16 de mayo de 2011

Un gran cliente


Permiten que se quede allí, sentado a la misma mesa, porque fue un gran cliente, uno de los mejores que haya tenido ese bar, aunque es una lástima que lo único que ahora gaste sean servilletas de papel... en las que escribe decenas de cuentos.
Siempre deja una promesa de propina.

107 comentarios:

  1. Estimados amigos:

    Y diré a mis hijos… “Su padre estuvo la noche que dejó de funcionar blogger”.

    No sé bien por qué, pero esto es lo primero que vino a mi mente en esos extraños dos días: Una pequeña golosina nostálgica.

    Ya retomaré las visitas.
    Un gran cariño a todos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Humberto,se me encogió el corazón ante esta maravillosa entrada.Si es lo primero que te vino a la mente...¿Qué será lo segundo? :)
    Cuídate.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Morgana, es un lujo que tu comentario sea el primero.
    HD

    ResponderEliminar
  4. Què caballero es usted Mr.Dib!
    A mí lo primero que me vino a la mente es: Fucking Blogger y la recalcada... etc.etc.
    Pero como soy una dama, dejarè los improperios de lado y me sumo a tu frase histórica.
    JAJAJAJA!
    Linda golosina, pequeña pero sabrosa.
    Kisses for you darling!
    See you soon! ;)

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Bee, a mí también se me ocurrieron otras cosas, pero aquí muestro mi faceta más... literaria, digamos.
    Have you heard about the meeting next friday?
    It'd be great to know you flesh and blood...
    Kss.
    HD

    ResponderEliminar
  6. Es todo un ejemplo de respeto y de cierta complicidad.

    ResponderEliminar
  7. Buenos días Humberto.

    Ya se arregló todo la Paciencia todo lo alcanza.

    Sabes al ver la fotografía, me ha paecido detecar por detrás de las sillas como un ectoplasma fanasmagórico.

    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  8. -carpe diem- ; captura el instante, es lo que hacemos los aprendices escritores, tratar de plasmar ideas con palabras, yo tambièn, pensando a Hemingway, buscaba mi "bodeguita del medio" donde escribir, mejor con una cerveza en la mesa.
    un saludo
    Blas

    ResponderEliminar
  9. Felicidades por tus magníficas historias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Para alguien como yo, acostumbrado a escribir en los bares, este micro-relato ha sido un verdadero placer.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Y eso, contando que no se terminen algún día las servilletas para escribir... Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Contudente y directo como un gancho de un boxeador, La crisis golpea.

    ResponderEliminar
  13. Parece que cuanto más breve mejor. Es emocionante. Lástima que sólo se cumpla en tu cuento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Afortunado el establecimiento que como pago a sus servicios, reciba cuentos maravillosos, ya que posiblemente, la recaudacion sea mucho mayor que la habitual.
    Sobreto si las historias son como las de Humberto Dib.
    Abrazos.
    Ricard

    ResponderEliminar
  15. Humberto!!!
    Me encanta leer un microrrelato de tu mano!!!
    Genial, como siempre!!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  16. Se me ocurre un símil para esta tu entrada, trasladándolo a los dos dias sin blogger...

    Que tierna y bella te quedó...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Una propina generosa.
    Algún día la hará realidad, sin duda.
    Preciosa entrada llena de ternura, Humberto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Creo que he sido una de las pocas personas que no se ha enterado todavía bien de lo que ha pasado y a la que no han borrado ni entradas ni comentarios, pero me alegro que te haya pasado a ti para poder leerte otra vez tan bonito como siempre.
    Biquiños mil.

    ResponderEliminar
  19. Un muy buen micro que es una macro promesa!!!

    Belleza de letras, y un honor haber participado junto con vos de la pequeña debacle del siglo...

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Las servilletas de papel siempre estarán allí esperando recibir cuentos con la ilusión de lo desconocido.
    Nadie hará que dejen de funcionar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Qué excelente microrrelato, y qué apropiado para estos tiempos de crisis.
    Lo del parón blogger nos cogió a todos por sorpresa. Yo recién colgaba una entrada después de haber estado desconectada más de dos semanas por trabajo, y casi lo tomé como un castigo personal, jajaja Ahora he visto que apareció de nuevo esa entrada y que le ocurrió a mucha gente, aunque se perdieron comentarios y algo más.
    besos. Tengo muchas cosas tuyas atrasadas para leer. A ver si consigo ponerme al día este fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. las promesas son las que cuentan.

    ResponderEliminar
  23. ¿Quién no ha escrito cuentos o versos en una servilleta de papel? También declaraciones de amor o contratos millonarios han quedado redactados allí. Y, tal vez, las promesas de las mejores propinas.
    Estupendo, Humberto. Un gusto leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Humberto aunque con calma voy regresando.No me enteré del lío con Blogger,estaba en el hospital.
    Besos de regreso.

    ResponderEliminar
  25. Los malditos de la fortuna siempre fueron afortunados en abrazos de musas y besos de versos.

    Cuánto has dicho en tan pocas palabras...Genial, Humberto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Precavido el cliente piensa que las servilletas son un mejor refugio para su talento que la plataforma de blogger. Abrazo.

    ResponderEliminar
  27. breve y emotivo relato. saludos!

    ResponderEliminar
  28. Una golosina nostálgica es una muy buena definición de tu micro-relato.
    Me parece que la mayoría tuvimos ese síndrome de abstinencia y algo de temor de que se pierda el blog...

    Beso

    ResponderEliminar
  29. estremecedor!!en pocas palabras tantos sentimientos...tanta nostálgia

    me gustó!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  30. Makarena.
    la simpleza de lo justo con la capacidad de narrar una gran historia con pocas letras, maravilloso Humberto!

    ResponderEliminar
  31. Una golosina que por si misma es una preciosa historia, deja a la imaginación el principio y el final.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. Que buena idea! ante la falla del sistema informatico, escribir una servilleta de un bar y liberar ese poema para que lo encuentre el siguiente cliente y deje, en otra servilleta un comentario u otro poema, y así, poemas y cuentos libres circularan por los bares de la ciudad. Besos Humb!

    ResponderEliminar
  33. Un micro estupendo. Goza de la nostalgia de antaño, de la añoranza de lo perdido. Grandes sentimientos, en pocas palabras. Magnífico.

    Un abrazo Humberto

    ResponderEliminar
  34. hahaha esas son las mejores propinas!
    pues... qué vale el dinero al lado de una promesa?? xd
    besotes humberto!

    ResponderEliminar
  35. ¿Cambio de vida? ¿Decadencia? ¿Miedo a desconectarse del todo de lo pasado? Me ha producido pena y algo de angustia...

    ResponderEliminar
  36. No se me hubiese ocurrido que el relato se refería al corte de blogger, lo asociaba a un escritor que sufre las consecuencias de la crisis económica. Será por que no me afectó el corte.

    ResponderEliminar
  37. Gloriana, es algo a lo que nunca voy a acostumbrarme... me refiero a que un texto escrito en la paz de mi vida pueda hacer sentir pena y angustia, pero no voy a negar que de eso se trata, de generar sentimientos a través de un relato totalmente ficticio. ¿Hay fantasías en juego allí? Claro, pero son eso, sólo fantasías.
    HD

    ResponderEliminar
  38. Tan simple y a la vez tan grande :)

    ResponderEliminar
  39. Chelo: Uno nunca sabe dónde puede saltar la inspiración, pero te aseguro que estoy siempre con un bolígrafo a mano para no dejarla escapar.

    ResponderEliminar
  40. Hoy este tipo de historia soy yo, ¿es que nadie me atiende? estoy en un bar y parezco uno de esos fantasmas de aquél otro post, gastando "servilletas" de mi portatil con palabras y palabras, siempre con un boli a mano.
    Un saludo Humberto, espero una visita tuya, maestro.
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  41. Un escritor, aun pobre como rata, siempre da buena prensa a bar que se precie.
    Y podía continuar...El dueño del bar empapeló la pared con sus relatos, que leían emocionados los nietos de los clientes pasados.(Pido perdón por esta pequeña licencia que me he tomado)
    Precioso micro.
    Saludos desde el aire.

    ResponderEliminar
  42. Entrada para pensar que te puede deparar el destino. Miedo da y no estamos exentos de nada, así que preparemos nuestros terrenos lo mejor que podamos.

    Un besín:)

    ResponderEliminar
  43. Grande Camarada Humberto,

    esse toque singelo me agradou.

    Quero notícias sobre o livro quando puder, ok?

    um abraço
    Fernando Grilo

    ResponderEliminar
  44. POCAS PALABRAS Y EN LA MENTE SURGEN MILES DE IMÁGENES CUANDO UNO LO LEE.
    ¡¡¡EXCELENTE HUMBERTO!!! COMO SIEMPRE

    ResponderEliminar
  45. Me gustaaa!! breve, sencillo, directo y haces crear un montón de cuestiones con el escrito.
    Muy bueno Humberto, y ni mil blogger podrán con la fuerza que tienes en tus relatos y también la fuerza que todos tus seguidores esperan impacientes tu nueva entrada.
    Un besazo y cuidate. Amelia.

    ResponderEliminar
  46. ¿Te pasaste por la terracita del bar dónde me siento a escribir?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. awaa que buen relato siempre todo una red de sentimientos tras cada uno, que guay, un tanto nostálgico u_u.
    Y la vida parece hilarse en el o es coincidencia ir dejando por ahí servilletas(escenas,personas,diaaas y días) en las cuales escribes tu vida?
    en fin es fantástico, un saludo.^^

    Golosina?...que pastelote xDD

    ResponderEliminar
  48. Me encantó esta historia. Muy buena, nada como una promesa.

    Un beso,

    Andri

    ResponderEliminar
  49. Bueno, los problemas con blogger no se han terminado, no puedo comentar en casi ningún blog, pero nunca lo analice desde la perspectiva de una experiencia para contar a mis nietos jaja...Besos!

    ResponderEliminar
  50. Siempre deja una promesa de propina.

    La sombra de lo que fue...

    saludos

    ResponderEliminar
  51. Una promesa es mejor que nada.


    saludos.

    ResponderEliminar
  52. A pesar de condumir solo servilletas, para mí, era el mejor cliente. Excelente, Humberto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. Muy bueno Humberto, siempre es un gran gusto leer tus textos. Muchos cariños.

    ResponderEliminar
  54. ¡Que bello!, esa promesa de propina es mas rentable que cualquier moneda. Esas servilletas con cuentos son un regalo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  55. jaja Parecemos chicos sin golosinas cuando nos quitan el blog por un dia.Todos pasamos por lo mismo, que le vamos a hacer. Un beso.

    ResponderEliminar
  56. Hola, he leído este pequeño relato, me parece muy bonito, podría ser el principio de un gran libro, gracias por hacerte seguidor y darme a conocer el tuyo que es muy bueno.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  57. Bunas, Humberto
    Encantado de leer tus relatos.
    Enorme metáfora.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  58. Precioso, Humberto!!!
    Has logrado algo extraño: sin ser dramático, emociona.

    Besos!

    ResponderEliminar
  59. ¡Que interesante esos instantes de la vida que nos cuentas y como se quedan colgados como un gran relato sin final!
    Un besote

    ResponderEliminar
  60. Ahhhhh, la magia de los bares, pero...los verdaderos , como el de la fot, esas sillas son lo mas,eso es un Bar para gastar servilletas y dejar promesas (aguna vez leyó como y donde escribo mis posts,?)
    Saludito
    Cris//mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  61. Eres un mago, una novela en cuatro lineas, barbaro

    ResponderEliminar
  62. Si fué un buen cliente hay que seguir atendiéndolo como siempre y si además deja sus cuentos hay que agradecérselo... Buen microrelato.

    besos

    ResponderEliminar
  63. Eu gostei muito, porque não deixa mais dinheiro no bar, mas deixa poesia na esquina da vida... e isso alimenta a alma... os dias ficam mais ricos.

    Um beijo enorme!

    ResponderEliminar
  64. Dicen que lo bueno y breve, dos veces bueno.

    De todos modos, eso no salpica a tus otras historias!! Todas son buenas!!

    Muaks!!!!!!!

    ResponderEliminar
  65. Ah!! se me olvidaba..., "I can't doblar la cuchara. Ilusionistas y neurocientíficos" saltó al blog precísamente cuando vi la noticia en la televisión y en ese momento solo una cosa me vino a la mente: "esto tengo que contarlo para que lo lea Humberto".

    ;)

    Biquños!!

    ResponderEliminar
  66. A mi tampoco me afectó el corte porque hay un bar por aquí donde me prestan servilletas. Bsos Humberto, hermoso!

    ResponderEliminar
  67. Es como cuando se corta la luz y decís ahora qué m..... hago???
    Pero qué lindo olvidarse de la tecnología un rato, jugar a un juego de mesa con los hijos, contarles-contarnos cuentos. Y en el bar los cuentos en servilletas y un camarero "gaucho" o simplemente "la nariz contra el vidrio", los pensamientos, pero sin notebook.
    Muy bueno tu mini-mini micro relato post. (Todo eso le queda chico)

    ResponderEliminar
  68. ¡Muy bueno, Humberto! Yo también tuve mi época de servilletas, de snob, alcohol y poesía.

    Un abrazo.

    Por cierto, tu último comentario ha desaperecido de mi blog en circunstancias algo paranormales.

    ResponderEliminar
  69. Volvamos a empezar, seamos hombres y mujeres reales del siglo XXI. Tenemos un largo camino por delante y muy, muy poco tiempo...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  70. Bonita pequeña historia, un abrazo.

    ResponderEliminar
  71. Sr. Vito Andolina, en beneficio de todos los blogueros de esta red,
    le ruego se abstenga de poner innumerables comentarios SPAM,
    en los blogs, simplemente para que caigan en su caña de pescar
    como si de peces se tratara, la gente que escribe aquí no son peces.

    Espero que tenga más respeto por los demás y cuando quiera poner
    un comentario, hágalo comentando el trabajo realizado en cada blog
    de forma coherente, no deje SPAM como es su norma porque es
    lamentable, y con ello solo demuestra una falta de respeto al arte,
    aquí solo cabe la gente que se dedica al arte dentro de unas normas.

    Si sigue con su SPAM, seguiré luchando contra gente como usted.


    (Para su información y disculpen las molestias que pueda causar)

    ResponderEliminar
  72. Muy tierno.
    Me genera decir, poesía.
    El mejor de los escenarios: un bar. Hojas improvisadas: las servilletas.
    Cómo quisiera encontrarte ( a él) en un bar.

    ResponderEliminar
  73. Luis Miguel:

    1. Dejé tu comentario porque no me gusta censurar a nadie en sus opiniones (lamentablemente tuve que colocar la moderación de los comentarios por un anónimo que insultaba sin mayores fundamentos), pero creo que deberías dejar las quejas que tengas hacia Don Vito en el espacio de Don Vito, no creo que entre a este blog a ver qué dicen de él.
    Por otra parte, eso de "seguir luchando contra gente" me suena un poco quijotesco y me recuerda ciertos discursos horrorosos que supimos escuchar en muchos países del mundo por parte de gobiernos totalitarios. Que cada uno cuide de su blog, yo, particularmente no quiero que nadie "luche" por mí, creo que puedo arreglármelas muy bien solo.

    2. No estoy tan en desacuerdo con que Don Vito deje mensajes para ganar adeptos, cada cual tiene su estilo, en lo que respecta a sus textos, me parecen muy buenos, está bien que quiera que lo lean.

    3. Piqué sobre tu perfil y no tienes blog, apenas creaste esta cuenta en mayo de 2011 (en estos días), eso es bastante extraño, como mínimo podemos pensar que "Luis Miguel" no sea más que un nombre falso.

    4. Si dejas mensajes colectivos en otros blogs, tú también estás generando Spam, con lo cual intentas apagar fuego con gasolina, un contrasentido absoluto.

    5. No puedo entenderte en tu extraña cruzada anti Spam, pero sería bueno que entendieras las razones que esgrimo para pedirte que lo hagas donde corresponda.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  74. Hola Humberto!!

    Todos hemos padecido estos días,los problemas con blogger,pero tú has sabido sacar de la nada,tan bella historia,te felicito.
    Parece que estoy viendo sentado,en la mesa del fondo a quién en otro tiempo,fue alguien importante y que ahora sólo puede vivir de añoranzas del pasado.
    Pero le queda lo más importante,su persona y la capacidad de escribir,aunque sea en servilletas,historias salidas de su imaginación.
    Un viejo hombre con un gran corazón y una sonrisa para el camarero que le deja estar.

    Gracias Humberto,por tu historia,le daré también las gracias a blogger,jaja!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  75. me parece muy bueno tu blog,si quieres pasate por el mio y sigueme un beso :)

    ResponderEliminar
  76. Querido Humberto hasta hoy no he recuperado algunos de los posts de uno de mis blogs, todavía me quedan muchos por recuperar que doy por perdidos.. igual que los comentarios.

    Pero es cierto que en este mundo donde la tecnología es lo que impera que quedas totalmente desprotegido...

    Un fuerte beso querido amigo!!!

    ResponderEliminar
  77. Querido Humberto:
    Breve pero sustancioso.
    Estoy de vuelta!!!
    Un abrazo,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  78. Se respira funcionalismo. Hay que proteger el equilibrio que hace que un todo funcione.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  79. Genial esta entrada.

    Ya es suficiente propina que él los honre con su presencia.

    Hoy por ti y mañana por mi.

    ResponderEliminar
  80. Hola Humberto,sucumbido estoy ante tanto talento..un enorme placer estar aquí, gracias, pasa buena tarde, besos ilegales...

    ResponderEliminar
  81. Como alguién ha comentado la crisis golpea fuerte. Ahora ya son golpes bajos. Un relato breve y directo. Los buenos clientes van acompañados de su dinero.Un gran ex-cliente, de esos este pais se está llenando.
    Yo también eché de menos a blogger.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  82. Humberto: Si quedaron olvidadas las servilletas, puede que el dueño del establecimiento se haya quedado con un tesoro de valor incalculable.

    Mi cariño sincero para ti: Doña Ku

    ResponderEliminar
  83. Que penita que ese hombre no pueda ganarse la vida escribiendo. O quizás es que es más feliz asi? Me gusto tu historia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  84. Humberto inscribite en la red,deci que yote recomiendo,hay respuesta,no tenes que pagar nada,paga la editorial, de DEXEODE GEMA MORALEJA PAZ, un a mujer joven,no mas de 49 y pico de años, la mejor escritora lírica,con millones d libros,publicados...a mi me publico el mío,gratis, y habrá dos mas y mi biografía
    un saludo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  85. Es de los que cala hasta los tuétanos del alma

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  86. Me ha hecho mucha gracia, esa fotografía me ha recordado el café-horchateria de la calle Balmes de Barcelona, donde pasaba horas escribiendo poesía, cuentos y novelas, faltando a clase jajaj!!
    Gracias
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  87. Excelente como siempre amigo Dib, al menos el hombre deja una promesa, hay quienes jamas dejan ni una sonrisa, un abrazo cálido...

    ResponderEliminar
  88. En primer lugar quiero agradecerte tus palabras en mi blogg y el hecho de que lo sigas.
    Luego me resta decirte que he estado leyendo un poco de tu narrativa y me parece excelente, tanto en forma como en contenido.

    Yo también te sigo, un gusto realmente. Un beso.

    ResponderEliminar
  89. La crisis económica abruma en cada rincon del mundo...buena voluntad tiene al menos en promesa de propina...un buen texto.

    ResponderEliminar
  90. Hola Humberto.

    Precioso cuento, y el final con las promesas de propinas, muy certero en los tiempos que corren.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  91. Amigo Humberto; las histarias que
    escribes son impresionantes, nada
    más tenemos que pararnos en la
    brevedad. "Un buen cliente".
    Misterioso, anhelante, desolador
    hermos, te felicito. Muchas gracias
    por tu comentario a mi poema,
    seguimos visitándonos.
    Un abrazo
    Ángel.
    http: elblogdeunpoeta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  92. Bueno, más de una vez he escrito en las servilletas de los bares, es una buena solución cuando algo viene de pronto a tu mente, o en un clínex en el tren jejeje…
    En cuanto a los blogs, yo también padecí las consecuencias de según parece un mantenimiento que desembocó en una caída general eliminando últimas entradas y comentarios, pero bueno, subsanado ya, decirte que como siempre, un placer pasar a visitarte ;-)

    Muackss!!

    ResponderEliminar
  93. Grandes relatos en lugares sin sospechar y escritos en lugares infrecuentes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  94. contador de historias,yo te invito a in-genio...podes publicar,lo que sea,
    aprovecha el ahora! antes de de publicar,esa ning responde,contiene,
    y demás!
    un abrazo enorme
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  95. eres muy sensible, tanto por escribir en una cafetería como por escribir un post como este.

    Lo que yo pensé fue: por qué tardarán tanto y más tarde, al comprobar que faltaban y habían borrado comentarios recordé su incompetencia, falta de profesionalidad, su ineptitud...

    lo siento, me descargué en tu blog.

    De todos modos, un placer leerte.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  96. Humberto, eres un artista de las palabras que nunca me deja indiferente...precioso!!
    Estuve de viaje en Sevilla en la Feria, por eso hacia tiempo que no te visitaba.
    Saludos

    ResponderEliminar
  97. Hola Humberto, te acabo de leer y apenas tengo tiempo pero paso a
    responder tus comentarios:

    En primer lugar quiero dejar claro que “seguir luchando contra el SPAM”,
    no significa en absoluto nada “quijotesco”, creo que malinterpretas
    las palabras, interprétalo como una intención de seguir “defendiendo”
    el arte de todos los que están aquí solidariamente.

    2. Te contesto este punto al final.

    3. No tengo blog, si me decido a publicar en un futuro te aviso.

    4. En absoluto estoy generando SPAM, sencillamente porque no
    tengo blog, por tanto, no me beneficio de nada, en lugar de apagar
    el fuego con gasolina como dices, estoy apagando el fuego con agua.

    5. Es el único punto en que te doy la razón, y así como tú dices lo hice,
    todos los comentarios los dejaba en el blog de Vito Andolina, pero él
    los borraba todos, sin dar opción a abrir un debate con intercambio de
    ideas, hubiera sido lo más normal y democrático, por tanto, no me
    quedo otra alternativa que avisar a la gente donde dejaba SPAM.

    2. En este punto dices que estás de acuerdo con Vito Andolina para que
    siga generando SPAM, lanzando la caña de pescar en un mar lleno de
    sentimientos, porque se supone que la gente que está aquí son personas
    y no peces.

    Son personas que con humilde trabajo en su blog se van abriendo camino
    en el competitivo y apasionante mundo del arte, dentro de un respeto,
    comentando el trabajo de cada uno, aquí no se publica para que venga
    otro y pase por completo de leer el trabajo de cada bloguero, y vaya
    directamente al grano dejando el mismo comentario en todos los blogs,
    eso es una falta de respeto que nadie debe de consentir.

    Y para que tú mismo puedas opinar sobre el SPAM, aquí te dejo algunos
    de los comentarios de Vito en lo blogs, estoy seguro que no te gustaría
    dejaran estos comentarios en tu blog:


    Hola, bello íntimo blog, leales entradas,si te gusta la comunión entre palabras, la poesía, te invito al mio,será un placer,es
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    buen lunes lunero, gracias, besos con salero..

    Hola,bello íntimo blog, preciosas entradas, si te gusta la palabra en el tiempo, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos rebeldes...
    Hola, bello íntimo blog, profundas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio, será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen sábado, besos sinuosos...

    Hola, bello blog, íntimas entradas,si te gusta la palabra en el tiempo,la poesía, te invito al mio,serça un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen lunes, besos adoquinados...

    Hola, íntimo y profundo blog, bellas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos cómplices...

    ResponderEliminar
  98. Y permiten además que los sueños vivan en las promesas...

    Saludos atrasados.

    ResponderEliminar
  99. Triste, emotivo, y espero que nunca sea autobiográfico, jajaja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  100. Una bella entrada, Humberto, poética y nostálgica.
    Abrazos desde Madrid.
    Pedro!!

    ResponderEliminar
  101. Hola Humberto, magnífico texto...me deja pensativa mmm así como un dejo de tristeza por algo que fue y no es más...

    Y sobre Blogger es mejor ni pensar, con entradas y comentarios borrados, un caos!
    Te dejo un abrazo,
    Bea

    ResponderEliminar
  102. Muy hermoso el comentario, ojalá todas las golosinas fuesen así de nostálgicas.
    No me pidas disculpas por algo que no has hecho, en tal caso discúlpame tú por opinar sobre algo de lo que no tenia ni tengo idea. Te agradezco eso si, la información porque tendré mas cuidado en cada letra que dejo por estos "intrincados"espacios blogueros....uffff todo esto es un lío eh????
    Saludos!

    ResponderEliminar
  103. Es un bello pensamiento, y es que nunca faltan las historias y personajes que conoces en un bar, un cafe o un salon, memorias que deberian ser escritas, sin duda.

    Aunque he de decirte que por un momento pense que hablabas de mi cuando me quedaba dormido en los bares, al final solo consumia servilletas, pero para otras cosas...

    Abrazo!

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?