25 de noviembre de 2010

Colores

Una noche de primavera, hace varios años, quedamos en encontrarnos con una compañera de estudios que me atraía mucho, tuve que convencerla, pero finalmente aceptó. Decidí llevarla a un bar donde pasaran música a bajo volumen y la luz fuese tenue, la intención era conocernos. Apenas sentados y sin preámbulos, me preguntó:
-¿Cómo sos?
-Mentiroso- me nació responderle, haciendo gala de mi mayor sinceridad.
Ésa sería la primera y la última vez que saldríamos. Cada vez que nos cruzábamos en la facultad, ella me esquivaba como si yo portase el Mal de la Verdad. Allí nació esto...

Cuando se conocieron ella era Azul Marino y él Rojo Bermellón. Algo los atrajo con la fuerza del imán, así que se las arreglaron para encontrarse. A ella le pareció que para una primera cita el Azul Marino era muy formal, por lo que decidió maquillar su esencia de Turquesa Veneciana. Él también sintió que su color no era el adecuado, que era demasiado llamativo, venía de una familia típicamente Bermellón, lo mejor sería atenuar un poco sus raíces para una primera salida, su opción fue el Rojo Victoriano. Cuando se encontraron, no se reconocieron, pero les pareció que valía la pena probar una vez más. Ella estuvo toda la semana dándose prolongados baños de amarillo hasta que logró un Verde Tritón; la elección de él fue menos acertada, a las apuradas se disfrazó de Naranja Fiesta. Hablaron bastante aquella segunda noche, pero no terminaron de entenderse. Habría una tercera oportunidad, lo mejor para ambos sería cambiar por completo. Ella probó con Caqui Dorado y él con un suntuoso Violeta Palacio. Fue otro fracaso, tenían la sensación de que no eran los mismos, de que, tal vez, se hubieran equivocado y que aquella primera impresión hubiese sido errada. El sábado irían al teatro, sabían que era la última oportunidad, la jugada de ambos debía ser genial. Sin dudarlo, ella aderezó su espíritu de Rojo Bermellón y él de Azul Marino. Al verse así en espejo, no pudieron pronunciar una palabra, tan sólo se rieron y se abrazaron, enterados de que el Destino es una trampa asíntota.
Olvidados ya de sus diferencias, después de un tiempo se fueron a vivir juntos. Ahora tienen un hijo, es de un tono indefinido, muy parecido al que se consigue cuando se mezclan pinturas de diferentes colores.

103 comentarios:

  1. Hay una mezcla de colores entre lo que dices y como lo dices que hace que no pueda estar sin ver si has creado una nueva entrada, lo hago todos los días te lo aseguro. Magia con las palabras. Un cariño enorme. Caro

    ResponderEliminar
  2. Es excelente, amigo Humberto, me sorprendes con tus historias de una sublime cotidianeidad, contadas más como un pintor que como un escritor.
    Enhorabuena! Jacospus

    ResponderEliminar
  3. Hola Humberto me parecio muy divertida tu historia tipica de esos primeros amores donde las personas se enredan más de la cuenta si en el fondo lo unico que prima en el amor es el sentir del espíritu y el ama, muy bien logrado el escrito, que bueno tuvo un gran final con retoño y todo te felicito escribes muy bien.
    Besos que tengas un feliz día.

    ResponderEliminar
  4. Vivimos usando máscaras para mostrarnos como no somos en realidad, tratando de engañar a la otra persona nos engañamos a nosotros mismos. Así terminamos!!!
    Tu historia tiene un final feliz, aunque ese final final es extraño, muy ambiguo. Tu fiel lectora.
    Buen fin de semana.
    Sabri

    ResponderEliminar
  5. Me gusto mucho Humberto.
    real, cuando conoces a alguien y queres dar tu mejor impresion, y no sabes de que modo hacerlo y a veces te equivocas. Vos lo pintaste de colores y esta bueno y ademas tu forma de escribir no se porque a mi me dio ternura.
    Ya habias subido este hace un tiempo con el nombre de Alba? o yo estoy equivocada!?
    De todos modos es tan lindo que no importa volver a leerlo.! gracias
    Un beso
    Rosario

    ResponderEliminar
  6. Genial, me encanta esa metáfora de los colores, es perfecta.
    Y luego dicen que los hombres sólo conocen los colores de caja de plastidecor.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos lo que hasta ahora dieron su comentario.
    Carolina: Muchas gracias por ese empeño tuyo en leer las historias, es emocionante saber de ello.
    Jaco: Es mi carrera frustrada, quería ser pintor, pero la vida me llevó por el camino de las palabras.
    Gradys: Muchas gracias, pudiste ver la parte divertida del texto, es llamativo eso, pues no aparece a primera vista.
    Sabrina: Creo que en todo momento usamos máscaras, el tema es que no sean tan diferentes de las que podrían representarnos en verdad. Tal vez apenas un antifaz sea suficiente.
    Rosario: Es verdad, es un texto que busca nuevos públicos, con algunas pequeñas variaciones no tan regionales. ¡Estás muy atenta! Eso es bueno.
    Claudia: Creo que los hombres sabemos de muchas cosas y nos hacemos los tontos, pero nunca llegaremos a saber lo que una mujer, te lo digo sin demagogia.
    Seguiré pintando mi día.
    Un gran abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  8. Hola Humberto!!! me encanta lo que escribis no siempre comento pero me parece genial como lo haces,,, Y si uno quiere parecer otro en los primeros encuentros no se porque,,,

    "enterados de que el Destino es una trampa asíntota." :)

    Moni

    ResponderEliminar
  9. Estupendo. Otra para el anaquel de los cuentos preciados.

    ResponderEliminar
  10. Compadre, ¡qué manera de aplicar la metáfora!
    Me ha gustado mucho, ojalá todos los finales fueran de esa manera.

    ResponderEliminar
  11. Decir que me siento halagado me suena a poco, muchas gracias Moni, Ornitorrinco y Locoflacke.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  12. Una metáfora de colores la que has presentado. :-)
    Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  13. ¿En verdad te digo?¡¡¡SOS INCREIBLE!!!

    ResponderEliminar
  14. wow Humberto!!! me encanto!!!
    Nunca tratemos de cambiar...a ti... ese color, tu color, te va de maravilla!!!! mostremonos tal como somos!!!!!
    un abrazo y gusto en conocerte!!!!

    ResponderEliminar
  15. Pseas por las metáforas de colores haciendo arco iris la historia de dos seres que (como casi todos, alguna vez) mudan sus almas para impresionar al otro, sin comprender que sólo en la autenticidad de nuestro propio ser está la grandeza.
    Gracias por tu visita y por la coincidencia que nos ha hecho pasar a uno por el camino del otro.
    Un abrazo y un placer Humberto.

    ResponderEliminar
  16. Una colorida y tierna mascarada, y como ejecutante de la "palabrintura" (jeje) haces del revés un acierto.
    Un gusto seguirte amigo Humberto y si acaso trabajáremos en un proyecto alguna vez, mejor aún.
    Abrazos y gratitud.

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno el blogs te felicito espero que siga creciendo y llegándole a cada persona que entre.
    Abrazo muy grande, mucho éxito para vos!!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Humberto, aquí estoy aceptando tu invitación.

    Me gustó mucho la historia, me gustó también la intro. Siempre es interesante poder conocer las bambalinas.

    Saludos,

    Zeta

    ResponderEliminar
  19. Paso por aquí para agradecer el comentario que dejaste en el blog de Naufragos de la Mar del que soy uno de los administradores, y como me gusta lo que veo en este, aprovecho para hacerme seguidor.
    Un saludo desde el Mar Cantabrico.

    ResponderEliminar
  20. Un relato muy colorista, Humberto, me ha encantado, tal y como pensé, así que, sí, procuraré acercarme más a menudo y con más calma. Abrazos desde Foldadablog ;-)

    ResponderEliminar
  21. Me gusta el juego que propone la palabra escrita. Hay cuentos que convocan, con picardía a la voz y este es uno, me gustaría contarlo un día, si me lo permites, allá en Halocubano.
    Seguiré este espacio, sin dudas.

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja, que respuesta tan sincera, mentiroso!!!
    y sale volando y así luego pedimos sinceridad, quién nos entiende???.
    Bueno en todo caso yo prefiero la verdad, ahora si salgo arrancando o no eso en el camino se va viendo.
    pd
    He venido del Blog de Caro y ahí leí que sabes hacer
    caipirinha y yo hace tiempo quiero la receta, si te animas me la das.
    Un abrazo para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  23. Me parece una historia llena de colores, para alegrar los corazones, además de que es divertida y bastante curiosa además de original. Mis felicitaciones mi querido amigo. Un fuerte abrazo desde mi mundo de letras.

    ResponderEliminar
  24. Hola Humberto,

    Agradecer los comentarios que me regalas en el blog; añadir que, publicarás una entrada semanal, pero con cada relato, logras despertar el ansia por el siguiente.

    ResponderEliminar
  25. La verdad, Humberto ha sido un placer leerte, una mezcla de colores que pasea tú historia llena de belleza. No podría ser de otra forma- un hijo de color indefinido - cada momento lo has visto de un color y así lo has plasmado y es que todo tiene su variedad.
    Detrás de confesar " mentiroso " quiso saber la verdad de quién eres.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  26. Humberto,solo dijiste -mentiroso-y te cortaron de una. ¡Era muy estricta la joven!..hum,no te dio tiempo de nada.Bueno, luego me has hecho recorrer todo lo que una paleta de pintor puede hacer.Como si los cambios de colores de la ropa pudieran cambiar las diferencias.Aunque se buscaban,y los sentimientos se fundieron a fuego en sus espíritus,con lo que surgió la llama del amor. Ese sábado salieron del teatro,abrazados riendo juntos, teniendo un final feliz,... en el que juntos vivieron con su pequeño hijo,que llevaba la carga genética de los dos,...y sus colores, claro.

    Es mi primer visita,devolviendo la tuya reciente. (Al final es una historia de amor,...en colores,¿verdad?)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola

    Que sensación tan agradable es leer un cuento como éste n_n
    Las historias de amor son mis preferidas... al final todas las historias son de amor n_n

    Muchas gracias por pasarte por el aposento. Es agradable la idea de conocer a alguien a través de lo que escribe.

    Te leo.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  28. Hoy soy azul, un azul clarito como el de las sabanas de franela...

    De verdad que la vida se podría contar también en colores. Me parece interesante...

    Desde luego con colores o no, tus palabras se llenan de ellos mi querido amigo.

    Gracias por tu visita, estoy curiosa por ver que te parece mi entrega de pecados. Tu opinión la valoro viendo como escribes.

    Un abrazo muy fuerte y por fin me convertiré en azul del todo.

    ResponderEliminar
  29. ...ai eu fiquei pensando
    qul é a cor do amor?

    muitos beijos, querido!

    ResponderEliminar
  30. Acá pasando por tu blog y agradeciéndote la invitación a este sublime texto. Gran historia que surge de la nada, y se convierte en una espectacular metáfora de lo que son las relaciones entre los seres humanos.

    Buen post bro!

    Un enorme abrazo!!

    ResponderEliminar
  31. Me gustó tu cuento, Humberto y te envío el link a uno mío, que también se llama Colores:

    http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2009/12/29/u9c2902.php

    ResponderEliminar
  32. Oi! Humberto, realmente suas história são muito boa, criativa. Fico pensando como se dá isso, eu sou zero a esquerda em materia de inventar história. Tu fazes tão bem! que tens algumas que parecem verídicas. Realmente tenho vários blogs, mas o principa é o "Liberdade com um novo olhar" e Bengala Mágica que fico alternando com mais assiduídade. Obrigada meu amigo. Há este lugar onde estais sentado! onde é? Beijos em seu coração.

    ResponderEliminar
  33. Me encantan tus colores.
    Las máscaras que nos ponemos para agradar al otro, ¿para tenerlo? adoptando su mismo color, mimetizándonos y creyendo vernos en un espejo. Es hermoso si funciona bien.
    Lo que sí es hermoso es lo que escribís. Creo que ya todos se dieron cuenta (ya me pierdo, en el último post batiste el récord de comentarios!).

    Espero que hayas pintado un muy bien día y además, todavía estamos a tiempo de ser pintores...

    ResponderEliminar
  34. Tengo la impresión de que todos los términos que pueda usar no van a expresar mi felicidad por la calidad de los lectores que han pasado por aquí hoy. Aún más sabiendo que la mayoría escribe también, lo que hace más valedero un comentario alentador, pues no hay cosa más difícil que convencer con palabras a aquellos que usan tan bien las palabras.
    Un abrazo y seguimos en esto.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  35. Je, buena forma de poner un tema muy tratado, como siempre el manejo importa tanto como el tema

    ResponderEliminar
  36. Ha sido un placer bailar y fundirme entre tus letras y colores…

    Gracias por tu visita e invitación, sin duda será un deleite ir adentrándome en tu blog…

    Bsos

    ResponderEliminar
  37. Humberto acontece algo esquisito,comigo na leitura das tuas postagem. Sempre preciso ler duas vezes, a primeira me parece grego, entendo muito pouco, mas logo a seguir eu volto a ler, firmo a visão e tenho a impressão que está escrito em portugues, dái quando eu vejo o "Y" volta para espanhol, firmo de novo e vou lendo e entendendo. Estranho, tu não achas?

    ResponderEliminar
  38. ...que viva el cromatismo... y el arte libre...un saludo desde http://anonimodelapiedra.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  39. Hola Humberto, antes de nada, gracias por tu visita a mi blog =)

    He leído esta entrada y es muy original, como se visten con colores los personajes, me ha encantado. Te sigo ;D

    Un abrazo amigo!!!

    ResponderEliminar
  40. Seguiré disfrutando de los colores y de este magnífico blog.

    Un abrazo desde la otra orilla,

    Julio César Álvarez

    ResponderEliminar
  41. Hola Humberto,
    me ha encantado tu escrito de colores, es la vida misma, no se puede vivir con mascaras, acabamos pagando facturas.
    un placer visitarte y que me hayas visitado.
    se feliz y buen finde
    Pury

    ResponderEliminar
  42. Quien eres? Un mentiroso.
    Es una paradoja que oída sin sentido del humor o sin conocimiento de causa puede inducir a un gran desasosiego, como todas las paradojas: se espontáneo, prohibido prohibir... No me extraña que ella hullera cuando lo veía hasta que logro vestir el color de la ironía de la que el hacia gala. También el hubo de recolorearse y asumir que quizás sus frases no eran tan inteligibles como suponía .

    Ya he venido , con un iPhone que acentúa a su aire. Disculpa las tildes ausentes.

    Un saludo. A

    ResponderEliminar
  43. Hola preciosa tu historia y sobre todo como la relatas y la escribes llena de colores y con el amor del principian te. Saludos

    ResponderEliminar
  44. Hola Humberto, agradezco tu visita en mi espacio, me halaga el hecho que comentes bien de mis escritos mirando la calidad de tus entregas.

    Un abrazo fraterno desde allende los Andes... Seguiré feliz cada una de tus entradas. Saludos

    ResponderEliminar
  45. Precioso cuento Humberto, me ha gustado mucho, sobre todo eso de que se rían y se abracen al reconocerse con el nuevo ridículo disfraz. Así somos tantas veces... pero claro, es que así somos.
    Por cierto, genial lo de los colores, me encantaría saber de qué color sería yo, lo meditaré.
    Un beso y aquí tienes una seguidora más.

    ResponderEliminar
  46. Has conjugado con maestría colores y palabras; y has creado un cuadro en el que se funden ambos. Me gustó mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Me encanta tu entrada, sencillamente. Un beso. (:

    ResponderEliminar
  48. Nunca se me hubiera ocurrido escribir algo asi, amo las compraciones extremas en las poesias, te ha quedado fantastico; acertaste no siempre escribo de mi, suelo escribir de mi pasado o de pacientes o de parejas que veo en la calle, y si tienes razon es el olor "psi". Otro beso para ti!

    ResponderEliminar
  49. Sinceramente hermoso. Como que me he quedado sin palabras (lo que es algo bueno, me ha impresionado positivamente! ^^) Me hago seguidora, ya tienes una lectora más! :D
    Un besito, de parte de Mis Rincones Favoritos.

    Alba. ^^

    ResponderEliminar
  50. ¡Qué bonito blog, Humberto! Quisiera poder escribir con tanta fragilidad y hermoso lenguaje literario. Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Amigo, un palcer pasar por tu espacio...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. Muchas gracias Humberto.

    Muy interesante tu blog y tus escritos, enhorabuena.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  53. CREO QUE SIEMPRE DEBEMOS DEJAR ALGUNOS DE NUESTROS "ENCANTOS" CALLADOS, PERMITIR QUE EL DESCUBRIRLOS, SEA PARTE DEL JUEGO DE SEDUCCIÓN.
    HAY COLORES QUE NUNCA SE COMBINAN, POR ELLO LA ATRACCIÓN,QUE BONITA HISTORIA, DEJO MI ABRAZO QUERIDO HUMBERTO

    ResponderEliminar
  54. Son esas las pinceladas que nos permite la vida...tropezar y volver a intentar..pero nunca dejar de ser nosotros mismos!
    en fin ..
    buen relato ,incluso hasta gracioso!!
    buen finde Humberto!
    abrazo...

    ResponderEliminar
  55. Holis, ya hice mis tareas, (deje el seguidor de amigos al costado del Blog), ahora me debes la receta jajaja.
    Besos y buen fin de semana.
    mar

    ResponderEliminar
  56. Mar, tendría que ingeniármelas para dejar la receta de una caipirinha típicamente carioca bajo la forma de relato, me has puesto a pensar, me gustan los desafíos. Sea como fuere, si nace ese relato, voy a dedicártelo.

    Aprovecho el comentario para agradecer a los amigos que se tomaron su tiempo para entrar a este espacio, leer el texto y dejar su opinión.
    Mi agradecimiento a todos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  57. Me gustaron tus colores...Gracias por tu visita.
    Nos vamos encontrando?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. hola amigo veo que sera interesante y un lujo poder visitarte...

    que tengas un feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  59. Los colores los definen. Algo de vos hay en esas tonalidades, en esos encuentros, en esos finales con hijo incluido. Aunque, para mì, llevas el azul cielo con nubarrones grises que se despejan en las mañanas y se ennegrecen en las noches. El color de los detectives

    ResponderEliminar
  60. La armonía está en el tono.

    Precioso espacio, gracias por compartirlo :)

    Besos desde la nube!

    V

    ResponderEliminar
  61. gracias Humberto!
    me quedaré por aquí un tiempo!!

    ResponderEliminar
  62. Me gusta la "colorida" descripción de lo cotidiano.
    Saludos

    ResponderEliminar
  63. Que suerte de pasar por aqui, me encanta tu blog, son buenas historias, te sigo y te invito a pasar por diariodeunageminis
    besos de México

    ResponderEliminar
  64. hola humberto... recién me doy el gusto de visitar tu blog con detenimiento he leído la entrada anterior y esta ....me parece muy familiares las escenas..y eso me agrada ..un placer leerte.

    ResponderEliminar
  65. Me encanta este blog Humberto, lo primero que he leído tuyo me ha encantado, no solo por el colorido de tu estilo, sino por el contenido reflexivo. Seguiremos en contacto. Felicitaciones amigo.

    ResponderEliminar
  66. Maravillosos Humberto, una genialidad de armonia.
    Siempre unifique, colores, palabras y musica...
    Tus poros respiran arte amigo !
    Todo un placer sentir tus palabras y colores.
    Yo soy azul y a ti te palpo granate !
    un beso grande desde España
    sonia

    ResponderEliminar
  67. Profundamente agradecido por los comentarios, tengo la sensación de que el texto no habría estado completo si no hubiese estado acompañado por ese otro lugar tan importante como es el del lector.
    Mi cariño por el cariño de ustedes.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  68. Hola Humberto .. gracias por pasar .. si tenes algun banner me gustaria colocarlo en mi blog .. la verdad que tus palabras son muy lindas .. gracias por decir que lo que hago esta bueno .. no se quie habra sido tu cotacto para que te recomiende mi blog ..
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  69. Me ha gustado mucho la lectura, muy amena y facil de digerir.
    Sabes que algunas lecturas no son digeribles, empachan, esta no.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  70. Realmente bello tu blog.
    Un placer haberte descubierto y pasearme por tus textos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  71. WOW!!!!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO BIPOLAR PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

    www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

    ResponderEliminar
  72. Cuando tengo el tiempo de mi cuenta y soy su dueño,lo empleo en leer uno que otro blog y casi siempre le encuentro colores que los distinguen, unos son cetrinos, otros punzó,lapizlázuli,blondo,borgoña,cadmio, negros medianoche, strato plata, metalizados y hasta dicromáticos y dicrómicos; pero cuando leo uno como el tuyo que tiene mil colores, es en ese mundo donde toco a las puertas.

    Me encanto tu creación literaria donde la metáfora se viste y se desnuda sin perder la esencia, lo original y su elegancia.

    ¡ saludos , un abrazo desde Colombia !

    ResponderEliminar
  73. Cuando son las 7 y cuarto de la mañana acá en un madrid frío te leo esperando el amanecer..
    Me reencantó el texto Humber!!
    Quién maneja al destino cuando de colores se trata?? Somos simples marionetas de nuestros deseos q siempre nos llevan la delantera aunque algun@s se empeñen en cortar los hilos: A mí me encanta q mis deseos elijan por mí!!
    Tenés algo de Cortázar, vos o un mucho!!
    Ni lo dudes!!
    Me encantó el final: Ese hijo de color indefinido.. Encierra tantos sigdos esa palabra!

    Abzs del Alma amigo y Feliz domingo!!!!

    ResponderEliminar
  74. Hola Humberto gracias por seguirme...saludos desde España

    ResponderEliminar
  75. Muchas gracias por pasarte y comentar! :)

    me encanta eso de.. No me pidan que diga la Verdad, algo en mí intenta escribir cosas bellas ..

    ResponderEliminar
  76. Esta bien que la sinceridad reine ante esa chica.... ^.^

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  77. Humberto:
    No soy experta en expresión escrita más bien estoy carente de ese don que tan bien manejas, pero dejame decirte que plasmas a la perfección la belleza de las palabras. Gracias por presentarme tu blog, ten por seguro que estaremos en contacto.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  78. Hoy descubro este blog, por recomendacion, aclaro.
    Me quede pensando por cuantos colores pasamos hasta encontrar el indicado en el cual reconocernos.
    Muy bueno Humberto.
    Voy a estar pasando siempre por aqui.

    ResponderEliminar
  79. siempre hay una mascara en todas las personas, pero cuando se conocen realmente sin mascara es de verdad cuando surge el amor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  80. Hola Humberto, muy colorido tu post, me ha gustado por lo original que es, felicidades.
    A partir de ahora, cuenta con una nueva seguidora.
    Buen domingo
    Abrazos desde España

    ResponderEliminar
  81. Estupendo trabajo, emhorabuena por su labor, me gusta, me gusta mucho..
    Un abrazo de su amigo Vicente...

    ResponderEliminar
  82. Estoy visitando los blogs de cada uno de los amigos que han entrado aquí para saludarlos y agradecerles de forma más personal. Aún así, dejo un nuevo y enorme abrazo a todos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  83. Hola Humberto,
    Una cubierta de ingenuidad, frescura y esperanza en las almas coloridas de tu historia
    Gracias por tu visita a mi blog.
    También te dejo este:
    http://gloriamiladelaroca.tumblr.com
    saludos

    ResponderEliminar
  84. El miedo al rechazo puede engañarnos y hacernos crear una imagen falsa de nosotros mismos, por inseguridad, pero el engaño es peligroso, pq si este funciona, puede crear ilusiones fabricadas con mentiras... las relaciones, sobre todo amorosas, siempre deben estar basadas en la sinceridad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  85. Hola, Humberto gracias por dejar tu hulla en mi humilde blog este es sencillo al igual que yo.
    Me he paseado por el suyo y me ha fascinado, la metáfora es sin duda una de sus mejores facetas junto a su gran imaginación.
    Felicidades amigo con su permiso también seguiré su blog.

    ResponderEliminar
  86. ...HOLA
    HUMBERTO
    es un placer
    estar y compartir
    tu blog desde
    mis HORAS ROTAS
    con todo mi afecto
    cordiales saludos
    y un fuerte abrazo :


    j.r.s.

    ResponderEliminar
  87. Muy divertido y ameno, tu relato Humberto, pero de trasfondo muy serio; con una voluminosa carga metafórica y mensaje que nos lleva inexorablemente a una lección, muy aplicable en el campo de las relaciones humanas.
    Vivimos esclavizados de estereotipos y cuidandonos de enmascarar nuestro ser, cuando, en realidad, simplemente eso que somos, eso que es nuestro ser, ya en sí, es hermoso.
    ¡Excelente!
    Un gusto haber visitado tu blog y muchas gracias por haber pasado y comentado en uno de los míos.
    Un abrazo.
    Juan.

    ResponderEliminar
  88. Me encantó!!!!


    Yo sería un rojo pasión...

    ResponderEliminar
  89. Humberto; ha sido un gusto leerte, eres realmente espontáneo, y eso me gusta en la escritura, me encantó la respuesta; -mentiroso. Eso me ha ganado...

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  90. una historia que da verdadero placer leer y visualizar. Loable, recomendable y pausible. Gracias por compartirla y que tus insatisfacciones se transformen en tan bellas manifestaciones sensoriales como las que compartes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  91. ;-DDD
    Bueno, si en un cita que se prevee simpática y quizá hasta sexual, que un hombre apetecible confiese que es "mentiroso" quizá sea un preámbulo difícil de digerir. Quizá "cuentista" o "tramposo" sean más coloridos...
    Un beso, chico guapo

    ResponderEliminar
  92. Aqui estoy Humberto, gracias por tus palabras en mi blog. te seguuiré de cerca bicho.
    alejandro
    http:www.alejandro-rosas.es

    ResponderEliminar
  93. holaa
    es un placer leerte..
    Nos seguimos visitando
    besitos

    ResponderEliminar
  94. Maravillosa manera de enfocar las primeras impresiónes en una relación, en como si fuesemos una paleta de pinturas buscamos un color con el cual podamos combinar.
    Tu texto esta rico en imagenes y metaforas.
    me encanto leerte.
    gracias por tu calida visita a mi bloog.

    ResponderEliminar
  95. Me ha encantado esta historia tejida con pinceladas.

    ResponderEliminar
  96. has mezclado los colores de una anera tan especial, que has creado una obra maravillosa!
    lindo blog

    Feliz navidad

    Liliana

    ResponderEliminar
  97. Hola Humberto!! gracias por tu invitación...
    me ha gustado mucho tu blog, y este relato me ha parecido genial, me encanta el fondo que tiene, así es que nos pasamos la vida, tratando de agradar a los demás, suavizando nuestro color con matices, que nada tienen que ver con la realidad. Me ha encantado el final, no podía ser de otra manera!
    Felicidades!
    Un saludo
    Isa

    ResponderEliminar
  98. Una historia cotidiana envuelta de magia y de color. Me encantó.
    Un saludo. Iria L.

    ResponderEliminar
  99. Como le decia a mi abuelo poeta canario,tienes magia en tus palabras.
    Gracias por seguir mi blog" Nos Necesitan"
    Feliz Navidad amigo
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  100. Lo encontré!!!
    Bueno, es una maravilla, y como nos volvemos quienes no somos con tal de agradar a la persona que nos gusta. Hasta intentamos ser iguales a esas personas. Después con el tiempo, ya volvemos a nuestro color, que era el que originalmente atrajo a esa persona, a veces funciona, otras no, todo depende de que sean colores contrarios o complementarios.
    Gracias por traeme hasta aquí, ha merecido la pena!
    Abrazos

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?