1 de enero de 2012

Esa mancha


Yo era apenas un bebé cuando mi padre murió. Muchos me dicen que ni siquiera lo conocí, que no debería afectarme tanto, pero nadie sabe que no fue su muerte en sí lo que me acompaña como un fantasma desde aquellos días, sino la causa. Mi papá murió en la guerra, en aquella estúpida guerra iniciada por un milico borracho que creyó que con un par de gritos podría recuperar Las Malvinas: Si quieren venir, que vengan, les presentaremos batalla. Entonces vinieron y nos ganaron. Pero el problema -mi problema, quiero llegar rápido a él- es que mi papá murió sin disparar un solo tiro. No es que lo haya sorprendido una patrulla británica o un mercenario gurkha antes de que pudiera defenderse, no, mi padre murió de miedo, su corazón de 19 años no pudo soportar las explosiones de los primeros morteros K-63 cerca de su trinchera. Sí, murió de miedo, se hizo en los pantalones y murió y esa maldita mancha me persigue como un lobo hambriento que necesitara devorar la poca dignidad que le queda a este hijo de un cobarde.

204 comentarios:

  1. Estimados amigos:
    Muchas gracias por los comentarios para “Tangorías”. Es una enorme alegría saber que están aquí, aunque no pueda visitarlos como merecen.

    Mientras estoy de vacaciones, decidí remixar algunos de los textos que más me gustaron desde que abrí este blog. “Esa mancha” es uno de ellos. De más está decir que es una historia ficticia basada en hechos reales, y que ni siquiera comparto el sentimiento del personaje. Creo que nunca comparto los sentimientos de los personajes, cosa que me parece bastante acertada.

    Un gran cariño a todos y un Feliz 2012.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado mucho el texto, aunque nunca pensaría que el joven fue un cobarde, nadie lo es, y menos en esa situación tan dura, poca gente podría aguantar algo así...

    ResponderEliminar
  3. Cobarde no, sólo era un niño sin experiencia al que le sobrepasó la situación. El hecho de estar allí ya denota gran valentía.

    Besos Humberto.

    ResponderEliminar
  4. Hola Humberto¡ FELIZ 2012!
    A mi no parece un cobarde este personaje.
    Su joven y sensible corazón no pudo resistir tanta violencia.
    Hay soldados que en la guerra pierden la salud mental.
    Me ha gustado esta narración.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  5. Siendo yo estudiante con otros nueve compañeros visitamos una mina de carbón , bajaríamos en una jaula a 700m de profundidad a una velocidad de 4m por segundo, el maquinista queriendo gastar una broma a los estudiantes se le fueron las cosa de las manos y bajamos a 16 m por segundo tres se mearon y dos mearon y cagaron los pantalones y yo que los conocñia muy bien se que ninguno de ellos es un cobarde. Unos se embriagan con vino y otros con besos , yo, que soy muy miedoso , cuando llega el miedo no le tengo miedo al miedo , otros que tienen una ligera raspadura piensan en el tétanos y de mueren de miedo.
    El miedo no depende de la voluntad y nadie es culpable por ternerlo. uno de esos que se cagó por los pantalones fue condecorado por su ayuntamiento por salvar aun niño en un incendio arriesgando su vida , miedo se tiene el que se puede.
    El fue a la trinchera, eso no es cobardía, cualquier anormalidad coronaria haría que muriese y no por eso se es un muerto por cobardía . Tu bonito texto y respetable texto, es tremendamente injusto, . Es presto a juzgar y no a comprender.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mi querido André, por eso aclaré que no necesariamente compartía la idea del personaje, pero sabes cómo es esto, hay textos que nacen así y así deberían quedar. Aunque puedan (y deban) ser juzgados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Como tú tampoco comparto los sentimientos del personaje...El miedo es libre.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  8. Me encantó, eres grandioso escribiendo, HD.

    Te admiro

    ResponderEliminar
  9. El miedo no es cobardía, el corazón no conoce lo que esta significa.

    Ya me gustaba y me sigue gustando
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Un gran texto para comenzar lo que espero será un gran año. Igual es uno de mis textos favoritos leidos aquí. Cuando lei el titulo, dije "ey, esto ya lo conozco" Gracias por el placer de recordarlo. Un abrazo Humberto! Que tengas un año lleno de alegrías, victorias y nuevos avances.

    ResponderEliminar
  11. Todas las guerras, sean santas o políticas, son los actos más cobardes llevados a cabo por los que se lucran a costa de éstas. Soldados cobardes no existen, sólo existen gentes que no pueden decidir por sí mismos y que están obligados a obedecer. El niño avergonzado de tener un papá cobarde tampoco supo que la familia no se elige, los amigos, sí.Insumisión y feliz 2012 o lo que venga dibino igualmente!

    ResponderEliminar
  12. Yo no lo había leido así que gracias por re publicarlo.
    Justamente los chicos que fueron a esa guerra no fueron cobardes. Sin embargo creo que hubo muchos.
    Es increible lo que trasmite tu relato!!!
    Un buen 2012!!!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  13. Un escrito que sinceramente genera muchos sentimientos.
    Ahora sé que aunque no nos identifiquemos podemos sentir algo similar a lo vivido del personaje.

    ResponderEliminar
  14. Me alegra saber que se trata de un historia ficticia y que no compartis los sentimientos del personaje.
    No creo en ese concepto de valentía vs cobardía que marca el hecho de haber disparado o no un arma, aunque hubiese sido "defendiendo" una bandera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. El corazón tiene razones que la razón no entiende ( no me acuerdo quién lo dijo )
    Venced el miedo y el miedo morirá ( ¡ tampoco me acuerdo quién lo dijo!).Humberto y gente del blog,yo tengo una relacción-problema tremendo con un señor que cada dos por tres le dá un vuelco a la mente y no se qué quiere de mi: será un Giselo?.:-)
    Alguien puede aconsejarme qué hacer? Como distinguir un giselo de un tío normal?
    Perdona Humberto, esto último no me sería permitido, ese no és un blog de autoayuda.
    FELIZ 2012

    ResponderEliminar
  16. Mi querida Anónima, abundan los Giselos en estos tiempos, lo mejor es espantarlos para que no te compliquen la vida. Es verdad, queda raro hablar de esto en esta entrada, tal vez abra un blog más psicológico ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Estoy con Andrès, es un texto injusto con el personaje, el miedo como el pànico nos lo transmiten las circunstancias del momento.

    Feliz año 2012

    fus

    ResponderEliminar
  18. Toda razón Humberto: tendré que ir a un psicologo ya, lo de este giselo me está matando de verdad.Una mancha que no me quito.
    Gracias por este blog hiper-realista, así se aprende la vida DIBINA!
    No sabía de la existencia de giselos y giselas hasta que dí en este blog. Ahora me di cuenta.:-)

    ResponderEliminar
  19. como a aquel, la muerte les llega de manera natural a muchos asi; sin ninguna pizca de heroísmo. (ya después cada descendiente lo idealiza o lo asume a su modo) saludos.

    ResponderEliminar
  20. En una guerra uno puede acobardarse, no es lo peor, no la declaró él, ni tampoco fue ninguna clase de traidor. Lo obligaron a hacer algo que no era necesario.

    ¡Saludos!
    Bellis

    ResponderEliminar
  21. Tampoco me parece un cobarde. Habría que vivir una situación parecida para saber qué se siente, y cómo reaccionaríamos nosotros...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  22. Não pensei em covardia quando li o texto. A guerra é uma imbecilidade e as pessoas, principalmente muito jovens, não querem morrer por um ideal que, muitas vezes, nem é seu.

    FELIZ 2012!

    Bjs.

    ResponderEliminar
  23. Que tenga usted un excelentisimo comienzo de año!

    ResponderEliminar
  24. Humberto, antes que nada,Feliz año nuevo.
    Creo que el joven es injusto con el sentimiento de que su padre fue un cobarde, es muy fácil pensar que nosotros haríamos mejor las cosas pero en el momento que nos encontramos en la misma situación es donde a veces nos damos cuenta de que salimos un poquito más cobardes que aquellos a quienes criticamos.

    Sakydis

    ResponderEliminar
  25. Yo no llamaría cobardía a tener miedo a morir por el capricho de un reyezuelo.

    Ten cuidado con las manchas y errores de correo, Humberto. Hace tiempo pasó algo de eso, (algunos se acordarán) y por error tuve que soportar las iras de una lunática (y nunca, mejor dicho) que intentó por dos veces que bloquearan mi cuenta.

    ResponderEliminar
  26. ahhh me parecía muy duro para ser verdad o siquiera algo personal para contar...

    salu2 y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  27. Cuando acabé el texto me dieron unas ganas inhumanas de ir a matarte de un tiro. Luego vi que aclaras que es ficticio y que no compartes el sentir del personaje. Disculpa por el sentimiento.

    Abrz. y feliz año.

    ResponderEliminar
  28. A contrario de lo que comentan para mi el texto es nuevo. Porque hace poco que te sigo y me sigues.
    Creo que tu verdadera intención era crear un texto polémico y eso lo has conseguido, a la vista de los comentarios.
    Por mi parte te diré con la intención de duluir la mancha que se debe separar que es cobardía y que es miedo. El no fue un cobarde estaba donde debía estar, otra cosa lo que sentía, El miedo es algo distinto en todas las personas nunca sabremos como reaccionariamos ante tal o cual circunstancia. eso no se puede juzgar.
    Como te dije al principio: Buen texto y bien polémico

    Un abrazo

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  29. Cobarde no me ha parecido, sólo humano, muy humano como todos cuando nos enfrentamos a lo que en ese momento el destino nos pone enfrente. por esto nadie debería juzgar, nadie sabe como puede reaccionar hasta que tenemos el peligro enfrente nuestro.
    Feliz Año 2012

    ResponderEliminar
  30. Me pregunto que tipo de personaje es quien juzga así a su padre por una mancha con la que carga que no es tal... Lástima de dan este tipo de personas, que no saben comprender.

    Muy bien contado y retratado, Humberto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Me gusta mucho esta idea Humberto!
    Les deseo un año nuevo más maravillosa.

    ResponderEliminar
  32. Justo cuando lo leía sabía que conocía el texto. Creo que es uno de los primeros que te comenté en su día.

    Me alegro de ver que tienes ese impetu de mejorar lo que ya está hecho, es muy noble y humilde por tu parte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Hola Humberto:
    Estaba segura, antes de entrar en los comentarios y ver el tuyo, que ya había leído esta historia. Haces bien en recuperar algunas de las pasadas porque están muy bien y habrá mucha gente que no haya pasado por ellas.
    Y hablando de pasar, ¡vaya ganas de irse a pasar el verano a un lugar en pleno invierno!,je. Espero que podais disfrutar de estos días de relax.
    Feliz 2012, una vez más.
    Un abrazo enorrrrrrrrrme.

    Biquiños.

    Carmen.

    ResponderEliminar
  34. Y como esta vez no se me ocurrió leer los demás comentarios antes de escribir el mío, ahora me encuentro con el de André y recuerdo lo que hablé con mi cardiólogo el mes pasado: que es muy fácil para cualquiera de nosotros morirnos de miedo,literalmente (así que me ha dicho que procure no llevarme sustos pero ¿quién es capaz de evitarlos?)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  35. Flaco, me dejaste con la cabeza partida...

    Soy del 63, generación que perdió buena parte de sus integrantes en esa estúpida guerra sin sentido, un par de amigos perdidos y los que volvieron... sin más palabras...

    Siempre me pregunté que mierda es la valentía frente a una muerte tan pelotuda como la de la guerra...

    Ya empezó el 2012, 30 años...

    Beso

    ResponderEliminar
  36. El honor. ¡Todo es cuestión de honor!
    La mancha, la impronta, el baldón... Los jóvenes sacrificados y entregados como carne de cañón. Los gurkhas cortaron muchísimas orejas de argentinos muertos y las exhibieron como trofeos de guerra y como acreditación de sus "proezas".

    Tu talento seguirá su camino ascendente en este 2012, querido Humberto.

    Muchos besos para tu persona. Besos muy golfos, además.

    ResponderEliminar
  37. Más que un cobarde, parece humano, no como aquel milico.
    No compartir los sentimientos del personaje es una ventaja para ti porque se ve que sería un personaje atormentado, ahogado por un prejuicio e incapaz de sentir pena por lo realmente importante, la vida de su padre.
    Un abrazo y feliz año Humberto.

    ResponderEliminar
  38. Así es que nos imponen la locura de la guerra, creando éstos estigmas en que cobardía iguala a no soportar el horror.
    Pero si lo notas casi ninguno de los que ordenan las guerras, ni los hijos de éstos asisten; pero si es que llegan a ser la excepción, nos embarran sus hazañas hasta el agotamiento.
    Y no digo nombres porque todos pertenecen a éstas nomenklaturas de intocables.

    ResponderEliminar
  39. Hi Humberto, thank you for sharing. You're a good writer. Happy new year to you and wish you all the best in 2012 with good health and young at heart always. Greeting from Malaysia *hugs*

    ResponderEliminar
  40. Muy bueno un texto que lleva a muchas direcciones, lo deja a uno pensando.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  41. Todos nuestros soldado de Malvinas murieron con honor, sin importar determinadas circunstancias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. Humberto bien lo aclaras en tu introducción, que no compartes los sentimientos de el hijo del supuesto cobarde.Sin desglosar demasiado el texto,fueron todos valientes que fueron a una guerra absurda,aunque fuera justo y antiguo el reclamo vía diplomática.Duró un tiempo y tuvo una resistencia impensada por los ingleses.Que contaron con el apoyo de un dictador de la época,y su país aliado.Tú creas la ficción, pero nadie sabe su reacción ante el horror de las guerras,explosiones interminables,compañeros muertos en medio de un clima hostil, escasees de alimentos y chicos muy jóvenes expuestos.Es posible que suceda aquí o allá,pero los muchachos la sobrellevaron con entereza.Unos volvieron más enteros, otros necesitaron rehabilitaciones,físicas o emocionales.

    Como ves el tema me enerva y me he extendido en mi comentario,aunque solo sea una creación de tu pluma.
    Un abrazo maestro!
    Felices vacaciones y feliz año!

    ResponderEliminar
  43. En cuanto al tema, quizá el hijo debe saber que no es de cobardes temer la guerra. A ver, ¿no hay alguien más en la familia?.
    En cuanto al texto, a pesar de que sea uno de tus preferidos, a mí me han gustado más otros muchos; pero tampoco tengo un juicio sobre todos y cada uno de ellos. Quizá es porque este tema (el del presente post) ya no parece tan "actual" como en otro tiempo, no sé...
    Un abrazo, Humberto, y que les den los morterazos por el cu## a quienes preparan las guerras.

    ResponderEliminar
  44. Humberto. Nada. Aportar un comentario a tu escrito, me parece de más. Excelente. Aquellos que pasamos por esos horrores, aunque quisíeramos borrar la historia, pero que,lamentablemte no se puede. Fué y será una carga pesada en nuestra mochilla. Te abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  45. Yo creo que en esta historia es secundario el asunto de la guerra, la cobardía o no, lo absurdo de matar a desconocidos por un poder ajeno, etc.
    Creo que lo más fuerte, lo que torna inolvidable este micro es la fuerza de la metáfora... esa mancha de mierda que atraviesa el tiempo y como un lobo persigue a la descendencia del primer manchado/

    Sin palabras. Un enorme abrazo Humberto, que disfrutes bien de tus vacaciones.

    ResponderEliminar
  46. No es correcto juzgar a otros, ya que cada uno actua y reacciona como puede en situaciones límites. Relato impecable como siempre.
    Aprovecho para desearte un muy feliz año.

    ResponderEliminar
  47. Pues yo creo que el padre de tu personaje le llamas equivocadamente "cobarde". Cobardes fueron quienes los mandaron a la guerra y se quedaron mirándola cómodamente sentados en sus sillones y quedándose con todo lo que el pueblo, en gesto solidario, juntaba para los "chicos".
    No le llames Cobarde... realmente fue un Valiente y si hoy estuviera vivo vería como los tienen a los verdaderos Héroes de esa estúpida guerra.Un abrazo

    (Perdón si me dejé llevar por mis sentimientos)

    ResponderEliminar
  48. Las expectativas, el problema de fondo en casi todo. Cuando se carece de ellas todo es más fácil, cualquier cosa está bien. Pero cuando son demasiado altas...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Cambió el texto aunque no recuerdo tanto el anterior, pero el sentido es el mismo. Veo que cambió también un poco la reacción de los lectores, lo cual es bueno. Me encanta que ellos puedan ya expresar de qué podría tratarse esa mancha. (Antes no se atrevieron).
    Yo en verdad creo que donde habría que cagarse es en aquellos milicos como en todos los que mandan morir a las guerras. Nuestra vergüenza por aquellas muertes injustas, espero sea compartida por el pueblo inglés. Todos tuvimos locos a la cabeza y siempre un fuerte interés que los poderes esconden.
    A mí también me gusta esta historia, por un lado porque está cerca de los que escuchábamos aterrados: "Comunicado número..." y nos mantiene alerta la memoria, por otro porque es una historia valiente, que pocos se atreverían a contar, y porque aunque no comparta el sentimiento del personaje, no dudo de que un sentimiento así pueda existir, por ejemplo en el hijo de un milico, y está dicho de manera impecable.

    ResponderEliminar
  50. y de la Mancha un Quijote dulce y galante emerge, llevando en su mano la esperanza. Besos Humberto.

    ResponderEliminar
  51. Me alegra que la mayoría de los que aquí me honran con sus comentarios hayan sabido entender que por más que el texto diga lo que diga, no representa mi sentir.

    Recuerdo que cuando lo subí por 1° vez un hombre muy tierno me escribió un mail aconsejándome que no debía pensar que mi padre había sido un cobarde porque blablablá. Es obvio que yo estoy mucho más cerca de la edad del padre que la del hijo... bueno, además de que mi viejo era sirio y de que yo no soy argentino, entre otras diferencias.

    Finalmente, yo no juzgaría al personaje, pues cada sujeto hace lo que puede con lo que heredó. Algún otro le rendiría un tributo a su papá fallecido, otro ni se acordaría y otro estaría sintiéndose él mismo un héroe.

    El texto nació de un comentario que un señor hizo en un avión: "Estoy cagado, tengo miedo de que este avión se caiga". Y una semana en Londres, compartiendo vida e ideas con amigos ingleses, me decidió a remixar este escrito. Puedo afirmar que aquí todo el mundo cree que fue una guerra estúpida y sin sentido.
    Un ejemplo paradigmático: la señora Margaret Thatcher (aquella iron woman) está tan sola que si no hubiera sido por una prima lejana que fue a visitarla, habría pasado la Navidad tan sola como un hongo.

    Cosas de la vida. Sí, a veces muy crueles, pero nadie dijo que esto iba a ser justo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. No es un cobarde..Es una víctima más del absurdo de la guerra.
    besos,

    ResponderEliminar
  53. Uuufff, uno de tus escritos-patadas. Alguien habló de hiperrealismo, me parece que ese es el estilo que mejor te queda, porque yo me lo creí, por un momento antes de leer tu comentario pensé que había sido uno de los tantos jóvenes verdaderos que habían dejado su vida en malvinas.
    El texto excelente, el tema un poco duro. Mi admiracion de siempre.

    Sabri!!

    ResponderEliminar
  54. Chapó! yo no me preocuparía, es más digno morir de miedo o de tristeza ante la guerra, si me apuras más cuando es tan absurda.

    Me gusta la creatividad que encierra el mico, la idea en la que el pasado nos persigue...

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  55. Humberto, las muertes en una guerra, todas incluso ésta son una gran mancha, y aunque algunas dejen medalla, no creo que sea para alardear de ellas ni tampoco para avergonzarse como la del relato.
    Me gustó.
    Un buen 2012 repleto de éxitos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Ni es cobarde el niño ni era cobarde el padre, nadie puede luchar contra sus propios miedos. Y murio de miedo, bueno yo diría de un paro cardiaco, no de miedo.

    Cuando veo en la televisión como mandan orgullosos los padres a los hijos a la guerra (EEUU) me hago cruces y alucino, jamás alentaría a un hijo mío a que luchara para los intereses de unos pocos, jamás. Y sobre todo un país que basa su economía en la venta de armas, que él mismo potencia e incentiva los conflictos, él se lo guisa y él se lo come.
    Esa sociedad hace aguas por todos los lados, las peliculas que nos traen a Europa es ciencia ficción, es una sociedad carente de valores y los pocos que tienen es por la influencia cada vez más de las personas latinas.

    Depende de los ojos que lo miren al protagonista veran una mancha o simplemente una circunstancia.
    Un besazo y FELIZ AÑO NUEVO HUMBERTO!! para tí y para tu chica y para toda tu familiaaa.
    Disfruta mucho, y da igual que andes viajando, cada vez que publiques , aquí estaré como un clavo.
    Salud y Libertad para todos. Amelia.

    ResponderEliminar
  57. TU RELATO TRANSMITE UNA GRAN VALENTÍA. COBARDE. ¡¡¡NO!!!
    El miedo nos hace precavidos.
    “FELIS AÑO”

    ResponderEliminar
  58. Muy buen texto, Humberto, pero más que cobarde puede ser un personaje enamorado de la vida, de la paz... pero bueno, quizá yo quiera una visión más romántica para alguién que no quiso matar.

    Feliz 2012!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. Pero qué dices?????
    De cobarde nada, PACÍFICO:

    ResponderEliminar
  60. Hay hechos y personas que dejan marca, y jamás se supera, en el mejor de los casos se aprende a vivir con ellas.
    Un abrazo humberto
    Muy bien plasmado.
    Pulgares arriba!

    ResponderEliminar
  61. Bárbaro, con razón es uno de los que más te gustan.
    Por supuesto que los únicos cobardes son los que mandan a jóvenes, todavía niños, a las guerras por un a ver quien la tiene más larga o unos cuántos billetes más en sus podridas carteras.Lamentablemente la sociedad trata a estos de próceres y hasta de héroes y al padre de tu personaje en cobarde.
    Este también me parece uno de tus mejores cuentos, aunque sea difícil decirlo con seguridad ante tu talento y maestría.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  62. El miedo es libre y de momento no cotiza. Cuantas veces en la vida los hijos "juzgamos" a los padres, o las peronas juzgamos a otras personas ,únicamente porque no hacen o reaccionan de la msma manera que nosotros lo hubiéramos hecho. Nunca me han gustado las varas que rasean y miden con una sola medida.
    A tu personaje ,no le importó que su padre fuese a la guerra y se muriera de miedo... le molestó que no podía presumir de la muerte de su padre, ya sabes por la mancha... ironías de la vida , que en muchas ocasiones las tenemos delante de nuestras narices y son bastante habituales.

    Magnífico relato.

    Feliz Año, y un fuerte abrazo.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  63. Ideas o noticias que un escritor puede transformar en un relato verosímil. Lo interesante es "hacerlo creible" que el lector lo sienta como real, y no cabe duda que es asi.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  64. Vaya, qué dureza para empezar este 2012 (Felíz año por cierto). ¿Cobardía? Habría que ver a ese hijo en esa situación... Un abrazo y te deseo lo mejor para este año.

    ResponderEliminar
  65. No creo que fuera un cobarde, mas bien un valiente,.eso si la mancha
    olera¡¡..mientras los demas quieran que asi sea. Cosas de cobarde..


    Afectuosos abrazos,

    ResponderEliminar
  66. Creo que es un texto terrible.
    Morir de miedo en una guerra sin sentido como lo son todas,a la edad en la que la vida debiera ser maravillosa,a mí, particularmente,no me parece un acto de cobardía,sino una crueldad de la vida,algo totalmente comprensible con lo que me identifico plenamente:
    Yo también moriría de miedo y sin disparar ni un sólo tiro.
    Besos y feliz descanso.

    ResponderEliminar
  67. No era un cobarde,tan sólo un niño soportando demasiado dolor...
    Muy bueno,Humberto

    ResponderEliminar
  68. Buen Año Humberto!
    La sensibilidad no se puede confundir con la cobardía, hay gente que pasa a través de ellas por suerte pero no por valientes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  69. las guerras siempre son trágicas y tremendamente injustas. No creo que nadie que haya tenido la desgracia de vivir alguna pueda ser tachado de cobarde. En fin, texto milimétrico, genial pero desasosegante.
    Feliz año, Humberto!!!

    ResponderEliminar
  70. La mancha comenzaba a devorarme las entrañas y dispuesto a eliminarla de mi vientre salgo a la calle en busca de una victima que se asemeje en aspecto a mi fallecido padre (comparo cada cara de los viandantes con la única foto que tengo de un joven sonriente bebiendo cerveza)...un hombre camina de espaldas y sin apenas pensarlo me lanzo contra su cabeza, la golpeo con una caja de metal oxidado (única herencia de mi cobarde padre)...golpeo sin parar, jadeando y gritando "tu maldita mancha dejará de perseguirme"...de repente todo cesa,ya no hay odio, ha quedado guardado en la caja de metal oxidada y manchada de sangre.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  71. Como muchos opinan, no se le debería juzgar.

    Por otro lado, me ha gustado mucho el relato.

    ResponderEliminar
  72. Cobardes son los que tomaron dos tragos e hicieron lo que hicieron. Animémonos y vayan.
    Las demás son víctimas, con o sin tiros.

    Feliz 2012.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  73. Setentaytantos comentatios después, llego para decirte que este es un de los mejores micros -por la historia- que te he leído, Sr. Dib.

    Una narración estremecedora, de profunda hondura emocional que se adentra en la carga de la culpa ajena. Dura y real, aspera y verosímil.

    Me alegra haberla descubierto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  74. Muy bueno. El relato de un niño, contado por otro niño.
    Es verosimil.
    Y aunque el tuyo sea ficción, puede que el de otro no lo sea, la valentia dura un momento, es un pronto que nadie espera, el estar en ciertas situaciones sin buscarlo, es de ser valiente.

    Un abrazo. Y Feliz Año.

    ResponderEliminar
  75. Vivida entrada. Es frecuente la manipulación de personas en pro de una idea, bandera... para usarlos como carne de cañón... el concepto de hombría, es otro quiste cultural en la misma línea, por lo demás, lo más normal es tener miedo en una situación de guerra
    Saludos

    ResponderEliminar
  76. Gracias, Humberto, por seguir siendo seguidor (valga la redundancia) de mí en mi nuevo blog (una rima me salió).
    Más besos golfos para ti.

    ResponderEliminar
  77. Muy buena historia Humberto.

    Yo quisiera conocer a alguien que no se cague en las patas cuando le pasa un tiro cerca, explota un mortero o ve como le vuelan la cara a un compañero de trinchera. Una de dos, o es un versero o está loco.
    Von Clausewitz ya hablaba sobre el miedo en De La Guerra. Nada cambió.

    Y pensar que hay gente que se caga cuando ve un email diciendo que va a haber otro corralito...

    ResponderEliminar
  78. Me acabas de dejar sin respiración totalmente, y prometo que no lo digo por quedar bien. No había leído este relato, pero es impresionante.
    Un beso y feliz año, sigue escribiendo por favor, tienes uno de los mejores blogs de por aquí.

    ResponderEliminar
  79. muy buen relato!
    me ha gustado, como todo lo que leí por acá en este poco tiempo que estoy
    saludos!!

    ResponderEliminar
  80. No, un cobarde no lo creo, me parece natural su muerte, pensando que fue en guerra...Arianna

    ResponderEliminar
  81. Hola muy interesante , la entrada de hoy yo la verdad no me extraño tanto , ya que las guerras son lo peor que pudo inventar el ser humano , un beso y feliz año nuevo .

    Pd: En cuanto a la mancha , es cosa de tu imaginación no te mortifiques mas .

    ResponderEliminar
  82. NO comento siempre, pero leo cada uno de tus relatos, y admiro cada vez más tu pluma.
    Y la pluralidad de voces que te habitan.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  83. Conozco esas manchas pesadas que no dejan avanzar, devoran sí, pero no es imposible limpiarlas :) ¡saludos!

    ResponderEliminar
  84. Una historia que sobrecoge por los tintes realistas que tiene. Digo realistas por hablar de la guerra de las Malvinas y porque en cualquier "estúpida guerra" siempre hay gente que muere de miedo. No digo cobarde porque no me lo parece cuando uno lucha por algo que le es ajeno a su voluntad.
    Me ha gustado. Perfecto, sí.

    Un abrazo de Mos desde mi orilla.

    ResponderEliminar
  85. Humberto gran texto para comenzar el año te deseo Feliz Año 2012.

    Saludos desde
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  86. Apenas llegué al hotel, me puse a leer cada comentario. Estoy sorprendido por el nivel de compromiso y afecto puesto en juego. Les aseguro que me siento profundamente orgulloso por la respuesta para esta entrada y por el cariño recibido. Humildemente orgulloso, si es que este concepto es válido.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  87. Joder,parece que no heredaste esa cobardía porque hay que ser muy valiente para editar eso.También dicen que el miedo es libre,en fin,no te puedo recomendar ningún producto para borrar esa mancha.Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  88. yo tambien me hubiera manchado, porque para luchar se necesita como minimo un motivo. Esa guerra de la que hablas debiera llamarse guarra.

    Un abrazo fuerte y felices fiestas !!!

    ResponderEliminar
  89. Si tuviéramos que escribir las historias de tantos que como él sintio miedo, no tendríamos bastante papel.,MALDITAS GUERRAS,sí en mayúsculas, ellas son para los pobres que están en las trincheras,para los OTROS,no.

    Un gran abrazo y que el año que empieza nos libre de ellas.

    ResponderEliminar
  90. Me has dejado sin palabras, creo que no se puede describir mejor el horror de una guerra. Uno de los relatos que más me han gustado.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  91. Pues debería estar orgulloso. Su padre hizo lo que debería hacer cualquiera de saberse partícipe de la estupidez mayúscula y encima que lo contaran después por ahí. Yo también habría tenido esa mancha de saberme estúpida al cuadrado y que todos lo supieran.

    Un cariño para tí también Humberto, feliz descanso.

    ResponderEliminar
  92. Nadie es cobarde frente a una guerra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  93. Humberto,Rafael Ángel acaba de editar un nuevo post en su ESPACIO DE REVOLUCIÓN,espero que sea el mismo del que hablamos,antes se dedicaba más a la poesía pero cambió a ese espacio más revolucionario (superdemonio.wordpress.com).Como sabrás GOLFAGANADORA que es el mismo ahora se hace llamar CYBERDAMAMATRIX,se le va la cabeza, y mira que escribe francamente bien,disfruto leyéndolo pero no actuó de manera correcta a mi entender.Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  94. Este es un blog de lujo y eres un escritor de primera línea.
    Esta entrada es fuerte, muy fuerte pero transmite toda la angustia de la guerra.
    Excelente!!

    Lula

    ResponderEliminar
  95. Inglês, vá embora para o Liverpool!!

    beijos

    ResponderEliminar
  96. Qué idea tan buena al elegir el tema de tu relato.
    Es como el que se da un golpe en la nuca con el bordillo de la acera y pierde la vida porque se resbaló con la mierda de un perro.
    Todas las muertes son terribles, pero estas así, además de terribles son indignas.
    Fantástico y perfecto.

    ResponderEliminar
  97. Excelente Dib, usted siempre sorprendiendo con sus historias.
    Le dejo un abrazo.
    Sico

    ResponderEliminar
  98. Hola, Humberto:
    Respecto al comentario en mi blog El buzón de las sorpresas, tanto en un blog como en el otro tengo un link para seguirme, solo tienes que pinchar en la palabra seguir arriba del todo a la izquierda, en una barra azul. Si tienes algún otro problema dímelo, por favor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  99. No creo que fuese cobardía, sino darse cuenta de que el lugar donde estaba era tan injusto como lo son las guerras...

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  100. Un tema fuerte, me agrada que te atrevas a escribir cosas que no compartas.

    saludos y un fuerte abrazo de año nuevo, mis mejores deseos!

    ResponderEliminar
  101. Un tema fuerte, me agrada que te atrevas a escribir cosas que no compartas.

    saludos y un fuerte abrazo de año nuevo, mis mejores deseos!

    ResponderEliminar
  102. Este texto trasciende el tiempo. Como todos los actos de barbarie que se cometen cada vez que se declara una guerra, ya no es cuestión de lugares, etnias o causas. Se resume en verdaderos actos de crueldad y de asqueroso Poder. Porque no hay que olvidar que detrás de cada una de estas masacres, hay personajes nefastos que se frotan las manos por lo que van a conseguir.
    Excelente relato, H!!!
    Experimenté al misma sensación de dolor e impotencia que sentí la primera vez que lo leí.
    Big kiss flying to London!
    Have fun!

    ResponderEliminar
  103. No es cobardía, sino toma de conciencia el preámbulo de la mancha. Olvida, los valientes y aguerridos también duermen el sueño de los justos.

    ResponderEliminar
  104. Pues pienso que es injusto con él mismo. Nadie debe culparse por lo que hace o dejó de hacer su padre, que por otro lado, en este caso y con 19 años, tampoco es que fuese culpable de nada.
    Puestos a "mancharnos" la culpa fue de los abuelos por no haberlo llevado antes al doctor y haber detectado su insuficiencia cardiaca:)

    En fin:)

    Saludos

    ResponderEliminar
  105. En una guerra todos somos perdedores...
    Besos, Humberto!

    ResponderEliminar
  106. Muy buen relato. Creo que aquí no se trata de la cobardía y el miedo, sino de los recuerdos amargos que perduran en el tiempo como tinta indeleble.
    Te deseo un muy buen 2012.
    Un abrazo enorme.
    Eleonora.

    ResponderEliminar
  107. Uyyyy!!! De verdad no se que decir, Creo que a mi me hubiera pasado lo mismo, jajaja, No es lo mismo contarlo que estar alli. Como quiera pienso que tu padre murio dignamente, en una lucha inutil; pero seguramente dio lo mejor que podia dar.

    Muchas felicidades amigo Y muchas Bendiciones para ti y tu casa. Declaro sobre tu vida un a~o de crecimiento y de cumplimiento de proposito para tu vida. Espera lo mejor de Dios!

    ResponderEliminar
  108. No debes ser tan crítico
    con tu padre no tienes nada que perdonarle no es una mancha
    que casi un adolescente se
    muera en una trinchera la mancha es de quien le ha llevado a ella.
    El viviÓ su vida y a ti te toca
    a vivir la tuya y a poder ser con
    el corazón limpio.

    Feliz Año 2.012

    Besos

    ResponderEliminar
  109. Hola Humberto! mi agradecimiento por tu visita en mi blog y de que hayas decidido quedarte..
    Aquí estoy y me ha impactado mucho tu blog este texto es muy original yo creo que no fue un cobarde el simple hecho de estar allí ya es una valentía quédate con eso..

    Besos y Sonrisas .. volveré te sigo

    ResponderEliminar
  110. Hola Humberto! mi agradecimiento por tu visita en mi blog y de que hayas decidido quedarte..
    Aquí estoy y me ha impactado mucho tu blog este texto es muy original yo creo que no fue un cobarde el simple hecho de estar allí ya es una valentía quédate con eso..

    Besos y Sonrisas .. volveré te sigo

    ResponderEliminar
  111. Hola Humberto. No creo que el protagonista haya sid un cobarde, sí el que inició la guerra. Me tomo el atrevimiento de dejarte un link, porque Malvinas (si bien no me afectó de cerca) es un tema muy caro para mí.

    Abrazo y lo mejor para este 2012

    http://conletrapropia.blogspot.com/2009/10/el-salteno-piel-tostada-y-ojos-negros.html

    ResponderEliminar
  112. ¡Hola cielo! cuanto tiempo sin pasarme por aqui...precioso como siempre...Te deseo un feliz año aunquesea algo retrasado :) y a ver si me actualizo un poco más por aqui que estube muy desaparecida ^^

    bsS**

    ResponderEliminar
  113. [url=http://www.eurotexans.com]casino spiele online[/url] [url=http://www.realcazinoz.com/]casino bonus[/url] [url=http://www.001casino.com]online pokies[/url]

    ResponderEliminar
  114. la krissis-pasion,ha llegado a las puertas de las familias, se separan, se separan, pór enfrentamientos K, vale la pena? no, solo la mancha de humedad,permanecerá por siempre, si no se sacan a "fondo" se revoca y se pinta de colores nuevos...buen post!
    un saludín
    lidia-la escriba

    blog re actualizado

    ResponderEliminar
  115. Es de lo más fuerte que he leído en tiempo.

    Estremece.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  116. nO me gusta que se le llame cobarde al protagonista. Aquella guerra de las Malvinas por lo que sé, desde España, fue un asalto a mano armada, una sin razón por parte de los más poderosos.

    ¡¡Feliz Año 2012!! lejos de guerras y muertes.
    Un beso, Humberto

    ResponderEliminar
  117. AY... AMIGO ME HA CONMOVIDO CON ESTA HISTORIA PORQUE YO LO VIVI DE CERCA CON MIS AMIGOS CUANDO YA ESTABAN POR LLAMARLOS PARA INCORPORARSE A ESA GUERRA ABSURDA.
    LUEGO FINALIZÓ... Y POR SUERTE QUEDAMOS TODOS. YO SOY MUJER Y NO IBA A IR PERO MIS COMPAÑEROS DE COLEGIO SÍ Y YO SENTÍA QUE SE LLEVABAN PARTE DE MI.

    ERAN TAN NIÑOS TODOS...
    EXCELENTE TEXTO, POBRECITOS!!! MUCHOS HABRÁN MUERTO DE MIEDO.

    BESITOS

    ResponderEliminar
  118. Jajajaja HUMBERTO, es la primera felicitación escatológica que leo en mi vida jajaja

    Bueeeeno, me pongo seria y antes que nada te deseo toooooodo lo mejor para ti y los tuyos en este 2.012 recién estrenado.

    Sinceramente, nunca he pensado que los hijos deban heredar las manchas de los padres y con este pobre alguien debiera haber sido más caritativo y obviarle los detalles de la muerte de su padre... ¿no me digas que se lo contó su madre? ¿no será ella la culpable de la mancha que empaña su existencia? pobrecito... ¡¡a la lavadora y listo xD!!


    Es admirable lo que te dan de sí unos datos históricos y unas poquitas palabras ¡¡una maravilla HUMBERTO!!


    Un beso graaande ¡¡bieeeeeen limpito!!:-)

    ResponderEliminar
  119. Dices cobarde?..ni mucho menos..cobardes son los que inician estas guerras sin sentido para que estos jóvenes vayan a las trincheras ...
    Era un niño..y los niños y los hombres tiene miedo..
    la cobardia la asocio a otras cosas..
    muy buena entrada ..para reflexionar
    un abrazo

    ResponderEliminar
  120. Es terrible. Pero creo que yo también me haría encima y no sé, si mi corazón soportaría...

    ResponderEliminar
  121. què tipo inteligente, àcido, sensible me parece en sus letras, ustè.

    le gusta reirse, además?

    buen ingreso al biciesto.

    ResponderEliminar
  122. Qué cosa soy
    en este amanecer de invierno:
    un verso suspendido de la bruma
    un triste funcionario
    ilusionado con la música.

    ResponderEliminar
  123. ¿Cobarde? Cobardes los que comienzan esas guerras.
    Un magnífico relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  124. Pues sí que me encantó...aunque yo tampoco comparto el juicio del hijo.
    Prefiero ser cobarde a cretino.

    Besosssss

    pd. No llegué ni "pa" la Navidad, ni "pa" año nuevo, pero sí llego para los Reyes Magos....ah! ¿qué no crees en los Reyes Magos?...uf!
    Vale, pero insisto!!! y te deseo de corazón un muy feliz año 2012 y mejor vida :)

    ResponderEliminar
  125. No, era humano y es su manera de decir No a la guerra. Yo en su lugar, además, me habría meado y hasta seguro que me habría bajado la regla de la misma impresión. ¡Vamos, dalo por seguro!
    Hormiguita, me gustaría saber qué haces con tantos datos, je ,je... Bss y feliz 2012!!

    ResponderEliminar
  126. Ey estoy cayendo ahora, tras el intro...
    tiene 19 años cuando muere
    dejó preñada a la novia, digamos, de la misma edad
    novia vive con su familia
    familia desacredita al padre del niño
    no padece de corazón puesto que pudo hacer el amor (Esto entre ???)
    no es un ataque al corazón por ruido de explosiones
    Conclusión: en verdad todos tenemos miedo a la muerte y si la tripa no está vacía al morir... nos cagamos porque se abre el esfínter, creo que siempre, pero no soy forense.
    Conclusión 2ª: no tuvo mérito cagarse pues, se queda sin medalla

    Tú sí tienes mérito... debería hacer siempre un minuto de recapitulación antes de dar intro en tu blog. Bss

    ResponderEliminar
  127. Muy bueno el texto, me uno a los que no piensan como el presonaje. El sólo hecho de haber estado allí habla de una enorme valentía... Saludos!

    ResponderEliminar
  128. Es muy probable que yo, en un contexto similar, muera de la misma manera...
    Lo que deben haber pasado esos chicos por Deus...
    El texto me gusto mucho, y la mancha... a pesar de la significación que carga... me agrada, jeje
    Besotes Humb!
    Que disfrutes cada día de tus vacas!
    Y feliz año =)

    ResponderEliminar
  129. Como buena artista que eres, Corina, no podía ser de otra manera, te gustó la mancha.
    Un secreto, la mancha es de sangre seca, no de... Bueno, es algo simbólico, vos lo sabés mejor que yo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  130. Un micro tierno y cruel al tiempo. Me produce ternura ese padre tan joven mandado a la guerra, que, como toda guerra, no tiene justificación posible y es la crueldad en estado puro.
    Tampoco suelo compartir las ideas y sentimientos de mis personajes. Ellos tienen su identidad propia, ajena a mí, y, como tú, también creo que es bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  131. Coincido que es uno de los mejores que he leído en este espacio, también uno de los más fuertes. No se si es porque estamos comenzando este año pero me has hecho recordar tantos textos magistrales, me vienen a la cabeza muchos, todos dignos de ser reeditados.
    Feliz 2012
    Besotes.
    Lu

    ResponderEliminar
  132. me quedé pensando Humberto que puede haberte llevado a subir ese texto sabiendo que están en Inglaterra. porque no me parece que es casualidad.

    todos tenemos manchas que heredamos o que nos creamos nosotros mismos. en el caso de tu personaje no creo que haya sido un cobarde pero cada cual cree lo que le parezca.

    un gran cariño.

    Stefi

    ResponderEliminar
  133. Mala forma de llegar a conocerlo. Demerita todas las virtudes que aún no sabe que le heredó.

    ResponderEliminar
  134. Relato desgarrador. La mayoría de los corazones no soportan la guerra: algunos se paran, otros continúan latiendo pero sin vida.
    Feliz año. Espero que su visita al lado de acá esté llena de encuentros y maravillas.
    Abrazos ibéricos

    ResponderEliminar
  135. Ojalá en el mundo hubiera más cobardes de este tipo (vivos eso sí) y menos valientes en los bares.
    Feliz 2.012.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  136. Χρόνια πολλά ευτυχισμένος ο καινούργιος χρόνος με υγεία και χαρά.

    ResponderEliminar
  137. Feliz Año Nuevo.Recuerdo el texto que ya comenté en su día.Es muy bueno, como todos. Pienso que el miedo,en todas sus variantes, está condicionado por todas las vivencias del que lo siente, que han formado su forma de pensar y sentir.
    Por eso, es muy subjetivo y difícil de juzgar.
    Mi cordial saludo.

    ResponderEliminar
  138. Válido texto narrativo. Al fin el escritor se mueve entre la ficción y la realidad, entre la escritura y el mundo. Cuando el texto sale de su pensamiento y se hace urdimbre tangible en la grafía, ya no es nuestro. No somos responsables de las reacciones que pueda generar, pues cada lector tiene una interpretación válida del texto. Su cuento tiene carnadura, "Esa mancha", inquieta al lector, y como decía Galeano, si un texto n o despierta reacción alguna en el lector, así sea negativa, es porque no vale la pena..UN abrazo. Carlos.

    ResponderEliminar
  139. AHH
    me tranquiliza saber que es una historia ficticia...
    puede suceder que un corazón débil, con problemas ante ina situación tan complicada, estresante y aterradora como es un campo de batalla acabe con una parada cardíaca (no soy médica), pero un chico de 19 (por lo general), está lleno de vida, de fuerza y de valentía... siempre, siempre -como no- habrá excepciones.

    En todo caso, se puede vivir con esa historia a la cabeza, depende de nosotros asimilar, digerir y asumir nuestro pasado para encarar el presente de un modo u otro...

    :)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  140. ¿Te has preguntado qué harías tú en una situación igual?
    Quizás, viendo los toros desde la barrera, pudieras sentirte muy valiente, pero hay que encontrarse en ese lugar, con esa edad y ante semejante horror.
    Si él pudiese hablar...
    Yo pienso que es mejor morir con la conciencia tranquila y él, lo ha logrado.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  141. Humberto, vengo a saludarte y a decirte que con parte de mi familia, nos vamos para tus "pagos" a disfrutar el mar en unos días más.Igualmente me llevo la Notebook, porque tengo un apego especial por el Universo virtual. En cuanto a esta "mancha molesta" si bien es un planteo del personaje, me permito no compartir sus sentimientos. Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  142. Uff como se tarda en leer los comentarios. Recuerdo perfectamente cuando subiste el texto y la repercusión que tuvo. Tengo la idea ( incomprobable) que yo seguiría la máxima que dice : soldado que huye sirve para otra guerra.

    Es cierto, casi ninguno puede hacerlo.

    Abrazo londinense!

    ResponderEliminar
  143. Que el 2012 te lleve por un camino plagado de éxitos y satisfacciones en todos los aspectos. Que estés muy feliz y que eso se traduzca en cada vez más espoectaculares e impresionantes entradas de blog.
    Un abrazo con beso y anís.

    ResponderEliminar
  144. Es lo que me gusta de la ficción, uno puede moldear los personajes y acontecimientos a su antojo, más allá de cualquier interpretación.

    Tenía un profesor de teatro que siempre nos decía, que al leer un texto nos despojemos de sentimientos personales y nos adentremos en la psicología de los personajes, que suelen ser tan disímiles unos de otros ante una misma situación.

    Humberto, mi saludo en éste nuevo 2012 y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  145. Miedo a morir, miedo a lo desconocido. La verdad es que no se puede controlar, ni acostumbrar. Un corazon de 19 años, es el de un niño.

    Feliz año nuevo te deseo lo mejor, y poder seguir aqui leyendote !

    Saludos

    ResponderEliminar
  146. Muchas gracias, mis queridos amigos, por los comentarios.
    Tengo una particular simpatía (no lo puedo negar) por los que liberan al personaje de mí. Arte, vida real, fantasía, sueños... son todos ámbitos tan disímiles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  147. En tú primera pregunta o reflexión que te haces, llevas bastante razón.
    Estudiando a algunos blogueros ves que pueden estar abonados al ordenador, donde te da una idea que pueden estar paseando por la soledad.
    En otros blogueros y también blogueras parece ser se trata de una competición donde no pierden día de blasonar de los premios concedidos a su buen hacer.

    Yo pobre de mí no soy escritor tampoco los versos se me dan muy bien, y los poemas cada vez que se los leo a mi familia ellos si ponen una cara que esa si es un verdadero poema.

    Qué más me da si lo hago bien o mal el caso es hacerme notar que se fijen en mi y si quieren me puedan criticar.

    Por supuesto que la blogosfera da muchas satisfacciones.

    De un blog de un periódico durante cuatro años opinando y a veces los trastos tirándonos, nació un libro con los personajes que opinábamos.

    También hemos tenido un gratificante encuentro presencial de varios de la blogosfera, y está próxima una extensa reunión en Madrid donde es posible que venga nuestra querida Mexicana.

    Un makanudo saludo

    ResponderEliminar
  148. Quizas no, pero valido, un sentimiento audaz del muchacho, tardio, pero inevitable.
    Muy bueno
    feliz 2012.

    ResponderEliminar
  149. Hola, Humberto:

    Disfruté visitando tu blog en el 2011. Comienzo el 2012 sintiendo lo mismo.

    Feliz día de Reyes.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  150. Nulled Scripts - Top Brands 2k12 - best software...

    During my scrutiny almost 64 and 32 suggestion operating practice I bring about many people confused give what computer they should purchase or what bit system they should prefer…I invent this article should be a immense assist for people to choose the reprove party in place of their use.

    [url=http://topbrands2k11.com]nulled scripts[/url]

    ResponderEliminar
  151. Me contenta que no compartas nunca los sentimientos de los personajes, es una gran ventaja.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  152. miedo no es cobardía !! cuentAZO Humberto ah por si no quedo claro, me encantó! Que tengas un buen año!

    ResponderEliminar
  153. Da asco la manipulación de las clases dominantes en busca de carne de cañón, pero más asco da esa manipulación interiorizada que guía nuestros anhelos y miedos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  154. Esa mancha es: No violencia, buena mancha la mancha de la paz... y no la mancha de la guerra.

    Amigo mio feliz día de Reyes.

    Gracias por entrar con tu huella amiga a pedir a los reyes magos tus deseos en El blog de MA.

    Besos de luz.

    MA.

    ResponderEliminar
  155. Buen Año para ti Humberto.

    Se de terroristas que se han meado en los pantalones al ser detenidos.
    Sabes una cosa? El hombre que dice no temer a nada, no me inspira mucha confianza.
    19 años, a esa edad, solo se sueña con la chica que le gusta, con el partido de baloncesto o fútbol...

    Un abrazo...
    Te dejo la letra de un cantante español llamado Victor Manuel.

    Se titula ''El cobarde''


    Vivo en mi pueblo pequeño,
    la fe, la alegría, la paz del hogar hay una niña morena
    que tras el trabajo me llena de paz,
    hay una ermita en el monte
    que todas las tardes escucho cantar
    y aquel arroyo tan claro que riega los campos que son nuestro pan.

    Era la tarde un suspiro
    y aquellos soldados llegaron acá, quietos los niños y viejos,
    la gente más joven tendrá que luchar,
    tiembla el fusil en mi mano,
    cerrando los ojos disparo al azar
    bala perdida que mata a cualquier
    inocente con ansia de paz.

    ¿POR QUIÉN LUCHO YO SI EN MI CORTA VIDA
    NO EXISTE RENCOR?
    ¿POR QUIÉN LUCHO YO
    QUE VIVO LA VIDA CON FE Y CON AMOR?
    JUAN, DEBES DE CALLAR,
    ESTO ES UNA GUERRA NO LO HAS DE OLVIDAR
    JUAN, TRATA DE OLVIDAR
    A AQUELLA MUCHACHA, LA PAZ DEL HOGAR.

    Llegan los años de cárcel,
    yo soy un cobarde no quiero matar,
    dicen que nuestros soldados
    ganaron la guerra, renace la paz,
    vuelvo a mi pueblo pequeño,
    la gente sonríe y murmura al pasar,
    mira aquel joven cobarde
    que vuelve la espalda en vez de luchar.

    Dejo con pena las cosas
    que fui levantando, y solo sin más,
    vivo aquí arriba en el monte
    soñando que un día pueda regresar.

    ResponderEliminar
  156. excelente texto Humberto, recorrer los laberintos nos abren la perspectiva desde el otro , independiente de nuestros valores y axiomas morales, como ejercicio, me parece aconsejable

    un abrazo atrasado de nuevo año, soy la N°158 de los comentarios jajajja
    los últimos serán los primeros?

    bonne chance

    ResponderEliminar
  157. El relato es genial, Humberto, muy bien construido. Aunque tampoco comparto el sentimiento del joven hacia su padre.

    Las guerras son absurdas y no creo en la valentía de quien pone su vida en peligro, lo que es de valientes es tratar de sobrevivir.

    Te deseo un buen año.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  158. Esta mañana he encontrado entre los regalos que me han dejado en casa varios pergaminos pequeñitos con relatitos para regalar. Este tenía tu nombre así que te lo envío para que lo tengas. Me alegro de haber descubierto este microuniverso repleto de gente imprescindible. Feliz día de reyes.
    21.- Los reyes no son los padres –Contestó Jorgito-. Son unos tíos que trabajan una sola noche al año y viven a cuerpo de rey el resto de sus días.

    ResponderEliminar
  159. Estimado Humberto
    El chico que murió de miedo no fue un cobarde. Cobardes son todos aquellos que hacen la guerra para tapar sus errores, para enriquecerse, para ganar prestigio o poder.
    Los jóvenes que envían a la guerra son seres humanos que no han tenido una segunda oportunidad pues están supeditados a las órdenes de sus superiores.
    Él no abandonó el frente; él estuvo allí donde las circunstancias lo llevaron; posiblemente su noble corazón no resistió.
    Es posible que esto que has imaginado, sea real para algunos chicos que han tenido que crecer con ese trauma puesto por una sociedad desalmada.
    Que pases un año maravilloso

    ResponderEliminar
  160. Hay miedos que no hay barriga que los resista...

    Saludos y feliz viernes.

    ResponderEliminar
  161. Un buen ejercicio para diferenciar la libertad moral personal y la libertad artística. ¿Existe moral artística? Yo creo que sí, pero nada tiene que ver con el contenido de un relato, sino con aquello que nos permitimos escribir o publicar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  162. ES UNA HISTORIA QUE NO VIVI POR LA EDAD QUE TENGO PERO SE MUY BIEN LO QUE HIZO GALTIERI Y TODOS ESOS ASESINOS QUE NO SE CONFORMARON CON MATAR A MILES DE MILITANTES POLÍTICOS SINO QUE MATARON CIENTOS DE MILES DE PIBES EN LA GUERRA ABSURDA.

    EL ESCRITO ES IMPECABLE AUNQUE NO COMPARTO LOS PENSAMIENTOS DEL PERSONAJE.

    UN GRANDE NEGRO, ESO ES LO QUE SOS, NO SOS ARGENTINO PERO NOS CONOCÉS MUY BIEN. UN ORGULLO.

    ABRAZOS DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.
    CHRIS

    ResponderEliminar
  163. Humberto!En esta oportunidad, no comentarè tu texto, por cierto muy bueno,porque quiero agradecerte los saludos y augurios para el nuevo año, y retribuirte los mismos.

    Buen comienzo de año 2012! el resto veremos como se presenta ;)

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  164. me dejaste muda.
    muy bueno!

    feliz año Humberto

    ResponderEliminar
  165. Un tema fuerte, que he vivido de cerca en Argentina; si bien no en persona pero sí a través de tantos chicos que cayeron en medio de una guerra (como bien decís, digitada por un borracho) que se quedó en su sillón mientras chicos -recién salidos del cascarón- le ponían el pecho a las balas.
    El escritor tiene ¿la obligación? por decirlo de alguna manera, de mostrar en sus textos el amplio abanico de miradas y actitudes con respecto a cualquier tema. No necesariamente todo debe ser "autobiográfico" ni dar sólo su opinión y resolver un relato de acuerdo a sus convicciones. Así que ... GRANDE, Humber!!! Otra mirada sobre una realidad, que quizás muchos han tenido. Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  166. Hay personas que simplemente no aguantan la presión, el humo, el gluten etc...y el miedo. No me gusta ponerles nombre y tampoco considerar morirse de miedo una mancha. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  167. El gluten y el miedo emparejados, eso sí que me parece un hallazgo.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  168. Muchas gracias por llegar hasta mi blog y dejarme tu huella...Vuelve siempre que lo desees porque serás bienvenido.Buen finde
    Besos.

    ResponderEliminar
  169. Los que mueren en las guerras no son cobardes, no hay diferencia entre una bala en la cabeza o un infarto por temor a morir. Son valientes desde el momento en que son reclutados.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  170. Buenas noches, Humberto. Llevaba tiempo sin escribir en mi blog y sin pasarme por el tuyo y leer las maravillosas ficciones que fabulas con tanto ingenio. Echaba de menos pasarme por aquí. Felicitaciones por tu creación y, por supuesto, feliz año nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  171. Una buena decisión la de subir lo que muchos no leímos, aunque sea una entrada dura para el 1 de enero. Vos sabrás mejor que nadie por que lo hacés.
    Yo te admiro, en muchos aspectos y lo sabés.
    Besotes.

    Caro

    ResponderEliminar
  172. A mi parecer, la brutal honestidad del relato opaca la aparente cobardía del personaje, pues siempre he creído que la verdad nos dignifica y revalora.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  173. Una interesante y muy acertada visión, Jorge, pues parecería que la honestidad del personaje queda eclipsada por su mala "moral social".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  174. Un espléndido relato, Humberto. Una mancha que nunca se diluye como la mancha de sangre en la llave de la mujer de Barbazul. Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
  175. Lo primero agradecerte la visita a mi blog...Con tu permiso estoy echando un ojillo por aquí y me gusta lo que veo....Besos, feliz año y nos leemos

    ResponderEliminar
  176. Durísimo relato. Me gustó mucho. Besos, Humberto

    ResponderEliminar
  177. Olá!
    Ter medo de guerra não é covardia...
    A guerra sim, é a maior covardia do ser humano.
    Boa semana, amigo!
    Beijinhos.
    Brasil. °º♫
    °º✿
    º° ✿♥ ♫° ·.

    ResponderEliminar
  178. [url=http://casinolasvegass/online-slots/]slots[/url] [url=http://www.realcazinoz.com/au-online-pokies.htm]free pokies[/url] [url=http://www.realcazinoz.com/de/jackpotcity-casino-gratis.htm]jackpotcity casino[/url] [url=http://www.realcazinoz.com/party-casino.htm]casino party[/url] [url=http://www.c-online-casino.co.uk/norway/online-casino.htm]online casino[/url]

    ResponderEliminar
  179. Magnífico relato. Me ha dado mucha pena ese miedo y lo que provocó pero lo entiendo y nunca lo criticaría ni calificaría de mancha.
    Muchas gracias por sorprendernos siempre.
    Un fuertísimo abrazo

    ResponderEliminar
  180. Humberto,gracias por tu visita,me pasa lo mismo que a ti,que no puedo llegar a todos,aunque lo intento...
    Tu post es un "interrogante"nos pregunta a todos indirectamente...Prueba nuestra comprensión y empatía,sin duda alguna.Ese joven de 19 años,nos mostró su inocencia,su juventud.Aún no tenía la experiencia y el temple necesario para aguantar la atrocidad de la guerra.Aún no estaba quemado por la vida,su corazón latía con fuerza y humanidad.
    Te dejo mi abrazo grande y mi deseo de que este nuevo año te traiga todo lo que necesitas para seguir aprendiendo y compartiendo con todos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  181. Muchas gracias a todos, de a poco, de a 20 blogs por día, los estoy visitando en estas vacaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  182. Tu padre jamás fué un cobarde ...los hechos lo confirman,la guerra sí es pura cobardía para los que la crean...(Envian a otros a luchar por algo en que ellos creen o quieren)... Eso si es cobardía ! y es más ... el no pasaba de un niño, un crio de 19 años ... dime tu, no tendrías tu tambien miedo a morir ?.

    Un beso y un placer hijo de un heroe ...

    ResponderEliminar
  183. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  184. Un muy buen texto. Este blog está genial, espero que te guste el mio también.

    Ojalá conozca mucha gente a la que le gustan los libros como a mí ;)

    Saludos
    http://www.librosconalma.net

    ResponderEliminar
  185. Amie:
    Ya no me quedan muchas más formas de aclarar que este es un blog de ficciones, que el protagonista no soy yo y que...
    Igual te agradezco por tu sinceridad y por tu cariño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  186. Tu imaginación es envidiable, y tu forma de expresarla aún más, ya que yo me lo he creído. Menos mal que antes de comentar leí tu comentario.
    Feliz año Humberto.
    Un abrazo;
    Joker

    ResponderEliminar
  187. Bueno,como no sé quien es-aunque me lo imagino-tampoco me puedo dirigir a él como a un hombre.Como yo digo,en el blogger hay infinidad de blogs muy interesantes afortunadamente para nosotros y es una pérdida de tiempo dedicárselo a blogs bazofia como el mío,ese tiempo lo pueden emplear en otros donde aprenderán más.Yo te diré Humberto que más bien he perdido seguidores ya que han obedecido a la difamación,pero me da igual,las personas ya son mayorcitas para distinguir entre mentiras y verdades-o eso creo yo-.
    También he visto algunos anónimos tuyos anunciando webs de casinos,que pena,deberías borrarlos,no te dejan ni un simple comentario de tu entrada porque ni siquiera la han leído y se hacen propaganda gratuita porque tu blog es un blog importante.¡Donde vamos a parar!.Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  188. en estos días suenan por todos lados "malvinas" , "dama de hierro"

    mi hijo me preguntó y yo le di a leer tu texto


    no hay más que hablar

    abrazo

    ResponderEliminar
  189. Humberto, gran artista, gracias por tu amable comentario en mi blog. No has dejado una mancha, sino una imperecedera huella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  190. As friends live?
    I want to marry this person [url=http://geipecli.gozaru.jp/09/index.html]Procurement under ibrd loans and ida credits[/url] I want to restore the nervous system [url=http://lomorka.bufsiz.jp/10/index.html]Sallie mae signature student loans[/url] I want to get an objective view on things [url=http://tettapa.masa-mune.jp/06/index.html]Career development loans hsbc[/url]
    Total good

    ResponderEliminar
  191. No conocía el escrito Sr Dib, pero me ha gustado su forma de hacernos creer que tiene Usted 30 años y que su padre murió el la guerra, la ficción cuando es buena, se hace creíble debería sentirse orgulloso.


    Le dejo un cordial abrazo.

    Autor

    ResponderEliminar
  192. Es verdad, Autor, a veces me cabreo un poco, pero debe ser la edad ;)
    Muchas gracias por sus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  193. haciendo ruido siempre sus palabras!!
    muy bueno!

    espero que haya empezado el año con mucho mas fuerza con mas amor y calma!!
    un fuerte abrazo!!

    de la dama de llamas

    ResponderEliminar
  194. Alguien me dijo un día que de los libros (relatos, blog, etc.) de ficción no te creas ni la dedicatoria. Pues eso, quien entre por primera vez a tu blog puede dudar si es un relato casi autobiográfico, real, o de ficción. Por los que te leemos sabemos que eres un escritor de ficciones. Cuando se escribe es muy fácil definir personajes basándose en uno mismo, basta con decir como eres o lo contrario. Lo difícil es ponerte en el papel del pensamiento de los que no piensan como tú. Es este caso está claro que es un ejercicio difícil para el autor (de hay que no sea lo mismo escribir que ser escritor) crear un personaje narrador en primera que muestra unos sentimientos que no comparte pero debe hacer el lector creíbles. Por ello te felicito y por ello continúo leyéndote.

    ResponderEliminar
  195. Hermoso comentario, Ximens. Si me permites devolverte el halago: eres un excelente lector.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  196. Para nada me parece cobardía, el miedo es lo que nos hace humanos, y hay situaciones límite que pueden sobrepasar nuestras fuerzas.
    Hay que estar en ese momento para saber lo que es, en medio de una batalla con todo lo que eso significa, las explosiones, disparos, y sobre todo la incertidumbre de no saber cuánto te queda de vida en esa ruleta de violencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  197. Qué buen mínimo!
    Fuerte final, me alegra saber que no compartes el sentimiento aquel.
    Entretenido leerte, como siempre, mi querido Humberto...
    Espero que lo estés pasando bien!
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  198. Que alegría saber, Humberto, que no se trata de tu propia historia.

    Me atraparon tus letras siempre he pensado en lo nefastas que son las guerras y en lo injusto que es la muerte de jovenes inocentes por esa causa.

    Es mejor usar las neuronas antes que usar las armas.

    Hasta pronto!.
    Mis cordiales saludos.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?