3 de mayo de 2015

Idiotizado por el odio


Empiezo por aclarar que (no siempre lo odié) esto no es ningún cuento, se trata más bien de (un rencor añejo) un testimonio: quiero hablar de una inquietud avasalladora que fue conquistando mi mente como (una enfermedad) el brazo de un río que se adentra (en mi espíritu) en suelo firme y que lo inunda con (ideas macabras) los años. Desde hacía un tiempo venía sintiendo que (tenía que matarlo) mi cabeza no estaba funcionando como (lo imaginaba) antes, no sé, era una sensación indefinida, pero (apremiante) tangible. La imagen (imagen) más adecuada que se me ocurre para explicarlo es la de (una bala entrando en) una idea que tiene que atravesar (su corazón) una sustancia roja y viscosa para llegar a tener una forma concreta. Mi pensamiento estaba (bien cuidado) lento, arrastrado, pesado. Llegué a sospechar que (podrían descubrirme pero) la causa podía ser (un suicidio) la edad, tengo más de cuarenta años, aunque preferí no profundizar en este aspecto. Después de todo, no (dejaría rastros) soy tan viejo, no al menos como para (delatarme) evidenciar un franco deterioro mental. Todo ocurrió cuando (me visitó) encontré un viejo texto guardado en mi (casa) ordenador. Cuando lo vi, fue como un estremecimiento, una sacudida, un (odio) embate que vino desde (lo más hondo de mí) adentro de mi cabeza. Es que antes escribía así, me (preparé) pregunté. Casi sin proponérmelo, descubrí que (no iría a ser difícil) me había idiotizado, que hacía largo tiempo que (quería acabar con él) estaba así. Sin embargo, sucedió algo paradójico: en el preciso momento en que (lo asesiné) se me reveló mi anquilosamiento mental, también entendí que (lo había amado profundamente) exactamente ése volvía a ser un acto inteligente. Me di cuenta de que (nunca debí haberlo matado) estaba idiotizado y de que (no) dependía de mí revertir la situación..., o (sí) no.

206 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por las visitas y comentarios para “El orejudo”.

    Estoy en plena elección y corrección de textos para un nuevo libro, así que ando medio perdido, pero estoy y este blog sigue con vida a pesar de los tiempos y las modas. Y si sucede así es gracias a los que se dan una vuelta por aquí cada tanto.

    “Idiotizado…” ya apareció por algún lado porque lo escribí hace un tiempo, es un escrito bastante maltratado (!) que necesita de cierta ayuda del lector, espero que tengan ganas de colaborar con él.

    Un fuerte abrazo y muchas gracias.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Creo que todos hemos tenido ganas de matar a alguien alguna vez. No sé si será muy grave. Supongo que, mientras quede en el inconsciente, subconsciente, preconsciente o donde sea, jajaja, será inofensivo...
    ¡Tómese usted el tiempo que necesite para sus trabajos y su vida, pero no cierre el blog, por favor!
    Salu2 conscientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el infraconsciente, querido Diego, que está cerca del noveno círculo del infierno.
      Va mi agradecimiento enorme y sentido por ser uno de los que mantienen este espacio con tanta vida.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Suele ocurrir a veces, pero del dicho al hecho hay un trecho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en todo lo que pensamos, Antorelo, aunque hay ideas que mejor ni hablar,
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Mejor "idiotizado por el odio" que "odiado por un idiota". Eso sería deprimente, caer en lo más bajo de la escala del aprecio ajeno y de la propia autoestima
    Un saludo, Humberto Dib.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, Cayetano, los idiotas suelen odiar mucho, así que bien podemos ser el blanco de uno o varios de ellos.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  5. Tremendo el redescubrir, revisando un viejo texto olvidado, la idiotez que ha hecho mella en nosotros, siendo necesario el asesinato terapéutico correspondiente.
    Evidentemente es un texto complejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Complejo, puede ser, pero has sabido encontrarle muy bien un sentido potente.
      Por cierto, me pasaba que a veces lo leí y decía "es muy complejo" y otras en las que me parecía tan obvio que no necesitaba de tantos preámbulos.
      En fin, un abrazo grande, Alfred.

      Eliminar
  6. No se si estaré confundida ( sera lo mas probable) creo, que tu relato no odia a ninguna persona física, más odia al ordenador que absorbió tu tiempo, tu vida.
    Pero a la vez, ( como todo en la vida) te atrae y te hace crecer, aunque te atrape en esa espiral, que nos anula a veces...tener mas de cuarenta años no lleva implicito perder facultades, te lo puedo asegurar... jijiji. Es todo un lujo leerte, me haces pensar, vaciar mi cabeza de cosas, respirar, y volver a crear.
    Un beso...
    Reme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra buena interpretación, querida Reme.
      Yo le encontré cuatro, como mínimo, es más, te confieso que hasta que no le encontré más de 4 interpretaciones no lo solté.
      El lujo es que tú vengas aquí.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Me parece que esta vez no lo va a entender nadie Dib!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije una vez, cada uno analiza de acuerdo a sus propias entendederas, es lo normal, pero no equipare usted las suyas a las de las demás personas.

      Eliminar
  8. Tu capacidad para expresar sensaciones es sorprendente, te vales de todas las herramientas que tienes al alcance para hacerlo.
    Me gusta tu estilo, no creo que este sea más complicado que el orejudo, simplemente usas otras técnicas.

    Un abrazo y chapó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu opinión, Ricardo, te aseguro que ya no sé qué es simple o complejo, este es un espacio de prueba, de experimentación, pero más que nada un lugar donde disfruto del placer de lo lúdico de las letras. Es lo que hago y me gusta, qué voy a hacer ;)
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  9. La verdad es que es un texto complejo: primero dirige la atención hacia alguien cuidando sus palabras para no confesar un crimen, para acabar dejándote entrever que, quizás, no es una persona aquello por lo que siente amor-odio, sino una etapa anterior de su vida, ya pasada, en la que tenía una visión distinta...
    La verdad es que me ha gustado, sobre todo porque es muy versátil... igual lo leo en una semana y lo entiendo de otra forma.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tuya es una tercera visión diferente, claro que puede ser.
      Si en una semana entiendes otra cosa es porque así debe ser un hecho (pretendidamente) artístico, para la univocidad ya tenemos las máquinas.
      Un abrazo y muchas gracias por tu opinión.

      Eliminar
  10. No imaginas lo feliz que me hace (haces) cada vez que tengo un aviso tuyo de un nuevo post, relato... Me haces sumergirme en tus palabras, en este relato hasta he sentido, conforme leía, estar en dos mentes a la vez..., haces evadirme de todo en los ratos-momentos- minutos-horas....que siempre te leo, porque... aunque espero impaciente siempre un nuevo relato....mientras tanto... leo tu blog nuevamente, relatos, tu libro... Gracias por existir. Besazos y un abrazo enorme dede el Sur. Muackkkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermoso lo que dices, querida Silvia, no te imaginas lo importante que es para mí que alguien se pierda en las letras que trazo, creo que no hay mejor recompensa para quien escribe con cierta esperanza.
      Un beso gigante desde más al Sur.

      Eliminar
  11. Magistral retrato del momento de una epifanía que llega con retraso. CINE REALISTA PURO y estrujando al espectador. El lenguaje manejado con las perturbaciones dibuja más marcadamente al protagonista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya una vez te lo dije, creo, lo mío eran las imágenes, pero como no pude con ellas, trato de pintar o retratar con las palabras.
      Muchas gracias por esta retroalimentación que generamos, Carlos.

      Eliminar
  12. A veces, sentimos una ligera vergüenza por emociones y sentimientos que, ya habiendo olvidado que habíamos experimentado, re-encontramos en un papel, en un escrito, en una imagen...
    A veces, odiamos sentimientos específicos y los sepultamos. Luego, odiamos todo lo que nos recuerda aquello que sentimos en algún momento y es cuando queremos borrar (asesinar) la evidencia.
    Después del impulso descontrolado y de haber borrado (asesinado) ese pequeño texto cargado de sentimientos, recordamos que, aunque también odiemos lo expuestos que pudimos haber quedado, amamos el arte que pudimos haber plasmado.

    Primer día que te leo, Humberto.
    ¡Qué gran espacio y texto para nuestra adorada subjetividad!
    Un abrazo literario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo, bienvenida Hilmar.
      Me encantó tu interpretación, lo que muestra que no sólo escribes bien, sino que lees muy bien también. Según algunos, esto último es condición necesaria para lo primero.
      Sobre el sentido del texto, yo prefiero no opinar, porque dejó de ser mío y mi palabra (como escritor) no es tan importante.
      Un abrazo grande y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  13. Lo he leído un par de veces, y mi sensación es que hablás de vos mismo en tercera persona, "...un suicidio dejaría rastro...". Pero no de un suicidio real, sino a una parte de vos, a alguien que fuiste, a un modo de hacer, y que hoy no reconoces, o mejor dicho, ya no te reconoces en él... por lo que pensar en matar lo que ese que fuiste "creó", es un modo de cancelar[te]. Pero, al final, el que sos comprende que ama profundamente al que fuiste y que no debías haberlo matado... tal vez porque no serías el que sos sin ese que fuiste (y esto último es mi opinión personal).

    Debo confesar que aunque sea la primera vez que comento, te leo desde hace ya tiempo. Y esto, lo de no comentar, es porque siempre me quedo con cientos de reflexiones en la cabeza, que al no poder darles orden y sentido, me parecen talmente absurdas que prefiero pasar en silencio... pero entiendo que no es justo, a todos nos gusta que nos comenten, nos enriquecemos con ese intercambio... por eso, desde hoy, aunque mi opinión no me parezca a la altura de tus letras, prometo hacerlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que no se trata de sentir el ego agrandado, pues a esta altura ya tengo una idea bastante clara de las virtudes y defectos que pueda tener, pero es muy importante recibir una vuelta de lo que hago, aunque sea mala, negativa, porque también las hay. El comentario es una forma de entender qué le pasa al otro, que hilos se mueven, que alegrías se gestan, que fantasmas aparecen o desaparecen, esas cosas. Así que me pone muy feliz que te hayas decidido a decir lo que pensás, ya que todos los comentarios son importantes, no es necesario destacar las habilidades estilísticas o criticar las técnicas mal usadas, un simple "bien", "maso" basta. Repito y destaco: no hay tanta altura en mis letras que pueda equiparar una opinión, y el que tome esto como demagogia me importa un comino.
      Ahora bien, lo que yo traté de decir en el texto es un secreto, pero no porque me haga el misterioso, sino porque una interpretación mía puede anular tantas otras que tal vez sean mejores.
      En fin, un beso grande y muchas gracias.

      Eliminar
  14. Magistral, y todo en una pequeña explicación (?). Esa mezcla del relato con sus paréntesis divide la historia en dos partes que nos hace comprender bastante bien esa especie de enajenación mental transitoria (?). De todas formas no creo que haya habido ningún asesinato, estas cosas permanecen siempre latentes y pueden asomarse en cualquier momento y con mucha más virulencia. Es siempre mejor aceptarlo y aprender a vivir con ello. Un abrazo, escritor !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un texto difícil de escribir, principalmente porque está lleno de analogías, metáforas y meandros, pero el placer de verlo terminado es enorme. Y enormes son siempre tus opiniones.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Uff qué relato! Lo leí tres veces, la primera de corrida sin omisiones, la segunda omitiendo las palabras entre paréntesis y la última tratando de unir todo. Llegué a la conclusión de que este relato se puede interpretar de muchas maneras, pero lo que destaco es esa voz en off, por decirlo de aluna manera, entre lo que dice y lo que piensa en el inframundo de su mente.
    El amor y el odio, uno parte del otro, el ying yang que según dicen los que saben no se puede odiar a alguien sin haberlo amado, y viceversa. Todos tenemos estos deslices mentales, estos deseos ocultos que a veces ejecutamos y otras no, pero me declaro culpable de este mal.
    Un placer inmenso leerte, este texto tiene un estilo literario que rompe con cualquier estructura, que lo hace único e imperdible.
    Un beso y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo habría hecho lo mismo, es decir, leerlo tres veces, de hecho lo escribí pensando en los tres planos.
      El amor y el odio están siempre, lo bueno de este personaje es que al menos es la parte "buena" la que se destaca, la "mala" está está entre paréntesis, al menos que...
      Muchas gracias por tus palabras, las leo sinceras y eso me llega.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Muy original escrito Humberto, tan adecuado a la locura de estos tiempos... Te felicito.

    Estre de FB.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Estre, es verdad, esta época tiene como protagonista a la violencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Para mi mente es muy complicado,se puede leer y entender de varias maneras, "O no" Cariños Martha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, querida Martha.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  18. Está muy bien (creo) Me parece que te ha salido un retrato perfecto del cerebro humano...la mente como una calle de dos direcciones...los transeúntes de la misma que van a distintos lugares...la esquizofrenia comparada con el amor y el odio; tan fuertes el uno como el otro. Siempre he pensado que el odio une más que el amor.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusto la imagen de una calle con varias direcciones, voy a tenerlo muy en cuenta.
      El odio es muy fuerte, pero no podría decir si supera al amor, lo que sí podemos afirmar es que se han hecho cosas demenciales por odio.
      Un beso enorme y muchas gracias, Marián.

      Eliminar
    2. Yo creo que el odio tiene mucha más fuerza. Imagina por un momento que tú me insultaras gravemente delante de mucha gente, Eso sería para mi inolvidable; engendraría odio hacia ti. Pero si tú y yo alguna vez nos hubiésemos amado...¿no sería eso más fácil de olvidar?
      Ahí te lo dejo.

      Otro beso enorme y muchísimas gracias por hacerme pensar.

      Eliminar
    3. Puede ser. habría que ver cuán difícil es olvidarte ;)
      Y otro beso, Marián.
      Buena semana.

      Eliminar
  19. Habitualmente me disgusta encontrar muchos paréntesis en los escritos y procuro reducirlos a lo imprescindible o menos. Como técnica para incorporar posibilidades en un relato puede ser interesante... no lo veo claro de todas formas.

    Odio el odio (si es posible tal cosa).

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los paréntesis son claves en este texto, por eso abusé de ellos, pero en términos generales sí hay muchos me traban la lectura, así que coincidimos. Ahora bien, una autor puede generar el mismo efecto de "traba" con exceso de comas.
      Odiar el odio es un oxímoron, pero creo que se puede.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  20. Tampoco me gusta mucho encontrar tantos paréntesis en un texto, pero en esta ocasión están muy bien insertados y nos abren multitud de lecturas para esta historia. Para leerla una y otra vez y seguro que siempre tenemos interpretaciones diferentes. Es difícil lograrlo y lo has conseguido.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que consideres que lo conseguí, Margari, porque tú eres una gran lectora y sabes muy bien lo que dices.
      Un beso muy grande, gracias.

      Eliminar
  21. Este monólogo donde se desgrana una certidumbre de largo tiempo y un detonante hace ejecute una acción de la cual queda por supuesto sentimientos y dudas nuevas...

    Me parece brillante, igual Humberto no di con el quid de la cuestión, pero lo leí de tirón y lo sentí según iba avanzando, me convertí en la protagonista que lleva años mascullando sentimientos y visualizaciones de como acometer el acto, y de pronto pasé a la indecisión...¡sabía que lo amaba¡
    Mi sincera admiración, y un enorme beso por hacer un gozo tu lectura.

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algo que me llama la atención, dices que no has dado con el quid de la cuestión y, sin embargo, das una opinión correcta e interesante, con ese toque personal tuyo que a mí me encanta.
      Un beso grande, querida tRamos.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  22. ¿Para qué llorar sobre la leche derramada? Un muerte más para un asesino, o una mancha para el tigre, no hacen la diferencia.

    Bueno texto, H., te deja pensando.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me dejó pensando mucho tiempo... hasta que decidí mostrarlo.
      Una palabra más para el palabrero.
      Un abrazo, José, muchas gracias.

      Eliminar
  23. Querido Humber! Pasé por aqui ya muy tarde e as meninas dos olhos resolveram começar a dançar. Amanhã voltarei! I sware!

    Beijinho de boa noite <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Então vou me sentar aqui para te esperar, não importa quanto você demore!
      Beijos de boa noite e de bom dia para você.

      Eliminar
    2. Espero que não tenha feito o que disse porque então vai ter que levar massagens nas pernas rsrs. Não me esqueci, não pense, estive sim doente com labirinto e nestas alturas ler e decifrar é completamente desaconselhável, aliás impossível. Felizmente (desta vez) foram só dois dias.
      Depois de ter ficado um bocadinho com os olhos trocados por ler entre parênteses e fora, a conclusão que eu tiro é que de facto (pensando bem) temos que saber distinguir entre a ilusão e a realidade e nunca (nunca) fazer nada a quente (nem a frio) num caso como este.

      Aviso: Ainda não estou bem dos neurónios rsrsrs.

      Beijinhos Humber. Se não nos virmos, desejo-lhe bom fim de semana. <3

      Eliminar
    3. Te esperei, te esperei, não aguentava mais, tenho as pernas duras e os joelhos enferrujados, mas sei que você não chagou por causa dessa p... da doença.
      Fica tranquila, minha querida, vou tomar uns banhos de água bem quentinha e fazer umas massagens.
      Beijo enorme.

      Eliminar
  24. Luz y sombra Humberto todo dentro y revuelto dentro nuestro y de repente voila! despejamos las dudas o (asesinamos) a alguien. Un abrazito flor de Mayo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, tú eres una de esas personas necesarias en este blog, con el tiempo fui dándome cuenta.
      Luz y sombra, sí señor, nunca tan bien dicho.
      Un beso grande.

      Eliminar
  25. Leerte resulta siempre un placer, Humberto. Un relato para sembrar dudas: lo harías tú? ¡Cómo escribes, chiquillo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si lo haría yo? Escribir, sí, matar no sé, creo que no, pero jamás podría asegurarlo, pues hay situaciones y respuestas que uno desconoce de sí mismo.
      Un beso muy grande, mi querida, muchas gracias.

      Eliminar
  26. muchas veces contamos la verdad que nos interesa, aunque esta "verdad" termine mutilada por la realidad que negamos conscientemente. pero a quien no podemos obviar es a nuestro inconsciente que nos termina poniendo las cosas como son a veces mediante el sueño y a veces apareciendo osadamente donde creíamos estar a salvo de ella, por medio de reveladores paréntesis al momento de escribir.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imposible concebir una verdad no mutilada, pero tu comentario me hizo sentir que los paréntesis eran como tajos sobre el discurso consciente por donde se filtraba algo de la "verdadera" verdad.
      Un fuerte abrazo, Draco, muchas gracias,

      Eliminar
  27. Totalmente idiotisada ( hace tiempo!) pero con nuevo( fatal) carino por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso grande, Manouche.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  28. Los parentesis en la escritura son el susconciente. ¿es así? o no.
    Me encantó leer. y admiro el buen escrito aunque me cueste hacer el comentario adecuado.Es todo un placer y aprendizaje pasar por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué crees que no has hecho el comentario adecuado, para mí está perfecto.
      Claro que sí, puede ser la voz del inconsciente.
      Un beso grande.

      Eliminar
  29. Me encantó el texto. Es como meterse en la mente de un psicópata. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Álter.
      Un beso grande.

      Eliminar
  30. Que buen trabajo Humberto. Aunque generalmente leo varias veces tus textos por puro placer, en este caso es más necesario, creo que hay dos relatos uno lo que quiere decir y otro lo que realmente piensa. El odio siempre idiotiza....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas las veces que tuve que leerlo para entenderlo yo, Fernando, pero al final me convenció.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  31. Los parásitos más evolucionados saben que nunca deben de llegar hasta el punto de suicidar a su anfitrión, porque con él llega también SU fin.

    Un fuerte abrazo de lunes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una verdad contundente, mi querida Ishtar, ¿qué puedo decirte?
      Un beso grande de martes para ti.

      Eliminar
    2. Se podría entender la locura como una suerte de huésped no deseado.
      Y, un besito de fin de martes.

      Eliminar
    3. Claro que sí, alguna teoría propone lo mismo que tú.
      Beso de miércoles.

      Eliminar
  32. Terminé agotado, será porque es la hora de comer y estoy con pocas fuerzas.
    Un ejercicio de escritura buenísimo.
    Un gran texto dual que sirve como juego, aunque reconozco que me costó saber que palabras exactamente debía eliminar correctamente para sustituirlas por las que estaban entre paréntesis (creo que a veces quitaba de más y otras de menos). Estuve tentado de hacerme un copia-pega y sacar las posibles historias que hay ahí encerradas, quitando y poniendo palabras, sean las de los paréntesis o fuera de ellos, o mezclándolas indistintamente, buscándoles un sentido diferente a los más evidentes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hay unas palabras que deban ser (exactamente) eliminadas, puedes leerlo de todas las maneras y todas van a ser correctas, lo que no implica que el texto sea bueno, claro está.
      Yo habría hecho el mismo ejercicio, no lo dudes.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Ya me dejas más tranquilo, ja, ja. Pensé que no era capaz de seguirte y de encontrar las palabras que tú pensaste a priori como esenciales de ser sustituidas en tu creación del texto en su doble lectura, para después de ese primer ejercicio, dejarnos jugar y que esas sustituciones viniesen dadas por cada uno...
      El texto juguetón es muy bueno. 
      Un abrazo!

      Eliminar
    3. No digo que no seguí una lógica, pero me parece que no es suficiente para decir que haya palabras o sentidos "a priori", el texto es desde el vamos un juego.
      Otro abrazo, Alberto.

      Eliminar
  33. Un libro, que no tocó fin, idiotizado y sin más, lo mataste. Luego, después del asesinato, llegó el arrepentimiento por que al fin y al cabo lo amabas...
    Seguro que voy desencaminada, pero este relato tiene varias caras y cualquiera de ellas le va bien.
    Un abrazo Humberto, que todo vaya bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tiene varias caras y cualquiera de ellas va bien, entonces no estás desencaminada.
      Muchas gracias por tu opinión, Carmen.
      Un beso.

      Eliminar
  34. Me encanta la técnica que has usado repetitivamente de los paréntesis, dotan al texto de una personalidad que es subrayada por el argumento. Curioso, el mundo al revés.
    Me encantó.
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo veo tan al revés siempre que este texto me pareció "del derecho" ;)
      Un beso grande, querida Tracy.

      Eliminar
  35. Caríssimo Humberto Dib, cá estou eu de volta, enfim...gosto da morte escrita, me ajuda a entende-la melhor, aceitar e não cometer o suicídio real rs. Arrependimento de te-lo matado, quando poderia, quem sabe dar outro destino a ele ? Ou isto não passa de uma declaração de quem escreveu ou tentou escrever, ou matou, ou tentou matar e aprisinou na gaveta do computador...caro Dib, não devo ter acertado na interpretação, mas divaguei legal rs...de qualquer forma, sinto um imenso prazer em penetrar nesta tua mente vulcânica, e em ebulição criativa sempre.
    ps. Carinho respeito e abraço.
    ps2. ao te ver em alguns blogs que eu frequento, como seguidor, senti saudade.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jair, meu querido amigo, que bom te ver por aqui, também sinto saudades, ainda bem que você se animou e deu um pulinho.
      A interpretação foi muito boa, óbvio!
      Um abraço muito forte e valeu mesmo!

      Eliminar
  36. De todo lo que está entre paréntesis, podría escribirse lo que la voz interna le decía a este personaje. (no siempre lo odié) (un rencor añejo) (una enfermedad) (en mi espíritu) (ideas macabras) (tenía que matarlo) (lo imaginaba) (apremiante) (imagen) (una bala entrando en) (su corazón) (bien cuidado) (podrían descubrirme pero) (un suicidio) (dejaría rastros) (delatarme) (me visitó) (casa) (odio) (lo más hondo de mí) (preparé) (no iría a ser difícil) (quería acabar con él) (lo asesiné) (lo había amado profundamente) (nunca debí haberlo matado) (no)..., o (sí)

    Muchas aristas para interpretarse.

    Genial amigo
    Abrazos

    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué trabajo de selección, Carlos, veo que le has buscado la vuelta y te quedó un cuadro un poco asustador.
      Sí, muchas aristas, y algunas pinchan.
      Muchas gracias por tu lectura precisa.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  37. Humberto Buen trabajo literario gracias por su visita Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy yo el agradecido, José Ramón.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  38. Sentí,que el protagonista,se mataba a sí mismo, era él mismo,idiotizado,parcializado,ensombrecido,por su propia luz(sombra) o (viceversa) un extraño y onírico sueño.

    Texto magnífico,tal y como nos tienes acostumbrados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Luna Roja.
      Pero no te acostumbres que algún día me puede salir MUY mal ;)
      Un beso grande.

      Eliminar
  39. Vaya texto más curioso y digno de una peli de Kubrik. El protagonista de "El Resplandor" escribió uno absurdo, mientras lo torturaban los fantasmas dek hotel. Este otro, bien podría haberlo escrito el protagonista de "La naranja mecánica", que por sorprendente que pueda parecer, hace apenas una semana que la vi.

    Un fuerte abrazo, Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo pensé como una película, o, mejor dicho, como dos películas superpuestas.
      Un abrazo grande, Antonio, mi agradecimiento cariño de siempre porque eres de los que más han visitado este blog.

      Eliminar
  40. Somos tantos dentro del mismo cuerpo que cualquier cosa es posible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  41. Personalmente considero que los seniles bipolares con odios viscerales harían bien en decidirse antes, digo, por si quieren salirse con la suya. Igual creo que algún gustito en la vida hay que darse - Espero con ansias la versión con "" Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una versión con "" sería interesante, pues todo lo que se diga será "", con lo cual nada será nada, o sí, ya me perdí.
      Hay mucho odio, Ato, no sé qué pasa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  42. Quisas todo esta en la mente. O talves fue solo un sueno. Ojala sea cualquiera menos la realidad porque entonces si estaria muy idiotizado. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad es un concepto bastante complejo, yo mismo no puedo decir cuál es mi realidad, pero en este caso estoy contigo, que el asesino nunca sea real.
      Un abrazo.

      Eliminar
  43. ¡¡ERES GENIAL!! Un texto con varias interpretaciones, depende de cómo lo leas, en la primera lectura he creído entender que trata de sentimientos, amor, odio, remordimiento y bueno, con estos ingredientes la imaginación vuela, después lo he leído obviando lo escrito entre paréntesis, ahí he sacado otra lectura, puede que no haya entendido nada pero en esta segunda lectura creo que habla de actitud, de la actitud de ese escritor que al parecer está atravesando una mala racha de creatividad, cosa que a veces suele pasar. Me gusta ese final, en realidad todo depende de nosotros mismos, del empeño que pongamos en conseguir lo que queremos.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos lecturas son correctas, querida Mª Rosa, y a partir de la unión también puede buscarse otro/s sentido/s, todo depende del nivel de profundidad que queramos encontrarle, o al que nos animemos a meter.
      Un beso grande y muchas gracias por tu amabilidad de siempre.

      Eliminar
  44. Hola Humberto ...era tanto el odio y rencor el que sentía por ese tipejo ... Que al final lo mato y para terminar de remarlo su propio subconciente , le abrió ojos pero ya era tarde .
    Espero que no cierres este bello rincón , besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Flor.
      No creo que vaya a cerrarlo, pero hay momentos que estoy muy metido en proyectos más ambiciosos, digamos.
      Sea como fuere, este blog merece lo que tiene. Lo envidio.
      Un beso grande.

      Eliminar
  45. Tus trabajos literarios son de un gran mérito, con ese porte tan especial que tu le aplicas. Si nosotros mismos somos complicados de entendernos, como para entender a veces a los demás.

    Abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apreciación, Rafa.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  46. Me encantan los paréntesis que no rompen el hilo del relato. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas lo difícil que es, no sé si lo logré, espero que sí.
      Un beso grande.

      Eliminar
  47. Respondiendo a lo que dices en el comentario anterior me parece que lo has logrado porque se lee de corrido y bien, pero también se lee muy bien dejando de lados los paréntesis.
    Todo un arsenal de técnicas, Humber.
    Mi admiración

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias, Sabrina. De todas formas, no es que en principio buscara un texto así, salió espontáneamente.
      Un beso grande.

      Eliminar
  48. No debiste matarlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo merecía, Lyz, se lo merecía. Punto. :)
      Un beso.

      Eliminar
  49. Me parece un texto muy interesante y deslumbrantemente original.

    Según lo leía pensaba en una persona que nos habla desde sus dos egos, el reprimido que asesinó, y el que no quiere aceptarlo y que busca razonamientos para explicarse a sí mismo; él comprende que una parte de suya se ha perdido, pero seguramente nunca aceptara ser el autor de su crimen pasional, enterrado y olvidado; a lo sumo verá las "locuras" que escribió en estado inconsciente, y cada vez estará más embotado e idiotizado mientras no se permita escucharse. Pero cómo aceptar algo tan atroz...La mente sólo quiere la supervivencia del ego por encima del todo...por lo que valgan los engaños si son terapéuticos, aunque a la larga ese "río de sangre" escape (como se escapa ahora) por cualquier fisura.

    Excelente. Un texto del que se aprende y con el que se goza.

    Maite

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario excelente, Maite, agregar algo es mancharlo. Dejemos que el texto y tu opinión tengan la última palabra, y si escribo esto es como justificación para darte las gracias y mandarte un fuerte abrazo.

      Eliminar
  50. Mira, está muy bueno. Primero lo leí sin los paréntesis y el tipo es muy racional en su análisis. Los paréntesis son los que agregan la tensión, la dualidad, el conflicto y dejan entrever que el hombre no parece ni enterado de lo que está pasando en su cabeza. Es mi lectura.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una muy buena lectura, Taty, no todos se toman el trabajo.
      Un beso grande.

      Eliminar
  51. Idiotiza sí, puesto que a nadie más que a uno mismo hace daño el odio.
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de cierto, tú odias y el odiado, muchas veces, ni se entera.
      Un beso grande.

      Eliminar
  52. Todo un ejemplo de dualidad, un tema que me fascina: Jeckill-Hyde, por ejemplo. Al final descubre en su ordenador un reflejo de realidad que no soporta. Mira, como Narciso... Me hace gracia que hayamos coincidido un poquito, pero me encanta tu uso de los paréntesis que afloran en su subconsciente.
    Abrazos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un Narciso cuyo espejo es la pantalla del ordenador.
      Es que vibramos en la misma nota, Borgo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  53. A primera vista me llamó la atención el texto plagado de paréntesis y decidí leerlo como estaba escrito y enseguida me dí cuenta que representaba una dualidad mental en el personaje (como si fuesen dos) uno con problemas y otro como más sensato. Por lo menos es mi apreciación personal.
    Me encanta que vayas rizando el rizo en tus textos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu apreciación personal es muy válida, José.
      En relación con rizar el rizo, estoy tratando de hacer cosas diferentes para este espacio, y para el nuevo libro más largas y con otras técnicas, no me gustaría repetir fórmulas o dar más de lo mismo.
      En fin, un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  54. Me gusta, me gusta, me gusta y lo sabes. Me gusta. Hay mucho aquí… dos textos paralelos, quizás uno es real y otro es falso, en cuyo caso tenemos dos interpretaciones: una u otra (entonces la interpretación sobrante sólo podría ser explicada como aquello que no existe, tal vez sea muy enrevesado, pero…). Si además el falso es o bien una coartada que no llega a escribirse o bien un ataque de ira (con más o menos posibilidades de ser realizado) en el nivel del pensamiento, ya tenemos dos interpretaciones más. De hecho, si el asesinato fuera un discurso secundario y la confesión el discurso principal también podría ser este asesinato la solución al bloqueo o estancamiento del protagonista (escritor), la idea que aparece por detrás para demostrarse a sí misma que aún puede y que puede más, para ponerse por escrito, el texto, vamos, que el escritor estaba buscando. Si los dos son reales (aunque en lugar de “real” podríamos usar el adjetivo simultáneo o decir que están en el mismo plano de relevancia), si los dos textos se dan simultáneamente y teniendo en cuenta la imposibilidad, en principio, de que esto ocurra, podemos tener nada más y nada menos que una obra de ciencia-ficción y universos paralelos entre nuestras manos o una obra psicológica que analiza al ser humano como una dicotomía. Por otro lado, dado que los dos textos están escritos ahí arriba, tenemos a un autor astuto que quiere jugar y que lo hace jodidamente bien. Me encanta, Humberto, aunque me deje interpretaciones por el camino, las buscaré, que esto parece muy interesante…
    ¡Un abrazote, Humberto Dib! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, si esto fuera un examen del tipo "multiple choice" tendrías que responder "todas son correctas", pues hasta a mí se me plantearon las opciones que propones y no pude resolverlo, es decir, no lo armé pensando "esto lo escribo así porque tiene que leerse así". Lo único que pondría un poco en duda es lo de "autor astuto", al menos que ese autor también forme parte de la polisemia del lenguaje, lo cual me parece bastante interesante.
      Hoy te respondí, no porque tu comentario necesite de mi apoyo, sino porque estaba con ganas de charlar, falto un par de cañas o campari o lo que te plazca. Si se da la posibilidad de presentar mi nuevo libro en España (seguramente así sea) no voy a andar de acá para allá saltando como un conejo, voy a tomarme unos días en cada ciudad para disfrutar de los amigos como corresponde.
      Un abrazo muy grande.

      Eliminar
    2. Entonces espero poder ir a España, Humberto, porque vivo actualmente en Irlanda (pertenezco a esa masa de jóvenes españoles tan emprendedora). Pero te aseguro que haré todo lo posible y por las mismas razones que tú: hay que disfrutar de los amigos como corresponde. Espero que pronto podamos tomar una cañas y charlar largo y tendido sobre todo lo que se puede escribir.
      Otro abrazo! ^_^

      Eliminar
    3. En esa gira siempre paso por Londres, así que, quien te dice, no quedamos en el Reino Unido. Te envidio un poco, no te creas...
      Otro abrazo.

      Eliminar
    4. Qué envidia me dais los dos, que inteligencias, os admiro muchísimo tanto a Jorge como a ti y perdón por mi intromisión.

      Un besito para los dos

      Eliminar
    5. Muchas gracias por regalarnos estas bonitas palabras, Mª Rosa, lo de inteligente se lo dejo a Jorge, yo me conformo con un "capaz".
      Otro beso grande.

      Eliminar
  55. GRRRRRRRRRRRRRR!!! EXCELENTE.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, estimado ReltiH.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  56. A veces salen de las entradas sensaciones de estrangular a alguien cuando te las hace pasar canutas... Menos mal que se pasan.... Un abrazo desde Murcia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se pasan, al menos en las personas más o menos normales.
      Un fuerte abrazo hacia Murcia y para ti.

      Eliminar
  57. Hola Humberto

    Interesante texto el que has realizado. Lo analizaré detenidamente en otro momento.

    Un saludo y gracias por pasarte por mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras, Éowyn, y no tienes nada que agradecer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  58. Bueno es un texto complejo al menos para mí. El resultado me ha gustado, pero eso de dos personalidades, como que me perece extraño. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es extraño, pero ¿no estamos un poco cansados de "A + B = C"? Yo, al menos, sí, necesito escribir variedad (que tampoco implica calidad).
      Un abrazo grande, Lola.

      Eliminar
  59. Bueno es un texto complejo al menos para mí. El resultado me ha gustado, pero eso de dos personalidades, como que me perece extraño. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Ojalá la sensación de idiotización (si es que esta palabra existe) o embrutecimiento, en mi caso, se curase matando aquello a lo que culpamos, pero que simplemente es lo que nos abre los ojos a una realidad mucho más compleja. Tengo la impresión de que se mata al mensajero, ya sabes que yo interpreto a mi placer, que es exactamente lo que es leerte.
    Supongo que la consciencia del proceso ayuda al cambio, aunque poco puede hacer si la voluntad no acompaña..., nadie dijo que fuese fácil.
    Me encanta tener ratitos, aunque escasos, para rumiar lo que nos dejas, me queda uno pendiente de comentario, no de leer (eso nunca) no se me olvida, es solo que no me llega la vida.
    Un gran beso Humberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces paga el pato el mensajero, como sucedía con los esclavos egipcios, creo, que portaban el codicilo en sus cabezas sin saber qué decía y morían por ello una vez que lo leía el destinatario.
      No tienes que explicarme nada, mi querida, tú vienes cuando puedes o quieres.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  61. Me recuerda a la figura de ... Uno mismo y sus disquisiciones.
    A ese hablar o pensar en voz alta y la voz en off de la conciencia matizando cada coincidencia o sentir profundo.
    Me recuerda a todo lo aparentemente complicado que se torna simple cuando encontramos la interpretación que lo integra en nuestro esquema, entre nuestros nuevos/ viejos preceptos, viajeros sentimientos ....

    Un salud✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho eso que dijiste sobre lo simple que se vuelve lo complicado cuando encontramos el patrón, la clave que nos ayuda a interpretar, pues eso sucede desde la vida cotidiana hasta un pequeño texto perdido en un blog.
      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  62. Texto y paréntesis...distintas personalidades,sombras y luces de la mente...

    Original el recurso de los paréntesis para mostrar esa dualidad.
    No sé,así lo he visto yo...

    Un beso,
    Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo has visto muy bien, Carmen.
      Un beso grande.

      Eliminar
  63. No quiero mirarme al espejo, no quiero descubrirme tan partido... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso no hay que tener espejos, ni de los de vidrio ni esos que nos miran con amor.
      Un abrazo, Darío.

      Eliminar
  64. Muy buen y original relato, se nota la maestría. Me gustó esa doble intención, aunque me queda la duda de cual es la "buena" :) ya sé, el lector es el que elige.
    Muchas gracias por mantener el blog, a pesar de estar tan ocupado con tu trabajo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, mi querida Pamisola.
      Soy yo el agradecido por contar con personas como tú, que siempre vienen y dejan su huella de afecto.
      Un beso.

      Eliminar
  65. Genial relato!!.
    Escribes maravillosamente.
    Un beso y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi estimada.
      Un beso grande, feliz de semana para ti también.

      Eliminar
  66. Un texto para mi complejo. Tengo que leerlo con doble intención. Me pierdo en los paréntesis. Nada raro en mi a estas horas locas.


    Besos Maestro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí también fue complejo, pero luego se abrió todo como un día de sol.
      Un beso grande, mi querida Malque.

      Eliminar
  67. Respuestas
    1. Feliz día, Teresa.
      Muchas gracias, un beso.

      Eliminar
  68. Nuestra mente es muy compleja y alberga tantos sentimientos...unos son loables y otros nefastos. El odio sin duda es el que más nos hace sufrir y puede llevarte a la locura de matar.
    Buen relato Humberto, complejo sí, pero es real.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto, estimada Sor Cecilia, no digo que yo no tenga algunos momentos de molestia o enojo, pero odiar te corroe por dentro.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  69. Genial la idea y el resultado, Humberto.

    Dos relatos que se pueden leer enlazados o no.

    Lo odía, lo ama. Pero esa simplificación del argumento se vislumbra por una rendija del caos de su mente paradójica.

    Dos ideas opuestas que me dejan con la duda de si quiere asesinarlo porque lo odia o porque lo ama. Si puede evitarlo o quiere evitarlo.

    Su pensamiento más racional se da cuenta de su idiotez, pero es el pensamiento primario el que planifica con todo detalle. Da un poco de miedo, ¿no?

    Cada día necesito más concentración para leerte, Humberto, y eso me estimula.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo me descubriese pensando así, sí, me daría miedo, pero generalmente el que llega a estar tan dividido ni se entera que hay dos en su mente.
      Muchas gracias por tu comentario, Tesa.
      Un beso.

      Eliminar
  70. Yo lo lei como un texto con dos voces, lo que (nos) decimos, quizás para convencernos de que eso que haremos está bien y lo que pensamos que es la (cruda) verdad sin adornos.
    Y a su vez, como un (renacer) resucitar del escritor, una forma de desidiotizarse, de desanquilosarse, si caben los verbos...
    Está bien el texto, como la gran mayoría de todo lo que se lee por acá.
    Saludos (en) HD!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hiciste una buena lectura (o lecturas), Etienne.
      Cuando vuelve un amigo que hace mucho que uno ve se siente una alegría muy particular, recuerdos de otras épocas mejores para los blogs.
      Muchas gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  71. Interesante relato que leí atentamente porque me desconcertó. La dualidad de los sentimientos, así como la vida. Abrazos. Gilda Ledesma Blashett

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu atenta lectura, Gilda.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  72. me ha sonado dos textos o dos voces
    la literal y la entre paréntesis o quizá sea solo la voz y el pensamiento interno
    pero me ha gustado mucho como ejercicio literario
    hace años hice un poema jugando algo parecido al tuyo y resultó otro texto jajaj

    pero es cierto, hay añejos clavos dentro de nosotros y necesario es arrancarlos o dejarlos clavados y perdidos para siempre pero no podemos tenerlos allí a la vista y engancharse cada vez que se roza la memoria

    besitos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero arrancarlos, tal vez me duela un tiempo, pero luego todo se acabó.
      Perdón por la demora para responder, estoy con muchas cosas.
      Besos.

      Eliminar
    2. yo intento hacer lo mismo, pero a veces ocurre que es imposible arrancarlos ... la resulta podría ser la muerte, por eso hay algunos que los dejo perdidos (sellados) donde no sea fácil restituirlos ;)

      besitos y feliz fin de semana

      Eliminar
    3. Es cierto, hay algunos clavados y enterrados, ya forman parte de nosotros.
      Buen fin de semana, Elisa.

      Eliminar
  73. Me gusta mucho Humberto, ese desdoblamiento que haces de ti, de tus pensamientos y querencias, y la realidad que golpea con toda su dureza...
    Siempre sorprendes con tus cuentos, felicitaciones, amigo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, María.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  74. Hola, Humberto. Me ha gustado este relato neurótico, cómo manejas el diálogo del personaje con su otro yo interior que le acecha, descerebrado por el odio- amor, incitándole al crimen. Es un tema tenebroso, sobrecogedor, tan bien tratado, con un punto de suspense que atrapa al lector.

    Me alegro de visitar tu blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó tu definición, nadie la había usado, es un relato neurótico, claro que sí.
      Bienvenida y muchas gracias por tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  75. Hola Humberto. No he querido leer otros comentarios para no dejarme influenciar. Lo haré después para ver si hay lectores que coinciden conmigo y con mi visión del relato.
    Realmente te superas a ti mismo en cada nuevo relato. En este caso has utilizado la fórmula del 2x1. Dos relatos diferentes en uno, según cómo se lea. Evitando el contenido de los paréntesis tenemos una historia, pero si introducimos en ella lo que dicen los paréntesis, tenemos otra. Realmente insuperable, Humberto. Tu versatilidad es pasmosa. Sabes jugar al escondite con el lector atento, el que se ha dado cuenta de que existen esas dos historias. Y juegas con nosotros con la forma y el contenido con una gran habilidad. Es necesario, por tanto, leer el relato dos veces para conocer esas dos historias: una que nos habla del miedo de una persona a su deterioro mental y la paradoja de que, precisamente el descubrimiento de esa percepción es la confirmación de que es inteligente y de que, por tanto, solo depende de él no seguir idiotizándose. El poder de la mente es infinito, basta con utilizarla a menudo para impedir que se "idiotice". Esa sería la conclusión que yo extraigo de tu primera historia.
    Y la otra, la que has intercalado, es una historia de amor/odio que me sugiere la idea de que, a menudo, en el mismo instante en que realizamos alguna acción, nos damos cuenta de nuestro error. En ocasiones irreparable ¿o no?
    Sin embargo, tengo la impresión de que algo se me escapa. ¿existe relación entre las dos historias? El título, siempre imprescindible tenerlo en cuenta contigo, me sugiere que podrían ser dos historias de un mismo personaje IDIOTIZADO POR EL ODIO.
    No puedo por más que felicitarte de nuevo por tu destreza como escritor.
    Te dejo un gran beso (y un poquito de envidia, de la sana)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un momento lo dices "con el lector atento", pero seamos sinceros, tal vez no sea que no haya lectores atentos, pero cada vez hay menos lectores pacientes, de esos que se animan a jugar con el escritor y no dicen "no, esto es muy complicado" apenas ve una mínima construcción diferente. Pero, en fin, cada vez estoy más seguro de que lo que quiero hacer no es para todos, pero no porque me sienta un escritor excepcional, sino porque cada vez se busca más simpleza. Imagínate que una lectora me agradeció porque escribía corto.
      Hay tres historias, mejor dicho, intenté contar tres historias, pero alguien descubrió otras lecturas, lo cual me sorprendió y me alegró mucho.
      Te agradezco mucho por tus palabras, sé que eres una lectora especial, ya no quedan así.
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Veo que hay varios lectores que coinciden con mi visión del relato, más o menos. Y me complace comprobar que también los hay que han ido más allá que yo. No estoy idiotizada todavía, pero un poco lenta sí. Por cierto, el relato lo he tenido que leer tres veces, no dos. Era lo suyo.
      Más besos grandes, maestro.

      Eliminar
    3. Claro que no estás idiotizada, muy lejos de eso, Marta, ¡por favor!
      Otro beso grande y otra vez muchas gracias.

      Eliminar
    4. Cuando me has dicho que habías querido escribir TRES historias, me he dado cuenta de que, como digo en el primer comentario, lo que se me escapaba estaba, como te decía, en el título. Ese título "Idiotizado por el odio" era la pista (eres genial poniendo títulos, amí me cuesta un montón) que nos presentaba esas dos otras historias convergiendo en una tercera, para la que se debe leer lo que está entre paréntesis y lo que está fuera de ellos, para unirlos en una sola historia o personaje. De ese modo, veo que, en efecto, son tres las historias que cuentas.
      Ya sé que no estoy idiotizada, Humberto, pero sí me siento más lenta. Cada vez me cuesta más encontrar historias nuevas que me convenzan. Supongo quea medida que va subiendo el listón, si uno no quiere estancarse, hay que ponerle muchas ganas. Y, últimamente no las he tenido, ni pocas ni muchas. Pero he vuelto de nuevo porque,como dices arriba, a pesar de los tiempos y las modas, no deja de ser nuestro rincón, en el que ponemos lo que escribimos para compatirlo con otras personas. Y si además conseguimos suscitar un debate literario, por ínfimo que sea, ya vale la pena. Sabes que es mi obsesión.
      Es lo que he intentado hacer en mi última entrada, hacer preguntas directas a los lectores para "obligarlos" a reflexionar, no solo sobre mi relato, sino también sobre otras cuestiones o situaciones que como escritores podemos compartir.
      Un gran beso
      Recuerdo una, pero no recuerdo cuándo ni dónde la comentamos: la costumbre de algunos lectores de identificar al narrador con el protagonista. Cuando es importante para mí que eso no ocurra, cambio el sexo de mi personaje y eso ya es un primer distanciamiento. En la entrada Cuerpo ausente era difícil evitar esa identificación, en especial para los que me conocéis.

      Eliminar
    5. Eso, yo pensé en tres historias, como tú lo has descubierto, pero aparecieron otras versiones, pero eso ya va más allá de mí. El título une todo, los títulos (como las imágenes) son importantísimas, lástima que no pueda escribir un libro acompañado de música e imágenes, es decir, podría, si fuera un escritor reconocido... y hasta ahí.
      Ahora voy a tu blog y te digo lo que opino, pero ¡tú eres la responsable, eh! ;)
      Otro beso más grande.

      Eliminar
  76. de uno al otro... del odio al amor... sólo un abrir y cerrar de paréntesis (en el mejor de los casos)

    un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó eso: "sólo un abrir y cerrar de paréntesis, como hacemos en la vida real.
      Un beso, Mónica Pía.

      Eliminar
  77. Un texto complejo, pero pienso que no es asesinato a una persona, ya que al final deja la posibilidad de revertir la situación, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no, Boris, aquí nadie mata a nadie, se matan ideas, viejos conceptos, esas cosas.
      Un fuerte abrazo y gracias por venir.

      Eliminar
  78. Mi interpretación es que lo que odiaba era el odio al que asesinó, aunque es verdad que puede haber varias. Me ha gustado leer los comentarios y ver qué han interpretado los demás, es bastante enriquecedor. Sobre los paréntesis, hace el texto original y le da ese doble sentido que se puede buscar entre lineas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una interpretación muy válida, Abril. No puedo darte la mía, porque tengo tres como mínimo, hay textos que hasta a mí me confunden.
      Estoy de acuerdo contigo, todo intercambio es enriquecedor.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  79. Es inquietante hasta que llegas a la conclusión de que quiere asesinarse y que lo consigue y bueno que después tampoco está de acuerdo con lo que hizo. Mira, la verdad es que a mi nunca se me habría ocurrido ver un suicidio como si fuera un asesinato pero tienes razón, lo es. Es interesante el relato. No sé qué ocurrió la vez anterior con tu link, voy a volver a intentarlo...espero que esta vez haya más suerte.

    Gracias por tus amables palabras en mi blog. Saludos cordiales. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en muchos países el suicida fallido es condenado por la justicia como homicida, así que algo de eso hay.
      Nada que agradecer, dije lo que pensaba.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  80. Tu texto me resulto complicado pero cuando le cogí el tranquillo me pareció un hallazgo algo único.
    Enhorabuena.!

    Saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me alegro de que le haya encontrado la vuelta, realmente.
      Muchas gracias por tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  81. Tu esbozo de relato me tuvo pensando, sin poder concretar algo digno de sugerir.
    Pensé en la relación escritor-personaje pero ya se ha escrito tanto. Conan Doyle, el escritor que creía en las hadas, no pudo matar al esceptico Sherlock Holmes. No se lo permitieron y tal vez no el autor no le haya puesto empeño.
    Incluso lo han hecho con maestría en la serie Once upon on time.

    Se me ocurre que podría ser un guionista de algún comic o de alguna serie, que no es de su autoria, fue contratado. Tal vez haya aceptado porque necesita dinero, le ha faltado inspiración para su propia obra, por eso se considera idiotizado. Quiere la muerte de un personaje, quien no siempre odió, pero tal vez lo hayan obligado a cambiar la historia para favorecer a ese personaje. Lo cual haya derivado en un arduo trabajo. Pero el matar al personaje no le está permitido, el rencor y el deseo de represalias pueda derivar en personas reales.

    El protagonista puede llegar a revisar sus borradores y descubrir cuando empezó a perder su inspiración y a plantearse que puede revertirlo. Encontrando una forma verosimil para matar al personaje, que acepten quienes lo contrataron. O tal vez a planear una represalia contra los responsables de la ficción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi esbozo de relato no tiene demasiadas vueltas, mi estimado Demiurgo. El tema de escritor, narrador, etc. está planteado en el blog de Marta, Aquí no hay narrador que mate a ningún personaje ni escritor que mate a ningún narrador, concuerdo que son temas tan trillados que aburren.
      Muchas veces lo más simple se vuelve complejo, te aseguro que me sentiría bastante tonto explicando qué quise decir, prefiero que cada cual lo interprete a su manera.
      Una exnovia tenía una frase que hasta hoy sigo usando: "Si tiene solución, ¿para qué vas a preocuparte?, y si no tiene solución, ¿para qué vas a preocuparte?" Era escapista y simple, pero vale, aquí vale.
      Me quedo con lo que yo considero lo más importante de tu comentario, sin despreciar lo demás: la palabra "esbozo". No me explico por qué a esta altura de la historia de la Literatura todavía nos preocupamos por ponerle etiquetas a los escritos: relato, cuento, novela, nouvelle, microcuento, biografía, etc. Está bien, somos hijos del siglo XX, pero que no se note tanto. En lo personal, yo soy maniqueísta para todo lo que tenga que ver con arte, incluso para todos los ámbitos de mi vida: las cosas me gustan o no, y dejo las etiquetas para los cuadernos de escuela. No digo que está bien, pero (en serio) no me gusta hacer nosografías, te confieso que, cuando ejercía mi profesión "oficial", detestaba a los colegas que buscaban en los manuales pisquiátricos los signos positivos o negativos para poder diagnoticar a un paciente.
      Un fuerte abrazo y gracias por tu opinión, siempre valiosa en este espacio.

      Eliminar
  82. Esa dicotomìa que llevamos dentro, ese ser o no ser, hacer u omitir...lo mas parecido a la humanidad
    abrazos controvertidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién no tiene esa dicotomía?
      Un abrazo, María Eugenia.

      Eliminar
  83. En muchas ocasiones nos asalta el arrebato de matar a alguien. Menos mal que la racionalidad se impone, al menos en la mayoría del paisanaje.
    Un abrazo y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que estamos al límite, pero sí, todavía se impone la racionalidad.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  84. Me lío con los paréntesis, Humbarto, tendré que volver más despacio.
    Un saludo y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Amapola, vuelve cuando quieras.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  85. En muchos caso existe el suicidio mental, pues no se ha sabido anteponer el yo al ego, y es una lucha sin cuartel la que tienen los dos por prevalecer.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto, y también es cierto que muchos confunden su Yo con su Ego.
      Un abrazo, José.

      Eliminar
  86. En nuestro interior hay momentos que luchan dos o más personalidades. Creo que todos tenemos algo de Jekyll y Mr. Hyde, A la hora de escribir utilizamos hechos que pueden escapar a la lógica, pero pensemos que a la hora de plasmar palabras nos sentimos seres irreales y tomamos personalidades que no siempre tienen que ver con el autor.Me pareció muy original.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya no sé cuántos personajes me habitan, pero te aseguro que muchas veces me siento cansado de transportarlos.
      Muchas gracias por tu opinión, Alondra.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  87. Hoy me quiero resarcir de todas la letras que te debo x leer... y por soportar de mi para ti.. suponiendo que tengas la paciencia de leérmelas... a veces me pregunto cómo puedes manejarte contentado a todos por todas partes mi querido HUMBERTO... tienes el don de la ubicuidad, el control del tiempo y además de todo pretendes controlar la tontería que a veces nos acompaña dentro .. ese aletargamiento mental que se apodera de nosotros y nos amordaza hasta amomiarnos las pocas neuronas que en ocasiones nos funcionan .. ¿de verdad quieres asesinar a esa deliciosa perezaa gracias a la cual ... soportamos luego este estrés estrangulan que a veces nos asfixia????... perdónale la vida y quiérela ... ella a ti.. te lo aseguro...
    ¡¡¡ TE ADORA !!! seguro ... la mía se me enrosca al cuello y no me suelta;))


    No me hagas caso... es que hoy quiero ración doble de tus besos ... tengo el termómetro de los mimos bajito jajaja...


    Genial este juego a dos manos del texto...Muchos muchos más besos para ti... y por favor, nada de asesinatos .. ¿oK?.. sobra sangre ;-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me debes nada, querida María.
      Mira, ya no me cuesta demasiado trabajo, pues subo un texto cada tanto, fíjate que este mañana cumple un mes. Estoy en un momento muy especial de mi vida, pero para qué voy a hablarte de eso.
      El aletargamiento mental me parece necesario, el problema es cuando ya quiere apoderarse de nuestra mente como su casa, entonces es cuando tenemos que echarlo... o asesinarlo, je.
      No, no te preocupes que aquí nadie mata a nadie.
      Te mando muchos besos para que nunca falten, entre nosotros siempre hubo un cariño muy especial.

      Eliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?