10 de abril de 2012

¿De quién es este muerto?


Estaban todos hablando. Estaban todos muertos.

-Ay, Irma, hoy ando con un dolor de espalda terrible, llevo 15 años en la misma posición, no aguanto más.
-Quédese tranquila, Nélida, ya se va a acostumbrar, yo hace 60 años que estoy así, ni me acuerdo del dolor.
-Claro, Irma, pero es que a usted ya se le desintegraron las vértebras, así cualquiera…

Estallaron en una risa.

-Siempre tan cínica, Nélida, no se puede tener una conversación seria con vos.
-¿Con “vos”?, se le pegó el “vos”, Irma, antes usted decía “contigo”.
-Claro, como ahora no puede escuchar las radionovelas de Alberto Closas, habla de "vos", Irma perdió sus aires de española.

Otra vez las risas.

-No sólo que no escucho mis amadas radionovelas, sino que me contagié el “vos” de esos de ahí abajo.
-Un poco más de respeto, che, patroncita, que “esos” tienen nombre y apellido.
-No nuestro apellido, por cierto, no se olviden que ustedes están acá de prestado, esta es la bóveda de los Quintana Lafinur.
-No es culpa nuestra, doña Irma, el patroncito Raimundo era un santo varón y permitió que todos los peones de la estancia descansáramos aquí.
-¡Por favor, ocho desconocidos! Encima el abuelo Raimundo falleció en el naufragio del Arkansas, así que ni siquiera lo tenemos acá para que se haga cargo de esta irregularidad. ¡Cómo se lavó las manos!
-Se lavó más que las manos, Irma, imagínese que está en el fondo del Atlántico.
-Y le salen pececitos de la calavera.

Largaron la risa de nuevo.

-No se haga mala no-sangre, Irma, que escuché que nuestros retataranietos van a sacar a estos intrusos.
-Nada de intrusos, che, vieja sotreta.
-Calma, un poco de calma, señores.
-Es verdad, cambiemos de tema, ¿alguien sabe algún chiste de vivos?
-Uf, ahí lo tienen a José y su humor blanco.
-Yo no escucho esas cosas, a mí me dan miedo las historias de vivos.
-Los vivos no existen, son habladurías.
-Pero claro que existen, Omar, ¿quiénes son los que vienen cada tanto a pasar un trapo por el mármol, si no?
-No sé, ya te digo, yo no creo en las historias de supratumba.
-Cállense, cállense, que oigo ruidos.
-¡Silencio, canejo!
-Me parece que viene un vivo.
-Uy, qué miedo.

El anciano entró en la bóveda con paso inseguro. En una mano traía un ramo de calas y con la otra se agarraba de la barandilla de la escalera caracol.

-Creo que es Héctor, el marido de la tía Clara.
-Tía, mire quién viene.
-¿Qué m’hijita? No oigo nada.
-¡Cállense, les digo!

Cuando ya había descendido unos metros, el anciano tropezó en un escalón y cayó al fondo de la bóveda como una bolsa de papas. Todos los muertos se descostillaron de la risa.

-Che, es el marido de Clara, no se burlen así.
-Es que… es que… fue muy gracioso.
-Muy torpe, dirás, además qué importa, si total no nos escucha.
-Sí que los escucho- dijo el viejo, estrenando su condición de finado.
-Usted sí que tuvo una muerte ideal, Héctor, ni siquiera van a tener que sacarlo para el velorio. Dígales que lo dejen acá nomás, así se ahorran dinero, llantos y traslados.
-Jajajajaja.
-Jejejejeje.
-Quiás, quiás, quiás, quiás.

Nadie pudo contener la risa, pero el flamante óbito no se daba por aludido.

-¿Sos vos, Clara? ¿Vieja?
-Sí, Héctor, soy yo, no te preocupes por nada que voy a estar acá a tu lado.
-Eh, es que… es que yo tengo… bueno, tenía otra mujer.
-¿Qué?
-No te enojes, Clara, es Martita, vos la conocés, la nieta de esa amiga tuya del club.
-Ah, no, viejo verde, pero si tiene 5 años.
-Ahora tiene 21, vieja, los años pasan.
-Jua, jua, jua, jua.
-He, he, he, he, he, he.
-Uy, si todavía los tuviera, me estaría descojonando de la risa- dijo un desubicado.
-Héctor, deciles algo.
-Pero, Clara, entendeme, vos te moriste hace muchos años, me dejaste solo.
-Jovato sinvergüenza, ¿vos creés que yo quería morirme? ¡No irán a traer a esa mocosita acá, yo revivo si pasa algo así!

Una nueva risotada recorrió toda la bóveda de los Quintana Lafinur. Y siguieron así durante dos días y tres noches, ajenos a la tonta creencia popular de que la muerte es un asunto triste.



*Dedico este texto a Mos, del blog www.mosenlaorilla.blogspot.com, el que pase por allí ya sabrá el porqué de mi agradecimiento.

271 comentarios:

  1. Muchas gracias por las visitas y comentarios para “Florcita”.
    Evidentemente es difícil vencer ciertos moralismos, por llamarlos de alguna manera.

    “¿De quién es este muerto?” es un texto que vio la luz hace dos años, cuando este blog tenía apenas 60 seguidores. Decidí remixarlo en homenaje a un querido amigo que logró que venciera mi resistencia a participar en un reto, concurso, contienda o como quiera llamárselo. El tema era la Muerte y los que allí votaron decidieron que mi texto era el que merecía el galardón.

    Un fuerte abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja excelente, si pudiéramos saber lo que dicen los muertos, tal vez si sea un diálogo parecido a este

    me encantó, excelente como siempre

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sigo la línea del texto, seguro que los muertos de matan (je) de la risa de nosotros, tan orondos y engreídos.
      Un beso, mi querida Ave.

      Eliminar
  3. Gran relato, Humberto, sobre todo original, para tratar un tema que siempre es espinoso, supongo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espinoso por sobre todas las cosas, Horacio.
      Muchas gracias por tus críticas y aportes, siempre son bienvenidos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Que boa imaginação tens! No principio estava um pouco com o pé atrás, mortos ??? mas não, estes do teu texto são divertidos. Como eu não acredito que haja vida depois da morte nunca imaginei uma conversa entre mortos rsrsrrsrsrs.

    Um abraço
    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seria bom que fôssemos pensando na possibilidade de falar depois de mortos, ou, ainda melhor, de assustar pessoas.
      Um abraço, minha querida.

      Eliminar
    2. Pois é, eu sou muito céptica com respeito à vida depois da morte, não acredito em espiritos nem nada disso. Mas gostaría isso sim transformar-me em fantasma, o que também podemos ser, mesmo estando vivos.

      Eliminar
  5. Un diálogo para nada muerto :) irónico y ameno. Se me fueron unas cuantas risas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Teresa. Aprovecho para decirte que me llegaron los comentarios anteriores, sólo que hay que hacer una maniobra para leerlos, si tienes mail, pásamelo por privado y te digo (además de otras cosas)
      Felicitaciones por El Fan, un texto excelente. Me encantó compartir ese momento contigo.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Dib:
    Jajajaja, pero por muy bien que se lo pasen allá abajo los muertos, yo no quiero ir, no, no, no.
    Salu2 vivos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, Diego, por más que me digan que es un paraíso, prefiero el infierno de los terrenales, jeje.

      Eliminar
  7. Muy bueno, Humberto.
    Me gusta el humor negro, macabro jajajaja

    Nada como quitarle trascendencia a este tema.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes, no veo este texto como humor negro, debe ser que ya lo incorporé como una crítica social... ups, se me escapó.
      Un beso.

      Eliminar
  8. jajajajjaja, excelenteeeeeeee por favorrrrrrrrrrrr... ¿no te digo que con vos aprendí a desdramatizar todo? Te adorooooo neneeeeee
    Después paso por el blog que nombrás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que desdramatizar la vida, Sil, ¿de qué nos sirve transitarla con penuria? Ya fue.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  9. Muy divertido tu texto, Humberto, me van estos diálogos de muertos, me van mucho y más con ese sentido del humor.

    Besitos

    PD: espero que esta vez si que aparezca mi comentario, ya llevo tres post que no me deja comentar, pero leo, ¡menos mal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elysa:
      Antes que nada quiero decirte que TODOS tus comentarios me llegaron, sólo que hay que realizar toda una maniobra para leer los que superan la cifra de 200.
      Muchas gracias por las felicitaciones, eres una de las personas que está siempre.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Ehhhhhhhhh!!! Te felicito por el galardón sweetheart!
    Ese es mi chico!!!
    En cuanto al texto, es tan bizarro que lo leí varias veces para ir saboreando las ironías... ;)
    Te imaginás si de verdad resucitan al tercer día??? Qué bolonqui se va a armar!!! La vieja lo va a matar otra vez por engañarla con la pendex.. Un sainete total!
    I´m proud of you. Kisses milord!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo bizarro, BeeBee?
      Qué mal...
      Casi tan mal como el destino de ese pobre cristiano, que luego de conseguirse una de 20 termina cayéndose por las escaleras. Parece que estaba sin fuerzas, lo había exprimido, mi imagino.

      I want to dedicate this award to...
      Kisses, my darling.

      Eliminar
  11. En el sentido literal estaban Muertos...pero de Risa.
    Muy buen relato de Humor Negro, desmitificando un poco todo lo que rodea a la muerte.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Pedro.
      Muchas gracias y otra vez mis respetos a tu momento.

      Eliminar
  12. La muerte es cosa seria. Por eso, nada mejor que tomarla con humor, como deben ser tomadas todas las cosas serias de la vida.
    Me encantó !!!
    Y buenísimo el cuento de los fósforos !!!
    Felicitaciones !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba por hacerte una broma con respecto a ciertas 'seriedades' y a tomarlas en broma, pero mejor no, uno nunca sabe quién lee estas cosas.
      Muchas gracias por lo del premio, pero principalmente por haberte tomado la (mala) costumbre de pasar por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. me pregunto como haces para tener tantos comentarios y seguidores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tuviera que responderte en una palabra: Escribir. En dos: Escribir bien. En más: Que la gente crea que escribes bien.
      Te mando por mail una respuesta más seria.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga, es un placer verte por aquí aun sabiendo que casi no tengo tiempo de pasar por tu blog.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Qué cosa, caerse y morirse justo cuando la jovenzuela de 21 años le había dado bolilla, mala pata che!!
    Salute H!!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Podés creer ésa, Etienne? Qué mala suerte ese hombre, ahora no quiere saber nada con su ex esposa... bueno, como todos nosotros, je.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Espectacular relato y no se si todas las personas piensen igual pero creo que seria interesante aun desde despues de la muerte podamos seguir viendo, escuchando nuestro mundo alrededor aunque sea desde otra perspectiva.. Seria interesante como continua la vida de los vivos, a los que realmente le importamos y a los que nos olvidan en un abrir y cerrar de ojos, y poder hablar como estos muertitos entre ellos, hacer chistes y sera que si se le llega a tener miedo al mundo de los vivos.. Este relato me recuerda a la amortajada ya que es una novela que ocurre luego de que la protagonista muere..

    Espero que mi blog poco a poco siga creciendo asi como el tuyo en seguidores, aunque sea la mitad, aunque no se como hacerle para conseguir seguidores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas que va a seguir creciendo, tú escribe y no pienses en números, si eres buena los números vienen solos, pero te anticipo, con los números vienen las responsabilidades, las críticas, las envidias, etc. No es tan bello como se ve de fuera.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Un texto, de humor negro, donde la vida continua como cosa cotidiana. Enhorabuena.

    un fuerte abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, tienes el don de la profecía, eres un pitoniso, sabías quién iría a ganar antes que nadie. ¡Qué genio!
      Muchas gracias por todo, ando medio emocionado.

      Eliminar
  18. BRAVO. HUMBERTO SI QUE TE HAS SACADO LA ESPINA CON LA COMEDIA DE MUERTOS.
    La muerte debe darnos risa, a menos que muera alguien de nuestra familia.
    Imaginate que Belén Esteban le vacía la pistola a Rajoy, o viceversa, los comediantes tendrían material humorístico para los siguientes veinte años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo los comediantes, Carlos.
      Espero que la Muerte sea bondadosa conmigo, que me lleve de golpe, cuando menos lo espere. Yo creo que me voy a dedicar a asustar gente, eso divierte.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  19. que buen relato de humor!,
    muertos pero de risa jaja. muy bueno, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marii, estamos todos muertos de frío, de risa, de hambre, etc. Se usa mucho esa expresión, ¿no?
      Un beso.

      Eliminar
    2. vaya que si! y hay algunos lugares llenos de muertos vivos tambien jaja. otro para vos.

      Eliminar
  20. Me superdivertí con tu relato, ja ja ja. Te cuento que a mis alumnos los llevaba al Cementerio de La Recoleta, es más snob y de más historia de la ciudad de Buenos Aires. Algunos no entraban tenían miedo, se quedaban con la preceptora en la puerta, con los otros, hacíamos el recorrido histórico. Mira que buen recuerdo me trajiste. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué recorrido macabro, ¿no?
      Como alumno, te habría dicho, ¿no da para ir a otro lugar, profe? Esperanto, por ejemplo ;)
      Un besazo.

      Eliminar
  21. Casi puedo imaginar a mis familiares muertos en una conversación como esa. Gran narrativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es decir... eres de familia pudiente, jeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Humor, mucho humor y mucha inteligencia puesta en el relato. Muy buena reedición por cierto.

    Ah.....Esperanto a veces también está lleno de muertos.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dany.
      Puede que tengas razón, en Esperando hay muchos muertos vivos, pero la sociedad los ve, te lo juro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Hay dos cosas: la primera y la segunda. A decir verdad, creo que lo malo de estar muerto y que venga un vivo a molestar es que, al parecer, no puede uno salir corriendo ni ponerle un vaso de agua bajo la cama pa'que calme la sé' y se controle. La otra que, al parecer también parece, uno se queda de la edad en que se murió. Si es así, a morirse pues jóvenes, que luego la espalda se quejará para siempre y por aquello que llaman gadejo. ¡Un abrazo! Está buenísima la entrada...como que el chisme, el lavadero, el costurero, no sé, la charla de crítica y chiste, es el común. Menos mal, yo me pido más risa. F: :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu lógica, deberías iniciar un nuevo movimiento postdadaísta, tendrías mucho éxito.
      Lo de quedarse en la misma edad que se muere no es un tema menor, me lo planteo desde pequeño. Imagínate, morir y ser más viejo que mi padre, uf, ¡qué película!
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. ¡Hola Humberto!
    Tu texto me ha traído a la mente un libro genial de la literatura gallega. Se llama "Un ollo de vidro. Memorias dun esquelete" de Castelao. Si tienes ocasión, te lo recomiendo, es magnífico y no te llevará mucho tienpo leerlo (no es muy largo).
    Me ha gustado tu relato...
    ¡Biquiños!
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, ¿cómo estás? Se te extraña, creo que lo sabes.
      Voy a buscar ese libro, en algún lado debe estar, después te digo qué me pareció.
      Muchas gracias, un beso enorme.

      Eliminar
    2. Seguro que lo encuentras. Castelao es uno de los más grandes entre los grandes de la literatura gallega. Te gustará...

      Yo, voy tirando, "viviendo", como he puesto en mi blog. Necesito ese "vivir" para poder escribir.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  25. Ja, ja, ja, muy bueno!
    Es que no se debe de perder el sentido del humor, ni muerto!.
    A B R A Z O S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría bueno que muchos entendieran eso, pero no es tan simple de lograr.
      En fin... Un abrazo.

      Eliminar
  26. Pedro Páramo un poroto al lado de este panteón familiar tan divertido...

    Saludos Humberto

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. debería releer a Rulfo...
      Un fuerte abrazo, José.

      Eliminar
  27. Pobre Héctor, ir hasta el cementerio para morirse.
    Casi como una reunión de consorcio...
    ¿No habrá sido en su vida anterior un elefante?... ;-)

    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es el Destino, Mi querida Lucrecia, uno va a visitar a sus familiares y se queda allí, por eso yo no visito a nadie ;)
      Un beso.

      Eliminar
  28. Y la vida sigue, aún sin vida, tu logras esa maravilla, dando un efecto contrario a la muerte, te ríes con ella y no cualquiera!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay otra mejor forma de tomarla, Mayte, ¿para qué temerle?
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  29. Excelente como siempre Humberto.
    Bien por el nuevo finado ¿Una de veinte?
    Bueno si le daba el cuero.

    Yo por mi parte te digo:
    "Por temor al más allá es que me quedo más acá"

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí que es mala suerte, conquistar una de veinte y se nos fue...
      Muchas gracias, Daniel, un abrazo.

      Eliminar
  30. :)))) Hasta la tumba florece cuando tu ingenio la riega. Besos brillante ángelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elizabeth, siempre eres muy dulce, ¿está mal que te diga que me gustaría tenerte por acá?
      Un beso.

      Eliminar
  31. Respuestas
    1. Y si en la vida se hubieran dicho sus verdades???

      Eliminar
    2. Tal vez se las hayan dicho, pero llevaron sus rencillas hasta el más allá.
      Un abrazo, David.

      Eliminar
  32. Muy bueno!!!Humberto.
    Tú siempre nos traes temas difíciles con humor, es bueno poder tomarse la vida así(en eso nos parecemos).
    Besos...


    P.D: en cuanto a tu comentario, te cuento que desde que cambie la plantilla, me pasan cosas como: no puedo hacer comentarios, no aparecen las entradas, de los blog que sigo, en mi escritorio, etc.En fin los cambios nunca me han favorecidos pero como buena taurina, sigo cambiando ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Oriana, el humor hace mucho bien, no se trata de un truismo.

      Sigo sin recibir la notificación de tus comentarios, los veo por casualidad, digamos. Yo soy más 'conservador', trato de no cambiar plantillas ni diagramas, pues ya me enteré de amigos que perdieron todo.
      Mi viejo era de tauro, mi novia es de tauro... qué raza cabezadura, ¡eh!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  33. Antes que nada, ¡Cómo me perdí lo de Mos! Ando poco por los blogs, pero ahora que lo mencionás fui a visitarlo y me encontré con una hermosa sorpresa. Un poder de convocatoria impresionante y un "winner" indiscutido. Felicitaciones, Humberto, MUY merecido reconocimiento!!!!!!!

    En cuanto a este relato... jajajajaj MUY buenooooo!!!! Creo que el humor colabora a tener una buena conviviencia. Y si hay alguien a quien "gastar", mejor todavía, ajajajjaaj
    Aunque parece ser que algunos temas son comunes y recurrentes, tanto en el más acá como en el más allá... jejeje Las viejas Quintana Lafinur no terminan de digerir que los "peoncitos" compartan el mismo techo. Y el otro tema "imperdonable" es que el pobre Héctor haya podido reahacer su vida... ¡¿Será posible que nadie pueda vivir ni descansar en paz?! Ahhhhh ¡Humanos, en cualquiera de sus estados! jajajaja

    Me encantó!!!! Un beso grande y felicitaciones por ambos relatos!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Diana, por ambas cuestiones. Lo de Mos fue muy extraño, porque no me gusta competir, siempre lo digo, para mí el mayor y mejor premio es que vengan aquí a leerme. ¿Se puede pedir más? Un día voy a contar una anécdota en relación con los premios, porque ando muy 'hablador', te cuento.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  34. Me gusto muchísimo, es bueno tomar la muerte como cosa no tan seria. Me ha recordado un 2 de noviembre en México. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es mi espíritu brasileño mezclado con la ironía argentina, una combinación interesante, te cuento.
      Muchas gracias, Franco.

      Eliminar
  35. Una entrada genial, única!

    No has probado nunca con guiones? creo que sería un excelente guionista. Bueno, escribes muy bien, eso lo hace todo.

    Besos y felicitaciones por el 1° premio en el blog de Mos!

    Stefi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, Stefanía, los guiones tiene vericuetos difíciles de resolver, pero claro que también me gustaría probar, mientras de trate de escribir.
      Un beso y muchas gracias por lo del premio.

      Eliminar
  36. Y si la muerte se parece tanto a la vida... ¿para qué carajos morirse? Siempre pensé que la muerte era más democrática.

    Impecable, Humberto, me encantó.

    Besos payasos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que yo digo, vivamos para siempre, seamos eternos, ¡qué embromar!
      Muchas gracias, Kum.
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Hola Humberto, este humor tuyo me revive el alma, más a esta hora en que debería estar durmiendo solo me quedan cinco horas, pero vale la pena. Pobre viejo, será castigo que tras conseguir carne tierna tenga que dejarla (encima encontrarse con la mujer)a lo mejor como muchas ya se estaba "muriendo" por partes, no se.
    Gracias por la sonrisa, un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Moli, igual deberías estar durmiendo, después, con 5 horas de sueño vas a estar más para el mausoleo que para el trabajo.
      ¿Viste qué mala suerte la del viejo?, ahí me dio un poco de lástima.
      Un abrazo.

      Eliminar
  38. Me saltó el comentario a medias.
    Bueno, decía que no te había leído nunca un diálogo tan extenso y divertido, con voces que atrapan y se distinguen inmediatamente y una historia jocosa al final. Estupenda otra cara del dramatismo de la muerte expresado en "Una cerilla por turno", impresionante (enhorabuena por el premio y por el relato, una maravilla).
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo no escribo 'naturalmente' microrrelatos, Susana, digamos que es una suerte de adaptación de este medio llamado blog, pero mi tendencia es a escribir más extensamente. La extensión exacta para expresarme con comodidad es de 4 páginas en word a un espacio y medio.
      Muchas gracias por tus palabras, son un empuje para seguir escribiendo.

      Eliminar
  39. Hola Humberto!!!

    ¡¡¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!
    Me alegro mucho que ganases,pero más me gustó que hayas participado,un día me contarás por qué no te gustan los concursos,yo lo tengo claro,porque mi nivel es bajísimo tanto en poesía como en narrativa,pero tú...tendrías las de ganar la mayoría de las veces,ya no es por ganar sino por el reconocimiento a tu trabajo y lo que está claro que el triunfo va unido a la envidia entre otros pecados,pero eso tienes que asumirlo y echártelo a la espalda y simplemente seguir adelante escribiendo tan bien como lo haces,aceptando las críticas constructivas y los elogios en su justa medida,o sea con la humildad necesaria para que no se levanten tus pies del suelo y creo que eso es lo estás haciendo,por lo tanto te felicito también por tu forma de ser.

    Y después de este "rollo",te comento que has bordado esta historia,es buenísimo!!!!!,creo que de lo mejorcito que te he leído de verdad.
    Imagínate que los muertos,se lo pasen así de bien...me alegraría mucho por ellos,qué buen sentido de humor!!!
    Anda que si aparece con el paso de los años la nueva mujercita de Héctor,la que se va a liar ahí dentro...
    En serio,me ha gustado muchísimo,tienes talento a raudales y una gran inventiva,te felicito por ello también,jajaja,bueno vale,ya dejo de felicitarte.

    Un gran abrazo!!!!!
    Ah,se me olvidaba...gracias por tu voto,me gustó que te gustara mi historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te prometo que algún día lo cuento abiertamente.
      Estrella, eres una de las personas más cariñosas que pasan por este blog, sin desmerecer a nadie. O, tal vez sea que tú no te guardas nada, no tienes ese pudor de expresar tus afectos. Me encanta eso, porque no tiene sentido esconder los afectos.
      Soy yo el agradecido, soy yo el que te felicita por ser como eres.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  40. Muy muy bueno! Me encantó, de los que más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Francesca, muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  41. Hahaha...I love that the long dead suspect that we do not exist :D Wonderful perspective on our existence...and the fact that they expect faithfulness all the same :D XXX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I hope to rest alone, no gossip and tattle around, I couldn't stand such an afterlife!
      Kisses, Gina.

      Eliminar
  42. Me ha encantado, me he reído un rato. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre digo, una risa de un lector hace que mi misión esté cumplida... bueno, no siempre puedo entregar risas ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  43. Muy bueno el relato!!! Me divertí mucho! Quién sabe lo que pasa cuando se supone que ya no pasa nada más!!! Genial!!

    ResponderEliminar
  44. Muy bueno el relato!!! Me divertí mucho! Quién sabe lo que pasa cuando se supone que ya no pasa nada más!!! Genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién sabe lo que vaya a pasar? En lo personal, sinceramente, creo que no pasa nada más, pero quizás me sorprenda, ¿no?
      Un beso.

      Eliminar
  45. Lo encuentro francamente brillante. Me he descojonado de la risa jaja además ahora ya sé, gracias a ti, que en el más allá no me voy a aburrir en absoluto.

    un abrazo, me has alegrado la mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ángela. Ojalá nunca dejes de reírte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  46. Este cementerio no es serio :-)

    Que bien escrito HD

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase la conozco, Noah, no recuerdo de dónde.
      Muchas gracias y un beso.

      Eliminar
  47. Visto así, parece que da menos miedo... Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de miedos, Ligia. Yo tengo absoluta certeza que lo que nos da miedo es lo desconocido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  48. Un buen relato que convierte en humor blanco el humor negro por el arte de la magia del escritor. Me has hecho pasar un buen rato disfrutando cada momento del mismo. Está muy bien elaborado, y se nota el trabajo realizado. Mis felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carlos, sin embargo éste no me costó tanto, hay otros que, uf, tengo que pulirlos como un diamante y no terminan de convencerme.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  49. Pues sí que era divertido, ahora que bien visto, eso del descanso eterno es una falacia, porque en un cementerio así no duermen ni los muertos.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me dieran a elegir, prefiero un descanso menos cotorreado, jeje. Será que necesito del silencio.
      Un abrazo, Delgado.

      Eliminar
  50. ¡Qué relato más bueno, Humberto! Me viene a la mente la frase de "No es serio este cementerio", de una canción de Mecano, y es que solo se escuchan risas en él.

    ¡Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, de ahí viene la frase! Es que alguien ya la dijo y no recordaba de dónde la había escuchado.
      Muchas gracias por tu vista, querida, un beso.

      Eliminar
  51. Humberto eres un fenómono, no se que decir.
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No necesitas decir nada más, Maruja, muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  52. Con el debido respeto, aquí, una vecina de ultratumba me sopla al oído que acaba de cerrar un plan con el Héctor.
    Y que se van de copas...
    Igual me invitan.
    ¿Qué hago, me quito el sudario y acepto, ¡hala! o me quedo tan ancha, D.E.P.?
    jejejeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aceptaría. Parece que Héctor tiene mucho éxito con las mujeres, vivas o muertas, ¿qué tendrá?
      Un beso enorme, Pilar.

      Eliminar
  53. Deseo que nos espere esa cuadrilla, a ver si cuando lleguemos nos admiten en su compañía !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Van a aceptarte, pero te van a criticar, eso seguro, ahí no se salva nadie.
      Un abrazo.

      Eliminar
  54. Me encantan esas "pláticas" tan graciosas, parece una telenovela de ultratumba.
    Genial, Humberto. Como el cuento ganador del concurso de Mos que acabo de leer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sara, por ambas caricias...
      Un abrazo.

      Eliminar
  55. Felicidades Humberto!!!
    Es genial!!!!
    De corazón.....

    Besosssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gizela, también de corazón.
      Un beso.

      Eliminar
  56. Yo también me he descostillado de la risa. Espero que cuando me llegue el momento pueda tener conversaciones tan divertidas. Y un recuerdo a mi paisano barcelonés Alberto Closas.
    Humberto, me gustaría mucho saber tu opinión de mi relato "Siluetas y sombras". Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te confieso que no conocí tan bien a Alberto Closas, pero cuando hice mi doctorado en Barcelona, escuché hablar mucho de él y aquí me sirvió para darle un toque de realidad.
      Ya voy a leer tu texto.
      Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  57. Humberto, toda una historieta de muertos la que presentas con este relato. Un escenario de muertos que temen a los vivos con mucho humor. Me ha recordado a pasajes de "Pedro Páramo" de Juan Rulfo donde allí también todos están muertos.

    Un buen relato.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, hay muchos textos en los que los personajes (o narrador) están muertos, no se me ocurrió pensar en Rulfo, pero ciertamente tienes razón.
      ¿Existirá la novedad en Arte?
      Un abrazo, Nicolás.

      Eliminar
  58. Demusestras un buen humor, en los tiempos actuales hay que valorarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  59. Esa bóveda es un quilombo. Mucha gente, mucha. Vos decís que ni muerta me salvo de todos????
    No leí todos los comentarios pero sí el de Nicolás Jarque que está arriba y es cierto, tiene mucho de Pedro Páramo y no lo había pensado, aunque la atmósfera en Rulfo es densa, opresiva. Y no la muerte no es un asunto triste. Me voy a visitar la bitácora de Mos. Saludos van

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viste qué quilombo, así no se puede descansar en paz... Hay que ver qué familiares tenés, luego sabrás si querés lbrarte de ellos o no, en el más allá, digo, que no se tome a mal ;)
      Un beso.

      Eliminar
  60. Justamente por evitar estar rodeado de chismosos y evitarme tanto chiste blanco es que mis hijos saben que quiero ser cremado (aunque no sé porque le dicen así, si no queda nada parecido a una crema) y que arrojen mis cenizas en la cumbre del Aconcagua. Iba a ser en el Everest, pero me pareció too much, con esto de la dificultad para conseguir dólares para viajar, no quería ser tan pero tan hincha pelotas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de los dólares, es simple, dejáselos vos, no hagas que los compren ellos. El verdadero problema es que los hagas subir al Everest, ya viste lo que le pasó al Superhéroe Facundo Arana.
      Lo de cremar... o encremar, me suena un poco fuerte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  61. Con tu relato has convertido lo negro en blanco. Excelente e imaginativo texto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  62. Qué cosas, me salió el acento argentino mientras lo leía. Me reí mucho, así que tu idea de mostrar que la muerte no es cosa triste, se logró. Como ya te dije en otro relato que te leí ayer, no creo que en el más allá, pero si lo hubiera, yo también me lo tomaría a risa, sin duda.

    Muy bien los diálogos, era muy fluido leer y reír al tiempo, muy bien, muy bien, si señor.

    Un abrazo.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por esta maratón de lecturas Dib, querida amiga, pero te digo que yo extraño leer uno de los tuyos, ahí es donde aparece la buena literatura, esto ya casi da risa ;)
      Un beso enorme.

      Para que practiques el acento argentino, tienes que decirlo con peso y con aire de fastidio: "Y, papá, pa' cuándo esas milanesa', te las pedimo' hashe una hora, hashe, qué chabón".

      Eliminar
  63. Una historia muy creíble. La muerte puede ser divertida.
    Somos los vivo los que nos amargamos o nos alegramos por lo que se fueren.
    El contrato es hasta que la muerte nos separe y no por toda la eternidad. Jiji
    Hay que ver como somos:-)
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte es divertida acá, cuando nos toque, ya no sé... espero saberlo dentro me MUCHOS años.
      Imaginate tener que soportar a tu ex más allá de la vida, uf, ese sí que es el infierno dantesco.
      Un beso.

      Eliminar
  64. ¡Ay, Humberto, humor negro y chistes de vivos! Me he reído mucho, la "gayega" que se pasó al voseo. Tienes un fino sentido del humor.
    Te voy a dejar aquí un enlace de mi otro blog, Relatos, de una conversación también muy "particular, espero que tú también te rías.

    http://relatosmarta.blogspot.com.es/search?q=UNA+CONVERSACI%C3%93N+DIVINA+
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marta, ya voy a leer ese texto.
      Un beso.

      Eliminar
  65. Me gusta más la idea de la reencarnación, el limbo y esas cosas, tal vez por esa necesidad de trascendencia siempre subyacente, pero si fuera así tampoco sería tan malo.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, si me dan a elegir, también prefiero vivir en este mundo, aunque bajo la forma de fantasma, en un mausoleo terminas aburriéndote a lo grande.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  66. Como se divierten los finados!!!
    Pero sigo sosteniendo que los vivos somos mas peligrosos!!

    Besos!
    Fabi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué duda cabe, Fabiana?
      Los muertos esos sólo molestan de palabra.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  67. Siguen siendo los mismos,tanto de vivos como de muertos,no se cabia:porque el espiritu,es el espiritu de cada uno.

    Claro que se dice:se acavo el perro:se acavo la rabia,y no concivo el entendimiento de los muertos:se pudra con ellos.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es claro, vivos o muertos, el espíritu es el mismo, ¿por qué habría de cambiar?
      Muy buena indicación, Julio.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  68. familia do duque d'avila de bolama reza en la inscripción superior de la cripta

    el relato es coloquial,de seguro los muertos y los no muertos pasan por periplos similares

    besos

    http://lichazul.blogspot.com

    pa'la otra con pinchar el nombre das al blog de uno , así no es necesario repetir la url, a menos que te saltes a mansalva jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy detallista, Elisa, es el mausoleo de una familia de mucha alcurnia.
      Para la próxima, tal vez siga tu consejo, pero no te lo aseguro ;)
      Un beso.

      Eliminar
  69. Estamos todos muertos, aunque no todos los sabemos.
    Muy buen relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué pesimista, amiga!
      Tan vez un poco deteriorados, pero muertos todavía no... creo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  70. la primera oración fue un flash hacia pedro páramo, luego, el apellido lafinur me rocordó a borges (cuántos muertos varios! pensé)y terminé sonriendo ante estas "intrigas" de muertos.
    y felicidades por el premio.

    abrazo*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos comentarios atrás lo dije, jamás se me pasó Rulfo por la cabeza, es decir, hay tantas novelas en las que los protagonistas (o el narrador) están muertos que no podría enumerarlos. Más se me cruzó el personaje femenino de "London Fields" de Martin Amis, que ya fue asesinada.
      Al final soy todo un plagiador, Rulfo, Borges... seguramente que alguien dijo 'Quintana' o 'patroncito' y ya hice cartón lleno ;)
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  71. Una conta original! Chau, Arianna

    ResponderEliminar
  72. Todo es una cadena: Del bollo al hoyo y tiro porque me toca...algún dia se deberia investigar si esas vidas descansan en paz o realmente tienen una fiesta continua...al menos estariamos más preparado para ese trance hacia el hoyo...un saludo y mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no veo que descansen, Fibo... Parecen más activos que algún vivo que conozco.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  73. Divertido modo de tratar este tema que suele ser triste... Me ha encantado!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste... pero podemos darle una vuelta diferente, siempre.
      Un beso, Margari.

      Eliminar
  74. jajaj. QUien sabe no? La unica forma de saber es morirse.

    Segun un amigo mio que tuvo un accidente muy feo y estuvo en coma mucho tiempo y "revivio" dijo mira, "no hay nada"

    quien sabe, ojala sea como tu cuento

    Abrazo

    petra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo todavía no quiero saber esa verdad, prefiero que pasen muchos muchos años ;)
      Un abrazo, Petra.

      Eliminar
  75. Excelente relato, amigo.


    Ojalà todo sea asì.


    Pero uno teme.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gaucho, ojalá...
      Un abrazo.

      Eliminar
  76. Respuestas
    1. Te aseguro que tuve que ir a Google a buscar 'Comala', perdón por la ignorancia. Ahora sí: Comala, Colima, México.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  77. Ojalá que cuando me llegue la hora, sea tal cual lo describiste.
    Mientras tanto haré caso a esa frase que dice "la vida es para gozarla, la vida es para vivirla mejor".

    Saludos humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro, para gozarla a lo grande, Carlos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  78. Hola, Humberto

    Me ha encantado. Me he imaginado estando allí, viendo cómo hablaban unos con otros. Lo que se puede aprender con tantos seres susurrándonos al oido.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Eugenia, uno aprende de todo.
      Un beso.

      Eliminar
  79. Bonito detalle has tenido para Mos.

    Buena idea la de estar una eternidad riéndose.

    Besos Hum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo pensásemos seriamente, todo lo que se hiciera repetida o eternamente, aun reírse, sería infernal.
      Un beso.

      Eliminar
  80. genial!!!! muy entretenido y para pensar no tan seriamente en la muerte... capaz que la pasen estupendo en el cementerio-.. bueno entre tanto "tiempo muerto" hay que buscar la forma de pasarlo bien!!!
    me imaginé a las viejitas peladoras conversando y riéndose como esqueletos!!!! jajajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso del 'tiempo muerto' estuvo muy bueno, jeje.
      Un beso enorme, amiga.

      Eliminar
  81. No perdonas ni a los muertos Humberto, jajaja, fue un magnifico relato, nos muestras un mas alla muy cerca del mas aca, saludos estelares desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no es que me la haya agarrado con los muertos, es una humorada, jeje.
      Más allá, más acá: humanos.
      Un abrazo, SL.

      Eliminar
    2. Sr Dib, usted a través de su cuento han tenido casi un efecto sanador...fui leyendo y pudiendo pararme en la otra cara de la moneda, ubicándome desde una perspectiva más alegre y alentadora...¿Por qué no pensar que va a ser así?
      Se imagina una reunión de blogger en aquellos lares?

      Un placer, de verdad!

      Eliminar
    3. Puedo imaginarme una conversación entre Magah-fantasma y Bigud-fantasma, no me la perdería... como Dib-fantasma, claro está.
      Un beso.

      Eliminar
  82. Gracias, me has hecho pasar un buen rato. Nunca quise ver este lado humorístico de un cementerio. Saludos. Carlos Campos.

    ResponderEliminar
  83. Uy! salió mi comentario en el lugar incorrecto...arriba quedé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted TIENE que estar en el lugar incorrecto, le sienta bien.

      Eliminar
  84. Hola Humberto.
    Una cómica historia de muertos.
    Me ha encantado.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Montserrat.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  85. Ay va, y yo sin enterarme, amigo Humberto.
    Antes que nada decirte que me lo he pasado genial con este relato mortal pero mortal de la risa:):):):):)
    Gracias inmensas por este homenaje sincero y sin otro interés que tu gratitud hacia mi persona por haber planteado un reto que, más que nada, era para aunar esfuerzos literarios y personas con la misma onda. Te visito relativamente desde hace pocos mese pero vi en tu blog mucha calidad literaria. Tus relatos cortos son concisos pero no les falta nada. Y tu estilo literario me atrae especialmente y veo que a unos cuantos más también:):):):)
    Recojo tu homenaje con agrado y con la mayor de mis estimas hacia ti.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    P.S. Tuve que trabajar más horas y llegué tarde a casa. Para colmo hubo una avería en el barrio y estuvimos sin luz durante 5 horas. ¡Y yo sin poder encender el ordenador hasta las 11,30 de la noche!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería dar una versión diferente de la Muerte, Mos, diferente a la de 'Una cerilla por turno', y ¿a quién más que a ti podía dedicársela?
      Un fuerte abrazo y gracias por todo.

      Eliminar
  86. Humberto: Te sobrepasaste de letras esta vez, y me alegro, pues me hiciste reír, por lo visto este mes es de risas (¡que bueno!),pues el tema de mi blog también es cómico.
    Pues,¡a reírse han dicho!
    Cariñoso y maternal saludo: Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Me extendí mucho, no?
      Pero bueno, una vez, es una ocasión especial.
      Un beso y una risa, querida Dora.

      Eliminar
  87. Seria genial pasar de esta vida entre charlas y risas sin llorar me encanto imaginar que siguen felices en la espera de ver llegar a un ser querido a su lugar..=)

    besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ilusión que deberíamos tener, a nadie se hace daño con ello.
      Muchas gracias, Ramonika.

      Eliminar
  88. No sólo nos haces reír sino que este humor es sutil y sagaz, cómo recreas el relato con los pequeños detalles lanzando guiños al lector. Me ha parecido sublime, puedo ver el brillo fantasmagórico de sus risotadas, es genial... pero lo de la edad de Martita... da mucho qué pensar, sobre todo alternativas... unas veces perversas y otras de una ingenuidad te diría que ingeniosa,... me gusta que juegues y nosotros apostemos, una de las esencias de tu estilo (y talento). Esta vez te felicito especialmente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un honor la lectura profunda que haces, Gabriela. Creo que algo que dices me representa muy bien, lo que me hace pensar que no hay forma de escapar de cómo es uno por más ficción que crea escribir: Ingenuidad. Yo encaro los textos con ingenuidad, a veces con tanta ingenuidad que yo mismo termino como víctima de mi propia trampa, de mi propio guiño. Has sabido levantar muy bien el guante de la chiquilla de 5 años... ojalá conocieras la sociedad argentina, te darías cuenta de otros guiños más sutiles.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  89. Humberto, me he quedado de piedra al ver un relato tan largo de tu persona, pues nos tienes acostumbrados a má brevedad, pero me lo he pasado genial, reírse de la muerte, tal vez nos ayude a no ser tan críticos ni estirados en la vida, me a gustado el nombre de Nélida, así se llama mi segunda hija, y todo el rato he estado pensando en una canción de Mecano, " No es serio este cementerio" sobre todo la estrofa final
    "
    luego en plan señorial
    el panteón familiar
    de los duques Medina y Luengo
    que aunque el juicio final
    nos trate por igual
    aquí hay gente de rancio abolengo

    Aunque visualmente me parecía una escena de Mulan, donde sus ancestros, deciden revivir al Dragón custodio, y salen todas las viejas, a decir cosas de sus familiares, resulta también muy gracioso.
    Total, que el pobre abuelo, se queda en el cementerio, total por llevarle flores a la ingrata de su primera mujer, eso pasa por tener detalles, imagínate jajajaja, un abrazo amigo, y gracias por este rato tan agradable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mencionaron tres veces, así que fui a buscar la canción en Youtube y me saqué la duda. Es verdad, yo también habría pensado en ella.
      ¡Has visto qué destino cruel! Por ir a visitar a su difunta se pierde a su actual, como dije antes, yo no visitaría a mi ex, jamás...
      Un beso enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  90. Hola Humberto.
    Que hermoso este relato me encanto.Bueno nuevamente te pido disculpas por mi ausencia si lees mi blog

    http://mary-mary-christmas.blogspot.com.ar/

    te enteraras por lo que estoy pasando en este tiempo.
    Un abrazo y mi cariño de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lamento mucho, Mary, ya me enteré.
      Muchas gracias por pasar a pesar de tus problemas.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  91. Humberto,me vas a ruborizar...en serio,te hablo con franqueza,como si estuviésemos tomando un café,no sé "hablarte" de otra manera,con la ventaja que a través de este medio,puedo escribir sin mi timidez habitual,pues en persona me freno un poco,escribiendo me quito de ese paso que no doy y por el ciberespacio sí doy,creo que me sirve de terapia para abrirme más en persona y como aquí no existe la posibilidad del lenguaje gestual,pues aquí me tienes escribiendo,para transmitirte mis sensaciones,las que me producen tus palabras.
    Lenguaje gestual:sonrío al leerte,me pica el ojo,creo que se me ha metido algo,no sé...,me ruborizo,bajo los ojos,los subo,me da cierto apuro mostrarme,no sé si me entiendes,sigo sonriendo,me quedo pensando en mis gestos...no gesticulo!!...a sí...me quedo como tonta mirando las tonterias que te estoy escribiendo y ahora sí me da corte,pero como por aquí soy un poco lanzada,le doy al publicar y que sea lo que Dios quiera.
    Risas(jajajaja).

    No quiero tener miedo a mostrarme y decir lo que siento al leer esto o aquello,aunque a veces me pasa,procuro con sinceridad y cariño conocer a las personas a las que leo,con algunas hay más"complicidad" que con otras,eso pasa todos los días,y se nota en la manera de comentar.(Sonrisa abierta).
    No quiero entretenerte más que tienes muchos amigos esperando,de nuevo te doy las gracias a ti,por transmitir como lo haces,no cambies!!
    Un fuerte abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me alegro mucho, Estrella, no hay que ser tímido, hay que decir lo que se siente.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  92. Buenisimo Humberto!!!!! eres super ocurrente y original!!!!
    un brazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mery, eres muy amable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  93. lo usual es que al morir, las almas sigan su camino -dejando atrás todo de su anterior vida- para reencarnarse en la próxima que van a vivir; pero por alguna oscura razón, está maldita familia queda atrapada en sus tumbas hasta que sus huesos se hagan polvo; y que luego, ya despojados de los lazos con lo material, queden vagando por ahi como almas en pena, -nunca mejor dicho.
    ¡ah!, de seguro que todo ese falso sentido del humor debe esconder mucho remordimiento por cosas del pasado que quisieran olvidar y que no pueden.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Crees en la reencarnación? No lo habría creído, me sorprendes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  94. jajajajaja Mi querido Humberto te diré: que no podría yo responder tu pregunta hasta morirme y cuando lo haga quizá te responda desde otro lugar que no sea la tumba !! Lo que puedo decirte es que le has encontrado un gusto perfecto a este lugar a donde todos iremos y no podremos contar como fue,,yo mientras tanto tratare de obrar bien pa no quedarme divagando por allí !! quien sabe de ese asunto..??? besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Al final nadie quiere responderme la pregunta!
      En fin... un beso enorme, mi querida.

      Eliminar
  95. Genial, Humber!!

    Jajaja, me hicista MORIR de risa.

    Que bueno por Dios!!

    Besos.
    Sabri!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te mueras, Sabri, que tienes que esperar la próxima entrada.
      Un beso.

      Eliminar
  96. UUUUHHHH, qué bueno, si la vida despues de la muerte fuera asi ya no tendríamos mas miedo, no?

    Me has hecho reir a lo grande querido Humberto.
    Lu

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?