5 de marzo de 2013

Vulgaridades


Para que no pierda tiempo, antes de que comience a leer, me gustaría que le quedase claro que mi relato de hoy es largo y vulgar, aunque su valor -si es que tiene algún valor- radica precisamente en eso, su vulgaridad. Habla de las personas, del amor, del desencuentro, de la tristeza, de la afectación, de la estupidez, de la histeria: Vulgaridades.

Eso que los psicoanalistas llaman histeria es algo que nadie se toma demasiado en serio, al menos no nosotros, los hombres. Los hombres tendemos a reducir esta palabra a una muletilla ridícula que sacamos -como si fuera la tarjeta roja de un árbitro de fútbol- cuando nos referirnos a una tipa que no nos dio bola. Grave error, pues se trata de algo mucho más serio, más complejo, que no afecta solo a las mujeres, pero que es asociado -no sin razón- al ámbito femenino. Somos tan frágiles ante ellas y su histeria que nos causaría horror verlo tal cual es, por eso -hombres y mujeres por igual- denigramos el concepto a una palabrita pueril y evanescente. Si la idea primitiva de un “útero errante”, de un útero que se resiste a ocupar el lugar que le corresponde, y que, caprichosamente, se desplaza a la garganta, al pecho, a las piernas o a los brazos de la doliente, ya aparece en escrituras egipcias que se remontan a miles de años antes de Cristo y llega hasta nuestros días, por algo debe ser. Por supuesto, hoy es más complejo, las máscaras y las escenas cambian al ritmo del tiempo. Esa constancia, esa insistencia de la histeria en perdurar a lo largo de tantos años es lo que me llevó a interiorizarme en el tema, a leer, a preguntar, a meterme en cursos en los que apenas entendía -en el mejor de los casos- un cuarto de lo que se hablaba. De todos modos, nunca estudiaría seriamente Psicología, pues jamás me dedicaría a atender personas, menos aún si son histéricas. Lo digo sin tapujos: no las soporto. Aunque es bien cierto que después de entender -teórica, académicamente- un poco mejor el tema, comencé a sentir lástima por ellas, porque sé que el precio que tienen que pagar es mucho más elevado que el que hacen pagar a las víctimas de su eterna insatisfacción. La moneda histérica siempre pierde al cambio, porque las fluctuaciones del Mercado del Deseo no se pueden medir con la escala con la cual se mide el precio del Euro, por ejemplo. La moneda histérica hace quebrar a compradores y vendedores por igual. Por favor, no se partan la cabeza, no importa cuánto puedan hacer: nunca es suficiente.
Gisela (lo siento, Gigi, tuve que decirlo) era una persona que poseía el don de hacer del amor el arte del desencuentro. Siempre tenía a mano una técnica, una estrategia, un esquive burlón para escapar de aquellos a los que, previamente, les había dado todas las coordenadas necesarias para que llegasen a la encrucijada de tener que confesarle sus sentimientos… o elegir el camino del silencio. Pero como ambas opciones llevaban a un mismo fin, todos los candidatos veían destrozadas -ingenuas mariposas contra el radiador del auto- las ilusiones de una verdadera pasión, o de un tiempo de ensueño, o de unos días de placer, o de una noche de lujuria.
Ante la duda, yo elegí el camino del mutismo.
Pasado el tiempo de las palabras susurradas, las miradas dulzonas y las risitas nerviosas -un tiempo de idas y venidas sin concreciones, en definitiva-, vino un período de distanciamiento absoluto. Sin embargo, hace unos días, luego de un año de no saber nada de ella, cuando ya creía que todo estaba muerto y enterrado, me encontré con Gisela por casualidad y fuimos a tomar un café. Ya en el bar, no tuvo ningún reparo en confesarme -así, como al pasar- que en una época había estado enamorada de verdad de mí, pero que yo, lamentablemente, había dejado pasar el momento y la oportunidad. Ella sabía muy bien que conseguiría que me sintiera como un pobre infeliz, que me haría arrepentir, maldecir, llorar, insultar, querer apretarme los testículos con una pinza por no haberle confesado mi amor en aquel momento. Pero esta víctima que está narrando esto, hoy sabe que si en aquel entonces le hubiera manifestado sus sentimientos, la respuesta de ella habría sido un seco, despectivo y tajante: “Pero tú qué te piensas, me parece que te has equivocado”. Sin embargo, ahora viene y me cuenta lo que ella sentía, lo que le pasaba conmigo -porque marcan muy bien el pretérito imperfecto, no saben nada de Lengua o Literatura, pero son especialistas en el uso del pretérito imperfecto, diría más bien que son las creadoras del Pretérito Insatisfecho: “Ah, esta película no era como yo pensaba”, “Creía que el frasco tenía más, qué desilusión”, “Me encantaba ese grupo, pero no sé qué pasó”, “Cuando usabas barba me atraías más…”.
¿Sería adecuado que ahora le dijese lo que callé? No, ahora sería tarde. Ahora ella siente… cosas por otro hombre: ¿Viste cómo es, amor? (porque usan mucho amor, vida o gordi, para nombrar a cualquiera, otra estrategia), el tiempo pasa y una no puede quedar atada al pasado, a una persona que ni siquiera se animó a hablar. Golpe bajo, más bajo de lo que el reglamento permite. Histeria, útero errático, no sé, puede ser, tal vez, mírame-pero-no-me-toques, te-daría-si-me-pidieras-pero-si-me-pides-no-te-doy, que se enclava en lo profundo de gran parte de la sociedad femenina (y masculina, dejémonos de embromar) actual. Pero nos convencen, no sé cómo, pero nos ganan. Terminé diciéndole -sin decirlo del todo- algo de lo que había sentido por ella. Grave error. Cuando nos aplicaron el Pretérito Insatisfecho, la peor alternativa que uno puede elegir es devolverles un pretérito pluscuamperfecto -la palabra lo dice textualmente: Más-Que-Perfecto, ¿brindarles algo más-que-perfecto a las Diosas de la imperfección, la insatisfacción y la queja?-. Una vez que me di cuenta de mi error, mi táctica para enfrentar el hecho y salir airoso fue mostrar algunas habilidades -más trucos que habilidades-, que como piedras de colores baratas tuvieron el objetivo de distraer su atención y alejarla del foco principal. Le aclaré: “Espera un poco, yo no dije lo que tú creíste entender, te equivocas, las cosas están muy claras para mí, ahora yo te veo como una amiga”. Una manera cursi de no mostrar mi debilidad, no más que eso. El error básico es no saber de mujeres (¿quién sabe de mujeres, después de todo?). Nunca se debe menospreciar a una mujer, pues ellas siempre tienen las armas adecuadas para dar vuelta cualquier situación a su favor. Pueden parecernos increíblemente tontas o atrozmente inteligentes, pero todas, absolutamente todas tienen la capacidad de hacernos pasar un domingo infernal, una semana terrorífica, unos meses de profunda tristeza, unos años de nostalgia o una vida de mierda.
¡Ay, Gisela y todas las Giselas rumbosas que nos siguen como hordas de fantasmas inconsistentes!

El peligro es apostar al amor como si se tratara de un juego de azar, cuando en verdad los movimientos ya están armados de antemano, preconcebidos por Eros, ese ciego y misterioso tahúr que no se deja atrapar tan fácilmente, chiquillo insatisfecho que no hace más que mostrarnos la carta equivocada y agitarla delante de nuestros ojos para que creamos que es la correcta, mientras se guarda la enjundiosa baraja en el último bolsillo que pueda ocultar su bolsa.
No tuve demasiadas posibilidades, creo que mi relato lo dejó claro, sin embargo, mis movimientos fueron acertados, aunque previamente pautados con sutil embozo por mi Destinador -cada uno tiene el suyo-. Yo propuse Póquer, él, Punto y Banca. Mi apuesta fue grande, tal vez no tanto como lo habría querido este hijo de padres inciertos, pero los pringosos centavos que me quedaron después de aquella derrota catastrófica, me posibilitan ahora, una vez más, arriesgarme a rojo o negro; par o impar; primera, segunda o tercera docena; y entonces dejar correr la bola con el simple objetivo de ver lo que me depara el próximo lance.
-No va más... ¡Cero!

213 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para 'Secreto profesional'.

    Un buen fin de semana para todos.

    Un fuente abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. rsrsrsrsrsrsrrsrsrssrsrs não sei... há coisas que você diz que me identifico...

    Quando uma mulher quer, faz o homem rodar como um moinho de vento. É melhor eu ficar por aqui porque não posso abrir muito o livro. Estou a brincar com você!!

    Beijinhos Humberto e bom fim de semana, be happy!!

    Flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mulher faz o que quer, poderia contar dezenas de histórias próprias e alheias, mas eu gosto desse jeito, tem de haver um equilíbrio, nós, homens, temos as nossas vantagens também, não é mesmo?
      I will, my dear, I will...
      Beijinhos.

      Eliminar
    2. Atenção, eu não me revejo nos histerismos...

      Eliminar
  3. Jajaja me has hecho reír con frases como: somos tan frágiles ante ellas y su histeria jajajaja ¿Frágiles? ¡Ahaaaa!
    Y luego: Diosas de la imperfección, insatisfacción y queja, ¡Jajajaja! No paro de reír, pero lo que me mato fue, No saben nada de Lenguas o Literatura pero son especialistas en el uso del pretérito imperfecto, ¡Juar juar! Me has matado de risa.

    Bye voy a volver a leerte para reirme mas jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el texto es gracioso, o pretende serlo, como este, las risas son el mejor reglo, Malque. Así que somos dos los que se sienten alegres.
      Muchas gracias y un beso.

      Eliminar
  4. Pero qué tiene esto de vulgaridad? No has dicho más que verdades, todas en el fondo somos histéricas. Hahaha.

    Besos mentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo arriesgarme a decir tanto, no sea cosa de que me acusen de machista, no sé si has visto que intenté meter al hombre en la bolsa también ;)
      Besos de los que quieras, pero no histéricos.

      Eliminar
  5. En un susurro muy quedadito te digo que no te creas a esa tal Gisela... todo eso de que en un tiempo estuvo enamorada (después de tanto tiempo y estando con otro) porque no es verdad... sabía de tu cuelgue por ella y ahora se regodea para joder aún más...
    cuando la química del amor surje es imposible no dejarse llevar... y que alguna de las partes reacione... si no es que algo falla en ese compuesto
    Humberto no te perdiste nada
    Abrazos y buen finde. Pero no pienses en la tipa... es una muy vulgar jajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo una charada, querida Adela, pero gracias por cuidarme. Sé que la 1° persona del singular confunde, pero tampoco importa demasiado, mientras se entienda.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  6. Ex amigo Humberto, esa corriente de afecto y cordialidad que nos mantuvo unidos, por así decirlo, acaba de terminar. Nunca creí que justamente vos, un hombre versado en las letras y en el amor, un conocedor de la noche y de las miserias humanas, un hermano de la vida, como le dice Rial a Luis Ventura, te despacharas con una declaración que le demuestra al mundo que no me has conocido, una declaración histérica impropia de un porteño de ley -y más tratándose de un porteño importado-. "¿quién sabe de mujeres, después de todo?" te animaste a decir. ¿Es que no me conocés? ¿es que perdieste mi teléfono?. Reflexioná pibe, y cualquier cosa, preguntame.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pido disculpas frente a tamaño error, es muy cierto, Rick, yo iba a preguntarte sobre mujeres, pero me dije "tengo que arreglármelas yo solo" y así e fue.
      Entonces, ¿qué quieren las mujeres, chabón?
      Otro abrazo.

      Eliminar
    2. ¿Ves?, me soltaste la mano, justo hoy que me encontraba con una histérica grande como una casa. Shit!

      Eliminar
    3. TO TAMBIEN ACEPTO CONSEJOS ES QUE ANDO CON UNA TIPA QUE... JAJAJA

      Eliminar
  7. un hombre que se precia de inteligente
    sabe que las mujeres somos mucho más que un envase para jugar o un contenedor de sus problemas existenciales y egocéntricos
    pero por sobre todo sabe que entre ambos formamos el cielo y el infierno Perfecto

    ;)

    feliz fin de semana Humberto
    salutos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me cabe la menor duda, Elisa, pero ve a decírselo a más de uno que no piensa así.
      dejando el texto de lado, creo que hoy los hombres estamos más histéricos que las mujeres, mis amigas no paran de decírmelo... y les creo, tenlo por seguro.
      Bueno fin de semana y muchas gracias por la opinión.

      Eliminar
    2. también hay xicas histéricas, decir que uno u el otro en este mundo sobresale es quedarse corto de entendimiento y visión

      mejor agarrarse de las manos y del resto del cuerpo del otro y hacer la vida de una,
      que entrar a desmenuzarse y ridiculizarse , todo ello son pérdidas innecesarias que a nada trasciende ni construye evolución

      :D

      Eliminar
    3. Es que a mí me gusta mucho el humor, o lo que yo creo que es humor, pero entiendo que alguno/a pueda entenderlo como ridiculizar o desmenuzar. Es lo maravilloso de este mundo (real y virtual), cada cosa que uno escribe produce resultados, eso sí, después hay que tener espalda para sostenerlo.
      Lo que sí no dudo es eso de agarrarnos los unos y/a los otros y hacer una hermosa vida juntos.

      Eliminar
    4. sin duda llevas razón, no hay para que ser un grave en esto, y sí , tu texto me hizo reír, pues dibuja a algunos y algunas que en mi cercano tienen cierta similitud con tus personajes
      y hasta en algún momento cualquiera puede darse el costalazo en sus propias acciones y decisiones, errar es parte del crecer

      Eliminar
  8. Sos un HdP, eso se llama sacar la ficha aca en Argentina!!
    Y te quiero dejar bien claro que no soy gigi, jajaja.

    Un saludo.
    Luci de la Red de Escritores del Face-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivo en Argentina desde hace unos años, pero fue una 'sacada de ficha' para los dos sexos... creo.
      Gracias, Luci.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Bueno,como lectura me ha parecido entretenida.No voy a sacar las cosas de contexto, pues creo que generalizar es malo.Cada uno cuenta la historia tal cual la vive.Solo espero que otra vez andes mas espavilado jjjj.Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalizar permite chancear, tampoco se puede estar diciendo siempre cosas 'inteligentes', ¿no?
      Yo siempre trato de contar las historias desde otro lugar, nunca desde cómo vivo mi vida, esto lo digo en serio: me caen muy gruesos los que hacen biografías noveladas.
      Te prometo que voy a estar espabilado...
      Más besos.

      Eliminar
  10. Me ha divertido tu hunor caustico. Sencillamente armas de mujer. Lo que te dijo se lo diría a muchos:-) Hay de todo, las hay coquetas, histéricas, cariñosas, serias, divas y diosas. Como en el sexo opuesto. Pero reconoce que tenemos mas talento a la hora de apostar a rojo o a negro. jaja
    Un abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, ya me estaba asustando, pensé que se había perdido el sentido del humor. Debo ser malo para eso, evidentemente.
      Te reconozco todo, Katy, donde las mujeres ponen el ojo... Por cierto, ¿no quieres venir al casino conmigo?
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Sería un placer, pero no juego jajaja. Aunque tengo suerte:-)

      Eliminar
  11. De apaleamientos amorosos. hasta el galán más afortunado, entiende un rato ¿Cuántas veces hemos jurado y perjurado cosas, como: "Ella me quiere, pero me dice que no, para probarme", y basándonos en esa teoría, cierta o no, nos hemos estrellado contra un muro. Y para colmo, los amigos, que se creen muy listos; que al igual que un nazgul le reclama a Frodo el anillo, te dicen con ironía o burla; "Te lo advertí".

    Qué recuerdos tan malos, Humberto. Pero por suerte, todo eso ya pasó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insisto, no me pasó a mí, pero creo que tú lo sabes y lo dices para acicatearme.
      Para mentirse no hay nadie mejor que uno mismo, las cosas son un poco más simple, el desamor se nota a la legua.
      Un abrazo, Antonio.

      Eliminar
  12. pero todas, absolutamente todas tienen la capacidad de hacernos pasar un domingo infernal, una semana terrorífica, unos meses de profunda tristeza, unos años de nostalgia o una vida de mierda.

    Magistral. Solo por éstas cuatro lineas ya mereces mi admiración. Y no se entienda en esto machismo alguno.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias, Alberto, claro que no hay machismo en juego.
      Un abrazo y buen fin de semana.

      Eliminar
  13. Conocí algunas vamp.que se divertían con ése juego¡¡Máááma.. Chicho me toca!!¡Tócame ,Chicho,tócame!!!!!Cariños Martha (Acordate de mi blog)
















    ma,Chicho me toca,tócame Chicho ,tócame!!!!!(en italiano, es más gracioso,así lo oí yo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se entendió perfectamente, Martha, en italiano suena más gracioso.
      Me acuerdo, no lo dudes, es que son tantos...
      Un beso.

      Eliminar
  14. Bueno yo creo que a muchos les pasa con las mujeres como aquella vieja canción que dice:
    No puedo vivir contigo,
    ni sin estar a tu vera
    y unas veces te bendigo
    y otras matarte quisiera.
    Yo creo que en histerias y sobre todo histerias de amor, el asunto está tan repartido a partes iguales tanto en mujeres como en hombres. Pero ojo, y yo tampoco quiero pecar ni de feminista ni de machista, pero si una mujer se encapota, y este pierde los vientos por ella, hace con el hombre lo que le da la gana, y en sus manos en un juguete roto. Aquí ya no cabe ni hablamos de histeria, si no que es la mujer la que ha puesto los cojones encima de la mesa.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay casos extremos, Rafa, en mi escrito es una humorada que no llega a tanto, es cierto, hay una gran distancia entre la histeria y el sargento.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. La parte repetida es un chiste de la compu jaja.Martha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las compus también tienen un humor particular, entre ellas deben divertirse de nosotros.
      Más cariños.

      Eliminar
  16. Es una muy acertada radiografía de la psicología femenina, Humberto. Nos arrastran hasta el medio de su laberinto y nos dejan allí, sin darnos ni una pista de cómo salir. Y entonces tanteamos y tanteamos sin certeza de nada.
    Pero a veces en el tanteo suceden cosas interesantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Hermes, en uno de esos tanteos agarramos alguna parte interesante y todo felices.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  17. Què bien pones el alma femenina en este cuento, a la vivisecciòn. Difìcil entender a las mujeres. Nos llevan ventaja en el arte del amor. El hecho de ser el objeto del cortejo, les da ventaja para mantenernos en expectativa o asestarnos el golpe duro con el no. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció muy interesante tu visión, esto es, con excepción de pocos seres vivos, es la hembra la que decide el acoplamiento... y a veces devoran al macho, como el mantis religiosa .
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Las giselas, reinas del tango, un paso por delante un paso por atras no son tan hystéricas ( fea palabra y concepto de coloracion psy) sino coquetas y multifaceticas. "Dona e mobile" dando al juego amoroso todo su pimiento...De que te quejes ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me quejo de nada, Manouche, a mí ustedes me gustan así, exactamente como son, lo que sucede es que mis narradores siempre me condenan.
      Has acertado, es una entrada muy psi.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Simplemente viendo los comentarios tan controvertidos, ya se sabe que el relato ha sido un éxito. Yo creo que aunque puede ser un poco diferente, es igualmente bueno.Se lee con interés...y plasma un punto de vista de un hombre en un determinado trance en la vida.¿Qué hombre por muy inteligente y culto que sea no ha sentido incertidumbre, miedo o histeria alguna vez?. ¿Imagina una "novela para inteligentes"? jaja...¿Qué porcentaje se vendería? Por eso...el buen escritor que se precie...debe hacer a todo.
    ¿Por qué la casa Mercedes...decidió hacer utilitarios? y otras muchas...jaja. Es un buen relato ¡lo entiendo hasta yo!. Saludossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy sagaz y sutil en tu comentario, Paqui. Sabes, a veces me quedo helado frente a repercusiones que en verdad no busco, lo peor es que jamás levanté la bandera de ser un 'escritor inteligente', pero hay personas que se enojan si intento formas diferentes, hasta prefieren un texto codificado y confuso a uno humorístico. Y se enojan y me increpan, hasta da risa.
      Vaya mundo, jeje.
      Un beso y buen fin de semana.

      Eliminar
    2. Usted es una persona inteligente, de eso no cabe duda. Hoy día, los escritores se adaptan al gusto de la gente, como todo...si no, no se vende o no se lee. Pero yo pienso que, por encima de todo, cuando uno tiene la capacidad que usted demuestra, debe ser él mismo. O sea, escribir lo que le apetezca...¡y guste a quien guste!.
      Sí que es cierto y lo reconozco que hoy día ser uno o una misma es muy difícil, es de privilegiados.Y bien que me cuesta reconocerlo, porque yo era una idealista...pero la vida no deja. No me extiendo más porque al fin y al cabo su blog es de esos que no se desvía de su personal estilo. Escribe muy bien y eso es lo importante. Mi cordial saludo.

      Eliminar
    3. Para mí la clave de todo esto es ser sincero, lo que no significa que diga la verdad, sino que diga desde la franqueza, la espontaneidad de sus letras, que no escriba 'a propósito' para gustar. Es un tema largo, pero creo que ambos tenemos claro el concepto.
      Lo cierto es que me parece muy valioso tu aporte, tanto literario (porque tienes todas las herramientas para juzgar un trabajo) como desde lo afectivo.
      Otra vez muchas gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  20. Muy buen ejemplo de la clásica lucha de ego contra ego, de ese pertinaz y pernicioso juego de poder en el que todos pierden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has encontrado el hueso del texto, Gustavo. No hay mucho más que decir.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  21. En su Mundo de interrogaciones con contestaciones ciertas siempre solemos equivocarnos consciente o inconscientemente...¿o No?...¡¡¡Buff..fff!!! La Verdad, como dicen los gallegos, son "enreveiradas"...espirales que marean.
    Muy bueno.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero son tan lindas, Pedro, que da ganas de permitirles todo. Bueno, todo no ;)
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  22. Que puedo decir que ya no sepas... de tu calidad como persona, como escritor... siempre me dejas con la boca abierta. Eres todo arte en tí mismo. Muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Silvia, eres muy muy amable, es muy importante ser transparente y sincero, lo que no significa que diga la verdad cuando escribo. Son dos ámbitos diferentes.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  23. Personalmente siendo mujer, tengo mal concepto de NUESTRAS ARMAS, y las histéricas me son insoportables...

    Creo que tan solo pare un momento el relato y fue para encenderme un cigarrillo, me capto por completo y ese es EL TRIUNFO¡¡ ENHORABUENA

    Besos ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El triunfo es tener gente con buen humor como tú, Tramos.
      Muchos besos, claro.

      Eliminar
  24. Grandes verdades, pero como se les quieres a las mujeres así y todo como son.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay dudas, David. Hay mí sírvanme dos... ;)
      Abrazos.

      Eliminar
  25. 1º Estoy histérica.
    2ºEsperaré se me pase la mala racha, a ver si consigo comentarrrrr.
    3ºSe me ha mutado el ego en un plis plas, Humberto.
    Debe ser la lucha interior, esa traidora que me deja inerme.
    Ah, y 4º¿Qué has hecho de la carta equivocada? ¿agitarla delante de tus ojos dándola como la correcta? jejejej
    Fuerte abrazo refrescado a 36º a la sombra.
    (hasta la Psichologia se desintegra!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y está bien, Pilar, que demonios, tú puedes ponerte todo lo histérica que quieras, tienes con qué y al que no le guste que se retire ya de este blog.
      Hace años que se desintegró la psicología por estos pagos.
      Te agradezco el abrazo, ¡pero deja los 36° en el norte, please!
      Besos.

      Eliminar
  26. Histeria: no todas pero sí hay una inmesa mayoría de esta condición y lo malo de todo esto es...que unos de los síntomas del histerismo es una ceguera parcial o total: mientras estan en ese trance muchas no se dan cuenta de lo que tienen ni de lo que pierden.Y, por el lado masculino me parece que idealizan demasiado cuando a la hora de la verdad somos diferentes: pero nos complementamos y ademas nos necesitamos...Parte y culpa de estos desatinos lo tiene la educación.Si, él le dice en su momento que le chiflaba ella y ella le corresponde; no hubiera pasado nada.Y ahora él esta descubriendo una frivola y ella no le interesa él un carajo..Me encanta esas expresiones que suelen emplear :gordi,vida,cariño y sobre todo eso del pretérito insatisfecho.

    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegaron a destiempo, bueno, como buenos histéricos, porque es algo que nadie dijo, él también tiene una histeria galopante. Se nota que algo de esto sabes, teóricamente me refiero.
      Un abrazo, Bertha, muchas gracias.

      Eliminar
  27. Humberto..." Vulgaridades "

    Conozco a Gisela por lo que comentas, habría que escuchar su campana.
    De mi parte a la mujer le encanta provocar, quien sabe si por amor o para dejarte colgado...cuando se enamora, ama de verdad, sufre por amor si es engañada, en cambio al hombre primero le atrae su belleza, luego el sexo y cuando consigue todo, si no se enamora busca a otra.
    Me he ido hacia otro lado para llegar a decir que la mujer es más inteligente que el hombre en temas románticos y descubrir su infidelidad y si la descubre, mejor que el desaparezca porque le hace caer el mundo encima jajajaj.
    Lo que a ti te ha ocurrido te sirve de consuelo no una pinza, no rompas nada..." no hay mal que por bien no venga " jaja

    ¡¡ me encantó esta escena de amor despechado !!

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mujer es más inteligente que el hombre en casi todos los aspectos, hay una astucia instintiva a la que nosotros no llegamos, así que tranqui, Doris.
      Una pequeña escena de la vida no conyugal.
      Un beso grande y muchas gracias.

      Eliminar
  28. En alguna parte leí que Freud postuló que la histeria es la falta de sexo, al menos en las mujeres, pero no me meto mucho en el tema de los psicólogos porque les tengo miedo, de verdad, te lo digo en serio, me dan pánico los psicólogos y los psiquiatras y los psicoanalistas, Dios mío, meterse con uno es pagar para que te violen, aunque hay gente que les gusta. Ey hermano, te doy una que no falla: todos los problemas los arrastramos desde la niñez...toma!, me debes 50 dólares, te mando la boleta por FedEx...
    En todo caso creo que la profesión que elegiste es muy cabrona, en el sentido que se viaja mucho, pero pienso que en algún minuto de tu vida te puede pasar la cuenta....A MENOS, A MENOS que tengas a tu lado una mujer que te ame y que tú la ames y que sean felices más allá de los calambres que tiene el alma.

    Tu amiga, Sarca.
    Besos gordi...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre nosotras, amor, hace años que dejé de creer en todo lo psi. Una mañana me levanté, me miré al espejo y me asusté tanto que comencé a correr por la casa como Forrest Gamp, hasta que me di cuenta de que ser psi es una máscara y no de las más bellas.
      Yo la amo y ella (dice) me ama, ¿después? Qué importa el después, como dice un tango.
      Más besos, divina.

      Eliminar
  29. Y también habemos algun@s que no soportamos a los psicólogos. Tal ves por eso vuelvo de ves en cuando a Blogger, para hablar de mi mismo a l@s demás y a la vez hablarmelo a mi mismo. Tal ves por eso estás en Blogger tu también (tal ves algún día me lo respondas). Saludos Humberto ! Es agradable regresar después de tanto tiempo, con otro nombre, con otras ideas y encontrar gente conocida aun activa. Me ha encantado el nuevo aspecto de tu Blog ´:) <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu mensaje fue a parar a spam, no sé por qué...
      La verdad es que no sé bien por qué estoy aquí, pero seguro que no es para evitar psicólogos. Creo que escribo para aprender, y porque no podría vivir sin escribir.
      Ahora me deja con la duda de quién eras antes.
      Sea como fuere, muchas gracias por el comentario.

      Eliminar
  30. Qué combate, madre mía!!! Tremendo par de pájaros estos dos. Porque aunque el caballero intente poner el acento en la actitud de la damita, él no se queda atrás. Además insisto: Freud no tuvo tiempo de desarrollar la histeria masculina. Se murió antes. O quizás quedó exhausto después de elaborar la nuestra ;-)
    Lo cierto es que las mujeres somos bien jodidas. Jajaja!!!
    Me encanta que el cuento sea largo y goce de esa hilaridad irónica. Great, milord! Kisses & hugs for you, my dear!
    P/D: Estoy corrigiendo un cuento y me asombra la sutil relación con este. Ah! me olvidaba que sos mi kha :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me dejas con las ganas de leer ese cuento, BeeBee...
      Bueno, Freud padeció a las histéricas, luego Lacan se las vio con la de los hombres, pero no porque Freud no tuviera histéricos en su consultorio, sino que no los veía como tales.
      En fin... ¿todavía tenemos blog? ¿Qué raro, no?
      Kisses my Dearest.

      Eliminar
  31. Bien, Dib. Dos para el olvido.
    Me quedo con eso de "La histeria es el arte del desencuentro".

    Por eso a quien haya que caerle desde un piso 20 se le cae sin piedad en tiempo y forma. Fact.

    Salduso van
    San Montelpare

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la dislexia hace estragos con la dignidad. Repeat Saludos. Again Saludos.

      Eliminar
    2. Saludos, me quedó claro ;)
      Desde el piso 20 me parece poco, pero creo que alcanza para dejarlo bien chatito.
      Un beso, Sandra.

      Eliminar
  32. JA JA JA JA JA y mil veces JA
    No se preocupe mr Dib que las muejeres sabemos que usted no puede vivir sin nosotrassss!!

    Chau me voy y no quiero verte mas.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No podría vivir un día sin una mujer a mi lado, Anahí, no te vayas, dale!
      Un beso.

      Eliminar
  33. Iba a gritarte a insultarte y a dar un portazo en tu blog, pero es que tienes tanta razon!! jajajaja.

    Me has hecho reir, gracias Hum

    Besos y mas besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo dije, una risa es el mejor premio.
      Muchas gracias a ti.

      Eliminar
  34. Y de tanta histeria algunos no la ponen nunca. Bueno, creo que el comentario va con el título ( y con la realidad).
    La histeria, cada vez más, es para ambos sexos una forma de vida. Pobre vida. Abrazo grande HD !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro, Dany, no la ponen jamás con tanta ida y vuelta.
      Es que es una época histérica, el signo de estos tiempos, amigo.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  35. Qué pases un fin de semana de... de.... de.... cuento!... gordi, jajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, vida, ¡que tú también te diviertas!
      Besitos.

      Eliminar
  36. Excelente tu poder de observación!! Me reí mucho!!! Gracias!
    Saludos Humberto! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, era un texto para divertir, al menos con algunas personas lo conseguí :)
      Un beso.

      Eliminar
  37. Lo he leído dos veces. Y noto un ligero déjà vu en todo el texto.
    Ay, los tiempos verbales; ay, el tiempo.
    ¿Acaso sólo seremos mensurables en pasiones?
    No sé bien por qué pero me he visto un tanto reflejado en el texto, ¿está mal?
    Un fuerte abrazo, Humberto. Nuevamente gracias por la amabilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que... bueno, después de nuestra conversación, tal vez, digo, me haya dado ganas de reescribir este viejo texto. Pero no estoy seguro.
      Comoquiera que sea, todos caímos en esa trampa, Diego.
      Y gracias a vos, pasé un rato genial.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pero claro que todos hemos estado ahí. No recuerdo quién ni cómo ni por qué lo dijo pero existe una construcción, una frase, que reza que para que alguien mate, el otro debe querer morir. Quizás lo esté inventando ahora pero tiene que ver con eso de que el otro cierra la idea o lo dicho por uno.
      Y no, no, gracias a vos pasé una genialidad de tarde. ¿Y a vos te parece que fui a Telmo al pedo? Digo, corté la conversación y los mates para nada. Eso es la vida.
      Un abrazo. Gracias nuevamente por la amabilidad.

      Eliminar
    3. Viste... después se venían las cervezas y las pizzas, y al otro día 800 abdominales.

      Eliminar
  38. La primera vez que lo leí, hace un tiempito en mis meses obsesiDibvos, me reí muchísimo, es verdad que hay (sobre todo) mujeres que se saben poderosas y les gusta manipular, juegan al ni-contigo-ni-sin-ti. De esas y esos lo mejor es alejarse cuanto antes. Me gusta la imagen de las mariposas estampadas en el radiador del coche, fragilidad.

    Hoy veo otras cosas, tiene mucha miga.
    Histeria es un apelativo que algunos hombres nos aplican cuando están desarmados; fea es el otro. Esto es algo que deberían explicarnos nuestras madres: 1ª lección.- si en una discusión un tío de echa una de esas dos perlas es el momento de responder con fuerza, ¡está acabado!

    Un secreto: saber todo de las mujeres es imposible, somos muchas. ;)

    El amor sigue siendo un juego de azar y de casualidad, incluso sabiendo que nos ha tocado la Gisela de turno y nos están aplicando todos los trucos del manual, a veces solo se puede saltar al vacío, doble o nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si leíste la versión antigua, esta tiene mucho más letra, pues (aunque no muchos se han dado cuenta) hay aquí reflexiones que no son tan graciosas. Sí, OK, es un escrito que apunta a la risa, pero viene de un territorio (y de una época) en que la tristeza era ama y señora.
      Tenlo por seguro, cuando un hombre recurre a alguna palabra subida es porque perdió definitivamente su batalla, está terminado.
      En relación con el amor, puedo asegurarte que no es solo una cuestión de azar, depende mucho del 'formato' de amor (o de pareja) que tengamos, es una especie de molde funesto en muchos casos. Entonces, si sabemos que por tendencia vamos a buscar lastimarnos, también puede modificarse la búsqueda. Es un tema largo...
      Un beso y gracias, Ishtar.

      Eliminar
    2. La leí hace, no sé, ¿un par de meses?. Esta vez me pareció más seria, no me hizo gracia. Pensé que era yo que había visto otros matices, son esas reflexiones que dices.

      Molde funesto, venimos casi terminados de fábrica; se supone que la personalidad es en parte heredada y en parte adquirida. Día a día veo en mis pekes cómo son, cómo ese molde venía casi finalizado desde que empezaron a moverse dentro de mí, es verdad que podemos modificar aspectos de nuestro carácter pero cada vez creo con más fuerza que la semilla de lo que seremos está desde el principio y lo que se puede cambiar es poco, supongo que para el formato del amor también pasa igual.

      Eliminar
    3. Me encantó que hablaras de tus pekes, pues el factor ambiental en su formación depende del entorno familiar, claro que no eres solo tú, pero lo que tú transmitas será de fundamental importancia. Si el amor tiende a ser un desencuentro, es básico, no ayudemos a que siga siendo así. Sin presiones ni artificios, claro.

      Eliminar
  39. Ay! Puse un comentario, pero parece que se perdió.

    Bueno casi mejor, porque en mi evolución des-cariñosa olvidé hasta despedirme.
    Ahora si: Besos y abrazos, con mucho cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El amor no te permite verlo allí arriba?
      Cabecita de novia ;)

      Eliminar
    2. Jajaja!! El negocio de adivinación se nos va al garete. Yo como Oráculo de Baco, fatal, pero tu como pitoniso tampoco aciertas.

      Lo que no me deja ver es mi ordenador que anda cada día más loco, me lleva atrás en el tiempo hasta 2005 y me prepara este tipo de travesuras, tengo que buscar sin falta un novio, ¡pero que entienda de ordenadores! :)

      Eliminar
  40. Jajajaj, una profesional esa Gisela, años después aun intentando lograr lo que no consiguió en su momento, cuanta paciencia!!!
    A mi esas gentes me dan tanta pereza como pena. Se alimentan de corazones y no disfrutan de ellos. Los que aquí tratas de víctimas antes o después se desharán de ellos y disfrutarán con otros, porque el disfrute, la atracción y el amor que puedan sentir les pertenece.
    Cuando quieras hablar de “ellos” te recomiendo el modelo “manteniendo club de fans”, aquel que no quiere nada pero que, para asegurar su presa, cada X días (varía en cada caso) aparece de modo fugaz y contundente, lo justo para que sigas babeando durante los X-1 días que no dará señales, muy efectivo y recurrente :)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando hable de 'ellos' (o nosotros, como quieras) lo voy a tener en cuenta. Lo que sucede es que ya hablé varias veces de los hombres y sus... cosas. Pero pasa algo muy particular: cuando en un texto dejo mal parado a un hombre, llueven los comentarios, las risas de la damas, las opiniones, pero cuando la gracia está dirigida a una mujer, son pocas las que lo toman en broma, las que se ríen con ganas. Eso es algo que me ha sorprendido mucho, jamás pensé que (en términos generales) las mujeres fueran tan imparciales. Ya verás como este texto no llega ni a los 200 mensajes, lo cual no me importa en lo más mínimo, pero me animo a tocar ese tema porque es un fenómeno muy llamativo.
      Me alegra tenerte entre las que se hay reído.
      Otro beso y gracias.

      Eliminar
  41. Ay, Dios mío!
    Todo hombre tiene la oportunidad de lanzar sus pajas mentales al viento. ¿Y sabes por qué Humber? Sí, sí lo sabes: es porque una histérica alguna vez se abrió de piernas...Ja,ja,ja.

    Es un privilegios de los machos alfa usar la ironía con destreza.

    Eres bueno, sí, sí ¡muy bueno!

    Un beso de una histérica que cuando se pone loca besa a los hombres con ardor...A ti, un beso como Dios manda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo tus palabras, por supuesto que no solo una abrió sus piernas, sino muchas... todas. Histéricas, obsesivas, perversas, border, psicóticas, todas tienen su vuelta, el defecto es del hombre que no sabe encontrarle la vuelta y apela a la desvalorización.
      Muchas gracias, Marián, aunque te confieso que me queda la duda de qué es un beso como Dios manda, ¿en la mejilla? ;)

      Eliminar
    2. Jajajaja. No, los dioses a veces nos confunden con sus besos. Los míos son muy particulares. Son de los que no se olvidan...y da igual sin los doy en la mejilla o en la comisura de la boca. ;)

      Eliminar
    3. Bienaventurado el que los reciba, entonces, jeje.

      Eliminar
  42. En lo que respecta a las histéricas, hoy en día se vive una fantasía y cada uno proyecta imágenes diferentes al otro, confundiendo. Por eso me inclino a pensar que la mayoría vive una vida de mierdas en contraste de sus segundos de felicidad.
    Y si uno es bicho, sin saber demasiado sobre mujeres, creo que si se les ofrece lo que andan buscando, hasta una histérica podría aflojar; lo difícil es que ella se entere de qué es lo que quiere...
    Texto sobre vulgaridades? Puede ser. Aunque no es menos cierto que toca con maestría temas de importancia crucial.
    Abrazos H.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de decirlo, en muchos casos somos los hombres que no le encontramos la vuelta, entonces echamos la culpa.
      Lo que decís me parece muy interesante, me hace pensar que el amor no es más que eso: el encuentro de dos fantasías, y que en cada una encaje el otro.
      Es que lo de vulgaridades tiene un doble sentido, por ejemplo, no hay nada más vulgar que la muerte, ocurre a cada momento, a todos nos toca, etc, pero cuando nos toca de cerca deja de ser vulgar para tener toda la relevancia. Podés constatarlo muy fácilmente, el amor y la muerte son los temas más vulgares, entiéndase, temas de los que más habla el común de la gente.
      Un abrazo, Etienne.

      Eliminar
  43. Cierto que se presentan damas neurotizantes y situaciones amorosas tan plagadas de dudosidad, como que forma parte de un extraño ritual.
    Lo mejor es toparse con un alma sencilla contenida en un cuerpo maravilloso y dispuesto. Para buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un alma sencilla en un cuerpo maravilloso... Excelente Carlos, dime dónde está que soy capaz de batirme con quien sea por esa dama.
      Los libros de autoayuda venden millones, pues todos, hombres, mujeres y 'tercer sexo' buscamos siempre lo complejo, lo que nos daña, es un clásico.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  44. Respuestas
    1. Thank you so much, you're very kind!
      Go ahead Greece!

      Eliminar
  45. NEGRO, PERDÓN QUE ME META PERO ESTOY SORPRENDIDO DE QUE MUCHAS PORQUE SON TODAS MUJERES, SE HAYAN TOMADO EN SERIO ESTA ENTRADA COMO SI NO TE CONOCIERAN NADA DE NADA.
    ADEMÁS DE QUE NO HABLÁS DE VOS QUE ESO ESTÁ CLARISIMO TAMBIEN DECÍS COSAS MUY INTERESANTES, PARA MI LA PARTE FINAL Y TU REFLEXION SOBRE EL AMOR ES MAS IMPORTANTE QUE TODO EL CUENTO, ES COMO SI TODO LO QUE ESCRIBISTE APUNTARA A LLEGAR A ESA REFLEXIÓN.
    LEI CADA COMENTARIO Y AHORA ENTIENDO PORQUE YO NO TENGO BLOG, ADEMAS DE PORQUE SOY UN DESASTRE PARA ESCRIBIR, ACÁ TENÉS QUE SOPORTAR CADA COMENTARIO QUE ASUSTA. HASTA HAY UNA QUE QUIERE DARTE LECCIONES DE COMO LLEVAR ADELANTE UN BLOG. ENTRE A VER EL DE ELLA Y NO PUEDE ACONSEJAR A NADIE. QUE DELIRANTE TODO ESTO NO?

    UN ABRAZO DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chistian:
      Cada persona lee como puede, con la estructura mental y las capacidades de discernimiento que tiene, no necesariamente espero una única respuesta de la gente que entra. Es verdad, acabo de decirlo, me sorprende que algunos/as puedan creer que estas cosas me pasan a mí, pero no porque no puedan pasarme (es más, me pasan cosas peores), sino porque está más que claro que este blog es pura ficción, buena, mala, mediocre, como quieras, pero ficción.
      En relación con los consejos, sé a quién te referís, me alegra que no hayas nombrado a nadie, pues sería un error. Yo acepto todo tipo de comentario, aunque me parezca equivocado o bizarro, éste tiene que ser un espacio de libertad, así de simple.
      Un abrazo y muchas gracias por tu opinión.

      Eliminar
  46. No quiero pensar que tu Gisela es mi Gisela, y que vos y yo somos los objetos del desencuentro. Estoy hablando en serio. Desembuchad, mentecato!!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no, ni a palos, Darío, esta Gisela es otra, ahora bien, no puedo asegurarte que ambos no seamos objetos del desencuentro, habría que preguntárselo a quien alguna vez nos padeció.
      Un abrazo.

      Eliminar
  47. Es una eterna cuerda que nos ahoga aún estirada y que nunca acaba de romperse. es la cuerda eternamente tensa. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres bastante sutil, yo diría que es el dedo que siempre está metido en la puerta del c...
      Me alegra que te haya gustado, quise cambiar el tono 'intelectualoide' que venía trayendo el blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  48. Eres la leche Humberto!!

    Me gustan tus escritos, sabes llevarlos por el camino que te apetezca, enhorabuena.

    Un saludo de sábado a la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Joaquín.
      El mío es de sábado a la mañana, por esa magia de los hemisferios.
      Gracias.

      Eliminar
  49. A mí no me pareció un relato gracioso, me pareció una reflexión ácida y profunda sobre el desamor.
    Divides tu texto en tres partes, en la primera nos muestras un poco de la historia de la histeria, luego das un ejemplo "de la vida misma" y al final reflexionas de una manera que me emocionó, te lo aseguro.

    Yo agardezco estos escritos tuyos, pues no importa que todos te entiendan siempre algo queda en la mente, lo digo como psicóloga social.

    Un beso y gracias.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que analizas hasta cómo está armado, te falto mencionar la primera parte, en la que advierto que no es necesario leer el texto ;)
      Soy yo el que te agradece por leer, Sabrina.
      Un beso.

      Eliminar
  50. Bravo Humberto !!, está claro que las mujeres dominan el pretérito imperfecto o 'insatisfecho', puede que algunas más que otras, pero ciertamente es una cualidad femenina que dominan todas como nadie. Y si, yo también creo que cometiste un error al sincerarte con ella y contarle algo que-y apostaría por ello-era el verdadero propósito de ese café y que indudablemente necesitaba escuchar de tus labios. Ahora ya podrá dormir tranquila, sabiéndose ganadora, porque ellas tarde o temprano ganan la partida, y a mí no me cabe ningún género de dudas. Pero no nos preocupemos mi querido escritor, porque no fueron las primeras y tampoco serán las últimas jejej. Un abrazo amigo Humberto !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ficción, mi querido amigo, pero también podría haber escrito algo que en verdad me sucedió que tendría un color parecido.
      Ahora me pregunto, si ellas dominan el pretérito insatisfecho, cuál es el tiempo que dominamos nosotros. Habría que hacer una votación.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  51. ¿Por qué será que siempre queremos: "lo prohibido, lo que engorda y lo que se nos niega"? No soy de las que me gusta clasificar a las personas pero entiendo que cuando la mujer es la que hizo jaque mate le lluevan los reproches, ¡ley de vida! a los hombres por lo general también le dejamos recortado el traje cuando se lleva las ganancias del juego y para colmo a nuestra mejor amiga :)
    Un abrazo Humberto, siempre es un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bueno, porque todo lo demás es aburrido o soso, jeje.
      Claro que no intenté una generalización, sino hacer una humorada de ciertos comportamientos... repetitivos, digamos.
      Mejor no hablemos de los hombres, porque llenaríamos páginas.
      Un fuerte abrazo, verte por aquí es una alegría.

      Eliminar
  52. Humberto: No cabe duda que ERAS uno de mis escritores favoritos, pero estás a punto de perder mi preferencia.
    ¡Mira que decirme histérica! ¿Por qué, sólo porque digo que nadie me quiere? o ¿porque vienen mis hijos y mis nietos y me dicen que me aman, y yo les digo que " a la fuerza, ni me gustan esas manifestaciones? o ¿por qué busqué por mar y cielo unos zapatos de color azul y, cuando por fin los encuentro, digo que el color ya no me gusta ? etc, etc...
    Ah! ¿no era a mí?,ufff, sorry,¿me habré puesto histérica?
    Te perdono porque me hiciste reír.
    Respira, sigues siendo el escritor de mi preferencia.
    Saludos desde hasta acá: DK

















    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, me quedo más tranquilo, Dora, ya que (no es broma) pude constatar que no cayó demasiado bien mi... ¿sentido del humor?
      Tendría mucho para hablar, pero me quedo con tus histeriqueadas nobles.
      Un beso enorme, mi querida.

      Eliminar
    2. Ay Humberto, lo mío fue una auténtica broma y lo de los cambios de humor retrataron a "cierta persona que conozco" (la Doris no es así... bueno, no siempre).
      Lo que dices es "¡la neta del planeta!". ¡Si no hubiera yo conocido a algunas "divas divinas", que terminaban con su pareja para verlo sufrir y, luego regresaban con él para verlo feliz. Y así era "¡Todo el tiempo!"

      !Yo a usted le tengo ley!, como decimos por acá : DK

      Eliminar
    3. Y yo estoy muy agradecido de que seas así conmigo, Dora.
      Más besos.

      Eliminar
  53. To love or not to love, to fuck or not to fuck, to wank or not to wank, that is the question...Wether tis nobler in the mind to fuck or to be fucked, y ahora la versión correcta con mis notas al margen):
    Whether 'tis nobler in the mind to suffer (or not, but it's most likely that someone will)
    The slings and arrows of outrageous fortune (and bitching, crazy talk and more bitching)
    Or to take arms against a sea of troubles (and go out the putahs)
    And by opposing end them? To die: to sleep; (that wonderful sleep of the innocent, the guiltless, the unabashed...)

    Igual, cada tanto vale la pena pagar el precio por tanto quilombo. La incomidad es una acción que hay que saber vender cuando el mercado está en alza. Sip, hay tantas metáforas que ni yo se si las entendí...jaja! Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BTW, me parece que tenemos ideas distintas sobre lo que es vulgar...Pero brindo por eso!

      Eliminar
    2. For who would bear (...) the pangs of disprized love (Is there a love that is not desprized?, fucking shit, I don't even know one of them).

      Estás muy hamleteano, Ato, pero me gustaron estas variaciones sobre el acto III, creo que si Willie se hubiera animado, así lo habría escrito. Especialmente la del "to wank or not to wank", pregunta que me hice millones de veces en mi adolescencia antes de salir con una garota, porque después rendía mejor, obvio.

      Lo de 'vulgar' es una chicana y calzó muy bien para las almitas inocentes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  54. Hola Humberto, nos sigues dando letra para polemizar, este me gustó, habla de una realidad, aunque a algunos les moleste, pero de histéricos todos tenemos algún momento, sobre todo cuando nuestros pasos no son seguros, y más aún cuando queremos alcanzar aquellas que sabemos de entrada no son para nosotros.
    Las llamamos histéricas y ellas salames (por no ser vulgar)
    ¡Ma´si que me importa, ¿sabes de las que son como ellas cuantas tengo?
    Un abrazo amigo. Me divertí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, querido Luis, nos llaman salames, jaja.
      Me alegro de que te haya gustado y de que hayas entendido que era solo y nada más que humor.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  55. No vi la vulgaridad en ningún lado, Humberto. Esa está en el jarro ;)!

    Pobre Gi: ¡la mandaste al frente, hermano!

    Hace poco escribí una entrada que roza el tema y que parte de la histeria propia, de la paranoia y un síndrome persecutorio agudo. Y también escraché a un histérico cagador, con síndrome de personalidad múltiple. Lástima que no quieras atender personas. Hay tanta hIsteria para tratar...

    A propósito, ¿viste la película "Histeria femenina"? Te la recomiendo, muy divertida y esclarecedora. Se cura con consolador a falta de un no-histérico que se haga cargo, claro!!!

    Jung decía que neuróticos somos todos. Yo me pregunto si todos no tenemos también nuestra humanamente entendible cuota de histeria.

    Un beso!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué tu comentario fue directo a spam, recién acabo de verlo.
      Voy a ver tanto esa entrada que me comentas como la película.
      En realidad, todos somos un poco neuróticos, claro que sí, es la estructura más normal, después de todo.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  56. Hace algún tiempito, mucho tiempito...escuche a un comico verdaderamente vulgar, aparte destrozaba a las mujeres, nos decia de todo, increiblemente las propias mujeres le aplaudían con un ánimo, masoquistas las señoras, no lo aguante mucho, es más ni siquiera obtuvo un aplauso mío. ¿Histericas? Esa manía de catalogar a la mujeres, ¿Histeria? si, a veces, muchas veces, leyendo el escrito pues es un tanto histerico, morrocotudo... no me causa gracia, tampoco me parece vulgar, pasa. (jajajajaja) Saludos sin incluir besos. Me encantan los cientos de comentarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo jamás destrozaría a una dama, lo mío intentó ser una humorada, es más, estoy sorprendido que se hable de generalización de una caricatura.
      ¿No se nota que el personaje masculino es más histérico que ella? ¿No se nota que es una reflexión del amor desencontrado?
      Ni gracioso ni vulgar, gracias al cielo entonces por escribir un texto indiferente, hacía mucho que me lo merecía, ¿no?
      Un beso grande.

      Eliminar
  57. Hola Humberto yo creo que hay por igual mujeres y hombres histéricos y más en esta sociedad convulsa que nos ha tocado vivir. Siento lo de tu Gisela y esa ambiguedad que la rodeaba es algo que detesto en los hombres y en las mujeres. Lo mejor es decir las cosas de frente y aceptar las consecuencias de nuestros actos. Si sale bien perfecto y sino por lo menos empezaran a cicatrizar las heridas. La ambiguedad y la hipocresía es lo peor...Pero me molesta que nos metas a todas las mujeres en el mismo saco :( Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. D.Edelweiss Coen:
      En primer lugar (y como bien dice el encabezado del blog: ficción súbita), yo escribo ficciones, jamás contaría un hecho personal, pues no soy dado a convertir mi vida privada en una biografía novelada. No critico a los que lo hacen, pues hay blogs que tratan de diversos temas y los respeto a todos, sin embargo el mío intenta ser un blog de literatura breve. El uso de un narrador en 1° persona del singular puede llegar a confundir, pero el 'yo' del narrador jamás soy 'yo'. Es algo que no deja de sorprenderme, a este paso ya he sido ladrón, mujer, asesino, extraterrestre, auto, etc. En una época me molestaba muchísimo que sucediera esto, ahora lo dejo pasar y escucho los consejos de las personas de lo que tendría que haber hecho o no con una sonrisa inocente en la boca. En los relatos existe un Escritor, un Narrador y un Personaje, son tres planos absolutamente diferentes.
      En segundo lugar, me gusta usar el humor (muchas veces sarcástico), o lo que yo creo que es humor. Me sorprende que cuando el personaje apaleado es un hombre, nadie se queja, muy por el contrario las damas descargan sus bromas, ironías y otras yerbas sobre el personaje, pero cuando el objeto de la diversión es una mujer, o una generalización burda, como la de Vulgaridades, tan burda que a mí me parece grotesca, muchas mujeres no comentan o dejan sus comentarios de protesta. Es MUY extraño, hasta insólito, diría. Lo peor es que ya me vi autocensurándome, no hace mucho, escribí un texto que se llama 'Al servicio de la comunidad', cuando lo escribí, el personaje 'muerto' nació en mi cabeza como una mujer, pero acicateado por la idea de que iba a ser criticado de avivar la violencia de género, tuve que dar vuelta toda la historia para que el personaje 'muerto' fuese un hombre... y bien, las féminas pudieron burlarse a sus anchas. Puede constatarse en los comentarios (tarea no recomendable, por cierto, pues son demasiados). Después de ese texto comencé a preocuparme no solo por mi libertad mental, sino por cómo está la sociedad sensibilizada que hasta un hecho artístico (o que pretende serlo) tenga que pasar por una censura previa para que no sea malinterpretado.
      No sé si te has fijado en mi perfil, mi profesión 'oficial' está relacionada con la Salud Mental, soy Doctor en Neuropsicología, pero te aseguro que aun conociendo mucho de las reacciones y comportamientos humanos, sigo sorprendiéndome de ciertas conductas. Francamente me quedo helado, luego me preocupa y muchas veces me da lástima, por mí, que tengo que pensar lo que escribo, y luego por cuál sea el destino de una sociedad que no ve la ficción como tal.
      En tercer lugar, apenas 4 o 5 personas se han dado cuenta de que la parte 'graciosa' está en el medio, pero que la primera sección del relato es casi una exposición semi teórica e histórica del concepto de histeria como estructura psicopatológica. Y lo más importante (al menos para mí) que el final es una reflexión acerca del amor. Lo más gracioso de este texto, es que el personaje masculino es más histérico (teóricamente hablando) que Gisela. Demasiado técnico, tal vez, demasiado sutil.
      Para terminar, seguiré intentando escribir sin censuras, trataré de que alguna vez se entienda que un humorada no pasa de eso, pues nadie hace una caricatura como un retrato, sino que se buscan las aristas del objeto para deformarlas y que parezcan graciosas. Está bien, puede que mi humor no te guste, entonces no hay nada que decir, pues sobre gustos...
      Para terminar 2, posiblemente escriba un texto que hable de esto, va a ser la primera vez que hable de lo que me pasa a mí, pero hay una pregunta que no deja de resonar en mis oídos: ¿Para quién escribo yo entonces?
      Comoquiera que sea, muchas gracias por tu comentario, al menos tuviste la sinceridad de escribirlo, otras ni eso.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Humberto no entendí bien la dinámica de tu blog. Lo cierto es que me pareció gracioso lo del personaje que no soporta a los histéricos, siento haberte incomodado con mi despiste. Bueno yo nunca me reiría de los hombres como otras damas... Ah pues el del auto y el del extraterrestre los leere. Saludos

      Eliminar
    3. No me has incomodado, amiga, pero sí me has sorprendido. En realidad, ya había leído otros comentarios (hasta de hombres) que me creían el protagonista de la historia, entonces el tuyo me sacudió, me pregunté 'qué está pasando, o bien mi humor no se entiende o, definitivamente, soy pésimo'.
      El del auto se llama 'Al servicio de la comunidad', si tienes ganas y tiempo, léelo como simple ejercicio de ver cómo una persona tuvo que dar vuelta una historia para no quedar mal. Luego voy a buscar un texto que deja muy mal parado a los hombres, lo escribía hace unos años, verás también cómo nadie se queja, los hombres se ríen, las damas se regodean.
      Repito, ningún comentario me molesta, aquí hasta pueden insultar que no lo borro. Y rescato nuevamente que tu te hayas expresado, porque eso también muestra tu valor y sinceridad.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  58. Hubo un tiempo en que me daban histeria ciertas actitudes prepotentes, luego se me pasó, cuando por fin lo transformé en la niña del exorcista... Por cierto, ¿alguien ha visto por ahí a Eros? Querría decirle un par de cositas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Eros lo vi pasar por la puerta de casa, hace unos días, andaba medio cabizbajo, como si hubiera perdido algo. Si vuelve, te aviso ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  59. Más que histéricas creo que somos algo rebuscadas y retorcidas, sí, ya sé que como mujer no debería decirlo pero es que creo que es cierto, al igual que algunos hombres también rozan el histerismo en ocasiones.

    Y otra cosa, de vulgar no tiene nada de nada.

    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que puedes decirlo, porque hay ciertas características, tanto de hombres como mujeres, que cargamos como estigma. Y hay que aceptarlas con gracia.
      Un feliz domingo y muchas gracias.

      Eliminar
  60. La mujer esconde el secreto de la supervivencia, como un tesoro enterrado. Los piratas en las playas, entre armas´de diversos materiales, algunas de ellas heredadas de sus propias madres, van la busca de un plano que les lleve.
    Sin importar los cálculos de la deriva, sin intención más allá de volver a ser en parte inquilino, de un sombrío y cálido nido oscuro, donde recrear la sensación de ser libre.

    A mi juicio, símil a veces compartido por la mujer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Logras hacer poesía de cualquier situación, me sorprendes. Una bella forma de entender esa búsqueda nuestra.
      Un beso enorme, Albada, y muchas gracias.

      Eliminar
  61. Humberto, ¿nos has metido un rollo?,quizás sea histeria, pero en voz baja porque si fuera en voz alta seria colectiva.Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que se ha metido en un rollo fui yo, Julio, me han caído varias con látigos y garrotes, toda una histeria colectiva, uf...
      Una abraçada.

      Eliminar
  62. Hurberto, muchas gracias por entrar a visitarme y por ese abrazo que yo agradezco con toda mi alma. Algunas veces los amigos se extrañan. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lindo saber que me extrañan, me has alegrado una mañana que venía medio extraña.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  63. Casi todas las mujeres decimos que no somos nada histéricas pero a todas nos han pillado alguna vez en un momento de histerismo. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, creo que ya tengo un pequeño grupo de damas que han tomado este texto con humor... y una dosis de sinceridad ;)
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  64. estoy sorprendido, acabo de leer a Bee Borjas y despues paso aquí y me encuentro con otro caso de Histeria...jajaja muy coincidente las ideas. Pero me he divertido en ambos.
    Me hiciste acordar de un libro que me leí hace algún tiempo, precisamente de un escritor Argentino...el libro se llama el anatomista y resulta que el personaje, de apellido Colón, descubre como curarle la histeria a una mujer, sencillamente frotándole el clitoris... a ese colón lo agarró la inquisición jajajaja...
    Y bueno tu más que yo sabes de la teoria de Freud al respecto.
    Mujer mal atendida... histeria segura jajajaja

    un abrazo amigo.
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por razones que tienen una explicación social y de mancomunión, ambos tratamos el mismo tema, pero hay dos diferencias. 1- El de Bee es un texto sobre la histeria contado por una mujer, lo que le evita ciertos problemas. 2- El de ella me gusta más ;)

      El autor se llama Federico Andahazi y en "El anatomista" cuenta la historia (ficticia por cierto) de Mateo Colón, el descubridor del clítoris. Andahazi es psicoanalista, tiene muy claro ciertos comportamientos femeninos. El libro fue MUY criticado, hasta por la persona que organizó el concurso que ganó, pero gracias a ese libro fue reconocido mundialmente, luego se fue apagando como una vela.

      Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. De hecho a mi blog de poesía le puse ENTRE AYES Y GEMIDOS... en honor a ese libro que lo guardo como un buen libro...aunque como dices se haya apagado con el tiempo.
      Un abrazo
      carlos

      Eliminar
    3. No digo el libro, digo que el que (lamentablemente) se fue apagando fue Andahazi.
      Otro abrazo, Carlos.

      Eliminar
  65. Bueno, por aquí -mi esposo- dice que como soy medio chico no soy histérica.

    Lo cierto es que soy trapatroles -para que nos entendamos: bastante picapiedras.

    Muy interesante. Lo hace muy bien amigo. Un abrazo, Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan las palabras de nuestro idioma que no conozco, "trapatroles" pasará a mi patrimonio significante, seas histérica o no ;)
      Un abrazo, Anna, y muchas gracias.

      Eliminar
  66. En esta publicación te has metido en un terreno un poco incòmodo, es verdad que asociamos la histeria a las chicas, pero también las hay entre los hombres. Yo tengo varios amigos que son unos hitèricos agudos, sus mujeres comentan que son tan posesivos que hasta las enfermedades comunes de la mujer la sufren ellos...jajaja

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que es incómodo, Paco, lo estoy sintiendo, no lo dudes, pero creo que hay pecho para soportar esas balas.
      Por supuesto que hay hombres histéricos, tantos y tan cercanos que me da vergüenza nombrarlos.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  67. ¡Hola Humberto! Creo que estuviste muy acertado en no soportar a las mujeres con sus histerias, ni a los hombres...
    A mí no me gustan las personas enrevesadas, prefiero las transparentes, nobles y sencillas...
    ¡Buenas noches y dulces sueños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un mundo de personas transparentes y nobles sería maravilloso, pero no creo que lleguemos a eso...
      En fin, muchas gracias por tu visita.

      Eliminar
  68. "Histeria" es una de esas palabras que todos utilizamos y casi ninguno, por lo menos yo, no tenemos ni idea de lo que significa, aparte de imaginarnos a alguien gritar fuera de sí. Investigaré por la red. Gracias por esas reflexiones, Dib.
    Salu2 dicotómicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Diego, se suele usar histeria para tratar de decir 'loca' o 'nerviosa' o 'neurótica'. La histeria es una estructura subjetiva que provoca cierta manera de relacionarse muy particular, esto es muy básico, pero cierto, desde la insatisfacción. El histérico se encuentra en su propia insatisfacción, es el territorio que mejor le sienta.
      Un abrazo con conversiones.

      Eliminar
  69. Cero... ¡La banca gana! He conocido a mujeres como gisela. Eran como un jefe que tuve que soportar al que le decías: "No haga eso" Lo hacía y luego te reñía porque no habías conseguido persuadirle. Era paisano mío, catalán, tenemos fama de enrevesados pero a mí me gusta ser directo sobre todo en temas de amor.
    Un placer pasar por aquí, como siempre.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que el texto ya quedó atrás, pero veo que rescatas muy bien la conducta de tu jefe (que era hombre, por cierto) que actuaba como un histérico y encima manipulador.
      Ser directo puede volverse la tarea más difícil para alguna gente.
      Muchas gracias por tu presencia siempre.

      Eliminar
  70. Aquí vengo también. "En los relatos existe un Escritor, un Narrador y un Personaje, son tres planos absolutamente diferentes". Y... ¿qué me dices de quién puede apreciar los tres planos diferentes a la vez y unirlos en uno grande grande?

    Los histerismos están presentes en todos, y cada uno los manifiesta a su manera. Sólo hay que saber distinguirlos.

    De los relatos y escritos que hay en la red pocos tienen verdadera validez, ya que el anonimato que nos ofrece se hace extensible con miles de pseudónimos. ¿qué me dices de quien no se dice nada?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En relación con tu primera pregunta, te respondo que me parece magnífico que alguien lo consiga, mientras sea consciente de que Raskolnikov de "Crimen y castigo" no mató a ninguna anciana ni que sea Dostoievki, mientras no crea que pueda presentarse en su casa D'artagnan buscando a Athos, ni que le parezca que El Quijote, en verdad, murió. Una confusión de planos de ese tenor lo llevaría a resultados, como mínimo, peligrosos. Valga como ejemplo la tragedia de Salman Rushdie, quien fue condenado a muerte por los islámicos después de que escribiera "Los versos satánicos". Un horror.
      No digo que uno no deba hacer una pausa en su capacidad de discernimiento de la realidad para poder creer lo que sucede en una novela, película u obra de teatro, pero jamás se me ocurriría ir a arrojarle piedras al villano de una telenovela, porque sé que es un actor, en todo caso lo odiaré mientras duré el capítulo, luego volveré al plano de mi realidad. En ese sentido, me sorprende que alguien me crea machista, o me aconseje sobre qué tendría que haberle dicho a Gisela, o lo que fuera por un texto de ficción. Y si cree que va a conocer a Humberto a través de los escritos, puede ser, pues hay parte de la esencia de cada uno que traspasa la ficción, pero "una parte", no la totalidad, no estoy allí de manera tan literal.
      Por cierto, ni siquiera se trata de que me incomode la crítica, aquí puedes dejar un insulto y decir que soy un pésimo escritor, y todos en paz, es tu opinión. No tengo el ego tan pequeño como para sentirme afectado por eso, ni tan grande como para creerme el mejor.
      Siguiendo con lo de los planos, es un estilo mezclar planos o escribir parte de la realidad, pero hasta el más Realista de los realistas, agregaba ficción, como ejemplo te nombro a Henry Miller y su "Trópico de Capricornio" o casi toda la obra de Charles Bukowski. Son estilos, técnicas, no es mi caso.

      Con relación a la histeria, bueno, Freud decía que era la estructura de base de todas las otras neurosis, así que si él que fue el "creador" de esta concepción lo afirmó, habrá que prestarle atención. No es éste un espacio para hacer docencia, pero sí me parece que habría que diferenciar la histeria como estructura subjetiva sostenida por el Psicoanálisis de lo que el saber popular (el lego) cree, que llama histérica a cualquier conducta.

      Por último, estoy de acuerdo contigo, hay pocos relatos de valor en la red, pero no es un defecto que debamos achacarle solo al mundo virtual, sino que es un fenómeno más amplio. Con darte una vuelta por una librería y ver qué autores se están publicando, ya tendrás una idea acabada.
      Todo el mundo dice algo, de allí a decir algo interesante, hay un trecho enorme, pero hay gustos para todo, por suerte.

      Finalmente, para anonimatos te tomo a ti como un ejemplo, dentro de la gama de verdades que ofrece la red (escritores, lectores, etc.), hay quienes ponen su nombre y apellido (Humberto Dib, exactamente así figura en mi documento), otros que usan un pseudónimo, como tú, que te nombras "hana" y ni siquiera tienes un perfil real. Pero nadie debería ofenderse por eso, cada cual sabe por qué hace lo que hace, lo importante es no juzgar.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  71. Las relaciones son complicadas porque cada persona es un mundo, no importa el sexo. Quizá creas que todas las mujeres son "Giselas", así como muchas mujeres piensan que todos los hombres son "Fulanitos", espejos de una relación mal avenida y que acabó hace tiempo. Depende de cómo se mire. Uno nunca ve que el otro puede llevar la razón (al menos en algunos momentos), o se venda los ojos a los sentimientos de los demás y a sus razones, y creo que ese es uno de los motivos por lo que los amores se rompen tan a menudo. Nos falta empatía y tolerancia.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario muy acertado, Ana. Seguramente se deba a causas sociales, pero cada vez es más difícil empatizar con el otro. Algunos llaman a este período posmodernidad, otros pos-posmodernidad, ahora bien, sea cual fuera la denominación, todo se centra en una exacerbación del Ego, en el imperio de lo efímero, como dice Lipovetsky: es la era del vacío.
      Tolerancia, paciencia, sería muy lindo, Ana.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  72. Impresionante, de nuevo. Todo es una partida de ajedrez, pero en ocasiones no se puede manejar o simplemente se está cansado de fingir y de controlar las emociones; como bien has apuntado, no puede haber error mayor, suele acabar en jaque mate.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Alguna vez nos cansaremos de actuar? Y lo peor es que cuando se grita el Jaque Mate no es hacia el contrincante, sino que el grito va dirigido hacia el propio espejo.
      Un fuerte abrazo y gracias por tu opinión.

      Eliminar
  73. La sensación de impotencia y asfixia que me produjo esta Gisela ficticia sólo es superada por la sensación de impotencia y asfixia que me produce cierta "Gisela" real.

    Saludos, HD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que alejarse de ella, entonces, Rob, sin dudarlo ni un segundo. Se aprietan los dientes y se banca lo que se venga, pero nada de histerias.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  74. ¿Vulgar porque lo protagoniza el vulgo o vulgar porque la historia le puede pasar a cualquiera? Respondas lo que respondas, la historias vulgares son las grandes historias.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vulgar porque le puede pasar a cualquiera, hace poco decía que el amor y la muerte eran los hechos más vulgares, pero cuando nos tocaban de cerca, ahí creemos que es algo de lo más especial.
      Este espacio intenta, en muchos casos, rescatar el valor de lo vulgar, pero no siempre lo consigo, te soy sincero.
      Un abrazo, Nel.

      Eliminar
  75. Mientras leia veia a mi nuera jajaja. No soporto a lass histéricas. Pero la verdad? Me terminó de matar el comentario de tu archienemigo Rik jajsja. Diosss, sin desperdicio esa parte de ustedes dos contestándose. MAESTROOO

    ResponderEliminar
  76. Mientras leia veia a mi nuera jajaja. No soporto a lass histéricas. Pero la verdad? Me terminó de matar el comentario de tu archienemigo Rik jajsja. Diosss, sin desperdicio esa parte de ustedes dos contestándose. MAESTROOO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rick es una amigo virtual, hacemos un buen 'dúo de dos', ¿no?
      Un fuerte abrazo, Sil, y muchas gracias por las palabras que me regalaste anoche. Enormes.
      Un beso.

      Eliminar
  77. Passei pra te dar um abraço!
    Silvia Reis

    ResponderEliminar
  78. Tu personaje conoce muy bien a las mujeres y hace bien en temerlas. Pero no puede vivir sin ellas. Triste sino el suyo. Un beso muy femenino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que el personal se ha soliviantado un poco. Si es que con tanta crisis... estamos perdiendo hasta el sentido del humor. Los temas importantes de la vida son más bonitos aliñados con una pizquita de humor y otra pizquita de ironía. ¿Qué sería de nosotros sin las sonrisas que nos ofrecemos unos a otros?
      Otro beso femenino, que no feminista, por favor.

      Eliminar
    2. Un tema para hablar en privado, Marta, otro de los tantos que a uno lo dejan helado.
      Sin embargo, lamento tener que decirte algo: los hombres tenemos pene y las mujeres no ;)
      Un beso enorme y muchas gracias por entender de qué va todo esto.

      Eliminar
    3. Si es cuestión de "a ver quién la tiene más larga" como los adolescentes, te diré que las mujeres hemos tenido que aceptar nuestra carencia de pene, pero vosotros habéis tenido que quedaros sin algo tan sensual y hermoso como unos buenos pechos y además, vosotros estáis condenados a esconder vuestro miembro en público, mientras que nosotras podemos lucir escotes generosos que realzan nuestra figura. (Y por los que os volvéis loquitos, no lo niegues, ja, ja) Más besos femeninos y divertidos.

      Eliminar
    4. Fíjate que a mí los pechos no me dicen demasiado, pero hay otras partes que me vuelven loco ;)
      De todas formas, tienes razón, una amiga mía me decía que con uno como el de ella podía tener muchos como el mío.
      Infinitos besos.

      Eliminar
  79. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Humberto , hacia tiempo que no pasaba a leer tus entretenidas entradas , la verdad es que como mujer te digo que somos la Osti... en bastos , ya que si no es por que un día nos duele la cabeza , o tenermos al tío de la maleta que es como yo lo llamo jajajajajajaja .( la regla o periodo ) y si a eso le sumamos la mujeres que son histéricas , pues ya te puedes ir de casa , si es que ya lo dijo aquel " La mujer es de venus y los hombres de Marte " y si quieres que te diga una cosa , yo sabiendo lo que se ahora , a la otra vida me pido ser Hombre .

      Te deseo una feliz tarde , como siempre es un placer , el pasar por este bello rincón besos de Flor .

      Eliminar
    2. Un comentario de mujer inteligente y con sentido del humor, Flor, me alegra que sea así.
      Un beso enorme, ya me pasaré por tu blog, que vengo muy a la zaga.

      Eliminar
  80. Me ha encantado conocerte Humberto. Hace dos años apenas descubriste uno de mis abortos ficcionales en la red llamado Zonas alienígenas, la cual pensaba ser entregada por capítulos, una vez a la semana, durante el tiempo que durase. Como una especie de serie-blog. Sin embargo, te cuento que dicha novela fue escrita, tiene mucho de lo que esperaba, pero no se hizo en la manera como deseaba. Fue más interior su creación. Me dediqué a ella en la privacidad de mi escritorio, y la terminé el año pasado. El primer tomo de dos más que están en proceso.

    Cuando tenga más tiempo vendré a leerte y hacerme tu seguidor.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelve cuando quieras, Ricardo, me alegra saber lo que me cuentas de tu novela, es la cima de todo escritor.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  81. Nunca lo había visto así, como histeria, y quizás si...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu blog bien serviría para dar muchos ejemplos psiquiátricos, Toro. Y tú lo sabes...
      Un abrazo.

      Eliminar
  82. A verdadeira bravura está em chegar em casa bêbado, de madrugada, todo cheio de batom, ser recebido pela mulher com uma vassoura na mão e ainda ter peito pra perguntar : vai varrer ou vai voar?...

    um beijo não vulgar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rsrsrsrs, adorei, minha querida, não só pela brincadeira, mas por esse seu jeitinho tão especial quando escreve em português.
      Um beijo enorme.

      Eliminar
  83. Tenho para mim que o histerismo é apenas um escudo de defesa de uma personalidade insegura.
    A vulgaridade pode não ser ordinária no sentido de que o vulgar nem sempre é mau. Há quem confunda vulgaridade com hábito ou com rotina.
    O ser humano necessita de ter poder e por isso não raras vezes gosta de rotular para poder pisar. Essa atitude não é própria de um só género outrossim da raça humana.
    Abraço

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sem dúvidas, Maria, aqui nesse texto o comportamento histérico se apresenta em ambos os dois, só que nele parece oculto.
      Gostei dessa sua ideia: um escudo de defesa.
      Um forte abraço.

      Eliminar
  84. Yo seré tu esclava sin condiciones..!!

    ResponderEliminar
  85. Me ha tocado dejar un comentario debajo de una admiradora sumisa, jaja, asi que perdón, Hum.
    Tienes un sentido del humor que puede ser malinterpretado por los que o te conocen, pero para los que venimos desde hace años este texto es como el de la tabla del inodoro en el que te burlabas de los hombres, recuerdas?

    Yo soy un poquitín histérica lo sé, jaja.

    Besotes-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo no voy a recordarlo si lo escribí yo! ;)
      Bueno, en ese relato los hombres no se hicieron demasiados problemas.
      No sé, Luciana, cada cual con su sentido del humor, a mí no me modifica en nada.
      ¡Y cuidado con esa histeria!
      Un beso enorme.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?