3 de mayo de 2011

Game Over

Era de madrugada y ya llevaba 26 horas seguidas frente a la computadora jugando al We all hate this fucking world III, pero a Fede no le importaba el tiempo, si lo comento es porque soy un narrador con un insoportable espíritu de agrimensor. Lo cierto es que ya casi terminaba la pantalla 30 del nivel 18, el máximo en este juego, sólo le faltaba enfrentar al Great Killer y atravesar la Golden Gate. Este nivel no le había parecido demasiado difícil, todo le resultaba familiar. 26 horas consecutivas en un juego virtual es mucho, podrán decir, pero Fede ya había estado mucho más tiempo sentado frente a la pantalla.

-No es tan grave, después de todo, por Dios, cómo es la gente, ¿por qué no se fijarán en sus propios culos?- decía a veces la madre.

Apenas 2 metros virtuales lo separaban del final, cuando le salió al cruce el Great Killer que, extrañamente, no dirigió su arma al player de Federico, sino que la apuntó hacia un lugar fuera de la pantalla, directo a su cabeza real. La explosión fue muy verosímil.

Lo encontró su mamá por la mañana. Tenía un agujero oscuro en el medio de la frente, lo que se veía detrás es más adecuado para la prensa amarillista. Los músculos de la mano no habían soltado la 9 milímetros. Nadie se explica cómo Federico encontró la pistola que -tan inteligentemente- guardaba su papá debajo de las medias, en el cuarto cajón del armario.

109 comentarios:

  1. Estimados amigos:

    Muchas gracias por los comentarios para “Dos amigas”. Les quiero contar que este escrito tuvo 613 visitas el primer día que fue subido y unas 1400 en total, lo que marca un récord para este espacio. Sólo tengo palabras de agradecimiento para los que me acompañan en esta hermosa aventura con las letras.

    “Game over” es un texto que ya vio la luz en el 2010, es su segunda oportunidad, digamos.

    Espero que estén teniendo una buena semana.
    Les dejo un gran cariño.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Humberto como siempre tus textos son muy interesantes, ante de ir a descansar pase a saludarte,.

    Besos buena semana

    ResponderEliminar
  3. Este "Game over" es casi gore en su estética sugerida e imaginada, pero creo que querías criticar la vacuidad y la frivolidad de gran parte de los miembros de esta decadente sociedad de consumo.

    Sigo admirando tu talento, Humberto.

    Recibe desde Andalucía mi más cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. ROMI: Muchas gracias, qué bueno que hayas sido la primera esta semana. Besos.

    WUNDERMAR: Gore o Splatter, podría decirse, pero bien te has dado cuenta de que intento otra cosa más que mostrar sangre. Un gran abrazo.

    Aquí son las 2.00, mejor voy a acostarme, a ver si...

    ResponderEliminar
  5. Está muy bien. Recuerdo que no hace mucho un chaval corto alguna cabeza con una catana que le habían regalado(buen regalo) y se achacó a un videojuego. Pero esto es real.
    Salud.

    ResponderEliminar
  6. UUfff es una patada a los dientes, menos mal que yo sólo juego al tetris!!
    Un escrito con fuerte moraleja, diferente, sin dudas.
    Besotes.
    Sabri.

    ResponderEliminar
  7. Guauuuu!
    Linda manera de irme a dormir!!! JAJAJAJA!!! Y eso que los analistas recomiendan ver o leer cosas livianas, para que el inconciente guarde esas banalidades y no tengamos pesadillas... JEJEJE!
    Ahora en serio. Excelente post.
    La insanía del chico,
    la insensatez de la madre,
    un arma en la casa...
    Y todo condensado en un texto
    que te propina un buen cross
    en el mentón.
    IMPECABLE Humberto! Muy bueno!
    Big kiss for you and sweet dreams my dear! :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Impresionante!
    Nadie puede imaginar hasta donde pueden llegar las obsesiones.
    Que todo lo que ayude a la reflexión sea bienvenido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno, medias... femenino... encerrado... singular... y todo se va a la mierda... inadaptación a modo de vida "normal"... no sé si se podría rizar aún más el texto para que la evacuación fuese más brutal... creo que no, que bastante tenía la criatura de mamá...
    Me gustó mucho... gracias por el chivatazo de la publicación ;-) Bss...

    ResponderEliminar
  10. Humberto!
    Ya sabes que este tema (no el de los videojuegos sino el del desparrame cerebral) me gusta, jaja.
    Por lo tanto celebro que en momentos esporádicos saques a relucir tus mortales armas. Y por cierto, escuché el percutor al impactar con la cápsula iniciadora!
    Impresionante!
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Estimado Humberto:

    Tras un agradable paseo por tu blog, he de decirte que me han fascinado tus escritos. Están impregnados de una sabiduría que no se adquiere con el aprendizaje, sino que se nace con ella. Tienes un don innato para la pluma.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Parece, Sr. Dib, que la realidad virtual puede ser muy real.

    Un abrazo

    Octavius Bot

    ResponderEliminar
  13. Jajajaja un nuevo giro para un relato, siempre sorprenden tus finales, un saludo allende los mares

    ResponderEliminar
  14. Ufff que extraña manera de comenzar un día!!! suicidio !! se acabó el juego!! y de una manera siniestra.

    Genial querido Humberto !!! como siempre nos sorprendes, eres único!!

    Un besazo de buen miercoles que sea bien lindo para tí

    ResponderEliminar
  15. Algo así, como si nada hubiera pasado... Está genial tu texto Humberto. Me ha gustado, como siempre la forma de exponerlo. Felicitaciones amigo.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado la historia, bufff me ha dejado helada ( soy jugadora de Call of Duty a veces solo ehhh, y que no me suceda igual)
    Gracias por tu visita a mi blog, porque te parezca interesante (algo que me deja alucinada jajaja) y sobre todo por quedarte.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  17. Saludos Humberto Bien, el que cuenta una historia, no real: tiene
    la potestad de acavarla como guste,con la intencion de dejar entrever, algo mas profundo.

    Pero hay algunas historias que parece que lo real de lo irreal se dan de la mano un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Humberto, admiro la audacia que es proclama y que tu relato bien responde a ella.
    Es cierto que hay una quebradiza frontera entre lo absurdo de las casualidades y la devoción desmedida por la frivolidad. Eso me ha dado a pensar tu texto que fascina y atrapa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola amigo, interesante tu texto,como siempre mi admiración. Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Tremenda la adicción a los video juegos. Y tremendo el enfoque que le has dado a este post. Impresionante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Intimidante relato, miedo me da jejej, magnífico como siempre.

    Pero ahora si me permites vengo a que me aceptes un regalo, sería un honor para mi que así lo hicieses.
    Ve a mi blog que te está esperando, eso sí tienes 3 reglas que cumplir, que nos digas 3 "mentirillas" tuyas, 3 verdades y que pases este premio a otros 10 blogs amigos. Muchas gracias de antemano por aceptarlo.

    Besines

    ResponderEliminar
  22. Es duro pero esto lo enlazaría con los peligrosisimos juegos de rol.
    Llega un momento que distinguir la realidad de la ficción para un niño es dificil.
    A veces, en otros temas también lo es para un adulto...
    Bueno que me ha encantado y particularmente porque aprecio una crítica clara a este tipo de jueguecitos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Oi, Humberto.

    Todo vício é ruim.
    "Sua mente sua lente.":)

    Bjos

    ResponderEliminar
  24. Hola Humberto. Me ha encantado tu blog y tus textos. Este me parece genial, muy negro y con un mensaje muy real.
    Te agregaré en mi blog en mis "enlaces amigos".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Claro...y después de terminar con el fucking world que quedaba.
    La educación en la desesperanza no deja muchos lugares. Me gusto la delicada expresión de la madre y la ironía sobre la inteligencia del padre.
    Beso

    ResponderEliminar
  26. ¡Cómo me gustó! Pequeño gran texto con contenido muy concentrado. Enhorabuena Humberto.
    Un saludín desde el otro lado.

    ResponderEliminar
  27. No me extraña la cantidad de visitas que tuvo, es muy bueno, la temática y está muy bien narrado. Le voy tomando el gusto a los microrrelatos, quizás me anime a alguno, no sé...

    Muy bueno, como siempre

    Besote Humber!!!

    ResponderEliminar
  28. Veo una invitación a la reflexión en el texto. Me induce a pensar en mil cosillas que se arremolinan en nuestra sociedad. Curioso el registro empleado, muy curioso.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  29. Definitivamente agrimensor. Números y medidas por todos lados, jaja. ¿Porque la gente "guarda inteligentemente" armas en sus casas?. Abrazo, Humberto.

    ResponderEliminar
  30. Hola Humberto, tremendo relato!
    Me pone un poco triste saber que verdaderamente haya chicos que estén al filo de ese peligro.
    Tu relato es muy bueno y me ha entretenido mucho, espero que también pueda ser útil a alguien para que tome conciencia del peligro de un arma en el hogar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hola Humberto
    Muy interesante el texto. No creo que sea tan irreal. Los juegos electrónicos crean adicción.
    Algunos de esos juegos parecen simuladores para entrenar asesinos...

    Beso

    ResponderEliminar
  32. Un post que moviliza, esencialmente a pensar y darle una cachetada a la estupidez.

    ResponderEliminar
  33. hasta donde pueden llegar la obsesiones no?? Paso a dejarte un beso grande, un placer visitarte! saludos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  34. Todo parece indicar que fué la única manera de poderse curar esa adicción que tenía al "Game Over" e hizo honra al nombre de éste.
    Recibe muchos saludos.

    ResponderEliminar
  35. Rubí:
    Tu blog esta lleno de inspiración, para recorrelo sin prisa, este relato es apasionante! te felicito Humberto!

    ResponderEliminar
  36. Sandra (San TLF)
    Impactante, realmente te atrapa desde el inicio hasta el final!gran capacidad y talento tienes Humberto! el Blog, es maravilloso, uno podría estar leyendo toda una tarde!

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias a la gente de "El Taller Literario del Face" (facebook), un espacio en el que ningún escritor debería faltar. Lo recomiendo con absoluta vehemencia.
    Abrazos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  38. Un final de cine. Felicidades
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Un relato lleno de realismo, porque cualquier abuso es malo y evidentemente los videojuegos para más inri los violentos pues por supuesto lo son.
    Hay muchos adolescentes (nativos digitales) que se obsesionan por este tipo de juegos y hay que tener mucho cuidado porque tu relato es real, solo hay que escuchar las noticias y no es raro escuchar que un chaval hizo una masacre en una guardería o en un instituto ...
    Un beso. Amelia

    ResponderEliminar
  40. En este relato observo que todas las cosas, aunque sea ocio, llevado al extremo de la pasiòn termina rompiendo toda diversiòn.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
  41. Que locura.. Por como contás, visualizo siempre lo que escribís. Te admiro. Un beso grande! Mas éxitos!

    ResponderEliminar
  42. Muy bueno amigo, crudo y duro, que decirte que ya no sepas¿? tus textos siempre atrapan, “impactan”…un placer visitarte ;-)

    Bsos

    ResponderEliminar
  43. Muy bueno, jeje huele un poco a alucinación o trastorno bipolar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Los videojuegos son una buena diversión pero en manos de niños pueden ser peligrosos si no son los adecuados.
    Estupendo post Humberto. UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  45. Muy bueno, me alegra jugar una hora a la semana (como mucho) casos así no son del todo ficción.
    Enhorabuena, como siempre propones algo diferente e interesante.

    Un saludo!

    www.jorgemaseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  46. Es un poco splatter...escribes muy bien! Chau, Arianna

    ResponderEliminar
  47. CACIL (TLF)
    Amigo, tus letras impactan, logras deshacer situaciones, unirlas, volverlas a barajar para transformarse en estos relatos que son una verdadera joya! gracias por tanto placer que me da leerte.

    ResponderEliminar
  48. hola humberto,es son una seríe de trabajos? o es una novela?....mi pregunta va, a que como casi no pasa-recien ayer me sacaron los puntos-por no hacerme daño, ya que mucho tiempo sentada, no va,caminar si va...no lo he leído antes...
    quiero expresar mi agradecimiento,con un premio,que te mando por correo,espero sea de tu agrado,y si no no lo pones, y listo,
    escritor,de un nivel muy alto de escritura!
    un abrazo,muchas gracias por compartir
    lidia-la escriba

    http://www.deloquenosehabla.blogspot.com
    enlace a mi blog

    ResponderEliminar
  49. Hola humberto una historia de película es tu texto"Game Over" Dicen que las armas las carga el diablo.
    Esto que le paso al chico , por desgracia pasa en la vida real.


    Un abrazo de MA para ti.

    ResponderEliminar
  50. Un final de virtual realidad.
    Confieso que me gusta jugar, pero bueno, no muchas horas.

    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  51. WOOOW !! me encanto el cuento! *-*
    merece su segunda oportunidad en el ciberespacio xd
    mas me gustaron las cifras!! es un excelente record :)
    besotes humberto!

    ResponderEliminar
  52. whuoo que texto...!!! esta exelente eso de lso videojuegos no es lo mio,.La manera que lo escribes lo ase ver interesante
    SalUudoOss

    ResponderEliminar
  53. Ha sido un honor qu eme visites y te hagas seguidor de mi humilde blog
    Si me aceptas me quedo contigo
    Un saludo

    ResponderEliminar
  54. ¡Vaya final de juego! La crítica es demoledora y acertadísima.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  55. Quedé sin palabras...
    Sinceramente no imaginaba el desenlace fatal.
    No escribes bién, lo haces EXCELENTE!!!
    Saludos Humberto.

    ResponderEliminar
  56. Un final que da bastante que pensar y que no es tan virtual como parece. Como siempre, los has bordado.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  57. Muy interesante tu relato Humberto! Me he quedado de una pieza, no esperaba el final :) Muchisimas gracias por tu visita y por quedarte, es todo un lujo tenerte por el blog, agradezco tus lindas palabras :)
    Un abrazo y ya nos vamos leyendo, yo también estoy por aqui!! Un saludo!
    Bea

    ResponderEliminar
  58. Gracias por tu visita y seguimiento a mi blog. Como ves, yo tambien me he hecho seguidora del tuyo para estar al dia de tus publicaciones y disfrutar de tus escritos y relatos como este que he leido de Game Over, que me ha parecido¡fantástico! y ahora que nos conocemos aunque sea virtualmente, seguiremos en contacto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  59. Felicidades,muy bien explicado,me meti en la acción.
    tere

    ResponderEliminar
  60. Relato de gran ingenio y con una buena dosis de pedagogía frente a ese aislamiento juvenil de los vídeo-juegos.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. Interesante texto, una buena vuelta de tuerca, me gustó, saludos

    ResponderEliminar
  62. Hola Humberto!!
    Muy buen relato y con una moraleja,que dá que pensar en la sociedad actual,en la que nos movemos.

    Te estoy muy agradecida por venir a conocerme,me alagas,estoy viendo lo que escribes y me gusta mucho,espero que tengas mucha suerte con el libro y consigas tu meta.

    Espero seguir viéndote en mi blog,si quieres,bueno yo no soy escritora ni nada,pero me encantaría saber tu opinión,sobre las cosas que escribo,son,como diría yo,muy de andar por casa,me gusta compartir mis pensamientos,mis sentimientos,es todo muy sencillo,ya lo has visto,pero es mi rincón donde puedo expresar mis emociones.

    Gracias de nuevo
    Un abrazo Humberto

    ResponderEliminar
  63. ¿Qué mejor cosa que escribir lo que a uno le plazca, Estrella?
    Estamos todos en una gran comunidad que se alimenta, crece y camina con hermosos pasos.
    Un beso.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  64. Hola Humberto.
    Una magnifica narracion con un texto inteligente y un final sorprendente.
    Te aseguro que me resulta muy facil imaginarme los escenarios de tus historias, como si directa o indirectamente hubiera participado en ellas.
    Te aseguro que en esta ultima, mi papel no fue el de protagonista.
    Un abrazo, amigo.
    Ricard

    ResponderEliminar
  65. Un relato real de muchos jovenes que se pasan la vida delante de los ordenadores perdiendo la facultad de vivir una vida real y mucho acaban como el de tu historia.
    Un placer lerte.
    Primavera

    ResponderEliminar
  66. A seguir sumando visitas ya que es estupendo
    Un besote

    ResponderEliminar
  67. Se ve que esa madre no podía ver su propio culo... Conocí un caso en que la madre encontró a su hijo así al volver, había salido 5 minutos porque no lo querían dejar solo, pero, claro, el arma estaba tan inteligentemente guardada como la de tu relato.
    Esta vez lo leí como una historia, sin querer reflexionar demasiado si es el huevo o la gallina. Y me atrapó nuevamente.
    Es un buen mensaje, a pesar de que toque a tanta gente conocida o a tantos que conocerán a alguien tan dependiente y que no alcanza a darse cuenta de que desperdicia su vida viviendo locuras de otros, sueños de otros, vidas de otros frente a una pantalla.
    Excelente observación de la realidad, que nos traspasás como ese disparo.

    ResponderEliminar
  68. Eu sou muito romântica em tudo, mas gosto igualmente das verdades ditas em forma de contos. Como gosto deste tipo de leitura que no final das contas tem muita poesia e veracidade!
    Um beijo enorme, poeta!

    ResponderEliminar
  69. 26 horas consecutivas jugando frente a la pc; sí, se ha sabido de casos así que han terminado en epilepsias, convulsiones y muertes fulminantes; sobre todo en púberes adolescentes. la muerte le iba a llegar de una forma o de otra. buen relato.

    postdata: carina me dice que le ha gustado leerte en este post; pero que debido a sus molestias en cuanto a su salud que ha tenido en estos últimos días, no ha tenido la disposición de ánimo suficiente como para escribir. te envía saludos.

    ResponderEliminar
  70. Muchas gracias por avisar, Draco, espero que Carina se mejore pronto.
    Un gran cariño.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  71. Un relato de terrible dureza, pero muy cierto, creo que todos coincidimos que estas cosas pasan en la vida real.
    Un besote.
    Caro

    ResponderEliminar
  72. Hola Humberto
    Traspasar los límites siempre tiene sus riesgos. Y pensar que hay quienes sostienen que estos juegos de violencia no influye en el comportamiento del individuo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  73. Muy bueno Humberto. Gracias por pasar por mi blog y comentar, me llevo el tuyo a mi lista de amigos.

    abrazos totales.

    ResponderEliminar
  74. Muchas veces uno se pregunta que hay en esa avidez de avanzar pantallas, tras pantallas.. en algún que otro caso se tratara de esto, una búsqueda real del "game over"..

    Un gusto leerte, seguiré por estos lados..

    Saludoss
    Bes

    ResponderEliminar
  75. Buenísimo! Siempre me río con alguno de tus finales y luego me da ganas de llorar, por Dios!!! me lo llevo para leérselo a mis hijos, si me lo permitis!otra vez estoy rondando. Un bso Humberto!

    ResponderEliminar
  76. Hi, Humberto
    What an interesting story you said! It is so much realism in your story.

    Regards

    ResponderEliminar
  77. Un juego muy aditivo. La realidad supera muchas veces a la virtualidad. Una forma brusca de acabar la partida. Después de legar a la última pantalla del nivel más alto, que aliciente hay.Final de partida, muerte súbita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  78. .UF..SIEMPRE EXCELENTE TU NARACIÓN...,QUE POBREZA MENTAL..TANTO TIEMPO FRENTE A UNA MÁQUINA BOBA..,YO DE ESOS JUEGOS CERO..SÓLO FUTBOL,AUTOS ,JAJAJ,SOLO HOMBRES EN LA CASA Y CON ESOS GUSTOS...PERO EL CONSUMISMO Y LA FRIVOLIDAD POR ESOS COSAS NO LAS TOLERO...,DEMASIADO QUE HAGO ESTO..JE
    BESOS hUMBER

    ResponderEliminar
  79. Hola Humberto
    leo todas tus historias. Todas tienen muy buena calidad, ésta de GAME OVER no se queda atrás. Solo corregirte, si no te molesta, dos cositas: agrimensor significa profesional de medir los terrenos y solo se puede emplear en esas circunstancias, no sé qué querías decir con ello. Y al final, la primera frase del último párrafo, yo no pondría "en el medio" más bien sería "en medio", ¿no crees?.
    Espero no haberte molestado, me encantan tus relatos, son excitantes, amenos, sugestivos, muy originales, y eso es importante.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  80. Nurya:
    Muchas gracias por tus palabras, siempre son bien recibidas. Paso a explicarte tus señalamientos:
    Sé de qué se trata ser "agrimensor", creo que el prefijo "agri" lo dice todo. Es una licencia poética a ciertos comentarios que señalan que aparecen muchos muertos en mis textos, una forma de decir que "debo medir tierras" para ubicar los cadáveres. Una alegoría, mala tal vez, pero apenas eso.
    En relación con "en el medio de". Es un texto escrito desde las expresiones de Argentina, posiblemente esté tan mal como decir "lo puedo comprar" en vez de "puedo comprarlo". Para darte un ejemplo, en los miles de libros que llegan de España puede leerse "voy a por ello", pues bien, si alguien lo dijera de esa forma en cualquier país de América Latina, lo mirarían extrañados a la cara, pues por estos lares se dice "voy por ello", sin la preposición "a". Son estilos, modismos, regionalismos.
    Ni hablar del "le" y el "lo".
    No te creas que no pensé miles de veces cómo expresarme, a qué público apuntar, pues vivo en un país que tiene un idioma muy particular que se denomina "español del Río de la Plata" y que sólo se constata en Argentina y parte de Uruguay.
    Sea como fuere, tu comentario me permite tener un mayor contacto contigo y compartir algunas rarezas.
    Lo cierto es que jamás me molesta una indicación, es la mejor manera de aprender.
    Un beso enorme.
    Humberto

    ResponderEliminar
  81. Bueno pues enhorabuena por tu éxito por este relato de obsesiones.. breve e intenso.
    un saludo

    ResponderEliminar
  82. Hola Humberto !Aquí la que te "pone mala fama", pero siempre vuelve.

    La verdad es que lo que cuentas, en este caso, no puede calificarse de descabellado. Cosas peores ocurren en el mundo...

    Me ha encantado la mamá, "qué maja"(diríamos aquí irónicamente), de las que no se enteran (o no se quieren enterar).
    Un beso,

    ResponderEliminar
  83. Humberto: Tengo la rara sensación de que Obama acaba de hacer eso, puede que su tiro rebote y le dé justo en medio de los ojos.
    Todo por jugar a ganar.....La reelección.
    Mi cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
  84. Un texto lleno de interes bien llevado y terminado estupendamente!!!

    Un beso, Humberto.

    ResponderEliminar
  85. En el fondo, el abuso de estos juegos tan extremadamente violentos sí deja un agujero en la cabeza de quienes son atrapados por ellos, un agujero en el que incluso puede percibirse cierto olor a pólvora, el olor de ese "hate" ciego y absurdo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  86. Hola Humberto! fue grato encontrarte en el blog del Tano. Saludos

    ResponderEliminar
  87. Yo juego solamente ajedrez. En mi caso mi madre me encontraría a la mañana jaqueada o tomando "mate" con el Rey... ;-)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  88. Ufff que patadón tremendo! MUY BUENO!

    ResponderEliminar
  89. la virtualidad del juego puede volverse la realidad de la destrucciòn; la realidad de las guerras nos muestran que -por suerte- no es cosa facil librar batallas solo apretando botones.
    como siempre genial en tus historias.
    un saludo
    Blas

    ResponderEliminar
  90. Me gusta el relato, tiene la fuerza de lo inverosimil, que de pronto se vuelve realidad...son muchos los que disparan virtualmente contra su propia cabeza y mueren de forma real...enhorabuena por tu blog...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  91. Con cepillo de esmeraldas
    se van atusando las primeras horas
    de la incipiente alborada

    Con peine de marfil
    se van ondulando las últimas horas
    del desolado crepúsculo

    Con diademas de platino
    se van embelleciendo las sienes
    del notable fin de semana...

    Con el perlado rocío
    que estoy recibiendo
    atentamente me despido...

    ...hasta el próximo mimo
    que iré compartiendo.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  92. Disparar a las frustraciones y avanzar es el objetivo del solitario.

    Eres un crack.

    Saludos transoceánicos.

    ResponderEliminar
  93. Supongo que la madre fue la que disparó a Federico para que dejara de sufrir en el video juego infernal.

    ResponderEliminar
  94. Mientras leía estaba dentro de esa habitación por lo bien narrado que está este texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  95. Negro, negro este relato, decimos de la estupidez humana pero es que somos tan impredecibles… que cada uno reacciona de una manera distinta. Y que conste que no estoy justificándolo. Que bruto, después de esto no podrá volver a jugar…(lo siento hay que tomárselo con un poco de humor la realidad es muy dura la mayoría de las veces).Un besso

    ResponderEliminar
  96. UN MINI CUENTO QUE ME MATÓ, TE DIGO LA VERDAD QUE YO PASÉ POR ÉPOCAS DE VICIO TOTAL CON LOS JUEGOS ONLINE Y TE QUEMAN EL COCO. SALÍA A LA CALLE Y SENTÍA QUE TODO ERA IRREAL, COMO SI ESTUVIERA ADENTRO DE UNA PANTALLA.
    MUY BUENO PORQUE DEJA UNA MORALEJA Y PORQUE ESTÁ ESCRITO COMO UN MASTER (OF THE UNIVERSE) JE
    CHRIS.

    ResponderEliminar
  97. Uf! Y pensar que estas cosas suceden en la vida real.. la gente influenciada por un juego, me parece terrible. Pero bueno, de todas formas es muy bueno.. Me sorprendió que se terminara suicidando, no me imaginaba eso.
    Un saludo para vos!

    ResponderEliminar
  98. TU BLOG ES INCREIBLE X LA CONVOCATORIA.

    ResponderEliminar
  99. ¡Hola! como soy un pajarito muy curioso decido seguir las miguitas de pan...
    Este post parece de novela negra, no me gustan los juegos de azar e impedí todo lo que pude que llegara a casa una playstation, me dejó la piel erizada.
    Estuve curioseando y me gustó el blog, prometo regresar.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  100. Por suerte mis hijas mujeres nunca se han interesado en la play , yo ni se como se utiliza , me corrió un escalofrío frente a tu final , dicen "las Armas las Carga el Diablo" no ? , yo mas bien creo que en los hogares donde hay armas y los hijos saben de su existencia el Diablo tiene un Título superior , "Padres".
    Buen finde
    Saludito
    Cris//mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  101. OH! ... le ganaron el juego!!!!!
    un beso

    ResponderEliminar
  102. Que manera de perder en el videojuego.

    ResponderEliminar
  103. te lo acabo de renviar por correo,espero llegue!
    un abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  104. Me gustó mucho, Humberto, como casi todos tus cuentos que conozco. En éste le das mucho realismo a través de tanto detalle en esa vida (única vida) de los juegos en que a veces se meten algunos chavales. Aunque también hay adultos ludópatas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?