1 de marzo de 2013

La mirada de Baker Street


Acababa de salir del metro y entonces caminaba por la plataforma 2 de la estación Baker Street, iba con la cabeza agachada, harto de los apretujones y del malhumor que había soportado dentro de la formación. Después de atravesar el control de billetes, recorrí pesadamente los pasillos hasta llegar a la escalera, subí tres peldaños, levanté el rostro y me di cuenta de su presencia. Ella venía bajando y me miraba con fijeza -sus ojos eran negros, profundos, enigmáticos-, pero enseguida desvió la vista. En esos segundos en los que me miró, sentí que lo dijo todo, como si hubiera soltado un código de género, la comunicación perfecta, un mensaje que miles de palabras no podrían descifrar, porque esos arcanos vienen de antes de la Glosa. Pasé a su lado espiándola por el rabillo del ojo, seguí subiendo. A los pocos escalones me di vuelta y allí estaba, parada, acechándome otra vez, pero de nuevo me escatimó sus ojos y continuó el descenso. Insinué dos pasos para arriba, uno para abajo y en esa danza estéril me detuve a considerar si debía volver y hablarle, decirle, no sé... es que tú me mirabas y yo también entonces… Qué estupidez. Apreté el cuello de mi abrigo y seguí camino, mientras la imaginaba entre mis brazos. Pensé en el calor de su cuerpo, tramé su voz, fragüé sus besos, su risa… y salí hacia la noche, hacia el frío, hacia la cotidianidad de mi vida.

250 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para ‘Jugar al doctor’.
    Debo reconocer que me sentí muy cómodo espaciando las publicaciones, lo que también me permitió recorrer decenas de blogs con mucho placer.
    Les dejo un fuerte abrazo de mitad de semana.
    Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, esta es la entrada 200, no sé si esto sea bueno o malo, pero me dio un poco de vértigo pensar que nacieron 200 historias desde que abrí este espacio.
      Lástima que me agarró con las manos vacías y vestido de entrecasa, que si no...

      Eliminar
  2. Ayyyyy. Que bueno cruzar una mirada fulminante con alguien que lo dice todo con los ojos!!! Mal hecho no haber pegado la vuelta y...... Bueno...en ese lugar tal vez hubiera hecho lo mismo.
    Excelente relato!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno siempre lee la realidad con el diario de ayer, yo tampoco sé qué habría hecho, lo más probable es que hubiese vuelto, me conozco ;)
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  3. Uhm esa mirada que lo dice todo. Una pena que se interrumpiese la comunicación y todo terminase con la imaginación. Creo que la realidad podría haber superado la ficción. Pero bueno, otra vez será, lo cierto es que es lo más común, volver a la cotidianeidad y quedarse con la duda de lo que pudo haber sido y no fué o de lo que nunca hubiera sucedido.

    Muy buen relato de una situación que al que más o al que menos también le ha pasado, pero no la ha podido describir con el encanto que lo haces tú.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, estoy de acuerdo que la realidad habría superado ampliamente la ficción si solo... ¡Pero no!
      Muchas gracias por tus bellas palabras, Yashira.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Bueno, gracias... es interesante mientras no haya otra cosa ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Cuánta trascendencia en un gesto u otro. El de volver a hablarle o el de seguir como si tal cosa. La aventura o la rutina. El riesgo o la seguridad. El bueno por conocer o el malo conocido. Cuánta trascendencia y qué bien descrita, Humberto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y tú qué habrías hecho? No, no importa, es una pregunta retórica...
      Un abrazo, Macondo, muchas gracias.

      Eliminar
    2. No hay problema. Me gustaría poder decir que la hubiese seguido, pero creo que mentiría. Creo que hubiera hecho lo mismo.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por responder...
      Más abrazos.

      Eliminar
  6. Boa noite Humberto!

    Gostei muito e na verdade quando essa troca de olhares acontecem só há duas coisas ou avançamos para ver no que isso dá ou como ele fez, levantar a cabeça inspirar esse ar frio e voltar sozinho para casa. Que saco rsrsrsrsrsrsrs.

    Beijinhos
    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Geralmente eu avanço, mas dizem que é bem melhor ficar com a dúvida, visto que a fantasia é mais interessante que a realidade... isso dizem, eu não sei.
      Um beijinho, minha querida.

      Eliminar
    2. Eu acho a fantasia muito interessante ;)

      Eliminar
    3. É, mas o que faríamos se só vivéssemos nesse mundo de irrealidade, por isso eu gosto de conhecer os meus amigos, morem onde morarem...

      Eliminar
    4. Onde for, rsrs... estou falando sério, hem!

      Eliminar
  7. Senti el chiflido del tren de Baker Street en "Una pluma, un corazon...", sabia que no tendria tiempo de alcanzarlo y me quede en "El Paraiso..." Finalmente llego con su ruido, su gentio y su bullicio. Con toda comodidad logre entrar en el vagon y recorrer el mundo de tus letras, Me fascina amigo Humberto Dib. Gracias por dejarme entrar en esa ambiguedad de sensaciones en el tiempo que duro el viaje de las letras. Gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por haber hecho este viaje conmigo, querida amiga del Face.
      Eres muy amable siempre, eso vale más que el oro.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Qué lindo cuento querido amigo... Me deja una sensación dulce y nostálgica.
    Gracias... mis besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado, RoseMarie, creo que sabes que aquí no acostumbro subir esta clase de textos. Así que ya me doy por recompensado.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  9. Segundos de indecisión, las miradas se habían conectado, sin decir una tontera, seguro tenías en la galera un buen numero de palabras o excusas para establecer un diálogo. ¿Qué hubiera sucedido después? eso nunca se sabe...solo se puede imaginar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez me pasó algo parecido en un colectivo, una chica me miraba y me miraba, entonces tocó el timbre y bajó, y yo detrás de ella... Bueno, no te imaginas el escándalo que hizo cuando intenté abordarla en la calle. Histeria le dicen algunos.
      Un abrazo, Migue.

      Eliminar
  10. Ya te he dicho que me tienes loquita y ahora me escribes algo asi!!!

    Como no morir de amor???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pero me da 'cosa' responder este comentario.

      Eliminar
    2. Jolines esto se está poniendo interesante para ti Humberto!

      Eliminar
    3. es que me gustas ;-)

      Eliminar
  11. Yo hubiera vuleto y hablado cualquier tontería para que pasara algo. Una palabra lleva a la otra tal vez viven cerca y asi se va dando todo.

    A las mujeres nos gusta que nos hablen pero con respeto no esas guarradas, jaja.

    Hermoso, Hum

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú quieres decir que a veces nos pasamos de la línea y decimos cosas desagradables? Bueno, puede ser, a juzgar por lo que les dicen a las chicas unos trabajadores de una obra en construcción aquí enfrente, voy a creer que tienes razón.
      Pero no nos metas a todos en la misma bolsa, podemos ser suaves también ;)
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  12. Yo soy de observar mucho a la gente que viaja habitualmente conmigo en el colectivo, aunque siempre disimuladamente.
    Incluso a varios; (hombres o mujeres); los llegué a imaginar como personajes de algún libro que leía en ese momento.
    Igualmente nunca me ocurrió una situación similar a tu cuento.
    A veces creo que necesitamos de éste tipo de acontecimientos que nos hagan salir un poco de la rutina diaria.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para muchos una pequeña anécdota como esta vale más que cualquier cosa, es una manera de llevarse a casa una ilusión, una posibilidad, lo que es mejor que un fracaso.
      Yo me lo imagino al hombre, a partir de este momento, buscándola cada día en la estación.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  13. http://thescarletrevolutionary.wordpress.com/2013/04/09/la-abyecta-y-amargamente-verdadera-thatcher/

    ResponderEliminar
  14. YO ME HUBIERA DADO VUELTA PARA DECIRLE DE LOS OJOS, NO? EL YA TENÍA UNA DE GANAR, LA MINA ESTABA INTERESADA Y NO CREO QUE LO HUBIERA PATEADO AQUI Y EN LA QUIACA, JAJA.

    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te conozco personalmente, pero por lo que dices en los comentarios debes ser bastante frentero, ¿no?
      Además de la fama que tienen los cordobeses... buena, claro.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  15. Hay miradas de miradas.. miradas que acarician el alma y te embriagan de ilusion son como relampagos... definitivamente le quedaba grande la mirada de la dama pues la dejo escapar, asi se pierden amores de amores por la cobardia o por que les queda too big!....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se hace difícil determinar cuándo es una mirada con verdadera intención de una mirada histérica, digamos, pero, sea como fuere, siempre hay que arriesgarse, ¿qué duda cabe?
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Lo increíble es que un segundo de indecisión puede no sólo hacerte perder una maravillosa y/o fugaz posibilidad de concretar un amorío pasajero, sino además, dejar en el camino a quien pudo haber sido el gran amor de tu vida... Pero como no lo sabemos, podemos esperar tranquilos a que la sensación inquietante vaya desapareciendo o, por ejemplo, escribir un cuento que ayude a diluirla más rápidamente... ¿no? A riesgo de sonar reiterativo: me encantó HD. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te cuento que yo creo que ya perdí muchos 'amores de mi vida', pero encontré otros tantos... es decir, no me como la cabeza con eso, la vida es tan rara.
      Los cuentos son catárticos, sí, no éste, pero otros han exorcizado unos cuantos fantasmas.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias, César.

      Eliminar
  17. Como para una película de Buñuel, en ese tono de El oscuro objeto del deseo. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado, pero sí, estoy de acuerdo.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  18. ¡Que padre, te tomas la molestia de contestar cada comentario! Me encanta tu imaginación. Forza a seguir imaginando. Y esa mirada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo menos que puedo hacer por todos ustedes que le dan tanto apoyo a este blog, María.
      Me llegó la fuerza... y la mirada.
      Abrazos.

      Eliminar
  19. Y así fue que Sherlock volvió a su cotidianeidad de descifrar rompecabezas ajenos y huyó del enigma que el hado le plantó frente a sus ojos. Decisions, decisions...
    Este texto va a revolucionar el gallinero. Sí, sí. ;-)
    Great work, milord! A big hug for you!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro, si su casa está a unos pasos de la estación, creo que prefirió a Watson, más vale malo conocido que... ¿O es más vale pájaro en mano que...?
      En fin, espero que no lo revolucione en ese sentido que creo que insinuás, por favor.
      Big kiss, my BeeBee.
      Cheers!

      Eliminar
  20. Yo creo que los mejores encuentros son siempre imaginados. Los otros, si tenemos suerte, los replican. A veces.

    Muy bueno lo suyo esta vez. Y otras.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginarlos ya es darle cierta consistencia, cierta realidad, no es para despreciar el poder del deseo.
      Muchas gracias, Yoni, un abrazo.

      Eliminar
  21. Si me hubiera cruzado con tu mirada en una estación de metro, con esos ojos árabes que tienes, te hubiera seguido por toda la ciudad de londres hasta que te dieras cuenta de que estaba allí solo para ti.. PERDÓN, se me escapó!!

    Beso, Humber

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué nos está pasando, Lula?, se nota que está llegando la primavera al hemisferio norte. Uf...
      Sí, pensemos que se te escapó ;)
      Besos.

      Eliminar
  22. El domingo me ocurrió algo similar, sólo que no en la estación de Baker Street, sino aquí cerca a la Plaza de la Bandera. Bajo la mirada, cuando la mire.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿... Y?
      No me digas que tú también seguiste camino...
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Humberto... " La mirada ..."

    Tu timidez ha impedido que avanzaras hacia ella.
    Si la hubieses enfrentado, tendrías más para contarnos
    de como terminaba o seguía ese encuentro inesperado.

    ¡¡¡ interesante relato !!!

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doris, tu mensaje había ido a parar a spam, no sé por qué, pero ya está solucionado.
      Lo cierto es que hay una gran diferencia entre el personaje y yo, temo decirte que en mi vida personal soy bastante osado, no me dejo vencer por la situación tan fácilmente, pero mejor eso lo hablamos en otro espacio... ¿qué tienes que hacer hoy a la noche? ;)
      Un besito.

      Eliminar
    2. Humberto.....jajajajaj gracias por estar... otro beso

      Eliminar
  24. Bienvenida esta entrada numero 200. Llenas de imaginación al lector. ¿a quien no le ha pasado algo así y no ha sabido que hacer? Sea ficción o realidad, nos dejas recordar alguna que otra mirada que ha dicho más que mil palabras.
    Amigo gracias por pasar y dejar el comentario. Siempre tienes una palabra que nos hace sentir bien.
    gracias
    Un abrazo y hasta la 201 dentro de 10 dias . Nos vemos.
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Carlos. Creo que a todos nos ha pasado, el final es lo que variará de acuerdo a la personalidad de cada uno.
      Un abrazo y a seguir.

      Eliminar
  25. ... "esos arcanos vienen ante de la Glosa, código de género". Me gustan estas expresiones!
    Me has divertido mucho, por tratar sobre el mecanismo de pensamiento masculino. La chica mira al hombre porque lo tiene frente a ella y él se crea todo un rollo, jajaja! Me gusta mucho como piensan.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que lo veas así, nosotros aprendemos muchos de ustedes, es justo que también sepan de ese típico pensamiento nuestro. Ahora bien, ustedes no son un poquito... no sé, busconas, jaja.
      Un beso, mi querida.

      Eliminar
  26. Hola, esta entrada es para pensar un ratito? Me gusta.

    Por aquí, donde dicen se habla el castellano sin acento, ¡tatataaa!
    impresiona lo bien que lo usas. Esto "porque esos arcanos vienen de antes de la Glosa" me ha sorprendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría saber dónde es 'aquí', pues me fijé en tu perfil y no está, sólo por la curiosidad de saber en qué lugar se habla el castellano sin acento.
      De una cosa no hay dudas, intenté que fuera así, para no dejar fuera a ningún lector.
      Muchas gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Valladolid, ¡eso dicen! Abrazote

      Eliminar
    3. Me interesó el tema, para los escritores latinoamericanos es difícil encontrar una 'voz' neutra, aunque uno bien puede usar su acento y su patrimonio de lenguaje, claro está.
      Gracias por el dato, voy a profundizar en ello.

      Eliminar
  27. Humberto:
    Muy buena historia de lo que nunca es.
    Las veces que me sucedió algo parecido, me encontraba siempre con algo impostergable que hacer. Y el colmo sucedía cuando iba acompañado de una chica; en esa situación me miraban con descaro, a sabiendas de que yo estaba maniatado. A mi acompañante casi ni la miraban. Y el riesgo de que me arruinasen la velada, si era sorprendido mirándolas, siempre acechaba.
    El fenómeno cesó con el paso del tiempo...
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de lo más común, Arturo, no sé si les sucede también a las mujeres, pero nosotros solemos ser más 'deseables' cuando estamos con alguien... y agrego más, cuando más bella es la persona que tenemos al lado, más deseables somos nosotros. Todo un mecanismo de seducción.
      Un abrazo y muchas gracias, Arturo.

      Eliminar
  28. Toda la magia de los brèves encuentros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que el tamaño de la magia es inversamente proporcional al del tiempo físico, no sé si será cierto, pero algo de verdad hay.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Hay momentos tan mágicos que permanecen en nuestra mente como una instantánea imborrable, de ahí su mágia, su misterio. Una palabra tal vez quebraría un recuerdo que plasmas de una manera sencilla y a la vez tan, tan hermosa¡

    Esas miradas furtivas, ojos que hablan, gestos que no callan, y la vida sigue ,,,, eso sí con un motivo más para sonreír en un momento deter o indeter....... minado


    Como sé que no eres mucho de poesía y por si te animas, ya sabes que es un placer verte en mi espacio, te dejo un link , uno d mis últimos post en prosa que no verso, si lo lees espero que sea de tu agrado ( claro que sabes que tenemos un pacto, nada de compromisos , ok?

    http://palabrasaldesnudo.blogspot.com.es/2013/04/de-amores-y-soledades.html

    Un beso y como no un abrazo muy cordial





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, me imagino a ese hombre metido en su cama, pensando en su aventura y con la ilusión de que lo han mirado con deseo, no sé por qué me lo imagino un poco distraído, como si este hecho mágico de todos los días lo hubiera alcanzado sin defensa.
      Claro que voy a pasar, sólo te pido paciencia porque esto es MUY difícil, cada vez más... por suerte, ¿no?
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Por supuesto que tengo paciencia ( contigo). A mi me sería imposible visitar todos los blogs de las personas que te comentan, por eso y ser falsa modestia, con poquitos me conformo .

      Te aseguro que me agobiaría, aunque me sentiría muy feliz, para que mentir!!

      Un abrazo Humberto: buena imaginación la tuya , me has hecho sonreír¡ ( x la cama, digo)

      Eliminar
    3. Muchas gracias por la paciencia, CoTé, es bueno sentirse comprendido, porque algo que es muy bueno, cuando pasa a ser una presión u obligación, se vuelve un horror.
      ¿Tú no te lo imaginas metido en la cama, con los ojos cerrados, pensando en la mirada? Yo sí ;)

      Eliminar
  30. Hola Huberto ,bonito relato ,lastima que no dieras la vuelta para seguir mirándola ,quizás perdiste al gran amor de tu vida ,yo seguro que me había vuelto .
    Un beso afectuoso.LUZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Luz, ya van tres que se habrían vuelto si el personaje hubiera sido yo, hoy voy a estar con esa alegría... ;)
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  31. Me he imaginado el relato filmado por Brian de Palma, como un largo travelling que sigue a la muchacha por los pasillos del metro. Recuerdo esa estación de Baker Street, muy evocadora, si no me falla la memoria era de la Linea Metropolitan.
    Un placer pasar por aquí, como siempre.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, hay cuatro líneas que comparten esa estación, dentro de las cuales está la Metropolitan, ahora bien, no me preguntes en cuál sucedió porque no podría decirte, lo cierto es que ese viaje filmado que te imaginas, debe haber sido haciendo combinaciones y saliendo por escaleras alejadas de la plataforma.
      Ya tengo un Brian de Palma y un Luis Buñuel, parece que esta entrada se acercó más al cine, que tú de eso bien sabes.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  32. ¡Ah, me ha gustado muchísimo, Humberto! Qué bien describes la escena, la indecisión, los contrastes entre el ascenso anodino y el shock de la mirada (me encanta lo de "código de género" y "antes de la Glosa"). Una pieza muy literaria y muy humana.
    Ya echaba de menos pasar por aquí, ando como loca últimamente y ha sido un gustazo parame un segundo a reencontrar una de tus perlas.
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino y te entiendo, pues tu proyecto es enorme y muy importante, así que no te preocupes.
      Muchas gracias por detectar esas pequeñas cosas que uno quiere trasmitir dentro del conjunto del relato.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. ¡Hola, Humberto!
    Felicidades por las 200 entradas, y felicitaciones por el nuevo texto. Impecable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Daniel, ahora que hago cuentas creo que mentí sin querer, es decir, son bastante más de 200, pero muchas las quité para hacerlas cuentos largos y por otras razones.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  34. Instantes en los que se viven vidas enteras, Humberto. Me gusta mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hace un fugaz recorrido por todo lo que fue, es y podría ser, es verdad, pero luego... pasa, simplemente pasa.
      Un beso, Anita.

      Eliminar
  35. ¡Cuántas veces nos hemos quedado presos de una mirada! Una mirada en la que soñar la vida imponiendo los caprichos ocultos, ese deseo insaciable de la imaginación que nunca se agota, como tampoco se agota tu poder creativo, Humberto. ¡Magnífico!

    Sólo paso eso, una mirada, ni más ni menos que una mirada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, querido Francisco, una mirada, pero no es necesario que pase más para crear todo un universo de posibilidades. En eso somos muy 'peliculeros' los seres humanos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  36. Eso pasa cienes de veces y se te olvia en una centésima de segundo.
    Es extraño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dije hace poco, te voy a contar que yo aún recuerdo a la chica más linda que vi en mi vida, fue el 1 de enero de este año, a las 4 de la mañana, también en el metro londinense y no quiero olvidarla. Caras así son cuadros perfectos de la Naturaleza.
      En fin...
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Destaco, en esta pieza, su gran verosimilitud, Sr. Dib. Trenzada con un lenguaje ajustado y acertadamente escogido; plasma una escena muy pegada a la realidad para dejarle de regalo al lector el resto de la historia.

    Gran trabajo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro, eres muy amable. Creo que ya sabes que ando peleando con los finales de giro sorpresivo desde hace un tiempo, así que esta vez no puedo quejarme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  38. La mirada y su fantástico poder.
    Cuantas historias se pueden tejer detrás de ellas.
    Muy bueno, como siempre, Humberto!!!
    Un abrazo…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es así, Oriana, la mirada humana está cargada de tanto sentido, hay tantas cosas que se transmiten con ella... que no me vengan con que un perro también dice cosas, ¿qué, que quiere salir a la calle?
      Perdón, me entusiasmé.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  39. Todavía no habías terminado de decodificar la mirada entera. Perdurara durante toda tu vida la traducción.... digo yo, eh?, digo yo. Puedes preguntar a Sherlock Holmes que todavía vive en esa calle.

    Saludos Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que digo, vive enfrente, el era un mago para descifrar mensajes ocultos, será cuestión de preguntarle a él ;)
      Un abrazo, Jaal.

      Eliminar
  40. Buenisimo Humberto...cuantas historias paralelas se producen a diario en los habituales y monotonos recorridos de nuestras rutas laborales o estudiantiles!! ..cuanta intensidad puede descargar un cruce de miradas,cuantas sensaciones pueden desatar un roce de piel!!...nos has llevado a recordar que siempre seremos viajeros en una constante bùsqueda de emociones....Me ha encantado...gracias por compartir y estar..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusto eso de viajeros en busca de emociones, creo que tienes toda la razón, somos devoradores de emociones.
      Un fuerte abrazo, Eva.

      Eliminar
  41. La vida, ciertamente, está llena de esos trenes que pasan o dejamos pasar de largo mientras dudamos... Si los hubiéramos tomado, muy distintas habrían sido nuestras vidas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, Antonio, pero nada dice que esas vidas posibles hubieran sido mejores. Creo que es un circular constante de vidas paralelas, es como si fuésemos saltando de una a otra todo el tiempo, en elecciones nimias que ni parecen importar, como dónde entrar a tomar un café, por ejemplo.
      Un fuerte abrazo y gracias.

      Eliminar
  42. Me resultó una entrada tremendamente cinematográfica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que... ¿a qué negarlo? a mi me gusta el arte visual, pero nunca me animé.
      Un abrazo.

      Eliminar
  43. A mí me encantó como se va creando su propia mujer en la imaginación, ese "tramé su voz, fragüé sus besos, su risa", porque sabe que se esta engañando y a pesar de eso lo hace, necesita crear una mujer ideal.
    Hay hombres asi claro!!

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, eres la primera que destacas esto, esos verbos dicen mucho, pero todos están relacionados con una ficción, con un invento... no digo con una farsa.
      Un beso, Stefanía.

      Eliminar
  44. ¡Cuántas ocasiones encontradas y perdidas!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad... pero es la sal de la vida, me parece.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  45. Me gusta que cambies de tema en cada entrada muestra tu capacidad de variedad!!

    Abrazo.

    Mel

    ResponderEliminar
  46. Creo que hizo muy bien, no fuera a atraparla la bruja esa:-) No me van esas miradas descaradas vengan de hombre o de mujer. Imágina si se va con ella y cae en un trampa mortal. Continuará...
    Un abrazo como siempre atrapas con tus relatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena idea, Katy, podríamos trabajar en sociedad, un asesinato en los oscuros pasillos del metro londinense no está nada mal... y tan cerca de la casa de Sherlock Holmes.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  47. Ha sido una hermosa historia.
    No es poco tropezar con alguien que te permita huir de lo cotidiano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Ishtar, la gente suele ser bastante 'cotidiana', bienvenidos los distintos...
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  48. Me gustò mucho,
    la imaginaciòn puede volar y hacer muchas cosas, puede meter un montòn de posibilidades en unos pocos segundos de tiempo, la voluntad es màs lerda y a veces nos hacer perder momentos felices.
    Abrazos càlidos querido Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación puede lograr las cosas más increíbles y en un lapso de tiempo también increíble, es un truismo, lo sé, pero a veces es bueno recordar estas supuestas nimiedades.
      Un fuerte abrazo, Genessis.

      Eliminar
  49. Caminamos absorbidos con nuestros pensamientos, preocupaciones sin darnos cuenta de lo que tenemos delante de nosotros la alegría de volver a ver otra vez a una persona querida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una maravilla saber de personas que se toman su tiempo para recorrer rostros, paisajes, disfrutar la vida con otra filosofía.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  50. Hay miradas que llevan todo un mundo de sensaciones, aunque solo sea un segundo fugaz.
    El relato me ha encantado, tiene hasta un toque de prosa poética,
    ¡¡maravilloso!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que vivimos midiendo afectos o sensaciones con la variable tiempo, creo que es un error en el que caemos aunque sepamos que se trata de fenómenos de orden diferente.
      Muchas gracias, José Manuel.

      Eliminar
  51. Un instante fugaz, unos segundos de vida, de dos vidas que, lamentablemente, siguieron sus destinos.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy he subido una foto, Mos, como te habrás dado cuenta.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  52. No se que es mejor amiguito, si quedarse con esa fantasía casi perfecta de imaginar su voz, sus movimientos, sus besos, etc. o arriesgarse e ir con todo, con las claras que puede ser la gloria o el infierno, la maravilla o la decepción, darse cuenta que solo fue una mirada que traìa como fondo el recuerdo de unos brazos o la carga de un día pesado, o simplemente tiene el don de la mirada pero el vacío del alma.

    Puff, seguro descifras el código amiguito, que creo me he hecho líos solía :P

    Besitos, hoy muchos para el resto de la semana. (administralos bien)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno tomará la decisión que más se adecue a su personalidad, yo prefiero la fantasía para los cuentos y la realidad para mi vida de todos los días, así que puedes imaginarte lo que haría en una situación como está.
      Voy a tratar de administrarlos bien, pero como soy goloso, los primeros días consumiré más de la cuenta ;)
      Un beso enorme, Vany.

      Eliminar
    2. Imagino Humberto :), yo no lo haría, pero si dejaría claro lo que quiero :)

      Besitos


      (Son reales amiguito, selecciono las mas "light", tan actuales como el pan recien horneado)

      Eliminar
  53. Hola Humberto! gracias por visitar mi blog y compartir esas siete cosas sobre ti cuando leo tus historias imagino como seria una charla contigo si tan mágica como me resulta lo que escribes, en fin sabes que eso me ha pasado muchas veces supongo que a todos y siempre te queda la espinita clavada y empiezas a formarte historias en la cabeza, algunas veces terminas por conocer a esa persona pero otras jamás vuelves a verla y su recuerdo se desvanece en tu mente poco a poco hasta no quedar nada... un beso Humberto cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues podría ser mágica o aburrida, depende de cómo se vaya dando, te aseguro que no tengo un estilo de conversación pautado, es decir, depende del interlocutor. No hace mucho me llevé (y probablemente se hayan llevado) una desilusión con una persona que esperaba pasarlo de maravillas.
      Habría que probar, ¿no?
      Un beso y me cuido, te prometo.

      Eliminar
  54. Tal vez se trataba de Irene Adler, si el narrador personaje andaba por Baker Street, la mujer que despertó el interes de Sherlock Holmes. Y ahí creo que Watson no contó todo.
    Y es uno de esos momentos que pueden ser decisivos y suelen desaprovecharse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hipótesis de Holmes no me desagrada, hasta casi diría que estoy de acuerdo, creo que tendría que profundizar más en el alma de los (mis) personajes como para dar una respuesta definitiva.
      En fin... desaprovechamos tantos momentos que uno más ni cuenta.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  55. Cuando conseguimos lo que deseamos, algo se quiebra. Por eso siempre es mejor que se queda en esa mágica bruma de lo que pudo haber sido si... Me ha gustado, sobre todo ese seguir ajeno a las tentaciones que, al hacerse reales, dejan de serlo.

    Saludotes de buen descubrimiento de miércoles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una etapa de mi vida me guié por ese precepto: dejaba todo en suspenso, al borde de, casi que... pero ahora me aburguesé, no sé, llevo las cosas a su consecución.
      Un fuerte abrazo, Manuel.

      Eliminar
  56. No lo se Humberto, en ocasiones es difícil sostener una mirada y mucho mas el sentir la fuerza necesaria para hacer del pensamiento la reacción al momento, o es simplemente que decidimos dejarlo en un instante mágico que recordaremos y moldearemos a nuestro agrado.

    Besos y apapachos Humberto, te cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me sorprende y agrada la diferencia del ser humano, aunque en textos como este las opiniones se polarizan: habría seguido o no. La ilusión o la realidad.
      Un beso enorme, querida Ame, me cuido, te lo prometo.

      Eliminar
  57. Como sigas así, en plan titubeo-tentación-tomas falsas, con esta de los ojos negros profundos no tendrás nada que hacer. (¡Saca pintas de traicionera...)
    O sí, otra estupidez más aparte de apretarte el cuello del abrigo, seguir escaleras arriba e imaginar la escena siguiente hasta el siguiente ¡Corrrrtenn!!
    La vida del día a día es un saco de sorpresas. ¡Ay, sorpresa!

    Besos abrazos, Huberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El apretarse el cuello del abrigo le evitaba pescarse un resfrío, esto es, pasivo, entregado, cobarde, pero sano.
      Con esos ojos yo también habría desconfiado.
      Un beso enorme, Pilar.

      Eliminar
  58. DETRÁS DE LA MIRADA

    ¿De quién es la mirada?

    aunque yo no la veo

    son ojos escondidos

    que a la vez son espejos.

    Se me pierde el camino

    se bifurca el enredo,

    el nudo es espejismo

    que diseña desiertos.

    Siento tus ojos-noche

    rodeándome el cuerpo,

    cual viento que se lleva

    mi corazón muy lejos…

    Si es de Dios la mirada

    que me deja perdida.

    ¿Por qué no sabe el alma

    si es con tus ojos-noche

    con los que Dios me mira?

    Julie Sopetrán

    Me hiciste recordar este poema que escribí hace tiempo, después de un cuento como el que acabo de leer... Eres genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen hecho el uno para el otro, Julie, gracias por completar la historia con este bello poema tuyo. Siempre me gustaron esas uniones de arte.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  59. Meu querido HDib, parabéns por chegar aos 200 contos, isso é genial...olhares que se cruzam, não sei porque tenho a impressão ou o desejo que algo ocorra comigo assim, fulminante, arrasador, que mude para sempre meu destino com quem eu ter esta experiência, mas por hora prefiro sonhar e imaginar o que poderia ter sido, ou o que seria, lendo tuas palavras, que a cada leitura me fascinam e encantam cada vez mais. Além dessa escrita fluente para meu entendimento brasileiro, não consigo deixar de me encontrar dentro de algum fascinante conto de um autor genuinamente latino americano. Obrigado por mais uma deliciosa leitura.
    ps. Meu carinho meu reseito meu abraço

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jair:
      Quem sabe um dia desses aconteça uma coisa parecida na tua vida, rapaz... Talvez seja só você levantar o olhar e ver o que se passa.
      Um grande abraço, meu amigo, tuas palavras são belas, meigas, sinceras, valeu mesmo!

      Eliminar
  60. LOLITA


    Sentirás mis ojos bajar por tu abdomen
    y no habrá rubor en tus mejillas,
    haremos contacto.
    Te parecerán lindos mis ojos avellana,
    a mi la oscuridad en tu mirada
    me invitará a osadías mayores.
    Me quedaré mirando el tramo de piel
    que desciende de tu ombligo
    y se pierde dentro del bluyín.
    El borde de tus calzoncitos
    es una frontera a traspasar.
    Puedo adivinar la rayita cerrada
    que divide tu pubis,
    su tibieza recién horneada,
    su leve fragancia a mango,
    a galleta, a monte humedecido...

    Estaremos conectados con disimulo,
    yo voy sentado, tú de pie.
    El bus avanza dando brincos
    que tus senos remedan.
    Es temprano,
    el sol brilla pero no acalora.
    Nos miraremos de reojo y sonreiremos.
    Tú lucirás tranquila,
    salida de un estanque.
    Yo estaré respirando agitado.
    Humedecerás tus labios con la lengua
    y mi corazón se detendrá.

    Al bajar
    avanzarás por el andén de espalda a mi,
    acentuando tu contoneo
    para terminar de calcinarme.
    Girarás la cabeza y riendo burlona
    me lanzarás un beso con la mano
    antes de que el bus te saque de mi vida.


    ANUAR BOLAÑOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anuar:
      En otra época de mi vida me habría arrodillado frente a una poesía así. Las cosas cambian, hoy puedo leerla con avidez, pero parado, sin rendirme frente a semejante muestra de sensualidad.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  61. Qué manera amorosa de no hacer el amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un don, amigo, no hacer el amor es para cualquiera, incluso para Fogwill, pero no hacerlo de manera amorosa es otro cantar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  62. Creo que la mayoría hemos tenido alguna vez una sensación fulgurante que por lo inesperado no hemos aprovechado debidamente, me recuerda mucho a aquello del tren que pasa alguna vez por tu vida, y que desaprovechas cambiando el resto de tu vida. Una eterna duda para la nostalgia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, Marcos, pero tampoco hay que hacerse demasiado problema por lo que pudo haber sido y no fue, ya que sosteniendo esa idea de las probabilidades, tal vez alguna vez, siguiendo otro camino hubiéramos muerto.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  63. Como decía Gustavo Adolfo Bécquer:
    El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada.
    Precioso, como siempre.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso trecho, Pedro, no lo recordaba...
      Muchas gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  64. Ok,tienes mucha razon pero no creo que me desilusiones, no se si yo a ti pero no creo que tu a mi, me gustaria que me contaras alguna historia saber mas sobre tu vida alguien que escribe asi no puede no ser interesante.Creo que una amistad asi no se la encuentra uno todos los dias, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias por esa confianza, Laura, me alegra y me llena de orgullo.
      Con respecto a hablar, podemos hacerlo por skype, gracias a esa herramienta tecnológica conocía a varios amigos de este blog... ¡y me encantó!
      Más besos.

      Eliminar
  65. A veces y solo a veces, un buen sueño nos puede llenar de pasiòn como una efímera realidad. Como siempre las letras te aman y haces con ellas verdaderas obras de arte.

    un abrazo

    paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras de afecto y aliento, Paco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  66. Hay una realidad: una mirada, intensa o con el adjetivo que le corresponda. Hay una recreación de esa realidad, que la prolonga en nuestra fantasía. Nos mostrás las dos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De una realidad a una fantasía no sé si es la mejor sucesión...
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  67. siempre queda el ¿qué hubiese pasado si le hubiese hablado?... siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y creo que está bien que así sea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  68. Cuantos encuentros que se tienen como este en la cotidianeidad, no? En el colectivo, en el subte, apretados hasta la medula, pero ahi estan, ese par de ojos que miran a nuestro par... Uno a esa altura ya fantasea demasiado y tiene que caer en la realidad jeje
    Beso genio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seamos sinceros... también nos fijamos en algo más que la mirada, luego decidimos.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  69. La mirada de las mujeres es lo más enigmático y, a su vez, lo más claro que poseen. Un contrasentido, lo sé, pero me sale así.
    Felicitaciones por las 200 historias y me da un poco de vergüenza decir acá que yo justo voy por el doble (el título de la entrada oculta el número), será coincidencia pura.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy me di cuenta de que son más de 200 en realidad, porque saqué varias para concursos o para hacerlos cuentos largos, pero serán en total 230, como máximo...
      Las mujeres tienen el poder de la paradoja, eso es muy atractivo en ellas.
      Un abrazo, Etienne.

      Eliminar
  70. Quante volte si dice. "avrei fatto cosi oppure cosi". Un discorso inutile, se non si comporta, nella prossima occasione, in un modo diverso. Le occasioni vanno presi al volo, non tornano indietro.
    Oppure, doveva essere cosi, un ricordo di rimpianti per l'occasione perduta.
    Un bel racconto, che lascia pensare.
    Abbracci, Ursula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Penso che la decisione che abbiamo preso è il migliore, ci deve essere così, nessun rimpianto.
      Dispiace per il mio italiano povero, abbracci.

      Eliminar
  71. Narras con una naturalidad que parece que estás hablando. Situaciones de cruces de miradas e indecisiones. Así es la vida, un caminar hacía el frío y un cúmulo de paradas que unas veces se hacen y otras no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para leer me gustan los escritores que me vuelven locos, los que usan hasta un lenguaje enrevesado, para escribir, todo lo contrario, busco reproducir un lenguaje más coloquial, como si estuviéramos sentados en un café y contando historias.
      Sobre lo demás, lo has dicho todo, Ximens.
      Un abrazo.

      Eliminar
  72. A todos nos ha pasado eso de dejar pasar una oportunidad de oro por miedo o por vergüenza. No debería ser así pero a veces es inevitable. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantas decisiones correctas e incorrectas que tomamos que al final salimos empatados. Eso si tenemos una vida normal, claro.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  73. Tan acostumbrados al lenguaje verbal que no nos paramos a pensar que otros lenguajes dicen mucho más. Qué tristeza pensar que el cerebro humano tiene que elegir entre un grupo de palabras para condensar una gran cantidad de información cada vez que intentamos comunicarnos y que sin embargo, en realidad, apenas esas palabras se acercan a lo que la intención primera guardaba. La imagen que me has mostrado con este relato, me ha recordado la sensación que tuve cuando me enteré de aquello. Como siempre, saco gran partido de leerte. Gracias siempre.

    Un abrazo del norte y sigo que llevo retraso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me haces pensar en esa gente que habla y habla y nunca dice nada, ni toda la Glosa le alcanza para decir lo que desea, en ellos es en donde más se nota la impericia del código verbal. Pero somos humanos, a no quejarnos...
      ¿Cuando te enteraste de 'aquello'? Creo que estoy perdido ahí.
      Un beso, querida amiga.

      Eliminar
  74. Impactante relato, enhorabuena , besos.

    ResponderEliminar
  75. Uno a prima facie podría decir, arrugaste, pero por otro lado, tal vez en algún lado de tu cerebro, cerca de la glándula pituitaria creo, algo te dijo: "Walk on Humvee, walk on". Hay una leyenda urbana que data de más o menos la década de los 80, que dice que un argento se levantó una brasileña relinda en el Carnaval de Río. Se la llevó a un telo, la pasaron 11 puntos. Cuando despertó, le faltaba la billetera, el pasaporte y en el espejo del baño leyó una frase escrita con lápiz labial: "Bemvindo a o mundo del SIDA". Hay otra versión que dice que la mina era mino y que el sujeto la cambió un poco a la historia...Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intenté sacar una fotografía móvil de una situación entre miles, si llevo el relatito a cosas más serias pensaría que son tantas las decisiones que tomamos a diario que nos haría daño verlo sin velos. Claro, hay vidas más tranquis, otras más aventureras, pero siempre que elegimos un camino, no elegimos miles de otros caminos. Es así... Por ejemplo, ese tipo de la leyenda urbana, si no se hubiera levantado a esa mina que lo contagio esa noche, habría caído en el avión que lo traía de vuelta a BA. Era su destino, por eso siempre digo: no hay que ir al carnaval de Río, es aburrido, son decenas de Escolas que hacen lo mismo.
      Un abrazo y espero con ganas esa reunión.

      Eliminar
    2. Meeting: "Great expectations can lead you to the crossroads of Disappointment or Total Fulfilment". Atus Ilustratis - Yo que vos, me planto ahí y veo :-) PD, curioso que fulfilment, tenga sólo una L en la parte de ful (acabo de enterarme que existe la versión fulfillment tb) cuando el término quisiera expresar algo que está full. Claro uno también puede estar fulfilled or full of it. En fin...:-)

      Eliminar
    3. Are you taking drugs or studying philology or what, mate?
      Soy selectivo, un par de amigos que pretendan pasar un buen momento ya es suficiente para mí, I'm serious!
      We've already talk about that, la gente es... difícil, digamos.
      Cheers!

      Eliminar
  76. Estamos tan envilecidos por las palabras que cuando alguien nos habla con la mirada nos descoloca totalmente y no sabemos interpretar qué nos ha querido decir y en etre dudas y miedos se nos ha escapado el tren.
    Un placer, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay códigos que no son más ajenos, Gloria, es así. Pienso también en tocarnos, qué código tan poco usado en la sociedad actual.
      Muchas gracias y un beso.

      Eliminar
  77. Cuántas historias inempezadas... y que bien suenan las calles en inglés.

    Un saludo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas esas historias inempezadas son el germen de la Literatura. ¿Sabes? Ahí para mí radica la gran clave de la escritura, no contar anécdotas vividas, sino todas las anécdotas que jamás vivimos. Son formas de ver el arte, qué sé yo...
      Un abrazo.

      Eliminar
  78. ¿Tú"relatito" dices Humberto?...¿Te figuras verdad que tu relato me ha encantado? Es cierto, es Sencillo, hermoso, coloquial, nada enrevesado.
    Esa situación final, es muy propia de personas sumamente tímidas, y que en alguna ocasión, nos ha tocado vivir.
    En esos momentos notas que el rubor quema, arde en las mejillas, subes, bajas, hablas, no hablas y al final lo único que haces es escapar de la situación.
    Y cuando lo haces, te arrepientes mil veces de la maldita y estúpida timidez… y de lo que has dejado escapar en contra de tu voluntad.
    Ahora…he aprendido un poco, los años te van enseñando.

    ¿Dime Humberto, a ti…bueno al personaje, no le quedaron ganas locas de volver a ella? ¿Y si hubiera sido la felicidad de su vida?
    Fueron unos segundos, es cierto pero, dieron para mucho, la imaginó entre sus brazos, sintió hasta el calor de su cuerpo...

    Un abrazo grandote y un beso.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de 'relatito' tiene su parte cariñosa (al menos lo puedo decir de los míos, no de los de los otros) y su parte real. Esta fue una historia humilde y me gustó que fuera así, todo lo que pueda leerse dentro de esa humildad es más es más un logro del lector que mío.

      Creo que lo dije más arriba, yo estoy en las antípodas del personaje, por lo general no me quedo con la duda, lo que no significa que siempre haya triunfado, me llevé más de un rechazo, como tiene que ser.

      Un beso enorme, querida amiga.

      Eliminar
  79. Tal vez, lo que fue una estupidez, fue no darte la vuelta y volver. La verdad, es que ni lo se, todo depende de como te encuentres o como seas. Pero eso si, no dejes que la cotinianidad de tu vida te mate cada día. Me encanto tu relato, de verdad y tu forma de escribir y deleitar. Me uno a tu blog encantada de la vida.
    Saludos y besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Sandra, creo que tienes muchas razón en lo que dices, es lo que yo digo una y otra vez, todo depende de la personalidad de cada uno y de cómo se dé ese momento, son las dos variables fundamentales. Lo demás es pura hipótesis.
      Muchas gracias y besos.

      Eliminar
  80. Humberto, no sé qué foto dices ni dónde está. Tal vez te refieras a FACEBOOK pero es que yo no estoy registrado en ésa red. Tampoco quiero estarlo, al menos de momento.
    (¡Qué bueno que te conocí!).
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, Mos, es que fui un poco oscuro en mi respuesta a tu comentario, intentó ser metafórico, quise decirte que más que contar un relato, había subido una foto, una instantánea de la vida de un personaje. Porque en realidad, te confieso que me gusta el arte visual, muchas veces suelo comparar ciertos escritos con fotos o cortometrajes, porque así los represento en mi cabeza.
      Lo cierto es que te respondí como si estuvieras en mi cabeza, un error mío, hasta egocéntrico diría.
      Gracias por tus palabras, a mí también me encantó conocerte, piensa que en diciembre o enero nos volveremos a encontrar, pero con más tiempo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  81. Ahora sí, Humberto. No entendía exactamente la respuesta que, por otro lado, corrobora mi comentario: un instante fugaz,...(una foto al fin y al cabo).
    Gracias por la aclaración.
    Mos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, al intentar corroborar tu excelente apreciación, la oscurecí.
      Es por eso que muchas veces no estoy de acuerdo con el comentario del comentario... bueno, tú ya sabes.
      Más abrazos.

      Eliminar
  82. Una mirada, una brizna, un segundo, una eternidad. A veces nuestras miradas se debaten en un diálogo profundo, es ese momento; cuando volvemos la vista atrás y nos sorprende que el otro ha hecho lo mismo, se rompe la magia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No deja de sorprenderme la diferencia de opiniones con relación a lo que debe ser. Para algunos, volverse y encontrarse con la mirada del otro es impulsar la magia, para otros es romperla. Así somos: tan diferentes.
      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  83. Humberto,tu tambien sueñas,y quien de tus lectores no se habra encontrado en una ecena semejante?pero mira por donde todo lo encaminas acia el sexo.No digo que sea malo,porque es lo primero que hacemos los hombres,pero aveces en estas telepaticas mirdas:se deja de entreber,la sensivilidad,y sosiego del alma.Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tal vez esa comunicación no haya sido necesariamente sexual, no podría afirmarlo 100%, tendría que meterme en la piel del personaje, pero creo que sólo me 'sirvió' para contar un pequeño trecho de su vida.
      Sobre la sensibilidad sí puedo decir algo más personal, me ha pasado de compartir momentos de gran belleza artística apenas a través de una mirada.
      Una abraçada, amic.

      Eliminar
  84. La vida es una sucesión de actos cotidianos. A veces sucede algo distinto, pero abonados a esa cotidianidad, dejamos que el tren continúe su camino. En ese mismo instante, ya echamos de menos lo que pudimos haber perdido.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una larga y finita (uf) sucesión de hechos cotidianos, apenas pintados por el color de alguna ilusión.
      Un abrazo y muchas gracias, Alfredo.

      Eliminar
  85. Seguro fué más hermoso el encuentro y las sensaciones que imaginaste que si hubiese sido real. :-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, creo que si al personaje le resultó más hermoso lo imaginario, es candidato al rótulo de onanista, sin dudas... ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  86. Mucho mejor fantasear con el "pudo haber sido y no fue" que la posibilidad de llevarse un enorme chasco.
    Por cierto, a mí tu relato me pareció el inicio de un Hitchcock de la etapa inglesa.
    ¡Felicidades por estas 200 entradas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hichtcock de la etapa inglesa me parece un GRAN piropo...
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  87. Te queda el consuelo de pensar que era un travestí, una lesbiana, una maltratadora...En fín, aplícate el cuento de la zorra que no podía subirse al árbol para coger unas uvas que estaban verdes. O eso, decía ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tienes razón... las uvas estaban MUY verdes, jeje.
      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  88. Passei agora por aqui e gostei muito de ler alguns comentários. Você tem muita sorte com os seus seguidores.É claro que os louros são seus, mas... você deve divertir-se muito. Adorei.

    Beijinhos Humberto, tenha uma boa noite.
    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. É sim, minha querida, divirto-me muito com esses malucos lindos que entram aqui. Agradeço a sorte e outras coisas que também deve ter este blog.
      Boa noite, Flor.

      Eliminar
  89. Un escrito diferente, hombre me has sorprendido para bien aunque nunca se que me encotrare aquí.
    Enhorabuena por este blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento siempre escribir textos variados, Pedro, a veces salen buenos y otros son más experimentales, pero nunca dormirme en los laureles.
      Un fuerte abrazo y gracias.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?