13 de febrero de 2012

Venían a buscarlo


Venían a buscarlo. De nada le había servido escapar e ir a esconderse en aquel sórdido cuarto que alguna vez había sido su hogar. Había estado a oscuras por varios días, reptando por el piso mugriento para parecer más ausente, pero ese auto que acababa de frenar en la calle y esas puertas cerrándose con violencia lo confirmaban: Venían a buscarlo. Eran dos hombres, pues dos habían sido los portazos y cuatro eran los pies que se escuchaban en la escalera. Sí, venían a buscarlo. No sabía si gritar o si arrojarse por la ventana o si agarrar la pistola que estaba sobre la mesa. No se la van a llevar de arriba, se prometió, hoy acá no voy a ser el único muerto. Los sujetos ya avanzaban por el pasillo: taco y punta, taco y punta, y a él el sudor le nublaba la vista. Pero el miedo y el odio se aliaron en una amistad nada extraña para ayudarlo a levantar el arma cuando los hombres se detuvieron frente a su puerta. Sí, venían a buscarlo. Al principio fueron tres golpes suaves, pero enseguida descargaron una catarata de puñetazos y patadas sobre la madera, hasta que la puerta cayó.

-Tranquilo, pa, tienes que volver a la clínica, allá vas a estar mejor, vamos- le dijo uno de sus hijos, mientras el hombre, furioso, no dejaba de dispararles con el chispero eléctrico.

158 comentarios:

  1. Muchas gracias por los comentarios para “La Escritora”.

    Les dejo un gran abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno humberto, buen giro.
    Me gusta creer que todos tenemos una visión diferente de la realidad.

    abrazos totales. Y perdón por no pasar tan seguido.

    ResponderEliminar
  3. Formalmente hablando, me encanta el ritmo creado. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ups!...pero mire, no opino lo mismo´que los chicos, se me hace inofensivo el señor...pero claro hay que proteger a los "cuerdos"

    ResponderEliminar
  5. textos como estos hacen que uno se quede pensando al final, lo líneal que es el pensamiento de uno. parecía una historia de gángsters -o alguna variante parecida- y uno esperaba un desenlace así de rectilíneo; pero se termina uno mismo sorprendiendo con otro encuadre. saludos.

    ResponderEliminar
  6. El chispero electrico es el también conocido como Magic Click? Está muy bueno como termina. Las distorsiones de la mente...

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Muy bueno!!

    Esperaba un final sorprendente, pero me supero.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  8. El hombre se defendía con lo que tenia a mano. Y querían encerrarlo, un par de cuerdos inconformistas, seguramente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. excelente desenlace humberto,imagino la locura de apretar el chispero una y otra vez,cuanta gente habrá asi ,no?
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Debe ser que últimamente veo demasiado la televisión... Me parecía estar viendo un capítulo de "Mentes criminales", solo que fallaba lo de disparar con el encendedor eléctrico.

    Me ha gustado y me ha recordado el "Se lo merecen" que un día escribí.

    ¡Biquiños!

    Carmen

    ResponderEliminar
  11. Muy buen ritmo y que sorprendente e impactante final.
    Felicitaciones!!!
    Un placer haberte encontrado.
    Cariños....

    ResponderEliminar
  12. Pobre, mirá los hijos que le tocaron, ya ni enloquecer en paz lo dejan a uno...

    Muy bueno Humber

    Beso

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Blogger enloqueció por triplicado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya te dije, quedó absolutamente en claro lo que quisite decir.
      besos.

      Eliminar
  16. Jeje, una cosa es cierta, ¡tu comentario quedó muy claro!
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Como dice Draco, yo también me quede pensando. un post que me ha dejado analizando los dos párrafos. Saludos Humberto.

    ResponderEliminar
  18. Presumía sangre. Me la tuve que tragar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Un relato que llevaría la etiqueta de 'Juegos dementes'
    Era de esperar un giro al final. Pero eso de encontrarnos con chispitas de Magiclic cuando esperábamos tiros y sangre es un abuso sobre nuestra inocencia.

    Me gusto mucho
    Un abrazo mi amigo

    ResponderEliminar
  20. Uyyyyy!!!
    Irónicamente tenebroso...
    Es tan frágil el límite. Qué corto que es el paso a la locura. Y encima este texto demuestra lo lineales que somos a veces y cuan intrincados somos en otras.
    Jajaja! Este texto es un verdadero "Juego de mentes"
    Estás afilado, Mr.Dib!
    Big kiss, milord! Keep in touch!

    ResponderEliminar
  21. A veces me da envidia ese mundo frágil en el que se esconden! Me da mucha ternura también, se vuelven tan indefensos casi como un bebéque solo requiere de nuestra atención :)

    ResponderEliminar
  22. Vaya manera de darle otra vista a lo que parece al principio ! esas sorpresas son las que al terminar de leer tienen un emocionante final! Me encanta lo que haces!!
    besos!!

    ResponderEliminar
  23. Impresionante Humberto. De un impacto increíble.

    ResponderEliminar
  24. Buff menos mal que angustia, lo del chispero ha sido genial.

    Un abrazo fuerte !

    ResponderEliminar
  25. AAAAhhhh!!!! me encantó! me gustan mucho estos cuentos que te sueltan la verdad al final, está corto y sencillo, gracias!!

    ResponderEliminar
  26. Es cierto, ya me estaba dando esa cosa horrible que me produce cuando alguien es perseguido y acorralado. Parece que este alguien exageraba un poco. "No voy a ser el único muerto", jaa,ja. Me encantó el final, una salida humorística (aunque la chifladura parezca no emparentarse con el humor) que distiende.

    ResponderEliminar
  27. Siempre me sorprenden tus finales. excelente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. El relato, buenísimo, como siempre. Pero hoy voy a comentarte sobre la nueva foto de la cabecera, que me ha encantado. Equilibrio romboidal en rojo perfecto entre la cabina de teléfonos, el buzón, la chica del abrigo rojo y tu gorra. Qué chula!

    ResponderEliminar
  29. Uoooo que gran giro de la trama! Impactante, me tuvo pendiente y atento para terminar en ese terrible final.
    Me gusto mucho Humberto, saludos

    ResponderEliminar
  30. Con frecuencia, las figuraciones son más nocivas que la realidad. Soñar no siempre es favorable, hace falta poner orientar las velas al viento.

    ResponderEliminar
  31. Un relato con requiebro final como acostumbras, muy ameno.

    ResponderEliminar
  32. Ni en la propia casa puede estar uno tranquilo. Se supone que, ante cualquier enfermedad, estaremos mejor en hospitales o algo parecido. Es lo más civilizado según dicen...

    El cambio de ritmo al final, genial, no lo esperaba...

    Un saludo desde esta orilla, si es que existen las orillas...

    ResponderEliminar
  33. Hola Humberto: que mala es la esquizofrenia.
    Nos ablas de cosas reales,he incluso de cosas que superan la realidad: clar que eas un decir;porque no hay nada que supere ha la realidad Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Oh Bless him! The poor man, trpped in his torment! Beautifully written :D XXX

    ResponderEliminar
  35. Si señor. Ya sabía yo que la espera merecía la pena. Muy bueno, si. Nos has tenido en suspense, imaginando mil finales a lo Tarantino y al final le has dado un giro maestro. Reptando por el piso mugriento para parecer más ausente es una imagen que me ha erizado el vello.

    Convivo con ese tipo de paranoias y lo has bordado. Me encanta este Humberto descargado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Muy bueno Humberto, me gusta mucho leer tus escritos, aunque no siempre te deje un comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Como siempre sorprendente en composiciòn y en desenlace. La historia que empieza como de gènero negro termina con crudeza cuando nos descubre que el personaje es un enfermo mental.

    un abrazo

    paco

    ResponderEliminar
  38. Humberto, la demencia provoca escenas lamentables como ésta. Yo si envejezco espero conservar hasta el último suspiro mis cabales, rezo por eso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Muy buen, amigo mío. Primero creas un auténtico ambiente de misterio que vas tensando...y luego le das un giro inesperado, casi de humor negro. Te felicito,por haberme engañado tan bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Yo, en su lugar, hubiera hecho lo mismo: Defenderme de los listos -cuerdos. tan cuerdos, que se pasaron de listos.
    Humberto, siempre dando en el clavo con sus historias. Me encantan.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  41. Ese que según la publicidad teníaa 104 años de garantía (me lo ha contado mi madre alguna vez, por supuesto)...

    Y a veces la segunda opción de una realidad, aunque a priori parezca más risueña, puede ser la más triste. Lo que hubiese dado él por ser un personaje de Tarantino esperando su parte del guion ;-)

    Me gustó mucho la vuelta de tuerca, inesperada.

    Abrazos desde el sur!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me causó mucha gracia lo de los 104 años, lo vi en una propaganda en Youtube, lo que sucede es que para ese época todavía no viví en Argentina.
      Gracias por tus siempre amables visitas.

      Eliminar
  42. Madre mía!! que buen relato, breve pero intenso.
    Hay que ver la mente de las personas como son capaces de salirse de la realidad que les envuelve.
    Me has mantenido expectante hasta el final, eso no lo consigue cualquiera ee.
    Felicidades mi querido amigo, ten un hermoso día, besitos azules muassssssssssss

    PD: vaya cambio de loock en tu blog, se ve hermoso así :D

    ResponderEliminar
  43. Buen relato...como han dicho anteriormente sorprende el final...pero hace reflexionar sobre cuantas personas habrá por ahí sufriendo....perdidas en los laberintos de su mente...que triste no ser dueños de nosotros mismos.
    Un beso.

    ResponderEliminar


  44. ¡¡Feliz día de la mujer para ti!!

    Siempre hay una mujer a nuestro lado, madre, hermana o amante esposa.
    Ante ella hoy me inclino rindiendo mis respetos y admiración.

    Una mujer no merece un día para honrarla, sino toda una vida para ensalzarla,
    porque es maravillosa creación del Señor para germinar el cielo.

    Un abrazo

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  45. Muy buena ambientación, Humberto.
    Me gustan los giros que dan tus relatos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. Ya me estaba mordiendo las uñas.

    ResponderEliminar
  47. Cuidado con esas uñas, Bellarte, que queda feo comérselas, je.
    Besos.

    ResponderEliminar
  48. jajajaja que bueno las cosas que me has hecho imaginar, lo que sucedio antes, lo que sucedera despues!

    que bacan!!! :)

    ResponderEliminar
  49. Ha sido sorpresivo el final, en estos momentos que estoy excesivamente sensible, mi corazón ya galopaba sufriendo por el pobre desdichado, hasta me tapé los ojos para no ver la sangre... y ¡sorpresa!, era un pobre enfermo, al que intentaban ayudar, al final he sentido pena, me ha dado mucha pena su estado.

    Saludos Humberto desde luego no te deja indiferente este relato,

    ResponderEliminar
  50. Gran final químico.
    Nos arranca de una realidad de thriller a una más triste.
    De los paraísos perdidos, la mente y la salud son de los más tristes.
    Bravo.

    ResponderEliminar
  51. Total y felizmente sorprendido! Abrazo!

    ResponderEliminar
  52. Hay locos que son felices, que están ajenos a todo, pero el tuyo sufre, todo el tiempo: tiene miedo y eso es terrible.
    Me gusta como está contado, porque pones al lector en ese lado del miedo, viviendolo con tu protagonista.
    Un beso, Luisa.

    ResponderEliminar
  53. Una buena trama angustiosa, y más angustiosa la del pobre hombre que se veía lo que le venia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  54. uffff, duro trabajo para los hijos. Justo ayer hablaba con un colega sobre el problema que es para los familiares de un paciente que desconoce los vínculos (los sujetos, sólo entienden de predicados). Terrible. Me encanta, como siempre, lo que escribís, es tan real... beso!

    ResponderEliminar
  55. O bom de teus contos é a narrativa do imprevisível, já estava imaginando um bandido, mas era um piantal, daí tornando o texto mais primoroso. A loucura é angustiante, é a sensação que tenho passando por determinados trechos deste conto.
    ps, Um sempre imenso abraço.

    ResponderEliminar
  56. Un micro con final de gambeta, Sr. Dib.

    Con prosa fluida y ritmo ajustado, nos llevas por la senda en la que creemos estar inmersos en la guerra sucia, hasta que en ese drible magistral nos encajas un final soberbio.

    Gran trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Fue al verte en Londres, con ese gorro de moda...

    ResponderEliminar
  58. Muy bueno, eres experto en dar sorpresas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. Uff! que malo esto de que nuestra mente se vaya a esas profundidades

    Un besote

    ResponderEliminar
  60. Hola Humberto , la verdad es que e estado durante un rato , con el corazón encogido , y al final me sales con este final , hijo mio esta muy bien la verdad , me e reido un poco , pero hay que ver que no le dejan a uno tranquilo ni un momento , para llevarselo a la residencia , que dejen al hombre en paz , por favor .
    Un saludo de Lm .

    ResponderEliminar
  61. A foto do cabeçalho é levada em Santa Fé e Callao e você alterou o sinal da rua Callao por Primrose Hill Road...
    ¿por qué não é Mick Jagger com você?... ;-)

    beijos

    ResponderEliminar
  62. Los ancianos, a veces, se vuelven como niños.
    Saludos, Dib.

    ResponderEliminar
  63. Totalmente inesperado, Humberto.
    Eres un chico malo con tus lectores:):):):):):):)
    Habría que saber quién estaba más loco de los tres.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  64. Es muy duro llegar a esa situación de locura... Abrazos

    ResponderEliminar
  65. Very cleverly written. Even in the translation.

    ResponderEliminar
  66. Wonderful sense of mystery Humberto!

    ResponderEliminar
  67. A pesar de la triste situación que subyace, me encantó y me sorprendió el final :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  68. Hay que defenderse con uñas y dientes ,o con lo que se tenga a mano.Gracias por los buenos momentos que paso con tus escritos .
    SALUDOS.

    ResponderEliminar
  69. Me gusta el suspense creado y como has tratado la demencia senil.
    Estupendo relato

    Cariños

    ResponderEliminar
  70. Muy bueno. Me gustan los relatos en el que la trama tiene un giro inesperado. No es corriente ver usar un chispero como arma.
    Reconozco esa avenida, está cerca de Hampstead Park, en Londres, un sitio muy bonito. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  71. En realidad está justo enfrente de Primerose Hill, a unas cuadras del Regent's Park. Por cierto, mi parque en el mundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  72. Todos estamos a un paso de la locura, suerte que era el chispero. Me gustó como se desarrolló todo el cuento, taco y punta, y el giro del final, inesperado, como un disparo en la sien.

    ResponderEliminar
  73. ¡¡¡UOOOOOO!!! Así me dejas, pronunciando en un susurro que me dejas loca con tus relatos, me encantan.
    Si tienes un ratito me encantaría que visitaras mi blog y me dieras tu opinión (siempre sincera a poder ser) en la serie de relatos que estoy escribiendo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya pasé por allí y son muy buenos, leí un par, con tiempo, te prometo que leo más.

      Eliminar
  74. Nos zambulles en la historia, nos tiras cabos para que empecemos a entretejer conjeturas (eśto último me salió tipo trablenguas: "entretejer conjeturas"... en fin, sigo) y de repente, cuando ya estamos por arrugar el ceño y entornar los ojos pues la sangre va a salpicarnos hasta las medias... una estocada de ternura mezclada con compasión.
    ¡Genial, Humberto! Nunca dejas de sorprenderme.
    Un beso grande!!!!

    ResponderEliminar
  75. Que bueno,así se sienten muchos de nuestros mayores cuando los hijos los queremos encerrados,con la mente trastornada,saludos

    ResponderEliminar
  76. Hola Humberto...una vez más digo que eres genial, tu descriptiva y tu narrativa son atrapantes, igual los finales totalmente sorpresivos. Te felicito con un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  77. Hola n_n

    Sabía que no sería un final previsible... obvio XD y me gustó. Aunq me hubiese gustado algo más inesperado ;)

    Cada vez que tardo un poco en pasarme por tu blog (se me escacharró el portátil), pienso lo mismo al leerte... tengo que escribir más y cuanto me queda por mejorar.

    Es un placer leerte.
    Un abrazo fuerte n_n

    ResponderEliminar
  78. Humberto, una resolución inesperada, me quedé tensionada esperando la sangre, jeje.

    Pero está la parte humana. La locura o demencia, que tristeza.
    Un besote

    Stefi

    ResponderEliminar
  79. Uuufff parece que sí venían por él!!

    Muy buen relato, como los mejores!!

    Besotes.

    Lu

    ResponderEliminar
  80. ¿Derribar puertas para capturar a un enfermo, en teoría poco peligroso? Eso me hace dudar que el hijo esté bien de salud. Tal vez, a tal palo, tal astilla. No deja de ser curioso que el hombre usara un mechero de chispa para defenderse. Durante unos cuantos siglos, la chispa era la activadora de los mosquetes y arcabuces. Ese hombre debía pensar que era el capitán Alatriste. Buen relato Humberto.

    ResponderEliminar
  81. Que mala es la vejez...
    Y tú ¿cambias la foto de la cabecera según te sientes?

    ResponderEliminar
  82. Magnífico, me ha encanta este texto. Nos engañas, nos haces sentir angustia y miedo, para luego arrancarnos una sonrisa al final, pero con un deje de amargura ante esa locura cercana, próximo, enferma de ese padre.
    Enhobuena por el micro, excelente.ç
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  83. Nos engatusas con esa ambientación de novela negra para darnos un giro final que descoloca... aunque no sé si con sentido del humor o de la tragedia (según la implicación del lector en el personaje). Esa dualidad que me parece de lo más valiosa.
    Un fuerte abrazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
  84. Un relato que atrapa al lector de principio a fin, y da mucho para pensar... el final genial, no lo esperaba.
    Buen día
    Un saludo

    ResponderEliminar
  85. Un final inesperado para el lector.
    Muy bien llevado, como siempre. Un saludo.

    ResponderEliminar
  86. Muy bueno Humberto! un relato insuperable me engancho hasta el final; genial lo ultimo.
    Un abrazo;)

    ResponderEliminar
  87. Buen relato con un giro genial. Tiene todo lo que un buen relato tiene que tener.
    ¡felicidades!

    ResponderEliminar
  88. Me gusta esa vuelta de tuerca inesperada. Realmente sorprende, despues de esas escenas de película de cine negro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  89. Carajo!!! vaya un giro en la historia. Me inspiró muchisima ternura el final y por qué no... un poso de tristeza.

    Besos desde un faro en mitad del mar.

    Mar (...la vendedora de humo)

    ResponderEliminar
  90. Siempre sorprendente, ingenioso y directo.
    Un placer leerte.
    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  91. Vaya giro que le diste al relato. Al principio me pareció que habias regresado al tiempo oscuro vivido en este país pero que, gracias a Dios,no me salpicó. Un abrazo.-

    ResponderEliminar
  92. Muy bueno!!!!
    jajaja!!!
    Qué tronco de giro, el final!!!!!
    Me encanta!!!!
    Besossss y lindo finde!!

    ResponderEliminar
  93. que bien has descrito las sensación de miedo, la espera a que ocurra lo peor... esa tensión.
    Un final como siempre impactante.
    un beso Humberto cuídate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuido, hoy, te lo prometo, pero no se mañana ;)

      Eliminar
  94. este texto es muy especial, refleja una realidad muy común en nuestra sociedad

    te dejo este enlace para cuando tengas ganas y tiempo le leas, pues entre tu texto y mi poema que es del 2009 se produce un diálogo atemporal

    http://lichazul.blogspot.com/2009/01/detrs-de-la-puerta.html


    feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  95. buen giro le ha dado.
    breve y circular. Contundente. Real.

    ResponderEliminar
  96. ¡¡Londres, estás en Londres HUMBERTO!!

    Mmmmm ¡¡qué afortunado!! espero que tu mudanza haya ido bien y ya tengas todo en orden.

    Y... de tu pobre locuelo ¡¡qué decirte!! jajaja menos mal que su arma era un mechero ( chisquero para vosotros:-) debía ser todo un espectáculo verlo , lanzando llamarazos a todos a modo de disparos de revolver jajaja ¡¡la mente humana gasta muy malas pasadas!! incluso a los supuestos cuerdos.


    Un placer leerte HUMBERTO y muchísima suerte en tu nuevo hogar:-)

    Un beso grande


    PD
    Sorry haberme perdido a tu escritora, ya sabes que soy una desastrosa despistada, creo que ahora mismo te enlazo, que no sé por qué aun no lo había hecho... así te tendré cerquita jajaja

    ResponderEliminar
  97. Muchas gracias Huberto,siempre es agradable recibir palabras de afecto y de cariño.Besos.

    ResponderEliminar
  98. Muchas gracias Huberto,siempre es agradable recibir palabras de afecto y de cariño.Besos.

    ResponderEliminar
  99. [url=http://www.beginnertobubka.com/]belstaff[/url] Inside areas of the globe where winter as well as the cold season are always the main whole all year long, working with a dependable apparel defense against the cold can be an edge when controlling the natural environs. The excitement today just isn't to create a durable coat for protection although the coat itself need to be fashionable, that qualities could only be located and best depicted in apparels.Moncler is usually a French manufacturing company that produces quality and chic winter wear and apparels. It absolutely was founded in the year 1952 by way of Frenchman named Rene Remillon. The name moncler was just an abbreviation and produced by the name of a spot in France called Monestier-de-Clermont, Grenoble.Italian Ardito Desio was furnished with moncler expedition gears within his mission to make it to the summit of Mount K2 throughout the year 1954. That year marked the start of Rene Remillon?¡¥s moncler winter wears and apparels production. Immediately after Ardito Desio?¡¥s successful ascent, another journey was given moncler gears. Realize that these times such expedition was personally sponsored by Rene himself. Consequently,[url=http://www.beginnertobubka.com/]belstaff jackets[/url] a growing number of expeditions were being utilizing the reliable and dependable moncler winter and expedition pieces.To its top notch quality and craftily made products, moncler was chosen because official wearing apparel for any French National Team in the year 1968 Winter Olympics. As soon as possible, moncler is not just a well-known manufacturer of winter apparels it is just about the top-class fashion industry.Just one item in moncler winter wear apparels that is this look inside fashion world will be the jacket. As defined, it can be a sleeve for your chest muscles [url=http://www.beginnertobubka.com/]belstaff on sale[/url] that may be at waist or hip length. The saying originated from a French origin jaquette, a morning coat for males along with a suit for girls. The have grown widely used while in the fashion industry not just for for its chic style that captivates smart people but simply because of its practical use during cold season. The good thing about moncler coats is a combination of an advantage design, style, and light-weight character. The lightweight quality of moncler jackets is just one of its lead over other jackets expressed by the opposite competing manufacturers. The sophisticated design and delightful colors of moncler creations make every moncler-lover looks very professional. Today, a around the globe could not miss to experience a stock on display of the signature jacket produced and stamped by Rene Remillion with quality. Since 1952 or more to the, moncler continues to be best.[url=http://www.beginnertobubka.com/]www.beginnertobubka.com[/url]

    ResponderEliminar


  100. Pasa un grato domingo en compañía de los seres que quieres y te quieren, sazonado por el aroma de las risas y las sensaciones de todas esas pequeñas cosas que nos sorprenden e ilusionan en multitud ocasiones por no ser esperadas.

    Un abrazo silencioso
    y un beso aterciopelado
    de tu amiga...
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  101. Que bueno, Humberto! Sorprendes y eso es muy bueno. Me encantan los CSI, y demás series de este tipo pero tu final es aún mejor.
    Besicos desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
  102. A veces los sueños son un presagio,nos recuerdan que estamos a un paso del precipicio...y cuando despertamos,caemos.

    Mi felicitación por tu constante e ingeniosa inspiración.
    Mi abrazo inmenso por tu "lucha"en la comunicación con todos,que es bastante difícil,amigo.
    Feliz domingo y sé feliz,Humberto.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  103. Muchas gracias, Majecarmu, llegar a todos se ha vuelto una tarea imposible, pero sentir el reconocimiento me pone feliz.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  104. Ay Humberto. Me encanta cuando cogitas sobre la vida. Eres "viento en las venas de las cosas".

    ResponderEliminar
  105. Una pena cuando las mentes se extravían sin poder hacer nada que de verdad ayude. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  106. Lo que es capaz de hacer la locura, siento lástima por ese pobre hombre.

    ResponderEliminar
  107. muy fuerte e inquietante; sin dudas el comienzo del relato me llevaba por un sendero cuyo final me sorprendió por completo.

    un giro magistral!

    gracias.

    un fuerte abrazo.

    PD: que todo te sea propicio.

    ResponderEliminar
  108. Aplausos. Por un momento pensé en algo que nos dolió mucho a los argentinos (los grupos de tareas entrando en la casa de algún militante politico, allá por los 70) y el giro del final es sencillamente demoledor.

    Un gusto leerte, como siempre

    Abrazo desde el sur

    ResponderEliminar
  109. Gracias mi querido Humberto. Me voy a ausentar una temporada por mi falta de salud. Pero no me olvides.Estoy muy cansadita
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  110. El valor de un buen giro final!! y filial, jeje!!

    Eso siempre sorprende..

    Buen cambio de look en este blog siempre tan creativo.

    Besos.
    Lula

    ResponderEliminar
  111. QUE GRANDE NEGRO, ESOS FINALES SIEMPRE ME PARTEN!

    DISCULPAME QUE ESTA SEMANA TARDE EN VENIR, PERO ESTOY HASTA LAS MANOS DE TRABAJO, PERO CUANDO VENGO MI CABEZA SE LIBERA DE OBLIGACIONES Y DSIFRUTO DE TU LITERATURA.

    ABRAZOS DESDE CÓRDOBA LA DOCTA.
    CHRIS

    ResponderEliminar
  112. Gran blog! Historia maravillosa.

    ResponderEliminar
  113. Uoh, qué guay. Felicidades, un relato estupendo :)

    ResponderEliminar
  114. Pues yo venía a leerle. Y como siempre, ha sido un placer. Gracias.

    Saludos decadentes.

    ResponderEliminar
  115. Hola, Humberto.
    Te devuelvo la visita seguro de que volveré después de ver tu tremendo blog e impresionado con las cascadas de comentarios que lo recorren.
    Buena historia, con gran giro final.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  116. agradeço o comentário no meu blog, é sempre bom termos pessoas novas a apreciar o nosso trabalho. é sempre bem-vindo ! sigo também :)

    ResponderEliminar
  117. imaginaba otra cosa, algo de nuestra historia cercana...
    pero el final, a pesar de la diferencia con lo imaginado, es igual de doloroso.

    muy bueno, humberto
    abrazo*

    ResponderEliminar
  118. Precioso blog Humberto, acabo de conocerlo y me ha encantado, así que con permiso, me he registrado como seguidor.

    Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  119. Una gran viveza
    y una armónica narración
    que captan el interés,
    nos regalas la magia de
    tus vocablos y
    animas la tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  120. Madre mía, qué texto. El pobre hombre pensando que se lo iban a cargar y resulta que eran los hijos que se lo llevaban a la clínica. Es un texto, pero podría ser muy real y sería triste vivir una situación así, ¿verdad?
    En cuanto a tu último comentario en mi blog, es cierto que últimamente estoy publicando más seguido, pero es porque más tiempo. En estos últimos meses he estado muy ocupada con la universidad y apenas podía escribir, publicar o leer vuestros blogs, y eso es una faena. Por eso ahora intento aprovechar lo que puedo, que ya me llegarán los trabajos, el estrés y todo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  121. Mi apreciado Humberto, me ha gustado tu espacio, es amplio y diverso, y tu pluma es envolvente, te sigo y me estaré pasando por aquí, gracias por tu amable visita, mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Princesa, ojalá no perdamos el contacto.

      Eliminar
  122. Muy buen final. Me gustó el texto en su totalidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  123. Por un momento imagine un pasaje de historia argentina reciente, pero no! que sorpresa, era solo un padre en crisis y queria quedarse en casa. Muy bueno, Humberto. Siempre innovador y creativo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sebes que mientras lo escribía también pensaba en la historia de los varios países latinoamericanos que sufrieron ese horror? El mío incluido.

      Eliminar
  124. hola Humberto, me encanta Argentina. Visité tu país en 2010, qué maravilloso!!!
    Voy a seguir tu blog. Quiero leer tu opinión sobre cosas interesantes. Estoy estudiando español, así leer tus escrituras es un bueno ejercicio para mí! Hasta luego, Hilde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribes muy bien en español, es un buen curso al que concurres.
      Por cierto, Argentina no es mi país... pero casi ;)

      Eliminar
  125. Cuánto da para el literato las psicosis y ese tipo de obsesivas manifestaciones provenientes de un enfermo psíquico.
    Realmente siento una fuerte debilidad por este tipo de narraciones; la locura, la embriaguez de la irrealidad, los eternos viajes de la mente.
    Me ha gustado mucho como lo has hilado, como has ´cobijado´ el final para ofrecérnoslo como regalo último.
    Realmente soberbio. Aunque te suene mal, hacía tiempo (no tanto eh) que no te leía algo tan bárbaramente bueno.

    Cariños, Hum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te dije, uno no puede estar escribiendo siempre bárbaramente bueno, hay que dosificar, je.

      Eliminar
  126. Genial el remate. Los buenos cuentos no son predecibles. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  127. Esta muy logrado ese avance del enemigo, descrito con exactitud.

    ResponderEliminar
  128. Las realidades paralelas..tan contiguas, tan extrañas entre sí, tan..abismo de por medio. Impecable, me gustó mucho!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  129. la terrible tortura de la psicosis, la vida hecha hilachas de conceptos, la verdad desdibujada...texto que nos sugiere más de un plano, más de un final. Saludos.

    ResponderEliminar
  130. Los raros son los hijos.
    Estoy a muerte con el del chispero eléctrico.

    ResponderEliminar
  131. La imaginación de los locos puede no coincidir con la realidad jaja muy buen relato Humberto.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  132. Aqui has puesto tu puntito de ironía jeje o mejor dicho puntazooo!! pobre hombreeee!! Un besazooooo y que rayita tan estrecha separa la locura con el estar cuerdo. Estoy con Toro salvaje jajajaaja!!!.
    Un besito cariño.Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué sería de este blog sin tu amistad, Amelia?
      Un beso enorme

      Eliminar
  133. A veces la locura acarrea entre sombras mundos, figuras, sensaciones que tu retratas mejor que nadie, la asfixia y desesperación al ras de la voluntad. Excelente!

    Besos.

    ResponderEliminar

  134. · Excelente narración y clima. El final, incruento, arranca una sonrisa.

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  135. Me es tan familiar el caso, y lo tengo tan cerca que mejor me callo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  136. Muy buena vuelta de tuerca en el final. Escapar de la mente es lo más difícil de todo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  137. Que no me lo esperaba. Bueno, que debe ser asi no. Muy bueno. Ah y pobre hombre...
    saludos,

    ResponderEliminar
  138. Hello sir! I apologize but I don't speak Spanish (or Portuguese - I forget what the national language is in Argentina). But I thank you for following my blog and your kind words. I said so much here at the end of this posting (http://eddies-canons.blogspot.com/2012/03/chriskwanzakkah-2010-part-6-conclusion.html) but needed to tell you directly. And I love this hallway shot too - its an awesome composition!

    ResponderEliminar
  139. Joo pensé que lo buscaban por haber echo algo... turbio, lo del chispero me ha echo soltar tremenda carcajada que me he atorado con el zumo que bebía... jajajaja

    ResponderEliminar

Cualquier comentario será bienvenido, hasta puedes insultar gratuitamente, ¿o encima quieres que te pague?