27 de noviembre de 2012

Pintor en la esquina


Llegó a la esquina a eso de las 9 de la mañana, traía un montón de bártulos apretados contra el cuerpo. Fue soltándolos de a uno: Colocó el atril bajo la sombra de un plátano, acomodó en él un bastidor y luego sacó de la valija un cuenco, una paleta y diferentes tipos de pinceles. Finalmente, vertió agua en el recipiente y dejó todo sobre una pequeña mesa destartalada. Varios de los que estábamos allí nos acercamos intrigados, nos pareció extraño que un artista fuera a pintar un paisaje tan urbano e insulso. El pintor alargó los brazos, armó una ventana con las manos, se agachó, volvió a levantarse, torció el cuello hacia atrás: Parecía evaluar todas las perspectivas. Cada vez éramos más en la esquina, queríamos saber qué iba a representar, pero no se veían tubos de acrílico, ni grafitos, ni colores sobre la paleta. Después de cavilar unos instantes, tomó un pincel, mojó las cerdas en el agua del cuenco y comenzó a observarnos a todos los que lo rodeábamos, entornando los ojos, como queriendo descubrir dónde se escondía eso -exactamente eso- que él buscaba. Comenzamos a reírnos -otro loco, dijimos-, pero nadie se movió del lugar. El pintor se acercó a un niño y apoyó el pincel en su cabeza, luego fue hasta la tela y extendió allí un color raro, bosquejando dos formas alargadas de un lejano atardecer. Se inclinó, tocó la falda de una jovencita y llevó el pincel al lienzo donde plasmó un maizal, luego rozó los pantalones de un señor muy serio y diseñó una tierra vasta y plana. Así, frente a la mirada atónita de la multitud que se había agolpado, iba conformando una pintura indefinida pero muy vívida. Finalmente, vino hasta donde yo me encontraba, pasó el pincel por mi pecho y lo llevó a su cuadro, entonces el paisaje se volvió inquietante y lúgubre. Al ver la repentina transformación, horrorizada, salí corriendo del lugar.
No llego a comprender lo que sucedió en esa esquina, pero desde esta mañana (en la quietud de mi cuarto, en el desarraigo de lo inmediato) no he dejado de llorar.

269 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para ‘Interruptus en do sostenido mayor’.

    Tengo unos días muy complicados con mi correo, pido perdón por cierta ausencia.

    Un fuerte abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Aquel pintor si que lo conocía.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez más que él mismo.
      Un abrazo, David.

      Eliminar
  3. Que tremendo yo interior debía de tener para ser tan lúgubre.
    Desconcertante relato amigo.
    Un abrazo y hasta muy pronto,sólo días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Moli, ahí te mandé un mail, espero que lo leas.
      Un fuerte abrazo y no vemos.

      Eliminar
  4. Me pregunto por qué el pintor eligió la parte oscura, habiendo tanta luz en el corazón humano. Insisto, eligió la parte oscura, deliberadamente.
    Excelente Humberto. Aunque no puedas escribir de otra manera, me gusta decirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que se tratara de un pintor bastante perverso, sé de más de uno.
      Y no, no puedo escribir de otra manera, pero trato, ¡eh! ;)
      Un abrazo, James.

      Eliminar
  5. Mirar-nos y descubrir-nos con ojos ajenos puede ser terriblemente imquietante y doloroso o... una oportunidad para el cambio.
    Saludos tucumanos como siempre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo creo que es la única forma de conocernos... aunque no quiero decir que siempre nos reconozcamos tan oscuros.
      Un beso enorme, Marcela.

      Eliminar
  6. Pues muy perverso el pintor... escoge lo mas oscuro y luego hace llorar al personaje en la quietud de su cuarto...
    tremenda conexión

    Saludos
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otros lo hacen con la palabra...
      Hoy pensaba que a muchos les gusta devolver la parte oscura de lo que ofrecemos, no entiendo muy bien por qué. Bueno, no importa, es retórico.
      Un abrazo, Carlos, muchas gracias,

      Eliminar
    2. de igual manera es feo, aunque creeme que me ha pasado. La hija del mal tiene un 30% biografico. Y es justo eso, cuando a alguien le das el bien y te devuelve el mal

      saludos
      carlos

      Eliminar
    3. creo que fui el usuario 170,000 en tu blog...enhorabuena

      Eliminar
    4. Ahora me has hecho dar ganas de inmiscuirme más en La hija del mal. Lo haré, sin dudas.
      Muchas gracias, te aseguro que hacía bastante que no me fijaba eso, para serte sincero, trato de no hacer números, pues me volvería loco, me sacaría espontaneidad. Lo que no significa que no me impresione ver 3336 personas allí arriba.

      Creo que lo que verdaderamente importa es cuán felices nos sentimos con lo que hacemos.

      Muchas gracias por tu amistad.

      Eliminar
    5. Gracias A ti... y sí claro que me interesa mucho tu opinión... ahora si voy mas lento porque ya me pasó como en las telenovelas, que me agarró el aire con la escritura, tenía varios capítulos escritos pero ya estoy al día...
      Pos por allá te espero. Un abrazo.
      carlos

      Eliminar
  7. Cuando te decides por la prosa poética me desarma, esta es oscura pero atrapa.
    El alma es lo más dificil de conocer para mí.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la llamaría prosa poética, pero acepto que te atrape, je.
      Y sí, es difícil de conocer el alma cuando tan bien la maquillan de bondad.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Es dificil aceptarnos y conocernos cuando es solamente a traves de otros que logramos encontrar ese verdadero yo que deberia ser mucho mas facil poder conocer por nosotros mismos como si fuera un espejo en el que nos miramos cada dia, quizas algunos dias oscuros y otros llenos de mucha luz, por que somos cambiantes y cambiamos con el tiempo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan fácil conocerse a sí mismo, no sé dónde se generó esa fantasía.
      Por otro lado, cambiamos, sí, pero en el fondo todos brillamos con nuestro propio color.
      Un beso, Zenizientah.

      Eliminar
  9. Impresionante Humberto, leí tu escrito miré la luna en el cielo y me sentí apretado!!!
    Es asfixiante cuando te devuelven lo que no quieres ver.

    Abrazos amigo.

    Lea del FB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos estar en la misma ciudad, Lea, porque la Luna hoy se ve particularmente ominosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Humberto..." Pintor en la esquina "

    Tal vez sea lo que me ocurre, me agrada verme y arreglarme delante del espejo...si asisto a un lugar donde con esas benditas camaritas te sacan fotos o te filman, me veo horrible y es lo que soy...no lloro para que no se me formen ojeras jajaj

    Deja de llorar, es hombre no es pintor ni sabe pintar...!!

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho sonreír, querida Doris, es verdad que cuando nos vemos en foto o, peor, filmados, no podemos creer que seamos tan feos... pero ésa también es una falsa impresión. Creo que en su mayoría somos todos apenas normales.
      Un beso.

      Eliminar
  11. quise decir ...." ese " hombre no es pintor

    ResponderEliminar
  12. es una lástima que óscar wilde esté muerto pues, él te hubiera explicado mejor que nadie lo que sucedió en aquella esquina.
    ¡si hasta escribió un libro con una experiencia parecida!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Draco, hay diferentes interpretaciones para este texto, la de Dorian Gray podría ser una, pero...
      Bueno, tal vez Oscar Wilde también supiera de otras interpretaciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. ES UNA MUJER!!! el personaje es una mujer solo al final me di cuenta, un mensaje demoledor, Humberto, me has dejado helada

    Me voy mal.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Stefanía, es así, es una mujer, eres la primera que lo nota y, bueno, creo que tú has entendido de qué se trata... o no.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  14. Para mi era un ciego, he conocido un pintos ciego de grande que transformo sus colores cuando veia en oscuras imagenes con la ceguera
    Pero por el comentario de Stefania y el tuyo estoy equivocada
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Lapislazuli, lo que sucede es que Stefanía coincidió con mi interpretación como lector, pero no hay una respuesta única, al menos no en este relato.
      Muchas veces hago la experiencia de alejarme de lo que escribí y lo leo como un extraño, y ese extraño coincide con alguien, pero nada más.
      Lo cierto es que el narrador es una mujer... después dios dirá.
      La versión del ciego me encantó, por cierto, y no sería nada extraño que yo me sintiera atraído por esa diferencia.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Muy pocos seres tienen la sensibilidad de tocar y a la vez sentir(ver), el dolor que ocultamos en nuestros corazones...

    Espero te encuentres con más pintores así iluminan tus días tristes.


    Abrazos desde la cordial Santa Fe de la Vera Cruz - Arg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Gustav. Reflexivo y sentido.
      Un abrazo hacia la cordial Santa Fe.

      Eliminar
  16. ¡Hola Humberto! No comprendo mucho por qué llora la mujer, sin embargo me esa intriga que me deja el relato me encanta ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre el llanto tiene una explicación. En mi caso particular, más de una vez se me escapó una lágrima sin saber por qué.
      Un abrazo, María.

      Eliminar
  17. Quizá la sensibilidad del artista es capaz de llegar a lo más profundo y ver en el otro su interior.; una forma inquietante de descubrirlo...
    Es un placer leer tus textos, siempre tan interesantes. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces demasiado inquietante, Hanna, como le pasó a la protagonista.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Besos.

      Eliminar
  18. Me place que andemos conectados con los temas, Profe!
    El Arte y sus misteriosos caminos...
    Descubro con sorpresa que muchas personas le endilgan al pintor la culpa de la desdicha de la dama. Desde el principio imaginé a este hombre como una especie de decodificador. Es el instrumento que sirve como puente entre el lienzo y las circunstancias de la gente. Se dedica a plasmar lo que sale de cada espíritu. Ella está llorando porque finalmente pudo "verse" y eso es bueno. De ahí en más se hará cargo o no, de cambiar su realidad.
    Esaaaaaaa!!! Mirá como me involucré en la historia!!! Ahí está la magia.
    Kisses for you, milord! Amazing work!
    P/D: Ya está copiado el nuevo mail. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me pregunto, ¿no es lo que hacemos todo el tiempo? Me refiero a endilgarle la culpa a otro.
      Es verdad, te involucraste, tal vez porque sea una mujer a la que hoy le tocó estar allí arriba: en el texto.
      A big kiss, my BeeBee.

      Eliminar
  19. Bellísimo el relato Humberto!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Humberto:
    Que sea una tela, una conversación, un comentario sobre uno escuchado al pasar, no cambiaría el fondo del argumento.
    Por supuesto que cuando lo tornas mágico, a través de pinceles con solo agua en ellos, la historia se hace más interesante. Ese toquecito, una astucia, es maravilloso, pues interesa al lector y lo despista de la obvia referencia a un feed back inesperado.
    Es lógico que ella termirara encerrada y llorando. Si hubiese pintado un cielo diáfano, estaría riendo por la ocurrencia.
    No hay caso, sos muy imaginativo y manejás muy bien tus textos, lo que da gusto leerlos.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hubiera pintado un cielo diáfano, se habría envanecido tanto que ya puedo imaginarla contándole a las amigas lo maravillosa que es, cómo los artistas consiguen captar su esencia.
      Insisto, creo que en términos generales somos todos así.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Es un buen regalo que alguien te ayude a abrir compuertas y así limpiar con lágrimas angustias e inquietudes.

    Comentarios antiguos, jeje escribes mucho y tengo pocos ratitos para comentar, así que ahí van comentarios atrasados.
    Chee Chee Camoongah
    A veces, como en el cuento de “el traje nuevo del emperador”, no somos lo suficientemente sinceros, aunque no entendamos una obra tendemos a alabarla .. no vayan a pensar los otros que no tenemos sensibilidad artística.

    La del problemático problema para ir al WC.
    Casi me meé de la risa. Ya veo que ser hombre es terrible. Lo mejor será hacerlo sentado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó tu resumen de comentarios, me sacaste una sonrisa.
      ¿No probaste hacerlo en una revista especializada?
      Es cierto, no siempre aparece alguien que nos libera de angustias guardadas, el tema es saber capitalizarlas y no quedarse sólo con llorar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Hola Humberto!!!!
    Desde luego el pintor sabía captar el alma humana, de cada persona se llevaba lo que él veía y lo reflejaba pintándolo en su cuadro, pero al tocar el corazón de esa mujer, vió sentimientos oscuros, quizás él lo interpretó así, pero a esa mujer le hizo daño el darse cuenta cómo la veía.
    Quizás ella también se veía así.

    Inquietante relato y muy bien escrito, amigo mío!!
    Pero hay tanta belleza también dentro de cada uno...!!haber si la próxima vez pinta un cuadro lleno de vida y color, tú sabes hacerlo, píntalo Humberto...te recuerdo que me lo prometiste!!!

    Un abrazo lleno de colores y alegría por leerte!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que ella se viera así antes, fue demasiado sorpresivo ese cuadro oscuro.
      Es verdad, podría escribir un cuadro colorido, pero no es que no haya escrito nada alegre, creo que desde que me lo pediste, subí varias cosas divertidas... románticas no, hace mucho que no pruebo con algo 'amorosiento' ;)
      Un beso, Estrella y muchas gracias.

      Eliminar
  24. Hola Humberto, me ha arañado el pecho; inquietante y soberbio el avance en el relato.

    Me alegro de estar por aquí; leerte, como siempre un placer.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí también es un inmenso placer verte por aquí, créelo porque es así de cierto.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  25. Es desolador tu micro, no me extraña que haya huido y no haya parado de llorar. No me extraña.

    Buen micro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luisa, tal vez yo también habría llorado... o, como hombre típico, le habría tirado el lienzo al demonio, sólo para negar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Hola Humberto ,quizá el pintor al tocar tu pecho con la punta del pincel se llevo tu corazón y lloras por que estas "descorazonado".
    Un saludo.LUZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser, Luz, como no tiene un final definido, bien podría tratarse de un robo de corazón. ¿No es lo que creen en los pueblos ágrafos, que las fotos les quitan el alma?
      Un beso.

      Eliminar
  27. Hola Humberto ,quizá el pintor al tocar tu pecho con la punta del pincel se llevo tu corazón y lloras por que estas "descorazonado".
    Un saludo.LUZ

    ResponderEliminar
  28. Pintura inquietante la que traza tu relato de hoy. Me ha gustado mucho la frase final, el llanto rodeado por el desarraigo de lo inmediato; casi me gustaría que el relato se extendiera un poco más por ahí, por esa tremenda indefensión.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de leer muchos micros, aquí y en otros blogs, tengo la sensación de que muchos podrían seguir, o tener más contenido en el medio, pues hay frases, trechos, que así lo piden. Esa indefensión suprema da para mucho más, es verdad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Algunos pueden ver en nosotros algo que ni por casualidad podemos llegar a imaginar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque pueda horrorizarnos o darnos bronca, es así.
      Un abrazo, José Manuel.

      Eliminar
  30. Siempre tienes esa capacidad de ganarte el interés del lector con cualquier relato, al convertirlo en algo mágico y con un final sorprendente. Deberías de empezar a plantearte el escribir una novela. Estoy seguro que sería un éxito.
    Un abrazo, hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año que viene me voy a dedicar a eso, Carlos. No digo que vaya a cerrar el blog, pero hay muchos proyectos detenidos y que piden pista.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  31. No sé si lo dijeron, pero es un típico ejemplo de "maten al mensajero". Es más, no sé si algo de culpa no tendrás vos, por publicarlo. Hacer llorar a esa pobre criatura. ¡Vergûenza debería darte! ¡Linchádlo! Y así es como hemos quemado/linchado/condenado al ostracismo, etc. etc. a miles de artistas, hasta que finalmente entendieron que el naif era lo único que debían pintar. Abrazo de Iron Maiden...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el naïf es bastante tramposo, hay mucho escondido en esa supuesta inocencia... o seré yo que le busco el pelo al huevo y creo ver complicaciones donde no las hay.
      Sea como fuere, quemad a los artistas, que se vayan todos a trabajar, qué embromar.
      Un abrazo de... Pearl Jam.

      Eliminar
  32. Observar a un pintor mientras va creando es siempre un acto alucinante, un mundo que se va abriendo ante nuestros ojos, pero en este caso con sorpresa mayúscula. ¡Buen relato, ya lo creo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Francisco.
      Eres siempre muy amable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Un gran relato y con un final de los que me gustan; inquietante. ¿Podrías incluir más acpítulos sobre el mismo tema, no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría, José, pero por este año creo que no voy a escribir nada extenso, en el hemisferio sur estamos todos muy cansados, necesitamos vacaciones ya, las neuronas casi no hacen sinapsis ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  34. Después de leer detenidamente lo atrasado creo que: estuvo muy bien A al decirle a B de una manera “frontal” quien era C pues del propio monologo de B se podía ver que clase de persona era.
    Para decir la verdad en las lluvias que últimamente venimos teniendo en Buenos Aires no encontré ninguna música, es más, ya ni siquiera camino debajo de ella como solía hacerlo.
    El pintor sabe captar el alma humana y el inconsciente se ha mezclado en este escrito, a veces es bueno que alguien nos muestre nuestro interior para poder llorar por eso y así volver a empezar.
    Tienes la dirección de esa esquina, quisiera dar una vuelta por ahí….
    Cariños….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es la esquina de México y 24 de noviembre, en Boedo, pero no estoy seguro.
      Sos la 2° que hace un resumen de comentarios, me gustó, es atípico.
      Un beso.

      Eliminar
  35. Un comportamiento normal dentro de lo anormal. Pero ese no es tu caso real. Es un relato estupendo que nos intriga las sopresivas reacciones que el hombre puede tener frente a la exteriorización de su intimidad. Tal vez una reacción que todavía adolece...
    Me gustó mucho la originalidad.
    Un abrazo cálido señor HD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Genessis.
      No sé cuántos de nosotros estamos preparados para que venga alguien y nos diga: así eres.
      También hay que contar con la posibilidad de que el pintor pueda equivocarse.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  36. Admiro tu imaginación y el sentido que le das a estos relatos maravillosos con los que nos haces meditar y reflexionar...¡¡¡Sublime!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro, no hay mucho más por decir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Es un relato equisito y conmovedor. Nuestros colores. Y no sé por qué me quedo con la sensación de que ese pintor puede ser uno de esos personajes eternos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eternos y muchas veces odiados, Darío. No sé si nos bancamos la Verdad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  38. Respuestas
    1. Me gustaba más 'equisito', sonaba más popular ;)

      Eliminar
  39. Painting give so much away of the inner mind. Have a good day Diane

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Painters have seen things in the faces of his models that could scare anyone... That's why I chose Literature.
      Cheers, Diane.

      Eliminar
  40. ¡Yo quiero algún día poder pintar así! Qué buena idea. Un pintor que atrapa los sentimientos y el estado de ánimo y lo plasma en un cuadro. Abrazos y graciaspor compartir el relato. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchos han conseguido hacerlo, pero habría que convivir con el modelo, tener una vínculo superior al simple retrato.
      Un fuerte abrazo, Borgo.

      Eliminar
  41. Muy bonito y poético el relato, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  42. Por qué echarle la culpa a la mujer? Qué le hizo? Se rió muy fuerte?
    Viéndolo desde otro lado de la esquina por supuesto.
    Que cargado tenía el pincel, pobre pintor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue mi intención echarle la culpa a la mujer... Bueno, en realidad, no tuve la intención de echar ninguna culpa, al menos no de manera consciente.
      Un pincel MUY cargado, uf.
      Un saludo.

      Eliminar
  43. Um texto belisimo, muito bem realizado e uma vez mais você me surpreende.
    Todos nós temos um "pintor" dentro de nós e muitas vezes conseguimos adivinhar os sentimentos dos que nos rodeam. Foi isso que levou a protagonista a abandonar o "palco" quando viu plasmado no quadro o sentimento amargurado que a afligia. É como quando nos damos conta de algo terrível que nos vai acontecer e não estamos à espera (Já passei por isso e chorei muito).

    Esta é a minha leitura.

    Beijinhos Humberto.
    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uma leitura muito adequada, minha querida Flor.
      Acredito que todos nós já enfrentamos um artista que desvendou sentimentos dessa forma, não quero nem lembrar, mas depois percebemos que foi bom ficar nus... alguma vez.
      Beijinhos.

      Eliminar
  44. Dib:
    Desasosegante y angustioso.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo así, Diego... algo así.
      Muchas gracias por estar siempre.

      Eliminar
  45. Guau, Dib, se me frunció il cuore. Tiene la dosis justa de lirismo pero no deja de resultar inquietante, eso,, muy inquietante por eso de que ciertos artistas le das la mano y te arrebatan el alma como si nada, eh. ufff Dib. Así no repunto, mierda. No me haga caso porque últimamente vengo para atrás. Y hasta hablo sola en los comentarios de blogger. No way.
    Saludos van!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso no hay que tener parejas artistas, pueden ser muy peligrosos.
      Espero que repuntes, porque lo vengo leyendo desde hace unos días, si venís el sábado, podemos hablarlo mejor... si querés, claro está.
      Bueno, yo también le hablo a los textos, pero no soy garantía de salud.
      Un abrazo.

      Eliminar
  46. No creo en absoluto que este pintor al que hace referencia tu relato haya sido un pintor con aires de perversión, absolutamente para nada, todos dentro de nuestra multiplicidad de "yoes" tenemos algún "yo" con tinte oscuro, esto es inevitable, como es inevitable también que el pintor lo perciba, ya que tanto los pintores como los poetas vemos siempre un poco más allá de todo lo demás, hasta más allá de nosotros mismos; arte + sensibilidad + intuición = magia absoluta y esta fórmula se nota claramente en tus relatos.

    Excelente, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos reunir los dos pensamientos sin que se contradigan. Esto es, un artista ve más allá, sin dudas, pero en esa visión que escapa a los demás, también (y sin querer) puede hacer daño.
      No todos logramos aceptar nuestra parte oscura, el Darth Vader que vive dentro de nosotros, si me permites la analogía cinematográfica.
      Muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  47. Yo, pintora, también hubiera salido escopeteada, con ese ojo que todo lo mira.
    En defensa a ultranza del pintor de tu relato, haremos bien en convenir que no hay mal retrato si existe buena pose.
    La culpa, de
    ¡los pinceles! jejeje
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ojo demasiado entrometido...
      Tienes razón, la culpa es de los pinceles, construidos con las barbas del diablo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  48. Siempre logras sorprenderme, ya se que no te gusta esa palabra, pero lo lamento es así!

    Un texto mucho más oscuro que el dibujo de Wilson.

    Eres excelente, eso nadie lo puede negar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que hay una confusión, no es que no me guste la palabra 'sorprender', no me gusta la sorpresa-no-sorpresa... Un tema largo y trillado en este blog.
      Wilson es un artista muy joven, recién está dando sus primeros pasos.
      Muchas gracias, Lula.

      Eliminar
  49. Me quede frío Humberto.
    Tus textos son imaginativos mas de una vez quise escribir algo despues de entrar a tu blog, solo para mi, no para publicar por que ni blog tengo, pero me senti con ganas de decir muchas cosas. Te agradezco por esa inspiración ya lo voy a hacer.
    Un abrazo.
    Matías

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un honor lo que dices, Matías, ya verás que puedes decir lo que quieras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  50. Todos llevamos negativo y positivo en el paquete que formamos. Un día, podemos comenzar una obra de manera positiva, pero de repente, sin saber bien por qué, ni la razón de ése inesperado cambio, la negatividad aflora por todos los poros de nuestra piel.

    Y en la actualidad, son muchas las causas que nuestro objetivo localiza con el mal...es perversión el mal en sí? quizá no, quizá se ala propia perversión quien engloba al mal más negro.

    Tu relato, que como siempre, sabes contar de manera tan certera, con palabras llanas y la vez bellas, nos habla sobre todo del caos interno que muchas veces no sabemos cómo comenzar a ordenar...

    Saludos amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó tu reflexión, Mascab, pero soy de los que creen que hay una tendencia más fuerte de los polos pos-neg en cada persona. No me preguntes las causas, pero es palmario al evaluar la vida de cada uno.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  51. Un hermoso ritual del que sabe lo que quiere hacer y es consciente que no todo se puede plasmar en un lienzo. Cada mirada es un mundo y es muy importante la forma de mirar.
    ¿Tan horrible fue lo descubrió dentro de si misma que la hace llorar? ¿Tan vacío de contenido que no se puede plasmar en un lienzo?
    Pero las lágrimas redimen y si no nos gustamos puede ser un buen comienzo cambiar esa visión. Magnífico Humberto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena conclusión, si no nos gusta lo que vemos dentro, pues a cambiarlo, en la medida de lo posible.
      Un beso, Katy.

      Eliminar
  52. Cautivador, a la vez que doloroso... quien menos nos esperamos, logra sorprendernos y acabamos analizándonos.... Mis más sinceras felicitaciones, siempre es placentero a la vez que inquietante, sumergirme en tus palabras.. Besos
    Mei

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Mei.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  53. Pintar el alma, el estado de animo, la conciencia, tocar con el pincel al ser humano es la esencia de la creatividad. Ese doble filo de tu cuento, tus cuentos, siempre me dejan pensando en lo que somos, en lo que vivimos, en lo que sabemos y no sabemos de nosotros mismos. Es un aprendizaje leerte. Magnífico también Wilson Javier Cruz Fagua. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julie, me encantó tu interpretación. Un pincel creativo que nos toca.
      Aprovecho tu comentario para decir que lo que hago es simplemente artístico, o eso intento, nada de querer mostrar el camino de la Verdad.
      Un beso enorme, querida amiga.

      Eliminar
  54. Me ha sobrecogido este final... Impresionante. Con cada relato me sorprendes más!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  55. Un tema complejo el que abordas, es difícil dejar al descubierto lo que sucede con nuestras emociones, y peor aún darnos cuenta de cómo estamos o somos interiormente cuando vemos desde fuera a nosotros mismos... nos averguenza. Creo que el fondo de nuestras emociones está sesgada, sujeta a que las mujeres o las personas siempre debemos sentir cosas positivas o lindas... el no sentir la otra parte más oscura o amarga... los sentimientos como en las comidas ... de todos los sabores y coleres diferentes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy complejo, Quiltra.
      La visión del uno mismo siempre está sesgada, pero es normal, es una forma de poder seguir adelante. Ya me siento Paulo Coelho ;)
      Un beso.

      Eliminar
  56. Muy fuerte Humberto pero excelente escrito.
    Un abrazo.
    Lalo

    ResponderEliminar
  57. Ver lo mas oscuro que escondemos es una cruz, y creo que no deberia ser mostrado si no queremos mostrarlo.

    Pintores así son un poco indiscretos

    Besos, Maestro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre pintor, al final es toda su culpa... o del creador del pintor, je.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  58. Qué buen relato, Humberto.

    “Si nos fuera dado poder vernos como nos ven los demás, de cuantos disparates y necedades nos libraríamos” (Robert Burns).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena la frase del poeta escocés...
      Muchas gracias, Macondo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  59. El pincel del pintor,apsorvia,el espiritu del pensamiento,al pasalo por los cuerpos escogidos,hciendo de los mirones el lienzo que ellos esperavan. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta cierto punto, Julio, la mujer creo que no esperaba ser ese lienzo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  60. A través de la mirada profunda de otro te descubres, te conoces, quizá sea el momento del cambio, después del llanto que limpia todo daño se retoman las cosas, se crea, se edifica y lo triste u oscuro se queda fuera, es de entender que siendo mujer le afecte la forma que otros observen su interior, desde siempre somos mas sensibles a eso.
    Es lo que entiendo, si me equivoco y el texto se refiere a un hombre, tú por ejemplo te diría que por mi parte me pareces único y a mi me gustas así :), es perfecta tu personalidad

    Besos Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no se trata de mi, Ame, ni tampoco de un personaje masculino, es una mujer y tu explicación me pareció muy acertada. Para muchos hombres, el pensamiento o sentimiento de una mujer es todo un enigma, en mi caso es apenas un secreto bien guardado.
      Muchas gracias por lo que dices, en verdad eres una persona muy dulce.
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Sabes, cuando leo un tema, siempre lo personifico en la persona del blog, ya, ya se que bueno no es así, imagina el mío entonces? :), pero querido amigo, sucede que te concentras tanto en la lectura que solo escribes lo que nace, cuando regresas a leer dices, dios!, yo he puesto esto?, en el ejemplo que te di es lo que siento :), y claramente se percibe se trata de una chica :)

      Besos Humberto y gracias por tu visita

      Eliminar
    3. De todas formas, no me quejé, Ame, a mí también me pasa que identifico el texto al autor, es un mecanismo bastante espontáneo.
      Y claro que me ha pasado contigo, muchas veces me cuesta desdoblar la Ame que deja mensajes aquí de la que hace subir la pasión allá, en su espacio.

      Eliminar
  61. Siempre me han fascinado los pintores y su manera de hacer, pero éste tuyo es asombroso. Me temo que de mí también sacaría algo lúgubre ayer. Hoy no, hoy calma. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces sería mejor que te pintara hoy, si tuviera que hacerlo.
      Un abrazo, Francesca.

      Eliminar
  62. Seguro que ella vivía tan feliz, tan fuera de toda noción de sí misma hasta ver aquel cuadro y sentir lo lúgubre que era su interior plasmado allí.
    Toda una terapia de diván a base de pinceles y colores.
    Como siempre fascinante, Humberto.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre sucede, uno vive tan feliz hasta que alguien...
      En fin, muchas gracias por tu comentario, Mos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  63. Texto muy intenso y muy bien narrado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Antorelo...
      Te debo una vista, bueno, ¡debo tantas visitas!
      Un abrazo.

      Eliminar
  64. Un micro con profundidad emocional, muy bien trazado, con una destacable elección del lenguaje para dotarle de un pulso narrativo muy ajustado al sentimiento que transmite.

    Acierta a dejar un amargor dificil de olvidar en el lector.

    Gran trabajo, Sr. Dib.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro, tus evaluaciones son siempre acertadas, aunque un poco bondadosas, lo cual agradezco mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  65. Dicen que la oscuridad es sólamente la luz que no vemos.
    Qué bueno llorar después de que te acaricien el alma con un pincel... Besin :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta cómo siempre ves la parte positiva.
      llorar después de una caricia sí que es hermoso.
      Un beso.

      Eliminar
  66. Me ha dejado así como con mal cuerpo, pobre chica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando terminé de escribirlo, me pasó lo mismo, luego, con las correcciones, se me fue yendo.
      Un beso, Lynn.

      Eliminar
  67. Qué lindo,a pesar de la oscuridad! Me ha gustado mucho y también me ha sorprendido. De esas personas reveladoras, así como el pintor, conozco varias, tienen esa virtud de reflejarnos que a veces nos incomoda pero que a la larga es necesaria.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, tiene que haber alguien que llegue hasta allá, hasta lo más profundo de nosotros.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  68. realmente fascinante
    e inquietante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nanno. Pero luego lo olvidamos y volvemos a brillar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  69. Supo plasmar lo que en su interior guardaba...

    Precioso relato muy inquietante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me lo pregunto en serio: ¿habrá sabido o lo imaginó?
      Bueno, no tengo respuestas.
      Un beso, Bertha y muchas gracias.

      Eliminar
  70. Me ha encantado, un relato interesante, de los que hacen pensar =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me hizo pensar... no lo dudes. Tuve la idea y me dije, ¿cómo demonios voy a escribir esto?
      Y así quedó ;)
      Un beso.

      Eliminar
  71. Deliciosa metáfora del origen y finalidad del arte: la vida.

    Todos saldríamos corriendo para llorar si los pinceles se posaran sobre nuestro pecho...

    Excelente, Humberto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado, Marisa.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  72. Un color, una palabra, un gesto... cualquier cosa vale a veces para rescatarnos de la parte oscura de nuestro propio ser, bien sea con la mirada, tal vez con el llanto. Ocurre también que, otras veces, hay quien ve sólo parte oscura en cada rincón de un ser.
    Me ha gustado mucho. Besos Hum!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tratar de ser equilibrados, lo oscuro está, pero hay que lidiar con ello.
      Muchas gracias, Raque.

      Eliminar
  73. Intrigante relato, me ha gustado mucho. Puede que solo pintase lo que vio en su interior.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo más probable, y si no fue así, se lo hizo creer.
      Un abrazo, Jon.

      Eliminar
  74. El pintor que le hace "ver" a una mujer su yo interior, debe ir a prisión...

    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres tajante, no hay vueltas, el tipo a prisión... Creo que tienes razón.
      Beijos.

      Eliminar
  75. me gusta tu pintor
    me gusta tu cuento
    sólo que al hacer el dibujo de los otros el pobre los hacia planos
    el unico profundo era el ultimo, el protagonista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, pero como a la mayoría de los 'profundos' las cosas le duelen más.
      Gracias, Garriga.

      Eliminar
  76. Un pintor necesita inspirarse de aquello que ve, de aquello que toca, de lo que tiene a su alrededor y traspasarlo a su tela. Evalúa las perspectivas. La tela es blanca, su mente también. El pintor no lleva colores premeditados para su cuadro, los obtiene de las personas que ve, sin saber qué color le proporcionará cada una de ellas. Son los propios modelos los que le dan el color y le sugieren las formas que pinta.
    El pintor selecciona su primer personaje, sin color previo, es su modelo el que se lo proporciona.
    Cada uno de sus modelos le va dando el color sin saber de antemano qué color aparecerá en el lienzo. El pintor conforma una pintura indefinida pero muy vívida Cuando pasa su pincel sobre el pecho de la mujer y el paisaje se vuelve inquietante y lúgubre, la mujer se horroriza y escapa. A ese modelo le da miedo tener la capacidad de transformar un paisaje muy colorido en algo inquietante y lúgubre. Se va corriendo muy triste, ella no ha podido darle ningún color al pintor ¿Será lúgubre su alma? A pesar de no entender porqué ella ha producido ese efecto en el cuadro, no puede dejar de llorar.
    Si comparamos ese proceso sería muy similar al que se produce escribiendo. Un escritor empieza a escribir sin una idea preconcebida, solo escribe, se deja llevar por lo que ve, siente, oye, recuerda o sueña. Se plantea distintas posibilidades al escribir, busca la perspectiva. Sin una idea previa, va construyendo personajes y deja que sean ellos los que le marquen el camino, se vayan creando y constituyendo su propia historia. Puede aparecer un personaje rebelde que transforme la historia, el autor puede permitírselo o no.
    La creación es un proceso muy similar en todas sus manifestaciones. Eso he visto yo en tu pequeño relato.
    Lo único que no me ha quedado claro es "el desarraigo de lo inmediato"
    Muchos besos, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un análisis digno de aparecer en una revista de arte, Marta.
      Muchas veces trato de hacer comparaciones en los procesos de creación de las diferentes artes, hay veces que coinciden, otras que se alejan tanto que me sorprende, pero en todos los casos, el artista es sorprendido por la obra... o, mejor dicho, tendría que ser sorprendido por la obra, pues eso hace que no sea una tarea maquinal.
      Lo de 'desarraigo de lo inmediato' es... eso. Al menos lo que yo siento. Lo inmediato, lo que está por suceder, siempre me hace sentir que no tengo raíces, que estoy parado en el medio de un no-suelo en un no-tiempo, pero que es acuciante. Son sensaciones muy personales y difíciles de transmitir.
      Un beso enorme, Marta, recuerda que mandé un mail con la nueva dirección de correo electrónico.

      Eliminar
    2. Humberto, ya que te contesto te agradezco tu elogioso comentario hacia el mío. No he recibido tu nueva dirección de correo.
      Otro beso.

      Eliminar
  77. En un ambiente mágico,la magia se acentúa por la elección de las palabras, esas de pintura que tanto me gustan. Y por la intriga lenta que avanza hasta la aparición inquietante y lúgubre, "develadora" para la protagonista. No siento que la magia sea una estrategia de narración, sino que la siento más como parte de la creación que esta vez giró en ese sentido.
    Creo que es la primera vez que te leo algo narrado por una mujer.
    Y hablando de oscuridades, siempre es necesario que alguien de afuera nos pinte lo lúgubre, aunque también creo que cada uno sabe sus sufrimientos y por dónde el camino se vuelve oscuro, el problema es dar con la luz. ¿De esa pintura nació la idea? Increíble y bella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno podría decir que cada vez se hace más difícil encontrar magia, pero creo que en lo más cotidiano hay mucha magia, simplemente hay que mirar con ojos de sorpresa, de novedad.
      El tema de la oscuridad que 'denuncia' el de afuera... bueno, ése sí que es un problema.
      El autor es un muchacho muy joven, me gustó trabajar con su dibujo.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  78. Oh dios! Que bonito escribes (ya te lo he dicho no?) me transportas con tus palabras!! Que gusto leerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gary, eres siempre muy amable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  79. Preciosa la magia del momento, inquietante el sentimiento que deja al protagonista.

    te felicito, un abrazo

    ResponderEliminar
  80. Humberto, no existe mayor drama para uno que verse reflejado por la realidad de otra persona en lo que no se quiere. Al protagonista le sucedió. Y es que los artistas saben llegar al fondo de lo desconocido.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Nicolás, pero ¿es bueno?, digo, ¿es bueno llegar al fondo?
      Últimamente me lo he preguntado mucho, probablemente el texto haya nacido de esa pregunta.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  81. El misterio profundo sobre esa última pintura, me ha dejado pensativa, porque inquieta tuvo que quedar ella, ante el hecho de haber dejado tan al descubierto, algo que ni ella tal vez intuyó ¿o quizás sí?
    El supo llegar hasta el fondo de su alma… y leer a través y a pesar de aquella intensa oscuridad.
    ¡Las mujeres Humberto y su complicada personalidad!

    Eres genial creando relatos mágicos, y yo siempre tu admiradora.
    Nunca dejo de leerte.

    Besos Humberto y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los hombres nos intriga mucho saber lo que sucede en el alma (llamémosla así) de una mujer, porque no son tan simples, tan básicas como nosotros.
      Como siempre, te agradezco tus palabras y amistad.
      Un beso y gracias a ti.

      Eliminar
  82. Qué buen modo de pintar!!!!
    Me encantó el relato Humberto, siempre sos tan creativo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un modo de pintar, como mínimo, revelador.
      Muchas gracias por tus palabras, Eva.

      Eliminar
  83. La imagen del pintor tomando partes de la escencia de es multitud me impactó.
    Abrazos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, yo no querría haber estado en esa esquina... Por las dudas.
      Un abrazo, Walter.

      Eliminar
  84. Hay pintores que verdaderamente hacen magia.
    El final me dejó cierta angustia.
    Me gustó mucho Humberto !!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rex, a mí también me angustió en un principio, luego me fui... acostumbrando, digamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  85. UFfffffffff.... me dejas asi. Sos genial! te abrazo

    ResponderEliminar
  86. Terrible, impactante, cargado de imágenes y sensaciones como sólo tú puedes expresar. Eres un gran cuentista, Humberto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sara, es un honor leer un comentario tuyo.
      Un beso.

      Eliminar
  87. Lo de comentar con retraso es una solución a medio camino entre mis ganas de participar y el deseo de no amontonar-te comentarios. Oye, comentar es un placer, pero si en alguna revista estan dispuestos a darme fama y fortuna por hacerlo … yo me apunto. :)

    Llorar es bueno, pero hay que saber parar y como tu dices aprender de los errores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fama y fortuna... Déjame evaluarlo ;)
      Besos.

      Eliminar
  88. Yo creo que pintó lo que el llevaba en su interior.
    Interesante relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  89. EN NOSOTROS, EN LO NUESTRO, EXISTEN AUN MUCHOS INMERSOS QUE A VECES SÓLO LOS DEMÁS DESCUBREN. TREMENDO POST MI HERMANO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, ReltiH, no hay mucho más para agregar.
      Bueno, sí, que muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  90. El pintor tiene un don.
    Y te descubrió.
    No vuelvas.

    ResponderEliminar
  91. Es un poco la idea de cómo te ves y como te ven a ti. La diferencia suele ser notable. Lo chungo es cuando la verdad duele.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de los que creen que la Verdad, con mayúsculas, siempre duele. Pero es un tema demasiado largo para tratarlo aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  92. Me gusto relato como siempre... Un abrazo.)

    ResponderEliminar
  93. El pintor de la realidad, es como yo lo definirìa. debe ser sorprendente verte representado tal y como te ven los demàs.

    Un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorprendente y peligroso, pero yo me arriesgo con tal de saber la verdad.
      Un abrazo, Paco.

      Eliminar
  94. A veces nos asusta descubrir lo que somos y más si son otros quien lo hacen.

    Me descubro, como siempre, ante tu genialidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable, Teresa, gracias.
      A mí ya me asusta el espejo, pero ese es otro tema ;)
      Un beso.

      Eliminar
  95. No te preocupes, hombre. Seguro que el pintor era miope, se olvidó las gafas, y pintó lo primero que le salió de la imaginación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso... el error era de él.
      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  96. Hombre no debería hacerse tanto problema que todos tenemos nuestros nubarrones en el alma!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay épocas, creo, actualmente ando con un clima parcialmente nublado, pero el sol aparece todos los días (por suerte).
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  97. YA LO DIJERON TODO, NEGRO QUERIDO ME DEJARON SIN PODER DECIRTE LO GROSO QUE ME PARECES CON TUS RELATOS LLENOS DE MAGIA.
    CADA SEMANA ESPERO TUS ENTRADAS CON MUCHO ENTUSIASMO. OJALÁ PUDIERAS ESCRIBIR MÁS SEGUIDO
    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    CHRIS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, todo todo no, jeje.
      Muchas gracias por ser siempre tan amable, Christian.
      Escribo mucho más de lo que te imaginas, lo que sucede es que no es material para el blog.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?