20 de julio de 2012

El examen


“Sin excepciones, el examen tiene que respetar fielmente los pasos establecidos por la retórica antigua, esto es, el texto debe contener los cinco elementos de la oratio formulados por Córax de Siracusa: exordio, narración, argumentación, digresión y epílogo…”. Y ya no quiso seguir leyendo el enunciado.
Frente a semejante requisito amedrentador, se puso tan nervioso que rompió la mina de su Pilot H-165 apenas la apoyó sobre el papel para intentar garabatear algo y no tener que entregar la hoja en blanco. Apretó varias veces el botón, pero no conseguía que saliera otro grafito, entonces recordó que hacía tiempo que no recargaba el portaminas. Mientras se maldecía en voz baja, comenzó a presionar el botón con tal enojo que terminó saliendo una cuartilla enteramente redactada por el otro extremo del lápiz. Más desconfiado que sorprendido, leyó el texto una y otra vez para ver dónde podía estar el engaño, sin embargo, era tan admirable el examen como inexplicable su aparición. Sin pensarlo demasiado, tomó la hoja, se levantó y fue a entregársela al profesor, a la vez que miraba -burlonamente- a sus compañeros de clase, quienes se desvivían por redactar un párrafo digno.
Al otro día, cuando fue a buscar la nota, se encontró con que él era el único que no había aprobado. Claro, el examen debía estar escrito con tinta, como estaba indicado claramente al final del enunciado.

292 comentarios:

  1. Estimados amigos:

    Muchas gracias por las visitas y comentarios para ‘Una cena con Paul Auster’.

    Quiero advertir que alguien creó un falso perfil con mi nombre y foto, vinculándolo a este blog con el objetivo de agredir a otros colegas y que éstos crean que fui yo. Por suerte, me avisaron de lo que estaba pasando y eso me ayudó a rastrear el dato, pero como aún no tengo la seguridad absoluta de que sea él, prefiero dar sólo las iniciales: M.A. Este extraño sujeto tiene un blog en el que habla de su amor, digamos. Ya tuvo problemas con otras personas por plagiarles textos o dar consejos psicológicos. Si usara su mente para escribir con corrección, seguramente le iría mucho mejor. Increíble, pero real.

    Un fuerte abrazo de miércoles.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Leer siempre hacia el final!
    Besito de lapiz...

    ResponderEliminar
  3. Extraño es el mundo, y lo que falta acá, sobra allá, y allá falta lo que nos sobra. Y siempre falta algo para el peso...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, Diego, siempre falta algo, ¡qué cosa! Ya ni en milagros se puede creer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muriacita, en los exámenes pasan muchas cosas pero no milagros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, alguna vez se me dio un milagro a mí, lo recuerdo muy bien. Fue en un examen oral, había estudiado un único tema y me preguntaron justo ése. Dime si eso no fue un milagro...
      Un abrazo, querido Marcos.

      Eliminar
  5. Fantástico relato Humberto....¡el final no te lo puedes saltar nunca de leer! jaja Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que los finales son lo importante, este alumno no lo entendía así. Je.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Perdo: He querido decir "criaturita", refiriéndome al examinado.

    ResponderEliminar
  7. Las personas no solo no leen, no escuchan y hablan sin pensar. Se vive demasiado acelerado. Citando a Lennon: "La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes."

    Besos!

    PD: Ya me tomaré mas tiempo, asi te leo completo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo totalmente, las velocidades han cambiado, pero se redujo el nivel de entendimiento de la vida, el problema es que también se reduce el entendimiento de nuestra propia vida.
      Leerme completo es una tarea bastante difícil ;)
      Muchas gracias y bienvenida.

      Eliminar
  8. Formalidades.. seguramente, su examen era el mejor de todos. Reinvindiquemos la escritura con lápiz, como no..

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el hecho real que motivó este texto es que yo escribo con portaminas, no hay elemento que me guste más para que fluya un escrito... con grafito HD 0.5 o 0.7, dependiendo de mi estado de ánimo.
      Muchas gracias y feliz cumpleaños con un día de atraso.

      Eliminar
  9. Pues sí, sufrí y padecí varias veces, lo cual habla con risa burlona de mi inteligencia y nivel de concentración, el dilema de empezar a actuar sin haber terminado de leer y que al final dijera algo que implicaba cambiar todo. Recuerdo una prueba que decía en las primeras líneas 'nombre', 'apellido', etc, etc y en la última: 'por favor no escriba nada en estas hojas hasta que el profesor así lo indique'. ¡Un abrazo! F:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seamos sinceros, en el momento que teníamos una hoja de examen delante, se producía tal vacío mental que no era delirante pensar que pudiéramos alucinar que el texto lo escribía otro. Para no ponerme nervioso, yo me ponía algodón en los oídos, así no me perdía concentración. En fin...
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. He recordado momentos de mi edad escolar y lo he vivido tan nítidamente que me ha dado un poquito de retorcijones en el estómago imaginando el miedo a desaprobar cuando no entregaba un examen completo. ¡Qué nervios!

    Gran entrada!

    Un beso Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué momentos, Nuria! Los recuerdo con los pelos erizados. Pero ahora el examen es más difícil, ya que lo rindo cada día, como profesor, como escritor, como persona...
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Estimado Humberto, parece de ficción el comentario acerca del plagio y las agresiones, pero lamentablemente son situaciones reales, muy reales.

    Respecto al relato, e independientemente del gusto que siempre me proporcionan tus lecturas, recuerdo por muy repetida, la cuestión de la reprobación de un examen por cuestiones meramente formales, lamentablemente son situaciones reales, muy reales.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo está siendo demasiado real, delirantemente real. La ficción nunca pudo -ni siquiera- pisarle los talones a la vida real.
      Un abrazo, James.

      Eliminar
  13. Qué desgracia con esas benditas reglas, encadenan la imaginación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La creatividad, la imaginación, el ingenio, nacen de una mente que juega, del desasimiento de las reglas ortodoxas de la gramática de vivir.
      Un abrazo, Rafael.

      Eliminar
  14. Neste corre corre cada vez mais se toma menos atenção. Saber ler nas entrelinhas é o mais importante.

    Beijinhos Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para falar a verdade, gostaria que muitos pudessem ler as entrelinhas dos meus relatos, todos estão lotados de segredinhos, rsrs.
      Beijos, minha querida Flor. Ainda de férias?

      Eliminar
    2. Sim, ainda! Pois é e eu nem sempre consigo entender os segredinhos. Mas esforço-me jajajaja.

      Beijinhos.

      Eliminar
    3. Olha que até eu me surpreendo com esses segredinhos, estou falando sério, de repente encontro um trocadilho ou sei lá o quê que nem esperava... isso é bom para mim.

      Eliminar
  15. Lo que más me gusta de este relato es cómo la realidad -una vez más- atropella a la fantasía. Un texto de matriz insólita, Sr. Dib, en el que el tramposo -aunque nos caiga simpático por ser el narrador/sufridor- sale escaldado. Como siempre, excelente pulso narrativo.

    En cuanto a la suplantación de identidad y plagios, ¿Qué decirle? Dele tiempo, de ese que pone a cada uno en su sitio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro, tanto por tu siempre brillante interpretación del texto, como por el consejo en relación con esos delirantes del mundo virtual... que los hay y muchos, más de los que imaginamos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Ya no sé qué decirte cuando te leo...
    Maravilloso, original, genial, me encantó!!
    Jajaja! Qué no habría dado por tener ese lápiz en varios exámenes de la universidad... Y por acordarme de pasarle la tinta encima, ¡eso sí!
    Un beso, todavía tengo la sonrisa en la boca, me gustó muchísimo este texto (sorry que sea reiterativa, pero leo mucho, y no todo me gusta tanto, no te creas, eh!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy bien, hay que ser exigentes a la hora de leer.
      ¿Qué más puedo decirte? Ya lo expresé en tu blog.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  17. Dib:
    Es un problema interesante el que planteas. Un examen maravilloso pero que no responde a lo que se pregunta ¿debe ser puntuado positivamente? ¿Se han de respetar siempre las reglas de juego? Los profesores piensan de una forma y los alumnos de otra, claro.
    Pero pongamos un ejemplo: Examen de violín. Tema: interpretar La primavera de Vivaldi. El alumno se lleva el violonchelo y toca El invierno de Vivalde. La prueba es una maravilla pero lo suspenden.
    ¿?
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema interesante, Dyhego. Creo que todo depende del profesor o de las exigencias que a él le impongan.
      Yo hace 22 años que soy docente universitario, en mi caso soy tan abierto como me ves aquí. Es más, en muchos cursos no necesito tomar exámenes, basta con escuchar lo que opinan o cuánto participan los alumnos durante el cuatrimestre para saber cuáles deberían ser sus notas. Pero las universidades exigen pautas: que quede un registro escrito de su conocimiento, que esté escrito con tinta para que no se pueda agregar ni quitar nada, que... y así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Las consignas hay que resparlas, podés ser brillante pero si no respetás lo pedid, es porque estás sumergio en la soberbia de tu saber, sin leer o escuchar lo que se te pide. Me encantó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez me sucedió que a un alumno le pregunté (es un ejemplo) qué número está entre el 7 y el 9, entonces comenzó a decir: los números son, 1, 2, 3, 4, 5... etc. Lo desaprobé, por supuesto, porque ahí iba a acertar de casualidad, digamos. Cómo saber si había estudiado cuando la respuesta era bien simple: 8. Pero si otro alumnos me hubiera respondido, entre el 7 y el 9 hay infinitos números, el tipo se llevaba un 10, pues tenía toda la razón.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Siempre que vengo a leer por aquí, salgo con una sonrisa de oreja a oreja. Hoy no ha sido distinto. Me gusta que los tramposos no consigan siempre su objetivo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una confusión entre 'tramposo' e 'ingenioso', es un tema extenso para tratar aquí, pero viste que el tramposo siempre tiene mejor prensa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Hay que estar muy atento, hay días en que el "diablo" mete la cola, y lo peor es que lo hace disfrazado de "santo" :)
    Un cordial abrazo !!
    Estaremos atentos también a tu recomendación sobre el falso HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es verdad, no hay que confundir al High Definition con Humberto Dib, jeje.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  21. Sus relatos me dejan una sensación de incertidumbre que saboreo con gusto, un reto. Creo que el escritor percibe situaciones como esta de la realidad y las traduce en letras como si estuviese recibiendo un mensaje del más allá, sin entenderlo muy bien. Eso es todo, sin buscar explicaciones ni implicaciones que solo puedan ser sustentadas por un discurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, pero debo confesar que esa parte imaginativa de la mente, en muchas ocasiones, me atormenta. Esto es, hay un cierto factor de angustia al intentar transmitir lo que pasa por mi cabeza. No siempre lo consigo, por cierto, al menos no de la forma en la que imagino una historia.
      Sea como fuere, me rindo frente a esa mirada diferente de la realidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Jajaja!!! "Ese maldito detalle, fue fatal..."
    Me gusta esta ola en la que estás surfeando. Es creativa, inspiradora y no pierde esa hilaridad ácida que me gusta tanto.
    Otro buen relato don Dib! Y van... Nice work, my dear!
    Kisses for you!!!
    P/D: Yop sigo con mi lanzaminas Pilot amarillo y negro, B5, porque mientras escribo, dibujo imágenes y el B5 tiene mina pastosa y soft. Pero eso ya lo sabes... Jajaja!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, para vos esos hermosos lapicitos son una herramienta de trabajo. Cuando voy a una librería quiero comprarme decenas, porque son lindos y porque tengo la falsa creencia de que con uno nuevo va a aparecer alguna historia interesante para contar.
      A big kiss, my BeeBee...

      Eliminar
  23. Los exámenes y los contratos, hay que leerlos con lupa y no escribir hasta que no se tenga todo claro :)

    Un beso Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de simple, Teresa.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  24. En este examen tuvo más importancia el ajustarse a las reglas establecidas, que el contenido. Si el escrito estaba bien, que más da si se hizo con lapiz o tinta. Pero ante todo llama la atención que debemos leer hasta el final antes de dar por finalizado un trabajo. Una vez más tus escritos cabalgan entre la realidad y la ficción.

    Tengo en cuenta ese suplantador de identidad que anda por la red.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un profesor estricto, José Manuel. Parece que al ver que el examen estaba escrito con lápiz, ni se preocupó por leer el contenido.
      Cabalgan como mi vida, no sé si alegrarme...
      Un abrazo y uchas gracias.

      Eliminar
  25. ¡Madre mía, que palo!
    Eso no es justo. No podrían pasar por una vez la mano?
    Pobre:(

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El profe dijo que no, que las pautas estaban clara, era un intemperante ;)
      Un beso, querida TriniReina.

      Eliminar
  26. El camino fácil siempre tiene truco, la magia nunca es gratis. La verdad es que los exámenes deberían estar prohibidos. Casi nunca representan realmente el saber de quien lo contesta. Otras se aprende a contestar exámenes pero no a conocer la asignatura a la que se refiere. De cualquier manera, un fiasco.

    Menos mal que cuando lo cuentas tú, gana en valor. Ya me lo imaginaba, con la gotita fría en la sien al pobre, sin mina. Lo tomaré como una buena burla al sistema calificatorio habitual, que merece más de una burla, si. Vuelves a tocar un tema que me interesa, así que también lo guardo en favoritos.

    Un abrazo norteño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo evitar dejar correr siempre alguna crítica al sistema, querida amiga. Es que yo -lo confieso- padecí mucho las reglas que me imponía el colegio u otros estamentos. No fui un alumno 'fácil', digamos, porque no fueron fáciles conmigo.
      Un día voy a escribir al respecto, era un 'daydreamer' como dicen los ingleses, y así me iba.
      Un abrazo desde el sur.

      Eliminar
  27. ¡Qué bueno, por Dioss, qué bueno!

    ResponderEliminar
  28. Demasiado bonito para ser verdad. Tenías que salir por algún lado para amargarle la vida al pobre con un final inesperado y lo has conseguido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que mis personajes se me planten me voy a encontrar en un gran aprieto... y creo que tienen razón.
      Un abrazo, hermano.

      Eliminar
  29. Jajaja, no te puedes fiar de los lápices mágicos. Ya ves, si al menos hubiera sido un boli, pero un lápiz, dónde se ha visto... Jjejeje

    PD. Oye, las iniciales del personje ese, coinciden con las mías, pero quiero aclarar que yo no soy, ni se nada de amor ni nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, fue con lápiz y lo desaprobaron.
      Claro que no eres tú, la 'A' del susodicho es del apellido, más que claro MAF, ;)

      Eliminar
  30. las letras chicas son las que generalmente nos ponen en problemas
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, estaban en grande (me parece), pero no las leyó...
      Un abrazo, Horacio.

      Eliminar
  31. ¿A quien se le ocurre utilizar una Pilot H165
    sin minas en un examen?.
    Si aprendió la lección, el próximo examen llevará dos o tres Bic's
    y además, le convendría ser mas atento con las instrucciones de la señora Martínez y también de paso, podría estudiar un poco...

    un beso con tinta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con decenas de Bic's, de todos los colores, por las dudas que las exigencias lo indiquen.
      No sabía que conocías a Martínez. y sí, Lucrecia, un poco hay que estudiar.
      Un beso con los que quieras.

      Eliminar
  32. Muy bueno, pero las reglas son las reglas y hay que cumplirlas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así parece ser para este estudiante.
      Muchas gracias por estar siempre, Icue.

      Eliminar
  33. Me hiciste recordar aquel test en que te daban un montó de instrucciones muy complicadas de cosas que hacer en la hoja, cuando en las instrucciones en letras pequeñas decía "Solo lee, firma y entrega al profesor" y la mayoría invariablemente se metían en todo el laberinto, sin leer y firmar, incluyéndome en esos que no leyeron la pequeña observación, jajaja.
    Besos deliciosos para tu genialidad, maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que leer hasta la última instrucción, por las dudas. Eso sí, el pobre estudiante estaba MUY alterado.
      Un beso enorme, Sara.

      Eliminar
  34. Pobre¡ y seguro que fué el único que escuchó las normas odiosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El único, todos los demás aprobaron, algunos con un mísero 4, pero lo pasaron.
      Un abrazo.

      Eliminar
  35. Al examinando este le faltan dos hervores de clase particular que otro Corax le habría impartido.
    Y le falta tinta china
    Y le falta un lapicerico multiformas multiusos, sin punta.
    Y que se lea las instrucciones, ¡por dios! antes que nada.
    Hala, para la próxima convocatoria.
    Otra digresión genial de las tuyas, HD.
    Así, abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que le falta de todo, sólo te resta decir que le falta nacer de nuevo.
      Un beso enorme, querida Pilar.

      Eliminar
  36. Bueno Humberto en ocaciones encontramos lo que buscamos de una u otra forma, lo malo es que a veces logramos exitos a la par de los demas y demeritamos lo que ellos hacen y el tiempo te enseña que la tortilla en el comal debe cocerce de ambos lados y pueda ser que mañana cosechemos lo que hoy sembramos, saludos estelares desde mi querida Guatemala, como siempre amigo UN GRAN TEXTO el que nos brindas. cuidate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la reflexión, SL, es muy cierto lo que dices.
      Te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar
  37. Es lo malo de no leer detenidamente las instrucciones
    Estupendo como siempre

    ResponderEliminar
  38. Ja. ya aprendí a visitarte viniendo con una sonrisa, aunque no me lo pidas. Es un peaje gustoso para pasar por este blog.
    Se que contraviene las normas pero yo lo hubiese aprobado a ese alumno.

    No alcanzo a comprender que alguien se tome el tiempo de plagiar identidades para atacar a otro. Las pocas veces que me he enojado con alguien y me tiraron piedras las devolví con mi nombre porque quiero que la otra persona sepa quien le esta acertando las pedradas. Y esto lo he publicado en mi blog. Y si encima se esconde usando tu nombre me parece más mala leche todavía.

    Un abrazo amigo mio



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que vengas con una sonrisa a medio dibujar es uno de los mayores halagos, pero ¡cuidado!, que en cualquier momento se viene un relato terrorífico ;)
      Un abrazo y gracias por la comprensión.

      Eliminar
  39. Y es que a los exámenes se tiene que ir preparado con lápices,bolígrafos,plumas ,colores y todo lo que tengamos y leer bien los anunciados..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no olvidarse de la goma de borrar y el sacapuntas...
      Un beso, Pakiba

      Eliminar
  40. Es como esa pesadilla que tengo tan recurrentemente, que voy a buscar mi título en la universidad y me dicen no sarco, a usted le falta aun una asignatura.
    Con todo respeto: muerte a las universidades!

    Abrazos H(igh) D(definition)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho tiempo tuve esa pesadilla después de recibido, ahora tengo otras, que me entregan el premio Nobel a la idiotez, lo cual tiene bastante de merecido.
      Abrazos Sarca o Sarco o...

      Eliminar
  41. Estamos en un mundo donde poco importan las consignas en detrimento de ser rápidos en contestar, creyendo que eo es lo importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de cierto, pero no quiero explayarme mucho al respecto ya que mis alumnos también leen este blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  42. Hola Humberto, ya de regreso de mis vacaciones, me he pasado a dejarte un abrazote y me encuentro con este relato que me ha recordado tiempos de exámenes y me he puesto a temblar…jaja
    No me extraña nada cualquier comportamiento raro en esos momentos, en que sientes cosquilleo o empiezas a temblar, a sudar, el corazón va más deprisa de lo normal, y encima te encuentras pensando ¿y si me olvido de todo? ¿y si comienzo a vomitar?
    Sentía un vacío mental tan inmenso, que llegaba a olvidar hasta mi nombre. Así que a mí, con estos antecedentes no me extraña que confundiera el bolígrafo con el lápiz.
    El final…para morirse, el pobrecillo no respetó fielmente los pasos establecidos por la retórica antigua, pero me pregunto si llegaria a leerlos.
    Aprobarle era un caso de conciencia.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me olvidaba de todo en el momento mismo de entrar al aula, pero de a poco los conocimientos iban apareciendo, lentos, escasos, pero llegaban.
      Un beso y qué alegría tenerte de vuelta por aquí.

      Eliminar
  43. siempre es bueno ser el único y quedar a la espera de explicaciones,
    habrán habido días de insomnio y retoricas maldiciones pero al fin se comprenderá el valor del lápiz y su ritual de soledad, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va mi voto para el lápiz... y somos...
      Un abrazo, Tomás.

      Eliminar
  44. Hola Humberto! Sus textos son de repente llenos de vida y un ejemplo. Un ejemplo. Leer con placer, te esperamos cada texto, hablar muy en serio. Mis mejores pensamientos y sinceras felicitaciones. Una hermosa noche para ti y todos tus lectores!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristian, me dejas con una sonrisa tonta en la cara, una sonrisa de agradecimiento y alegría.
      Una hermosa semana.
      Abrazos.

      Eliminar
  45. Un compañero que tenía cuando iba al instituto le quitaron un punto por que su nombre era ininteligible, bajó de sobresaliente a notable. El examen era de matemáticas. Esto es totalmente cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ese profesor era medio HDP, seamos sinceros, je.
      Un abrazo.

      Eliminar
  46. Al menos le sirvió para aprender una buena lección, un examen con lápiz jamás redactaré.
    Siempre un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jorge, con lápiz sólo en casa ;)
      Abrazos.

      Eliminar
  47. jajaja! Fué lo primero que me llamo la atencion "Un examen con lapiz??"
    Esas cosas pasan cuando uno se concentra en el problema y no en la solucion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confesión: estuve a punto de ponerle un nombre relacionado con eso, 'El árbol y el bosque', pero me pareció bastante pedorro, jeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  48. Humberto, cuando yo estudiaba, recuerdo que soñaba con los fatídicos días de examen y que me quedaba en blanco, mi peores pesadillas de aquellos años. Por suerte nunca se dieron, aunque si suspendí algún que otro examen con malas notas.
    Las trampas casi siempre salen mal.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos aprenderlo, ¿no? Detrás de la trampa viene el descubrimiento y la ignominia... Bueno, creo que exageré.
      Un abrazo, Nicolás.

      Eliminar
  49. Hola Humberto.

    Desde hace unos meses y debido a circunstancias personales, no dispongo de tiempo para visitaros con la asiduidad de antes, por ello, y dado que fuisteis y seguís siendo mis amigos de la red, este fin de semana –será el de mi cumpleaños– a quien lo desee, quiero entregarle un regalo especial.
    Lo he dejado en mi blog. No se trata de un premio y creo que para un buen lector, es algo más… O eso espero y deseo.

    Hasta siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allá iré a ver de qué se trata, mientras no sea de esos premios en los que hay que hablar de qué come uno, qué color le gusta y esas cosas... :P
      Abrazos.

      Eliminar
  50. Las prisas nunca son buenas consejeras y menos en un examen. Hay que leer el enunciado varias veces. Que imaginación la tuya. Ya en mi época había que escribir con tinta y no con bolo. Y sin tachones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es cuando lo lees y lo lees y no entiendes nada, ¡si me habrá pasado!
      Un abrazo, Katy.

      Eliminar
  51. Respuestas
    1. Así suele ser, aquí a veces me leen mal también... Lo cual es un poco más interesante, a qué negarlo.
      Un abrazo, José.

      Eliminar
  52. Siempre, siempre hay un “requisito impepinable” redactado con letra pequeña que unas veces hace justicia con los listillos y otras veces da por tierra con los sueños de aquellos que saben de retórica laberíntica.

    Y en los tiempos que corren cada vez hay menos tinta, mas letras pequeñas y más retórica de noticiario y…cada vez somos más los que, a final de mes, suspendemos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos requisitos extraños son la mejor trampa para los listillos, esta vez el tipo cayó, tal vez la otra mejor estudie más.
      Ni hablar de las retóricas actuales, bueno, no sé si se diferenciaban de la antigua: el arte de mentir bien y con lógica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  53. cueeeek! jajajaja

    -"maldito portaminas!".

    abrazo don humberto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazos y muchas gracias por pasar.
      Me imagino que habrás escrito el comentario con tinta, ¿no?

      Eliminar
  54. "Es que cuando el grafito es grande, hasta la Tintenkuli desconfía"
    Pero si algo rescato de un portaminas que solía tener, es que nunca tuve tantas minas juntas en la palma de mi mano -Sep, tiene double entendre...:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un double entendre bien argie, Ato, ¿se entenderá en otros países?
      No importa, yo te entendí.
      Abrazos.

      Por cierto, ¡vamos Brasil esta noche!

      Eliminar
    2. Que googleen ché :-) Si llega a ganar Argentina te voy avisando que el nivel de cargadas va a ser "Maracanaónico" Y habrá que ver si gana Brasil cómo te portás, porque podría desquitarme en Diciembre. No, no es una amenaza, sólo un...a ver, cómo decirlo, una premonición tal vez? :-) Igual entre nos, este partidito sólo nos importa a nosotros - Por ahora te mando un abrazo...:-)

      Eliminar
    3. Es verdad, lo de hoy es una tontería, lo importante viene en el 2014, te voy dando los nombres propuestos para la mascota: "Amijubi", "Fuleco" y "Zuzeco", son todos horribles, jaja.

      Eliminar
    4. Bueno, te cuento, después de ver el primer tiempo me fui a dormir, así de aburrido fue el partido. Es que con 11 albi-celestes en la mitad propia parecían los 300 en el Valle de las Termópilas y si bien la manera de generar los goles de Brasil no fueron los mejores (Paulinho estaba recontra offside y un penal), claramente merecieron ganar. Me gustó Lucas. En el 2014 se llevan otra estrella. Posta.

      Eliminar
    5. Nada que decir, fue un partido pésimo, aburridísimo.
      En relación con la otra estrella, después de aquella final Francia 3 Brasil 0 de 1998, nunca más dije nada, fue lo más vergonzoso que pasamos en fútbol. Por otra parte, la gente allá está muy disconforme con la selección, los abuchean, no le perdonan lo de los juegos olímpicos.

      Eliminar
    6. A Dunga tampoco lo querían, hasta que trajo la 5ta, y a Bielsa tampoco hasta que nos trajo la de Oro. Y ahora hasta lo chiflan a Delpo en el tenis. Falta que a Las Leonas las chiflen por perder contra Holanda. Gente mediocre que busca la excelencia "out of their petty little lives". Fuck ´em.

      Eliminar
    7. Lo de abuchear a Delpo me pareció IN-CRE-Í-BLE, pero sabes, no puedo opinar mucho, siento que no me coresponde.

      Eliminar
  55. Esos exámenes en los que hasta la punta del lápiz se pone Nerviosa por estar "fuera de Lugar".
    Ingenioso y Original Relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro, eres muy amable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  56. Las formas, las formas siempre cuentan; tan elemental como el decoro. ¡Bravo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este ha sido un relato que exalta las formas, se podría decir.
      Un fuerte abrazo, Francisco.

      Eliminar
  57. Humberto: Finalmente entendí lo de la mina y el portaminas,(cosas que suceden, cuando en otros países cambia la manera de nombrar algunos objetos).
    Mi yerno, un chico alemán, muy alemán, cuando compra algún nuevo artilugio, acostumbra leer las instrucciones de cabo a rabo. Gracias a lo cual sabe con seguridad que pieza reemplazar cuando falla dicho objeto.
    Lo vi mover la cabeza en señal de reprobación, cuando supo que me había perdido de tomar algunos videos con mi Fujifilm. "Ya ve, usted nunca leer estos letras", dijo,señalando el instructivo guardado en la caja de mi cámara, regalo de mi hijo mayor, en la navidad del 2003.
    Mi afectuoso saludo: Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes, querida Dora, lo que busqué para saber que la palabra 'portaminas' se entendiese, es más, el relato está lleno de referencias para que nadie se perdiera... Ay, esas diferencias idiomáticas.
      Un beso enorme a una de mis preferidas.

      Eliminar
  58. Humberto Sus letras dan la realidad de un examen fabulosos textos Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Ramón, en verdad eres muy amable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  59. Vaya faena !!!!
    Que poca paciencia tenemos para leer todo, prospectos, informaciones, contratos ... lo damos todo por sabido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas, desde hace un tiempo estoy queriendo subir un texto que se llama 'Una noche madrileña', pero es largo, tiene una seis páginas de word. Temo que no lo lean... o que lo lean por encima. En fin, no tendría que importarme.
      Un beso.

      Eliminar
  60. Hola Humberto...siempre me sorprendes con tus cierres magistrales...¡Qué injusta es la burocracia!...Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la burocracia deja de lado a muchas personas capaces, porque no todos tenemos el mismo repertorio de respuestas en nuestra vida.
      Un fuerte abrazo para ti también.

      Eliminar
  61. Eso pasa por no atender a las explicaciones ni leer los enunciados, no será el primero ni el único que le pase, además se lo merece por utilizar lo que aquí en España llamamos "chuletas". Hay que ir más preparado, y por supuesto con un buen boli Bic. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no, ahora quiero saber qué son 'chuletas', a mí me suenan a 'churrascos', 'bifes', jeje.
      Me encanta aprender palabras típicas, tengo que acostumbrarme, recuerda que en diciembre voy a estar por allá.
      Besos.

      Eliminar
  62. Es un mal de la gente, no leer la letra chica, ja ja ja muy buena tu reflexión. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira que no era letra chica... pero parece que para él sí lo era. En fin... gracias por venir.
      Besos.

      Eliminar
  63. Lección que debemos aprender: Leer todas las indicaciones antes de contestar el examen.

    Saludos, excelente tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer todas las indicaciones de los remedios también ;)
      Muchas gracias, Diana.

      Eliminar
  64. Hola Humberto :) siempre disfruto leer tus relatos pero en este me he quedado sin palabras, quizas por que aun estoy en mi etapa de estudiante y muchas veces la pereza nos hace no terminar de leer algo que en verdad es importante y terminamos no cumpliendo las reglas como le ocurrio al chico, que no logro pasar el examen por hacerlo a lapiz en vez de a boligrafo. Espero nunca me pase algo asi aunque soy bastante despistada... Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no digamos nada más... ¡vamos los estudiantes, qué embromar!
      Besos.

      Eliminar
  65. Hay algunos que la sufren así por giles.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, es verdad, estuvo bastante gilastrun.
      Un abrazo.

      Eliminar
  66. Gracias Humberto por tu visita, yo tambien me quedo contigo, me ha encantado tu lugar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, y muchas gracias por tu comentario.
      Besos.

      Eliminar
  67. No aprobo, pero imagino que aprendio una buena leccion.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo se llevó... no sé si le vaya a servir en el futuro.
      Un abrazo, Mery.

      Eliminar
  68. demasiada alegría obnubila hasta a los -aparentemente- más listos. saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, el tipo se creyó Dios, suele suceder en la vida real... y en otros ámbitos.
      Abrazos, Draco.

      Eliminar
  69. Que problema no terminar de leer la letra chica, soy uno de esos, pero hasta ahora vengo zafando.
    Me encanto esta entrada.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, por ejemplo, un contrato de servicio de cable, tiene mucha más letra chica que de la otra, es imposible leerlo todo. Claro, después te embocan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  70. Jajaja, nuestros sistemas educativos y sus enfoques de evaluación, no hay argumento que valga. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Alguien está criticando el sistema educativo? ;)
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  71. el valor de lo pequeño es inmenso!
    Besos Dib.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con eso del 'valor de lo pequeño' y la recomendación del perejil, ya me estás haciendo pensar ;)
      Besos.

      Eliminar
    2. yo soy pequeña :)

      y además, bastante distraída. Acabo de darme cuenta que no está más la muchacha sonriente!!

      y siguiendo con el "valor de lo pequeño" el café es bueno solo en pequeñas dosis. Veo que la abstinencia te duró poco. Ojo !!

      Eliminar
    3. Yo te lo decía por otra cosa, pero tu visión no está nada mal, eh...

      Eliminar
  72. Qué juguetón el portaminas, ya que suelta la cuartilla podía haberlo hecho a tinta. En mi colegio, los que escribían a lápiz eran objeto de burla por "pequeños", y ya desde bien jóvenes queríamos escribir a boli (la maestra solo te concedía el honor cuando tu caligrafía lo merecía). Pero dando clases particulares a chicos más mayores (de 10-12 años) constaté que los tiempos ya estaban cambiando, puesto que aún escribían a lápiz muchas cosas. En fin, que no me extrañaría que, no a mucho tardar, diplomados, licenciados, doctores e ingenieros lograran sacar su carrera sin tocar un bolígrafo. En esa futura involución, el portaminas mágico será una fábrica de hacer dinero. Podemos ir a medias. ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo dije, soy uno de esos fanáticos del portaminas, porque me resulta más cómodo para escribir, fluyen las palabras. Pero en la universidad, usaba esas lapiceras a pluma, me quedaba perfecta, pero si se manchaba la hoja, hasta el agujero no paraba.
      Recuerdos... gracias, X, un abrazo.

      Eliminar
  73. Humberto:
    ¡Muy bueno!
    Luego del prodigio, que llena nuestros ojos de asombro, resultó ser que el alumno era un chambón consumado, incapaz de leer un simple enunciado.
    Lo mejor de todo es que era el único aplazado...
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios le da pan a quien no tiene dientes, dice el dicho. Creo que puede aplicarse aquí.
      Si me pongo a pensar seriamente, creo que los milagros deben darse de esa manera, a mitad de camino, nunca completos, para que el sujeto tenga que darle la puntada final.
      Un abrazo, Arturo.

      Eliminar
  74. Hola Humberto.

    Parece que ni siquiera tomó en serio hacer la chuleta.Tampoco se le puede disculpar ,por nervioso...

    Las malas jugadas en ocasiones se presentan como por arte de magia. Una amiga presentó un impecable trabajo, en bolígrafo era rojo...¿?.

    Me ha gustado leerte.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todo es una (gran) alegoría, y que en definitiva expresa lo que tu muy bien dices: las malas jugadas...
      Eso sí, aquí todo el mundo escribe en verde, no sé por qué será.
      Un beso.

      Eliminar
  75. Muy bueno, me ha recordado a ese sueño recurrente de estar haciendo un examen pero no tienes lápiz y encima vas desnudo. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, ¿qué más te puede pasar en ese sueño? Bueno, mejor no barajar posibilidades, porque se me ocurren algunas muy... incómodas, digamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  76. Un texto divertido y paradójico, ¿no eres profesor??? Jaja, seguro que no caes en convencionalismos en tus clases. Muy buena caricatura de los corsés que impone, a veces, la docencia y de las frustraciones que conlleva, casi siempre, la trampa.
    Un abrazo de jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy profesor universitario desde hace 22 años, cierta vez pensaba que tengo anécdotas para escribir un libro de 400 páginas, pero a mí no me resulta divertido escribirlo, pues me puede la ficción, sin embargo, muchas de esas historias terminan como modelo de los relatos que acabas de leer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  77. El pánico de quedarte sin tinta en el bolígrafo en el momento crítico. Pues, eso del cambiazo es muy real. Yo mismo, y espero que el crimen haya prescrito, cambié alguna vez una hoja en blanco por una escrita previamente en mi casa, con el tema en cuestión, y oculta bajo la camisa. Incluso con el examen copiado sólo conseguía un raspado suficiente, y es que la fama pesa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seré quien ande divulgando esos pecados de juventud, Pepe. Lo que se dice aquí, aquí queda. Gracias por el comentario.
      Abrazos.

      Eliminar
  78. Yo tenìa un profesor de Historia, una de esas asignatura que nunca se aprobaba en primera convocatoria, que siempre repetìa una coletilla, que a las chicas no les hacia nada de gracia por tacharlo de machista, la verdad que a las chicas le costaba aprobar la asignatura mucho màs que a los chicos. El decia esto:

    "A la mujer y al papel hasta el trasero le has de ver".

    un abrazo

    paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un profesor bastante gráfico... Era un buen consejo, después de todo, pero es verdad, bastante machista.
      Un abrazo y muchas gracias por tu amistad.

      Eliminar
  79. Hola Humberto!!
    Siento mucho lo de ese tipo, pero creo que no engaña a nadie más que sí mismo, es triste que ocurran cosas así, espero que puedas saber exactamente quién es, pero tú cuídate,vale!!

    Sobre el relato, a veces por pereza, nerviosismo...no terminamos de leer las bases, sea exámen, contrato o cualquier otro documento y siempre deberíamos de hacerlo.

    Ya me hubiese gustado tener un profesor como tú, buah!! te imaginas...tan directo, simpático, amable, cercano y seguro que en clase siempre cuentas historias para que te entiendan mejor los alumnos, dejando que éstos participen, te estoy imaginando sentado en la mesa del profe, jaja, no sé porqué...pero te veo ahí sentado en una esquina, jajajaja!!!!

    Un fuerte abrazo mi querido maestro!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que aciertas en todo menos en una cosa: jamás estoy sentado, siempre recorro el aula en todas direcciones. Creo que el movimiento ayuda a que el alumno nunca se distraiga, entre contenido ameno y movimiento constante, tienes al público ganado.
      Un beso enorme, Estrella.

      Eliminar
  80. Me parece que dices más de lo que dices y eso es lo que me atrae de tu blog.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a veces dice más de lo que yo quiero decir ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  81. Los engaños vienen siempre con un regalito, Humber, muy bien esta moraleja.
    Besotes.
    Stefi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, es MUY difícil hacer una trampa y salir bien parado.
      En fin, mejor hacer las cosas correctamente.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  82. Ja, ja,ja!!! Muy bueno Humberto. Me ha gustado..pero pobre! !Qué faena!.
    Besos

    P.D. Siento no haberte podido visitar con la frecuencia que me gusta. Prometo no perderme tus relato más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te hagas problemas, Pat, puedes venir cuando quieras o puedas.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  83. No cabe dudas que el primer engaño intentando engañar a otros, es a nosotros mismos. Y hay que leer todo, hasta las letras en miniatura. Muy buen relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alma, así de cierto, el engaño siempre conlleva un autoengaño.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  84. Muy original mostrar a veces las trampas que nos colocamos nosotros mismo
    y después nos hacemos los sorprendidos!
    lo tremendo es que a veces nos convencemos que estamos super bien con lo que hacemos, pero a poco nos damos cuanta que hay otros que no son despabilados.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo peor, creernos que lo sabemos todo, que podemos burlarnos de otros. En fin...
      Gracias por la visita.
      Besos.

      Eliminar
  85. hay normas ridículas a la hora de evaluar a los alumnos... un buen profesor jamás suspendería a un alumno por una norma irracional... Buen relato HD... besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Principalmente en arte, donde las reglas nos uniforman.
      Muchas gracias, Bruxina.

      Eliminar
  86. Me pasó lo mismo.
    Obtuve sobresaliente cum laude.
    A lapiz habia una nota que ponía:
    Las normas estan hechas para no seguirlas
    ¡Enhorabuena.!
    Hasta hoy no he sabido que normas rompí, ní
    para que me valió esa calificación.
    Saludos.
    m.i.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es muy cierta e interesante, romper una regla sin saber cuál rompiste, te deja por fuera de la legalidad pactada. Eso está muy bueno... Cuántas reglas romperemos sin saber.
      Un abrazo.

      Eliminar
  87. Hola Humberto,muy buenas noches, paso a dejarte mi saludos, tu texto para reflexionar, es un gran error intentar en gañar a los demas cuando el engañado acabara siendo él. Buena entrada, me gusta como escribes, mis felicitaciones para ti amigo.
    Estare una semana ausente de mi blog. abrazos, con cariño, Lola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a tratar de pasar antes de que te ausentes, Lola.
      Muchas gracias por visitarme.
      Besos.

      Eliminar
  88. Definitivamente hasta leer detalladamente es muy importante.

    ResponderEliminar
  89. Moraleja: No te fíes de los portaminas sin mina. :):):):):)
    Qué bueno, Humberto.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me fío de nada, te soy sincero.
      Un abrazo, querido Mos.

      Eliminar
  90. ja! Maldito enunciado!!!!!!!!!!!!! Hay casos puntuales en los que deben seguirse a rajatabla -como un examen, por ejemplo- (lamentablemente, el profe es quien marca las coordenadas). Pero en la vida... pobre del que se aferre a estúpidas reglas y sea tan intransigente que no pueda ver más allá. Excelente relato, Humberto!!!

    P.D.1- Ah, como leí que contabas en una de tus respuestas... ¿Usás grafito HD? ¡Exijo que haya un grafito DP, para no ser menos! jajajajajaj

    P.D.2- Lo de esta "persona" que se hace pasar por vos da una categórica muestra de su enfermiza personalidad... Menos mal que lo descubriste; no es para temerle pero si para "escracharlo".

    Un beso ENORMEEEEEEEEEE, querido amigo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que lo de usar minas HD es simple coincidencia, al menos lo hago inconcientemente, por la poca dureza.
      Lo de las reglas, cada vez las dejo más de lado, aunque no sé si eso sea bueno, el futuro lo dirá.
      Un beso enorme, Diana.

      Eliminar
  91. Tal vez si no hubiera sido burlón, el destino le perdonaría no cumplir con la regla !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de burlón, fue innecesario, es verdad.
      Gracias, Pato.

      Eliminar
  92. Cuantas mas veces lo leo mas me gusta, Humberto, de paso releí los anteriores, eres magnífico.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es adicción, Sabrina, cuídate ;)
      Muchas gracias.

      Eliminar
  93. BUENÍSIMO, jaja, fue tramposo y así terminó con un cero.
    Un relato con moraleja, claro!
    Abrazoz. Lalo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que no es mi intención dejar moralejas, nunca intento enseñar nada, no acá, en la Facu es otra historia, je.
      Abrazos.

      Eliminar
  94. Sr escritor ud nos admira siemper..... no hay semana que no quiera entrar a lerlo para reflexionar sobre esta bellas historias... grande grande...

    Mariana de facebook

    ResponderEliminar
  95. Una vez escribí con lapiz una prueba y el profesor e dio la oportuniad de qe la pasase a tinta, fue muy buena onda pero en el enunciado no estaba claro que había que escribirlo a tinta. asi son las cosas, jaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces sí que te salvaste!
      Un beso, Lula.

      A partir de aquí, para poder ver los mensajes que siguen (si es que dejan más) hay que hacer click debajo del cuadro de comentarios, donde dice 'cargar más', y entonces aparecen todos.

      Gracias.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?