4 de junio de 2011

Aquella mañana

-Allahu akbar, Allahu akbar, Allahu akbar, Allahu akbar; Ashhadu an la ilaha illa’llah, Ashhadu an la ilaha illa’llah… Allahu akbar… Allahu akbar…

Estas serían las últimas palabras que iban a escuchar los pasajeros aquella mañana. Llegaban como un canto lastimero desde el fondo del vehículo, donde se encontraba el joven moreno.

Farid tenía 18 años, sin embargo sus creencias (carencias) lo habían convertido en hombre mucho antes de lo usual, aunque no tan hombre, todavía, como para sentirse digno de Dios.

Subió cerca de la estación King’s Cross, llevaba en su espalda una pesada mochila adornada con caracteres occidentales: Just do it, incitaban. En breve, esa mochila impía sería su pasaporte hacia una vida mejor, una vida al amparo del amor de Alá. No estaba ni triste ni nervioso, todo se reducía a apretar el dispositivo cuando dieran las 9:47 y el autobús pasase por Tavistock Square.

Aquella mañana del 7 de julio el clima estaba particularmente agradable en Londres.

133 comentarios:

  1. Estimados amigos:

    Muchas gracias por los comentarios dejados para “Vengo a deshacer mi sueño”.

    Hacía mucho que quería subir “Aquella mañana”, pues es de esos pocos textos que a mí me convencen; aunque no me decidía a hacerlo por obvias cuestiones religiosas; pero me dije: no le debo explicaciones a nadie, nadie me las debe a mí… Así que allí fue.

    Posiblemente con esta entrada se superen las 50.000 visitas a este blog que inicié hace poco más de un año y medio. Estoy muy feliz y quiero que lo sepan.

    Les deseo un hermoso domingo y un buen comienzo de semana.
    Abrazos.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Horror inexplicable e incomprensible desde el ángulo que se lo mire. Al margen, breve y excelentemente contado, la idea descansa completa en mi cabeza. Un abrazo Dib

    ResponderEliminar
  3. Hola Humberto:
    Aplaudo y apoyo tu decisión de publicar el relato, estás narrando una, esa realidad desde el otro lado y eso es inteligente y digno de alabanza.

    Me gustó el detalle de la mochila que lucía el slogan de la marca mundialmente conocida.
    Me gusto que el clima de Londres estuviera particularmente agradable.

    Te felicito.

    Un inmenso abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cargar con esa mochila, no debe ser fácil. "Solo hazlo"...demasiada carga.

    Saludos muchos, Humberto. Buen fin de semana.

    (Hoy no llego tarde...)

    ResponderEliminar
  5. Cuando las convicciones son tan fuertes, no hay edad. Si volviera a nacer, ese chico volvería a repetir cada uno de sus pasos.

    Enhorabuena Humberto; y que nada enturbie tu felicidad.

    Buen domingo.

    Un cálido abrazo...

    ResponderEliminar
  6. Me gusta, como en tan pocas líneas abres un concepto tan enorme.
    Cuando alguien no tiene nada que perder y se lanza a inmolarse a por su país tal vez no sea un dogmático ni un fanático,tal vez simplemente va más allá y está por encima de muchas cosas, incluso de su vida.
    Esto es muy complicado de exponer, creo que lo has hecho de una forma sencilla y magistral.

    ResponderEliminar
  7. No es fácil colocarse en ninguno de los lugares. Coincido en que no necesitás explicar nada. Te mando un abrazo. Ya estoy más libre como para un encuentro.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta, porque es real!
    es crudo y te deja con escalosfríos... :D
    besotes!

    ResponderEliminar
  9. Hola, Humberto:

    Es una de las tantas cosas que no alcanzo a comprender.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. CORI: Gracias por ser la primera, es para mí un honor, te lo aseguro. Si la idea descansa en tu cabeza, algo en mí queda en paz también... se logró.

    GABRIELA: Gracias por el apoyo, te aseguro que es difícil tener un texto durmiendo el sueño de los tontos por cuestiones de autocensura.

    LUNA: No importa el turno, cada comentario me hace crecer, pero me alegro que hayas llegado tan temprano a una entrada.

    BELLE: Otra madrugada compartida, te agradezco por eso. Es difícil que alguien empañe mi felicidad, ahora bien, un hecho podría hacerlo, espero que no...

    BALBI: No dudo que es complicado de exponer, pues la idea no es tomar partido, sino ver los diferentes puntos de vista de un mismo acto.

    DANY: Debo confesar que en mi descargo de "no debo explicaciones" hay un germen de explicación. Pero lo subí, y eso es lo que cuenta para mí.

    BEITA: Un gran cariño, mi amiga chilena, eres siempre de las primeras, de las más afectuosas. Es cierto, una entrada de muy real.

    RAFAEL: Comprender al ser humano es algo que está más allá de mi intención y de mi poder, sin dudas.

    Hasta aquí pude responder a los que ya pasaron, después pasaré por los blogs.
    Un cariño.
    HD

    ResponderEliminar
  11. Leí los comentarios anteriores para terminar de entender, por qué ahora, y por qué asi...
    admito que la estación King's Cross siempre me dió miedo, y eso que andube por la ciudad de la niebla allá en el '99

    ResponderEliminar
  12. Hola Humberto soy Monica tu alumna de portugues de la asociación de magistrados, muy buena tu publicación de aquella mañana me gustaría que la continuaras con los pensamientos del joven "aquella mañana". gracias

    ResponderEliminar
  13. MAGA: Yo paso cada año por ese lugar y nunca deja de producirme una sensación de escalofríos.

    MÓNICA: ¡Qué sorpresa!, a veces me sorprende que mundos míos tan escindidos puedan unirse. Un placer y un honor.
    HD

    ResponderEliminar
  14. Hi my darling!
    (Voy a ser breve porque me atacó una gripe feroz y estoy arruinada)
    Al grano:
    Enhorabuena que decidiste publicar este texto. Sin dudas, es uno de los mejores que has concebido.
    La idea, el desarrollo...
    Es muy potente.
    El hombre es un ser en situación. Cuando "mi situación" es tan lejana a la del otro, no veo forma de tratar de comprender lo que sucede en su interior.
    Creo que el límite es el dolor que uno pueda causar. Y existen tantas maneras de causar dolor...
    Es más, tengo la certeza que
    "el dolor" no es propiedad intelectual de ninguna cultura
    en especial. Am I clear?
    Big kiss my dear friend!
    P/D: No puedo abrir el archivo que me enviaste. Voy a tratar de verlo en la PC del trabajo. :)

    ResponderEliminar
  15. magnifico relato.
    pero por otra parte recuerdos de lo que vivimos en España en los atentados del 11M de manos de esos fanáticos.
    cris
    besicos

    ResponderEliminar
  16. Mi cultura no deja espacio para entender esa otra cultura. Pero como soy revelde por naturaleza me gustaría escuchar su argumento,saber qué ideal persigue ese joven que a punto de lanzarse a pensar por sí mismo y estar listo para cuestionarlo todo, decide en cambio, ese fin.

    ResponderEliminar
  17. Ojalá y lleguemos a ver una humanidad libre de fanatismos de cualquier índole, y que dejemos de ser los rehenes de la violencia.

    ResponderEliminar
  18. Muy buena la entrada de hoy señor Dib, en especial por que mi segundo nombre es Farid y tengo 18 jajajaja

    ResponderEliminar
  19. Me gustó cómo está relatado, casi como una noticia de la prensa, pero despojada de todo sensacionalismo. Y también en ese clima natural y casi agradable, como esa mañana desprevenida, en el que suelen ocurrir estas tragedias que de golpe estallan sin remedio. Simplemente estallan, al amparo de ningún dios.

    ResponderEliminar
  20. Has puesto a todos a reflexionar. A mí, en lo particular, me hace sentir fatal que algunas personas la pasen tan mal que ya no sientan miedo ni nervios. Es fácil obedecer a ese just do it cuando se nace y se crece en el seno de los odios.
    Por eso la gente "civilizada" no debería salir a festejar ninguna muerte, eso si es fanatismo, no desesperación.

    ResponderEliminar
  21. Siempre me dejas con un nudo el la garganta, y lo pero es que ese tipo de historias sucede.

    saludos Humberto

    ResponderEliminar
  22. El fundamentalismo crea monstruosidades, vengan de la religión y o creencias que vengan.

    Tu narración nos muestra el horror que está por llegar en contraste con un bonito día. tranquilo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Esto Humberto, no tiene nada que ver con la religión...
    Me gusta la perspectiva desde la que muestras la escena.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Me olvidé!!! Te quería felicitar por las casi 50.000 visitas y decirte que además de ponerme contenta leerte, me pone muy feliz saber que se valora lo bueno, visitas + seguidores + comentarios hablan por sí solos, no se ve de manera tan contundente en otros blog. A ir por más!!! Besote

    ResponderEliminar
  25. Nunca entenderé a los fanáticos.
    Nunca entenderé que se use la violencia en vez de la palabra.
    Humberto, tu historia sencilla, magistralmente contada.

    Abrazos desde el aire.

    ResponderEliminar
  26. Es Dios amigo de la muerte?, las religiones parecen creelo así.
    Comecabezas y comecorazones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Mientras te leo aparecen las imágenes en mi mente de las terribles horas en N.Y. en Madrid y en Londres, donde quizá niños como el de tu narración no se creían dignos de su dios, y sí fanáticos del odio.
    Un beso y gracias mil por tu visita.

    ResponderEliminar
  28. Difícil guerra la del fanatismo y hasta a veces creo que imposible de ganar. Cuantisimas cosas nos has contado en tan pocas letras. Me ha gustado mucho pesar de que es un tema que me eriza los pelos.
    Enhorabuena por tu número de visitas, pero solas no se hacen. Tiene que haber algo muy bueno para que se produzcan y eso eres tú. Animo ay a doblarlas. Un bessito

    ResponderEliminar
  29. Muy fácil de leer y con algo que está conmoviendo y aterrorizando casi diría que al mundo entero.
    Creo que todo se resume en algo muy inteligente, a mi modo de ver, que has escrito, y es igualar el significado en éste caso de "creencia" y "carencia". Y es que es una pena que en gran parte se deba todo eso a la incultura.
    Nota: Hoy me he levantado profundo, jeje. Gracias por pasarte por mi blog Humberto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Hola Humberto.
    Ante todo dedirte que esa felicidad quie sientes desde que iniciaste el blog mostrando tus obras a tus seguidores, se percibe y es transmitida claramente.
    Nosotros tambien nos sentimos un poco mas felices despues de leer tus textos.
    Me ha gustado el relato. Me has transportado a un fatidico dia que las noticias destacaban un tragico atentado en una estacion londinense.
    Es importante no olvidar lo bueno, pero tampoco hay que girar la cabeza a aquello que marcó la historia tragicamente.
    insisto, muy buen relato, sobretodo por el modo en que lo narras.
    Por cierto, Ya tengo descargado el Skype!!!!
    Me apetece mucho conversar con un autentico escritor.
    Abrazos mil.
    Ricard

    ResponderEliminar
  31. como siempre dulce y sensible poeta nos regalas belleza y profundidad en letras, esta asturiana amiga y admiradora te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de ellas y te manda un besin muy grande ¡¡¡ feliz domingo mi niño¡¡

    ResponderEliminar
  32. ¿En qué pensaría el joven en esos momentos?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Esta tierra está llena de tontos y no caben más en ellas, (aunque si nos apretujamos, aún entran algunos más), esta gente con sus fanatismos nos tienen acojonados y aquí, con tantos derechos húmanos que ellos no llevan a cabo, esta gentuza se aprovechan de ellos, apoyados por unos teocratas que les prometen el oro y el moro, y nosotros siempre en un ayyyy...un saludo

    ResponderEliminar
  34. Religión y fanatismo son dos conceptos que, situados en un mismo contexto, nos producen terror. Y no es para menos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Horrible, no entran en mi cabeza esos tipos de creencias, matar y morir ese es el único objetivo de sus vidas...Ni las entiendo ni las acepto.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  36. Creencias=carencias.
    Cuantos crímenes cometidos en nombre de los Dioses...
    Impecable el relato.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  37. Me produce una honda pesadumbre el pensar en ese fanatismo religioso y político que mutila la libertad y juventud de muchachos con una vida que empieza y, que es sesgada violentamente por lavados de cerebro asentados en los propios intereses personales y en un devastador terrorismo.
    Tu relato es más que evocador, Humberto, es una lamentable realidad. Espléndido, amigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. (Noa del TLF)
    Si más, es simplemente impactante Humberto!

    ResponderEliminar
  39. Vidas cruzadas... sin amparo divino
    Bss

    ResponderEliminar
  40. Buenísimo relato, lleno de verdad y cruda realidad, me gusta como en tan pocas líneas lo dices todo y lo bien dicho que está! Es un placer siempre leerte ;)
    Saludos,
    Bea

    ResponderEliminar
  41. Rubí.
    ¡¡¡tremendo!!! pero lamentablemente real, muy bueno Humberto!

    ResponderEliminar
  42. que duro tu relato y como debe ser encontrarse convencido de que el ser Supremo te espera allà en otro mundo donde todo deberia ser perfecto...que miedo..... un abrazo

    paco

    ResponderEliminar
  43. Entran en el tunel de la escrizofenia: mediante unas creencias, ho unos pensamientos, que hacen impios los opjetos y animales; sin darse cuenta de la podidumbre de su corazón: ¿HO NO?.

    Sirven ha un Dios, sustituido por satan con avitos de monge.Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Muy bueno, Humberto!!!
    Palabras sencillas, en su justo número, para describir una de las mayores atrocidades de estos tiempos.
    Bravo amigo

    Un beso

    ResponderEliminar
  45. (San) realmente impresionante! real y conciso, mejor contado imposible Humberto!

    ResponderEliminar
  46. Sin dudas habrá chances de un domingo feliz para todos aquellos que no viajaron en ese micro aquella manana del 7 de julio.Por supuesto también estarán los que aún lo celebren.Yo no.
    Besos Humerto

    ResponderEliminar
  47. Sí, el clima estaba particularmente agradable en Londres aquel 7 de julio...
    También en Madrid el 11 de marzo hacía un buen día...
    Un besote

    Así que tu foto es de Londres pues se parece muchísimo a una que tengo yo en París. :)

    ResponderEliminar
  48. es increible como las debilidades de "aspirante hombre" se puedan calmar con una dosis de dogmas y promesas de un màs allà mejor del màs acà, donde hay que sudar y sufrir para construir paz y felicidad.
    un abrazo, como siempre preciso en el lenguaje y eficaz en lo breve.
    un abrazo
    Blas

    ResponderEliminar
  49. (CACIL del TLF)

    Es un tema de por demás escabroso, especialmente para este "lado", donde nuestra cultura contradice este accionar, ahora bien, visto desde el punto de vista cultural del "otro lado", es algo que es tan común como comer para subsistir... para nosotros es terribles, para ellos un acto de amor.
    Como todo lo tuyo, excelente Humberto!

    ResponderEliminar
  50. Creo que has hecho muy bien en publicar ese texto. Y aunque recordar esos atentados no sea muy grato, tampoco debemos olvidarlos.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  51. Luis.
    tremendo!!! y pensar que es cierto....lo que son las convicciones, la cultura...excelente relato, de gran calidad Humberto.

    ResponderEliminar
  52. Me gustó mucho Aquella mañana. No toca emociones para mí, no me fanatizo contra los fanáticos, no creo en religiones y no pretendo conocer mentes de desconocidos si no puedo a veces conocer a los que están tan cerca... Y si bien por supuesto no apruebo la violencia siento que hay que cuidarse mucho también de los que buscan excusas para aniquilar pueblos enteros, sin pretender comparar en números las masacres, todo es una cuestión de poderes y no de dioses.
    Me gustó mucho, mucho la manera en que lo escribiste. Justamente en esas 2 palabras Aquella mañana, van colgados tantos hechos, tanta violencia, tantos dedos/cabezas que deciden guerras en tranquilas mañanas, casi indiferentes, mientras por detrás la mañana es negra como el humo que sucede al estallido. Excelente!!!!!

    ResponderEliminar
  53. Es un tema bastante complicado que genera mucha controversia y mucha polémica, me gusta como está presentado, sin golpes bajos.

    La realidad es que durante muchos siglos la iglesia católica se creyó dueña de la vida de otros y en nombre de sus ideales ha cometido verdadera masacres, no estoy de acuerdo con la autoinmolación ni con el suicidio, pero al menos estas personas deciden por si mismas su destino...

    Besote Humber

    ResponderEliminar
  54. No hay con qué darle al fanatismo religioso!

    Buen fin de semana
    Beso

    ResponderEliminar
  55. Realmente una mente con carencias (mal dicho creencias)puede cometer semejantes atrocidades.Se deshizo de una mochila material pero no pudo con la otra que llevan sin darse cuenta.Muy doloroso pero real tu relato. Un beso.-

    ResponderEliminar
  56. El fanatismo surge de la incultura (en todas las religiones) y en la mayoría de los países islámicos abunda. La única solución es la culturuzación eso depende de los gobiernos a los que no interesa. También los nuestros.
    Un abrazo y felicidades por las 50.000 visitas.

    ResponderEliminar
  57. Bien narrado, pocas líneas y la mente de un muchacho a la intemperie.
    Cuando publicamos algo en nuestros blogs a veces es personal, a veces imaginación, y cuando logras meterte en la piel de un personaje y lo haces creíble, entonces simplemente piensas que transmitir es lo esencial.
    Cada persona es un mundo y la bondad y la maldad simplemente puede ser producto del lugar de la tierra donde te tocó nacer.
    Saludos afectuosos

    ResponderEliminar
  58. Nuestras creencias y convicciones siempre nos parecen correctas. ¿Hasta dónde somos conscientes de lo que hacemos? Cometer errores no tiene edad...y siempre somos creyentes de algo.

    ResponderEliminar
  59. Nuestras creencias y convicciones siempre nos parecen correctas. ¿Hasta dónde somos conscientes de lo que hacemos? Cometer errores no tiene edad...y siempre somos creyentes de algo.

    ResponderEliminar
  60. Hola.

    Gracias por pasar por nuestro blog. He estado leyendo algunas de tus entradas y me han agradado, así que seguiré al tanto del blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  61. Me quedo con dos palabras... creencias (carencias)

    Hay que tener poco de nada para hacer algo así.
    Desgraciadamente hay demasiadas personas con tan poco de nada que se prestan a "servicios" para el horror.
    Eres un mago relatando. Me encantó la entrada.
    Felicidades por las visitas, y gracias por compartir tus letras con nosotros.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  62. Humberto: Tengo un relato a cerca de aquel terrible acontecimiento, si me permites usaré tu publicación.
    Mi cariño de siempre:DK

    ResponderEliminar
  63. EXCELENTE! muy bueno,con un objetivo claro!
    gracias por compartir!
    mira no debo estar en la barra lateral,por que no soy poeta,eso lo tengo muy claro,solo soy una escriba,como las de miles de años atrás,que pone lo que ve,expone la realidad y otras yerbas,producto imaginario,desarrollado por el teatro,como ex actriz y directora de un teatro-que se cerró-me permite inventar,situaciones,NO PERSONALES...en el teatro es corriente,común con ejercicios de improvisación...no reclamo nada,de vos,solo esto que acabo de comentar
    un abrazo compañero,de ruta bloguera
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  64. Retratas la realidad que viven muchos jóvenes árabes. Es una pena que la religión se cebe de esa manera con el mundo árabe.
    Es sorprende Humberto, ese pueblo fué adelantado a todos los demás, en arquitectura, en medicina, en sistemas de regadio, aquí en España hicieron una labor inmensa porque dotaron de canalizaciones, construyeron templos, Mezquita de Cordoba, Alhambra de Granada, que te quedas pasmado viendo que ese pueblo tan avanzado en su momento se haya quedado obsoleto en la actualidad y la culpa: LA RELIGIÓN.

    Humberto eres libre (faltaría más) de publicar las entradas que guste, habrá quién difiera pero eso es la democracia YA! libertad para opiniar, libertad para publicar, y todo con respeto.
    un besazo Humberto! me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  65. Feliz domingo para ti Humberto.
    Buena tu entrada. Dura, pero cierta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  66. Aquella mañana cambió el curso de una vida. Cada quien es libre de dirigir su destino.
    Te dejo un cariñoso saludo Humberto.

    ResponderEliminar
  67. Lujoso relato siempre es grato desabrochar la mente y deslizar lapices... abrazos en este domingo de lluvias..


    Ledeska

    ResponderEliminar
  68. Tu relato es fiel reflejo de lo que ocurre.Dura y cruda realidad.En pocas lineas has creado el ambiente situandonos en el escenario.
    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  69. Es por eso que siempre recomiendo estas palabras de Frank Zappa: Para que tus hijos sean intelectualmente felices alejalos lo mas que puedas de las iglesias
    Tu relato una obra de arte, gracias Humberto

    ResponderEliminar
  70. Humberto:
    es un placer haber llegado a tu blogs.
    interesante reflexiòn: no le debo explicaciones a nadie, nadie me las debe a mi-
    es un texto profundo por lo real, y no necesariamente podrìa tener una lectura religiosa.
    inmolarse es un acto de fanatismo, para la cultura Occidental.
    ¡son complicadas las relaciones
    humanas ¡
    cada uno tiene su punto de vista.
    ¡y eso esta bueno¡
    abrazos

    ResponderEliminar
  71. Un acontecimiento que estremece, circunstancias extremas que cuesta comprender. Muy bien logrado. Estremece. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  72. Que terrible leer esto Humberto, los atentados son acciones tan penosas e inútiles que solo sirven para perder vidas humanas, y está bueno que publiques esto, es una realidad porque esconderlas.
    Muy bueno e interesante.

    Besos y buen comienzo de semana

    ResponderEliminar
  73. Hola Humberto!!
    gracias por tus visitas,
    es un honor.
    Gran final para un triste final
    los días no leen planes,
    ni desgracias,
    curioso protagonismo
    por parte de la marca.

    Un saludo,
    Disfruta!!

    ResponderEliminar
  74. Me alegra que lo hayas puesto, es un relato muy interesante sobre una realidad que se da en muchos países diferentes creencias pero de igual manera.

    Un texto excelente, un abrazo

    ResponderEliminar
  75. Vaya, el peso de esa mochila, no la quisiera para mi, como puede haber aun personas que se crean que haciendo lo que hacen van a alcanzar algo más de lo que tienen.

    Me resulta imposible crer que la vida de esta gente se base en cosas tan inhumanas.

    El escrito es ¡¡genial!! me ha encantado y al mismo tiempo me ha hecho pensar.

    Un besín y una sonrisa :)

    ResponderEliminar
  76. todos los fanatismos son terribles, no deparan nada bueno.

    y la religión resulta ser un fanatismo muy peligroso en manos de manipuladores.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  77. Aquella mañana de verano recuerdo que yo estaba trabajando, y recuerdo la sensación de horror que sentí al oír las noticias. La misma que sentí cuando fueron los atentados de Madrid, o el de la Amia en Argentina... Horror.
    Muy bien narrado tu cuento, es el retrato de un instante "cargado". Me ha gustado lo de "Just do it", y como lo has integrado en el texto; no es una simple ocurrencia, sino que refuerza el relato. Estupendo, Humberto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  78. No creo en dios pero si lo hubiera (dios. alá o como quieran llamarlo) estoy seguro que no es ésto lo que quisiera...

    ResponderEliminar
  79. quise decir segura....ha sido un lapsus creo que tengo muy clara mi identidad sexual

    ResponderEliminar
  80. Son monstruos que se enorgullecen de las atrocidades que hacen y las justifican amparandose en el Coran ! Si quieren cambiar el mundo que lo intenten , pero con la dignidad de la Paz y no a traves de tanta violencia.
    Saludos Humberto.

    ResponderEliminar
  81. Que alienación deben de tener en momentos tan límites no ? tan jovenes en su mayoría , mentes tiernas , caldo de cultivo para todo , por desgracia ....todo lo malo !
    Buena Semana
    Cris//mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  82. Farid pudo descansar en el amor de Alá haciendo daño. ¿Curiosa ironía?

    ResponderEliminar
  83. QUÉ TEMA ENORME, Y CUANTO HAY PARA DECIR: TERRORISMO, RELIGIOSIDAD EMPARENTADA AL ODIO MÁS QUE AL AMOR, CONVENCIMIENTO IRREVOCABLE. . .

    MUY BIEN EN PUBLICARLO. POR ESTOS LADOS HAY TODAVÍA LIBERTAD Y LO DIGAS TU U OTRA PERSONA ES REAL...

    SALUDOS!! PATRY

    ResponderEliminar
  84. El signo comercial de la mochila, es un buen recurrente para la reflexión sobre las causas de fenómenos sociales como éste.

    Buena aproximación al tema.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  85. Humberto:
    Estos son los textos que uno querría comentar más de una vez, pues hay un mundo en cada oración. Me gustaría resaltar tu elección de la marca y del just do it como elemento impresindible y genial de tu escrito.
    Es admirable y horroroso.
    Te dejo un besote.
    Sabri.

    ResponderEliminar
  86. Hola Humberto, paso a visitarte, pero es una visita fugaz , de cortesía, te soy sincera.
    Pensé que tu blog era un blog de cocina, aunque si has visitado el mío, verás que mis pensamientos se mezclan con mi cocina muchas veces, asi que te pido tiempo, para leerte bien, y dejar comentarios "como dios manda", me esperarás? eres muy intenso para el poco tiempo con el que he entrado, jajaja.

    muchas gracias por visitarme, un abrazo.

    ResponderEliminar
  87. El fanatismo es algo que no lleva a ningún lado. Y el fanatismo religioso aún menos.

    El terrorismo es un problema con el que nos toca vivir. A mi me ha pasado relativamente cerca y no se lo recomiendo a nadie.

    ResponderEliminar
  88. Creencias-carencias. Me gusta esa relación que has establecido Humberto. Lo bueno de tus relatos es que al contrario de otros vacíos de contenido siempre hay un motivo para la reflexión. Desde mi ateísmo y con el mayor de los respetos, siempre he entendido la necesidad de la religión como una muestra más de la debilidad del hombre.
    Salud.

    ResponderEliminar
  89. Excelente texto que nos deja el sabor amargo de la reflexión, genial lo de Just Do It y lo de carencia-creencia. Es un placer leerte que nos brindes estos textos semanales de gran nivel. Un saludo muy cariñoso.

    Caro..

    ResponderEliminar
  90. Todo un mundo, descrito y sugerido en este magnífico relato.



    Un saludo Humberto.

    Vendré con calma a leer " Vengo a desacer mi sueño"
    Imspira el título.

    ResponderEliminar
  91. Terrible tragedia, horror, sangre, algo incomprensible !
    Buen mensaje relata tu texto, digno de reflexiòn.

    Un beso

    Aurora

    ResponderEliminar
  92. Nunca me tome el tiempo necesario como para leer todos tus relatos.
    Me gustaron, la verdad que es interesante leer a alguien que sabe escribir.
    Sobre la entrada actual, que te puedo decir, el mundo avanza, pero lamentablemente hay culturas que quedaron estancadas muchos, muchos, muuuuuchos años atrás.

    Saludos

    ResponderEliminar
  93. Magnífico Humberto, un texto de antología!! que real y que bien escrito!
    Felcitaciones por las 50.200 visitas!!!
    Besosss Stefi

    ResponderEliminar
  94. Uff!!!! realidad espantosa!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  95. Un cruel y fatal destino, que supera la realidad. Gracias! por tus buenos escritos. Te mando un saludo.

    ResponderEliminar
  96. Tu forma de escribir hace que me enganche a cualquier tipo de texto desde el principio y quiera seguir leyendo más incluso hasta cuando se ha acabado la entrada. Muy bueno Humberto, muy bueno.

    ResponderEliminar
  97. no al terrorismo!! solo podemos decir eso!! en españa han hecho mucho daño!!
    http://digaloquesea.blogspot.com

    ResponderEliminar
  98. Me produce horror que unos cuantos decelebrados veen en la religión la forma de revindicar su causa, no importándoles con sus reivindicaciones religiosas en favor de Alá sembrar en terror y matar a seres inocentes, todavía está en la memoria de las personas de bien ese ficticio atentado. Gracias amigo por compartir. Un abrazo desde la distancia de un amigo.

    ResponderEliminar
  99. Realmente no soy quien para saber los motivos de una religion, tendran su buen lado... imagino, pero creo que el mas fructifero ha sido este, darle excusas a la gente para hacer barbaridades dignas de los tiempos de las cavernas.

    Me gusto tu forma de tratar el tema, un abrazo, Humberto!

    ResponderEliminar
  100. Tan real como la vida misma. La expresión del fanatismo y la manipulación de la religión para adaptarla a unos hechos crueles que sólo cumplen los fines de unos fanáticos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  101. Humberto, Humberto...a ver si te centras de una vez. Esa gente lo hace por dinero, y para salvar a su familia aquí en la tierra... Humberto.

    ResponderEliminar
  102. Indefensión, Indefensión... Jamás dije lo contrario, ni lo a favor, es un texto que nació al ver mi mochila Nike negra arrojada sobre la cama.
    No hay aquí ni inocencias ni culpabilidades, eso sucede en la vida real. Una vez lo dije... yo escribo, fabulo, miento... Indefensión...
    HD

    ResponderEliminar
  103. Vale quiero creerte.
    Pero el artista y el filósofo tienen más responsabilidad.
    Un pintor, un dramaturgo tiene, tenemos, mucha más responsabilidad que un puto político y ¿sabes por qué?...porque la gente nos cree Humberto.

    ResponderEliminar
  104. Eres dueño de tus palabras y las palabras nos hacen libres

    ResponderEliminar
  105. Ufff Humberto!!

    Me gustaria por una vez en la vida ponerme en el lugar de aquel chico para sentir lo que lo impulsa hacer tal cosa...

    Creo que todos seriamos capaz de matar si nos dan una gran razón. (llegar hacia Ala es la del chico.)

    Te felicito por atreverte!!!

    Es exelente el texto, senti escalofríos.

    Ya te sigo!!!

    ResponderEliminar
  106. Hola Humberto, es una lucha para vencer el tiempo y que alcance para todo lo que uno quiere. Disculpas por no pasar antes.
    Tu texto es excelente. Sobrio, preciso. Tan sobrio, que transmite esa rigidez de la fría determinación.
    Sin cuestionamientos.

    Terrible el tema que has tocado.
    Excelente el texto.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  107. Es cierto, es algo imposible de entender. Por más que nos pongamos en el lugar del otro, por más práctica que desarrollemos con la suficiente empatía, resulta incomprensible. Ser capaz de matar a otra persona o muchas personas, por una creencia religiosa, por la convicción y las palabras que otro le ha inculcado, es lamentable y muy triste, somos tan manipulables...

    espero que tengas más visitas porque el texto es digno de ser leído.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  108. No sé si vale la pena escribir, sobre este tema, no justifico, ni por carencias una acción tan despreciable, la de llevarse vidas cobardemente.
    Has puesto el dedo en la llaga, sin lugar a dudas.
    Impuntuales saludos!

    ResponderEliminar
  109. ...Lo más extraño de esos "niños hombres" es su ausencia de miedo a morir y nada de remordimiento por matar...
    Realmente no entiendo a ninguna religión.

    Besitos.

    P.D. Yo creía haber comentado en esta entrada... ¿…?

    ResponderEliminar
  110. Gracias por seguirme en mi otro blog.

    Besos!

    ResponderEliminar

  111. Te deseo pases un fin de semana lo más ameno y cálido posible!!

    La próxima semana vuelvo a mi ritmo habitual...

    Buscando un arco iris un día te descubrí y fui agasajada con el haz de tu sonrisa...

    Está que se pasea por las nubes de chocolate...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  112. Un tema duro expuesto en un lenguaje formal de carga emotiva. Nos adentramos en el relato al son de una vociferación aprendida por los elegidos, será mártir sesgando vidas extrañamente ajenas... Donde Alá le está esperando con un plato caliente, se acabó las miserias terrenales.
    Humberto, me maravilla como manejas conceptos desde una naturaleza cristalina en tus creaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  113. Hola HUMBERTO!!

    Delicado tema,un cuento extraordinariamente parecido a la realidad de cualquier día que se pueda teñir de rojo.

    Has sido valiente publicándolo
    Gracias por venir a verme,te lo agradezco,teniendo en cuenta lo ocupado que estás debido a tantas visitas...mi enhorabuena!!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  114. Un joven de convinciones radicales.
    Es una pena que se siga creyendo que de esta forma se arreglan las cosas.
    El diálogo y el trabajo mutuo es el camino. Espero Y deseo que en un futuro proximo tengamos un mundo mejor para todos. No más muertes de gente inocente por ninguno de los dos bandos.
    MI ABRAZO Y FELICITACIÓN POR ESTE POST TAN DURO Y TAN REAL.

    ResponderEliminar
  115. Economía de medios para describir tanta complejidad. Me gusta el contrapunto de la frase final, aparentemente inocente.
    Tratar este tema como lo has hecho es muy complicado, te felicito maestro!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  116. Alguien tiene que morir para que otros puedan vivir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  117. Espero que ya sea mucho más sabido que antes que el 11-S, el 11-M y el 7-J fueron obra de NATO, CIA y Mossad.

    El protagonista de tu relato, Humberto, no es un suicida, sino un mártir. Pero no olvidemos, en el mundo real, que el Islam, a pesar de los ataques que sufre por parte de la propaganda imperialista de nuestro tiempo, contiene un mensaje humanista de paz, no de muerte y destrucción.

    Otra cosa es cómo algunos pervierten e instrumentalizan esas "creencias" para obtener réditos políticos y económicos.

    Un cordial saludo de alguien que, al igual que tú, ha hecho alguna que otra traducción. Eso sí, aunque polígloto, no soy profesional en el "arte traicionero" de verter textos.

    ResponderEliminar
  118. Mis felicitaciones Humberto,
    ya llevas mas de 50.000 visitas,
    que te has ganado a pulso, cultivándolas con tus buenos pots.
    Pasaba a dejarte mis saludos
    y que tengas un buen fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  119. Perdón Humberto no quería dejar mi opinión como anónimo, pero no me permite de otra forma.
    Estuve leyendo los relatos de la página y cada unos es una pequeña obra en miniatura, sin desmerecer los otros me quedo con la voluntad del difunto y este que habla del fanatismo. Un gran escritor sin dudas. Nicolás.

    ResponderEliminar
  120. Reflexiones que se
    abren con la lectura
    de tu texto, es inmenso,
    amigo,
    repleto de
    filosofía y literatura

    ResponderEliminar
  121. Qué triste que la humanidad llegue a semejante niveles de agresión... Qué crudo..

    Saludos!

    ResponderEliminar
  122. Pero que duro!!!. Es una parte de la realidad actual que sigo sin llegar a entender, ¿como un Dios premia cuando se ha sembrado muerte.?...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  123. mujeresquehacendemasiadomiércoles, junio 15, 2011

    Un post bello lleno de amargura, de mensajes directos,sábanas que conocen lo imperfecto,las miserias, las lágrimas y desencuentros.Y señalan como un mapa las zonas catastróficas.

    Besos

    Clara

    Me ha encantado tu blog.

    ResponderEliminar
  124. Olá Humberto.
    Seus textos são de grande sensibilidade e nos conduzem a profunda reflexão existencial.
    Estou aqui através do seu convite!
    E gostei demais de seu espaço.
    Voltarei muitas vezes!
    Grande abraço
    Alba Simões

    ResponderEliminar
  125. As entrelinhas são deliciosas!Já adicionei seu blog nos meus favoritos e aproveito para agradecer por visitar e seguir o meu!Parabéns, e um ótimo restinho de semana!

    ResponderEliminar
  126. Estupendo final, Humberto, sin el cual el resto no pasaría de ser una descripción de lo que veríamos junto al joven suicida. Es ese final lo que le da un sinsentido a lo que quizá serían los últimos minutos de vida de las víctimas.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  127. Leyendo estas historias se te encoge el corazón.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  128. Hola Humberto, que manera de dejarme helada. Gran destreza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?