrancando por la fotografía que habla por sí sola, y siguiendo por el texto impecable, un: ¡GENIAAAAAAL! me queda chico.
    "Ciegos, sordos y locos"... jejeje
    Es increíblemente cierto que -sobre todo en ámbitos literarios y de arte donde se entablan debates, análisis y demás-, estén "los entendidos". Ahhhhhh ¡He visto a varios! jajaja quienes, sintiéndose como en otra dimensión y sentándose sobre el caballo de la cultura, comienzan a parafrasear haciendo honor a la metáfora y yéndose por vericuetos insospechados... No es nada extraño que una verdad, simple y llana, sea tomada como una inteligente ironía. Salvando las distancias -y sin tener mucho que ver en el tema- me hizo acordar a Peter Sellers en "Desde el jardín" cuando interpretaban sus comentarios sobre las plantas como un mensaje simbólico...
    La estupidez humana no tiene límites!!!!!!!! ajajajajaj
    ¿Se nota que me encantó? Bravooooooooooooo, Humberto, un beso enorme!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, comienzan hablando de las figuras retóricas de un texto y nunca sabés dónde terminan. Soy confeso antitallerista, pero no lo divulgues, no quiero ganarme la inquina de algunos colegas. Sshhh...
      Un beso y muchas gracias por tu amistad y humor.

      Eliminar
  16. Humberto ..." Sordos "

    Si te has de presentar en un lugar importante para ti y que no te sientas a la altura de ellos...no demuestres ser ciego, mudo o sordo....di que si a todo lo que se te presente...participa, que se destaque tu presencia,no hay que sentirse disminuidos ante los demàs...todo se aprende bien o mal ..se aprende....luego que nos juzguen por si no nos quisieron oir.... hacièndose los sordos

    ¡¡¡ muy interesante !!!

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, voy a tener en cuenta tus consejos, lo prometo ;)
      Un beso, Doris.

      Eliminar
  17. "...Ni más ciego que el que no quiere ver".
    Talmente, sordos, mancos y tullidos nos dejaremos en el camino, siempre, para que otros recojan lo que nuestros sentidos (comunes) no son son capaces de percibir.
    A Borges lo mismo se le daba que los 'sus lectores' lo entendieran como que no.
    Ya ocurría otro tanto con don Lope de Vega.
    De cualquier modo, agradezcamos las vastas sabidurías sine qua non...
    El razonamiento de tu exposición ronda que ronda por Filosofía.
    (¡Ah, tenía entendido que es la mentira la de las patas cortas!)
    Un abrazo, HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me atrapó tu reflexión, cuando te lo propones me dejas boquiabierto.
      Por cierto, parece que el padre del personaje le enseñó otra versión. Mentira, verdad, tanto da, esto es ficción.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  18. Me parece un personaje de antología, y real como la vida misma. Muy del mundo literario, el que imposta por impostar, o por importunar. Me encanta la frase "con una soberbia que aún me avergüenza", aunque creo que viene a resaltar la ironía del autor, no los verdaderos sentimientos del narrador, que se jacta de su triunfo en todos los bandos sin saber nada, sólo por "ganar"... El cierre es perfecto: por precaución, con toda cautela, al que cita un puñado de autores se les respeta. Ese silencio congelado, con aplauso final es una pirueta fantástica.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien supiste captar la falsa vergüenza, la ironía exacerbada del personaje en esa frase. A veces uno coloca pequeños guiños que pasan de largo, pero cuando alguien los detecta, ¡qué alegría se siente!
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  19. Me encanta la gente que como el personaje es capaz de decir algo que espante a todo un auditorio incapaz de atreverse a vomitar una verdad semejante. Pero parece que para los necios ni esto es suficiente. Siempre habrá para ellos un camino abreviado para torcer el discurso como convenga para sentirse mejor y no perder puntaje. Talleristas, eruditos, gentes de discursos afectados, puaj, qué asco. Me encantó el cierre de tu trilogía. Me quedé pensando, si uno va leyendo los títulos, ciegos, mudos, sordos, cuántas cosas podrá imaginar, y le encuentro más valor todavía a lo que imaginaste a tu manera, sin afectación ni necedad, cerca de nosotros, ¡tu auditorio! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es lo menos importante para los necios, Ana.
      En este relato traté de mostrar tres efectos. El de la mentira y cómo se acepta sin más. El movimiento del coordinador que, al verse burlado, da un giro final para salvar su honor. Y, claro, la pasividad del participante-ganado que va hacia donde suena la campana.
      Me costaron estos tres textos, te lo aseguro, principalmente para no caer en la obviedad de los títulos.
      Muchas gracias por ser tan buena lectora y amiga.

      Eliminar
  20. Humberto: Me apresuro a contestarte porque luego tienes chorromil respuestas y la mía no aparece.
    Te puedo decir que yo soy una lectora acomodaticia, leo siempre lo que me gusta de cada autor. Si se me hace muy denso lo que escribe, lo dejo a un lado y busco lo agradable.
    En el caso de Jorge Luis, prefiero su poesía, que por cierto es bastante buena.

    Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos.
    Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta.
    Me engañan y yo debo ser la mentira.
    Me incendian y yo debo ser el infierno.
    JL Borges
    Un maternal beso: DK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo personal, me gustan más los cuentos de Borges, la poesía no es un género al que le haya encontrado el gusto, no sé por qué. Sin embargo, creo darme cuenta cuando una es buena o mala... hablo de la poesía en general, claro.
      Muchas gracias por tu cariño, mi querida Dora.

      Eliminar
    2. Pues yo escribo poesía medio loca, pero que quieres, me gusta.

      Eliminar
  21. Perdón, es un fragmento de "El cómplice"

    ResponderEliminar
  22. ¿Puede un escritor ser tan pragmático como para dejar al lector en un estado de dudas semejante?
    ¡Genial tu exposición!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, un escritor bueno puede ser cualquier cosa. Pero creo que la elección de su estilo es para a no confundir a sus lectores... y por su gusto personal, claro está.
      Un beso, Alma.

      Eliminar
  23. En cualquier caso, se me quitaron las ganas de probar con Borges.
    jajaja. Me quedo con vos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomiendo Borges, hay dos libros de cuentos que no son tan complejos: El libro de arena y Ficciones.
      Igual se agradece el cariño que aflora en el comentario.

      Eliminar
  24. Genial, pero GENIAL. Me voy al trabajo con la mente abierta y una sensación de haber hecho hoy, algo muy importante.(Leer esta entrada)
    Tu relato me parece sublime y tu actitud ante esa "fauna" de jactanciosos, es digna solamente de un sabio.
    Lo leo y lo vuelvo a leer y cada vez, me siento enganchada.
    ¿Tendría razón tu "viejo" cuando decía que la verdad tiene las patitas cortas? me ha hecho pensar que posiblemente sea así, y no a la inversa.
    Mi felicitación y

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace muy feliz saber que una persona en el mundo se fue a realizar sus actividades con la cabeza abierta, te lo aseguro. Porque yo también agradezco cuando algo así pasa.
      Ahora, entre nosotros, no te imaginas cuánto me costó esta trilogía, porque siempre escribo lo que me surge en el momento, nunca me pongo un objetivo. Fue un aprendizaje, por eso valoro más tu placer.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  25. Sono passata per lasciarti il mio saluto e l'augurio di una buona giornata.

    ResponderEliminar
  26. En realidad, por mucho que leas a cualquier autor, en cada momento la lectura es diferente. Lo que pasa es que hay algunos, como Borges que resultan más novedosos cada vez que los lees.
    Por otra parte, el texto me encanta, me gustan estos giros finales que no cambian nada de la historia sino que la completan.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo que Borges (y otros tantos) se regeneran, como también nos regeneramos nosotros como lectores... en cada lectura.
      Muchas gracias por detectar la técnica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. No conozco Borges, nunca leido! Esto texto es un poco dificil de comprender...chau, Arianna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo imaginé, Arianna, en textos como estos el traductor de google no puede hacer nada, tiene demasiados giros y trampas. Sin embargo, ¡cómo no agradecer tu saludo!
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Yo jamás he leido a Borges, de verdad.Incluso hice un llamamiento desde el blog para que alguien me dijera Qué y Porqué debía leerlo....mutis por el foro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hubiera leído tu llamamiento, posiblemente te habría dado una opinión, pero no como 'erudito' (muy lejos estoy de serlo), sino como lector común y corriente. Lo principal es si prefieres poesía, relato o ensayos. Si vuelves a pasar por aquí, me dices.
      Un beso.

      Eliminar
  29. Uf, sospecho que tu relato puede levantar ampollas. Confieso que no había leído a Borges hasta que me inicié en los talleres, hace cuatro años. Me era infumable, en general. Pero como casi todo en la vida, solo si te enseñan a leer puedes comprender. Me pasa con la poesía. Estoy en esa fase en la que debidamente conducido puedo llegar a ver y apreciar la maestría de Borges. Pero sí me deja la sensación esa de ignorante. ¿No se puede contar lo mismo de forma más sencilla? Seguro. Tampoco leo cuentos originales chinos, y reconozco de pueden ser muy buenos. Tu relato me ha gustado por la profunda ironía que encierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que va a levantar ampollas, pero acepto lo que venga, soy esclavo de mis palabras.
      Desde mi punto de vista, Borges fue un maestro, pero no para todos, ya que le encantaba florearse con su conocimiento, no perdía oportunidad de mostrarlo en sus textos. En fin, hay estilos que a algunos les sientan más.
      Y sí, es irónico... de cabo a rabo.
      Un abrazo, Ximens.

      Eliminar
  30. Una anécdota que refleja muy bien el mundo de los intelectuales modernos.
    Excelente final.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Modernos? No, no, no te imaginas lo que eran los encuentros literarios en Paris a mediados del siglo XX, se sacaban chispas. Te lo digo porque yo estuve allí... No, mentira ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  31. Hola Humberto, escribes de fábula eres es genial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Que bien reflejas la vida misma, tal como es.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que dicen que soy "realista", y no se refieren a mi preferencia por la monarquía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Lo malo de tu texto, Humberto, es que ahora podes pensar que todos te aplaudimos por tu lucidez, como en tu texto. Ja.
    Te mando un abrazo. Estuvo bueno. Pero no aplaudo, a ver si piensan que...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Fernando, acá habla el autor, en el texto está el narrador, los personajes, son realidades muy diferentes.
      Sea como fuere, prefiero el abrazo al aplauso.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  34. La mejor forma de aprender es tratar de enseñar algo que ignoras. Porque entonces te unes a los que van a escucharte, aunque sí, todos somos sordos y es cuando nos unimos sobre un mismo tema cuando aprendemos unos de otros, es lo de querer aprender del que sabe más y enseñar al que sabe menos, en una palabra compartir la ignorancia del que parece que lo sabía todo pero tenía que aprender a comunicárselo a los más débiles, que somos todos. Entre los intelectuales prefiero a Octavio Paz, y de Borges me gusta meditar sus haikus, en lo breve es donde mejor se percibe la sencillez. Una vez más, me ha gustado mucho leer tus cuentos. Dan para mucho, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó algo que dijiste. Voy a contarte una anécdota: la primera vez que tuve que dar clases en una Universidad, uno de los alumnos de la clase me hizo una pregunta que yo no sabía. Me di vuelta para ir a escribir la respuesta en la pizarra y en ese trayecto de 1 metro y medio, se me hizo la luz y pude darle la respuesta correcta. Finalmente terminé enseñando algo que ignoraba, al menos hasta el momento en que me lo preguntaron.
      En fin... muchas gracias por traerme este recuerdo.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  35. ¡Qué buenísima historia! No tiene desperdicio. Confieso no haber leído nada de Borges, y ahora me entra más pereza aún, ¡jajaja!

    Besos desde Madrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, que este texto no sirva para darte pereza... vamos.
      Y que te vuelva el beso desde Buenos Aires.

      Eliminar
  36. Disculpá, no te escuché, me quedé mirando las fotos y debo admitir que algunas señales no las conozco. Además, la del medio de qué país será? Porque lo hace para adelante...¿Y vieron que algunos lo hacen con los dedos -menos del medio, claro-cerrados pero no como puño? Ah, Borges, sí, hay de todo: si bien no hay que ser un genio para entender el Hombre de la Esquina Rosada, para mí sus poesías son imposibles. Pero en general me pasa con todas las poesías, salvo las que componen en la cancha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy detallista, mi querido Ato, la imagen es de Brasil.
      Ya lo dije muchas veces, yo también soy más de la prosa. Ahora bien, lo de la poesía de cancha me pareció espectacular, eso es poesía 'à la carte', el famoso ingenio popular.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Entre nos, vos te fuiste de levante ¿no?

      Eliminar
    3. Bueno, sí, tenés razón, y cuando escucharon 'Virgilio' se me regalaron un par.

      Eliminar
  37. Yo sí he leído a Borges. he encontracdo de todo: escritos apasionantes junto a otros que lo son menos.
    Muy ingeniodsa tu salida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, estimado Antorelo. Es verdad, hay texto más 'digeribles', digamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  38. Tres grandes textos tres, Humberto!! Este cuento inevitablemente me deposita en los primeros cuatrimestres de cursada de la carrera de Letras en la U.B.A. Salía de las teóricas con la sensación demoledora de "¡Es tanto lo que no leí, mierda!" Mediados de los 80, ¿me explico?, sin googlear un solo nombre de todos los que resonaban. Me la psaba rellenando huecos en las salas de lectura de las bubliotecas. Leer El golem, Ruinas circulares, El aleph, Tlön... en fin, me partió la cabeza y me la seguirá partiendo. Pero, a mi humilde entender, JLB se ha ganado el mote de cuco incomprensible y no. Las críticas más acérrimas vienen de los que dicen "No me gustan las 'novelas'(sic) de Borges. No leí nada de él." Siempre les contesto lo mismo: "No te puede NO gustar lo que no leíste. Entrale sin miedo y no salís más." Es difícil derribar los prejuicios literarios,no? Saludos van, Humberto! Un placer entrar a leer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah y tanto hablar esta mudita se olvidó de algo: las mediciones de a ver quién la tiene más larga o quién mea más lejos en ciertos ámbitos académicos me secan como un higo!

      Eliminar
    2. Yo hice Letras en Brasil, pero como paso previo para ser traductor (allá es así para los traductores técnico-literarios). No nos hacían sentir mal con lo que no sabíamos, pero sé cómo es acá.
      En relación con Borges, no hay dudas de que es más "complejo" que "Cortázar", por ejemplo, pero la diferencias son tantas que no se si sea válida la comparación.
      Tu agregado final fue apoteótico, ¡qué tanto joder! Jeje.
      Un beso.

      Eliminar
  39. jajajaja. Genial. Borges, inclusive, hubiese hecho algo como eso, le gustaba mucho mofarse de los eruditos en algo.

    abrazos totales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que eres un genio tío, ya te lo he dicho en otras ocasiones, y tu monitor... listo como el hambre, el jodío como le dio la vuelta a la tortilla y te engatusó con ese piropazo para llevarte a su terreno, jejejeje.

      Eliminar
    2. Guantes:
      Seguramente Borges lo habría hecho aún más burlón, era un tipo muy sarcástico. Pero un genio, para mi gusto.
      Un fuerte abrazo.

      Tracy: No le quedaba otro camino... o sí, levantarse e irse, pero antes decirle a todos sus otros alumnos: sois unos bestias.
      Un beso.

      Eliminar
  40. Por desgracia, aparte de El Aleph, no he leído mucho de Borges. Y además leí ese libro hace tanto tiempo que sólo lo recuerdo como una grata lectura pero la verfdad es que debería leerlo de nuevo. Así que acertaste plenamente; me ocurre lo mismo. Ni aún leyéndolo puedo decir que lo leí...
    volveré a intentarlo de nuevo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José:
      Es una buena idea volver a él... bueno, como a tantos otros, ahora me viene a la mente Nabokov, cuánto hace que no lo leo. Mejor ni pienso.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  41. Fantástico, es que Borges más que un escritor era todo un mundo aparte. Aquí muchos escritores lo veneran y se inspiran en él como Joan Perucho y su "Monstruario Imaginario". Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tu 'aquí' será igual que el mío?, no creo.
      Joan Perucho, voy a buscarlo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  42. Estupendo. Cuando acudo a los sitios la mayoría de las veces no se de que va la cosa, pero por el mero hecho de estar allí, la gente piensa que debo saberlo, así que yo no engaño a nadie se suelen engañar ellos solos, al pensar que lo que hacen es de lo mas importante, y que todo el mundo tiene que estar enterado, no pueden entender que se acude, la meyoría de las veces, por simple curiosidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La curiosidad es la mayor motivación, la más válida, para mí.
      Un comentario muy interesante.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  43. Humberto, en muchas ocasiones hablamos de oídas como en tu relato, y parece que dominamos la materia de la que parloteamos, pero no es cierto. Si algún experto se topara con nosotros en esos casos...

    A mí también me gusta polemizar, porque es en esos casos cuando uno saca a relucir las palabras y trata de usarlas para conseguir una victoria moral. Polemizar no es igual a discutir y eso me gusta.

    Muy buen relato.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, Nicolás, sería muy buena una charla contigo, de nuestras polémicas podrían nacer cosas interesantes.
      Muchas gracias por tu visita, un abrazo.

      Eliminar
  44. Más que sordos somos muchos los presuntuosos que aprobamos lo que no entendemos porque alguien lo catalogó de extraordinario. Por cierto, Borges es imprescindible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que está en boga lo de "los imprescindibles" (lo digo por cierta votación en otro espacio), Borges sin dudas es uno de ellos... nosotros (los votados) somos absolutamente prescindibles.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  45. Yo ... estem... bueno

    verás humberto.
    por no parecedr idiota o poco culta jamas lo dije
    lo digo ahora para ti y no se lo digas a nadie

    no es que no haya leido a borges... es que nunca acabe de leerlo...
    me regesaba edntre paginas

    :_(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que preocuparse, podría darte una lista enorme de autores famosos que no puedo leer... ni obligado ;)
      Un beso.

      Eliminar
  46. Algo así como le sucedió a Juan José "paso"...esos aciertos impensados que sólo tienen que ver con un despiadado acto de honestidad con nosotros mismos.

    Me gustó saber entonces, cuanto sé de Borges.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces acertamos desde lo impensado, son los mejores aciertos, para mí.
      En relación con "saber de Borges", es tan relativo como decir que se sabe de la vida, del universo, del bien y del mal. Todo es más bien una cuestión de creencias.
      Aunque usted, por su Nick, parece saber más de Don Julio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  47. jajaaa , con la verdad uno llega lejos!
    :P
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con la verdad no llegué a ningún lado... por eso ahora escribo mentiras, como la que acabas de leer.
      Un beso.

      Eliminar
  48. Respuestas
    1. Siempre tan amable, David.
      Me dejo seducir por tu cariñoso engaño, valga la aliteración.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  49. Muy bueno Dib!!! Me hizo acordar a "desde el jardín", aquella historia en la cual los dichos de un jardinero de pocas luces eran interpretados como sabias metáforas.
    Muy bien escrito, como siempre.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Van dos que nombran "Desde el jardín", eso me hace reflexionar, aunque todavía no llegué a ninguna conclusión, je.
      En el terreno del 'todo lo sé' pueden generarse las más ridículas conversaciones.
      Un abrazo, Pablo, y gracias.

      Eliminar
  50. Buenísimo, no puedo decir nada más, muy, muy, muy bueno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, yo tampoco puedo decir nada más, muchas, muchas gracias...

      Eliminar
  51. Primero; no me hables de sordos... que yo por un resfriado ando así y mira que se pasa mal eh... echo de menos oír en condiciones!¡.

    Segundo; Serán sordos o no... Pero cada una de las personas quizás creen aquello en lo que quieren creer, no sé si por comodismo, por conformismo o por ambas...Pero a veces en algunos casos por desgracia es así.
    No hay más ciego que el que no quiere ver... xD Ellos por no querer no querían ni escucharte decir que no habías leído algo jamás de Borges... Y lo confieso...

    Yo tampoco.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Humberto: ùltimamente me he puesto a leer el viejo Borges y encuentro genialidades en sus cuentos y relatos, llenos de una cultura superior. Me habìa pasado con Aleph el hecho de seguir el texto, de no haberlo comprendido, de no haberlo leìdo en extremis..; Como siempre regalas perlas a la blogocyberesfera y de èsto seguramente Borges ya se habrà enterado
      un saludo
      Blas

      Eliminar
    2. Dawa:
      Creemos lo que podemos, usamos tantos mecanismos de defensa que a veces no vemos un elefante delante de nosotros.
      ¡Y cuídate del resfriado!
      Un beso.

      Blas:
      Se te extraña por aquí, quiero que lo sepas.
      No sé si Borges se habrá enterado, me doy por satisfecho de que un grupo selecto de amigos se sientan cómodos en este espacio y que se lleven una pequeña, pequeña alegría.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  52. Dib:
    Buenísimo. Se nota que el orador tampoco tenía ni repajolera idea, jajajaja.
    Salu2 borgianos (de Borges sólo me suena esa frase tan lapidaria de: odio los espejos y el acto sexual porque reproducen a los hombres...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay frases que son magistrales, no la conocía, pero me encantó.
      Es cierto, el orador no sabía nada, pero la remó y la remó.
      Un abrazo, Diego.

      Eliminar
  53. Qué bueno, Humberto. :):):):):):):):)

    Qué irónico y punzante eres escribiendo.
    No hay más sordo que el que no quiere oír.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el halago, Mos, aunque no sé si ser irónico sea bueno. Tendría que pensarlo.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  54. Sordos, ciegos y mudos, así también podrías haber titulado esta narración. La vanidad propia no perdona la ignorancia ajena, también es la moraleja, creo. Me ha divertido mucho, mérito de quien lo cuenta, obviamente. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez así se habría llamado si no hubiera separado esas 'incapacidades' en tres relatos diferentes.
      Rescato que te haya divertido, porque se trataba de eso, de un texto de humor.
      Un abrazo y gracias por la visita.

      Eliminar
  55. Como no he leído ( igual que tu) nada de Borges , no puedo opinar, lo siento. procuraré leer algo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero aclararte, Luz, el que no leyó a Borges es el personaje, yo sí. Aunque esto no signifique nada importante... o sí, no sé.
      No pierdas los planos, la 1° persona que uso es literaria, no real.
      Muchas gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Querido amigo, creo que cada vez que escribimos algo , aunque sea bajo seudónimo o como personaje ficticio, siempre dejamos plasmada un poco de nuestra personalidad , de nuestra alma y nuestro corazón.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Querido amigo, creo que cada vez que escribimos algo , aunque sea bajo seudónimo o como personaje ficticio, siempre dejamos plasmada un poco de nuestra personalidad , de nuestra alma y nuestro corazón.
      Un beso.

      Eliminar
    4. Estoy de acuerdo, siempre va algo personal, pero 'un poco', como dices. Yo trato de que ese 'poco' sea cada vez más 'poco', pues un buen escritor tiene que lograr una escisión entre su vida personal y sus historias. Y no estoy diciendo que yo sea buen escritor, pero lo intento, eso sí.
      Mi tendencia a usar la primera persona en los relatos me ha llevado a tener que aclarar más de una vez que no es a mí (Humberto Dib real) al que le suceden estas cosas, imagínate, ya habría sido asesino, muerto, mujer, perro, enano, nazi, etc. O tal vez tenga algo de todo eso, ¿no?
      Muchas gracias por tu devolución.
      Un beso.

      Eliminar
  56. Que buen final. Excelente.

    Me encantò el relato.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi querido Gaucho, acepto con cariño tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  57. Confieso que hace tantos años que leí algo de Borges que ya ni recuerdo. De todas formas, yo creo que Borges aquí pinta tanto con cualquier otro. Más bien es ver como con algo de ocurrencia y elocuencia, alguien es capaz de destacar o algo de ponerse de moda.

    Buen texto.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de cierto. Me hiciste pensar en Dalí, que ya desde pequeño 'construyó' su locura y genio. Muchas veces se animó y lo dijo, él siempre deseó ser un inmortal, y lo consiguió, pero vivió para sostener esa imagen.
      Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  58. Hola Humberto.

    Me gusta, su poesía, sus cuentos, pero aún así creo que como muchos que te han comentado, he leído poco, a Borges y a tantos, tantos.

    Sordos, sigue en esa linea sutil de amplificar la sordo-estupidez humana como algo natural y habitual,convirtiendo a tu magnífico relato en un hecho cotidiano.

    Te dejo un abrazo.

    Moon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por destacar esa característica, Moon, esta trilogía que, ya lo dije, tanto me costó, apunta a destacar las incapacidades-estupideces humanas. Busqué amplificar muchas de las que más en ridículo nos ponen... y me incluyo, sin dudas.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
    2. Cuando vamos a escuchar a gente inteligente, decir cosas inteligentes ¡no nos vengan con obviededes! Hábil salida la del coordinador para gambetar una posible denuncia por discriminación.
      =)

      Eliminar
    3. No quise poner esto acá... pero acá quedo...
      Léase como un comentario independiente y no como respuesta a este...
      Perdón =)
      Besos

      Eliminar
    4. No tenés que pedir perdón, Cori.
      El coordinador hizo lo que pudo, porque el personaje es medi psicopatón, mirándolo con un solo ojo, jeje.
      Un beso.

      Eliminar
  59. Es uno de tantos protagonistas de diferentes ámbitos que no discuto sean imprescindibles pero eso no significa que deba gustar a todos. Me confieso, no he leido a Borges, lo intenté pero me pareció un tostón y lo deje, nunca me empeño en leer algo que no me gusta, quizás en otra etapa de mi vida me cautive.
    No hay peor sordo que el que no quiere oir.
    Saludosss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece bueno que haya una gran amplitud de criterios a la hora de elegir qué leer, si no, ¿qué estaría haciendo yo aquí, si sólo se leyese a los 'grandes'?
      Hay sorderas crónicas, eso sí.
      Un saludo.

      Eliminar
  60. Humberto:
    Si lo dice un personaje creado por alguien, es porque dentro de la mente del escritor esa idea tuvo su cuna. Además, es cierta la afirmación que hace el personaje, respecto de los condicionamientos existentes para leer -y comprender- a Borges.
    La respuesta, hecha pirueta, del coordinador, solo pone de manifiesto tu animadversión hacia los talleres, algo que comparto. Los caminos de la sabiduría confluyen a ella desde un abanico de senderos. Están en sus extremos las posiciones extremistas, teóricas por un lado y empíricas por el otro. El camino más práctico sería, a mi modesto entender, uno que podría llamar "eutéctico" (con perdón de los metalúrgicos), donde llegaríamos a igual resultado, aunque con menos esfuerzo. Nadie sabe cuál es esa senda, ni cómo hacer para llegar a ella.
    Cada vez que leo a Borges, en cuentos o en poemas, lo disfruto. Me ha sorprendido coincidir -es un decir- con ciertas reflexiones que brinda en sus textos. Por supuesto, lo mejor es cuando lees entre líneas su mensaje oculto (por algo Borges sabía de la Cábala).
    Decir que tu entrada me agradó sobremanera, ya resulta obvio.
    Por otra parte, es de hacer notar el empeño que pones al responder a cada comentarista, de modo personalizado y respetuoso, ante todo.
    Un abrazo, Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arturo:
      Creo que logré cierta escisión yoica como para poder crear personajes independientes de mi forma de pensar. Estoy de acuerdo que todo está en mi cabeza, pero como fantasía, como material visto u oído de situaciones externas que hice propias para poder recrearlas. Sin embargo, debo confesar que sí detectaste mi animadversión hacia los talleres, lo dije varias veces en este blog. Más de una vez vi cómo se estropeaban estilos personales en pos de una unificación chata. Conozco personas reales que son capaces de tirarte un libro de gramática por la cabeza si ponés un determinado elemento gramatical por fuera de lo establecido. No sería ético que lo hiciera, pero podría nombrarte blogs en los que no vas a encontrar una coma mal puesta, o vas a constatar el uso de éste o aquel tropo literario, pero que el resultado final es un texto frío, artificial, mediocre.

      Concuerdo con vos que no hay una senda correcta, pero tampoco se puede vender humo, hay que tener talento.

      Con Borges me pasa algo particular, hay días que me parece el mayor escritor que haya existido, pero otros me aburre. Es raro. Eso sí, jamás negaría que fue un maestro.

      Me alegra que te haya gustado el texto y te agradezco tu comentario que me dejó con más ganas de hablar que de escribir.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  61. me gustaría ser una buena tallerista alguna vez. pero no sé.
    borges me gusta cuando no me implica otros conocimientos, quién se cree que es?
    A vos me gusta leerte siempre. Por suerte. Porque me gusta encontrarme con tu mirada.

    (te cuento un secreto: con el Rojas tengo mas prejuicios que con borges. así que nunca sé si me estoy perdiendo de algo)
    beso, Dib.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aclaro, jamás fui al Rojas, pero sé que allí se hacen talleres de lectura y escritura, por eso ubiqué la historia en ese lugar.

      Lo demás es una gran muestra tuya de cariño, como siempre, la cual agradezco enormemente.
      Un beso, mi querida.

      Eliminar
  62. Brillante intervención, en ocaciones solo asentimos cuando realmente no comprendemos ni papa de lo que estan hablando, tu relato es un ejemplo claro de lo que sucede aún en las universidades cuando tocan un tema que nadie entiende, un saludo amigo desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te mentiría si te dijera que más de una vez di charlas sin saber ni qué estaba diciendo, de esto hace mucho, cuando recién me iniciaba como profesor universitario. En fin...
      Muchas gracias y un cariño enorme que va para Guatemala.

      Eliminar
  63. NO hay ironía en tu texto ¿verdad Humberto? jajaja. ¡Caramba! desde el narrador hasta el tema que trata es pura ironía. Admite no haber leído nada de Borges y aún y así la prepotencia del profesor hace que aplaudan.
    Muy bueno, de verdad, bueno y punzante.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la crítica es para todos: personaje principal, coordinador y (fundamentalmente) para la cohorte de aduladores. Hoy no se salvó nadie, jeje. Aunque el mentiroso arrepentido terminó cayéndome bien.
      Un beso.

      Eliminar
  64. Humberto espero que recibas este comentario porque cada vez que entro en tu página aparece un cartel con un mensaje sobre un script que logra que internet explorer se vuelva muuuy lento.
    En cuanto a tu entrada querido amigo solo puedo decirte que lo poco que leí de Borges, me gusta mucho. Mi humilde blog comienza con una frase de "Un lector" y para nuestras fiestas patria hago una entrada con una oda que me pareció ideal. Conocimiento cero como para analizar, solo leo y me gusta o no. Por ejemplo tus relatos, si que son interesantes y siempre te sigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibido, claro.
      Una vez más te agradezco por tu amable comentario, Mabel.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  65. Lo he leído, hay textos ineludibles, también cierta entronización que no es buena.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entronizar autores es una tendencia que todos tenemos, pero con Borges siempre parece negativa, es un tema de análisis.
      Un abrazo.

      Eliminar
  66. No estoy seguro de que hubiera tenido el coraje de admitir que ... Yo aplaudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Anthony, cuando hay que aplaudir, yo también aplaudo. Hay momentos para decir la verdad y otros para... aplaudir, claro.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  67. Querido Humberto, paso de vez en cuando a comentar pero leo tus relatos.
    Tema difícil, éste que has abordado, el de sacar a luz muchas mezquindades del alma humana, como la de jactarse de "conocer" a Borges y no saber nada de él. A lo largo de mi carrera universitaria aprendí que si uno no conoce a un autor, no puede opinar de él. Es bueno y sabio saber un poco de su persona, su entorno y peripecias para entender su obra. No hablo por sapiencia sobre el tema.Precisamente, siempre sentí una tenue antipatía por Borges, será porque siempre trataron de endilgarme la lectura de sus libros. "Es de cultos leer a Borges", aconsejan. Me resistí durante muchos años y ya con la mente más despejada, comencé a leer su biografía y algo de sus obras, especialmente algún haiku y poemas, también algunos cuentos no famosos. Voy por buen camino. Tú has ganado la carrera. Un fuerte abrazo mi inolvidable amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace poco lo comentaba con alguien, cualquier actividad que me gusta se vuelve un infierno cuando obligan a realizarla.
      Sin ir más lejos, cuando me siento presionado por algo relacionado con el blog, lo primero que me nace es cerrarlo.
      Por cierto, me encantan las biografías, ahora estoy leyendo una de Dalí.
      Un gran cariño, Zuni.

      Eliminar
  68. El único libro de Borges que he leído es "El Aleph".
    No entendí casi nada, pero me pareció genial...

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me ha pasado con algún autor también, no recuerdo si fue Beckett, pero lo leí, no entendí nada (o eso creí) pero enseguida me di cuenta de que se trataba de un genio. Con el tiempo lo entendí mejor y hoy es uno de mis preferidos.
      Un beso.

      Eliminar
  69. Hola Humberto: lei "Sordos, "Ciegos" y "Mudos" muy buenos los tres.
    Este ultimo es el que más me gustó. Te diré lo que a mí personalmente no me gusta de Borges: no me llega al corazón.

    Mil gracias por tu sentido comentario en mi Viuda. Si acaso te interesa ver la obra de Teatro en la misma entrada, hacia el final del texto está el enlace donde dice en rojo "Esta producción de Estudio 1". Y en la entrada (1) al principio, hay más enlaces.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el dato, Myriam, luego voy a ver el link queme propones.
      Muchas gracias por la visita y el comentario.

      Eliminar
  70. Me jacto de ser lector y escritor (entre comillas) pero pregunto; ¿Quien es Borges? solo he leído cosas sueltas, y eso no me da derecho a opinar, ademas tendría que haber estudiado un poco, con sólo la primaria no basta.
    Me encantó tu relato, enfrentar un desafío y reconocer los errores es lo más.
    Te dejo un abrazo y sigo disfrutando tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus palabras, Moli, de todas formas esto es sólo ficción.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  71. Mi querido Humberto, de esta trilogia destaco otro punto de vista, y quizás nada tenga q ver con tu intención al escribirlas (no sé) pero creo q en las tres una marcada "mania" de la gente por poner etiquetas...
    En el primero, para todos era "el sordo", no una persona llena de infinidad de matices y cualidades para hacer y "ver" y sentir y vivir.
    En el segundo, la etiqueta decia "los hombres no muestran sus sentimientos" y de un lado y del otro se perdieron la inigualable oportunidad de saberse amados.
    Y este ultimo creo q la etiqueta es la de "es bueno si nosotros lo decimos"...
    No sé Humberto, como en el resto de la vida (según mi humilde opinión) pueden decirme q las cosas son la más, pero si a mi no me llega no me sirve. O al revés, recuerdo el comentario en este momento de tu cuento q no fué elegido porque los jueces no pensaron q era bueno y sin embargo cuando lo lei me encantó porque para mi trata de cosas q me son conocidas.
    Más bien creo q para decir esto es bueno o no, todo depende del cristal conque se mire más allá del ego de los "eruditos sabios" intelectuales.
    Besos tucumanos como siempre ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcela:
      No sé si tuve una intención cierta, pero puede que haya sido destacar ciertas incapacidades que tenemos más allá de la denominación "real". Me explico, podemos ser más ciegos que un ciego, así de simple. Pero quiero aclarar que no me pongo en el lugar de gurú o consejero espiritual, solamente fueron tres textos ficticios basados en mi visión de las cosas.
      Por otro lado, los gustos son muy personales y, por eso, son todos respetables. Mal que me pese, algún cuento mío ha ganado y muchos más han perdido.
      Un beso enorme y muchas gracias por tu amistad.

      Eliminar
  72. yo tampoco he leído a borges y a todos los famosillos del boom o de la elite de las editoriales
    y no me desvelo por ello

    me pasó con Madame Bovarie o como se escriba, que leí diez hojas 20 páginas y lo dejé , me aburrí, y nunca más lo he intentado leer por mucho bombo que le hagan, igual me pasó con Cohelo, y otros iluminados, sorry, soy de casta difícil de convencer

    Me ha pasado a veces que un autor tiene muchas chapitas para colgarse y pergaminos para empapelar su pared, pero como que todo eso me desinfla el interés, hay algo que me dice que mucho ruído y pocas nueces

    y otras me h3e topado con gente repiola, calladita, y son pedazo de escritores

    la literatura es como los gustos y para gusto los colores
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde hace un tiempo vengo reflexionando sobre el tema, los escritores buenos y los mediocres, los escritores conocidos y los anónimos. Pero no esperes una conclusión, pues no llegué a ninguna.
      Concuerdo, últimamente leo cosas más interesantes en los blog que en los libros de editoriales importantes.
      Un beso.

      Eliminar
  73. No sé cómo comentar un hecho que puede ser real como también puede ser ficticio. No sé, a mí me pasan esas cosas cuando recapacito en mis mentiras, creo que nunca me he dado cuenta de nada.

    Abrazos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste, es ficticio, pero muchos otros son reales casi sin cambiar una coma.
      Yo soy un gran defensor de la mentira, pero que se interprete bien, de la mentira literaria. Siempre lo digo, este es mi espacio para contar mentiras sin tapujos... aunque muchos crean que se trata de cosas reales. Me remito al título: Sordos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  74. ja ja Humberto, creo que ha sido uno de tus relatos que más he disfrutado. He leído a Borges, y de verdad es un escritor genial, aunque haya alabado a Pinochet. Me quedo con sus escritos, y me quedo con tu ironía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Taty.
      Me haces pensar en cómo es esto de los gustos, en algunas entradas vienen algunos amigos, en otras, otros, pero nunca se logra dejar conforme a todos... lo cual me parece muy bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  75. Por mucho que digan que su literatura es genial, particularmente, no fui capaz de acabar nada de Borges.
    Prefiero mil veces leer micros y relatos geniales -como los tuyos- cargados de fuerza y con algo claro que contar y no extensas parrafadas de afamados literatos que pelean por colmar las estanterías de los centros comerciales con sus libros vacíos de contenido, intentando por todos lo medios de desbancar al código da Vinci- por favor¡ el código da Vinci¡...esa es la literatura que vende hoy día.
    Un saludo Humberto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que siempre hubo una diferencia entre los Best Seller y los buenos autores, muy pocas veces en la historia se logró unir esta dos categorías. Me parece que Saramago lo logró, y en otra época Truman Capote.
      Agradezco, entonces, que te gusten las ficciones breves, pues es un placer tenerte por aquí.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  76. y yo, que lo conocí personalmente, hace taaaannnntos años, dudo de que borges haya existido.

    sabés? tu relato me recordó un micro de benedetti, "lo contrario"...

    abrazos, humberto*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte, me habría encantado conocerlo en persona, y me habría gustado hacerle algunas preguntas también.
      Voy a buscar "Lo contrario", me entró curiosidad.
      Un beso.

      Eliminar
  77. Gran Dib, voy y vengo con el relato, entro y salgo del umbral que existe entre la sonrisa y la carcajada..., el malestar de la malentendida cultura, ella intenta por todos los medios engordar su porte y sus estructuras con su materia prima -muchos mortales trabajando para su obra- mientras un mortal cualquiera (pero sagaz) lanza un pequeño soplo y arrasa, reduce al absurdo toda esta parafernalia. Salgo encantada de tu relato, de verdad, ha removido mi dispensario de anécdotas.
    Mil gracias y mil besos a tu corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable, Gabriela, creo que -como el personaje- también me mueve cierto ánimo de disentir, principalmente si tengo enfrente estructuras mastodónticas.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  78. Jjaja!! Está muy bueno!!! Y lo digo con "Ulrica" sobre la mesa y El cantar de los nibelungos sobre la falda para comprender aún más a los personajes del único cuento de amor de Borges!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, así se decretó, Ulrica es el único cuento de amor.
      Pero no deberías comprender a los personajes, ¡si no existen! ;)
      Un beso.

      Eliminar
  79. Expresar aquello que es necesario en cada momento es algo muy importante para la evolución del ser humano. Es necesario. Gran entrada Humberto. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Pepe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  80. Que estupendo relato el que acabo de leer, paso en verdad o es ficticio?



    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario... lo único real en este blog es mi nombre, todo lo demás: puro cuento.

      Eliminar
  81. Muy original tu relato Humberto. Hablando en serio, yo lo leía, me interesó algo su manera tan distinta de escribir, y actualmente no siento de deseos de leerlo. Es muy cerebral.
    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso no hay dudas, no escribía con el corazón... aunque, me retracto, ¿quién puede afirmar cómo sea el corazón de cada persona? Tal vez su corazón fuese así.
      Un abrazo, Rober.

      Eliminar
  82. Creo que la intelectualidad no basta para llegar a la gente.
    Hay escritores que tienen ángel y otros que no,pero a lo mejor el ángel que a mi me gusta no es el mismo que desvela a otros...

    Sabía mucho de Kabaláh me acerqué más a Borges por ese lado, pero creo que también sus conocimientos sobre ésta disciplina eran totalmente intelectuales jajaja.

    Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final, era intelectual por todos lados, jeje.
      Muchas gracias, Adriana.
      Un beso.

      Eliminar
  83. Ja me causa espanto la foto pero no te quiero tanto.
    Si, estoy jugando con un poema de Don Jorge Luis.
    Buen post. Creativo. Y mencionas nada menos que a un gran analista de las letra. Exquicitisimo gusto el tuyo.
    Que buen título. Disfruté leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer recibir tu comentario, Indianala, puede usted jugar con los poemas que quiera, para eso debería servir el Arte.
      Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  84. Ya leí y hablé del relato. Pero me senté ahora después de un día complicado que antecede a fin de semana largo y pensé en hacer algo que me produjera placer en el espacio virtual, y de la lista de posibilidades (siempre es más larga la que no causa mucho placer, que tiene que ver con trabajo, obligaciones, pagos que no llegan, pagos que hay que hacer, gente de mierda, cosas que no funcionan, etccccccc.), de la otra lista, me quedé con leerte una vez más. Y lo más probable es que vuelva para atrás a leer otras cosas que quiero tanto.
    Pero de golpe me nació una curiosidad, y ya que ahora respondés por ahí podés hacerlo. Qué sentirás vos cuando vas a tu blog y ya conocés lo que escribiste, y te topás con tantos comentarios tan dispares y de gentes de todas partes y con diferentes criterios seguramente. ¿Es para vos placer? ¿Te da un poquito de estrés?
    Siempre encuentro algo nuevo y algo valioso en este espacio, lo sabés, pero hoy quiero ser anónima. I'm sorry...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me alegra que venir aquí, leer y desplegar un par de preguntas sea algo que te produzca placer.

      Te aseguro que una respuesta completa me llevaría horas, pero voy a tratar de usar eso que llaman 'poder de síntesis' y sinceridad.

      Desde que abrí este blog fui pasando por diferentes momentos, tanto en relación con lo que subía como las respuestas que volvían. Digamos que me fui ajustando al formato blog, ya que mi forma de expresarme demanda unas 6 o 7 páginas de documento word y los textos son algo diferentes.
      El proceso, en realidad, nace de antes de que la entrada esté publicada, esto es, cuando tengo que determinar qué subo o no, pues (ya lo dije varias veces) lo que más me gusta a mí, nunca coincide con lo que le gusta a la gente que viene. Valga como ejemplo ´Soll seife werden' o 'Snapshot 3-23', o mismo ésta: 'Sordos'. Cualquiera de esos tres me parece de mejor calidad que otros textos que tuvieron muchos más comentarios. Ya verás que 'Sordos' va a ser el de menos comentarios de la tríada. El tema es que, previamente, ya sé si una entrada va a ser un 'éxito' o no... eso es un poco decepcionante, digamos, porque influye un poco en el momento de escribir. Igual aclaro, salvo 2 o 3 entradas, todas me gustaron. Sea como fuere, siento un gran placer cuando un relato me parece digno.
      En relación con los comentarios, mi profesión 'oficial' me acostumbró a la disparidad, estoy habituado a la diferencia humana, así que no me asustan los criterios diferentes, sólo que en mi respuesta se nota cuando alguien coincide un poco más con mis ideas. Pero a todos los respeto y agradezco enormemente.

      Me produce mucho estrés el tema de la reciprocidad, porque sé que, con excepción de algunas personas, la mayoría espera que pases por sus espacios, lo cual no está mal, me parece justo, sólo que con 2560 almas, para mí es imposible. Eso sí, fui 'estudiando' quién venía inmediatamente después de que pasaba por su blog, quién me castigaba si no lo visitaba una semana... esas cosas. Podría contarte mil anécdotas, pero no estaría nada bien. En lo demás, no, no me causa estrés, al contrario, valoro muchísimo la cantidad y variedad de comentarios.

      Sí podría decir que me pesa no 'fallar', no desilusionar, pero eso es imposible, lo que para unos es una entrada magnífica, otros la encuentran insulsa. Sin embargo, me guío por un pricipio básico: Uno puede engañar un poco, pero no se puede vender humo por mucho tiempo. Si tanta gente pasa por aquí, algo de bueno debe tener este blog.

      Y en verdad no sé quién sos, así que el 'lo sabés' lo tomo con pinzas ;)

      Muchas gracias por tu interés, espero haber respondido tus dudas.

      Eliminar
  85. Estoy feliz que seas el seguidor numero 100 de mi blog, Humberto !
    El tuo esta muy interessante.
    Como tu, soy psicologa !
    Abrazos !
    Norma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una colega, qué bueno, y veo que te has esforzado con el español, muchas gracias por eso.
      Me tocó ser el 100, sé que es un momento muy importante para quien tiene un blog.
      Felicidades, Norma.
      Un beso.

      Eliminar
  86. Ja, ja que bueno.

    A todo esto, a veces uno no se entiende a si mismo, ni llega a entender totalmente sus actos... ¿cómo va a entender a otro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya lo reconocí: no me entiendo la mayoría de las veces.
      Un abrazo y muchas gracias por la visita.

      Eliminar
  87. ¡Que decir de Borges, que no se haya dicho ya!,aunque algo he leido de él, no me ha gustado en demasía esa constante actitud critica (aunque estaba en su derecho)...de todas maneras, ahí está su obra y el reconocimiento mundial como uno de los mejores literatos, poetisos que han existido...me ha gustado tu texto...un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fibo, te mando un abrazo.

      Eliminar
  88. Yo jamás entendi a Borges.. y mira que lo intenté en varias oportunidades, creo que hay que ser argentino para meterse en su literatura, tiene muchos modismos y poses de ese país.

    Tu relato me gustó por lo irónico.

    Besos.
    Stefi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es reconocido mundialmente, sin embargo es un patrimonio argentino, no hay dudas.
      Ya lo dije, hay días en los que me gusta más leerlo.
      Un beso.

      Eliminar
  89. Cada cual con sus gustos, el tallerista salió muy bien parado y el alumno también, jiji.
    Un beso y buen fin de semana Humberto.

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final todos quedaron bien en el relato, así vale la pena escribir ;)
      Un beso, Elena.

      Eliminar
  90. Este es un blog de lujo y creo que lo sabes, me gustan mucho tus cuentos y me entretengo con los comentarios, les respondes a todos, muchas gracias!

    Borges me gusta pero como poeta.

    Lu

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?