20 de julio de 2011

El escritor realizado


Después de muchos años de recorrer editoriales y agentes literarios sin ningún éxito, creyó que había llegado el momento de reconocer su fracaso, pero el escritor no quería morir sin dejar su huella en el mundo artístico, no era justo que su nombre terminase -ignoto- en las necrológicas del diario de su pueblucho. No, su suicidio tendría que ser un manifiesto descomunal, cargado de simbolismo dramático, como así también la carta de despedida, la cual debería ser brillante, trágica, conmovedora. Suicidio y nota de despedida: eso sí que sería recordado. Comenzó con la tarea que consideró más fácil. Escribió cuatrocientas setenta y dos cartas en un año y tres meses de febril actividad, pero, a pesar de la excelente calidad de las mismas, ninguna le pareció que estaba a la altura de sus sentimientos o de su nivel como narrador. Una mano amiga le allanó el camino: a hurtadillas le sustrajo el material y lo llevó a decenas de editoriales. Tusquets, Anagrama y Alfaguara en seguida se interesaron por el trabajo. La puja la ganó Anagrama que publicó el libro de inmediato. En ocho meses, El escritor realizado llegó a las cinco reediciones y vendió más de cuatrocientos mil ejemplares. Superaba así las últimas producciones de Martin Amis, Roberto Calasso y Paul Auster, todas juntas. Sin embargo, el escritor aceptó el éxito con una frialdad sorprendente. Un año después murió de manera extraña, ya siendo famoso y reconocido mundialmente, pero no dejó ninguna carta de despedida. Si fue suicidio o no, hasta ahora la policía no tiene elementos para determinarlo.

139 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por los comentarios para “La llevo en la sangre”.

    Quiero dedicar “El escritor realizado” a mis dos colegas del blog “Tres de un par perfecto”: Sucede y El hombre de Alabama, pues en ellos se refleja el ejemplo de tantos escritores excelentes que aún (sólo aún) no alcanzaron eso que algunos denominan ‘éxito masivo’. Hago extensible esta dedicatoria a todos los que suben cada semana una bella entrada en sus espacios para que podamos entretenernos y disfrutarlos.

    Recomiendo fervorosamente, casi con una ceguera religiosa, que visiten el blog “Tres de un par perfecto”, hay allí una nueva entrada: Redundancia.

    Escribí demasiado.
    Un gran cariño a todos y feliz día del amigo a los les quepa, pues no sé si está internacionalmente considerado.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Humberto.
    Aquí en España no se celebra el día del amigo, pero llevo varios blogs esta tarde en los que sí aparece. ¡Feliz día, amigo!

    En cuanto a tu nuevo escrito, no sé si me he perdido. Las esquelas aquí son todas prácticamente iguales, siguen un esquema predeterminado. Supongo que tendré que leer más veces el texto o enterarme de si por ahí se hacen de manera diferente.

    Ah! Ya he pasado hoy por el blog de los tres...

    Un abrazo muy fuerte.

    Biquiños.


    Carmen.

    ResponderEliminar
  3. Hola Humberto:
    Primeramente feliz día de la amistad.
    Y después pobre escritor el protagonista de tu entrada, si que lo veía todo negro, nunca mejor dicho.
    Bien deduzco este escrito comno una novela de misterio.
    ¿Quién ejecutaría el final del libro de su vida.?
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  4. Por el comentario de Carmen veo que hay una gallega más que yo. ¡Que ilusión!
    Y como bien te dijo ella, no, no se celebra el día del amigo. ¿Será porque es más difícil encontrar un amigo con quien celebrar? No lo sé, pero sería un buen debate.
    Carpe diem!

    ResponderEliminar
  5. Hola Humberto:
    Esta entrada es bastante suave (jaja!!)y tierna. Me encanta ¿QUién llevó su material a editar? Más que una mano amiga, yo diría que su angel de la guarda...lo que pasa que éste no siempre puede ejercer como tal. ¿Mi opinión? No, no es suicidio, es la vida - o la muerte - que nos sorprende cuando menos lo esperamos.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  6. Por alguna razón, que aún se desconoce, la misma persona, en muchos casos programa su muerte; es decir -no científicamente comprobado- que alguien puede decir: "Yo, me muero cuando muera mi madre", la madre fallece y él también. Sea, el protagonista programó su muerte, instaló su muerte en el subconsciente, alter ego, psiquis, -tú sabes más de ello-, espíritu, alma, o como quiera llamársele ¡y murió! Colorín colorado. Punto.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Entonces, murió y claro que dejó su legado, o sea, todas las cosas que escribió. Bien será recordado. Pero no sabemos si era joven, viejo, porque si bien es cierto que no hay edad para ser escritor. ¿Por qué ese interés de ser recordado?

    ResponderEliminar
  8. woooow! q buena entrada! 1saludo!

    http://estatuariosoleado.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. http://estatuariosoleado.blogspot.com/

    woooow! q buena entrada!

    La historia que ha narrado aunque fingida/bien puede figurar el maleficio/de cuantos ejercemos el oficio/de cambiar en palabras nuestra vida -Jorge Luis Borges

    ResponderEliminar
  10. Hola Humberto,

    Feliz Día del Amigo! Disfruta y que lo pases muy bien.

    Te dejo un abrazo.

    P.D.: muy bueno tu escrito.

    ResponderEliminar
  11. Feliz día!!!

    Increíble la forma en que pierde el interés después de haberlo conseguido. O tal vez el éxito llegó cuando ya no significaba nada. Inspirador y con un vocabulario amplio.

    ResponderEliminar
  12. Un disfrute leer tus relatos.
    Para mi que esa mano amiga se lo .. "cargó".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. A veces los árboles no nos dejan ver el bosque...mejor reaccionar rápido y cuando llega el éxito disfrutar de él y dejar los planes macabros a un lado.

    ResponderEliminar
  14. Humberto, excelente entrada, como escritor también soñamos con ser reconocidos de algún modo y no quedar en el olvido ... me ha gustado mucho y gracias por pasarte por mi blog ... me quedo y te sigo ...... Michel

    www.micheldeb.tk

    www.lamalapoesia.tk

    ResponderEliminar
  15. Me da la impresión que este escritor tenia más vena narcisista que artística por un lado, porque vaya manera de querer llamar la atención, al precio de su propia vida. Una vez conseguido ese propósito resulta que el narcisista era un amargado crónico porque una vez conseguido el triunfo como escritor se quedó vacío, quizás su verdadero propósito en la vida era terminar con ella y se dio cuenta que no necesitaba una meta, una excusa, una ilusión para seguir viviendo, porque no pertenecía a esta vida.
    como me he liado....
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Ciao Humberto è proprio questo il modo per essere ricordati ,non fare nulla e gli altri lo faranno per te, se meriti ...
    Un grande abbraccio !!

    ResponderEliminar
  17. Ciao Humberto è proprio questo il modo per essere ricordati ,non fare nulla e gli altri lo faranno per te, se meriti ...
    Un grande abbraccio !!

    ResponderEliminar
  18. Ciao Humberto è proprio questo il modo per essere ricordati ,non fare nulla e gli altri lo faranno per te, se meriti ...
    Un grande abbraccio !!

    ResponderEliminar
  19. Ciao Humberto ,non si deve far nulla per essere ricordati ,saranno gli altri a farlo , se meriti ...
    Ciao un abbraccio !!

    ResponderEliminar
  20. Lo de "excelente" y "éxito" no irá por mí. Que soy un simple juntaletras, Humberto.

    ResponderEliminar
  21. me siento completamente identificado con lo que dices, la frustración del escritor, el "ya le llamaremos", el "nuestro departamento de lectura está analizando su novela" (durante dos años)
    lo dice uno que tiene tres novelas en el cajón del pupitre
    por suerte, es verdad, una publicada, dejaré el suicidio literario para otro momento
    saludos Humberto desde el maestrazgomagico.blogspot.com
    RAUL

    ResponderEliminar
  22. Hola compañero.
    Cuando un artista, es artista y ademas un hombre de palabra, difilmente pude cambiar el destino trazado en su mente tridimensional.
    Cambiar algo en un momento dado, podria significar dejar imperfecta su obra maestra, la que le permitira ser inmortal, incluso despues de la muerte.
    Tal vez nuestro exito nunca lleguemos a verlo, pero nuestro descanso será envidiado.
    Un abrazo desde Craccovia.
    Ricard

    ResponderEliminar
  23. (¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)
    *`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´
    ¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ º° ¤

    *`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´¡¡ FELIZ DIA DEL AMIGO¡¡
    *`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´
    ¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ º° ¤

    ResponderEliminar
  24. Que mano amiga más oportuna, y qué efímero que es el triunfo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Tanto trabajar para terminar como él no queria. Así es la vida.

    ResponderEliminar
  26. Dramatizar la vida por no llegar y morir cuando se llega, por falta de meta.

    FELIZ DÍA DEL AMIGO !!!

    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  27. Ahora será recordado y se harán cábalas con su muerte...Todo un éxito.

    Me encanta Tres de un par perfecto. No me pierdo ni una entrada.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  28. Murió de aburrimiento seguramente. Si ya había escrito su propia muerte que más le quedaba por escribir que fuera trascendente, no?
    Abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  29. Cada escrito es un deleite, no es solo un halago, me gustan tus escritos y me gustaria que ese éxito masivo lo disfrutas mucho, mucho más que este triste personaje.
    Feliz dia del amigo. Aquí no se celebra, pero al enterarme de que por allá si, me ha parecido un bonito homenaje a la amistad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Hola, Humberto:

    Vaya suerte, ver el sueño realizado y morir sin disfrutarlo.

    Feliz día, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. My God!!!
    Este es el típico caso de:
    "No busques demasiado algo, puede que lo consigas"
    Y después, ¿¿¿qué????
    A veces se extinguen todas las fuerzas durante las batallas, y luego al "ganar" la guerra, ya no queda NADA...
    Excelente texto, H!!!
    Gracias por pasar por el blog y te retribuyo el saludo:
    Con todo mi cariño, Feliz día Amigo!
    Sweet kiss for you!

    ResponderEliminar
  32. Creo que quisiste transmitir una historia muy diferente a la contada, aunque le sirva de vehículo. Coincido con Bee, se trata de los que ganan las pequeñas batalla y pierden la guerra, porque ya no tienen un objetivo para seguir peleando. Tengo que seguir con las alabanzas? Sí, es un texto diferente a todos e igual a los tuyos. Una paradoja. Besotes. Caro

    ResponderEliminar
  33. Saludos Humberto, un cordial y fuerte abrazo amigo, feliz día de la amistad.

    ResponderEliminar
  34. Ten cuidado con lo que deseas, podría cumplirse...

    Impecable Humber, como siempre...

    Besos bocetados

    ResponderEliminar
  35. Hola!

    Por aquí de nuevo; ya sabía yo que me había perdido en algo. Asunto resuelto... Pero ahora sí las dudas más pequeñas. El escritor empieza por lo más fácil, la carta. No le convence, escribe otra, y otra y así hasta más de doscientas... ¿cartas de suicidio?

    Ayer álguien me comentó que a veces el lector confunde realidad y ficción; el escritor escribe, y puede escribir tanto una cosa como la otra. Quien lo lee lo interpreta a su manera ¿se convierte en paradoja tener tantas cartas de suicidio, reeditadas por encima, y que la realidad se vea como ficción? ¿o es su muerte la paradoja? que no haya sido suicidio, sino muerte natural.
    ¡Qué difícil es saber lo que tiene el escritor en su cabeza! (eso va por todos, incluso los que como dice Alabama, solamente unimos palabras, unos mejor que otros... otros las mezclamos como en la batidora, a ver qué sale...)

    Que sí, que me gusta leer estos escritos que me hacen darle tantas vueltas a ver si me entero de algo, aunque al final me entere de que me he equivocado en todo (¡cuando me entero!)

    Al menos voy empezando a aprender algo y me lanzo a decir cositas como que este escrito tiene todo atado y bien atado...

    ¡Un abrazo!


    Biquiños en la noche...


    Carmen.

    ResponderEliminar
  36. No te has equivocado en nada, Carmen, lo hago público, se trata de esos vericuetos que tiene la lengua española y sus diferentes modalidades.
    ¿Qué los escritores confundimos realidad con ficción? Ah, no no, ahí sí que te has equivocado, le diré a mi dragón que vaya por tu blog a lanzarte algunas llamas.
    Cariños a todos.
    HD

    ResponderEliminar
  37. No, no no!! que los lectores confundimos realidad con ficción.
    ¿Volví a meter la pata?
    ays!

    ResponderEliminar
  38. ¡Quieeeeeto, parao!

    ¡No me equivoqué!

    Copio lo que escribí:

    Ayer álguien me comentó que a veces el lector confunde realidad y ficción; el escritor escribe, y puede escribir tanto una cosa como la otra.

    (Huy, vaya día llevo...)Ja ja ja

    En fin, si quieres mandar al dragón puedes hacerlo, se encontrará una leona, una dragona y una murciélago (¿cómo es su femenino..?), dependiendo del horóscopo al que te quieras referir... Y si no, pues a una gatita que suele tener las uñas muy largas, jeje.

    ;)

    Muaks!!!

    Carmen.

    ResponderEliminar
  39. Feliz día del amigo para ti también.
    Y la muerte tendríamos que dejarla ahí donde debe de estar sin atraerla antes de lo debido, ella sabe muy bien cuando venir, pero si la llamamos insistentemente quizás llegue antes.

    Besitos y sonrisas mil :))

    ResponderEliminar
  40. Es una manera hermosa de hacerse eterno. :-)

    Feliz dia do amigo!!! Assim mesmo, em português. :-)

    ResponderEliminar
  41. ¡¡¡Feliz día antes que nada Humberto!!!.
    Pensaba en el escrito, no en sí sobre el escrito porque vos describís todo tan perfecto que no te hace pensar en la narración y durante ella, pero sí me quedé pensando en el final. No creo que se haya sido suicidio, para mí fué asesinato. ¿Podrías continuar esta historia?, está más que interesante. Ese amigo que llevó a las imprentas sus cartas... mmmmm no sé, sospecho de él.
    Si vamos a volar la imaginación dejame usar mi 1/4 de neurona jajajjaja. ¡¡¡ME ENCANTÓO!!!, Misterio, intriga, está para seguirlo.

    ResponderEliminar
  42. feliz dia del amigo.....
    Alguien me comentò que para ser un buen escritor se debe sufrir y padecer y asi es como llega la inspiraciòn.....vosotros que sois escritores sufris y padeceis males?...creo que es un error...un abrazo
    paco

    ResponderEliminar
  43. Hola Humberto.

    Sospecho que ese anhelo lo tenemos todos, luchamos por alcanzarlo, nos desilusionamos, en fin.... Después sospecho que es en vano, y lo que importa es escribir.

    Me gustó, claro.

    Te agradezco por los consejos, los buenos augurios y por pasar a visitarme.

    Un saludo grande!!!

    ResponderEliminar
  44. Una triste realidad. Menos mal alcanzó la fama a esas alturas. ¡Cuantos no!

    En Guatemala, tampoco se celebra el día del amigo. Este es el primer año que lo empiezan a celebrar.

    Feliz día amigo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  45. ...era su destino....?!?!?!?!?!
    un abrazo
    y Feliz dia del Amigo!!!!

    ResponderEliminar
  46. Coincido con Dany y también con que (aunque no me guste la comparación con las batallas y la guerra) es más estimulante todo lo que se hace para lograr algo, que el vacío de no tener más nada que hacer. Además, sus 472 cartas no le alcanzaban, y no quiso dejar una carta que no estuviera a la altura de sus sentimientos. Si hay algo que caracteriza tus escritos es que nunca me quedo conforme de haber hecho todas las lecturas posibles. Increíble, hombre, ya estoy como el escritor, absolutamente insatisfecha por no poder penetrar hasta en el último significado.
    Bueno, que para vos sean millones de producciones y nunca feas cartas tristes. Y que sí, que es linda también la publicación, aunque a veces injusta y se publique cada bodrio... Y que también son invaluables las manos amigas.

    ResponderEliminar
  47. Me olvidé de algo, esa foto me hace acordar a alguien que pasaba largas horas de noche escribiendo o leyendo. Esa posición, esa luz, poca, esa concentración. ¿Hay algo más lindo que disfrutar de esto?

    ResponderEliminar
  48. (San, TLF)
    Amigo, no dejas nunca de sorprenderme, tu dinámica, tu imaginación, tu estilo tan personal hace que uno este expectante hasta ese punto final...ni te imaginas el placer que me produce leerte, siempre vas más allá y eso amigo, solo lo puede lograr un escritor como vos. Muy Bueno!!!!!

    ResponderEliminar
  49. Humberto, me gustó leerte, me sorprendió, hace mucho que no leía algo que me atrapara. Gracias por pasar por mi blog, yo también te voy a seguir, Gracias!

    ResponderEliminar
  50. Murió en la cumbre como los grandes.



    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Puedo venir 10000 veces y nunca dejas de sorprenderme, esa habilidad para cambiar de tema, para regenerarte como escritor, un camaleón maravilloso.
    Coincido con otros lectores, Humberto, nos mostras la derrota que encierra una victoria. Además de ser una buena historia de suspenso. quien lo mató?
    Besos.. Sabri.

    ResponderEliminar
  52. Qué pasa cuando decretamos algo sobre nosotros, Humberto??? Vos lo sabés mejor que nadie... Felíz día, Yo lo celebro y te nombro entre mis amigos! Un honor. Abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Creo que en el fondo no era el libro por el cual deseaba manifestarse.
    Las cartas que escribimos en algún momento manifiestan un sentimiento pasajero que acaba perdiendo vigencia, hasta para nosotros mismos.
    Tiene una garra de ahogo y frustración, y está bien dibujado en cuanto a la perspectiva que presenta.

    ResponderEliminar
  54. Vaya yo como siempre tarde !!!!!!!!!!!!!

    Pero bueno es muy bueno el relato Humberto. lo que me pasa es como a Carmen tantas cartas escritas eran de su suicidio?? Anque claro viniendo de tí siempre nos dejas con la miel en la boca o con la duda abierta...

    Mil besos y feliz resto de semana querido amigo . Me voy al otro blog Tres de un par perfecto!!!! que ya llego tarde como siempre!!!

    ResponderEliminar
  55. Me gustó mucho. El tema editorial y esa muerte extraña... quizás no esté muerto... cambió de vida y volvió a ser un escritor en el anonimato que escribe lo que le pide el cuerpo
    Saludillos

    ResponderEliminar
  56. La vida es inmanipulable. Sólo en las artes podemos estirarle las aristas, lijarle los bordes, ponerle límites.

    ResponderEliminar
  57. Eres un guionista nato, abres el melon y das pie a unos desenlaces totalmente inesperados.

    En este caso el escritor podía haber encontrado una razon de vida, pero la publicación de su carta de suicidio y su soberbia podían o no haber truncado sus planes.

    En fin gracias, por esta historia, muy buen trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Feliz día del amigo.
    que tengas una buena semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. Sencillamente genial, Humberto. Como siempre, para reflexionar, para identificarte, para felicitarte sinceramente... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Muy buena entrada Humberto.
    Todo: 10.
    Un beso

    ResponderEliminar
  61. Hola Humbreto.
    Extraordinario,relato. Muchas veces cuando las cosas que deseamos llegan, no causan el efecto por el que tanto se suspiró. Lo que se había instalado en su mente no era el éxito, era la muerte.

    Ayer recigí en urgencias a una amiga que por segunda vez se la llevaron los equipos de emergencia , ya sabes, lavado de estómago , tratamiento Psiquiátrico y hasta la próxima...

    feliz día del amigo,

    aloe.

    ResponderEliminar
  62. Pues creo que la primera vez no deseaba suicidarse en realidad, sólo era una idea, por tanto, la segunda muerte fue el suicidio de la idea del suicidio y así arrasó con todo.
    Vender su alma a la industria editorial, cambiarla por fama y querer recuperarla de nuevo tiene esos costes.

    Un relato del que se puede seguir reflexionando largo y tendido, como es habitual en tu prosa, que cada día me engancha más.

    Tus textos son puertas, umbrales.


    Un abrazo enorme, amigo.

    ResponderEliminar
  63. ¡Felíz día del amigo! le habrá dicho al escritor esa mano amiga que llevó sus cartas a las editoriales.
    Estupendo texto, Humberto.
    Y felíz día del amigo. Aunque en España no se celebra, yo sigo con la costumbre argentina :)

    ResponderEliminar
  64. Hola mi buena amigo, pasé por aquí por tú hermoso espacio para saludarte y también agradecerte tus bonitos comentarios que siempre me dejas cuando me visitas. Bonito post, precioso y hermoso todo lo que escribes, pobre escritor se ha ido de este mundo cuando empezaba a tener éxito. Que pases un feliz fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un abrazo desde la distancia de un amigo.

    ResponderEliminar
  65. Gran relato Humberto, supongo que el escritor se suicidó sin más tras escribir las 472 cartas de despedida y suicidio que al mismo tiempo le otorgaron fama, que por otro lado no apreció al no entrar en sus planes conocer su reconocimiento, éste debía llegar tras su muerte... un desajuste en los tiempos de sus planes que frustró sus expectativas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  66. Malos tiempos para las letras, hay que brillar demasiado, de toda vez que esto no es garante alguno de alcanzar cima. Banalidad y de lo comercial, absurda carroña literaria a la masa borrega, que oye dicen es buena vamos a comprarla; de toda vez que los editores: "esto vende, esto vende".
    Ay marchita ringlera de libros por mi mano escritos y por mi alma creados, por el mundo apático y la reducción de posibilidades, inflamados. Olvidados.
    Aunque, el suicidio en mi consideración no es opción, ¡que gran plectro para lo que se escribe, que sublime inspiración!

    ResponderEliminar
  67. Humberto, la búsqueda del camino que lleva a alcanzar un objetivo es muchas veces más apasionante que su logro.
    Que el éxito sea tu logro y la felicidad tu recompensa al encontrarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  68. Tu pluma es maravillosa Humberto!

    Mejor seguir siendo de culto que masivo *

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  69. Leí anoche esta historia y la verdad... he soñado algo relacionado,tiene que haber sido por su lectura...
    Ya sabes, en lso sueños se mezcla todo y el cóctel, la mayoría de las veces suele ser, a mas de absurdo, de dar miedo!

    Qué lástima de escritor, eh! Toda la vida buscando el éxito, y lograrlo de semejante manera...

    Un abrazo!
    ;)

    ResponderEliminar
  70. Muy bueno Humberto, tengo una novela a medio escribir que va más o menos por ahí la idea.

    TE mando un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  71. Sus herederos recogerían sus ganancas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  72. Curiosa historia, aunque hay escritores que no llegan a ser reconocidos hasta después de su muerte. Tolkien o Larsson nunca llegaron a ver las pelis de sus libros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  73. Pero logró su objetivo.. :)
    Muy buen relato!
    ¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  74. Fascinante!! y ademas muy real,pues es cierto que hoy por hoy,que te publiquen una novela es como pretender pescar en el desierto,si no tienes nombre(famosillo de tres al cuarto)no publican.Que he leido yo cada libro,que pa echarse a correr y no parar...hay muchisima más calidad en la escritura de muchisima gente en internet que de otras con mucho renombre y que no valen pa ná..
    Besoooooooos.

    ResponderEliminar
  75. Yo creo, Humberto, que paradójicamente el éxito le perjudicó al escritor de tu relato. No pudo ya esgrimir lo de Scott Fitzgerald:
    "Hablo con la autoridad que da el fracaso"
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  76. Murió realizado.
    Muy buen relato Humberto.
    Espero hasyas tenido un feliz día del amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  77. zarrapastroso, no escribas tanto y lee más.

    un saludo compadre

    ResponderEliminar
  78. Hola,le he estado leyendo y es increible.Esta entrada me hizo preguntarme el porque aveces son más reconocidas las personas en su muerte que en la vida propia.

    Gracias por la entrada,

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  79. Cada vez que te leo reconozco en tí a una persona brillante y talentosa. Excelente trabajo, como todos los que te he leído. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  80. Hola Humberto! fenomenal relato; muy feliz dia de la amistad.

    Un abrazo;)

    ResponderEliminar
  81. Mis estimados, me parece que el camino de escritor no es facil y para que alquien pueda jactarse de tan divino oficio, merece mi escepticismo y mi respeto, por otra parte el exito del escritor, a mi perspectiva, finaliza con la personal conexion en lo que quiso expresar el escribiente y el lector, no es que lo lean miles si no con que alguien lo entienda.

    ResponderEliminar
  82. Tal vez, cumplió su máximo deseeo y sintió, que ya no le quedaba nada por hacer, o tal vez, ese era el colofón final de su obra, un epílogo a su existencia. Gran Relato Humberto. Como siempre, sigues deleitándonos con tu magnífica literatura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  83. Humberto: siempre es un placer leerte. La calidad de tus relatos, la capacidad de en tan pocas palabras transmitir tanto, es excelente. Gracias!

    ResponderEliminar
  84. Hola Humberto
    Solo paso a agradecerte tu visita, vendré con más tiempo para ver tu blog que me gustaria leerlo con más detenimiento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  85. Que mala suerte de este Escritor, creo le falto confianza en sì mismo aunque finalmente su trabajo fuè reconocido y se fue dejando huella de ello.

    Gracia por pasar por mi espacio Humberto. Un placer visitar el tuyo...Besos

    ResponderEliminar
  86. En los blogs veo a veces tantos escritores, dibujantes, músicos, tanto artista bueno.
    Y en contraposición tanto mediocre con éxito.
    Me parece un poco injusto.
    Claramente estas dentro del grupo de escritores talentosos.
    Tenes algun libro?

    ResponderEliminar
  87. Ojalá le hubiera pasado eso al pobre John Kennedy Toole, a él sí que le llegó el éxito demasiado tarde...

    ResponderEliminar
  88. Hola Humberto :) Gracias por pasarte por mi blog y hacerte seguidor. Escribes muy bien. Lástima que consiguiera el éxito y al poco tiempo falleciera. Aunque supongo que es una forma de ser recordados cuando estamos en la cima. Tienes un blog muy interesante, así que me quedo en tu casa para seguir leyéndote. Un saludo =)

    ResponderEliminar
  89. Hola Humberto,
    muchas gracias por tu visita a mi blog y por tus palabras.
    Te he devuelto la visita y por lo poco que he leído creo que me va a gustar entrar de vez en cuando en tu blog. Lo haré con más calma para leer más cosas de las que tienes publicadas.
    Saludos desde España.

    ResponderEliminar
  90. ¡Hola Humberto!
    Me he paseado por varias entradas de tu blog y descubro en él un gran narrador. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  91. Un millón de gracias por tus palabras en mi rinconcito, me alegro que la casualidad hiciera las presentaciones.

    Un abrazo de viernes desde los Pirineos.

    Marta.

    ResponderEliminar
  92. No se porque..leyendo el relato
    me hizo acordar de la pelicula de "La ventana secreta" o de "Misery" en donde la literatura tiene una psiquis reveladora pero en las palabras y no en los hechos.

    Besos mil.

    ResponderEliminar
  93. Lo mismo ya cumplió lo que quería y decidió que podía dejar el mundo...
    Hay muchas personas que cuando creen que ya han realizado su cometido en la vida, deciden que pueden morir en paz, y aunque no se suiciden su cuerpo empieza a marchitarse.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  94. Humberto:
    hay escritores que buscan ser populares¡ otros pretenden pasar a la inmortalidad¡ y otros estan muertos en vida¡.
    brillante tu escrito.
    besos amigo
    pude entrar a comentar gracias san blogs¡

    ResponderEliminar
  95. Me gustó la trama,y no esperaba ese final!!!
    Bueno!!
    besos Humber!! y llegué amigo!!
    buen finde!

    ResponderEliminar
  96. Después de cuatrocientas setenta y dos cartas de despedida tampoco pasaba nada si no se escribía la última. El éxito para un escritor es algo esquivo y con caminos desconocidos. Te das cuenta al llegar y no sabes como. Un buen escritor nunca está realizado, siempre quiere escribir slgo más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  97. Καλημεραααα....helloooo from Greece and ΣτάΛες στο ΓαΛάΖιο blog team!!!

    ResponderEliminar
  98. Como siempre, es un placer leer aquí.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  99. ¡Ya llegue! Feliz día del amigo atrasado a todos!! XD...
    Ohh la verdad me dejo intrigada el hecho de que murió así tan repentinamente, a lo mejor el publicar y llegar a tener éxito era la finalidad de su vida, como se había logrado, murió, según yo. Pero ahora me hace preguntarme sobre la mano amiga y porque no quiso ese éxito como venía... muchas muchas dudas me has creado, eso es bueno :D

    ¡¡Saludotes!! voy a darme el rol mas seguido por aquí.

    ResponderEliminar
  100. Por cierto que bonita esta foto, me encantan los días así, nublados.

    ResponderEliminar
  101. Bueno creo que hoy si le atine, esun gusto poder leerte, tu amigo SL

    ResponderEliminar
  102. Se me olvido decir, ¿Que paso con este escritor? ¿Realizado y frustrado a la vez?, saludos amigo

    ResponderEliminar
  103. Supongo que lo ha conseguido todo el mundo hablará de su muerte o no?

    ResponderEliminar
  104. Morir, después de sentirse realizado no está tan mal. Al fin y al cabo todos moriremos un día así que...¡que mejor que hacerlo una vez que ya se ha desarrollado literariamente! Era su sueño,¿no?
    Un beso, Humberto.

    ResponderEliminar
  105. Humb, me gusto mucho! Uno pelea tanto por las cosas que quiere, y a veces, a pesar de todo, no llegan,
    y si llegan desde otro lado... no es igual.
    El personaje me gusto muchísimo.
    Te dejo un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  106. En primer lugar aun algo tardio,feliz del amigo,y decirte que me gusto tu entrada.
    Gracias Umberto por estar ahi.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  107. Me encantó este relato. Excelente!
    Sabes, me entretuvo de principio a fin. Creo que está muy cerca de la realidad.
    Bueno, feliz día de la amistady buen fin de semana!

    Abrazo grande.

    P.D. Por si tienes tiempo, te invito a leer mi cuento "El pueblo"

    http://wwwpoesiaytransiciones.blogspot.com/2011/07/el-pueblo.html

    Gracias de antemano :-)

    ResponderEliminar
  108. Hola Humberto, es un placer visitar tu interesante espacio y desde ahora me quedaré con tu permiso. Muy buena la historia del escritor realizado, creo que todos nos identificamos con él. Recibe mi abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  109. Humberto: Grandes amigos me han traído hasta aquí pues nos hemos cruzado por sus blogs y me "picó el bichito de la curiosidad"; aquí estoy por el antídoto. Me has sorprendido gratamente. Me gusta tu manera de narrar, tus historias, tu personalidad. Voy corriendo a ponerte entre "mis links preferidos" así estaré atenta a tus nuevas entradas. ¡Felicitaciones! Me alegro de haber encontrado un lugar al que no hay que perder de vista. Un beso grande !!!

    ResponderEliminar
  110. Humberto, sólo tengo tiempo ahora mismo para leer esta última entrada tuya que me ha llegado al alma, me voy a trabajar (si has leído mi entrada sabrás que voy a barrer la feria, pobre de Janita...) pero volveré segurísimo porque me encanta. Aunque ¡con tantísimos comentarios no sé cómo tienes tiempo para nada! Pero gusta tanto, ¿verdad?
    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  111. Estoy convencida que cuando uno quiere morirse es capaz de hacerlo y no necesita suicidio. Quien sabe lo que pasa por la mente de cada uno? Ni siquiera un “medico de sentimientos” (me gusta llamarlos asi) Supongo que nadie es capaz de desnudar su alma del todo y siempre guardara cosas para sí. El lo quiso así, pues así fue.
    Aunque tarde, feliz día de la amistad. Mis felicitaciones por el blog compartido, dice mucho a vuestro favor el haber hecho algo así. Un bessito

    ResponderEliminar
  112. :)
    Tu historia es mucho mejor que la mía, y no lo digo por hacer un cumplido. La mia es un pequeño suceso que le ha ocurrido a un conocido, que después de escribir y escribir le han tildado de falsificador, un vil imitador y no es así, es una persona que se deja llevar por sus personajes (o quizá tampoco sea esta la explicación...). En todo caso, no es mala persona para que le acusen indebidamente.

    Tu relato me recordó, en parte, a la biografía de Stieg Larsson, toda su vida escribiendo y a falta de unos meses para que le publicaran su primera novela, fallece de un infarto al corazón. Da qué pensar, sobre todo por el tipo de vida, la presión que habrá sentido para que su corazón no resistiera y a la edad 50 años, sucumbiera...

    me gustó mucho esta lectura, amigo.

    un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  113. Mi querido amigo: Hay veces que las personas(algunas) están tan acostumbradas a no conseguir sus sueños que cuando al fin lo logran no saben asimilarlo. Es un escrito que entra dentro del alma humana.

    Brisas y besos.

    ResponderEliminar
  114. Para despedirse dio lo mejor de si mismo.
    Y además fue consecuente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  115. Hola Humberto, desgraciadamente estas pautas conductuales se dan con frecuencia más de lo que imaginamos, tarde o temprano aquello que han deseado hacer, en este caso el suicidio o el abandono, lo ejecutan.
    Son personas insatisfechas por naturaleza y reciben los éxitos con indiferencia.
    Su patología está descrita en psiquiatría.
    Gracias por y tu espacio y agradezco mucho tu visita
    Con ternura
    Sor.Cecilia
    No espero suicidarme jaja!!!

    ResponderEliminar
  116. Consiguió ser reconocido, pero no consiguió lo que se había propuesto para suicidarse. Me gusta mucho !

    ResponderEliminar
  117. Excelente relato, Humberto.Primera vez que ando por acá. Saludos desde la patagonia argentina.

    ResponderEliminar
  118. Saludo, Humberto:
    Amigo, así como es de fabuloso e interesante tu blog, también lo es este impactante relato, me encantó. Gracias por visitarme y por seguirme, desde ya, te sigo también...
    Recibe mis fraternales abrazos.

    ResponderEliminar
  119. Imagino que el escritor vio su éxito en vida, que quiso perpetuarlo con su muerte, y si fue suicidio fue brillante no dejar ninguna carta, ¿para que tomarse es molestia?, si de cualquier manera sería recordado.

    Saludos amigo

    ResponderEliminar
  120. Suele ser más importante el camino que la llegada.

    El final suele ser siempre una infelicidad, poque nunca cumple las expectativas puestas en él.

    Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  121. Hola Humberto!!

    Cuánto tiempo sin pasar,me alegro de haberlo echo,para leer tan magnífico relato.

    Consecuente hasta la muerte!!!
    Conseguido el propósito,no le quedaba nada más que hacer,no??

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  122. Eso si que es morir de éxito.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  123. muchas gracias por pasarte y encantada de que te quedes, por supuesto.

    ResponderEliminar
  124. hola Humberto. Un placer leer tus relatos: tu prosa está muy bien sujeta y tus contenidos alumbran con brillantez difíciles rincones de las relaciones humanas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  125. Vaya, yo comenté aquí y no veo mi comentario por ninguna parte... No sé que hice mal... Te decía algo así como que parece que el subconsciente trabaja y en ocasiones es como eso de: Ten cuidado con lo que deseas, porque puede cumplirse...
    En fín me alegro de que me hayas dejado la llave para volver. Tendré que fijarme más, a vrr que hice mal... No creas... Me intriga ¿eh?
    Clicka -> ¡TE HA TOCADO! :)

    ResponderEliminar
  126. Pienso que hay mucho talento que quizás ha muerto en el intento y es una pena que así suceda, pero todo depende del escritor, de no dejar que se vaya la ilusión por escribir, la prueba está que hay muchos que son reconocidos y algunos quizás no tan buenos pero están...todo depende de llegar, estar y permanecer...con esa pasión por sentir, evocar, crear y escribir. Un beso Humberto*

    ResponderEliminar
  127. Que placer el volver a visitarte, me encanta tu Blog, es inspirador y me emociona mucho leerte. Gracias!

    Un abrazo y feliz nueva semana.

    Mau

    ResponderEliminar
  128. Gracias por tu comentario!!

    Me quedo también para leerte!


    Besos rojos ;-)

    ResponderEliminar
  129. Humberto, vuelvo para decirte que te he dejado un regalito en mi blog; aunque te conozca de hace nada tus relatos me han impresionado y me matan de envidia, así que cuando quieras pasa a recogerlo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  130. Hola Humberto, despues de un parentesi veraniego buelvo ha hestar en micasa.
    El destino: no es del que lo busca, si no el que lo encuentra; quizas alguien por encima nuestro: penso que era buena idea el pensamiento del escritor,sin antes dejarle provar las mieles de la fama. un abrazo

    ResponderEliminar
  131. Hola Humberto, me encantó el texto.
    Desde el momento en que la idea del suicidio le pareció una buena opción, firmó su sentencia de muerte a corto plazo.
    Ya no importaba el éxito, su reloj interno se programó para mori, y la muerte llegó.

    Bien decía mi abuela: "Ten cuidado con lo que deseas, porque puede convertirse en realidad"
    La energía de los pensamientos es mucho más poderosa de lo que imaginamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  132. Quizá descubrió que ese no era su verdadero sueño, quizá se olvido de vivir. Que cada dia sea el mejor de los dias entre amigos.

    ResponderEliminar
  133. Me gusta ese humor sobre cómo acontecen los hechos en la vida (aquí de la mano de escritor-editoriales), donde el esfuerzo es importante, muy importante, pero luego es determinante cualquier detallito del azar. Humor, también, sobre el propio personaje y la vanidad tan frecuente en este mundillo.
    Te tenía un poco abandonado, pues en mi lugar de vacaciones no llegaba bien internet. ¡Un paraíso, vamos!, jajaja.
    Un abrazote, Humberto

    ResponderEliminar
  134. El Misterios de los escritores , algunos magnificos , aunque ignotos, y si, coo en tu escrito llegan a encontrar su sitio en el mundo, el mundo los pierde sin saber ni como.
    Saludito
    Cris//mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  135. Me gustó mucho esta entrada estimado Humberto.
    Las tragedias de los escritores es algo que me viene dando vueltas en la cabeza desde hace un tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  136. こんにちわ。
    あなたの訪問ありがとう。

    素敵な芸術をみることができて、私は嬉しいです。
    私は光栄です。

    あなたの平和のために。
    日本から。
    挨拶。

    いま、この一瞬を

    ResponderEliminar
  137. Hola.
    Gracias por su visita.

    Me alegro de ser capaz de ver el arte maravilloso.
    Me siento honrado.

    Para su tranquilidad.
    De Japón.
    Saludos.

    ruma

    ResponderEliminar
  138. Estoy atrapada entre tus relatos, gracias por encontrarte, he leído como 10 o 12 de un tirón. Me han encantado (por supuesto). Ando por aquí.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?