15 de abril de 2013

A las seis en punto de la tarde


La secuencia es la misma, obstinadamente la misma: todos los días, a las 18 horas, un hombre comienza a perforar el otro lado de la pared de mi apartamento. El taladro me mortifica por diez minutos, luego se produce un corto silencio y enseguida se escuchan los gemidos de una mujer. Los grititos no duran más de 5 o 6 minutos y desembocan en un largo y ametrallador sollozo. Finalmente, ponen algo de música together-forever, chocan copas y se deshacen en risas post orgásmicas. Todos los días se repite la rutina, a las seis en punto de la tarde, con una exactitud y esmero dignos de un cobrador de impuestos medieval.
Claro que ya escuché hablar del jueguito de la enfermera, el verdugo, el profesor y la alumna, incluso Batman y Robin, según las preferencias sexuales; pero esto excede mi imaginación: La fantasía del perforador de paredes. En ese aspecto, se trata de una pareja innovadora, no lo puedo negar. Lo cierto es que todo este dislate ha llegado a preocuparme, pues si en verdad el sujeto agujerea la pared antes de tener sexo, los hoyos y rajaduras deben ser innumerables, lo que estaría poniendo en serio riesgo la estabilidad estructural del edificio. Tampoco puedo ocultar que asocio ese trepidante sonido invasor con la potencia de su miembro viril... bueno, es que estoy comenzando a sentir menoscabada mi masculinidad.
Acuciado por la incertidumbre y la angustia, hoy decidí aclarar la situación de una buena vez, así que, después del rito diario que acabo de comentar, me dirigí presuroso al apartamento de mi vecino. Aporreé la puerta y me paré con los brazos cruzados, mientras mascullaba amenazas y daba golpecitos de impaciencia en el piso con el pie derecho, actitud que abandoné en el acto cuando vi que se asomaba un tipo enorme y con cara de pocos amigos. Me increpó:
-Pero ¿qué carajo quiere?
-Verá usted… yo soy su vecino del B y resulta que… ¿no me prestaría el taladro? Es que hoy viene mi novia y... -pero el puñetazo no me permitió terminar la frase.

281 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y los comentarios para ‘La mirada de Baker Street’.

    La semana pasada estuve un poco atareado, pido disculpas por mis ausencias.

    Una buena semana para todos y un fuerte abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. RSRSRSRSRSRSRSRSRSRSRRSRSRSSRS Teve medo?????? Afinal não havia berbequim nenhum isso é que é verdade!! Desde pequeno que eu ouço um conto em que um homem pregava pregos na testa e arrancava-os com os dentes, deve ser dsa mesma familia rsrsrsrsrsrsrs.

    Para um final de tarde de segunda-feira não podia haver melhor para ler. Eu ri a "bandeiras despregadas"!!!

    Beijinhos Humberto, feliz semana.

    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eu queria dizer que o homem pregava pregos com a testa.

      Eliminar
    2. Pregar com a testa e arrancar com os dentes? Sem dúvida, da mesma família, nem quero imaginar as atividades sexuais desses sujeitos!
      Como já disse, é uma honra para mim que você tenha sido a primeira... como, aliás, é no meu coração...
      Beijos, Florzinha.

      Eliminar

    3. Eu penso que esses tipos são uns brutamontes na sua intimidade. Há que ver as companheiras também devem meter medo.

      Como dizem os brasileiros "está rolando um clima" entre nós rsrsrsrs. Costuma-se dizer que a primeira nunca se esquece.

      Beijossss!

      Eliminar
    4. Rolado um clima, a nossa idade! Rsrsrsrsrs...

      Eliminar
    5. rsrsrsrsrsrsrs o sol quando nasce é para todos. Hora de dormir, até!

      Eliminar
  3. ¡Ja, ja! ¡Qué bueno!

    Se me ocurren: 1) Hay gente pa tó, que decía aquel torero, y 2) la explicación improvisada tras la petición es un modelo de lo que no se debe decir NUNCA en situaciones similares.

    Así que podemos extraer moraleja...

    Un abrazo y gracias por el relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, no fue la mejor petición, cada uno tiene sus propias herramientas ;)
      Un fuerte abrazo y gracias a ti por la visita.

      Eliminar
  4. como se arma uno historias detras de otras puertas...

    lo que no apresuramos a imaginar quiz{a es el personaje que nos saldrá a abrir

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay paredes muy delgadas, difícil no dejar volar la imaginación.
      Un beso, Jo.

      Eliminar
  5. :)

    Hace algunos años, cuando la inseguridad no estaba tan desatada, tenía unos negocios, saliendo de uno de ellos, siempre ya entrada la noche, alrededor de las ocho, caminaba unos pasos hasta llegar al auto, por varios años escuché, ruiditos, sonidos, gemidos, susurros, detener, seguir, en fin, siempre apuraba a cerrar rápido y caminar acortando el tiempo para no "invadir su privacidad", nunca supe como hacían para que se escuchara hasta afuera y bueno, me tienes sonriendo, me encantó tu relato Humberto, yo aquí veo lo divertido :)

    Besos y apapachos Humberto, te cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brindemos porque una vez coincidimos en las cosas que suceden en nuestros países, ya vamos mejorando.
      Me encantó tu anécdota, hasta pude imaginarte apurando el paso para no ser indiscreta.
      Un beso enorme, Ame.
      Me cuido, como siempre te prometo.

      Eliminar
  6. No te podía prestar el taladro, tenía que ir en persona y... bueno dos mujeres a la vez iba a ser mucho trajín. Buen relato Humberto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A juzgar por la foto, prefiero hacerlo con mi destornilladorcito.
      Un abrazo y gracias, Jaal.

      Eliminar
  7. Jajaja!!! Y leer este texto es la mejor manera de terminar mi break de mediodía. Un mini sainete genial. De principio a fin! La hilaridad irónica me puede totalmente. "Perforador de paredes..." Buenísimo, doc!
    Big hug for you, me dear!!! ;)
    P/D: Un show infernal de "comas", "puntos y comás", "dos puntos" y demases ejemplos de solvencia. Usted sabe sobre lo que hablo. Divertido e instructivo. Combo ideal! Cheers!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que te gusta la ironía, pero, como habrás notado, es de las inocentes, no como ciertos comentarios que algunos dejan en blogs ajenos, en fin...
      A big kiss, my BeeBee.

      Eliminar
  8. JajajajajajaHumberto,muy bueno,pero que muy bueno,cada uno puede entender lo que quiera:acercandose a la verdad.
    Me encanta las cosas que te pasan,por el interior de tu himaginación.una abraçada amic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Com solen dir: la imaginació al poder, Julio.
      Uno siempre se acerca a la verdad, aunque sea un textito divertido, pero nunca la alcanza. Creo que eso es bueno.
      Un afecte per a tu i la teva família.

      Eliminar
  9. Viste Diba?, hay que dejar en paz el juego del taladro, tú taladra un cuerpo desnudo, el vecino sabe lo que hace, y duele morir atado a una Cruz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue lo primero que imaginé, que iría a encontrarse con una Jesusa Crista en pleno goce, pero no... Ahí me desilusionó el cuentito.
      Un abrazo, Sarca.

      Eliminar
  10. Realmente es un relato muy sugestivo que juega con la imaginacion del lector.

    ResponderEliminar
  11. Dios te conserve esa imaginación privilegiada Hum, jajaja..
    No puedo imaginarme porque la perforado afecta la masculinidad del pobre hombre, es algo que tendrias que contar!!!

    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son cosas de hombres, que lo miden todo con... Bueno, imagínalo.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  12. ¡Qué bueno, Humberto! Me gusta como has resuelto el final, que dice tanto como mantiene la intriga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sara, cada vez se hace más complejo resolver bien sin repetirse. Es todo un desafío.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Jajaja el final es de película!
    Me ha encantado el relato, como siempre :)
    Saludos :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, eres muy amable con tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hola, Humberto.

    Genial. Mantienes la espectación y rematas con un estupendo final.

    Me encantó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía más arriba, estoy buscando una fórmula de final sorpresa que no sea el típico giro final sorpresivo, pero es muy difícil, como resolver un gol en 1 metro cuadrado... Perdón por la mala analogía futbolera.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Al taladrador nunca le puedes pedir el taladro. Lo heriste en sus sentimientos. Es como si a un perro ladrador, le pides que te enseñe a ladrar y él, por supuesto, te muerde.
    Has recibido tu merecido... y deja de fantasear con los supuestos juegos eróticos de los vecinos. La mujer grita y solloza, porque el animal, jugando con el taladro, le está destrozando el departamento, que les regaló su mamá, Doña Rosa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejas frío, no sabía que estaba ocurriendo todo eso apenas a una pared de distancia. Un puñetazo bien merecido, recién ahora lo entiendo.
      Besos, Lucrecia.

      Eliminar
  16. Jajaja, qué inesperado el final. Excelente! me ha encantado como todos! Te dejo mi cariño y mis besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, RoseMarie, eres muy amable.
      Te debo una visita... como a muchos.
      Besos.

      Eliminar
  17. El final me hecho reir por un rato... me imagino tu cara cuando se ha parado frente a ti ese corpulento tipo del taladro.
    Muy buen final y además divertido.
    He pensado seriamente en poner en practica esta nueva fantasia.
    Te dejo un abrazo que voy corriendo a comprar un taladro.
    CArlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que tiene que sostenerse con el tamaño de otras partes del cuerpo, imagínate semejante pedazo de taladro y una herramientita pequeña. Piénsalo, no es por nada ;)
      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar
  18. Genial. La comparto en la Fan Page de Observando Cine.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, David, eres siempre muy amable.
      Lo digo aquí también: felicitaciones por tus logros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Te leo todas las semanas, eres magnífico tío, dejas un cuento magistral y luego nos haces respirar una semana para atacar de nuevo!

    Eres la leche.

    Dary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una manera sutil de decir que el anterior no te gustó, je.
      Se agradece, Dary, un abrazo.

      Eliminar
  20. Me encanta ese final, Humberto. Te advierto que yo hubiera actuado igual viendo el aspecto del vecinito. O espera, igual no. Igual saco mi taladro y ...
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres corpulento, Mos,no le vas a la zaga a ese tipo, así que confío en que con tu taladro, lo habrías hecho cagar el las patas. Perdón, me emocioné.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  21. Nos has regalado un cuento fresco y divertido, Humber, con mucho de picardía y de cosas que pueden pasar en la realidad.
    Siempre pienso de donde sacas los temas, o tienes una vida muy variada o una imaginacion de envidiar?

    Un beso amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco y un poco, creo que la imaginación está comenzando a mermar, voy a tener que caminar más por las calles... y escucha, eso sí, escuchar ;)
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  22. El tema "ruidos" de los departamentos vecinos da para fantasear bastante. También escribí uno, hace ya un tiempo, más largo, que tal vez publique en algún momento.
    Me interesó seguir las elucubraciones del personaje sobre el orden habitual en que se daban los acontecimientos. El final fue muy divertido,
    Humberto, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más ahora que se hacen tan delgadas las paredes, Mirella. Por suerte mi pared no da a ningún departamento, así que zafé de esa situación.
      Un personaje medio raro, ¿es que no le molestaban los ruidos, sólo os ruidos?
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. EXCELENTE divertido y rocambolesco, jaja.
    Grande maestro.


    Balbi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita, Balbi.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Conozco :
    "A las cinco de la tarde
    Eran las cinco in punto de la tarde.
    Un nino trajo la blanca sabana
    A las cinco de la tarde..."
    Fue la primera vez que he querido poesia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un guiño, allí, como bien te has dado cuenta, Norma. Aunque esto, de poesía no tenga nada. Lorca me mataría.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. jajajaja, ¡ay!, el taladrador es como el empotrador: cuestión de percutor...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son profesiones que piden herramientas muy potentes...
      Un beso.

      Eliminar
  26. El complejo hormonal creo que lo has contagiado a todos tus lectores; no se me ocurrirá llamar jamás a una puerta vecina cuando escuche un ruido extraño, puede ser el preludio de una fiesta a la que ni he sido invitado, ni se me espera, ni se me recibe de buen grado. Creo que un filete crudo en el lugar del puñetazo te vendría bien. Jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me aconsejaron, también me dijeron que si me aplicaba la hoja de un cuchillo... Bueno, en algún momento se deshinchará.
      Un fuerte abrazo, Francisco.

      Eliminar
  27. ¡Ay qué bueno! ¿no sería ella la que hacía agujeritos? ¡jajaja! mejor no doy ideas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, parece que la imaginación puede llegara límites... pero me ha gustado la idea, podría escribir una parte II.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  28. Primero y principal: " Al que mucho quiere saber se le dice poco y al revés".
    Segundo y sigue siendo principal: "No te metas en camisa de once varas".
    Tercero: Cómprate un taladro. Agujereále la pared al vecino. Trágate a su pareja y que siga la onda expansiva. Por inútil y bestia (el otro)
    Es verdad: Expectación hasta la nuca.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me aconsejaron que arrollase su pared con una de esas máquinas excavadoras, no es mala idea.
      Lo de 'hasta la nuca' me ha sonado extraño, me dio un poco de miedo ;)
      Un beso, Pilar.

      Eliminar
  29. Como decía uno: A alguno le da por afilar bombillas.
    Ahora hay que tener cuidado que la innovación no sea el martillo percutor de suelos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, con un martillo percutor de suelos puedes hacer milagros... pero no querría probarlo, mejor a la vieja usanza.
      Un abrazo, Pedro.

      Eliminar
  30. ¡Qué bueno, Sr Dib! ¡Me has arrancado una buena carcajada!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Pedro, una carcajada vale más que decenas de análisis profundos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  31. Me has hecho reir Humberto, está genialísima tu imaginación y un final soprendente. Habrá una segunda parte después del puñetazo?

    Abrazos y buena semana wapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez haya una segunda parte, pero ya cambiaríamos de género, sería terror o violencia urbana, algo así.
      Un beso enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  32. jajajaja, a quién se le ocurre pedir el taladro??? lo mismo el buen mozo quería repetir más tarde jejejej. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, esas cosas no se piden, Tamara... ¿desde cuándo?
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  33. Humberto, me has hecho reír con el pedido que comenzaste a hacerle al ropero que se paró delante tuyo. Fuera del relato, los tiempos son cada vez más violentos, los reclamos justos a un vecino molesto habrá que hacerlos con escafandra y gas pimienta en mano, por las dudas.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Migue, hay mucha violencia, por cualquier tontería la gente se va a las manos, creo que este relato intentó ponerle un poco de humor a esa desgracia.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  34. Dib:
    ¡Hay herramientas que no se prestan...!
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni la mujer ni el caballo ni la guitarra, dicen en el campo.
      Un abrazo, Diego.

      Eliminar

  35. A las cinco y cuarto en punto de la tarde:

    Él, con voz susurrante y profunda, lee las características del taladro; mientras, ella escucha con atención y respiración entrecortada.

    TALADRO PERCUTOR BLACK & DECKER
    Taladro percutor de Black & Decker con maletín y 5 brocas incluidas realizado por el mayor productor mundial de herramientas eléctricas:
    500 W de potencia adecuados para las tareas del hogar
    Acción percutora para taladrar en mampostería
    Bloqueo del eje para un cambio de la broca sencillo y un agarre máximo del accesorio.
    La velocidad electrónica variable le ofrece mayor control y es esencial para atornillar
    Portabrocas automático de 13mm de alta calidad
    Empuñadura auxiliar para tener mayor control
    Botón de bloqueo del interruptor para mayor control
    http://tienda.hogarutil.com/index.php/taladro-percutor-black-decker.html

    Después de las instrucciones llegan la demostración práctica, el silencio y el placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho poner hot, Ishtar, con sólo leer las instrucciones uno puede llegar a límites de sensualidad impensados, uf...
      Mejor paso a leer el siguiente comentario, porque si no... Uf...
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Hacer reír es lo más difícil y tu hoy lo has conseguido, cada vez que leo el final se me escapa una carcajada. XDDD
      Un beso con sonrisa.

      Eliminar
    3. Me pone muy feliz, el humor es un género que me encanta, pero tiene que ser un humor irónico, ácido, hasta disparatado. En una época lo usaba bastante, pero no siempre me entendían, eso me desalentó.
      Más besos.

      Eliminar
  36. Hoy te has ganado el aplauso...

    ResponderEliminar
  37. Me hiciste reír con tu relato amigo Humberto,
    siempre es un deleite leer tus textos
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosas palabras de ánimo, Jorge, estás dentro del grupo de gente que viene aunque sepa que a mí se me hace casi imposible retribuir el afecto como lo merecen. Eso vale más que el oro.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  38. ¡jajajaja Magnífica entrada!
    ¡Yo también estaría preocupada por la integridad del edificio!
    Pero innovadores eran un monton :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos en el seno de su pareja, ellos la pasaban MUY bien.
      Un beso enorme, muchas gracias, Dolega.

      Eliminar
  39. Cada vez que oiga un sonido extraño en mi piso, voy a desvariar con la imaginación.
    Por lo que cuentas das la imagen de un vecino rudo. ¿Pero que diablos hará con ...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación vuela ante cualquier pequeño sonido que viene del exterior, un chillido es un asesinato, un camión de residuos un plato volador y así, al menos a mí me sucede, soy demasiado soñador.
      Un abrazo, Marcos.

      Eliminar
  40. Creo que tu vecino no utilizaba un taladro, era una Termomix, que trituraba el hielo para hacer una buena batida de coco para tomárselo, como aperitivo indulgente. Con el tiempo, que hace que nacimos, el oído también nos falla. jajajjajaaaa.

    un abrazo

    Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, me contó el personaje que temblaban las paredes, que se le caían los adornos, eso era una Black & Decker... ;)
      Un abrazo, Paco, muchas gracias.

      Eliminar
  41. es todo un alivio que sólo haya sido un puñetazo y no que haya utilizado el taladro y que (censurado, porque sino blogger cierra el blog, je)
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo imaginé lo mismo (creo), hasta pensé en darle un final así, pero tenía que colocar la advertencia de contenido, como mínimo.
      Un abrazo, Draco.

      Eliminar
  42. Es muy original y lleno de humor. :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias y bienvenida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  43. Egoístas existen en todas partes...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es por justificarlo, pero era SU herramienta, tan íntima.
      Un abrazo.
      HD

      Eliminar
  44. jajajaja....y no se te ocurrio otra pregunta? :)
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si me prestaba la novia, ¡pero habría sido peor!
      Un beso, Mery.

      Eliminar
  45. Loquita por tilunes, abril 15, 2013

    Si quieres yo te puedo cuidar en mis brazos y despues los ruidos los hariamos nosotros..

    Me tienes atrapada en tus manos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira que miro mis manos y no te veo, ¿será eso de que el amor es ciego?

      Eliminar
    2. EEHHHH QUE REGALITO NEGRO! JAJAJAJA

      Eliminar
  46. JJJJJAAAAAAAAAAAAA me hiciste morir de la risa, Humbert, pude imaginarme TODA la situación como si estuviera ahi!!!

    Eres grande GRANDE!!

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe si no serías la novia del perforador... ¡con perdón!
      Un beso, Sabrina, muchas gracias.

      Eliminar
  47. Tu sentido del humor al imaginar lo que ocurre en el apartamento de al lado es increíble, rsrsrss (como tu me enseñaste a reír en portugués) y el final, sorprendente, como siempre.
    abrazosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabas de sorprenderme, no recordaba que yo te hubiera enseñado a reír en mi idioma, ¡pero me encantó! (rsrsrs, viene de riso riso riso, es decir, risa risa risa)
      Me has hecho sonreír, gracias por eso.

      Eliminar
  48. Genio total, te admito mucho, con todo respeto te lo digo.

    Un saludo.
    Guille.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Guille, yo te lo digo con humildad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  49. Muy bueno,
    con un final inesperado que no me deja escribir xq todavía me estoy riendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias, Fernanda, siempre lo digo y eso hace que parezca una simpleza, pero una risa es el mejor premio para mí... cuando el texto es gracioso, ¡claro está!
      Un abrazo.

      Eliminar
  50. Muy bueno y oportuno para mí que estoy teniendo problemillas últimamente con los vecinos ¿Y quién no? Es evidente la alusión sexual en un taladro que perfora un tabique. Las Black-Decker se tendrían que vender en sex shops.
    Por cierto, mañana es el aniversario de mi blog, pásate algún momento que se te echa de menos.
    Abrazos, amigo. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un subrogado del órgano sexual para ese hombre, jeje.
      Muchas gracias, Borgo, voy a pasar, te lo prometo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  51. ¡ Ja ja ja ja Era de esperar ! Saluditos. Carmen Ubeda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Era de esperar el puñetazo o la fantasía? ;)
      Un beso, Carmen.

      Eliminar
  52. Jajajaja Humberto, me ha encantado. La imaginación al poder.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. Jajajaja Humberto, me ha encantado. La imaginación al poder.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  54. Ahora que caigo, a mi vecino se le oye encasquillar un revólver y apretar (en vano) el gatillo... Mejor no paso a preguntar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ni se te ocurra, por favor!
      Esos son los peores.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  55. "Cuando los hombres de 120 kilos hablan los de 60 obedecen"...
    Te aconsejo hacer agurejos por tu parte a ver si os encontrais en un orgasmo comun ?
    Me muero de risa... post-lectura !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué buena idea, Manouche! Jamás se me habría ocurrido, eso es lo bueno de los amigos que pasan por aquí, le dejan a uno técnicas nuevas e interesantes.
      Un beso.

      Eliminar
  56. Que bueno Humberto, y encima el tío es un armario empotrado, que cualquiera le dice que deje de joder con el taladro, con el mecánico y con el de "verdad". Este tío con el taladro no hay pared de hormigón que se le resista, lo usa como Dios, y dónde penetra, la penetrada queda bien servida y satisfecha. Pues que será cuando los maneje los dos al compás y al mismo tiempo.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tendría miedo de imaginarlo, por suerte es un cuento, ¿no? Mi vecino real es un tipo esmirriado, con él podría aprovecharme tranquilamente, pues no puede hacer mucho, de hecho creo que ni sexo tiene, ja.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  57. Jejeje,vaya tela!! pobre lo que hay que aguantar a los vecinos,y encima como para decirle algo y esperar una buena respuesta ^_^

    Muy buen post Humberto.

    Gracias por visitarme y dejar constancia de ello,vuelve siempre que puedas y lo desees,serás bienvenido siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amable invitación, claro que voy a volver porque me gustó.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  58. Jajaja. Muy gracioso el relato... Hay gente con fantasías muyyy extrañas... Besotes.

    ResponderEliminar
  59. La verdad digno de Asimov, la parte de "todos los días" - A modo de recuperar cierta dignidad, conste la duración - digna de un quinceañero ansioso y no sabría como caratular lo del sollozo...
    Otra alternativa: boquetero con una grabación - yo que vos guardo los dólares en otro lado.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pensemos que lo hace todos los días, eso le quita... aguante. ¿Qué dólares, o crees que tengo alguno? ;)
      Un abrazo, Ato.

      Eliminar
  60. Con este texto te has superado, ese juego de significados del taladro nos ha dejado a todos muertos de la risa. ¡¡Fantástico!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Manuel, es que el taladro es una imagen... potente, digamos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  61. Siempre me sorprenden tus relatos; lo triste de esta historia (aunque parezca graciosa) es que estos energúmenos que haberlos los hay en todas partes, la fuerza que desarrollan no la empleen en hacer cosas positivas. Vamos, que mejor es que no te toque algo así al lado.
    Buen comienzo de semana, está muy bien empezar con una de sexo, el sexo es el motor de la vida. Un relato que da para echar a volar la imaginación.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un concepto técnico en psicología que siempre me interesó, se llama 'sublimar' y está tomado de la química creo, pero hace referencia a volver socialmente aceptadas actitudes o situaciones que, de expresarse como en la fantasía, serían rechazadas. Eso sucede con este texto, es un intento de encontrarle lo positivo a tener un vecino violento y un poco loco. Y claro, por suerte (bueno, no sé si por suerte) mi vecino parece que ni respira.
      El sexo es bueno para todo momento ;)
      Un abrazo, Mª Rosa.

      Eliminar
  62. Pues a mí lo del taladro me daría miedo...

    Fantástico relato.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, ni lo dudes...
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  63. Siempre idéntico a la misma hora...mmmmmm....sería una gravación y el taladro no le funcionaría en realidad :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El personaje me dijo que cuando tocaba la pared, se movía todo, así que si era una grabación estaría a gran volumen.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  64. Taladro y agujerito. No podemos negar que el pensamiento nos lleva directos al sexo, jejeje. Esta muy bien lo de pedir el taladro porque venia su nov... pummmmmmm
    Este relato merece una continuación Humberto.
    Beixos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya son varios que piden una continuación, nunca lo hice, pero podría marcar una diferencia.
      Un beso, Ohma, y muchas gracias.

      Eliminar
  65. Muy buen relato Humberto,pero eso no impide que me saques una sonrisa con el personaje inventado.

    jajjjaja, no puedo parar de reirme, lo siento, Precioso tu Relato. Es muy Bueno, de verdad.

    Pobrecito,soportar esos ruidos Siempre a los mismas horas, le entiendo, Eso cansa. Besos.

    Un abrazo. Creador de historias. Lindo blog, enhorabuena. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y por tu forma de ser tan abierta, Amapola.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  66. ¡Muy bueno Humberto!!!!!!!!! ¿me imagino que el tipo se habrá ido a comprar un taladro, no? Digo, para sacarse el gusto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para competir, al menos, y llenarle la pared de agujeros.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  67. La palabra "taladro" me trajo el recuerdo de la famosa escena de "Body double", la vieja película de Brian De Palma, pero este caso es bastante menos grave (aunque no me hubiese gustado recibir esa piña). De todos modos: taladrar a las 18 indica que el vecino es respetuoso del reglamento del consorcio.

    Saludos, HD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso no podemos quejarnos, respeta los horarios, pero no sé... es un poco insistente.
      Ahora caigo, es verdad, del tipo que espiaba con el telescopio...
      Un abrazo.

      Eliminar
  68. Respuestas
    1. Muchas gracias, Cybrghost.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  69. jajjajajjajajajaja qué divertido!!!! juro que me compro un taladro ahora mismo!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No querría saber para qué... me da miedo preguntar.
      Un beso.

      Eliminar
  70. Ja,ja,ja... Eso le pasó por meterse donde no le llaman.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que... ¡algo tenía que hacer!
      Un abrazo, Antorelo.

      Eliminar
  71. Respuestas
    1. ¿Y donde habrá quedado ese 'piensa mal que pensarás bien?
      Un abrazo, Silvia.

      Eliminar
  72. Insuperable tu sentido del humor. Me he partido de de la risa acompañando tu texto con mi imaginación. ¿A quien se le ocurre e tal desatino de pedir prestado el taladro ajeno"
    Puñetazo merecido por inmiscuirte dónde no debes. Espero que el edificio no se venga abajo jiji
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Black & Decker no se presta, ya quedó claro.
      Muchas gracias por tu amistad, Katy.
      Un beso.

      Eliminar
  73. ¡Hola Humberto! lo que más me llamó la atención fue "todos los días" jejejej, imagino que las paredes de su casa serán como un queso gruyere. Estoy segura que si fuera real no irías a llamar a la puerta y obsequiarías a tu bella dama con un solo de violín.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, en la vida real las cosas no son tan bizarras, o sí, me retracto, hay mil anécdotas que si las contara, nadie me creería.
      Un beso, Alondra.

      Eliminar
  74. No fue demasiado explícito el grandote, ¿el taladro viene con las instrucciones?
    Que se mude, no queda otra. El vecina le acapara la fase completa con el taladro y no le queda potencia para nada...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho dejó a todo el edificio sin luz varias veces, mudarse es la mejor opción. En esas charlas que suelo tener con mis personajes, se lo voy a comentar.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  75. tu historia me dio un motivo a considerar, tras la renuencia de mi hermano y mi cuñada devolverme mi taladro... parece que no se acaban más las reformas... jaja..
    beso grande Dib. Espero que marche todo bien por ahí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcha muy bien, Ro, gracias.
      Mirá vos a tu hermano y cuñada, cuidado que las reformas no afecten tu inocencia ;)
      Un beso.

      Eliminar
  76. Sabes que? las herramientas de trabajo son muy interesantes para las fantasías sexuales, piensa en destornillar, clavar, agujerear, se pueden hacer muchas cosillas, no??

    Eres grande Hum.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has dejado helado con las cosas que te imaginas, así que te gusta el jueguito del plomero o el carpintero, qué cosa este blog y sus lectores.
      Por cierto, no soy tan grande, 1.77 m. y no muy corpulento.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  77. Tremendo. Me hiciste descostillar de la risa. Lo bueno de pasar por aquí es que uno nunca sabe con que se puede encontrar... Che Humberto... ¿pudiste averiguar en dónde venden esos taladros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no te encuentres con un tipo que quiera taladrarte, está todo bien.
      Es un Taladro Perforador De Banco Black & Decker 13mm 1/3 Hp Bt1200, en mercado libre hay varios, ¡pero cuidado con el uso!
      Un abrazo, César.

      Eliminar
  78. Jajaja! siempre es bueno saber improvisar respuestas, para los casos de emergencia. Se ahorran muchos bofetones. Ay Dios! que divertido eres, caray!!
    Besorongos.
    SD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que este hombre iba a golpear y terminó recibiendo, sorpresas te da la vida.
      Un abrazo y gracias, Sara.

      Eliminar
  79. Hola Humberto! Que gusto visitarte de nuevo después de tanto tiempo, es que he estado un tanto alejado de este mundo de los blogs, pero me alegro ver que sigues escribiendo relatos originales, que tu sitio sigue creciendo y no te detienes en tus pasos.

    Me alegra por ti, que puedas alcanzar todo lo que te propongas.

    Un abrazo sincero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Guille. A mí también me gustó reencontrarte.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  80. Muchísimas gracias por pasar por mi sitio, siempre recibo con mucha alegría las personas que se acercan a leerme.
    Yo ya era de hace mucho tiempo seguidora de tu blog, te dejo un fuerte abrazo desde Uruguay!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan anónimo esto que a veces me sorprende, sea como fuere, muchas gracias por tu visita, tienes un blog de maravillas.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  81. Respuestas
    1. Es que (parece) era un tipo MUY bestial...
      Un beso, Malque.

      Eliminar
  82. Olá, buenas tardes! Muito bom!!! Seu conto daria uma bela minissérie para a TV .Parabéns!
    Gracias por sua visita ao meu blog e por estar na lista de amigos seguidores.
    Abrazos do Rio de Janeiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uma minissérie! Vamos pensá-lo então, rsrsrs.
      Valeu mesmo, Lau.
      Beijos.

      Eliminar
  83. Maestro de maestros. Nada mas!!!

    Lucho

    ResponderEliminar
  84. QUE GRANDE NEGRO ME HICISTE PARTIR DE LA RISA, ME GUSTA CUANDO ESCRIBIS COSAS DIVERTIDAS, BAH ME GUSTA TODO PORQUE SOS MUY BUEN ESCRITOR.

    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una risa es el mejor premio, ya lo dije.
      Un fuerte abrazo hacia Córdoba.
      Gracias.

      Eliminar
  85. Para algunos hombres el taladro y el coche son símbolos fálicos. Y claro, pedírselos prestados es como robarles la masculinidad. El puñetazo es, en consecuencia, el único método disuasorio que conocen.

    ¡Te quedó muy divertido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, Sícoris, un símbolo fálico, de eso se trata...
      Muchas gracias, amiga.

      Eliminar
  86. Encantada de visitar tu espacio, Humberto, me ha hecho reír este sufridor irreversible jejeje.

    Saludos desde España

    Setefilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Setefilla, muchas gracias por tu comentario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  87. Estaba tentado de escribirte que "yo era el del taladro", pero no, no tengo esa suerte, ajjajj. Lo que me he podido reir con el relato!! Fantástico. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una risa es un gran halago, Malagar. Me alegro que te haya gustado.
      Y si eres el del taladro... pues es para felicitarte ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  88. Me dejas una enorme sonrisa con tan estupendo relato, y yo te dejo un beso a cambio. Genial siempre.

    Hasta la próxima conexión Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno verte por aquí, Teresa, muchas gracias por el beso, voy a escribir más escritos así para recibir más.
      Hasta la próxima.
      Un beso.

      Eliminar
  89. jajajajajajaja lo peor es que se quedó sin saber si el sonido era producido por el taladro o por el miembro viril del macho en cuestión!!!!!!!
    EXCELENTE TEXTO HUMBERTO.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La duda va a doler más que el puñetazo, eso seguro.
      Muchas gracias, Escarcha.
      Besos.

      Eliminar
  90. Arriesgo la teoría de que hay muchos arreglos que hacer que involucran taladro y que la mujer, sea quien sea, se lo pone como exigencia, como condición para tener sexo. Por lo cual, presumo que debe ser atractiva.
    La frecuencia se podría explicar a que lo hace mal, por lo cual lo tiene que repetir. O que la mujer le hace creer que es necesario cuando no lo es. O incluso que está construyendo los muebles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una teoría, Demiurgo, me inclino ante tu imaginación, ¿no escribirías una continuación? Lo digo en serio...
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  91. pobre pared y pobres oidos tuyos,
    saludos y gracias por entrar en mi blog,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un placer.
      Gracias por venir, un abrazo.

      Eliminar
  92. Jajajajaja, "La fantasía del perforador de paredes" es sensacional tu forma de expresar la afición incontrolada de este buen señor. Hacía mucho que no reía tanto Jajajajaaja, GRACIAS. Me imagino la pose mientras esperaba a que se abriese la puerta, muy visual la descripción que haces. Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja. Dicen que no hay nada escrito sobre gustos. Las personas necesitan salir de la rutina, claro que es genial, pero no a costa de perturbar la tranquilidad de los demás. Cada vez que te leo, más me gusta tu estilo, eres genial, me alegro de haber encontrado tu blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta que nos hayamos conocido, Lumi, las palabras que dejas aquí siempre llegan profundo. Eso vale más que el oro.
      Un beso.

      Eliminar
  93. Se me olvidó comentarte que igual ella es amante de los buenos cuadros jajajajaja. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por supuesto, no van a convencerla con cualquier cosa colgada en la pared ;)

      Eliminar
  94. GRACIAS HD, POR LA EMOCION!!! NO EXISTEN PALABRAS, PARA ELLA, aprovecho que hay luz, va y viene...leí un reportaje de hace unos años, en ñ, genial!!!!
    un abrazo fraterno!
    lidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Lidia, un premio de Ñ de 2007, creo.
      Muchas gracias por tu emoción, es cierto, no existen palabras que la describan bien, pero se siente, no lo dude.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  95. En el departamento B, cada tarde, a las cinco en punto suela un ruido vibratorio, se acompaña de unos quejidos a media voz, y me constan que su propietaria es una mujer de treinta y pocos, que trabaja en la barra de un cabaret.
    Me decidí ayer a pulsar su timbre, ataviada con un pantalón corto, una coleta y zapatillas de estar por csa, con la azucarera vacía en mi mano. Me abrió despeinada y. Amablemente entró a prestarme azúcar de su cocina, y de regreso por el pasillo iba diciendo:
    - Dirás que es una tontería, pero no me animo a la depilación lásser. ¿ No te molestará el ruido de mi máquina depilex, no?

    No la expliqué, ni me planteo hacerlo, que a las cinco de la tarde, su actividad de aseo me ha inspirado cada tarde, mi homenaje a mí misma.

    Un abrazo, Humberto. Me he reído contigo. Espero mi comentario te haya hecho sonreír.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero mira que juego de seducción entre las vecinas, cada vez me sorprendo más de cómo es este mundo de la sexualidad y sus vericuetos.
      Me encantan tus historias, ya se puede decir que eres colaboradora de este blog... sin dudas. Me encantó.
      Un beso enorme, gracias por tu humor.

      Eliminar
  96. Uy las cosas que suceden en las casas vecinas Humber, tienes que tener cuidado porque esa bestia puede matarte, déjamelo a mí nomás!!!

    Jeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a cuidarme, Stefanía, je. Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  97. Cada casa es un mundo y cada pareja una historia para contar como has hecho en este post tan divertido. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso no hay dudas, Ana, muchas gracias por tu comentario.
      Un beso enorme.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?