8 de mayo de 2012

Paralelismo


Aquí lo tenemos, habiendo amontonado durante meses, piedra sobre piedra, guijarros vulgares que tienen para él el valor de un importante bien. Ahora, a fuerza de amontonar tantos sobre una tabla, ésta se quiebra, gran estrépito en la habitación, barren todo, y el personaje que parecía darle tanta importancia a los guijarros, no presta la menor atención a lo que pasa, no hace oír la más mínima protesta ante la evacuación general de los objetos de sus deseos. Sencillamente, vuelve a empezar a acumular otros. Éste es el demente precoz. (Jacques Lacan, Seminario 3, LAS PSICOSIS).


Aquí lo tenemos, habiendo amontonado durante meses, texto sobre texto, escritos vulgares que tienen para él el valor de un importante bien. Ahora, a fuerza de haber amontonado tantos comentarios en su última entrada, ésta se desvanece, gran estrépito en el blog, termina todo, y el escritor que parecía darle tanta importancia a su relato, no presta la menor atención a lo que pasa, no hace oír la más mínima protesta ante el desinterés general de sus seguidores. Sencillamente, empieza a escribir otro texto para que sus amigos de siempre le digan lo bien o lo mal que lo ha hecho. Éste es el demente del blog. (Jaco Laconis, Seminario Inexistente, LAS BLOGOSIS).

255 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Gracias por las visitas y comentarios para “La hora”.
    Nada nuevo bajo el no-sol de una lluviosa Buenos Aires.
    Un fuerte abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante teoría la de la blogosis..)ei en un art'iculo que
      sallinger decía que no le importaba publicar sólo escribir...mm no lo creo mucho o tal vez ser'a porqué pasó a la posteridad ...lo mismo opino de los grandes cronopios en palabras de Cortazar...pero acuerdo con vos hay que tomarse con precaución los halagos y las críticas...Igual debo decir...
      Me gusta lo que escribís...y no soy de los amigos de siempre.
      abrazo desde el sur del sur.

      Eliminar
    2. Perdón, Gaby, leí tarde tu comentario, lo ubicaste en un lugar tan estratégico que hasta a mí se me pasó.
      Yo, en principio, no creo en nada, luego hago un análisis más profundo para ver qué puede resultar de cierto en lo que se dice.
      En el caso de los autores consagrados, pueden decir lo que les plazca que todo va a sonar a Verdad Absoluta.
      Para mí lo más necesario es escribir, publicar es muy importante, pero de nada sirve si nadie te compra un libro.
      Yo saqué 3, dos en formato papel y uno digital, el de formato digital vendió más que los otros dos juntos. Y eso, NO hay dudas, fue gracias al blog.
      Gracias por tu comentario.
      Otro abrazo desde el centro del sur... o más o menos.

      Eliminar
  2. Hay veces que escribir en un blog, resulta en especie de catarsis. Y no precisamente para recibir comentarios, que a su vez, también sería alagador que se tomaran el tiempo para hacerlo. Un abrazo desde Panamá, puente del mundo, corazón del Universo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un blog puede servir para mil fines, según la persona, la catarsis es una de las salidas válidas, claro.
      Sobre los comentarios, bueno, en mi caso, cada vez me resulta más importante que alguien se tome su tiempo para pasar a leer, y lo agradezco enormemente; lo que se diga, siempre lo tomo con precaución, no creo tanto en los halagos, como tampoco en los insultos.
      Un abrazo hacia Panamá.

      Eliminar
  3. Quizás me haya sucedido algo parecido y por ello cerré durante meses la opción a comentarios del blog. Seguí publicando pero desconectada de la interacción social en pro de aligerar esa Blogosis.

    Un fuerte abrazo bajo el sol abrasador de mi Andalucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, muchas veces lo pensé, pero me gusta la comunicación y todavía puedo mantenerla, si me sintiera demasiado presionado, la quitaría.
      El blog es una pequeña parte de nosotros, no deberíamos darle tanta importancia, si no aparece la Blogosis.
      Un abrazo hacia el calor.

      Eliminar
  4. jajaja!!!
    No pensé me encontraría un lección de psiquiatría, con nuevas definiciones de psicosis jajaja!!
    Blogosis? jajajaja!!!
    Será?
    Bueno yo creo que las psicosis, van por dentro, y se manifiestan en cualquier actividad, sin que podamos culpar a la actividad jajajaja!!
    Pero, hay un mundo de razones, por las que un mundo de seres, escriben
    Una poeta colombiana, llamada Blanca Varela, decía que escribir para ella, era como una gran batalla, que la arrojaba a una arena, donde el único enemigo era ella y el gran aire de las palabras...
    Yo me ubico ahí jajajaja!!!

    Besosssss y lindo día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa visión la de la poetisa colombiana, una frase que sólo nace de los poetas.
      Porque es así de cierto (para mí), el enemigo es uno mismo, más allá de que centenas de personas digan que un relato les gustó, si no nos convence, no paramos de pensar en escribir otro que lo supere.
      Me encantó tu humor, pues está entrada es 'en broma', muy sutil, muy escondido (muy malo), pero humor al fin.
      Besos.

      Eliminar
  5. Lo importante es leer, aprender, crear. Los comentarios nos abrigan y también nos delatan. A mi me encanta entrar a tu blog para disfrutar tus "cortos". Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julie, lo sé y lo agradezco. Me gusta la parte en la que los comentarios nos delatan, es la mejor.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. Pues me gusta mucho el ejercicio y el resultado, realmente somos así ;) una vez publicado nuevo texto... lo que les pase a los anteriores es cosa suya
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está, Anita, padeces de Blogosis, pero no te preocupes, que ahora el mercado farmacéutico ya creo los antiblogóticos.
      Un abrazo, me encanta verte por aquí.

      Eliminar
  7. Jajajaja. Genial. A veces las cosas que parecen importantísimas hoy, mañana no lo son para nada. Sin embargo, yo no podría vivir sin esa interacción blogger-lector (o blogger-blogger más posible y afortunadamente).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. X, otro caso de Blogosis, a veces se presenta como episodios, se los denomina 'brotes blogóticos', también recomiendo drogas que son antagonistas de los receptores dopamina D2, prueba con Risperidona, jeje.
      Un abrazo y gracias por el humor.

      Eliminar
  8. Gostava de ser "demente" como tu que escreves lindamente e dizes tanto em pequenos relatos. Eu já ando nestas andanças há algum tempo e digo-te em minha modesta opinião ter 250 comentários num post nos dias que correm em que anda menos gente na web é de facto extraordinário. Parabenizo-te por isso.

    Um beijo grande!

    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sou mais do que feliz por isso, minha querida Flor, porém, o importante é o carinho que encontrei em várias pessoas que conheci por aqui. Você é uma dessas jóias, sem sombre de dúvida.
      Vc acha mesmo que anda menos gente ne web? Acredito que tem a ver com o verão, quando lá no norte é verão o número de visitas no meu blog se reduz à metade.
      Um grande beijo.

      Eliminar
    2. Eu penso que também é devido à crise. Muitas pessoas tiveram que desistir da internet. Quem sabe também se tu tiveste a sorte de ter uns muito bons seguidores. E é claro é devido à tua maravilhosa escrita. Eu cheguei através do Antorelo e é assim, uns passam a outros. Fazem como eu, entraram, gostaram e ficaram para sempre.

      Beijo grande!

      Eliminar
    3. Verdade, não pensei na crise! Boa analise, Flor...
      Antorelo foi um dos primeiros amigos. Esse 'para sempre' foi demais, muito emotivo, valeu mesmo!
      Bjs.

      Eliminar
  9. Genial, Humberto!!!!!!!!! Un paralelismo contundente... En algún momento todos somos presa de una cierta "OSIS"(consciente o inconsciente, pero "osis" al fin...) ¿Seremos carne de diván, Dr.? jejejej Pero al menos, seguir creando o acumulando nos mantiene en acción; peor sería quedarse pegado a lo que ya tenemos o hicimos, "adorando" lo obtenido. De un modo u otro cualquier modus operandi tiene su perfil psicológico, jajajaja
    Pero aquí estamos!!! Disfrutando de tu maravilloso e ingenioso relato engendrado en días de lluvia porteña... Un abrazooooooooooooooo, me encantó!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer leí un término que me encantó y que cabe para los que andamos en estas cosas... 'quiet obession', obsesión calma, o algo así, es decir, todavía no dañamos a nadie. Todavía.
      Un beso y gracias por el sentido del humor.

      Eliminar
  10. Todo es así, me basta con la opinión de mis amigos a quienes aprecio sobre manera hemos sido fieles lectores. Muchas personas esperan a que llegues a comentarles para llegar a visitarte y comentar, creo que eso es bastante molesto porque todo tiene que ser recíproco. Pero así es, todo tiene un principio y un fin.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has tocado un tema álgido, Pluma Roja: te comento si me comentas. En mi caso, no puedo quejarme, hay decenas de personas que pasan todas las semanas y yo apenas puedo pasar una vez por mes. Eso sí, uno enseguida se da cuenta cuando alguien espera la visita para venir. ¿Quejarnos de eso? Creo que no, son modalidades de vinculación, como en la vida real.
      A mí me encanta poder decir lo que me plazca, como todos hacemos en nuestros espacios.
      Y sí, más de acuerdo imposible, todo tiene un fin, incluso los blogs.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Será tal vez producto de mi característica marcadamente hipocondríaca, pero me identifico plenamente con la personalidad patológica que se alcanza a delinear en el relato. Si pudieras (via mail, claro está) enviarme la dirección y teléfono del eminete Dr. Jaco Laconis te estaría eternamente agradecido, pero no tanto como lo estoy por tus regulares posteos.
    A mis entradas no las comenta casi nadie (lo cual habla bien de la sabiduría bloggera), pero convengo con vos y con muchos de los compañeros, que la cuestión de los comentarios, es en si misma, todo un tema.
    Abrazo, querido Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta que una vez entré a leerte y tenías un par de comentarios, sin embargo, la entrada era magnífica. ¿Importa?, bueno, en algún punto puede joder, pero convengamos que muchos blogs populares no alcanzan el nivel del tuyo. No voy a hacer nombres, claro, pero hay uno en especial que tiene más de 10.000 seguidores y es... patético.
      Un abrazo y a escribir con libertad y ganas.

      Eliminar
  12. Todo es una practica un aprender y de esta manera lo compartimos. Me encanta.

    Lo mío..se comparte, aprendo y muestro. Es un ir y venir. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó tu visión, aprender y mostrar el resultado. Después la vida dirá qué pueda pasar, lo importante es que nos sintamos conformes con lo que hacemos... es decir, nunca, jeje.
      Besos.

      Eliminar
  13. De ese lado mantienes la mente fresca y la creatividad, que no entiende de juicios, o eso al menos necesitamos creer para no caer en la obsesión del que guarda cadáveres en el armario por temor a mostrarse como uno más.
    De este lado pasean tantas personas que nos visitan; algunos sencillamente nos saludan con la mano, otros llegan con el espejo debajo del brazo, obcecados en no mirar a través de nuestros ojos. Pocos nos conocen, y qué más da… si la creatividad goza de la libertad necesaria que le brindamos para que el primer y último texto que salga de nuestras manos, se conviertan en lindos retales que compongan nuestro traje de escritor.

    Obsesionarse no es sano, ni con lo de uno mismo si quiera.

    Un abrazo, Humberto.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hay algo más importante que lo que escribimos (o dibujamos o pintamos)? Yo agradezco profundamente cada visita y cada opinión, pero reconozco que lo importante debería ser el texto, nada más.
      Un abrazo, querida amiga.

      Eliminar
  14. Escribir en mi caso es vida, aunque siempre habrá vida más allá de las palabras, un comentario se queda, permanece lo justo y en su peso para quien lo deja y así creo que lo aprecias. Escribe Humberto, yo personalmente lo disfruto mucho. Aquí no llueve, pero podría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo escribo y lo disfruto, y me gusta que cada uno entienda un texto de formas diferentes. Sería horrible un texto con explicaciones.
      ¿Dónde está la vida más allá de las palabras?
      Un beso.

      Eliminar
  15. ¿Reconocimiento? No sé las razones que tiene cada uno cuando decide compartir en su blog sus creaciones o las ajenas, pero hay que ser honestos: los que creamos 'necesitamos' compartir nuestra obra porque ¿qué sentido tendría -por ejemplo- escribir para uno mismo cuando ya nos sabemos desde antes de hacerlo? Otra cosa es darle excesiva importancia a la cantidad u obsesión (OSIS), y nos molestemos o nos preocupe andar 'buscando formas' de ser leído o comentado por el mayor número de personas creyendo que de esta manera seremos más valorados o... "comprendidos".

    (Tú siempre original, mi querido HD)

    Besos.

    Geles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, querida Geles, todo artista (y no tanto) necesita mostrar lo que hace, pero hay que sostener las obras con honestidad, como dices, no buscar el rápido aplauso. Eso es fácil, pero se paga con las OSIS.
      En lo que a mí respecta, me hago cargo de buscar forma de ser leído (mando mails y aviso en facebook), pero cada vez hago menos números.
      Hay ciertos amigos que sí espero con ganas, porque son referentes artísticos o referentes amistosos.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  16. Conozco otro caso.

    Cuando se roban el escrito de otro.

    Esos son "politicos precoces".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me hubieras dicho esto hace un par de años, no te habría creído, pero descubrí un par de plagios por ahí y te digo: sí, hay bastantes 'políticos precoces'.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  17. Yo agradecido. Sabía que sufría de algo pero no conocía el nombre. por lo que me he ahorrado una consulta.
    Así que... ¿Blogosis? Bueno. me cuento entre esos dementes
    Ah! y entre los amigos de siempre. los que te dicen que tal escribiste con cierta regularidad aunque te pongan ¡Que lindo! y se vayan. Son más agradables que aquellos que se suman a tu blog para que te sumes al de ellos y después no los encuentras ni con Interpol.

    Un abrazo amigo. Sigue deleitandonos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo quejarme, la mayoría de los que se anotaron, pasan... Bueno, ¿un 70% te parecería bien? ;)
      Un abrazo, querido Daniel.

      Eliminar
  18. Tu eres el de siempre, sensacional: pero estamos -la gran mayoría- de vacaciones, en nuestros pueblitos preciosos o donde se puede "cargando las pilas" para volver en septiembre con más energia y disposición de lucha.
    Te queremos
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que no fue una queja, Alma, al menos no concientemente. Es una humorada a los que, semana tras semana, necesitamos renovarnos, recrearnos en el arte.
      Que disfrutes de esas vacaciones, luego vendrán las nuestras ;)
      Besos.

      Eliminar
  19. ¿Tiene tratamiento?¿Terapia de grupo? o estamos perdidos para siempre... Hoy los jardines cumplen dos años, la charca uno... y me siento como ese loco de los blogs. Hoy tenía que leer algo como esto. Gracias por escribirlo
    saludillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tratamiento y hay medicación. ¿Qué te parece publicar un libro y vender 200.000 ejemplares? ¡Eso sí que cura, eh!
      Me alegro que te haya caído como anillo al dedo, mi querida ranita.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  20. La similitud que has hecho me parece acertada, menos en lo de la locura,quien también escribe está muy lejos de ese estado.
    Además de eso, ahora sé que mantener un blog cuesta tiempo y esfuerzo, y claro, no quiero ni pensar que todo eso se cayera por los suelos, no sé si tendría fuerzas para empezar de nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos cosas, para mí...
      No hay persona cuerda que quiera escribir en serio, hay una fibra de locura en todo aquel que intente seguir esta carrera.
      Si este blog se borrara, empezar de nuevo sería otro desafío... pelo dolería, uf.
      Un beso.

      Eliminar
  21. A veces, los escritores, cuando saben que son leídos y con indiferencia (más bien atenta) empiezan a ser mitos de sí mismos. Esto, gracias a la literatura, es una de las mil manías que persiguen a los escritores. Otros, los de más bajo perfil, se la pasan escribiendo de espectros y cosas poco construidas, pero buscan, en el fondo de sí, una indiferencia más bien atenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Camilo, hay pequeños trazos que muestran al genio. La sutileza de 'indiferencia atenta' es un hallazgo maravilloso, te lo digo con indiferencia, pero atentamente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Mira que la indiferencia comienza a medirse conforme más divergen las líneas.
    Así explicábamos a nuestros alumnos con deficientes trucos metodológicos en qué consistían las dichosas líneas paralelas.
    Véante mis ojos, blog por blog, que el estío hace estragos aun en el más asiduo seguidor.
    No es mi caso, please.
    Por tanto, abrazos mil, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No querría que se entendiera la entrada como una crítica al estío norteño y al consecuente distanciamiento de los veraneantes, querida Pilar, aunque este blog 'no profeta en su tierra' lo padezca.
      Sé que no es tu caso, hace un par de comentario justo hablaba de ti.
      Me interesó la teoría de las líneas paralelas. ¿Divergencia entre la línea del escritor y el lector?
      Un beso enorme.

      Eliminar
  23. Jajajaaa, un siglo de estos puede que llegue a tener blogosis, como quien tiene cistitis, que también se cura, o quizás la tenga ya... El caso es que considero esta entrada tuya beneficiosa para la salud mental y emocional. La he disfrutado un montón. Un abrazo desde Gran Canaria, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malena, es una alegría lo que dices, porque era la idea, un relax sostenido desde una broma a nosotros mismos.
      Pero cuidado, la blogosis es más grave que la cistitis, aunque duela un poco menos ;)
      Besos.

      Eliminar
  24. Somos como Diógenes/ acumulamos mentiras/ desastres en el ego/ somos pecadores/ somos como las ratas/ pero dormimos en buenas camas/ y bebemos café caliente.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, me complicaste la vida, Sarco, voy a prepararme un café... y tal vez me meta en la cama para no salir hasta que algo cambie.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Lacan se equivoca.
    Recolectar y guardar esta en nuestro hardware.
    Es mucho mas facil cazar que mantener lo cazado.
    Nunca puede ser considerado psicosis,algo natural.
    tener cinco dedos en cada mano es natural no puede ser nunca una enfermedad.
    pasemos al escrito,hay nos engañas,haces un paralelismo formal,y nosotros incautos lectores creemos que es de contenido.No tiene que ver lo que dice Lacan a lo que dice Laconis.
    La foto terriblemente buena, se parece un poco a Rajoy.
    Me ha gustado muchisimo la historia.
    saludos.
    m.i.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago una aclaración MUY importante. El texto está tomado del Seminario 3 de Lacan, pero esas palabras son para criticar lo que otro psicoanalista piensa de la demencia precoz, paso a copiar lo que dice luego y verás como NO se equivoca:

      "Darían ganas de hacer con este apólogo una fábula para mostrar que eso hacemos todo el tiempo. Diría aún más: acumular multitud de cosas sin valor, tener que pasarlas de un día para otro por pérdidas y beneficios, y volver a empezar es buena señal. Porque cuando el sujeto permanece apegado a lo que pierde, no puede soportar su frustración...".

      En lo demás, tienes toda la razón: sólo forma por contenido.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Solo queda pedir perdón,al señor Lacan y al señor Laconis y a usted,por haber volado tan ligeramente,y haber saltado tan rapido a la conclusión.
      Una imagen REAL tengo en la mente:
      Muchos niños en la playa,canalizando el agua del mar,en la zona donde mueren las olas.
      Todos los niños mas de 100 con sus cubitos y palas hacian presas,canales,castillitos.
      Las olas venían,y se llevaban parte de lo hecho.
      Los niños,sin importarle demasiado seguian con sus obras de ingeneria.
      Mi intervención sólo pretendia salir en defensa de esa imagen( cosas de mi mente)
      Reitero,la historia me ha encantado.Como penitencia a mi error prometo leerme el seminario de Lacan.
      Un abrazo.
      m.i.

      Eliminar
    3. Nada que disculpar, Mente Invisible, el error fue MÍO por sacar una frase de contexto y así modificar la idea del autor (cosa que suelen hacer muchos periodistas o políticos). Entonces, si no tienes que pedir disculpas a Lacan, ni a Laconis, ni a mí, ergo, no hay ninguna penitencia que cumplir ;)
      La imagen de los niños en la playa es paradigmática, ¿cambiamos en algo con la edad? Bueno, en vez de palas y cubitos, algunos usamos otros elementos.
      Muy agradecido por tu interés y feedback.
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Una similitud sorprendente, yo no soy bloguera pero veo que varios se desviven por una visita o comentario. Lo mejor es que salgo lo espontaneo, no??
    Un beso pala-lelo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy quién para criticar a los otros colegas, cada uno necesita de un feddback diferente, en mi caso, como dije, con la visita me siento más que honrado.
      ¡Besos para-lelos, no, eh!

      Eliminar
  27. Querido Humberto Dib, acho que não tou num bom dia para traduções, então vamos lá...Uso meu blogue meio como terapia também, às vezes me confundo, meus textos não saem como eu imaginava que sairia, alguns erros gramaticais, e o mais doido, que são os seguidores e comentários, que particularmente adoro, mesmo que seja um, fico muito feliz, pois é minha chance de comentar o comentário, onde normalmente entendo melhor o que escrevi.
    Mundos paralelos, adorei o termo: las blogosis; a propósito ele já existia ?
    ps. Meu carinho meu respeito e meu sempre imenso abraço

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Um excelente dia para traduções, Jair.
      No meu caso, gosto muito do seus textos, são espentâneos e sinceros, um errinho não estraga o conteúdo geral.
      Blogose é um neologismo, claro!
      Um grande abraço.

      Eliminar
  28. Un poco ácido tal vez?
    Pero acertadísimo, hermano HD.
    Abrazos. Lalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ácido lisérgico, je.
      Un abrazo, Lalo.

      Eliminar
  29. También podría tener una lectura sociológica sobre los avariciosos que van acumulando riquezas , y que al final, cuando todo acaba, se tienen que ir igual que todos, tal y como vinieron, en la más triste desnudez. Era uno de los temas favoritos en el Siglo de Oro español de mi adorado Quevedo, seguidor de los filósofos estoicos, como Séneca, en muchas de cuyas frases están basados los mejores versos de la literatura española de todos los tiempos.
    Un abrazo, hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la impresión de que lo sociológico es la caja donde resuena lo psicológico, así que es muy válida tu asociación. Si analizáramos la vida con absoluta libertad de preconceptos, nos daríamos cuenta que da lo mismo ser mendigo que rey, ambos terminan en la misma tierra... para nada simbólica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. No sé porque me vino la imagen de la película The Last Castle. Uno no sabe porqué siempre junta guijarros, pero sabe que tiene que hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Especialmente la parte en la que Redford tiene en su manos las estrellas que antes tenía en sus hombros. Me gustó la analogía. Juntar estrellas, juntar guijarros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  32. Hacía tiempo que no pasaba por aquí. Si es que llevo un veranito, no diré que aburrido, pero....Así que un demente, es algo así como la voz que pregona en el desierto. A gente así, los Beatles compusieron una musiquilla que era "Nowhere man" pero o yo lo leí mal, o era "Norwegian lands". Para mayor información, no os perdáis "Yellow submarine" ahí viene, y creo que lo van a sacar en una edición digital muy buena, si no la han sacado ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que tu comentario es muy acorde al texto, no lo dudes, voy a tener en cuenta la versión remasterizada de 'Yellow submarine', ya me fijo si salió a la venta... o si está en Ares.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Ja! Está muy bien. Hay algo de insatisfacción siempre, después de los pequeños goces...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Estudiaste psico, Darío? Pues es una muy acertada intervención. Ay, la eterna insatisfacción...
      Un abrazo.

      Eliminar
  34. Paralelismos en reacciones. Momentos confusos. Aguas turbias que se vuelven netas de pureza en continuas transiciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me has dejado mudo!
      Muchas gracias, Pedro.

      Eliminar
  35. ¿De verdad duele la blogosis? ¿puede doler algo que el "paciente" desea hacer con dedicación, con esfuerzo, con cariño, con amor por las letras, con respeto, con ilusión y con grandes dosis de motivación ...?. No sé si duele o no, sólo sé que el paralelismo que has realizado merece un profundo respeto por lo original, lo creativo y por la similitud establecida entre el demente precoz y el bloguero demente.

    Personalmente coincido contigo en lo de agradecer cada visita realizada en nuestros espacios : sean cientos, miles o una sola. Que alguien te lea, o te de su opinión sobre un "boceto" una pintura o cualquier expresión artística que desees mostrar ...¡es muy grande!.

    Un abrazo Humberto. ¡Me gusta la entrada!. Los comentarios los leeré poco a poco, porque me interesa saber qué opina el resto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, dije que duele la cistitis, que la blogosis era más grave, pero que no dolía, pues, como bien dices, se siente de maravillas tenerla.
      Me encantó tu forma de explicar lo que los 'pacientes' sentimos, fue emotiva, muchas gracias.
      Creo que esta vez no tendrás muchos comentarios que leer, este tipo de entrada es mirado con cierta desconfianza.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  36. Interesante, muy interesante, hace tiempo que no puedo pasar, pues ando inmiscuida en algunos proyectos, que me llevan muy ocupada entre ellos mi próximo libro.

    No obstante Humberto quiero que sepas que no me olvido de ti aunque no aparezca todo lo que quisiera, sabes que eres uno de mis preferidos.!!! Lo sabes verdad??
    Tte mando un besazo muy fuerte, y mis mejores deseos querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, Lisebe, más de una vez me has dado muestras de tu afecto. Un libro es lo máximo, nada puede opacarlo, hay que prestarle toda la atención.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  37. Sí que son efímeras las vidas de la mayor parte de las entradas... Se las crea con mimo y pronto se olvidan, relegada por otra, y ésta por otra...
    Muy buena entrada! Me encanta siempre el doble sentido que le das a las cosas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo faltaría que uno las acariciara antes de subirlas y después... ¡Uf!
      Muchas gracias, Margari.

      Eliminar
  38. Excelente el paralelismo. Escribimos para todos, al menos en mi caso, y es bueno que nos lean, simplemente porque no escribimos para nosotros mismos. De ser así no nos importaría publicarlos. Me encanta como transmites. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco dos personas que escriben para sí mismos, yo les digo en broma que son onanistas literarios, por suerte son amigos y no se lo toman a mal.
      Un beso, Alma.

      Eliminar

  39. Hoy no voy a decirte lo bueno que eres, lo bien que transmites...solamente voy a dejarte un enorme abrazo, porque da la impresión que hoy algunos de mis queridos amigos blogueros, estais decididamente pesimistas...
    Se dice que el pesimismo de la inteligencia, es el optimismo de la voluntad.... ¿sera así?
    Pues ahí va de nuevo mi abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estuve leyendo mucho hoy, ¿andan desanimados mis colegas? ¿Qué nos estará pasando?
      Bueno, hay que compensar la falta de inteligencia con paladas de voluntad, sean éstas pesimistas u optimistas.
      Muchas gracias, Lore, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  40. Todos servimos para algo, evidentemente tú sirves para escribir y lo haces muy bien, nos enseñas a pensar. Y esto no es poco. Gracias.
    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias, Norma, de todas formas no es mi intención enseñar nada, te lo aseguro. Lo hago por el placer de escribir y de compartir.
      Un beso.

      Eliminar
  41. ...sera que me declaro "demente"?!?!?!?....
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué no? No es tan grave, después de todo.
      Un beso, Mery.

      Eliminar
  42. Muy cierto que podemos contabilizar dementes, mejorando a los presentes.
    Observo múltiples razones por las cuales escribimos.
    Contando entre las variantes: la demencia, desencuadres del ego,falta o sobra de autoestima, sueños ilusos, o de grandeza, o megalomanía, e innumerables razones desde científicas, comerciales absurdas, de espionaje, de apaches ,de vampiros y de gangsters.
    Desde luego sin omitir personas con ambiciones de records Guinness, ,así como fraudulentos, y también algunos fanáticos religiosos, al igual que abstemios jurados y alcohólicos anónimos y también borrachos conocidos.
    Como vez la lista se puede tornar interminable, así que hasta aquí la recorto para dejarla a nivel micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un científico, Carlos, no me imaginé que pudiera haber tantas posibilidades, creo que lo mío es por fanatismo religioso ;)
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  43. Formidable esta pieza de juego de espejos, Sr. Dib, tanto por su concepción técnica -creo que es tan obvio que huelga comentar más a fondo- como en su fondo, dado que tocas, con tus letras, la llaga de la que adolece buena parte de las blogsfera. Ironía critica muy fina, sin duda.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro, una palabra de aliento siempre es bienvenida y MUY agradecida.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  44. ¿Blogosis? no se que es, lo mío es amistosis, me encanta encontrar gente con ánimo y sentido del humor, como no soy alguien con capacidad para esto de la literatura, (apenas se leer y escribir) lo mio pasa sólo por un instante en que algo se me ocurre y simplemente lo escribo, nunca se si está bien hecho. Algunas cosas las publico.
    Trato de ser fiel a mi mismo, total......
    Un abrazo amigo, sigo disfrutando tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esta bien, querido Moli, porque esto sólo se trata de una humorada, más que nada dirigida hacia mí mismo.
      La amistosis me parece una de las más válidas 'patologías' para que nos contagien.
      Disfruto de tu visita.
      Abrazo.

      Eliminar
  45. Es muy interesante el paralelismo aunque esté hecho con humor, y por suerte no será tan insano insistir un poco, un poco nomás para que las BLOGOSIS no hagan estragos… Desde mi mirada simple (nunca como la de Jaco Laconis), intuyo a este espacio, que es para muchos una expresión de sí mismos, casi como un juego, una ficción, un espectáculo. Pero donde casi siempre están las ganas de crear, la necesidad de cambio o de que continúe algo de nosotros (me “rescato” aquí antes de perderme). Y se termina mostrando un poco “la hilacha” de lo que somos. Hay mucho de individualismo, y una pretendida indiferencia como dijeron por allí, no tan indiferente. Más o menos como en la vida. Sólo que la exposición a veces es menos costosa. Es un espacio donde todo parece estar “nivelado”, aunque yo creo que el talento no se nivela, que no todas las creaciones son fantásticas, si bien lo son a veces para uno mismo, y que el otro a quien a menudo no se toma muy en cuenta (en ningún espacio del planeta), también tiene derecho a elegir, a tener una opinión sincera o a no tenerla. Con una mano en el corazón, ¿quién publicaría si no quiere ser leído? Si publico es como cualquier obra de arte, habrá quienes la acepten y quienes la rechacen, quienes se sientan a gusto o no. Pero siempre habrá algo que nos llegue y algo que no. Y es sano poder decirlo y aceptarlo. Como en la vida real estará el que espera recibir para dar, el que te envidie, el que te endiose. Pero lo digo desde fuera, tus escritos son a mi juicio imperdibles y el placer de leer esas palabras tan bien conjugadas que para vos serán batallas, pero no nos damos cuenta, es para mí el sentido de pasar por tu espacio, pero también al leer los comentarios, se abre un pequeño mundo de gente que “potencia” con anécdotas que enriquecen, con su apoyo, y que emociona a veces. He leído “El guardián de identidades” y me he puesto muy triste con el duro choque de la ficción-realidad en un doloroso y valiente comentario.
    Me parece que todo esto es importante para la vida de un blog, que no se quede solita la creación. Pero también hay a quienes no les gusta tanto salir al encuentro, y sucede eso que decís que a veces un escrito excelente puede tener 2 comentarios. ¡Perdón por la lata, el mío ocupó el espacio de 40!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y ahora qué digo yo?
      Cada blog tiene su razón de ser, todas respetables, las mías: el aprendizaje y, fundamentalmente, la experimentación.
      Ahora bien, recibí más de una sorpresa, las más emotivas tienen que ver con gente muy amable que conocí.
      Un beso, Ana, y muchas gracias por tu tiempo.

      Eliminar
  46. Humberto:
    Interesante paralelismo.
    Lo único cierto es que nadie puede saber cuál es el valor intrínseco de sus escritos.
    Quizás para este caso, tenga cabida aquella frase que decía mi abuela: "de aquello que tú no quieres, yo tengo mucho para dar".
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El valor intrínseco de un relato se le escapa hasta al propio autor, creo. Más de una vez alguien me indicó un sentido diferente que a mí se me había pasado. Y eso me ENCANTA.
      Tal vez me interese lo que tengas para dar, Arturo, por ejemplo, una sincera retroalimentación artística.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  47. Muy bueno, Dib, siempre da la nota, le gusta eso no?
    Un abrazo, amigo.
    Osis :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta escribir lo que me plazca, anónimo, no sé si eso sea dar la nota. Si no escribo lo que me gusta acá, ¿dónde entonces?
      Un saludo.

      Eliminar
  48. Humber:
    El paralelismo es inequívoco pero yo prefiero a todos los locos, a los que dan todo por lo que aman.
    Besotes lindo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, te tomo la palabra, si andas por aquí, por Argentina, te llevo en una visita guiada al Hospital de Salud Mental Borda, luego me cuentas, je.
      Ah, gracias por la mentira final.
      Un beso.

      Eliminar
  49. Siempre, si se puede, una nueva oportunidad existira para escribir un nuevo post.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero claro, David, eso nunca se debería perder.
      Un abrazo.

      Eliminar
  50. En mi caso si mi blog se desvaneciera de un día para otro no sé como haría para recordar los textos que he escrito, porque a las dos horas de escribirlos no sé recitarlos de memoria...

    Por lo demás uno no debe apegarse a nada, ni a las colecciones, ni objetos favoritos. Esto lo aprendí luego de ver como las polillas se almorzaron, cenaron, e imagino desayunaron buena parte de mis libros que por años guardé en sumo cuidado.

    Saludos, abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo jamás pude recordar de memoria nada de lo que escribo, sin embargo, puedo declamar trechos de Shakesteare, de Wilde, de Joyce, de Beckett, etc. sin el libro delante. Creo que jamás les doy tanta importancia a los textos del blog.
      Tengo un cuento que habla de... mejor lo subo en un tiempo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  51. No hay nada nuevo bajo el sol.
    Besos besos

    ResponderEliminar
  52. Me gusta el texto excogido, me gusta el segundo porque me veo en él y... lo que es peor, me lo guardo todo para disfrutarlo también más adelante más despacio.
    Es un "experimento " genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace un año, aproximadamente, estuve a punto de cerrar el blog por un motivo que no vale la pena tratar. En ese momento, también me guardé algunos comentarios, pues eran muy creativos.
      Muchas gracias, Luisa, un abrazo.

      Eliminar
  53. Me pregunto al leer tu relato que pasaría si de repente desapareciera mi blog ¿Se borrarían también sus consecuencias? Mi pareja actual la conocí por mi blog. En mi caso me cambió -y bastante- la vida. Espero que el tuyo nunca desaparezca. Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no, creo que sólo se borra el blog.
      Por cierto, no mi pareja, pero sí muchos amigos... digo, conocí por aquí, algunos en carne y hueso.
      Un abrazo, Borgo.

      Eliminar
  54. ¡Que paralelismo tan bueno!!! Si me permites otra variante podría ser :
    La Blog-osis por su desinencia, se me antoja como la deformación del blog o mutación del mismo hacia otros temas que no fueron los pensados por la mente del autor cuando lo creó.

    La Blogu-itis, por la misma razón, la infalmación del EGO de quien lo escribe como si fuera el centro del universo, permitiéndose, incluso, dar premios a quien considera por decreto propio que tal o cuál bltácora son merecedoras de un regalo. El receptor como contraprestación, ddeberá agradecérselo rindiéndole fidelidad y pleitesía hasta alguno de los dos blogs muera.

    Desde este prometedor caluroso día de verano,

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena aportación la de la Bloguitis, me la guardo para repensarla una y otra vez.
      Lo de los premios, uf, es un tema. Cuando me los dan (esto ocurre MUY pocas veces, te lo aseguro) los acepto con cariño, pero jamás seguí la cadena. Lo que no significa que no me importe nadie. Hay personas en este mundo bloguero que me parecen muy creativas, otras muy cariñosas. Con varios me encontré aquí en Buenos Aires y en diciembre voy a España a conocer a otros.
      Mi mundo bloguero ideal sería: entro a tu blog, leo tu entrada y me voy feliz con lo que has escrito, el texto no necesita mi comentario.
      En fin, muchas gracias por tu atención.

      Eliminar
  55. Casi que diría que "Cada loco con su tema" :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, Eduardo, tal cual, je.
      Voy a contar baldosas, ya vengo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  56. Jajajaja!!!!!! Somos el festín de Lacan!!!!!

    Me encantó la imagen, me hizo acordar al himno argentino...

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Lacan pudiera opinar, creo que (después de contar sus lingotes de oro) nos diría algo interesante.
      ¿Al himno argentino? Ah, por lo de 'Susvín culos rompió', con las cadenas, digo.
      Besos, mi querida Novia.

      Eliminar
  57. =)
    ¡Me gusta Jaco Laconis! y me gusta cuando publicas lo que te gusta, porque a mi me gusta.
    Te abrazo Humb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cori. A mí me gusta cuando tengo noticias tuyas.
      Besos.

      Eliminar
  58. Hola Humberto:

    Estoy en un momento de "Blogosis" aguda. Por lo demás, si desaparece el blog creo que no pasaría nada. De hecho, pienso que mientras estés en "movimiento" estás vivo, si te paras...¿? Aunque... alguna vez he comprobado que siempre hay alguien que te extraña, sea esa la excepción.

    Interesante este paralelismo, un enfoque muy curioso, no porque nos resulte desconocido, es como si lo hubieras puesto delante de nuestros ojos... eso, lo que pensamos, pero, que no se habla de ello.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bueno, rescatar esa parte positiva: siempre alguien nos extraña.
      Por cierto, me encanta hablar de lo que no se habla, había pensado crear un blog relacionado con esto, pero no me da el tiempo. Estas 'denuncias' no tienen que ver con un espíritu combativo (bueno, tal vez un poco sí), sino con lo saludable que resulta quitarse máscaras, dejarnos de tanta hipocresía. No sé, no importa.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Quitarse la máscara, qué bueno, y el traje de color frialdad ummmmmmmmm, me apunto. Piénsalo. :-)

      Eliminar
    3. Voy a pensarlo, te lo prometo.
      Besos.

      Eliminar
  59. Jajaja, que bueno ésto de la Blogosis, que genera, comentarosis inteligentosis...

    Pasar por tu casa es disfrutar por partida doble.

    Besosis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi querida Adriana.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  60. Gran comentario y las imágenes.

    ResponderEliminar
  61. Es bueno muchas veces quitarse la máscara y mostrarse tal como eres,aunque a algunos no les guste.

    Un saludo Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un acto de honestidad, pero la verdad molesta, no hay vueltas. Sea como fuere, así son las cosas.
      Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  62. Creo que todos pasamos por esa época de blogosis, al final te das cuenta que lo importante es compartir independientemente del número de visitas y comentarios. Por cierto, echo de menos los relatos de humor negro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fiel reflejo de esto es la diferencia que existe en nuestros blogs, sin embargo yo disfruto mucho de lo que compartes, aunque no usaría esa ropa ;)
      Bueno, lo anoto, veremos si sale uno de humor negro.
      Besos.

      Eliminar
  63. que revelador, me gustan tus textos, son cortos y concisos. un saludo Dib!

    ResponderEliminar
  64. Respuestas
    1. Muchas gracias, Trizbeth, eres muy amable.
      Besos.

      Eliminar
  65. Hola Humberto!!
    Hablo por mí,no tendría que volcarme tanto en mi blog,si un día desapareciera...pensaría ya he tocado algo,jaja,pero me daría muchísima pena,pues allí he volcado pensamientos y sobre todo sentimientos que tenía en esos momentos,pero lo que realmente me produciría dolor sería perder todos los comentarios que me han echo a lo largo de este tiempo,las palabras de todos mis amigos blogueros sí que sentiría de verdad perderlas.
    En cada nuevo texto o poesía ponemos (pongo) mucho de nosotros, es una forma de desnudarnos,de quitarnos la máscara y ser realmente nosotros mismos(sigo hablando de mi,jaja) es un desahogo virtual, un escape, una ventana abierta donde entra aire fresco y que necesito se mantenga ¿qué haría yo sin vosotros...??

    Ejem...que me he ido por los Cerros de Úbeda,perdona, lo que yo te digo,es un desahogo, jajaja,me gustó tu relato, tu paralelismo...siempre quisiera poder seguir leyéndote,mas creo que si importante son las entradas, los comentarios también lo son, pues es una comunión con los amigos que te leen, expresan su parecer a lo cual puedes responder y así se convierte en un diálogo maravilloso y enriquecedor, no sabría que hacer si quitara la forma de comentar,sin saber que opinan de lo escrito, sin sus ánimos, sus palabras de aliento, sus abrazos...

    Venga que ya termino,jajaja...
    Humberto,continúa experimentando para tí, por tí y hacia nosotros toda tu creación!!!!
    Un fuerte abrazo!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre tus textos, es importante que te gusten a ti y que te sirvan para engrandecer tu alma. Claro que es hermoso cuando alguien te da el honor de un halago, pero así y todo, lo esencial es que uno se sienta conforme. En tu caso, como sé que eres una persona muy afectiva, percibo que necesitas de esa caricia, de ese abrazo, así que desde mí siempre lo tendrás.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  66. Yo cerré uno un tiempo y volví. Estoy en la granjita de recuperación, Dib.
    No estoy colaborando para nada juaaaaaa En tu cara, Lacan!
    Siempre afilado, Dib. Saludos van!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace poco un amigo me preguntó, hablando de mis escritos, si no tener estilo era un estilo. Fue inocente el comentario, pero reconozco que me tocó un poco, si hubiera sido una batalla naval, habría dicho 'averiado'. Lo que trato de hacer es de no repetirme, de usar diferentes técnicas, diversos recursos, pero yo creo (tal vez una creencia demente) que tienen un estilo propio. El filo, por ejemplo, es parte de ese estilo, aunque no siempre se entiende que no estoy 'atacando' a nadie, que sólo escribo sobre una idea que (eso sí) pueda incomodar.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. A "afilado" le doy un sentido de mixtura entre agudeza, buen manejo de la ironía y juego con la polisemia, eso que es tan difícil de lograr y se lee en tus textos naturalmente. Y eso, además de estilo, es oficio de escritura.
      Ve, Dib, a mí no me sale y de ahí, mi aclaración.

      Eliminar
    3. Para mí, te hiciste entender muy bien, pero la ironía, muchas veces, es mal interpretada, digamos, como si uno estuviera mirando desde arriba a los demás colegas o a sus blogs. Te lo aseguro, me llegan mails de protesta por eso.
      Creo que te entendí lo de 'afilado', pero me salió contarte lo de este amigo, no sé por qué, posiblemente porque ese toque 'afilado' sea lo que une a todos los relatos, e intenta darle un estilo.
      Un beso.

      Eliminar
  67. Me gusta la idea de apilar textos como piedras, uno tras otro, como si no supiéramos hacer otra cosa. Aunque a veces, tengamos ganas de bajar los brazos y esta porfía insana de robarle historias a las páginas en blanco o los monitores esté casi siempre condenada a la insatisfacción quizás, por ello, seguimos escribiendo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La insatisfacción tiene esa doble cara, la de la crueldad y la de el impulso. Es cruel, porque nunca terminamos de estar conforme, y si lo estamos, dura unos días. Es el mayor impulso porque nos acicatea para que tratemos de mejorar o equilibrar el nivel que creímos que alcanzamos. Literaturosis, tal vez.
      Un abrazo, Horacio.

      Eliminar
  68. Já, qué interesante.
    Todo encaja perfectamente.

    Hola!
    Claro que no hay ningún problema en que uses alguno de mis dibujos para escribir algo, al contrario, sería muy lindo.

    El que más le guste Sr. Tómelo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ña, luego veo uno que me inspire y escribo algo.
      Un abrazo y muchas gracias por el permiso.

      Eliminar
  69. Humberto...no solamente a ti te pasa que decaes, a mi como a todos, Lo mio es de poco valor, me felicito sola si nadie lo hace, me hace felìz estar aqui en comunicaciòn con los que sigo y no me siguen jajajja y los que me siguen y dejan un comentario, y en algunos que veo que no vale nada lo que he escrito y me felicitan...me digo...pobre que me va a decir.
    Me encanta visitar y hacer comentarios pero a veces me resulta dificil hacerlo en algo sobre lo que no entiendo como esos grandes poetas que escriben con letras de oro...les dejarìa solamente un signo de preguntas... ?.... jjajajaj.
    Son las 3.30 a.m. un horario especial jaaja para dedicarte unas lìneas y decirte que cada tanto tòmate un descanso, nosè como haces en responder a todos, si a mi me llegan poquitos y me lleva tiempo.
    Gracias por dedicar tiempo en interesantes temas y que se cumpla el deseo de hasta donde quieres llegar

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos cosas, querida Doris: Es cierto que muchas veces me siento abrumado por la cantidad de visitas que 'debo'. Pero cuando digo que debo no me refiero a una obligación, sino a una devolución de afecto, porque aquí recibo mucho. Responder aquí no me cuesta, trabajo con la compu, así que estoy siempre online, esa es una ventaja.
      Muchas gracias por tu deseo, yo lo espero con fervor.

      Eliminar
  70. El blog a mi Humberto...me sirve para remover mi alma Un gran beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si la remueve, la misión está cumplida, tu blog te brinda una gran satisfacción. Aclaro otra vez, 'Paralelismo' no fue una crítica, y si tiene un aire de ironía, soy yo el destinatario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  71. A mi el blog me sirve para dar un pequeño homenaje a la música que tanto significa para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, Odialex, y en muchas ocasiones coincidimos. A mí me gusta tu blog, lo conocí y cuando puedo voy con alegría.
      Un abrazo.

      Eliminar
  72. Pues no me cabe duda de que eso existe y nos pasa. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es 'sano', pero nos pasa. Lo cierto es que hay una vida fuera de los blogs... o eso me dijeron ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  73. Hola
    Soy una lectora habitual de tus entradas. Siempre vuelvo porque me gusta la forma breve en que cuentas mil cosas... Hoy se me dio por dejar mis huellas en tu espacio y lo hago con gusto. Soy una empedernida lectora de blogs, a pesasr de mis años, sigo aprendiendo de cada letra, de cada caso, de cada blog.

    Un saludo cordial
    y un beso de sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo agradezco esta huella, porque hay muchos lectores silenciosos a los que querría agradecer, tu comentario me sirve no sólo para darte las gracias a ti, sino a todos los que no sienten deseos de dejar una palabras.
      Un beso de sábado, aquí lluvioso.

      Eliminar
  74. Hola amigo Humberto: me siguen encantando tus relatos y lo digo como halago pero halago cierto y sincero. La verdad es que hay mucho ingenio en cada uno de ellos. Sí que es verdad que algunos son magistrales y otros no tanto (eso quien mejor lo sabe es el propio escritor si es objetivo consigo mismo y su obra).

    Tiene mucho mérito que respondas a la mayoría de tus comentaristas porque es una labor ardua. Más con tanta cantidad de visitas y comentarios.

    Insisto en que me gusta tu estilo, tus vueltas de tuerca y tu originalidad. Puro talento escrito que nos das a tus lectores y que dejan de pertenecerte para pasar a este lado nuestro donde lo hacemos nuestro (valga la redundancia).

    Oye, Humberto, ¿esto del blog, la blogosis que nombras, engancha? ¿es una adicción perjudicial? Espero que no y sea beneficioso para nuestra salud. Para nuestra salud mental.:):):):)

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras en vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mos:
      Cuando sale un texto de esos muy buenos (porque a veces pasa), uno sabe que la alegría del momento se va a oscurecer a los días cuando haya que subir otro. Es difícil ir siempre hacia arriba, es necesario permitirnos fallar para generar ese efecto 'montaña rusa', pues así es la inspiración, así es la vida, en definitiva.
      La 'Blogosis' es un invento mío, lo que si es cierto es que no debemos creer que la vida real está en el ordenador. Eso sí es patológico, afecta a adolescentes y adultos por igual, uno de los grandes males del posmodernismo: aísla.
      Un fuerte abrazo, Mos, ojalá la estés pasando muy bien.

      Eliminar
  75. A veces es necesario la destrucción para dejar paso a la nueva creación
    Siempre es un placer devorar tus letras
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque cause dolor destruir, es así.
      Un beso, querida amiga.

      Eliminar
  76. Fue genial leerte de nuevo, es increible lo que escribes. Se nota cuán inteligente eres y lo bien que se te da Humberto.
    Un beso cielo!
    http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por las palabras tan cariñosas, May.
      Un beso.

      Eliminar
  77. entretenido el juego... suele suceder que se acumulan cosas, textos, historias, incluso información que a nadie le sirve... si resetearamos el cerebro... quizas cuanto espacio libre nos quedaria!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez totalmente libre ;)
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  78. Para mi, ser bloguero es como sembrar un pequeño huerto, al cual debo labrar, abonar y cuidar de que las malas yerbas no lo dejen desolado.

    Me ofrece la oportunidad de conocer otros huertos y a sus labradores, de los que he aprendido que la tolerancia, el respeto y la complicidad es un dogma de conviviencia.

    Como siempre sorprendes con tus textos y no dejas a nadie indiferente.

    Un fuerte abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu opinión de bloguero ahora exitoso, Paco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  79. Hay algo que tengo claro, me gusta tener un blog y dejar caer mis micros en él. Puedo matar y no pasa nada, puedo imaginar el mundo como yo quiera ¿quién puede impedirmelo? Está claro que tengo blogosis y además de las graves. Si desapareciera el blog, volvería a empezar sobre todo por mantener el contacto con una cantidad de personas a las que he llegado a apreciar y admirar y además, gracias al blog, he conocido personalmente, eso ha sido lo mejor. Es que me gusta tocar "carne". Este comentario tan largo es "culpa" de tu texto, haces reflexionar.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu reflexión, Elysa, en mayor o menor medida todos padecemos la Blogosis.
      También conocí gente real gracias a los blog, y espero conocer más.
      Un beso.

      Eliminar
  80. Me gusta leerte, no sólo por que me haces pensar, si no por que nunca dejas de sorprenderme.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Odry, tus palabras son muy amables.
      Un besote.

      Eliminar
  81. Vaya has reflexionado bien, y más en un blog cuyos comentarios son casi innúmeros. La verdad es que lo que cuentas tiene su razón, y yo diría que es más evidente en el facebook, donde hay una auténtica fiebre por escribir por escribir muchas veces banalidades insustanciales.

    Saludos Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que sucede es que lo que para uno es una genialidad, para otro es una banalidad. Ahí radica el gran problema del arte. Sí, es verdad, el facebook suele leerse: 'el amor es como una hoja al viento...' y ya no necesitas seguir. Principalmente cuando no te parece que el amor sea una hoja al viento ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  82. Humberto, debo reconocer que entrar en tu blog me produce un cierto vértigo. Tener más de cien comentarios, o lo que es lo mismo, más de cien lectores, debe ser una responsabilidad que a mí me abrumaría. No quiero decir que no me gustara, he de confesarlo, pero me produciría una enorme presión a la hora de escribir. Si supiera que más de doscientos ojos se van a situar sobre mis escritos me exigiría a mí misma no rebajar mi calidad. Pero tú cuentas con una ventaja: todos tus lectores son al tiempo admiradores, nunca críticos, nunca te dirían "lo que has escrito es insustancial e ininteresante". Por eso juegas con una baza que no todos tenemos y eso supongo que te relaja ya que tú escribes lo que te da la gana y siempre eres aplaudido, escribas lo que escribas.
    He leído en una de tus respuestas la siguiente frase: "Mi mundo bloguero ideal sería: entro a tu blog, leo tu entrada y me voy feliz con lo que has escrito, el texto no necesita mi comentario."
    ¿Crees realmente que los blogueros escribimos y exponemos nuestros escritos a los ojos de los demás sin importarnos las reacciones de nuestros seguidores? No lo creo, si fuera así no los publicaríamos o, en todo caso, pediríamos a nuestros lectores que no dejaran sus comentarios, solo que disfrutaran de ellos (o no). Pocos o ninguno lo hace. Necesitamos, más bien nuestro ego necesita, constatar que somos leídos y eso solo lo sabemos si se deja constancia de ello. Yo te pregunto: ¿cuántos de esos cientos de comentarios te aportan algo nuevo aparte de satisfacer tu ego de haber sido leído y de tener tantos amigos que te siguen? Al menos tú tienes la cortesía de contestar a todos, cosa que hacen muy pocos, aunque un porcentaje importante de los comentarios que leo en tus relatos son inconsistentes, insustaciales, no reflejan en absoluto la opinión del lector sobre tu escrito, se limitan a aplaudirlo. Por eso creo que la frase que te he citado es una contradicción con la manera en que planteas tu blog. A mí me gustaría establecer un auténtico diálogo entre mis lectores y yo, pero a pesar de que mis lectores no pasan de 15 0 20 en cada entrada no lo consigo. En tu caso es tarea imposible. ¿Qué función cumplen entonces los comentarios a tus escritos? Yo siempre polemizando, soy incorregible. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, te respondo por partes, voy a usar dos respuestas, pues blogger no permite tantos caracteres:

      1. A mí también me produce vértigo.

      2. No es la misma cantidad la de lectores que la de comentarios. Este blog, por semana, recibe unas 2.000 visitas, de las cuales apenas una mínima cantidad deja comentarios. Hay un par de artilugios que te brindan fácilmente este dato: Analytics, My Stats, Feedjit, etc. Yo uso esos tres, pues en diferentes momentos entraron anónimos a insultar y estos dispositivos te dan localización, fecha, hora, IP y otros datos de las personas que entran.

      3. Otro dato, a mayor cantidad de comentarios, mayor cantidad de gente que NO quiere dejarlos (paradoja), porque les parece que es un sinsentido decir más, o porque creen que no los leo, o por lo que se les ocurra.

      4. Es cierto, me genera una responsabilidad enorme, ciclópea, por eso tomé el camino que creí más adecuado: escribir sin censuras, sin reglas de sabedores, espontáneamente y, lo más importante, sinceramente, no buscando agradar. Si te quitas todos los prejuicios (propios y ajenos), los textos 'caen' como gotas de lluvia, ya que hay millones de temas para relatar. Creo que eso es escribir lo que a uno le venga en gana.

      5. No siempre soy aplaudido, en el mejor de los casos, cuando un texto no gusta, no dejan comentarios, en otros, me lo dicen, muchas veces por mail.

      6. Si los lectores son, a su vez, admiradores, debe haber una razón valedera para ello. Hace unos meses, una colega de blog me preguntó, en persona y a bocajarro: '¿Realmente te parece que lo que escribes es bueno?'. Pues yo creo que sí, le respondí, algo interesante deben tener los relatos. Vuelvo a lo mismo, creo que son auténticos y novedosos. Te lo digo con humildad, no estoy diciendo que soy Faulkner, Beckett o Saramago. No sabes cuánto me alegra saber de esos admiradores.

      Eliminar
    2. 7. Acá me encantó que señalaras la contradicción, pues aún no puedo resolverla. En efecto, para mí el blog ideal sería aquel en el cual lees el texto y luego te vas sin dejar comentarios. Cuando leo un libro de un autor contemporáneo, pongamos por caso Paul Auster, Haruki Murakami, Vila-Matas, etc. No le mando al tipo una carta diciéndole lo que me pareció su libro, simplemente le compro otro o dejo de comprarle, pero la comunicación me parece innecesaria. A Ishiguro le habría dicho que su libro 'Nocturnos' me pareció mágico, y a Auster que 'Un hombre en la oscuridad' fue vergonzoso, pero ¿para qué? ¿O piensas que a un escritor le afecta la opinión o que van a cambiar su estilo? No sé cómo o por qué escriban otros blogueros, yo lo hago por el indecible placer que me provoca leer un texto que cierra, porque no querría que muriera en una carpeta, pero, en verdad, no necesito que me digan que les gustó. ¡Atención, cuidado, stop! No estoy diciendo que no me importa lo que dicen los lectores, por el contrario, les presto mucha atención y me siento tan querido que no tengo una forma viable de retribuirlo, pero si sólo pasaran a leerme y no dejaran una letra, me sentiría igual de feliz. Mi ego no necesita ser insuflado de esa forma. No soy ególatra, pero ojo, tampoco afecto una falsa humildad. Hubo un momento clave en este blog, creo que fue el 28 de setiembre de 2011. Ese día entraron 1023 personas, listo, ¿qué más puedo pedir? Me doy por satisfecho. Ahora bien, ¿por qué no quito la opción de comentarios? Es el próximo paso, seguramente lo haga a final de este año, y si todavía está habilitada es porque gente MUY cercana me pidió que no rompiera este feedback. Claro, querría tener OTRO blog para 'dialogar' con todos los que con tanta dedicación usan un tiempo de sus vidas para leer un relato mío, pero este blog podría funcionar perfectamente sin comentarios, y yo más que feliz por (sólo) ser leído. Ahí está el quid de la contradicción.

      8. Para mí es más importante un 'me gustó' de un lector "verdadero" que un 'muy bien el uso de la 1° persona del singular porque generas blablablá, mientras que el uso de las anadiplosis y sinécdoques blablablá'. De esa forma, una anécdota cotidiana que alguien me cuenta me aporta más que la sapiencia de un teoricista, al menos la primera me mueve los afectos, lo otro me deja frío. Si quiero teoría, voy a Barthes, Derrida, Eco, etc; o los cientos de escritores que dejaron su enseñanza (in motion) en sus obras. Por lo tanto, jamás tildo de 'inconsistente' o 'insustancial' un comentario, aquí no soy el Dr. Humberto Dib evaluando capacidades cognitivas de sus pacientes, aquí soy un tipo que está aprendiendo y experimentando formas de expresión, y disfrutando de ello. No todas las personas tienen facilidad de palabras, tal vez a alguien le salga decir 'qué bueno' y nada más. ¿Somos mejores que ellos porque podemos ampliar conceptos? Creo que no, al contrario, nosotros estamos englosados.

      9. En mi opinión, ese 'autentico diálogo' que buscas es un ideal platónico y como tal lo respeto, pero llevarlo a la práctica, al menos a través de este medio, es imposible. Posiblemente se den otros diálogos, no tan 'auténticos', pero muy auténticos, espero entiendas la polisemia.

      10. La función de que alguien se exprese, al menos, mientras pueda. Queda poco tiempo, me parece.

      Me gustan tus polémicas, las respeto y, ya ves, les doy mucho valor.
      Un beso enorme.

      Eliminar
    3. Solo puedo decirte GRACIAS por tu tiempo y a mí también me gusta polemizar contigo. Como dice el comentario siguiente a este, yo también aprendo mucho de tus respuestas a algunos comentarios. Otro beso enorme para ti.

      Eliminar
    4. Si ambos disfrutamos, ¿qué más pedir? Por otra parte, yo te agradezco a ti, pues me posibilitas decir muchas cosas que en la entradas no se vislumbran.
      Más besos.

      Eliminar
  83. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  84. Perdón no pude evitar leer el comentario anterior! Yo soy una de las que te piden POR FAVOR que no saques la posibilidad de comentar porque en mi caso personal aprendo mucho de todos los que entran y fundamentalmente de ti Humberto, en muchos posteos entndí mejor cuando tu dabas una devolución a otra persona. Debe ser muy dificil respondernos a todos pero piénsatelo, eh, paso por muchos blogs pero solo te sigo a ti!!

    Tuve que leer el paralelismo de nuevo porque me perdí, jeje.
    Creo que todo depende de como la persona se tome a su blog, yo no tengo blog así que no me afecta la blogosis, jeje. Cualquier cosa que se convierta en una manía no es buena.

    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas cuánto ganas y cuánto pierdes al no tener blog... es decir, sales empatada ;)
      Un beso.

      Eliminar
  85. El tema de los comentarios daría para una tesis. O más.
    Personalmente creo que disfrutaba más el blog al principio cuando no tenía tantos comentarios.
    Intento corresponder a las visitas que recibo pero llega un momento en que eso deja de ser un placer para convertirse en una obligación.
    He pensado mucho en ello y creo que algún día tendré que tomar una decisión desagradable (para mí) al respecto.
    No veo otra salida porque de seguir así al final acabaré esclavizado por el blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que también sabes de esto, Toro, cuando quieras hacemos la movida en conjunto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  86. Imagine all the people living life in peace!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorry, the person you have dialed is unavailable at the moment, try later.

      Eliminar
  87. Hola Humberto, no me ha sido posible leer todos tus comentarios a " tu entrada".
    Solo quería trasmitirte mi opinión,tener un blog o no tenerlo no me parece tan importante, si realmente lo que te gusta es escribir, no necesitas ningún blog, ni siquiereas necesitas que te publiquen ni te compren nigún libro si tus ingresos económicos no dependen de ello.
    Por lo cual ni siquiera me parece importante "publicar o no publicar", quizas lo único bueno que yo le veo a tener un blog, aparte de poder tener un espacio donde poder expresarte, y comunicarte con otras personas, es si eso te enriquece como persona ( como ser humano o eso te empobrece, y ya no sé si tendrá que ver esto con los comentarios o no, quizas ni siquiera tenga que ver con los comentarios,porque la riqueza o pobreza interior se lleva o no se llava dentro independientemente de los comentarios, pero si que es verdad, que si un blog no trasmite nada a nadie y solo trasmite cosas negativas al mundo, el mundo le comentará cosas negativas ( supongo), eso es mucho suponer, en serio publicar o no publicar no es importante, que te compren o no un libro solo es importante si vives de ello, sino no me parece en absoluto importante.
    Los comentarios son solo importantes si enriquecen mutuamente, y si hace crecer a los propietarios del blog, si los comentarios hacen menguar a algun propietario de algun blog, ( como ser humano claro), entonces es mejor que no te comnete nadie, para eso incluso es mejor ni siquiera publicar, y ni siquiera tner un blog, para eso es mejor casi escribir tu propio libro desde el sielncio, no? tu que opinas?. El punto de vista es distinto, si escribes para que te paguen ( para poder vivir) o solo por el gusto de sentirte realizado escribiendo. besos y un abrazo. Hay que respetar siempre a la gente,incluso en sus propios silencios, ¿ no crees?, No crees que es respeto es tambien importante, o ¿tú no lo piensas así? quizas no haya cogido el sentido de tus palabras y sea demasiado torpe para comprenderte, lo siento si es así,y te pido perdón humildemente. Besos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, querida Amapola Azzul, me sorprende hasta dónde puede llevar una entrada de ficción, me maravilla, te soy sincero. Igual te aclaro que no me hago el inocente, cuando decido subir un texto así, intuyo que va a mover ciertos hilos.
      En segundo lugar, me sorprende que consideres que no es tan importante tener un blog y, sin embargo, puedas sostener 4 diferentes. No es una critica, por favor, no lo malinterpretes, simplemente me fascina pensar que una persona pueda disponer de ese tiempo y esfuerzo, pues, por lo que leí, los tienes actualizados y con buen material.
      En relación con tener un blog, coincido que uno de los objetivos más importantes puede tener que ver con cuán enriquecedora sea la experiencia humana que se genera a través de la comunicación, pero en mi caso, no lo voy a negar, también es esencial publicar, ya que no me gusta ver textos 'cajoneados'. Ahora bien, el valor de las palabras que dejan es muy subjetivo, de comentarios salieron varios textos, con comentarios me emocionaron, etc.
      No necesariamente un blog 'positivo' genera comentarios positivos, más de un colega padeció el ataque de anónimos que insultan o agreden. Este mismo blog sufrió varios embates, recuerda que hay personas muy enfermas detrás de la pantalla. Ojalá fuese todo tan naïf, me refiero a entregar afecto y recibir afecto.
      En cuanto a editar o no, depende de las necesidades de cada uno. Creo que va más allá del dinero que puedas ganar, muchos escritores sólo se sienten realizados cuando llegan a ver sus obras en los escaparates de las librerías.
      Respetar el silencio, es clave, por eso dije un poco más arriba que si alguien pasa, lee y se va, para mí eso es tan valioso como haber dejado una marca.

      No sé si nos hayamos entendido.
      Si tu reflexión nació del texto: no, no nos entendimos, pues el relato es pura ficción, como TODOS los que aquí vas a leer.
      Si tu reflexión nació de las respuestas a los comentarios, ahí sí, porque ahí hablé yo como persona real... creo. ;)

      No me pidas perdón porque no hay ningún motivo para ello.
      Te agradezco mucho tu opinión.
      Un beso.

      Eliminar
  88. Me gustó lo suyo, Sr. escritor :'....aquí no soy el Dr. Humberto Dib evaluando capacidades cognitivas de sus pacientes, aquí soy un tipo que está aprendiendo y experimentando formas de expresión, y disfrutando de ello. No todas las personas tienen facilidad de palabras, tal vez a alguien le salga decir 'qué bueno' y nada más. ¿Somos mejores que ellos porque podemos ampliar conceptos? Creo que no, al contrario, nosotros estamos englosados.'....Esto es maravilloso, esto es grandioso...esto es lo que ha creado y por esto me emociono y mucho...porque a pesar de haberme ausentado un tiempo largo...siempre estuvo presente en mis pensamientos...porque sus escritos permiten que se lo recuerde, que se lo tenga presente a diario...pero su manera de dirigirse a nosotros es lo que lo hace especial y tan querido...porque su trato es el de 'estar presente' siempre...sin discriminar niveles de cultura...porque además de leer sus cuentos...me maravillan sus respuestas, aprendo mucho de ellas...fortalecen mi caracter, le dan seguridad y le agradezco por ello ...a mí, me afecta así todo lo que hace y créame, no es poco...es mucho lo que le debo....¡¡ Siempre agradecida !!!

    Vaya entonces un gran abrazo, de corazón...por todo lo que hace...por permitir este acercamiento...por su humildad...su respeto...¡¡ lo admiro...lo quiero mucho , Sr. escritor !!!

    Mariana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mariana... No sé muy bien qué decirte, me dejaste mudo. Con la mitad de lo que escribiste, ya me doy por satisfecho de haber hecho algo que valió la pena cuando abrí este blog.
      Por cierto, se te extrañaba.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  89. Paso un rato muy ameno leyendote. Tus relatos son ingeniosos y divertidos, siempre me llevo algo cuando paso por aqui. "Blogosis", genial!!! Tengo blogosis (suena a enfermedad) bueno, quizas. :o)

    un abraXo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, Marilyn, muchas gracias por tu blogosis.

      Eliminar
  90. Ni modo Humberto, es parte de esta enfermedad, de lo necesario de escribir en el blog. Cuando nos demoramos en postear, hasta nos sentimos mal. Abrazos. Y a escribir el siguiente cuento y olvidar un poco los anteriores. Ah y gracias por la visita, ya ando actualizando. Je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me anoto en lo de 'nos sentimos mal'.
      Ya me daré otra vuelta por allá.
      Un abrazo.

      Eliminar
  91. Tras leer otro de sus estupendos relatos, le dejo datos sobre un certamen que descubrí buscando concursos poéticos. Si no le interesa,nada...yo lo dejo por si acaso.Al final hay un página web en la que buscar más información. Saludos.

    III edición de Premio Internacional de Microrrelatos “Museo de la Palabra”
    Podrán participar cuantos escritores de cualquier país del mundo lo deseen.
    Los originales cuya temática será libre (dos por autor, como máximo) estarán escritos en cualquiera de las siguientes lenguas: español, inglés, árabe o hebreo.
    Se establece un premio absoluto de 20.000 dólares para el mejor relato.
    Los relatos no podrán superar las 100 palabras. Se enviarán exclusivamente rellenando el formulario que se encontrará en las páginas web de la Fundación.
    Podéis consultar las bases completas y acceder al formulario de participación en la web Museo de la Palabra, de la Fundación César Egido Serrrano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paqui, por el dato y por la confianza.
      Ahora me informo mejor.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  92. Hola Humberto
    Como siempre llego aquí y veo refejada tu genialidad, tu creatividad, que muestras inteligencia y eso me atrapa, de la que haces posible distraer, aprender, comunicarse, y tantas cosas más.
    En cuanto a tu inventiva de la Blogosis, aún siendo ficción tu texto, de alguna manera nos ataca como un síndrome o algo así, solo espero que sirva para compartir historias, emociones, conocimiento, etc, etc.,y para sorprenderse siempre como pasa con tu blog.
    Te dejo un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hanna: siempre que sea positivo para su creador, el blog es una buena herramienta de comunicación. Ahora bien, no dejo de preguntarme si es tan importante cómo o qué comunicamos. Creo que sí.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  93. Me encantó leerte aunque no entiendo mucho cuando las palabras suenan metaforizadas o
    escritas en vocabulario donde uno debe tener
    el diccionario en la mano... tienes una faci,
    lidad de palabras increible y tu creatividad
    es original pues mantiene al lector "pegado
    al texto de principio a fin" con tu permiso
    te sigo y con suerte logro aprender algo de
    tu sabiduría.

    Un abrazo grande sin fronteras amigo.

    ResponderEliminar
  94. Hola Humberto, me ha gustado tu paralelismo. Y no te falta razón, tal vez deba ser así.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  95. Después de leer todos los comentarios sigo pensando que la mayoría de los blogueros, en el fondo, no sabemos para que tenemos un blog.
    Hace un mes google bloqueó mi cuenta y estuve varios días sin blog; me congratuló comprobar que no tuve síndrome de abstinencia (blogosis).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  96. Te leo y los leo a todos.Me uno a Gizela con su comentario.
    Casi todo es una adiccion
    Yo voy para los 6 años de lo mio.
    Me encantan tus letras
    Me hacen pensar lo locamente adicta que estoy a la pasion de las letras y la humedad continua de las palabras que no me dejan envejecer a traves de los años....
    .
    Desde el sol de Miami
    te envio un Gracias por tu hermoso comentario en mi pasion...

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?